Está en la página 1de 98

“Año de la Diversificación Productiva y del Fortalecimiento de la Educación”

UNIVERSIDAD PRIVADA DE TACNA

FACULTAD DE INGENIERÍA

ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERÍA INDUSTRIAL

EL MONOPOLIO

ECONOMÍA

INTEGRANTES:

Ebelia Juárez Vilca

Jazmín Larico Figueroa

Claudia Alanoca Alvarado

Toni Daniel Ramos Arias


DOCENTE: Ing. Jeymi Arias

TACNA – PERÚ

2015

CONTENIDO

INTRODUCCIÓN.............................................................................................................1

CAPITULO I.....................................................................................................................3

EL MONOPOLIO.............................................................................................................3

1. ORIGEN DEL MONOPOLIO...............................................................................3

2. CONCEPTO...........................................................................................................4

3. CARACTERÍSTICAS DEL MONOPOLIO..........................................................5

4. CAUSAS DEL MONOPOLIO...............................................................................5

5. TIPOS DE MONOPOLIO......................................................................................6

5.1. El monopolio puro o de precio lineal...........................................................6

5.2. Monopolio natural.........................................................................................6

5.3. Monopolio Puro.............................................................................................7

5.4. El monopolio discriminador de precios.......................................................8

5.5. Monopsonio....................................................................................................9
5.6. El monopolio bilateral.................................................................................10

CAPITULO II..................................................................................................................12

PODER DE UN MONOPOLIO......................................................................................12

1. PODER DE MERCADO DE UN MONOPOLIO................................................12

1.1. Fuentes de poder de mercado del monopolista.............................................12

1.2. Vías para la aparición de un monopolio.......................................................13

2. ¿EL MONOPOLIO BENEFICIA A LA SOCIEDAD?..................................15

3. BENEFICIO OBTENIDO POR UN MONOPOLIO...........................................17

4. VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE UN MONOPOLIO...................................17

4.1. Ventajas........................................................................................................17

4.2. Desventajas..................................................................................................18

CAPITULO III................................................................................................................19

FIJACIÓN DE PRECIOS EN LA EMPRESA DE MONOPOLIO................................19

1. ESTRATEGIAS DE FIJACIÓN DE PRECIOS EN UN MONOPOLIO............19

2. DECISIONES DE PRODUCCIÓN Y DE PRECIO............................................19

3. DETERMINACIÓN DEL PRECIO.....................................................................21

4. DISCRIMINACIÓN DE PRECIOS.....................................................................21

5. COMPARACIÓN ENTRE EL MONOPOLIO DE PRECIO ÚNICO Y LA

COMPETENCIA PERFECTA....................................................................................23
CAPITULO III................................................................................................................24

CONCLUSIONES.......................................................................................................24

CAPITULO IV................................................................................................................25

BIBLIOGRÁFIA.........................................................................................................25

De libros:......................................................................................................................25

CAPITULO V.................................................................................................................26

ANEXOS.....................................................................................................................26

EJEMPLOS……………………………………………………………………………

…….27
Página |1

INTRODUCCIÓN

El mercado, al ser un concepto tan amplio, se puede prestar a diferentes

interpretaciones, diferentes todas ellas, dependiendo del uso que se le dé a la palabra

como tal. Entre otras, las interpretaciones que se le pueden dar al concepto mercado son:

Área geográfica a la cual concurren compradores y vendedores de mercancías para

realizar transacciones comerciales: comprar y vender a un precio determinado.

Grupo de personas más o menos organizado en constante comunicación para realizar

transacciones comerciales.

Ámbito dentro del cual las relaciones de oferta y demanda concurren para la fijación de

un precio.

Serie de transacciones que llevan a cabo los productores, intermediarios y consumidores

para llegar a la fijación del precio de las mercancías.

Para los fines que se persiguen en este documento, es necesario ampliar el concepto “El

mercado es un espacio en el que se da libertad a las habilidades individuales de cada

quien para ofrecer y hacer valer su producto por medio de estrategias, bien sean

publicitarias o de relación con otros individuos; para así conseguir sustento y obtener un

mejor nivel de vida”

El mundo tal y como lo conocemos, nos presenta diferentes modelos de mercado con

los que tenemos contacto día a día en nuestras vidas, los cereales, la crema dental, los

electrodomésticos, etc. son productos que representan la participación y el poder

refinador de un mercado –con esto me refiero a la competitividad como método de


Página |2

selección-, en el que solo participan y se mantiene las empresas que logran encontrar y

producir su producto bajo ciertas condiciones de calidad y de beneficio.

En este trabajo se pretende conocer más sobre el monopolio desde su origen hasta su

aplicación en el mercado.

CAPITULO I

EL MONOPOLIO

ORIGEN DEL MONOPOLIO

El monopolio surge cuando hay barreras de entrada muy sólidas que protegen al

único participe y que impiden la entrada de nuevos competidores. Estas barreras de

entrada pueden ser naturales o artificiales.

Por barreras naturales se entiende aquellas que surgen debido a las características

tecnológicas de la industria. Una barrera natural la constituye, por ejemplo; la existencia

de rendimientos crecientes a escala en una industria, que permite que las grandes

empresas desplacen a los pequeños competidores potenciales haciendo que la entrada no

sea rentable. Por otra parte, las barreras artificiales son las que dependen de las

instituciones sociales y políticas. Este tipo de barreras incluyen las patentes, las

concesiones y licencias administrativas otorgadas por un organismo público y el control

de una fuente de materias primas; por ejemplo, el Estado concede a una empresa la

exclusividad de la distribución del gas en una determinada zona.

Proviene (del griego monos 'uno' y polein 'vender') es una situación de privilegio

legal o fallo de mercado, en el cual existe un productor (monopolista) que posee un gran
Página |3

poder de mercado y es el único en una industria dada que posee un producto, bien,

recurso o servicio determinado y diferenciado.

El monopolio fue la forma usual de reglamentar los intercambios bajo el

feudalismo. En un contexto en el que la movilidad humana y de bienes estaba

severamente restringida, las burguesías urbanas debían acceder a privilegios políticos

para poder comerciar. Esos privilegios provocaban mercados y rutas más o menos

cautivas.

1.1 Reseña Histórica

Leyes que regulan la competencia se encuentran profusamente en

aproximadamente dos mil años de historia. Los emperadores romanos y también los

monarcas medievales usaban tarifas para estabilizar precios o sostener la producción

local. El estudio formal de la “competencia” comenzó seriamente en el siglo XVIII con

la obra de Adam Smith The Wealth of Nations. Eran usados distintos términos para

describir a este cuerpo legal, desde “prácticas restrictivas”, “la ley de los monopolios”,

“actos de combinación” hasta “restricciones al comercio”.

1.1.1 La legislación romana, Un ejemplo temprano de una ley

competitiva fue la Lex Julia de Annona, promulgada durante la etapa de

la República Romana cerca de 50 AC (tiempo que correspondería

aproximadamente al de Julio César según Babled en De La Cure Annone

chez les Romains). Para proteger al comercio de granos, fueron

impuestas pesadas multas sobre cualquiera que, directa, deliberada o

insidiosamente detuviera a los barcos transportando cereal. Bajo el

emperador Diocleciano, en 301 un edicto impuso la pena de muerte a

quien violara el sistema tarifario, por ejemplo, comprando todas las


Página |4

existencias, ocultando u obligando a padecer escasez de bienes

corrientes.

Hubo legislación adicional de Zenón el año 483 DC, de la cual quedaron

rastros en las leyes municipales florentinas de 1322 y 1325. Éstas

permitían confiscar las propiedades y prohibir cualquier combinación

comercial o acción conjunta de monopolios privados u otorgados por el

Emperador. Zenón rescindió todos los derechos exclusivos de

prerrogativas previos. Subsiguientemente, Justiniano I introdujo

legislación que pagaba sueldos a funcionarios para administrar

monopolios estatales. A medida que Europa se deslizó en la “edad

oscura”, otro tanto ocurrió con los registros de las decisiones legales de la

Edad Media que se tradujeron en una gran expansión del comercio en la

época de la “lex mercatoria”.

1.1.2 Edad Media, La legislación inglesa para controlar a los

monopolios y las prácticas restrictivas ya estaban funcionando mucho

antes de la conquista nomanda. El Domesday Book – algo que podría

traducirse como “el libro del Día del Juicio Final” – registraba que la

práctica de “foresteel” (es decir, de anticiparse, que consistía en comprar

bienes antes de que llegaran al mercado y entonces inflar sus precios) fue

una de las tres injusticias que el rey Eduardo el Confesor impuso en

Inglaterra11. Pero la preocupación por tener precios equitativos también

condujo a regular en forma directa los mercados.

Bajo Enrique III en 1266 se aprobó un decreto para fijar el precio

del pan y de la cerveza de acuerdo con los precios de los cereales


Página |5

determinados por los tribunales de justicia en los condados. Se fijaron

penas en concepto de infracciones tales como multas y torturas. Un

estatuto del siglo catorce llamaba a los especuladores “opresores de los

pobres y de toda la comunidad y enemigos de todo el país”. Cuando fue

rey Eduardo III, el Estatuto de los Trabajadores de 1349 estableció los

salarios de artesanos y operarios y decretó que los mercaderes que

cobraban en exceso debían pagar el doble de la suma recibida a la parte

perjudicada, y esta idea fue replicada en la ley antimonopolios de los

Estados Unidos. Eduardo III también declaró fuera de la ley a los

conglomerados comerciales.

La legislación en Europa continental, a título de ejemplo, incluía

las “constitutiones juris metallici” mediante las cuales Wenceslao II de

Bohemia condenó entre 1283 y 1305, a los comerciantes de mineral que

aumentaban los precios; los estatutos municipales de Florencia de 1322 y

1325 que siguieron el ejemplo de Zenón condenando a los monopolios

estatales; y bajo el emperador Carlos V del Sagrado Imperio Romano,

fue aprobada una ley “para impedir las pérdidas resultantes de los

monopolios y contratos inapropiados con muchos mercaderes y artesanos

firmados en Holanda.”

En 1553 el rey Enrique VIII reintrodujo las tarifas sobre los

alimentos, con el fin de estabilizar sus precios, frente a las fluctuaciones

de la oferta en el extranjero. Así, decía que “resulta muy difícil y

complicado poner precios a estas cosas... [si en todo caso es necesario es

porque] los precios de esos víveres se elevan debido a la Ambiciosa

Codicia y Apetitos de los Propietarios de tales Víveres, por la reventa y


Página |6

regateo de los mismos, en lugar de tener algún basamento o causa justa,

causando gran daño y empobrecimiento a los siervos del Rey.” Para esta

época muchas organizaciones que representaban a varios mercaderes y

artesanos, conocidas como guildas, se habían venido desarrollando y

lograban muchas concesiones y exenciones de las leyes

antimonopolísticas. Los privilegios concedidos no fueron derogados

hasta la Ley de Corporaciones Municipales de 1835.

1.1.3 Edad Moderna, A fines del siglo XV, de una manera más o menos

fortuita, el mundo vivió uno de los acontecimientos llamados a torcer la

historia de la humanidad: la llegada de Cristóbal Colón al continente

americano. Su viaje no fue una aventura solitaria. Se trató, por el

contrario, de una empresa de Estado. Financiada por los reyes españoles,

la totalidad de los beneficios debían ser apropiados por la Corona, según

estipulaba claramente el “contrato” firmado previamente.

El segundo viaje de Colón se realizó bajo condiciones similares,

aunque la Corona comenzó a profundizar medidas para evitar que otras

clases sociales se apropiaran de aquello que pertenecía a la nobleza.

Estos fueron los orígenes de un sistema que, por más de tres siglos,

controló y dominó el comercio entre las colonias españolas y la

Península, impidiéndoles a los enemigos del Imperio español ingresar en

semejante negocio a escala universal. Para sostener un régimen de

tamaña magnitud, la nobleza se vio obligada a promover una enorme

superestructura política, administrativa, legal y militar, que puso a prueba

la fortaleza de la estructura social feudal española.


Página |7

El Estado español no podía dinamizar de manera autónoma el

comercio con el Nuevo Mundo. Dada la magnitud de la tarea, se vio

obligado a permitir la intervención de individuos particulares para

impulsar y acrecentar el tráfico atlántico. Se permitió el comercio

particular, pero se obligó a obtener licencia real a todo aquel que desease

viajar a América.

Para enfrentar la piratería y sostener el privilegio de ser el único

Estado en comerciar con América, la nobleza debió engrosar y

reorganizar las filas de la burocracia. En primer lugar, creó, en 1503, la

Casa de Contratación. Instaurada en Sevilla, tenía a su cargo el control de

la totalidad del comercio entre España y las Indias. En ella debían

entregarse todas las mercancías que se dirigían hacia y desde América.

Debía ocuparse de efectuar los cargamentos y organizar la venta de

manera absolutamente centralizada. A través de ella, la Corona buscó

integrar los intereses de la burguesía comercial y los de la realeza.

De esta manera, entre estas dos clases sociales comenzó a existir

una división técnica a la hora de desarrollar el comercio: mientras que la

nobleza, a través del Estado español, se ocupó de garantizar la estructura

del sistema (legislar a favor del monopolio, organizar las flotas, fiscalizar

el tráfico de efectos y defender militarmente las rutas), sobre los

comerciantes recayó, casi de manera exclusiva, la función puramente

comercial, es decir, qué mercancías llevar, traer y cómo realizar las

transacciones. Se creó, entonces, una relación de interdependencia entre


Página |8

ambos, no exenta de conflictos, que le permitió a España apropiarse de

una renta colonial permanente y en constante crecimiento.

El crecimiento del comercio les exigió a los reyes de España

multiplicar sus esfuerzos, no sólo en materia administrativa y legal, sino

que la cuestión militar tomó una importancia fundamental: si la Corona

no tenía la fuerza para defender sus territorios, las leyes serían palabra

muerta.

Castilla se vio obligada a fomentar su desarrollo militar, lo que

cristalizó en la creación, en 1522, de la Armada de la Carrera de Indias.

La flota, formada por once barcos, tenía la tarea de patrullar la ruta entre

España y América, escoltando a los buques mercantes para rechazar el

ataque de los enemigos. Sus gastos estaban a cargo de los comerciantes,

que la sostenían al abonar el derecho de avería.

El estado feudal buscó controlar y defender su monopolio

estableciendo su cabecera en un único puerto: primero fue Sevilla y, más

tarde, Cádiz, los únicos autorizados a comerciar con América. Los

precios que se ponían en las aduanas, eran fijos y, por lo tanto, no estaban

sujetos a negociación. Con lo cual, el comerciante monopolista se

beneficiaba de un excedente.

Entonces, cuando hablamos de monopolio, no nos referimos a una

empresa poderosa. Como vemos, es un problema estatal. El monopolio

es, ante todo, un mecanismo de extracción feudal: el estado cautiva una

ruta comercial y obliga a vender o comprar determinadas mercancías a


Página |9

determinado precio, lo que da lugar a una ganancia por la vía política. La

nobleza se beneficia cobrando los impuestos y licencias correspondientes

(cuando no comerciando ella misma) y la burguesía monopolista obtiene

ventajas a la sombra del estado feudal. Este sistema, consolidado hacia

1550, se sostuvo casi sin modificaciones, hasta finales del siglo XVIII.

1.1.4 Renacimiento, Isabel I aseguró que no se causaría daños a los

monopolios en la primera época de la globalización. En el siglo XVI

Europa estaba cambiando rápidamente. El nuevo mundo acababa de ser

descubierto, y el comercio exterior y los saqueos derramaban riqueza en

la economía internacional y las actitudes entre los hombres de negocio

estaban cambiando.

