Está en la página 1de 6

UNIVERSIDAD CRISTIANA EVANGELICA NUEVO MILENIO

ASIGNATURA:
HISTORIA DE HONDURAS

CATEDRATICA:
MARIA MARGARITA PEREZ RAMOS

ESTUDIANTE:
EDITH MARELY SALAZAR RODRIGUEZ 120070090

TRABAJO:
ANALISIS CRITICO, LA INFLUENCIA DE LA IGLESIA CATOLICA EN LA
COLONIA Y EN LA ACTUALIDAD

LUGAR Y FECHA:
TOCOA COLON 30 DE JULIO DEL 2020
ANALISIS CRITICO

Desde el comienzo de la Conquista, la misión evangelizadora quedó en manos


de los religiosos. Se desarrolló una fuerte actividad misionera por parte de
órdenes como lo Mercenarios, Dominicos, Franciscanos, Jesuitas y Agustinos.
Serían precisamente los Jesuitas los responsables de la educación. El
predicador iba con los ejércitos y el indígena apenas podía distinguirlo del
conquistador, que, diciéndose también apóstol del cristianismo, quería con el
velo de la fe cubrir sus ambiciones, avaricias y crueldad. Para el misionero no
resultaba fácil predicar sobre la caridad y la mansedumbre en medio del humo
de la pólvora y de las espadas.

La Iglesia como institución tuvo una importancia capital en el mundo colonial,


compartió directa o indirectamente con las autoridades civiles las
responsabilidades de gobierno. La Iglesia estuvo vinculada al Papado y a la
monarquía. Los reyes en su calidad de católicos amparaban y apoyaban a la
Iglesia, a la vez que tenían algunos derechos sobre ella. Conforme a este
sistema, los reyes proponían a Roma a los eclesiásticos que debían ocupar los
altos cargos. Obispos, canónicos, etc. Sólo el Rey podía autorizar la construcción
de iglesias, capillas, conventos. A su vez, proporcionaba los fondos para todos
los gastos, cobrando por su cuenta el derecho del Diezmo.

PAPEL DE LA IGLESIA CATOLICA EN LA VIDA COLONIAL DESDE SU


DESCUBRIMIENTO HASTA LA INDEPENDENCIA

1. EPOCA DEL DESCUBRIMIENTO Y CONSQUISTA

La Iglesia católica fue un elemento central en la vida de la Colonia. La iglesia se


unió a la conquista con un fin de llevar a cabo la conquista espiritual para atraer
a los infieles que en ese entonces no hacían caso de la biblia, ya que la mayoría
de ellos no sabía leer ni tampoco escribir, al igual que solamente adoraban a sus
dioses (o personas sagradas).El rol de la iglesia está estrechamente ligada al
poder político en manos de Patronato real, siendo estos los que presentaban
cargos eclesiásticos en los cuales se decidía sobre la construcción de iglesias,
conventos, monasterios y hospitales.
Durante el proceso de colonización la iglesia católica jugaba un papel
preponderante en lo que iba a ser el proceso de transculturación, debían de
transmitirle sus creencias religiosas dejando a un lado la de los indígenas,
prohibiéndoles el culto a sus dioses y destruyendo sus templos y cosas sagradas
acusándoles de paganos. El papado al recibir la noticia de los reyes españoles
Fernando e Isabel que habían encontrado las indias occidentales y u estaban
llenas de riquezas y de infieles que no profesaban la religión católica, el papa le
pareció muy buena la noticia y envió a un representante del clero para que
supervisara en las nuevas tierras el sistema religioso, también fueron algunos
misiones del clero secular, que se ocupaban de la educación de los habitantes
de las indias y todo lo relacionado con su formación moral, integral y social. El
clero se organizó rápidamente. El papa intervenía constantemente y estas eran
justificadas por las sociedades cristianas, por el hecho del que el papa era el
dominador del círculo de la tierra, este podía disponer de la tierra de los paganos
o infieles y concedérselas con plena soberanía a un príncipe cristiano. Cuyo caso
la evangelización en estas tierras se convertía en una obligación, a cambio de la
concepción de soberanía se trata de una delegación de poder espiritual en la
urdimbre de los conceptos medievales.

2. VIDA COLONIAL

La Iglesia Católica tuvo un papel propio y singular, tanto en los antecedentes de


la época colonial, como en el nacimiento y desarrollo de la nueva Nación. Ésta
fue la encargada de transmitir la cultura española a los indígenas. Las
comunidades religiosas enseñaron el idioma y costumbres y lentamente
unificaron una gran parte de la población indígena que se comunicaban en
diversas lenguas y poseían diversas creencias bajo el castellano y la fe católica.

La influencia de la iglesia en la vida colonial era directa, debido a la forma en que


eran repartidos los poderes.

La evangelización fue realizada en un comienzo por los Franciscanos, los


Agustinos y los Dominicos, después con el Concilio de Trento, llegaron los
Jesuitas, quienes educan a las tribus, pues deseaban alcanzar el desarrollo de
las comunidades indígenas y, a diferencia de los demás, no usaron la fuerza
para dominarlos. Además, el trabajo se hacía colectivamente, y esto produjo gran
rendimiento y calidad. “La labor de los jesuitas se convirtió en el primer intento
americano de capacitar a los aborígenes para que pudieran competir y estar en
igualdad de condiciones con los europeos.”

