Está en la página 1de 7

Asignatura: Ciencia y tecnología del gas natural

Nombre de integrantes:
➢ García Román Juan Daniel

Actividad:
➢ investigar e identificar en que consiste la absorción
química, así como los procesos alkanol-amina

Carrera: Ingeniería Química

Grupo: 809-B

Nombre del docente: MITE. Victoria Castillo Miguel

Fecha: 03/08/2020
Tabla de contenido
Introducción ............................................................................................................. 3
Absorción química ................................................................................................... 4
Introducción
El proceso de endulzamiento del gas natural, es uno de los procesos de mayor
importancia, que debe de ser sometido el gas natural, ya que el mismo implica la
remoción de los gases ácidos de la corriente del gas. Esta remoción puede realizar
a través de varios procesos, como lo son la absorción de los gases ácidos, con
solventes químicos, físicos y mixtos. Cuando la absorción ocurre con solventes
químicos, se realiza una reacción química entre el solvente y los gases que se
desea remover, luego este proceso esa regularizado por la estequiometria de la
reacción, lo importante, que después se tiene que aplicar calor para poder resorber
el solvente y eliminar los gases de la corriente. Cuando se habla de solventes
químicos es imposible no mencionar a las aminas, tanto primarias, secundarias y
terciarias y su selectividad hacia el dióxido de carbono o sulfuro de hidrógeno. El
proceso de endulzamiento implica también procesos de absorción, lecho fijo o lecho
seco, en donde se utilizan los tamices moleculares, o membrana, desde luego hay
que tener en cuenta, cuando se pueden utilizar algunos de estos procesos, teniendo
en cuenta los costos energéticos y otros. En la actualidad se habla mucho de las
reacciones de conversión directa del sulfuro de hidrógeno y su posterior
recuperación del azufre, y su gran utilidad para la producción de ácido sulfúrico en
los centros petroquímicos. La utilización de los secuestrantes químicos, como la
triazina, para la eliminación del sulfuro de hidrógeno, juega desde luego un gran
papel, en los procesos de tratamientos del gas natural, quizás habrá que estudiar
mucho, para poder comprender los mecanismos de reacción, entre la molécula de
triazina y el sulfuro de hidrógeno, pero nadie duda de su gran utilidad. El ingeniero
de procesos tendrá que tener muy claramente establecido los parámetros y/o
procesos que se deben de tener en cuenta para seleccionar un método de
endulzamiento, y sobre todo tendrá que tener muy cuenta impedir el posible impacto
ambiental que implica, la selección de cada uno de los procesos, pero cualquiera
sea el método a utilizar necesariamente hay que hacerlo, ya que la n eliminación de
los gases ácidos, trae consigo el incremento del proceso de corrosión, y toda su
implicación técnico- económica, sin tener en cuenta los costos. En todo, caso la
intención de estos trabajos es despertar la inquietud en los estudiantes y
profesionales recién graduados, de la necesidad de estudiar todos los procesos a
los que debe de ser sometido el gas natural, para su distribución y comercialización
fina
Absorción química
El proceso de absorción es una operación unitaria controlada por la trasferencia de
materia que consiste en eliminar un componente de interés presente en una
corriente gaseosa mediante la utilización de un disolvente líquido que arrastra
consigo dicho compuesto de interés. Este proceso suele llevarse a cabo en
contracorriente, es decir, introduciendo la corriente gaseosa por la parte inferior del
recipiente, que ascenderá por diferencia de presión, y la corriente de disolvente
líquido por la parte superior, que caerá por gravedad. Los dispositivos empleados
para la absorción son denominados columnas de absorción, y para mejorar el
contacto entre las fases líquida y gaseosa estos suelen contener platos o elementos
de relleno en su interior, dependiendo del tipo de absorción. La operación de
absorción también puede llevarse a cabo en tanques de burbujeo, en los que el
líquido se encuentra inundando el tanque y el gas se introduce por la parte inferior,