En 1561 había sido introducido en Inglaterra un Sistema de

Licencias de Monopolio Industriales, semejante a las patentes modernas.

Mas durante el reinado de Isabel II el sistema experimentó muchos

abusos y fue utilizado para mantener los privilegios, sin alentar

novedades innovativas o en la industria. Hubo lugar a una protesta en la

Casa de los Comunes y un Proyecto de Legislación, y en ese momento la

reina convenció a los disidentes de plantear el caso en los tribunales.

El querellante, un funcionario del entorno de la reina, había

obtenido el privilegio de ser el único que podía organizar partidas de

naipe y reclamaba daños por la infracción a este derecho de la parte

demandada. El tribunal juzgó que la concesión era inválida y que las tres

características del monopolio eran el aumento del precio la disminución

de la calidad la tendencia a reducir a los artesanos a la inactividad y a la


P á g i n a | 10

mendicidad. Todo ello significó un final temporario a las quejas sobre el

monopolio, hasta que el rey Jacobo I volvió a concederlos nuevamente.

En 1623 el Parlamento aprobó el Estatuto de los Monopolios, que

en su mayor parte excluía al derecho de patentes de sus prohibiciones, así

como a las guildas. A partir del rey Carlos I, pasando por la guerra civil y

hasta el rey Carlos II, los monopolios continuaron, siendo especialmente

útiles para recaudar.

En 1684, en el caso Compañía de las Indias Orientales v. Sandys,

fue decidido que los derechos exclusivos a comerciar sólo eran legítimos

fuera del reino, sobre la base de que sólo una organización amplia y

poderosa podía comerciar en las condiciones vigentes en el extranjero.

En 1710 se aprobó una nueva ley para tratar con los elevados

precios del carbón originados en un Monopolio de Carbón de Newcastle.

Estipulaba que “todo tipo de contratos, pactos y acuerdos, fueran o no

escritos... a partir de ese momento eran considerados ilegales.” Cuando

Adam Smith escribió The Wealth of Nations en 1776, se mostró algo

cínico acerca de la posibilidad de un cambio al respecto:

"Esperar que la libertad de comercio se restablezca por

completo en Gran Bretaña es tan absurdo como esperar que

Oceanía o Utopía se establezcan en ese país. No se trata sólo de

los prejuicios del público, sino también (y de manera más

irresistible) de los intereses privados de varios individuos que

oponen resistencia. El miembro del Parlamento que sostenga

cualquier propuesta para reforzar este Monopolio es considerado


P á g i n a | 11

no sólo como adquiriendo reputación por entender de comercio,

sino una gran popularidad e influencia con el tipo de gente cuya

riqueza los hace importantes.”

1.2. La Teoría del Monopolio de los Filósofos Escolásticos

Los filósofos escolásticos enfocaron los problemas económicos desde un punto

de vista ético y legal. Su preocupación central era la justicia social. Les

importaba menos la operación del sistema económico: sin duda ésta era la gran

debilidad de su método de análisis. De acuerdo a las doctrinas de Santo Tomás

de Aquino, los filósofos distinguieron entre la justicia distributiva y la justicia

conmutativa. La primera trataba del lugar del individuo en el orden social y no

se basaba en el principio de equidad, por el contrario, se basaba en la premisa de

que cada persona tenía derecho a una parte de los bienes de este mundo, de

acuerdo a su posición en la vida.

Luego, la justicia distributiva regulaba la distribución de la riqueza y del

ingreso. De acuerdo a Aquino —seguido por todos los filósofos—, la base de

esta distribución dependía de la estructura social y podría variar de una sociedad

a otra. La justicia conmutativa, en cambio, trataba de las relaciones entre

individuos y se basaba en el principio de igualdad absoluta, dado que la justicia

requería que la cosa entregada fuera equivalente a lo recibido.

Consecuentemente, el intercambio de bienes, como la compra y la venta, estaba

dentro de la provincia de la justicia conmutativa. Así, lo último se aplica a la

teoría del valor y de los precios.

CONCEPTO
P á g i n a | 12

¿Qué es un monopolio? Es un mercado constituido por muchos demandantes y

una única empresa oferente. Esta situación pone en ventaja a la empresa, la cual puede

definir el precio o la cantidad a producir, y eso provoca una pérdida de eficiencia en el

mercado para los consumidores.

Un monopolio es una industria con una sola empresa que produce un bien o

servicio para el cual no existen sustitutos cercanos, y que está protegida por una barrera

que evita que otras empresas vendan dicho bien o servicio.

Como surgen los monopolios:

a) No hay sustitutos cercanos; aun cuando una sola empresa produzca un bien, si dicho

bien tiene un sustituto cercano, la empresa enfrenta la competencia de los productores

de esos sustitutos, por lo tanto, es necesario que no haya bienes sustitutos.

b) Barreras a la entrada de nuevas empresas; hay barreras a la entrada de nuevas

empresas a la industria; las restricciones que protegen a una empresa de cualquier

competidor potencial se denominan barreras a la entrada. Los tres tipos de barreras a la

entrada son:

 Barrera natural a la entrada, las barreras naturales a la entrada crean un

monopolio natural, es decir, una industria donde las economías de escala

permiten a una empresa proveer un bien o servicio al mercado completo al costo

más bajo posible. Como ejemplos de monopolio están las empresas proveedoras

de gas, agua y electricidad.

 Barrera de propiedad a la entrada, una barrera de propiedad a la entrada ocurre

cuando una empresa posee una parte significativa de un recurso importante.


P á g i n a | 13

 Barrera legal a la entrada, las barreras legales a la entrada crean un monopolio

legal. Un monopolio legal es un mercado en el que la competencia y la entrada

de nuevas empresas están restringidas por la concesión de una franquicia

pública, una licencia gubernamental, una patente, o por derechos de autor.

El monopolio se presenta cuando en una industria existe solo una empresa que

ofrece un bien o un servicio, y dicho producto o servicio no tiene sustitutos cercanos.

Este mercado posee barreras que impiden la entrada de nuevas empresas, como pueden

ser restricciones legales o naturales.

En este tipo de mercado la empresa monopólica puede determinar el precio del

mercado o la cantidad de producción que maximice sus ganancias, pero no podrá

determinar el precio ni la cantidad al mismo tiempo, debido a que, por ejemplo, si la

empresa define el precio de venta, la demanda será la que señale la magnitud de la

cantidad a comprar. Pero si el monopolista determina la cantidad, la demanda

determinara el precio al que desea adquirido. En cualquier caso, la elección del

monopolista está acotada por la demanda del mercado.

En otras palabras, si la empresa que actúa como monopolio fija el precio, solo

podrá vender lo que absorba el mercado. Si fija un precio alto, solo pondrá vender una

cantidad pequeña, debido a que su elección está condicionada por la curva de la

demanda del mercado.

Por lo tanto un monopolio es una estructura de mercado en la cual, en una

industria que produce un bien, un recurso o un servicio determinado y diferenciado,

existe un productor (monopolista) oferente que posee un gran poder de mercado y es el

único de la industria que lo posee. Se debe tener en cuenta que en dicho mercado no
P á g i n a | 14

existen productos sucedáneos, es decir, no existe ningún otro bien por el cual se pueda

reemplazar sin ningún inconveniente y, por lo tanto, este producto es la única alternativa

que tiene el consumidor para comprar.

El monopolista controla la cantidad de producción y el precio. Pero eso no

significa que pueda cobrar lo que quiera si pretende maximizar los beneficios. Para ello

el monopolista ha de conocer sus costos y las características de la demanda del mercado

(elasticidad-precio, preferencias, etc.). Con esta información decide cuál es la cantidad

que va a producir y vender; y su precio. Desde un punto de vista económico se puede

afirmar que el costo marginal del monopolista sirve para representar la oferta total del

mercado y el ingreso medio del monopolista -precio por unidad vendida- no es más que

la curva de demanda del mercado. Para elegir el nivel de producción maximizador del

beneficio, el monopolista debe conocer su ingreso marginal (variación que experimenta

el ingreso cuando la oferta varía en una unidad).

Para que exista el monopolio es necesario que esta no tenga por así decirlo una

competencia o alguien más que posea cierto servicio o recurso, en pocas palabras, que

sean los únicos con este y que el consumidor no tenga otra alternativa más que comprar

a esa empresa monopolística, entonces esta empresa o monopolista encargado de todos

los bienes controlan los precios y su producción, pero no significa tanto problema, pues

como no tienen competencia, pero obviamente si aumenta la demanda, su producción

tiene que aumentar y por lo tanto los costes se elevan.

Entonces le denominamos al poder de mercado del monopolista a la capacidad

de un vendedor de influir en el precio de un bien, entonces este poder está

completamente condicionado por un efecto llamado elasticidad-precio de la demanda,

que establece la relación de las variaciones de la cantidad demandada y estas son


P á g i n a | 15

motivadas por los cambios efectivos en el precio del producto, este siempre buscara

estar beneficiado todo el tiempo así que aumentara los precios, entonces la demanda

será menor, aunque a veces no es el caso en muchas empresas, independientemente de

esto, se equilibraría el precio-demanda.

Condición de exclusividad o clara ventaja o preponderancia en el ejercicio de

una función, en el control de un mercado, en el ámbito político, etc. Se debe tener en

cuenta que este bien o servicio no tiene un sustituto; es decir, ningún otro por el cual se

pueda reemplazar sin ningún inconveniente, por lo tanto, este producto es la única

alternativa que tiene el consumidor para comprar.

¿Qué sucede en este caso? Que el productor de este bien tiene una gran

influencia y control sobre el precio del bien, puesto que aporta y controla la cantidad

total que se ofrece en el mercado, convirtiéndose, así, en un "formador de precios", en

un acaparador de un mercado específico en el cual el consumidor no puede ni debe tener

ni voz ni voto.

Así, el monopolista tiene concentrada toda la fuerza de un sector determinado,

de un grupo de consumidores que se ven obligados a consumir su producto sin importar

cuáles son las condiciones que este imponga para comerciar con ellos y para ellos. Con

lo cual los consumidores ven su poder restringido a las condiciones que establezca el

monopolista.

El monopolista no tiene competencia cercana, puesto que existen barreras a la

entrada de otros productores del mismo producto. Estas barreras pueden ser de distintos

tipos (barreras legales, tecnológicas, o de otro tipo), y se convierten en obstáculos que

los posibles nuevos productores no pueden atravesar.


P á g i n a | 16

Actualmente, en muchos países existen leyes antimonopolios. Los monopolios,

por el gran control que tienen las empresas o las personas productoras, se pueden prestar

para que éstas cometan grandes abusos en contra de los consumidores; igualmente, los

monopolios traen grandes problemas para el avance tecnológico de los países, puesto

que, al tener pleno control en el mercado, no tienen ningún incentivo para mejorar su

forma de producción e incorporar tecnología, que es lo que se obtiene a través de la

competencia. Con este tipo de leyes, los gobiernos buscan incentivar la competencia y,

así, lograr que el consumidor pueda tener acceso a más y mejores productos a precios

más razonables.

Este tipo de mercado es típico de servicios públicos prestados en exclusiva por el

estado o una empresa pública creada ad hoc, generalmente motivado por el excesivo

coste de ejecución de ciertas infraestructuras o por el carácter estratégico de la

actividad.

Así, no han sido infrecuentes en la historia los casos en los que, tras una

revolución o victoria electoral con cambio drástico en la política económica, se haya

procedido como primera medida a la nacionalización de ciertas actividades,

principalmente relacionadas con la explotación de los recursos naturales del país.

En la actualidad los Monopolios se concentran más en un producto específico,

aunque hoy en día los gobiernos a nivel internacional realizan esfuerzos para

desintegrarlos, los monopolios se vuelven cada vez más fuertes y ocupan una posición

más fuerte dentro de las preferencias de los consumidores al ser la única opción

mediante la cual se puede satisfacer una necesidad específica. Un monopolio existe

cuando en la economía de mercado hay un sólo vendedor o productor de un elemento

que sirve para satisfacer las necesidades de todo el sector, y puede surgir por distintas
P á g i n a | 17

vías: la asociación de varias empresas que quedan bajo el control de una misma

dirección (un trust); el pacto entre compañías de un mismo sector económico para lograr

la eliminación de los competidores (un cártel); el tratado que otorga a ciertos

vendedores el monopolio sobre un producto o un sector (un asiento); o la compra o

fusión de empresas.

CARACTERÍSTICAS DEL MONOPOLIO

Las características de los monopolios son fácilmente rastreables ya que buscan

consolidarse como los únicos ofertantes dentro de un mercado y tenesmos las

siguientes:

a) Único proveedor

 El poseedor del monopolio actúa como el único proveedor.

 La organización gana el control completo sobre el mercado convirtiéndose en el

único abastecedor del bien o servicio.

 La falta de competencia, da a la compañía un control mayor sobre la calidad de

la producción y puede traer consigo pérdidas de eficiencia y de la propia calidad

del producto o servicio.

 El monopolio, da a la compañía la habilidad de inflar precios, sin el miedo de ser

superados por otras organizaciones. Esto obliga al cliente a comprar con el

monopolio o simplemente no comprar.

b) Información preferente o exclusiva

 Un monopolio maneja información especializada, preferente o exclusiva.


P á g i n a | 18

 El monopolista mantiene control completo sobre el mercado, usando

información especial disponible sólo para los intereses de la firma.

 Esta información puede dar a la compañía el beneficio único de técnicas de

producción especiales. La información especializada también puede venir en la

forma de consejos legales sobre las marcas, derechos de autor y patentes.

 Tomar control sobre esta información especial, da a la compañía una ventaja

mientras deja a toda la posible competencia en clara desventaja o en

imposibilidad de penetrar el mercado.

 Producto único

 Un monopolio tiene un producto único.

 La organización gana control sobre el mercado, ofreciendo un producto o

servicio tal que no puede ser reemplazado o desplazado. Pues un monopolio va

en procura que el producto o servicio no tenga sustitución cercana.

 La compañía puede usar información especializada como patentes legales,

derechos de autor y mercadotecnia, para poder establecer autoridad legal en la

producción de algunos bienes y servicios.

 Aunque los posibles competidores pueden tener la habilidad de producir el

producto o servicio, les faltará la autoridad legal. Las regalías y el pago de

derechos de autor pueden ser tan elevados, que representan un firme

impedimento para su entrada.

c) Barreras para entrar


P á g i n a | 19

Un monopolio, presenta barreras y circunstancias que evitan la entrada al mercado

de cualquier competidor potencial. Las barreras pueden venir en muchas formas:

 Pueden ser estructurales, en que la compañía controla los recursos esenciales.

 Pueden ser estratégicas, en que la compañía usa estrategias de mercadotecnia o

posicionamiento para imponerse de forma desleal.

 Las barreras incluso pueden ser estatutarias, en que la compañía toma ventaja de

las patentes, marcas registradas, tarifas y restricciones de negocio.

 Las barreras de entrada colocan límites a las nuevas firmas e inhiben sus

operaciones y su expansión en el mercado.

 Cada barrera es suficientemente fuerte para desalentar, hacer inviable o evitar

que cualquiera pueda ser competencia al tratar de entrar al mercado.

CAUSAS DEL MONOPOLIO

Para comprender mejor las causas nos planteamos las siguientes interrogantes: ¿Cómo

llega una empresa a ser la única que abastece el mercado?, ¿Qué fuerzas son las que

originan que en el monopolio exista un único vendedor?

Una recopilación de los análisis de diversos economistas converge en que son

cinco fuentes, las que en forma independiente o una combinación de varias son la causa

de la existencia de un Monopolio.

