Está en la página 1de 3

Introducción

Cada persona aprende de formas diferentes. Por lo que es muy importante que instituciones
educativas de todos los niveles tomen nota de cómo pueden explotar distintos estilos de
aprendizaje en beneficio de sus estudiantes, en lugar de imponer una sola forma de enseñanza
a todos de manera indistinta.

Origen y comienzo
Al principio, la investigación se centró en la relación entre la memoria y los métodos orales o
visuales. En 1904, Alfred Binet, un psicólogo francés, desarrolló el primer examen de
inteligencia, que generó interés en las diferencias individuales. El estudio de los estilos de
aprendizaje fue el siguiente paso: en 1907, la doctora María Montessori, que inventó el método
de educación Montessori, comenzó a utilizar materiales para mejorar los estilos de aprendizaje
de los estudiantes. La doctora Montessori creía que un alumno no demuestra su comprensión
sobre un tema a través de una prueba de opciones múltiples, sino a través de sus acciones.

De 1950 a 1970
El estudio de los estilos de aprendizaje entró en decadencia aproximadamente 50 años antes
de que resurgiera en la década del cincuenta. La decadencia tuvo que ver con que hubo un
incremento en la importancia que se le daba al CI y a los logros académicos. En 1956,
Benjamin Bloom desarrolló un sistema conocido como la taxonomía de Bloom, que fue otro
paso hacia adelante en cuanto a la definición de los diferentes estilos de aprendizaje. Isabel
Myers-Briggs y Katherine Briggs desarrollaron el indicador Myers-Briggs (MBTI, por sus siglas
en inglés). Se siguió avanzando cuando se introdujo el modelo de aprendizaje de Dunn y Dunn
en 1976, que generó instrumentos diagnósticos para las evaluaciones.

De 1980 a la fecha
A partir de la década del ochenta hasta el día de hoy, se desarrollaron varios métodos de
aprendizaje en base a descubrimientos previos. En 1984, David Kolb publicó su modelo de
estilo de aprendizaje, donde determinó que los estilos de aprendizaje están muy relacionados a
las habilidades cognitivas. En la década del noventa, el énfasis se coloco en que los maestros
se enfocaran en los distintos tipos de aprendizaje en el salón ajustando el programa de
estudios para incorporar cada estilo, de modo que todos los alumnos tengan la oportunidad de
aprender.

Taxonomía de Bloom
La taxonomía de Bloom se desarrolló en 1956 y clasifica seis distintos niveles de pensamiento
cognitivo: conocimiento, comprensión, aplicación, análisis, síntesis y evaluación. La estructura
de Bloom se diseñó en forma de pirámide, con conocimiento en la parte de abajo como la base
y evaluación arriba de todo. La taxonomía de Bloom se usa mucho en el aula hoy en día.

Modelo Kolb
resultado, piensa o asimila la información y finalmente actúa de acuerdo a la información. El actuarDe
acuerdo a David Kolb, el ciclo de aprendizaje consiste de cuatro etapas: experiencia,
reelección, pensamiento y actuación. Quien aprende experimenta el material, reflexiona acerca
del puede resultar en experiencias que hacen que el ciclo vuelva a empezar. Kolb designó un
nombre único para cada nivel: divergente, asimilador, convergente y acomodador.

Historia reciente
La pedagogía, que es el método de enseñanza de acuerdo a los estilos de aprendizaje, se ha
utilizado para capacitar a los maestros para que puedan usar distintos estilos de aprendizaje en
el aula. Ya que los maestros están acostumbrados a enseñar en su propio estilo, la idea es
introducir otros estilos en el salón. Con la introducción de cursos en línea, que cada vez se
usan más, la importancia de los estilos de aprendizaje a aumentado; los exámenes se
administran de modo que los cursos se personalicen de acuerdo a cada individuo.

¿Qué es un estilo de aprendizaje?


un estilo de aprendizaje consiste en una serie de características personales con las que naces
y que desarrollas conforme vas creciendo. Determina, entre otras cosas, a través de qué
actividades y sentidos tiendes a absorber información más fácilmente; ya sea a través de la
vista, el oído, el tacto, el habla, la toma de notas o una combinación de estas.

¿Cuántos estilos de aprendizaje existen?


Tenemos tres grandes sistemas para representar mentalmente la información, el sistema de
representación visual, el auditivo y el kinestésico. La mayoría de nosotros utilizamos uno
más.que otro, ¿por qué? Se desarrollan diferente en cada uno de nosotros y tienen sus propias
características.

A continuación, presentamos un breve resumen de tres de los estilos de aprendizaje más


conocidos.
1. Sistema de representación visual
El sistema de representación visual tiende a ser el sistema de representación dominante en la
mayoría de las personas. Ocurre cuando uno tiende a pensar en imágenes y a relacionarlas
con ideas y conceptos. Como por ejemplo cuando uno recurre a mapas conceptuales para
recordar ideas, conceptos y procesos complejos. Por lo mismo, éste sistema está directamente
relacionado con nuestra capacidad de abstracción y planificación.

2. Sistema de representación auditivo


Las personas que son más auditivas tienden a recordar mejor la información siguiendo y
rememorando una explicación oral. Este sistema no permite abstraer o relacionar conceptos
con la misma facilidad que el visual, pero resulta fundamental para el aprendizaje de cosas
como la música y los idiomas.