de modo que a medida que asciende el gas, en forma de burbujas, a través del
líquido se produce la transferencia de materia, o bien en columnas de lluvia, en las
que el gas asciende normalmente y el líquido es rociado a modo de lluvia o ducha.
La absorción química se caracteriza por la presencia de reacción química entre el
compuesto a eliminar y el disolvente empleado. Dependiendo del tipo de disolvente,
de las condiciones de circulación de ambas fases y de la velocidad a la que se den
tanto la transferencia de materia entre las fases como la reacción química, la
columna de absorción adoptará un tipo y otro de configuración. Es necesario señalar
que la reacción química existente suele ser de tipo reversible, por lo que será posible
la posterior recuperación del disolvente empleado. En el caso que nos atañe, es
decir, para la eliminación del ácido sulfhídrico o sulfuro de hidrógeno (H2S) de una
corriente de hidrocarburos gaseosa, tradicionalmente se han empleado los
siguientes tipos de absorción química:
✓ Absorción química empleando disoluciones de aminas como disolventes. En
general los procesos con aminas son los más usados por su buena
capacidad de eliminación, bajo costo y flexibilidad en el diseño y operación.
Las alcanolaminas más usadas son: Monoetanolamina (MEA),
Dietanolamina (DEA), Trietanolamina (TEA), Diglicolamina (DGA), y
Metildietanolamina (MDEA). Los procesos con aminas son aplicables cuando
se requieren bajas concentraciones del gas ácido en el gas de salida también
llamado gas dulce.
✓ Absorción química empleando disoluciones de carbonato como disolvente.
También conocidos como procesos de carbonato caliente porque usan
soluciones de carbonato de potasio al 25 – 35% en peso y a temperaturas de
unos 230 °F.
En el proceso de regeneración el carbonato de potasio tiene mayor afinidad para
reaccionar consigo mismo en lugar de con el sulfuro ácido de potasio, por lo que
este último se va acumulando, lo que conlleva a una disminución paulatina de la
transferencia de materia y por tanto de la absorción. Además, en la mayoría de los
procesos que utilizan carbonato caliente se emplea un activador que actúa como
catalizador para acelerar las reacciones de absorción, reduciendo así el tamaño de
la columna de absorción y el regenerador. Estos activadores son del tipo aminas
(normalmente DEA) o ácido bórico.
- Absorción física
El proceso de absorción física es el descrito al comienzo del subapartado anterior,
es decir, es un operación unitaria controlada por la transferencia de materia, que
consiste en eliminar un componente de interés presente en una corriente gaseosa
mediante la utilización de un disolvente líquido que arrastra consigo dicho
compuesto de interés, con la salvedad de que en este tipo de absorción no existe
reacción química, sino únicamente transferencia de materia en entre la fase
gaseosa y la fase líquida. Es debido a esta última razón por lo que este tipo de
procesos dependen de la presión parcial del contaminante, por lo que solo son
aplicables cuando la presión del gas y la concentración de contaminante son altas.
Los procesos de absorción física poseen una alta afinidad por los hidrocarburos
pesados, por lo que, si el gas a tratar tiene un alto contenido de compuestos
pesados, considerándose compuestos pesados todos aquellos de mayor peso
molecular que el propano (n-C3), el uso de un disolvente físico puede implicar una
pérdida importante de los hidrocarburos de mayor peso que componen el gas. Este
tipo de absorción se utiliza para la eliminación de ácido sulfhídrico cuando la
presencia de hidrocarburos más pesados que el propano (n-C3) es despreciable y,
además, no se requieren concentraciones bajas de ácido sulfhídrico en el efluente
gaseoso. Los tipos de absorción física que se utilizan más comúnmente en refinería
para la eliminación de sulfuro de hidrógeno son los siguientes:
➢ Proceso de lavado con agua. Es un proceso de absorción física en el que los
problemas provocados por la corrosión son mínimos y el líquido usado, agua,
se regenera haciéndolo pasar por un separador para eliminar el gas