4.1. Control exclusivo de recursos.

Cabe la posibilidad que el productor monopolista tenga la propiedad exclusiva

de un recurso natural esencial en un proceso de producción en particular, el que no es


P á g i n a | 20

fácil de duplicar y que generalmente es la materia prima. Esto significa que los

eventuales competidores podrían no tener acceso a la compra de los recursos

generándose una situación de Monopolio.

Podemos citar algunos ejemplos, como Alcoa (fue propietario de casi todas las

fuentes de bauxita de USA), salitre y bauxita (ingrediente necesario para la producción

de aluminio). Sin embargo, el control exclusivo de los recursos claves no es una

garantía de poder monopolístico a largo plazo, la industria de los diamantes en un caso

típico de esta situación, por muchos años los diamantes extraídos de la tierra han

presentado gran calidad en lo que se refiere a su dureza y brillo refractivo, De Beers, es

la compañía que los extrae, actualmente la calidad de los diamantes sintéticos ha

mejorado tanto que han engañado incluso a joyeros con experiencia, suponiendo que

esto continua y se llega a un punto donde resulte imposible distinguir de los reales, ya

no habrá ningún fundamento para preferir los diamantes de la tierra por parte de De

Beers y este último perderá su posición de Monopolio. Otro clásico ejemplo es el

surgimiento del salitre sintético y con ello la muerte de empresas en el norte de Chile

dedicados a la explotación del salitre natural y que, naturalmente, tendrán el carácter de

ser monopólicas.

Constantemente se está buscando la manera de elaborar productos ya existentes

y el factor exclusivo que genera el Monopolio hoy, probablemente quedará obsoleto

mañana.

4.2 Monopolio de Patentes.

Para darse cuenta de lo dinámico y cambiante del mundo basta con detenerse a

pensar, en la cantidad de productos con los que contamos hoy en día y que facilitan de
P á g i n a | 21

gran manera nuestro diario vivir, sin dejar de mencionar los avances en medicina y otros

tipos de tecnología como son la electrónica y la computación, etc. Para darse cuenta de

esta realidad sólo bastaría imaginar que estamos en el año 1900 y pensemos en todas las

cosas que desaparecerían de inmediato por este supuesto, el mismo bolígrafo con que

estamos escribiendo, la calculadora que tenemos enfrente, el equipo de sonido que

escuchamos y el computador que utilizamos habitualmente, etc.

En este contexto el monopolista desempeña un papel importante brindándonos la

seguridad de que nuevas y brillantes ideas sobre bienes y servicios potenciales se

transformen en nuevos y brillantes bienes y servicios reales. Es por esta razón que surge

el concepto de patentes que se manifiesta a través de contratos entre el Estado y

particulares, cuya finalidad es conceder al titular de un invento, el beneficio exclusivo

durante un tiempo definido de todas las utilidades que provengan del intercambio de su

invento.

El tiempo de asignación de la patente es un tema muy delicado. En U.S.A éstas

duran 17 años lo que en algunos casos es un período muy largo, pero en otros casos,

como el de las empresas farmacéuticas, este tiempo sólo alcanza para cubrir los costos

de la inversión. En el caso de Chile las patentes por inventos duran un período de 15

años y algunas comerciales (marcas comerciales) tienen un tiempo de duración de 10

años.

En consecuencia podemos concluir que las patentes tienen un papel crucial en la

promoción de nuevas ideas e iniciativas. Sin las patentes muchas empresas y personas

que integran el mundo económico real no tendrían ningún incentivo para invertir en

1nvestigación y Desarrollo.
P á g i n a | 22

Esta fuente de Monopolio, en consecuencia, es parte de políticas de los

gobiernos en casi todos los sistemas económicos de mercado. Para ejemplificar esta

situación podemos mencionar el caso de U.S.A, en donde los redactores de la

constitución consideraron la importancia de las políticas de patentes (fueron incluidas

en este documento).

A continuación daremos a conocer un modelo que permite saber porque el

otorgamiento de patentes pueda dar sentido a un sistema económico, y algunas

desventajas o costos económicos asociados a las patentes.

4.2.1 El problema de Apropiación (Patentes)

Las patentes crean el llamado valor social. Sólo se debe desarrollar una idea si el

valor social es mayor que el costo de producir esa idea. El problema de

apropiación tiene como efecto el desincentivo privado para la generación de

ideas que puedan proporcionar el llamado Valor Social.

Existen dos respuestas al problema de Apropiación, la primera consiste

en proporcionar una ayuda gubernamental para hacer más ligeros los costos, la

segunda respuesta consiste en otorgar patentes que ofrezcan poder de monopolio

a los inventores, aumentando de esta forma el incentivo privado por crear nuevos

productos e invertir en Investigación y Desarrollo.

4.2.2 Un modelo de inventos.

Es de suma importancia considerar el costo que tiene, el hacer que una idea

brillante se convierta en realidad y pueda ser un producto al alcance de cualquier


P á g i n a | 23

consumidor. Se hace necesario considerar tres aspectos claves para el análisis de

este modelo;

El primero de estos, es la magnitud del costo por el desarrollo del

producto y este variará según cada innovación, el segundo corresponde a la

utilidad que puede percibir el dueño de la idea, el tercer y último aspecto es el

más importante ya que de él dependerá la realización del producto, corresponde

al intervalo de imitación, que se refiere al tiempo en que se demora el invento en

ser copiado, este variará según el invento, pero hoy en día es casi nulo, sobre

todo en el área de electrónica e informática, un ejemplo de esto es lo que sucede

con los software y su fácil y rápida reproducción.

Supondremos que el desarrollador (dueño de la idea) es el único

fabricante de su producto durante el tiempo que dura el intervalo de imitación,

una vez terminado este período de tiempo, cualquier persona puede fabricar el

mismo producto alcanzando un Costo Marginal (CMg) igual al costo del

desarrollador, con la ausencia de la protección de patentes, el desarrollador es un

monopolista sólo hasta que termina el intervalo de imitación, punto en el cual se

convierte en otro productor perfectamente competitivo.

Es evidente que sin la protección de una patente, el desarrollador no tendrá

ningún incentivo, en cambio si se le asigna la concesión de un monopolio por un

período más amplio que el que se le atribuye al intervalo de imitación este continuará

contribuyendo con nuevos productos a la sociedad.

4.2.3 Desarrollo de productos en ausencia de patentes.


P á g i n a | 24

Como habíamos mencionado en el punto anterior, un desarrollador sin la

protección de patentes, se beneficiará de las utilidades del monopolio solo por el

tiempo que dura el intervalo de imitación, una vez terminado este período será

un competidor perfecto mas de los que integran el mercado produciendo con un

mismo CMg. Es por esta razón que la decisión del desarrollador para continuar

invirtiendo en I&D, estará condicionada: si este es un desarrollador que

maximiza la utilidad.

Comparar el Valor Presente que le proporcionan las utilidades del

monopolio mientras dura el intervalo de imitación con el costo de desarrollar su

idea, dicho de otra forma un desarrollador maximizador del beneficio sólo

llevara a cabo su idea, si las utilidades que percibe durante el tiempo que dura el

intervalo de imitación, sean mayores al costo de crear el producto nuevo, que se

comercializará.

Con la ausencia de las patentes muchas ideas innovadoras no se

desarrollarían sin importar el valor social de las ideas, debido a que el intervalo

de imitación es muy corto, el desarrollador no tiene ningún incentivo privado

que le permita desarrollar su producto. El objetivo de las patentes es asignar al

desarrollador un período de monopolio que exceda el tiempo de intervalo de

imitación, frente a esto cabe hacernos la siguiente pregunta: ¿Cuál es el período

de tiempo necesario para que el desarrollador obtenga utilidades monopólicas

que cubran sus costos de inversión y sea viable comercializar su producto?

Si las patentes le asignan un periodo mayor de monopolio que el

requerido por el desarrollador, este recuperará sus costos de I&D y además

percibirá utilidades, con esto se sentirá motivado para crear nuevos productos.
P á g i n a | 25

4.2.4 Los efectos de las Patentes

El otorgamiento de patentes es un factor determinante para tomar la

decisión de desarrollar o no un producto. En consecuencia, la toma de decisiones

de un desarrollador va a depender de la relación que surja entre tres factores, el

primero de ellos, período durante el cual se otorgan los derechos de patentes, el

segundo corresponde al período de monopolio suficiente para que el

desarrollador pueda recuperar su inversión y el tercer y último corresponde al

intervalo de imitación.

Al relacionar estos tres factores pueden surgir algunas de estas tres situaciones:

a) Si el período de otorgamiento de los derechos de patentes es mayor al

período de monopolio requerido por el desarrollador y éste es mayor al

intervalo de imitación, en ésta situación si no existiera la protección de

una patente, el producto en potencia no se comercializará, en este caso la

ley de patentes no resuelve el problema de apropiación, o sea la patente

es necesaria para que se desarrolle el producto.

b) Si el período de otorgamiento de la patente es mayor al intervalo de

imitación y este a la vez es mayor al período que necesita el

desarrollador para cubrir la inversión, el producto potencial es


P á g i n a | 26

significativamente viable. Por ejemplo, se comercializará incluso sin la

protección de una patente.

c) Si el intervalo de imitación es mayor al período de otorgamiento de la

patente y paralelamente si el período requerido es mayor al intervalo de

imitación, en este caso la ley de patentes es irrelevante y el producto no

se comercializará debido a que el tiempo que sugiere el desarrollador

para recuperar su inversión es demasiado extenso, por consiguiente el

tiempo de otorgamiento de monopolio como así el intervalo de imitación

no alcanza para cubrirlo.

4.2.5. Política optima de Patentes

Para conceder una patente, primero hay que definir el valor social del

nuevo producto, si suponemos que la demanda para estos productos es

independiente del ingreso, se pueden usar los excedentes de producción y

consumo para definir lo que es el valor social.

La relación costo beneficio determina el valor social de un producto

nuevo. Descontado el excedente total anual durante la vida del producto, y el

costo social de un producto nuevo se define como el costo de inversión y

desarrollo asociado al mismo. La política óptima de patente es aquella que

maximiza el valor social de un producto nuevo, menos su costo social.

En el mundo real es muy difícil ya que los creadores de las políticas de

patentes necesitan mucha información acerca de todos los productos potenciales

merecedores de una patente y para c/u de ellos, el excedente total anual asociado
P á g i n a | 27

con este producto nuevo en las etapas competitivas y de monopolio, los costos

de I&D del desarrollador del producto, la utilidad de monopolio anual, así como

el intervalo de imitación.

Por último, en este análisis de patente consideramos el monopolio como

una posible solución para un problema social importante, la apropiación, ya que

los innovadores absorben la mayor parte de los costos de desarrollo de sus

nuevas ideas, y no pueden apropiarse ni siquiera de una parte importante de los

beneficios, no tienen incentivos económicos para desarrollar las nuevas ideas

para la sociedad y una forma de aumentar el incentivo económico para los

inventores es otorgarles el monopolio de una patente, es decir, el derecho

exclusivo para utilizar la nueva idea por un periodo especifico.

El diseño óptimo de una política de patentes comprende en poner en la

balanza una situación realmente problemática, por un lado la estimulación del

desarrollo y/o la reducción de la ineficiencia del monopolio.

4.2.6. Franquicias y concesiones del Estado.

Una franquicia de mercado consiste en que el Estado otorga derechos

exclusivos, por medio de un contrato celebrado entre un organismo

gubernamental y una empresa en particular, para producir y vender un cierto

bien o servicio en un área determinada.

Este tipo de monopolio muchas veces se justifica con el argumento de

que dichas franquicias son concedidas a empresas que poseen una situación de

monopolio natural (determinado por su estructura de costos), ya que es más


P á g i n a | 28

barato que una sola empresa abastezca a todo el mercado como es el caso de los

servicios básicos, (Electricidad, gas, telefonía y agua potable). Pero no

necesariamente tiene que ser así hay muchas otras empresas como son la

recolección de basura, las compañías de taxis, y las redes de televisión, (a los

cuales se les otorgan los derechos exclusivos para transmitir en una frecuencia

específica) y aquí, no es necesario que se cumpla la condición de monopolio

natural para poder adjudicarse la franquicia.

El gobierno otorga el uso exclusivo de la franquicia a un particular, el

cual se beneficia de las ganancias provenientes del monopolio que ésta produce,

pero en cambio tiene que estar dispuesto a aceptar que el Estado controle ciertos

aspectos de su comportamiento en el mercado. En su mayoría las franquicias van

acompañadas de una estricta normativa que indica quien es o no es el titular de

la misma, un ejemplo es cuando el estado limita el rendimiento sobre el valor de

mercado de los activos de la empresa.

En otras ocasiones, el estado cobra cantidades demasiado elevadas por

las franquicias, obligando a cobrar precios excesivos a sus titulares, como es el

caso de los aeropuertos. Según lo anterior, hay muchos otros medios por los

cuales el estado ejerce control sobre este tipo de empresas. En consecuencia, el

estado coloca a una empresa en posición de monopolio, a cambio esta empresa

acepta diversos tipos de controles sobre sus políticas de precios y producción.

4.2.7 Inversiones Elevadas.


P á g i n a | 29

Para poder ingresar a algunos mercados el monto de la inversión que se requiere

puede constituir por si sola una barrera de entrada de competidores, la que

podría ser el origen de la existencia de algunos monopolistas.

La intención del monopolista de levantar algunas barreras de entradas

puede atraer verdaderos costos de recursos, el mantener en secreto, comprar

recursos únicos y exclusivos, y el ejercer presiones políticas, son actividades que

debe desarrollar el monopolista y por ende tiene un alto costo.

Algunas veces, un monopolista pide ayuda al estado para diseñar barreras

de entradas a nuevas empresas con el fin de, mantener un mercado ordenado, así

como otras veces el monopolista le sugiere al estado reglamentaciones sobre

seguridad o higiene con la finalidad que aumenten los costos de las empresas

que tengan en mente la posibilidad de ingresar a un determinado mercado.

Además existen otras empresas que pueden desarrollar productos o tecnologías

únicas y para mantenerlos, los monopolistas toman medidas extraordinariamente

rígidas para impedir que sean copiados por los competidores.

También cabe destacar que existen, aparte de las inversiones elevadas,

otras barreras de entradas, así como se da el caso que cuando un monopolista

puro se crea en virtud de la ley, es decir, cuando el estado le concede a un

monopolista la protección legal de una patente, y como ya se había mencionado

anteriormente muchos monopolistas justifican su posición alegando que el

sistema de patentes hace que las innovaciones sea más rentable (monopolio de

patentes), y por lo tanto, constituye un incentivo para el progreso técnico, a esto

se le denomina barreras legales de entrada, que surgen cuando la tecnología de la

producción es tal que las empresas relativamente grandes producen a bajos


P á g i n a | 30

costos, frente a esta situación podemos dar a conocer que para al empresas

resulta totalmente rentable expulsar a otras empresas de la industria, bajando el

precio, de esta manera se les hace extremadamente difícil el ingreso a aquellas

empresas nuevas, las cuales deben producir a niveles relativamente bajos y con

costos medios altos.

En síntesis, las inversiones elevadas, las economías de escalas, la

diferenciación de productos, el proteccionismo gubernamental, etc. constituyen

algunas de las tantas barreras de entradas que están y que son la causa de todo

poder de monopolio y dado que el monopolista tiene un amplio conocimiento de

su sector, estos pueden tener mucho éxito en la creación de nuevas barreras de

entradas.