Papel ideológico y Cultural

Una de las primeras cosas que hicieron los clérigos fue erradicar las religiones
indígenas, junto a la destrucción de los ídolos y de los lugares de culto. La Iglesia
destruyó la organización social de los indígenas, impuso la confesión, el culto
cristiano y la noción de PECADO. Se enfatizó en la construcción de templos y el
arte al servicio de la Iglesia; ejemplo, estampas religiosas.

Papel político

Los clérigos con frecuencia se oponían a los mandatos del virrey y sus
funcionarios, apoyados por los feligreses, se oponían a medidas en su mayoría
contra la Iglesia. En 1624, en el Virreinato de Nueva España, la lucha entre
Iglesia y Virrey, llevó a la quema del palacio Virreinal. En 1765, la Corona ordenó
la desamortización de los bienes eclesiásticos y la expulsión de los jesuitas de
los territorios del Virreinato.

Formación del poder económico de la Iglesia

El clero secular estaba estrechamente relacionado con los grupos ricos y


poderosos, hijos de hacendados, criollos. El diezmo, la limosna, los primeros
frutos y el ganado que entregaban los feligreses, constituían la riqueza de la
Iglesia. Recibía pago por administrar sacramentos, obtenía donaciones y
legados de fieles, ingresos que provenían de las haciendas, ranchos agrícolas,
ingenios azucareros y predios urbanos.

La Iglesia acumuló capital y se convirtió en prestamista de hacendados y


mineros. El poder se fortaleció con los tributos y el trabajo de los indígenas, los
templos y conventos eran construidos por indígenas, sin pago de salario. La
iglesia gastaba una porción importante de la riqueza que poseía en la
construcción de templos y en las obras de arte que las adornaban.

LA IGLESIA CATÓLICA EN LA ACTUALIDAD

El propósito de la Iglesia Católica en Honduras (y en otros países católicos) es


de influenciar a la sociedad con los principios y morales que predica esta misma
como la paz, el respeto al prójimo, la unión familiar, etc. Pero actualmente, ese
no es su único papel en la sociedad hondureña. La Iglesia Católica trabaja en
conjunto con el Estado, ya sea como asesores en Secretarías del Estado,
participan activamente en el ámbito político y discuten abiertamente acerca de
los problemas sociales y políticos del país.

Varias figuras de la Iglesia Católica y Evangélica se presentan a foros políticos y


programas televisivos políticos para expresar su opinión acerca de temas
gubernamentales, así como lo hace la sociedad civil y la clase política. Además,
se presentan a secretarías e instituciones estatal es para promocionar los
principios cristianos, ignorando las causas y consecuencias realísticas del país.
Por ejemplo, en el sector educativo optan por la enseñanza de abstinencia
ignorando la importancia de la educación sexual para niños. En los medios de
comunicación se expresan libremente acerca de asuntos públicos para poder
influenciar a la sociedad hondureña. Recientemente, el Congreso Nacional
introdujo una iniciativa para reformar la Ley Electoral y permitirle a los pastores
y líderes religiosos a buscar posiciones en cargos de elección popular. Los
líderes religiosos aclaman que son hombres de Dios y que tienen las mejores
intenciones para solucionar los problemas actuales que sufre el país.

La Iglesia Católica y la Evangélica tienen el poder de influenciar al pueblo porque


al ojo del hondureño son las dos instituciones más confiables del Estado. Esto
se convierte en una ventaja para los políticos. Recientemente, se mira un patrón
de discurso religioso en los políticos, en donde ellos hacen referencia a Dios y a
Jesucristo como su guía espiritual. Esto lo hacen para ganar los votos de las
personas católicas/cristianas en Honduras, que en porcentaje es más del 70%
de la población. La Iglesia Católica/Evangélica se fruta de esta relación con el
Estado por los beneficios fiscales que ellos le proveen.

La consecuencia de la participación de la Iglesia en el gobierno es el


estancamiento de problemas sociales como el matrimonio igualitario, el aborto y
el movimiento feminista. Cuando se introducen leyes donde se favorece a estas
personas y movimientos sociales el Congreso Nacional las rechaza sin pensar
en el beneficio. Cuando la religión se encuentra tan marcada en la política
eventualmente se reprimen y limitan algunos derechos humanos inalienables.
Debe de existir una separación de lo religioso y lo político para desarrollar un
respeto a quienes practican cualquier religión y a los que no practican ninguna.

Definitivamente no existe la separación de Iglesia y Estado en Honduras porque


el Estado le otorga poder a la Iglesia y en cambio, el Estado se beneficia de la
confianza que la población tiene hacia ella. No se puede hablar de un progreso
y desarrollo social en el país hasta que exista la separación de ambas
instituciones. El Papa Benedicto XVI dijo, “el cristianismo fue, desde sus
comienzos, una religión universal y, por tanto, no identificable con un Estado,
presente en todos los Estados y distinta de cada uno de ellos. Para los cristianos,
ha sido siempre claro que la religión y la fe no están en la esfera política sino en
otra esfera de la realidad humana… la política, el Estado, no es una religión, sino
una realidad profana con una misión específica.”