absorbido. Apenas es necesaria la aplicación de calor y además es un
proceso muy selectivo. La principal desventaja es que requiere una unidad
recuperadora de azufre. El proceso es efectivo a presiones altas, contenidos
altos de gases ácidos y relaciones ácido sulfhídrico/dióxido de carbono altas.
Algunas veces se recomienda combinar este proceso con el de aminas para
reducir costos. En el proceso el gas ácido entra por la zona inferior de la torre
y el agua por la zona superior. El gas que sale por la parte superior de la torre
está parcialmente endulzado y se envía a la planta de aminas para completar
el proceso de endulzamiento. El agua que sale del fondo de la torre se envía
a un separador de presión intermedia para eliminar los hidrocarburos
disueltos y al salir de éste se envía a un separador de presión baja donde se
le eliminan los gases ácidos, recirculando el agua ya limpia a la columna de
absorción.
➢ Proceso Selexol Se emplea como disolvente un dimetil éter de polietilenglicol
(DMPEG). Las aplicaciones de este proceso han sido para gases ácidos con
un bajo contenido de dióxido de carbono y alto de sulfuro de hidrógeno. La
solubilidad del sulfuro de hidrógeno en dimetil éter de polietilenglicol es de 8
- 10 veces la del dióxido de carbono, permitiendo la absorción preferencial
del sulfuro de hidrógeno.
El Sulfuro de Hidrógeno, así como del Dióxido de Carbono son los principales
constituyentes nocivos frecuentemente presentes en el gas natural, gas sintético, y
varias corrientes provenientes de refinerías. Estos componentes del gas deben se
removidos para la prevención de la corrosión en los gasoductos y los equipos de
procesos y por razones de salud y seguridad. La Referencia [1] proporciona los
niveles actualmente aceptables para estos contaminantes en las corrientes del gas
natural. La remoción del sulfuro de hidrógeno es también frecuentemente
importante para la producción de azufre, el cual es aplicado para la fabricación del
ácido sulfúrico y los fertilizantes. La remoción del es también importante para su
captura y secuestro, así como para la recuperación mejorada del petróleo. En el
tratamiento del gas natural existen varias alternativas para la remoción de los gases
ácidos. Soluciones acuosas de las alkanolaminas son las de mayor frecuencia. El
proceso de alkanolaminas se caracteriza como “transferencia de masa aupada por
reacción química” en el cual los gases ácidos reaccionan directamente o mediante
un mecanismo de amortiguación de base ácida incorporando una alkanolaminas
para formar especies iónicas no-volátiles. Mayor detalle sobre este tratamiento de
los gases agrios, se detalla en las referencias Varias alkanolaminas han sido
empleadas para la remoción de los gases ácidos de las corrientes de gas. En este
estudio solo una amina primaria, la monoetanolamina (MEA), una secundaria
dietanolamina (DEA), y una terciaria metildietanolamina (MDEA) son considerados.
MEA posee la mayor reactividad, mientras que el MDEA la mayor selectividad. En
este PDM estudiaremos y compararemos el rendimiento de estas tres aminas por
la simulación de un simplificado diagrama de flujo de proceso para la remoción del
H2S y el CO2 de un gas agrio. Las concentraciones del H2S y el CO2 en el gas
dulce, tasa de circulación de la solución de amina, carga térmica del rehervido,
pérdidas de aminas, potencia de bombeo, y la carga térmica del intercambiador rico-
pobre de aminas (HEX) se calculan y se grafican para un rango amplio de tasas de
vapor de agua requeridos para la regeneración de las soluciones ricas. En adición,
éstas tasan optimizadas y variables correspondientes de de diseño son
determinadas y reportadas
Conclusión
la trasferencia de materia que consiste en eliminar un componente de interés
presente en una corriente gaseosa mediante la utilización de un disolvente líquido
que arrastra consigo dicho compuesto de interés. Este proceso suele llevarse a
cabo en contracorriente, es decir, introduciendo la corriente gaseosa por la parte
inferior del recipiente, que ascenderá por diferencia de presión, y la corriente de
disolvente líquido por la parte superior, que caerá por gravedad

También podría gustarte