4.3 Ejemplo de Causas de un Monopolio

N. Gregory Mankiw, profesor en la Universidad de Harvard, escribió Principios de

Economía, voluminoso manual para estudiantes que se utiliza en muchas universidades

del mundo, publicado por la tradicional editorial McGraw-Hill. En una de sus lecciones

indica que “no todos los bienes y servicios se venden en mercados perfectamente

competitivos. En algunos mercados sólo hay un vendedor, y éste fija el precio. Este tipo

de vendedor se llama monopolio. Por ejemplo, la compañía local de televisión por

derecho de transmisión puede ser un monopolio,

Gregory Mankiw señala que si el lector (de su libro) tiene una computadora

personal, probablemente utilizará alguna versión de Windows, que es el sistema

operativo que vende Microsoft. Cuando la compañía creada por Bill Gates diseñó por

primera vez Windows hace muchos años, solicitó a las autoridades los derechos de

copyright y éstas se los concedieron. Le otorgaron el derecho exclusivo a fabricar y


P á g i n a | 31

vender copias del sistema operativo Windows. Por lo tanto, si una persona quiere

comprar una copia de Windows (legal) tiene que pagar el precio que Microsoft ha

decidido cobrar por su producto. Mankiw concluye entonces que “Microsoft tiene un

monopolio en el mercado de Windows”.

Retomando con el ejemplo de un canal de TV y el derecho a la transmisión, en el

fútbol existe los derechos exclusivos (la transmisión por cable) no fueron fruto de una

creación de la compañía de televisión, sino que les fueron cedidos por sus protagonistas

reunidos en la AFA. En otro caso con Microsoft, o con las empresas farmacéuticas que

diseñan nuevos medicamentos, el copyright, que deriva en posiciones monopólicas, se

justifica en que brinda el incentivo a la investigación e innovación. Los derechos de

exclusividad de la televisación del fútbol, en cambio, no nacieron por haber creado ese

juego (los autores fueron los ingleses en el siglo XIX), sino que fueron cedidos por su

dueño en Argentina (los clubes afiliados a la AFA), y han servido como el vehículo para

la consolidación de un grupo preponderante, en propiedad directa e indirecta, del

mercado de la TV por cable. Este es el factor relevante para acercarse a este tema en

clave económica: la concentración y el ejercicio del poder dominante en el mercado del

millonario negocio de la TV por cable a través de los derechos de transmisión del fútbol

en forma exclusiva.

Mankiw explica que los monopolios surgen porque el gobierno u otro actor

social (la AFA) han concedido a una persona o a una empresa el derecho exclusivo a

vender un bien o un servicio. Recuerda que antiguamente los reyes concedían a sus

amigos y aliados licencias exclusivas para hacer negocios. A veces pasa que esos reyes,

por razones diversas o motivos inconfesables, deciden cambiar de amigos, como se

verificó en estos días.


P á g i n a | 32

La causa fundamental para la existencia del monopolio son las barreras de

entrada: es el único vendedor (los derechos de televisación) en su mercado (TV) porque

otras empresas no pueden ingresar y competir con él. El profesor destaca que un

monopolio, como Microsoft, no tiene competidores cercanos y, por lo tanto, puede

influir en el precio de mercado de su producto. “Mientras que una empresa competitiva

es un precio-aceptante, una empresa monopolística es un precio-decisor”, indica.

El profesor de Harvard menciona que “la diferencia clave entre una empresa

competitiva y un monopolio es la capacidad de este último para influir en el precio de su

producto. Una empresa competitiva es pequeña en relación con el mercado en el que

produce y, por lo tanto, considera que el precio de su producto viene dado por la

situación del mercado. En cambio, como un monopolio es el único productor (o

proveedor del servicio) puede alterar el precio de su bien (o servicio) ajustando la

cantidad que ofrece en el mercado”.

Una manera de observar ese funcionamiento es examinar la curva de demanda:

es perfectamente elástica la de la empresa competitiva que vende un producto que tiene

muchos sustitutos perfectos (los que ofrecen las demás empresas de su mercado),

mientras que la de un monopolio es la misma que la de todo el mercado. Por lo tanto, el

precio que cobra un monopolio es muy superior al costo marginal del producto, esto es

el costo adicional en que incurriría esa compañía por una unidad más ofrecida al

mercado. La diferencia sustancial entre los mercados que tienen empresas competitivas

y los que operan con un monopolio es que en los primeros “el precio es igual al costo

marginal”, mientras que en el otro “el precio es superior al costo marginal”. Esa brecha

es lo que se denomina “beneficio monopolístico” o cuasi-renta monopólica, o sea una

ganancia por encima del equilibrio de mercados competitivos.


P á g i n a | 33

Ese funcionamiento, según Mankiw, “desde el punto de vista de los

consumidores no es deseable debido a ese elevado precio”. “Como las empresas

monopolísticas no tienen el freno de la competencia, el resultado de un mercado en el

que hay un monopolio no suele ser el que más conviene a la sociedad”, sostiene el

especialista. Agrega que “como un monopolio conduce a una asignación de los recursos

diferente de la que se obtiene en un mercado competitivo, el resultado no maximiza en

cierto sentido el bienestar económico total”. Para sentenciar que “siempre que un

consumidor paga un dólar adicional al productor como consecuencia de un precio

monopolístico, su bienestar disminuye en un dólar, y el del productor aumenta en la

misma cuantía”. Esto induce a evaluar que cuando el Estado evita o impulsa a romper

un monopolio está instrumentando una medida que promueve la distribución progresiva

del ingreso.

Incluso desde la corriente económica ortodoxa, como la de Mankiw, se plantea la

intervención de los “poderes públicos hacia los monopolios”. Al respecto, detalla cuatro

actitudes: 1) tratar de que los monopolios sean más competitivos; 2) regular la conducta

de los monopolios; 3) convertir algunos monopolios privados en empresas públicas; o

4) no hacer nada. Si bien sostiene la superioridad del mercado, el profesor de Harvard

destaca que entre los “diez principios de la economía” (detallados en el capítulo 1 del

manual de referencia) se encuentra uno que establece que “El Estado puede mejorar a

veces el resultado del mercado” (página 8). Precisa que existen “dos grandes razones

por las que el Estado interviene en la economía: para fomentar la eficiencia y la

equidad. Es decir, medidas que aspiran a aumentar la torta económica o a cambiar la

forma en que se reparte”. Mankiw apunta que los economistas utilizan el término “falla

de mercado” para referirse a las situaciones en las que el mercado no asigna por sí sólo
P á g i n a | 34

los recursos eficientemente. Una de las causas de una “falla de mercado” es el

monopolio.

Estas explicaciones acerca de cómo funciona un monopolio y su impacto en la

sociedad que se ofrece en el manual de economía del profesor de Harvard colaboran

para ampliar la comprensión de lo que ha sido un acontecimiento impactante en la

última semana. Puede haber actores políticos y sociales más o menos simpáticos,

especulaciones más o menos verosímiles sobre las intenciones, interrogantes sobre el

curso futuro del negocio del fútbol y la televisión, defensas corporativas e incluso

incertidumbres laborales, pero lo que resulta nítido es el impacto favorable que produce

el fin de un monopolio desde el punto de vista de la economía y el bienestar social.

TIPOS DE MONOPOLIO

5.1. Monopolio Puro

El monopolio puro, una única empresa en una industria no suele darse en la

economía real, excepto cuando se trata de una actividad desempeñada mediante una

concesión pública. En estas industrias se suelen producir bienes y servicios vitales para

el bienestar público, como el suministro de agua, electricidad, transportes y

comunicaciones. Aunque parece que estos monopolios son la mejor forma de

proporcionar estos servicios a la sociedad, sigue siendo necesario regularlos cuando

están en manos privadas; de lo contrario, tendrán que depender de una empresa pública.

Existe un monopolio puro si sólo hay un único vendedor en un mercado bien

definido con muchos compradores. En éste caso no existe rivalidad personal, por la

sencilla razón que no hay rivales. Sin embargo, las políticas de un monopolista podrían

verse restringidas por la competencia indirecta de todos los bienes por el dinero del
P á g i n a | 35

consumidor, así como por la competencia de los bienes que sean sustitutos

razonablemente adecuados y por la amenaza de una competencia potencial si es posible

la entrada en el mercado.

Un monopolista puro es la única empresa en la industria y se enfrenta a la curva de

demanda de la industria, la cual, necesariamente, presenta pendiente negativa. La curva

de demanda a la cual se enfrenta un monopolista será más elástica en la medida en que

los sustitutos del artículo sean más numerosos, mejores y tengan menores precios. Sin

embargo, existe una disyuntiva entre la cercanía y el número de los sustitutos, un gran

número de sustitutos imperfectos generará una curva de demanda relativamente elástica,

igual cosa sucederá con unos pocos buenos sustitutos.

5.1.1 Condiciones del Mercado Monopolio Puro

Para que un mercado esté contemplado como un Monopolio Puro, debe cumplir o

presentar una serie de características específicas, las cuales pueden ser:

 No existen productos sustitutos, (el consumidor se ve obligado a consumir lo

que produce el monopolista); el producto del Monopolio es totalmente diferente

a los que existen el mercado (si es que existen).

 La empresa puede modificar la cantidad de productos que ofrece con la finalidad

de tener cierto control sobre el precio (normalmente disminuye su producción

para aumentar sus ganancias con precios mayores).

 Desde luego, no hay competencia porque el productor monopolista controla todo

el mercado.

 Algunos ejemplos de Monopolio son: servicios públicos, productos de empresas

paraestatales, productos comercializados con patente.


P á g i n a | 36

Así, al cumplir estas condiciones, podemos decir que estamos ante Monopolios

puros, y que un segmento de mercado específico está sometidos a las fuerzas que

controlan la comercialización y producción de sus bienes y servicios específicos.

5.1.2 Equilibrio del Mercado Monopolio Puro

La producción de equilibrio a corto plazo del monopolista es aquella en la cual o se la

ganancia total, o se minimizan las pérdidas totales. Un monopolista cuenta a su favor

con que ocupa todo el segmento de mercado específico al que se dedica, sin embargo,

su preocupación se centra principalmente en cómo aprovechar lo más que se pueda esa

ventaja competitiva, como la habrá de explotar correctamente y como hará maximizar

sus ventas hasta el punto en el que el mercado le exija a sí mismo parar.

Un monopolista continuará operando solo si puede obtener una ganancia (o al

menos al punto de equilibrio) al alcanzar el mejor nivel de producción con la escala de

planta más apropiada. De lo contrario, el segmento, al igual que los consumidores y la

comercialización del producto dejará de ser atractiva, o en todo caso disuadirá al

productor a entrar en ese segmento específico, por lo que será necesario buscar un

nuevo negocio, o bien, un nuevo enfoque que le permita maximizar utilidades de nuevo.

Es así como todos los monopolistas se enfrentan a la misma disyuntiva, en la

cual, o no se saben aprovechar a la perfección las ventajas que tiene el acaparar por

completo un mercado específico sin excepción, o se satura el mercado de tal manera que

el consumidor simplemente ya no desea consumir más del bien específico, la demanda

ha caído considerablemente y el negocio va a la baja total.


P á g i n a | 37

5.1.3 Regulación del Mercado Monopolio Puro

Tal vez la única autoridad a la que obedece el Monopolio es al gobierno que vigila el

funcionamiento del mercado y el comercio, es así como el gobierno, a través de

“candados", instituciones, multas y otros métodos pretende limitar la participación de un

solo productor en un mercado específico, para así evitar el surgimiento de los

monopolios, y la posterior ocupación total del segmento de mercado al que se dirijan.

Podemos tomar como ejemplo el que el gobierno establezca un impuesto de

cuantía fija, (derechos por licencias, impuesto sobre las ganancias, etc.), mediante el

cual, el gobierno puede reducir o incluso eliminar la ganancia monopolista sin afectar

ninguno de los factores económicos que intervienen en el proceso económico, como

pueden ser precio de la mercancía, distribución o producción, de esta forma, deja intacto

el comercio de ese producto, pero eso no le impide limitar la participación del

monopolista en el mercado específico, ya que ahora se ve obligado a enfrentar

igualmente el impuesto que el gobierno le ha impuesto.

El gobierno también puede reducir la ganancia del monopolista si establece un

impuesto por unidad, sin embargo, el productor monopolista estará en posibilidad de

desplazar parte de la carga del impuesto unitario a los consumidores finales del

producto a comercializar, mediante un aumento gradual del precio, lo que origina un

precio mas alto, una producción menor y la contracción de la curva de la oferta, lo que

le podría provocar una no preferencia por parte de los consumidores finales.

5.1.4 El Monopolista maximizador del beneficio a corto plazo.

Al igual que el caso de la competencia perfecta el objetivo más importante del

monopolista es maximizar el beneficio económico, pero la diferencia importante radica


P á g i n a | 38

en su curva de demanda (caso de monopolio) ya que tiene pendiente negativa, lo que

significa que si el monopolista quiere vender más unidades de su producción, solamente

lo hará si baja el precio, esto quiere decir que el ingreso total (IT) ya no es proporcional

a la producción vendida, otra diferencia radica en que el monopolista establece su

propio precio, el que es distinto al ingreso marginal (IMg).

El monopolista es la única empresa en la industria y la curva de demanda que

enfrenta es la misma que la demanda de mercado, dicho de otra forma la Demanda del

mercado que enfrenta el Monopolista representa la sumatoria de todas las demandas

individuales.

El mercado por su parte compra a un único vendedor, esta demanda presenta

pendiente negativa, lo que significa que la cantidad demandada aumenta según el precio

disminuye.

Una de las ventajas del monopolista es que establece el precio asociado a un

nivel de producción, (el que va a estar determinado por la demanda), esta combinación

precio–producción es la que debe asegurar al monopolista la maximización de los

beneficios, es decir, potenciar al máximo sus ingresos y disminuir lo más posible sus

costos, razón por la cual la situación del monopolista maximizador del beneficio se

puede estudiar mediante dos enfoques:

El primero se refiere a la maximización de la diferencia de los ingresos totales

(IT) v/s los costos totales (CT), o sea un monopolista en el corto plazo elige el nivel de

producción en el que se presente la mayor diferencia entre el IT y CT, tal como lo indica

la siguiente ecuación:
P á g i n a | 39

Beneficio = IT – CT

El segundo enfoque es de tipo marginal y consiste en igualar las funciones de

costo marginal (CMg) y de ingreso marginal (IMg):

Si:

Entonces;

Por lo tanto;

IMg = CMg maximización del beneficio.

Estos dos enfoques los analizaremos más adelante con la profundidad que se merece.

El IMg representa la pendiente de la curva de IT, y lo podemos definir como la

variación en el ingreso cuando el monopolista decide vender una unidad adicional; si lo


P á g i n a | 40

analizamos gráficamente el IMg es la suma de los aumentos en el ingreso derivado de

las nuevas ventas y las pérdidas del ingreso derivadas de las ventas del nivel de

producción anterior a un precio nuevo menor, dividido por la variación en la cantidad.

Por lo tanto;

De otra forma el IMg corresponde al porcentaje en el cual el IT cambia conforme lo

hace la producción y su curva tiene la misma ordenada en el origen y el doble de la

pendiente que la curva de demanda lineal correspondiente.

Demanda = P = a–bq

IMg = 2bq
P á g i n a | 41

En lo que se refiere a los costos se asumen los mismos que se utilizan en el análisis del

mercado de competencia perfecta, el hecho que la empresa sea monopolista en el

mercado de bienes no implica su posición en el mercado de insumos.

5.1.5. El Ingreso Total, Ingreso Marginal y Elasticidad– precio de la

demanda

La curva de demanda que experimenta el monopolista tiene una elasticidad– precio que

se sitúa entre (–) infinito y cero, esta va cambiando a medida que nos desplazamos a lo

largo de la curva de la demanda:

Los términos variación Q y variación P tienen signos opuestos debido a que la

curva de demanda tiene pendiente negativa (–) y para poder relacionarla con el ingreso

marginal es necesario hacerla positiva.


P á g i n a | 42

Donde; P = precio que cobra el monopolista.

Esta ecuación nos dice lo siguiente; cuanto menos elástica sea la demanda con respecto

al precio, más elevado será el precio en relación con el IMg.

Gráfico A Gráfico B

El monopolista puede subir el precio muy por encima del CMg, tal como lo

muestran las gráficas anteriores.

Por tanto mientras más elástica sea la función de demanda, menor será el margen

porcentual sobre el CMg, tal como se indica en la gráfica A, caso contrario será
P á g i n a | 43

mientras menos elástica sea la demanda, mayor será la diferencia entre el precio, tal

como lo indica la gráfica B.

En caso extremo cuando una curva de demanda tiene elasticidad igual a infinito,

se da el mismo caso del mercado de competencia perfecta, donde el precio es igual al

ingreso marginal.

IMg = P(1–1/ ∞ )

IMg = P

P = IMg

Donde P es igual al precio del competidor perfecto.

A medida que la elasticidad va disminuyendo, el IMg diverge de la curva de demanda y

es lo que ocurre con el monopolista donde el precio es mayor al ingreso marginal.


P á g i n a | 44

Análisis Gráfico:

Aquí se presenta la relación que existe entre una curva de demanda lineal, su

ingreso marginal y la curva de ingreso total presentada en forma de parábola, ante una

disminución, el precio del bien establece un aumento del gasto ligado con las compras

de m bienes por parte del consumidor, lo que representa ingresos positivos para la

empresa representada por el producto de (Po*Qo), en el sector donde la demanda es

elástica el IMg es positivo y el ingreso total crece según aumenta la producción, cuando

la demanda es unitario el IMg es cero y el ingreso total llega a su máximo. Si el precio

disminuye por niveles inferiores a Po hace que el ingreso total disminuya, dado que la

demanda es inelástica para precios menores que Po. Razón por la cual la curva de

ingresos totales del monopolista, tiene forma de copa invertida y está únicamente

referida a la demanda y a la curva de ingreso marginal.


P á g i n a | 45

Con este análisis, concluimos que un monopolista maximizador del beneficio no

producirá en el sector inelástico de la demanda, ya que en este sector el IMg es negativo

(IMg < O), no cumpliéndose la condición maximizadora del beneficio (CMg = Log).

En síntesis el monopolista deberá elegir producir en el sector elástico donde se

cumple lo siguiente:

CMg = IMg<Po.

Y como las empresas perfectamente competitivas eligen el nivel de producción donde el

CMg = P, el monopolista puede cobrar un precio más alto produciendo menos con las

mismas curvas de demandas y costos de la industria.

5.1.6 Maximización de las utilidades usando curvas totales v/s curvas marginales:

Podemos identificar el equilibrio maximizador de beneficios de un monopolista.

Enfrentados a la curva de demanda de la Industria, el monopolista elegirá la

combinación precio – cantidad que maximice el beneficio, en el nivel de producción

Qo, las pendientes de las curva de ingresos totales y costos totales son iguales en el

panel (a). La curva de ingreso total del monopolista comienza desde el origen ya que si

no hay ventas no hay ingreso, tal como lo muestra la gráfica del panel(a); luego este

aumenta a ritmo decreciente hasta alcanzar un valor máximo (punto en el cual la


P á g i n a | 46

elasticidad de la demanda es unitaria), punto A, para luego cambiar su concavidad,

punto donde la curva de ingreso total comienza a descender.

En consecuencia, un monopolista maximizador de la utilidad elegirá un nivel de

producción donde exista la mayor diferencia entre la curva de ingreso total y de costo

total; esta utilidad se mide como la distancia vertical AB, entre ambas, como vimos

anteriormente la curva de ingreso total se obtendrá de la demanda de dicho monopolista

y los costos se asumirán los mismos que los del mercado de Competencia Perfecta,

asumiendo que el monopolista se provee de dicho mercado (costos constantes).

Si el monopolista fija un nivel de producción sobre Qo, como por ejemplo Ql,

los beneficios disminuyen, porque la producción que excede a Qo, se vende a un costo

marginal que excede al ingreso marginal. Es importante hacer énfasis en analizar la

diferencia positiva entre el IT y CT, tal como lo indica la gráfica del nivel superior; la

combinación AB corresponde al área de mayor beneficio además coincide con el punto

medio de la demanda y con la intersección del ingreso marginal con el costo marginal.
P á g i n a | 47

Si se analiza el panel (b), la producción adicional Ql –Qo, agrega costos en el área Qo e

d Q1(área por debajo de la curva del costo marginal), e ingresos de sólo Qo e c Ql (área

por debajo de la curva del ingreso marginal). Por lo tanto, al aumentar la producción de

Qo a Q1, se reducen las utilidades totales en el área edc. Si la combinación precio —

cantidad (P2,Q2) es seleccionada, las utilidades se reducen a A”B”, que equivale a el

área egf porque si se reduce la producción en Qo - Q2, el IMg> CMg. Dicha reducción

logró que los ingresos aumentarán más que los costos, siendo los ingresos totales

menores que los potenciales.


P á g i n a | 48

5.1.7 Enfoque Marginal de la condición de maximización del beneficio a corto

plazo.

Gráficamente consideraremos el caso de un monopolista que presenta curvas de

demanda, de ingreso marginal y costo marginal a corto plazo, mostradas en la siguiente

figura; el nivel de producción que maximiza el beneficio de esta empresa es Qm, el que

corresponde al punto en donde se cortan las curvas de IMg y CMg. En este nivel de

producción el monopolista puede cobrar el precio P y obtener de esta manera un

beneficio económico igual al rectángulo sombreado.

El punto de maximización del beneficio se encuentra en el nivel de producción Qm y el

monopolista cobra el precio máximo que le permite la curva de demanda; dicho de otra

manera, el precio (P) que los demandantes están dispuestos a pagar por la producción

del monopolista en el mercado.

La maximización del beneficio se presenta cuando el IMg = CMg; ahora si la empresa

quisiera sobrepasar este nivel de producción, las ganancias totales serían menores, ya

que para cada unidad adicional vendida, los costos aumentan más que los ingresos, en
P á g i n a | 49

cambio si la empresa tiene un nivel de producción por debajo de Qm, los beneficios

totales serian menores que los potenciales y si quisiera vender una unidad adicional, sus

ingresos aumentarán más que sus costos.

Figura:

La gráfica inferior, nos muestra la curva de demanda (D) y la curva del ingreso

marginal (IMg) junto con la curva del (CMg) y la curva del costo total medio (CTMe).

La producción que maximiza el beneficio es de 3, cuando el costo marginal es igual al

ingreso marginal. El precio cobrado se encuentra en la curva de demanda y el precio

más alto al que se pueden vender estas tres unidades es $ 14.

Cuando el monopolista produce tres unidades, el costo total medio es de $10; el

beneficio por cada unidad es de $4 (el cual se indica en el rectángulo sombreado), al ser

multiplicado por el número de unidades (3), da un beneficio total de $12. Ya que el

precio siempre excede al ingreso marginal, en el producto que maximiza el beneficio, el

ingreso marginal es igual al costo marginal, por lo tanto, el precio siempre es mayor que

el costo marginal.
P á g i n a | 50

Las utilidades que este monopolista podría obtener dependerían de la estructura

de costos de su empresa.

 Si el precio P* es mayor a los CMe, tal como se muestra en la gráfica A; su nivel

de producción será rentable y el monopolista no tendrá ningún incentivo para

alterar los niveles de producción, manteniéndose las condiciones.

 Si el precio P* es igual a los CMe, tal como lo muestra el gráfico B de la figura;

en este caso el monopolista obtendrá beneficios cero para cualquier nivel de


P á g i n a | 51

producción y en el caso que P* sea menor a los CMe incurrirá en pérdidas

económicas por lo que no resultará atractivo permanecer en el mercado.

En síntesis la condición de que el IMg = CMg es imprescindible, pero no garantiza por

si sola los beneficios. Los beneficios llegarán al máximo sí la curva de CMg corta a la

de IMg de abajo hacia arriba; lo que es imprescindible, pero esta condición por si sola

no garantiza el éxito de los beneficios, es necesario que esté acompañada por una

estructura eficiente de precios (condición donde el p*>CMe) de la empresa monopólica.

5.1.8 El Monopolista maximizador del beneficio a Largo Plazo

El Largo Plazo es un período de tiempo tan prolongado que permitiría a una empresa

cambiar su escala de planta y de esta manera planificar su futuro, éste podría ser

analizado como una serie de sucesivas situaciones de corto plazo.

En el Largo Plazo las unidades productivas pueden entrar o salir de las distintas

actividades económicas, lo que significa, que una actividad de pérdida económica en

este período de tiempo sería inconcebible (ya que en el largo plazo todos los factores se

pueden modificar). Las acciones adoptadas por los empresarios, provoca que cualquier

tipo de actividad económica y que cada utilidad excesiva en el corto plazo, en el largo

plazo desaparezcan, de esta forma a través de la entrada y salida de recursos, todos los

mercados tienden a eliminar cualquier tipo de beneficio o pérdida, hasta dejar la

situación en volúmenes normales.

Ahora, con respecto al punto óptimo de producción, éste se da a largo plazo bajo

las mismas condiciones de maximización del beneficio a corto plazo, donde el IMg L/P

es igual al CMg L/P, en este punto se elige el stock de capital que dé lugar a las curvas

de costo medio y costo marginal de corto plazo (CMe y CMg de c/p).


P á g i n a | 52

Con este stock de capital, el CMg de c/p pasa por la intersección de las curvas de

CMg y de IMg de largo plazo, punto donde Q* representa la cantidad maximizadora del

beneficio a corto plazo, la que tiene asociado un precio de P*, tal como lo indica la

siguiente figura, donde el beneficio económico a largo plazo esta representado por el

área achurada.

Figura:

La cantidad que maximiza el beneficio a largo plazo es Q*, punto donde el IMg

es igual al CMg de largo plazo, asociado a un precio de P*. El stock óptimo de capital a

largo plazo, da lugar a la curva de costo marginal de corto plazo (CMg c/p), la que pasa

por la intersección de CMg de L/P e IMg.

El que persistan los beneficios económicos propios de monopolio en el largo

plazo, dependerá de las fuente que lo originó. Por ejemplo, si sus rivales desarrollan

sustitutos de factores que antes eran controlados en exclusivo por el monopolista, en el

de los productos patentados, si se desarrollan productos similares que fuesen capaces de

sustituir al original y no violen las patentes existentes.


P á g i n a | 53

Otro caso son las franquicias y la posición de monopolio que éstas brindan sólo

son temporales, pero existe una excepción y ésta corresponde al monopolio natural, ya

que los beneficios económicos netos de este tienden a mantenerse estables en el largo

plazo, debido a la estructura de costos que éstos presentan, con un costo medio

descendente en el 1argo plazo. Algunos economistas sostienen que los beneficios

derivados de una posición monopólica deberían capitalizarse y de esta manera sería

incluida en los costos totales medios de la empresa.

Dicho de otra forma, si un monopolista está obteniendo realmente beneficios

derivados de su posición y si usted quisiera comprar su empresa, tendría que pagar el

valor presente (descontado) de estas ganancias monopólicas y la curva de costo total

medio (CTMe) a la cual usted se enfrenta sería por consiguiente, mayor a la curva de

CTMe que debió enfrentar el propietario actual de la empresa.

En síntesis, al capitalizarse los beneficios hará que los costos totales (CT)

aumenten por un valor igual al beneficio neto, lo que se traducirá en beneficio igual a

cero en el largo plazo, por lo tanto no existirá un incentivo económico para la entrada de

un nuevo competidor al mercado.

5.1.9 “ Monopolista maximizador de la Producción.”

Hasta este punto hemos supuesto que el único objetivo del monopolista, es la

maximización del beneficio económico y frente a este tema hemos analizado todas las

decisiones que implicaba este supuesto en lo referente al precio y la producción.

Ahora pasaremos a analizar un modelo alternativo de maximización, que plantea

el economista William Baumol, catedrático de la Universidad de Princeton, este


P á g i n a | 54

economista argumenta que el objetivo del monopolio es maximizar su producción en

lugar de maximizar su beneficio, sostiene que en el monopolio las presiones

competitivas son casi nulas en consecuencia la mayoría de los directivos de estas

empresas suelen disfrutar de un cierto grado de libertad para perseguir sus propios

objetivos, no siendo éste, el mismo argumento para el caso de empresas competitivas,

ya que las presiones competitivas no permiten a los directivos de este tipo de industria

aislarse de la maximización del beneficio.

Baumol afirma, que los directivos que pertenecen a este tipo de organizaciones

se valen de la discreción de que gozan para producir una cantidad superior a la que se

maximizaría el beneficio de la empresa.

Los mismos directivos, según la hipótesis de maximizar los beneficios, éstos

maximizarían la producción, pero sujetos a una restricción, la que sería, maximizar la

producción siempre que el beneficio económico no disminuya y traspase un

determinado nivel. Si suponemos que este nivel es cero y es el alcanzable a largo plazo

en condiciones de mercado de Competencia Perfecta, frente a esta situación cabe

preguntarnos:

¿Qué haría exactamente una empresa de este tipo?

Si analizamos este caso, en una empresa monopolística cuyas curvas de demanda,

ingreso marginal y costos están representadas en la siguiente figura:


P á g i n a | 55

Un maximizador de la producción producirá en el punto donde la curva de demanda

corte la curva de CMeL, en cambio el maximizador del beneficio producirá en Q* y

venderá a un precio de P*.

La maximización de la producción está sujeta a la restricción de no registrar

pérdidas, es decir, que el beneficio económico no sea negativo y por lo tanto esto

conducirá al monopolista a producir en el punto B de la gráfica, es decir, en Q’

cobrando un precio P’, por consiguiente, con este precio y cantidad, la empresa obtendrá

un beneficio económico nulo, no puede vender ninguna cantidad mayor y evitar una

pérdida.

Es importante señalar que los accionistas disfrutan de un menor bienestar

maximizando la producción en vez de maximizar el beneficio (puntos A y B de la

gráfica), ya que como se puede apreciar en la gráfica anterior, los accionistas pierden el

beneficio, es decir, el área achurada de la figura, pero los clientes disfrutan de un mayor

bienestar ya que el precio que éstos pagan es más bajo y por ende la cantidad a comprar

es mayor.

Por último, este modelo ha gozado de algún respaldo desde que se expuso por

primera vez en los años cincuenta y ha sido bastante criticado, pero las críticas tienen
P á g i n a | 56

fundamento, podemos citar un ejemplo de éstas; las remuneraciones de los altos

ejecutivos van ligada en gran medida a la rentabilidad de la empresa, razón por la cual

los induce a no dedicarse a la maximización de la producción, debido a las

consecuencias que este modelo trae, por ejemplo la pérdida del beneficio para los

accionistas

5.1.10 “Curva de Oferta de un Monopolista”

Aún, cuando gran parte del análisis del comportamiento de la empresa Perfectamente

Competitiva se aplica al Monopolio, en lo que se refiere a la curva de Oferta difieren

completamente.

En Competencia Perfecta la curva de CMg corresponde a la curva de oferta de la

empresa competitiva y la curva de la industria se obtiene de la suma horizontal de todas

las curvas de costos marginales de las empresas que lo conforman, el precio lo establece

el mercado y las empresas producirán cuanto les convenga a este precio. O sea hasta el

punto donde el IMg sea igual al CMg, pero como el IMg es igual al precio, producirán

hasta igualar el costo marginal con el precio.

En monopolio la situación es bastantemente distinta, ya que su comportamiento

no puede encasillarse en la definición de oferta y una curva de oferta se puede definir,

como un conjunto de puntos que muestra el precio mínimo al cual se ofrecerá una

cantidad determinada, (posición mínimo precio).

Esta definición difiere en extremo del comportamiento del monopolista, ya que

para éste no existe una relación única entre precio y cantidad ofrecida, esto ocurre,

porque el monopolista no es un precio aceptante (establece su propio precio y vende lo

que la curva de demanda le permita al precio establecido), todo esto significa que no

existe una correspondencia única entre precio e IMg, cuando se desplaza la curva de
P á g i n a | 57

demanda en el mercado, razón por la cual se dice que el monopolista no posee una

curva de Oferta, sino más bien una “Regla de Oferta”, la que consiste en igualar el IMg

con el CMg.

Para ejemplificar mostraremos dos situaciones:

La primera situación nos muestra dos curvas de demandas diferentes, Dl y D2,

con un mismo precio maximizador del beneficio, obteniéndose como resultado dos

cantidades distintas (Ql y Q2) las que son ofrecidas por el monopolista, en esta situación

no existe una relación única entre precio y cantidad ofrecida.

La segunda situación, corresponde a una situación contraría, nos muestra el caso

en el cual el monopolista está dispuesto a ofrecer una cantidad Q para dos precios

diferentes derivados de dos curvas diferentes (ver gráfica).


P á g i n a | 58

Por lo tanto, en este caso podemos volver a apreciar claramente la no–coincidencia entre

precio y cantidad y esto ocurre, porque el monopolista no posee una curva

independiente de demanda para su producto.

5.1.11 Monopolista Multiplanta

Hasta el momento, hemos trabajado con el supuesto que el monopolista posee una sola

planta, la cual abastece a todo el mercado; pero esto no es necesariamente así.

Supongamos que el mercado con toda su industria productiva se monopoliza, por

consiguiente, las empresas que conforman el mercado pasan a ser del mismo propietario

y por lo tanto, cada unidad productiva pasa a ser una planta más de una gran empresa

llamada monopolio.

Cuadro explicativo de la maximización del beneficio en un monopolio de varias

plantas.
P á g i n a | 59

Si el monopolista decide producir una unidad, la mejor opción será que la

produzca en la planta uno, ya que posee un costo marginal menor para la primera unidad

($l.92<$2.04), si la producción aumenta a dos unidades, ambas deben ser producidas en

la planta uno, ya que continúa con un costo marginal menor, esta situación cambia en el

momento que se decide producir la tercera unidad, ya que para ésta, la planta dos es la

que presenta un costo marginal menor.

Produciendo las dos primeras unidades en la planta uno y la tercera en la planta

dos, el monopolista alcanza un costo marginal de $2.04, lo cual es menor que el que
P á g i n a | 60

obtendría produciendo en una sola planta, posteriormente se hace el mismo

razonamiento para cada unidad sucesiva de producción.

En la figura (b) de la gráfica 1, podemos apreciar las curvas de CMg e IMg y su

intersección en el punto E; el que corresponde a ocho unidades que se venden a un

precio $3.08, precio máximo que le permite cobrar el mercado, en este punto también

nos indica la combinación precio cantidad de producción que maximiza el beneficio.

El costo marginal del monopolista para las primeras ocho unidades es $2.24, en

la gráfica se extiende una línea punteada que conecta las figuras (a) y (b) a dicho nivel y

que a la vez intersecta las curvas de CMg de las plantas El y E2, puntos en que el

CMg1=CMg2=CMg=IMg, correspondiendo a cinco unidades para la planta uno y tres

unidades para la planta dos, con un total de ocho unidades que corresponden al punto

donde se maximizan los beneficios.


1
…La gráfica y el cuadro explicativo del monopolio multiplanta fue extraída del libro Teoría
macroeconómica, autores C.E. Ferguson y J.P. Gould, Fondo de Cultura económica, editorial, Paginas
284,285…..
P á g i n a | 61

En síntesis, un monopolista multiplanta maximiza sus beneficios, produciendo en un

punto donde el costo marginal de varias plantas sea igual al ingreso marginal y la

asignación óptima de la producción entre las diversas plantas requiere que cada planta

produzca un volumen en el que el CMg de la planta sea igual al valor común de los

costos e ingresos marginales de varias plantas; en el nivel de producción de equilibrio

del monopolio.

9.1.12 Análisis del monopolista multiplanta a largo plazo:

A largo plazo el monopolista con una sola planta ajusta su tamaño y obtiene la

producción donde el costo marginal de largo plazo sea igual al ingreso marginal; en el

caso del monopolista que posea varias plantas, la condición de equilibrio que debe

cumplirse es la misma que la anterior, pero con la diferencia de que el monopolista

ajusta no tan sólo el tamaño de sus plantas sino que también sus números, éste tiene la

capacidad de cerrar las plantas no rentables y abrir otras nuevas.

En fin, para el monopolista multiplanta el equilibrio a largo plazo se obtiene en

el punto donde el costo marginal de largo plazo sea igual al costo marginal de corto

plazo y éste igual al ingreso marginal; y el costo medio de largo plazo sea menor o igual

al precio (ver gráfica).


P á g i n a | 62

5.1.12 Condición del cierre del Monopolista

La magnitud de los beneficios del monopolista depende de la relación que existe entre

sus costos medios y la demanda de su mercado a la cual se enfrenta. Es por esta razón

que el monopolista maximizador del beneficio, estará dispuesto a producir con pérdidas

en el corto plazo, sólo si el precio de mercado es superior a sus CVMe, caso contrario si

el precio es menor a los CVMe el monopolista estaría absorbiendo las pérdidas a todos

los posibles niveles de producción y la decisión mejor en el corto plazo es el cierre de la

planta.

Para visualizar mejor esta situación analizaremos la gráfica de la cual se puede

extraer una importante observación; la condición maximizadora del beneficio es

necesaria pero no suficiente para que el monopolista obtenga una utilidad económica, en

la gráfica el IMg corta al CMg en dos puntos Qo y Ql.


P á g i n a | 63

En Qo el IMg corta al CMg desde abajo, lo cual significa que Qo corresponde al

nivel de beneficios más bajo, comparado con cualquier otro nivel de producción

cercano. Es por esta razón que Qo es considerado como un punto de beneficio mínimo

local, ya que si la empresa aumenta o reduce su producción, obtiene mayores beneficios.

Para ejemplificar, consideremos un nivel de producción inferior a Qo, en este

punto las utilidades percibidas por la reducción en la producción (CMC), son mayores a

las pérdidas (IM), en este caso la empresa elegirá un nivel de producción inferior a Qo.

Considerando un nivel de producción superior a Qo concluiremos también que es más

beneficioso para la empresa, ya que las ganancias derivadas por el aumento de las

ventas (IM), son superiores a los costos de las mismas (CMg).

En Ql la intersección se produce desde arriba hacia abajo, lo que significa que en

este punto la empresa genera el mayor beneficio comparado con cualquier otro nivel

cercano de producción, es por esta razón que a Ql se le denomina punto de máximo

beneficio local.

Aunque Q1 genera más beneficios que cualquier otro nivel de producción, la

empresa no supera sus CVMe, por lo que es mejor que no se produzca nada.
P á g i n a | 64

Q1 además de ser un punto de máximo beneficio local, es un punto de máximo

beneficio global, con esto nos referimos a que ningún otro nivel de producción

incluyendo el nivel de producción cero genera mayores beneficios.

En monopolio, el punto de máximo beneficio global se puede encontrar en el

segmento ascendente o descendente de la curva de CMg, eso sí debe ser en un punto

donde el IMg corte desde arriba al CMg.

En conclusión un monopolista maximizador del beneficio buscará un nivel de

producción tal que se cumpla la condición CMg = IMg y este último a su vez sea menor

que el precio, además, la curva de demanda de este monopolista debe situarse por

encima de la curva de CVMe, en todos los niveles de producción.

5.1.14 “Índice de Lerner”

Algunos economistas consideran que cualquier empresa que pueda modificar su precio

mediante un ajuste en la producción, presenta algún poder de monopolio, razón por la

cual el profesor Abba Lerner nos ha brindado otra medida de poder de monopolio y esta

es el llamado Indice de Lerner; el que mide el margen sobre los costos que maximiza el

beneficio del monopolista, específicamente corresponde a una alternativa para medir el

poder monopólico.

Al combinar la condición de la maximización del beneficio (IMg = CMg) con la

ecuación que demuestra que el ingreso marginal es:


P á g i n a | 65

Obtenemos el llamado margen sobre los costos que maximiza el beneficio del

monopolista, es decir;

Donde,

P = al precio del producto

CMg = costo marginal de producción del bien.

Por lo tanto, la ecuación anterior corresponde a la diferencia entre el precio del

producto y el costo marginal expresado como una fracción del precio maximizador del

beneficio.

Así, por ejemplo, si la elasticidad precio de la demanda a la que se enfrenta un

monopolista fuera igual a –2, el margen sobre los costos que maximizará el beneficio

sería el doble de su costo marginal; por consiguiente, el margen sobre los costos que

maximiza el beneficio es menor, cuanto más elástica sea la demanda y poniéndonos en

un caso extremo, cuando la demanda es infinitamente elástica, el margen sobre los

costos que maximizan los beneficios es igual a cero, lo que implica que el precio sea

igual al costo marginal (P = CMg), exactamente igual al caso de una empresa

perfectamente competitiva o así como también se puede dar que el CMg sea igual a $50
P á g i n a | 66

y el precio del monopolio de $100, por lo tanto, el Indice de Lerner será igual a 0,5 ó 50

por ciento.

Algunas veces, es necesario para calcular el Indice de Lerner conocer el CMg de

la empresa; pero otras veces es necesario inferirlo del comportamiento del monopolista;

con respecto a esto existen dos aspectos que se podrían observar:

a) En ocasiones se pueden examinar otros períodos, cuando no existe monopolio en

la industria; esto es posible si la industria tiene etapas periódicas de

competencia. Los historiadores económicos como Peter McCloskey han usado

este método para medir el poder de monopolio en las industrias del hierro

y el acero en el siglo XIX, en USA y Gran Bretaña, respectivamente.

b) Una alternativa corresponde en examinar otros mercados donde el monopolista

actúa como competidor; este método funciona en aquellos casos donde por

ejemplo, el monopolista tiene un monopolio nacional y actúa como un

competidor en un mercado internacional.

5.2 Monopolio natural

Un monopolio natural es un caso particular de los monopolios en el cual una

empresa puede generar toda la producción del mercado con un coste menor que

si hubiera varias empresas compitiendo.

Esto usualmente ocurre en mercados en los cuales se tiene que realizar una

altísima inversión inicia para ingresar, junto a elevados


P á g i n a | 67

costos de mantenimiento de la estructura productiva para atender un mercado

que, adicionalmente, es limitado. Así, los incentivos para que firmas adicionales

a la primera ingresen en el mercado son bajos, dado que los costos totales

necesarios no disminuyen mientras que, al mismo tiempo y en el mejor de los

casos, solo se podría servir una parte de dicho mercado. Además, esta

participación de empresas adicionales también sería ineficiente: la replicación de

las estructuras industriales no conduce necesariamente a una mejora ya sea en la

cantidad o en la calidad del producto.

Un monopolio natural es una condición en la relación costo-tecnología de

una industria por lo que es más eficiente que la producción se concentre en una

sola empresa (exista un monopolio). En algunos casos, esto da el mayor

proveedor en la industria (a menudo el primer proveedor), una ventaja de costos

abrumadora con respecto a otros competidores potenciales. Este suele ser el caso

en industrias donde predominan los costos de capital (infraestructuras) y las

economías de escala que son grandes en relación al tamaño del mercado,

existiendo así importantes barreras de entrada.

Este suele ser el caso empresas dedicadas a la explotación de la

infraestructura para la distribución del agua y electricidad o la red ferroviaria o

el aeropuerto de una ciudad, ya que el coste de instalar dos aeropuertos o dos

líneas ferroviarias es demasiado elevado como para que sea rentable. Otro caso

sería el de las empresas que explotan esas infraestructuras, aerolíneas,

comercializadoras y productoras de electricidad, donde si es posible la

competencia.
P á g i n a | 68

El costo de construcción de una nueva red que genere competencia es tan alto

que efectivamente impide a los competidores potenciales instalarse.

Al igual que con todos los monopolios, los monopolios naturales pueden

tener un comportamiento que abuse de su posición en el mercado, lo que

conduce a la necesidad de regulación del gobierno. La regulación gubernamental

también puede ocurrir a petición de una empresa con la esperanza de entrar en

un mercado dominado por lo demás por un monopolio natural.

El monopolio natural suele ser característico de las industrias que requieren de

una gran inversión para entrar en el mercado. Suele ser característico de

las economías de escala que se caracterizan por unos altos costes fijos.

El monopolio natural es creado por mandato del consumidor. El monopolio

natural no puede controlar precios porque se enfrenta a cinco límites:

a) La competencia potencial

b) El factor competitivo permanente

c) La elasticidad de la demanda

d) Los sustitutos

e) La ley de rendimientos decrecientes

El monopolio natural (siempre privado) subsiste, dentro de la competencia,

gracias al voto del consumidor emitido en proceso de mercado, conforme lo explica

la teoría de la imputación. Este mandato es esencialmente revocable por parte del

consumidor, que disconforme con su proveedor habitual, tiene la libertad de volcarse a

un productor alternativo.
P á g i n a | 69

Estamos frente a un monopolio natural si para el nivel de demanda existente es

más económico que produzca una sola empresa que dos o más. Esta situación se

produce cuando las economías de escala no se han agotado para el nivel de demanda de

mercado. Dicho de otra forma, en un monopolio natural el costo medio de producción

disminuye con la producción en todo el rango relevante. Una curva de costo medio

decreciente requiere que para cualquier nivel de producción el costo adicional de

producir la última unidad, es decir, el costo marginal, sea inferior al costo medio. Luego

si el costo medio es decreciente en todo el rango relevante, la curva de costos

marginales está por debajo de la curva de costos medios.

CMe

CM
RM(q p(q)a
) q
q q*
m
Monopolio Natural

Dados los monopolios regulados tales como los servicios de agua potable, los

servicios eléctricos, el sistema telefónico y la televisión por cable (“industrias de

redes”). Un monopolio natural será permitido cuando la demanda de servicios públicos

sea satisfecha de manera económica y reciente por un solo productor.


P á g i n a | 70

La existencia de economías de escala en el caso de estos servicios públicos hace que sea

deseable que únicamente haya un proveedor monopolista, pero será necesario que

intervenga el estado para impedir que se ejerza “poder de monopolio “, con todos los

impactos negativos que esto puede traer.

En estos casos, la regulación se vuelve importante debido a que su propósito es

el de asegurar el éxito de la interrelación de los agentes económicos. Aquí, la regulación

a través de la intervención en el mercado, reemplaza la “mano invisible” de la

competencia por una “mano visible”, debido a que el regulador (el Estado) debe trabajar

dentro de la empresa regulada induciéndola a producir los resultados deseados.

Un ejemplo clásico de monopolio natural son el mercado de las comunicaciones.

El sector de telecomunicaciones se diferencia de otros sectores prestadores de servicios

públicos, como agua o energía eléctrica, por el hecho que la difusión de nuevas

tecnologías puso en cuestión que algunos de sus subsectores continuasen siendo un

monopolio natural. Esto se debe a que, cada vez con mayor eficiencia, la información en

cualquiera de sus formas(voz, datos e imágenes) podrían ser transmitida de un punto a

otro utilizando infraestructuras satélites o redes terrestres de radio, que resultan en

exigencias de escala y plazos de implantación que en muchos casos son notablemente

inferiores a los de las infraestructuras cableadas.

5.2.1 Regulación al Monopolio Natural

Todos sabemos que la contratación del Monopolio Natural es la forma más

conveniente de abastecer al mercado, debido a la estructura de costos que este posee, se

pueden rescatar además otras ventajas como son la contratación de servicios a empresas

privadas, reside en que se coloca la producción fuera del alcance de burócratas, favores
P á g i n a | 71

políticos, coimas, etc; que suele alterar el costo del producto o servicio que se ofrecerá a

la comunidad.

Se puede dar el caso de una empresa que tiene costos fijos iniciales muy altos y

costos marginales constantes muy bajos, la demanda se ha agotado por completo,

mientras los costos medios muestran un comportamiento descendente. Con esta

información concluimos que la operación de esta empresa en pequeña escala, no tendría

sentido, porque los costos de producir aumentarían rápidamente si se redujera el tamaño

de la empresa Para el organismo regulador existen tres opciones:

a) Otorgarle una licencia que le permitiera elegir un precio y una cantidad de

producción que maximice el beneficio, obteniendo con esto los beneficios

propios que las economías de escala traen a los consumidores.

Es por esta razón que se requiere que el gobierno se involucre en la regulación

de dicha empresa. Y como se había citado en el punto anterior, la regulación

obligará al monopolista a cobrar un precio igual al CMg, como sería el caso, si el

producto se desarrollará en forma competitiva y eficiente, pero como el costo

marginal siempre está por debajo de los costos medios, ningún nivel de

producción podría producir un ingreso suficiente para cubrir el total de los

costos, es por esta razón que es imposible obtener beneficios, por lo tanto la

empresa irremediablemente sufriría pérdidas las que ocasionarían el cierre en el

mediano o largo plazo.

b) Otra solución seria, imponer un precio tope, lo que significa fijar un precio

máximo por cada unidad, por encima del cual el productor no podría fijar

legalmente su precio, dicho precio equivale al costo marginal más un subsidio al


P á g i n a | 72

monopolista a fin de mantener sus operaciones, este modelo no es muy común

por lo que implica el uso del dinero tomado de los Impuestos.

c) Por último, la opción es fijar un precio por el costo medio, es decir fijar el precio

que cobra el costo medio por unidad más una tasa de rendimiento justo Esta

opción permite reducir el costo de la eficiencia para los consumidores, puesto

que se le transfiere una parte de los ingresos potenciales del monopolista,

disminuyendo la pérdida neta del bienestar social, es importante mencionar que

más que una solución es un compromiso cuya principal virtud es que no requiere

ingresos fiscales para subsidiarios.

Teniendo en consideración que el monopolio natural es el más perjudicado por la

regulación, quisimos presentar algunas alternativas que contribuyan a disminuir en

alguna medida el perjuicio que representa para este tipo de empresas la regulación.

Adicionalmente a los elementos brevemente descritos en torno a la existencia de

monopolios naturales y su regulación por parte de los estados, su existencia puede estar

abonada con políticas de cobertura de servicios públicos.

Existen situaciones en donde la aplicación de subsidios cruzados puede ayudar a costear

la ampliación de redes y de cobertura de servicios, en cumplimiento de políticas de

acceso universal a estos servicios. Esto se explica en que el costo para prestar servicios

de redes (Ej. Agua, alcantarillado, electricidad, etc) no es el mismo en todos los

usuarios, ya que algunos tendrán por razones de ubicación, geografía, etc, costos de

conexión más altos que otros casos, habiendo algunos usuarios que no podrán pagar

dichos costos, en esos casos se aplican tarifas donde no se tiene en cuenta el costo real
P á g i n a | 73

de cada conexión sino se aplica una escala tarifaria en función a diversos factores, entre

ellos la capacidad de pago del usuario. En todo caso el costo total operativo de la

empresa prestadora de servicios deberá estar cubierto con los ingresos totales.

De aplicarse este tipo de políticas de acceso universal el servicio no podría

abrirse a la libre competencia, ya que el monopólico no estaría en igualdad de

condiciones para competir con los potenciales entrantes, debido a que éstos no tienen la

carga económica del subsidio y por ende podrían aplicar menores tarifas atendiendo

solo a segmentos rentables del mercado donde existe capacidad de consumo, dejando a

cargo del monopolista los segmentos deficitarios.

En el largo plazo la apertura de la competencia, afectaría la capacidad

económica financiera de las empresas prestadoras del servicio, así a los usuarios más

pobres que no se podrán beneficiar de la ampliación de cobertura del servicio.

5.2.2 Ejemplos de Monopolio Natural:

Empresa de monopolio natural en el mercado de servicio de agua potable, alcantarillado

sanitario y energía eléctrica.

La mayoría de los monopolios naturales corresponden a servicios públicos.

Ejemplos tradicionales son la telefonía fija, la transmisión y distribución eléctrica, la

distribución de agua potable y recolección de aguas servidas, y las carreteras. Industrias

que hoy son monopolios naturales no lo fueron necesariamente en sus comienzos. Por

ejemplo, cuando se inició la telefonía, a veces diversas empresas servían una misma
P á g i n a | 74

zona, pero con el tiempo se dieron cuenta que fusionándose lograban reducir costos y

aumentar la utilidad de los consumidores.

 Empresa EPS Tacna S.A.

 Empresa Electrosur S.A.

5.3 El monopolio discriminador de precios

El monopolio discriminador de precios es aquél que pone diferentes precios según las

características del mercado, del producto o de los consumidores para obtener mayor

beneficio económico.

La forma ideal de la discriminación de precios es cobrar de cada comprador

lo máximo que el comprador está dispuesto a pagar. Así la curva de ingreso marginal se

convierte en idéntica a la curva de la demanda. El vendedor va a vender la cantidad

económicamente eficiente, capturando la totalidad del excedente del consumidor y

aumentando sustancialmente los beneficios.

Es por esta razón, que los directivos de las empresas que tienen una posición

monopólica se enfrentan a una tarea más difícil que los que dirigen empresas

competitivas; los primeros (directivos) además de tener que preocuparse por las

características de la demanda, deben establecer una brillante estrategia de precios y de la

búsqueda de esta estrategia nace la discriminación de precios, la que se refiere a la

capacidad de cobrar diferentes precios a distintas personas y/o cobrar diferentes precios

a unidades sucesivas de productos adquiridos por el mismo comprador, también puede

incluirse dentro de esta definición, la situación en que el monopolista cobra precios

uniformes siempre y cuando los costos de producción difieran para cada cliente.
P á g i n a | 75

El objetivo y mayor motivación del monopolista discriminador son que a través

de esta actividad logra potenciar sus beneficios con un mismo nivel de producción, lo

que se traduce en un aumento de los ingresos totales.

Es necesario presentar ciertas condiciones para poder discriminar:

Primera condición:

Este comportamiento sólo lo pueden aplicar empresas que posean un cierto

grado de poder de mercado, es decir, que establezcan sus propios precios.

Segunda condición:

La base de la discriminación es la segmentación, por esto que la empresa debe

ser capaz de dividir su mercado en su mercados, los cuales deberán estar

completamente separados en el sentido de que cuando se establezca un precio

distinto para cada uno no exista la motivación de la reventa o el arbitraje que

elimine la demanda del mercado al que se le cobra un precio más alto, por

consiguiente es más fácil llevar a cabo la discriminación de precios en servicios que

en productos. Un ejemplo de esto se da en los cines, los cuales tienen diferentes

precios tanta para estudiantes como para las personas de la tercera edad y público en

general; otro caso es el de las peluquerías, en donde los precios difieren según la

edad de los clientes (niños, lolos y adultos).

Tercera condición:
P á g i n a | 76

Los compradores deben pertenecer a diferentes mercados y tener diferentes

elasticidad precio de la demanda; éste es el caso de los consumidores residenciales y

comerciales del servicio de energía eléctrica, otro caso son los clientes de las

empresas aéreas, (turistas, ejecutivos, etc.).

Una vez cumplidas estas condiciones el siguiente paso para el monopolista es

establecer el precio y la cantidad que ofrecen para cada uno de los mercados en los

cuales participa.

Quien determina estas condiciones será el costo marginal, se venderá en cada

mercado hasta el punto en el cual se igualen el IMg con el CMg.

Situaciones a analizar:

• Si el ingreso marginal en el primer mercado es mayor al costo marginal, se

podrían aumentar los beneficios incrementando las ventas, o sea disminuir el precio.

• Si el ingreso marginal en el mercado es menor al costo marginal, se aumentan

los beneficios, sólo si disminuye el actual nivel de ventas, esto se consigue

aumentando el precio.

A simple vista se extrae que el incentivo de esta técnica es aumentar el beneficio

económico de la empresa, a través de la reducción del excedente del consumidor

(Ver apartado N°1 del excedente del consumidor), sin embargo, no todos los

monopolistas pueden llevar a cabo una discriminación de precios rentable, ya que

detrás de la discriminación existen problemas que se asocian a ésta. Podemos

mencionar como uno de éstos, el problema de la distribución de un nivel dado de

ventas entre sus mercados; otro problema seria el determinar el nivel óptimo de

ventas y por consiguiente el precio a cobrar en cada uno de los submercados, pero
P á g i n a | 77

para realizar este análisis se necesitan datos sobre los costos, situación analizada con

anterioridad.

Debido a la importancia que merece la práctica de la discriminación de precios

para el monopolista, haremos un análisis con profundidad y extensión de cada uno

de sus tres grados y/o categorías.

5.3.1 Primer Grado: “Discriminación perfecta de precios”

Esta frase se utiliza para describir el mayor grado de segmentación del mercado

y corresponde a una de las estrategias que utiliza el monopolista para potenciar al

máximo sus ingresos.

El monopolista obtiene una discriminación perfecta de precios cuando logra

aislar a sus clientes potenciales, diseñándoles un programa de precios individuales

en el cual se establezcan precios distintos para cada cliente y para cada unidad

sucesiva que éstos adquieran, con esto consigue cobrar a cada comprador el precio

máximo que esté dispuesto a pagar por un producto determinado; razón por la cual

ocurre una transferencia de las ventajas mutuas que aporta el comercio, obteniendo

la totalidad del excedente del consumidor por parte del monopolio.

En esencia este modelo es un caso extremo, pero difícil de encontrar en la vida real,

ya que si cada consumidor llevara tatuada su curva de demanda, el monopolista

estaría en la capacidad de determinar exactamente el precio que deberá cobrar a

cada cliente y por cada unidad de producto. Pero, como esto en su extremo no

sucede, el monopolista debe tratar de extraer la máxima información de su mercado

y segmentar según el criterio mas apropiado; como por ejemplo: la edad, grupo al

cual pertenezcan, sexo, zona geográfica, etc.


P á g i n a | 78

Análisis Gráfico:

La estrategia de discriminación perfecta de precios extraerá todo el excedente

del consumidor existente y para ilustrar de manera más clara esta afirmación fijémonos

en las siguientes gráficas:

Supongamos que este monopolista tiene una cierta cantidad de clientes

potenciales, cada uno de los cuales posee una curva de demanda, como la que se

muestra en las gráficas, cabe ahora preguntarnos ¿Cuál es el máximo ingreso que

puede obtener el monopolista por la venta de Q* unidades de producción a cada

cliente?

Frente a esta interrogante podemos ver que en la gráfica A se muestra

claramente que si este monopolista tuviese que vender todas las unidades a un

mismo precio, este cobraría un precio equivalente a P*, obteniendo un ingreso total

de P*Q*; ahora si éste monopolista pudiese cobrar diferentes precios por cada

unidad de producción ganaría aún más (Ver gráfico B de la figura), por ejemplo, si

vende Ql unidades al precio P1, obtendrá un ingreso total de P1Q1, si vende las Q2–

Ql unidades restantes a un precio P2 obtendrá un ingreso total de P2(Q2–Ql), y así


P á g i n a | 79

sucesivamente, por lo tanto, si los intervalos en los que el monopolista puede dividir

el producto son relativamente pequeños, este tipo de fijación de precios hace

aumentar el ingreso total en el área del triángulo sombreado de la gráfica B de la

figura.

En síntesis, podemos mencionar que si el monopolista se hubiese visto obligado

a cobrar un único precio por todas las unidades producidas, el triángulo sombreado

hubiese sido el excedente del consumidor. Sin embargo, al cobrar varios precios por

cada unidad, el monopolista recoge todo el excedente del consumidor, ya que éste

pagará el máximo que estuviese dispuesto a pagar por cada unidad, por lo que no

recibe ningún excedente.

Concluyendo, lo más rentable que rescatamos de este modelo es la capacidad

que tiene el monopolista de absorber la ventaja mutua que aporta al comercio, sin

incurrir en la pérdida de la eficiencia propia del monopolio, con este

comportamiento no hay una pérdida de la eficiencia sólo transferencias.

5.3.2 Segundo Grado: “Discriminación por tramos o programa de precios

múltiples”

Este tipo de discriminación, corresponde a una versión más limitada de la

discriminación perfecta de precios y su principal diferencia es que no cobra un

precio individual a cada consumidor, sino que muestra una lista de precios que

incentiva a los consumidores a una autoselección (autosegmentación), es decir, que

se separen ellos mismos dependiendo del consumo deseado.

Este tipo de discriminación recibe distintos nombres como son, Fijación de

Precios Decrecientes por Tramos o Programa de Precios Múltiples y en esencia se

refiere a que asocia diversos precios con bloques de distintas cantidades que son
P á g i n a | 80

presentadas por el monopolista, a través de tablas o listas a cada consumidor, de

manera que se cobra un precio alto por las unidades iniciales hasta llegar al límite

del primer bloque y luego un precio más bajo por cada unidad adicional, esto

implica cobrar precios sucesivamente menores por la unidad marginal de un bien a

medida que se compra una mayor cantidad del mismo.

Con lo expuesto en la gráfica concluimos que la fijación de precios de partes

múltiples son más productivas, ya que se captura el excedente del consumidor

siempre que este relacionado inversamente con el volumen comprado.

Este tipo, de discriminación de precios permite cobrar un menor precio a los

clientes mayoristas o empresas, esto es beneficioso en el caso que el monopolista

discriminador sea natural, ya que al aumentar su producción y conseguir economías

de escalas, le es posible aumentar el bienestar del consumidor, incluso permitiendo

que la empresa obtenga mayores beneficios, esto se explica, porque la reducción en


P á g i n a | 81

los precios va acompañada de un ahorro generado por la disminución de los costos

unitarios permitiendo a esta empresa obtener beneficios saludables.

El problema se presenta para los consumidores que adquieran un nivel menor de

producción y tienen que pagar un precio mayor, lo que ocurre es que el monopolista

al no ser capaz de controlar el consumo de los compradores específicos, corre el

riesgo de caer en arbitraje, se puede dar el caso que uno de estos compradores

adquiera un nivel superior para poder a acceder a un precio más bajo y más tarde

revender el mismo producto.

Otro problema que presenta este tipo de discriminación es la arbitrariedad de la

lista de precios, ya que para algunos consumidores se les podría fijar un precio

demasiado alto y a otros demasiado bajo para poder aumentar al máximo el

beneficio de la empresa, implicando con esto un aumento en los costos provenientes

de la transacción.

Ahora daremos a conocer las principales diferencias que existen entre la

discriminación de precios por tramos y la discriminación perfecta de precios.

 En la discriminación de precios por tramos existe la misma estructura de

tarifas ara todos y cada uno de los consumidores; esto significa que no se

intenta ajustar los precios a las diferencias entre las elasticidades de los

compradores, y

 El reducido número de tarifa tiende a limitarse a la cantidad de excedente del

consumidor que puede recogerse.


P á g i n a | 82

5.3.3 Tercer Grado: “Discriminación Ordinaria de Precios”

La Discriminación Ordinaria de precios o también llamada de tercer grado,

corresponde a la práctica de cobrar precios distintos a los compradores de mercados

totalmente independientes; en donde la empresa no tiene ningún tipo de información

de las funciones de demandas individuales, pero conoce por experiencia que los

diferentes grupos de consumidores tienen funciones de demandas diferentes.

En este tipo de discriminación, la empresa puede clasificar a los consumidores

en grupos, de manera que la mayoría de aquellos que pagan un precio más alto no

pueden comprar en el mercado del precio más bajo; es decir, la discriminación

ordinaria ocurre cuando el monopolista divide la demanda del mercado en dos o más

grupos de clientes, en donde les cobra precios diferentes a los diferentes grupos; con

esto, el monopolista está tratando de explotar las diferentes elasticidades precio de la

demanda para los diferentes grupos. Este tipo de discriminación resulta solamente

rentable si los grupos de clientes que se pueden separar tienen diferentes elasticidad

precio y demandas.

Para facilitar nuestro análisis supongamos que el monopolista vende su

producción en dos mercados completamente distintos y tal vez será el único

oferente, tanto en el mercado interior de su producto, como en el mercado

extranjero. Ahora si este tipo de monopolista es un maximizador del beneficio, cabe

preguntarnos lo siguiente:

¿Qué precios debe cobrar y qué cantidades debe vender en cada uno de los

mercados?
P á g i n a | 83

Al graficar esta situación diremos que el ingreso marginal debe ser el mismo en

ambos mercados y la cantidad total maximizadora del beneficio será aquella en que

el valor común sea igual que el costo marginal. (Ver gráfica)

La figura nos muestra que en el panel A de la gráfica, la cantidad óptima está

representada por Q* unidades; en el mercado uno se vende Q* = 4 unidades al

precio de P* 1; en el segundo mercado (panel B de la gráfica) se ven den Q*= 6

unidades al precio de P*2, además la curva de ingreso marginal del monopolista que

vende en ambos mercados corresponde a la sumatoria horizontal de las curvas de

ingreso marginal de ambos mercados, es decir, el monopolista maximizador de las

utilidades y capaz de llevar a cabo una discriminación ordinaria de precios elegirá

una producción agregada en la que el ingreso marginal agregado sea igual al costo

marginal y asignara la producción que maximice las utilidades, de modo que el

ingreso marginal sea idéntico en todos los segmentos del mercado.2

2
…La figura que muestra al monopolista maximizador del beneficio que vende en dos mercados, fue
extraída del libro do Microeconomía y Conducta, Cáp. 12, Robert Frank. Primera edición, M. Graw Hill
editorial, página 448….
P á g i n a | 84

Al mirar nuevamente la grafica podremos darnos cuenta que el monopolista que

vende en ambos mercados cobra un precio más alto en aquel en que la demanda es

menos elástica con respecto al precio.

A continuación daremos a conocer para todos nuestros lectores algunos ejemplos de

discriminación de tercer grado:

• La práctica de cobrar a los diferentes clientes distintos precios por las

entradas para ver una misma película.

• Si un viajero regresa a casa de un viaje el domingo en vez de un sábado,

la tarifa aérea es menor.

• Doctores, abogados y asesores fiscales cobran tarifas diferentes a los

diferentes clientes.

• El corte de pelo para un niño cuesta menos que el corte de pelo para un

adulto.

• Los precios de las ropas son más altos a principios de temporadas que al

final de éstas.

• Y por último, el hecho que las elasticidades de precios de las personas

mayores y estudiantes sean más elevadas hace que resulte una buena

estrategia para los propietarios de los cines cobrar precios más bajos a

estos grupos de consumidores, etc.

Para finalizar este análisis y pensar en una mejor recepción de esta teoría por

parte de los lectores, nos hicimos la siguiente pregunta:

¿Qué tan deseable es la discriminación de precios ordinaria o de tercer grado desde

el punto de vista social?


P á g i n a | 85

Muchos autores afirman que la discriminación da como resultado una asignación

más eficiente de los recursos. El argumento general en vanos ensayos publicados en

la década de los 50’ y 60’ fue que la objeción que se le hace al monopolio, no es que

algunas personas ganen demasiado dinero, sino que el monopolio es el que conduce

a una mala asignación de los recursos de la sociedad, a través de la restricción de la

producción La discriminación de precios con mucha frecuencia da como resultado

más producción y por consiguiente, debiera conducir a un mayor bienestar, pero,

este argumento fue objetado por Yamey, quien fue el que mostró con un ejemplo

especial que un aumento rentable en la producción asociado con la discriminación

de precios no necesariamente aumenta el bienestar económico, sino que también

puede reducirlo.

5.4. Monopolio Bilateral

Un monopolio Bilateral es un mercado en donde cohabitan un monopolio de oferta y

uno de demanda, y en donde tanto el vendedor como el comprador pueden influir en los

precios. Es decir, existe a la vez por parte de los vendedores un u monopolio y por parte

de los compradores monopsonio u oligopsonio. Son bastante frecuentes pues

representan el intercambio de bienes no comunes, como por ejemplo la industria de

piezas especializadas.

En ese caso tanto el comprador como el vendedor se encuentran en una situación de

negociación ya que el poder de monopolio (haciendo que el precio suba) y el poder de

monopsonio (haciendo que el precio baje) se contra restan mutuamente. Puede ocurrir

que no se contrarresten del todo prevaleciendo uno de los dos poderes de forma

significativa.
P á g i n a | 86

En consecuencia, no existe una regla sencilla, su "resolución” depende del poder de

negociación de cada uno, de la información disponible etc. Incluso si las posiciones de

intercambio mutuamente ventajosas se explotan completamente, ello no conduce a la

determinación de una solución única; se puede decir que máximo se logra un óptimo de

Pareto por definición pero se presentan una infinidad de óptimos de Pareto, relacionados

con las “condiciones iniciales” del desarrollo de las transacciones. Uno de ellos puede

tener más tiempo y más paciencia o más capacidad de convicción, etc.

En tales condiciones la Ciencia Económica busca las características de los óptimos de

Pareto asociados a una u otra situación de monopolio bilateral, sin privilegiar ninguno

de ellos. Entre sus características son:

 Cada empresa mantiene su propia política, es decir son libres de activar el

mercado como mejor les convenga.

 Los precios en cantidades de bienes y servicios se establece mediantes la

negociación de un monopolio y un monopsonio.

 Causa precios más bajos de lo q hace un monopolio y causa precios más altos q

un monopsonio.

 Los productos q ofrecen son homogéneos, en algunos casos son semejantes mas

no iguales.

 Gran capital q le permite competir en el mercado sin ser eliminados ya que

existe productos poderosos.

5.4.1 ¿Cómo se produce el Monopolio Bilateral?


P á g i n a | 87

Se produce el Monopolio Bilateral cuando un productor es el único vendedor del

bien que produce y al mismo tiempo existe un único comprador de ese bien, es decir:

Dadas las condiciones que existen en este mercado es posible llegar a un acuerdo que

signifique un equilibrio entre las partes; con respecto al precio que se fijará y la cantidad

que se transará por período de tiempo, el análisis teórico no permite determinar a priori

la solución exacta, esta indeterminación tiene su origen en que el equilibrio en este caso

no sólo se basa en las condiciones de demanda y estructura de costos, sino que además

en la habilidad para negociar.

Por lo tanto, el comprender la situación final en la cual quedará este mercado

pasa por analizar la posición de cada una de las partes.


P á g i n a | 88

Como podemos apreciar en esta gráfica, el monopolista productor elevará al

máximo su utilidad cuando el ingreso marginal es igual al costo marginal, pero para

llegar a este punto implica convencer a su único comprador adquirir esa cantidad (Qs).

Por otro lado, el monopsonista (único comprador) podría obligar al monopolista

a comportarse como si estuviera en un mercado de competencia perfecta, esto significa,

igualar la función de Gasto Marginal (GMg) a la demanda. Cuando se intercecta el

GMg con la demanda, correspondiente al punto en donde puede comprar el

monopsonista.

Con respecto a la gráfica podemos ver que DD corresponde a la curva de

demanda del comprador único del mercado y DD e IM corresponden a la demanda e

ingreso marginal a que se enfrenta el vendedor monopolista; por consiguiente podemos

plantear que con respecto a la gráfica, el precio y la cantidad estarán finalmente entre Ps

y PB y Qs y QB respectivamente, cayendo de esta manera en una indeterminación

parcial del equilibrio final y sólo podemos llegar a definir el precio y el rango de la

cantidad de equilibrio.
P á g i n a | 89

5.4 Monopsonio

El Monopsonio es una condición del Mercado en la cual la Demanda total de una

Mercancía la ejerce un solo comprador.

El Monopsonio se produce generalmente con respecto a ciertos Factores de

Producción -como por ejemplo la Demanda de cierto tipo de Trabajo especializado- o

con materias primas y Bienes en proceso; existe Monopsonio de Bienes de Consumo,

además, en algunos casos especiales: el ejército de un país puede ser el único comprador

de cierta clase de equipo o armamento, o ciertos distribuidores o mayoristas pueden ser

los únicos demandantes de cierto tipo de Bienes que luego ofrecerán al público.

En el Monopsonio, al igual que en el caso del Monopolio, la Empresa

monopsónica ejerce un gran control sobre el Mercado y puede, dentro de ciertos límites,

deprimir los Precios de modo de obtener Ganancias extraordinarias. Ello sucederá hasta

que, si aumenta su Demanda, se encuentre con que es preciso pagar Precios más altos

para atraer nuevos oferentes. También es una situación teóricamente opuesta a la de

Competencia Perfecta.

En la práctica, salvo algunos casos particulares, los monopsonios sólo se

presentan en mercados locales relativamente reducidos o en circunstancias en que hay

una decisiva intervención gubernamental. También existe una estrecha relación entre las

situaciones de Monopolio y de Monopsonio: una Empresa monopólica se convertirá

fácilmente en el único comprador de ciertos Factores Productivos, especialmente

materias primas, productos semielaborados y otros insumos.

Se puede establecer una amplia variedad de categorías. En términos generales,

los mercados de bienes puede ser de competencia perfecta, de competencia monopólica,


P á g i n a | 90

oligopólicos o monopólicos. Para cada uno de estos cuatro tipos de organización del

mercado de bienes, el mercado de insumos puede ser un Monopsonio o un Oligopsonio.

Sin embargo, el principio analítico es el mismo independientemente de cuál sea la

organización de los mercados de bienes y de insumos.

El monopolista se enfrenta a una curva de oferta del insumo en cuestión que

presenta pendiente positiva, puesto que, debido a que él es el único comprador, se

enfrenta enteramente a la curva de oferta del mercado. El monopolista debe pagar un

mayor precio por la última unidad del insumo, pero, además, en el caso en que no sea

posible efectuar discriminación de precios al comprar el insumo, también debe pagarse

un mayor precio sobre todas la unidades previamente adquiridas.

La empresa que es competidor en su mercado de productos y monopolista en el

mercado de insumos, empleará un recurso hasta aquel punto en el cual el valor del

producto marginal sea igual al costo marginal del factor.

La curva de demanda de un servicio productivo en el mercado es la curva de

demanda del comprador individual en condiciones de monopsonio. Además si sólo se

utiliza un insumo variable en el proceso de producción, la curva de demanda es la curva

del producto del ingreso marginal del monopolista. El monopolista enfrenta una curva

de oferta del insumo de pendiente positiva y una curva más alta del gasto marginal del

insumo.

5.4.1 Características del Monopsonio

El monopsonio es una forma de mercado que se encuentra dentro de la competencia

perfecta y que tiene el inconveniente de tener un fallo de mercado por parte de la

demanda que, además, se dirige al mercado para satisfacer sus necesidades pero con
P á g i n a | 91

mayor poder que los oferentes. Dado todo esto, las características más comunes de un

monopsonio son:

 Producto único

 Gran cantidad de ofertantes, que en general no varían las condiciones del

mercado.

 Un solo demandante o muy pocos.

 No suele haber restricciones a la entrada de productores en este tipo de

mercados.

Monopsonio se da cuando en el mercado existe un solo demandante. Una sola persona

es la que compra toda la producción de un determinado bien a los oferentes. Por

ejemplo, si en una fábrica de España producen aceite, esta compraría toda la producción

de la materia prima. Esta empresa es la única compradora y el único jugador en el lado

de la demanda. Por ello tiene poder de mercado y puede influir en los precios del

oferente, en las cantidades producidas, etc.

Ejemplos:
P á g i n a | 92

 Fabricación de armamento, La fabricación de tanques y armas para el ejército es

el ejemplo más claro. El único demandante de este mercado es el estado. Es

cierto que son varios los estados que demandan este bien a los mercados, pero la

figura es la misma. La competencia es la misma en lo que se refiere a la oferta,

ya que los oferentes pueden ser varios, pero el único demandante es el estado. Es

la forma de mercado contraria al monopolio en cuanto a demandantes y

oferentes.

 Trajes especiales de bomberos, policías: Los trajes oficiales y que, además,

llevan elementos específicos y se realizan con materiales concretos, también se

venden en un mercado de monopsonio. Solo hay un demandante de uniformes

de bomberos y también un demandante de uniformes de policía.

 Piezas de productos concretas: Hay muchas empresas e industrias especializadas

en la fabricación de un determinado producto que es, para otras empresas, un

bien intermedio. Estas empresas que pueden fabricar una pequeña pieza, solo

tienen unos demandantes. Por ejemplo, los que fabrican una pieza para coches

tendrán, como únicos demandantes, a los fabricantes de coches.

CONCLUSIONES

Podemos concluir definiendo a un monopolio como “la propiedad de un

espacio en el mercado por un periodo útil de tiempo”, es decir una empresa

mantiene el control exclusivo sobre un grupo de consumidores, de una


P á g i n a | 93

característica peculiar de un producto o es dueña de cualquier otro atributo

exclusivo durante el tiempo suficiente como para obtener beneficios.

También el monopolista controla la cantidad de producción y el precio,

aunque no de manera simultánea, dado que la elección de la producción o del

precio determina la posición que se tiene respecto al otro; vale decir, el

monopolio podría determinar en primer lugar la tasa de producción que

maximiza sus ganancias para luego determinar, mediante el uso de la curva de

demanda, el precio máximo que puede cobrarse para vender dicha

producción.

Otro punto podemos observar que el Monopolio que no sea por parte del

gobierno siempre fue objeto de regulaciones desde hace siglos atrás lo cual

nos da a entender que la única autoridad a la que obedece el Monopolio es al

gobierno ya que esta vigila el funcionamiento del mercado y el comercios, a

través de regulaciones, instituciones, multas y otros métodos con el objetivo

de limitar la participación de un solo productor en un mercado específico y

evitar el surgimiento de los monopolios, y la posterior ocupación total del

segmento de mercado al que se dirijan.

BIBLIOGRAFÍA:

1) http://www.eseade.edu.ar/files/Libertas/10_2_Rothbard

2) http://www.ehu.eus/iaguirre/PM&E2012-2013/Tema3.PM&E2012-2013
P á g i n a | 94

3) Robert H. Frank. “Microeconomía y Conducta”. Mc. Graw Hill, primera


edición.
4) Curtis Eaton — Diane Eaton. “Microeconomía”. Grupo editorial Prentice Hall,
tercera edición.
5) http://www.gcd.udc.es/subido/catedra/presentaciones/economia_competenci
a_ii/monopolio_natural_y_teoria_de_la_regulacion
6) http://www.eumed.net/cursecon/dic/bzm/p/preciom.htm
7) https://bibliotecaeconomicavirtual.blogspot.com/2016/09/microeconomia.htm
l

También podría gustarte