Está en la página 1de 6

1

“Seminario de Salud Ocupacional, Riesgos Psicosociales y Trabajo”


(3er Sem. DEMST)
03/06/2020
Erick Hurtado González

Reporte de seminario CAEEM y entrevista en cuanto a puntos más relevantes


explicados por J. C. Neffa, en torno a la investigación en torno a los RPST, tanto
en lo conceptual, como en sus posicionamientos en general en torno al trabajo.

Julio César Neffa explica que para hacer una apreciación adecuada de la relación
salud-trabajo es necesario abordarla desde diferentes disciplinas, técnicas cuali y
cuanti, tomando siempre a los trabajadores como punto de partida (en este caso
se refiere al trabajo asalariado en específico). Agrega que esta relación tiene una
dimensión física, psíquica y mental, y que se ubica en un tiempo histórico, con un
contexto y con características socioeconómicas propias.

La fuerza de trabajo, refiere Neffa, es la capacidad de los seres humanos para


transformar materias, generar servicios y conocimiento. El trabajo, por su parte, lo
define como la actividad voluntaria dirigida hacia una finalidad (es un valor), que
es creadora, que permite trascender, que es fuente de placer (no sólo de
sufrimiento), que tiene una dimensión social (con otros, para otros) y que además
es un factor de producción.

Enseguida, este autor refiere que el modo de producción hegemónico actualmente


–en Argentina, pero se puede extender también a las demás sociedades
occidentalizadas- es el capitalista, donde hay un agente central que es el
empresario, quien va a tener intereses contrarios al asalariado y donde el Estado
dirige pero no tiene un lugar central.

El proceso de trabajo en dicho escenario, incluye objetos, medios de trabajo y


fuerza de trabajo (los asalariados). Y Neffa señala que es A. Smith quien descubre
la división técnica del trabajo, que va a ser decisiva en el origen del capitalismo.
Agrega que después, en el S. XIX F. W. Taylor (un técnico de esa época)
2

consideró que había tiempo muerto en las fábricas, por lo que implementó la
organización científica del trabajo que incluyó:

 División técnica como protocolo


 Gestos de trabajo medido en segundos
 Estandarización de la materia prima y las personas para el puesto de
trabajo
 Sistema de remuneración según el rendimiento (que es algo después
extendido a sistemas de trabajo no industriales).

También se menciona como importante la contribución de H. Fayol y los manuales


de organización y métodos en el trabajo, que buscaban racionalizar y concentrar el
poder. Se inserta allí una diferencia entre concepción y ejecución, ya que los
trabajadores se ven compelidos a realizar cosas con las que no están de acuerdo,
reduciendo su margen de autonomía.

Todos estos antecedentes intensifican el trabajo, generan fatiga y provocan que


aumenten los accidentes y las enfermedades profesionales.

En el S. XX ya no se trabaja con herramientas como anteriormente lo hacían los


artesanos, sino con mecanización (trabajos fijos en cadenas de montaje que llevan
los insumos) en la producción masiva, con Ford como caso paradigmático. Existe
además un aumento de salario que integra a los trabajadores a la sociedad de
consumo. En este momento el proceso de trabajo se encuentra atravesado por 3
aspectos:

 División técnica
 Pérdida de autonomía
 División social del trabajo

Existen entonces normas que regulan la relación salarial, donde el asalariado tiene
aspiraciones contrarias a las del empleador, al trabajador le importa su salud y su
3

ingreso, al empleador su ganancia. Existen pues leyes en el trabajo, pero no se


reconocen las enfermedades psicosociales aún.

En los años 70 la OIT ya no sólo habla de Higiene y Seguridad en el Trabajo, sino


de condiciones de trabajo, y lo que las determina es el proceso de trabajo mismo.
Bajo la perspectiva de Neffa y las Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo
(CyMAT), término acuñado por él y su equipo de trabajo, no existe la
predisposición al accidente o a la enfermedad laboral, sino que estos se pueden
controlar cuando existe prevención, por lo que los accidentados o enfermos son
víctimas y no los causantes de problemas en el trabajo. Añade que el impacto de
las CyMAT se va a sentir primero en el cuerpo (dolor), y si falla la prevención
entonces provoca sufrimiento.

Este autor sostiene además que tan mala es la sobrecarga como la subcarga de
trabajo, así como que el trabajador debe estar informado sobre los riesgos del
trabajo, ya que si no es así deja la toma de decisiones al respecto en manos
solamente de ingenieros y médicos laborales. Así también menciona que la OIT
propone para hacer frente a esta problemática lo siguiente:

 Eliminar el riesgo en su propia fuente


 Aislar al trabajador respecto de los riesgos
 Reducir el tiempo de trabajo

Una cuestión que preocupa a Neffa es que los trabajadores no participan de la


prevención de riesgos de trabajo en comités mixtos de salud, seguridad y riesgos
de trabajo. Considera así mismo que no hay una política de prevención efectiva
porque no se percibe la liga Trabajo- Salud-Enfermedad, lo cual se deriva de los
siguientes problemas:

 Los empleadores invisibilizan o ignoran los riesgos laborales (se monetizan


en todo caso)
 Débil grado de conciencia de los trabajadores
4

 Prejuicios sociales de ingenieros y médicos del trabajo de que los riesgos


son ineliminables
 Los riesgos de trabajo en ocasiones son descubiertos décadas después
 La legislación laboral se encuentra atrasada

Neffa comenta que en los 70 existió un rechazo de los trabajadores a la


organización científica del trabajo y a las cadenas de montaje, así como a sus
consecuencias sobre la salud. Que eso coincidió con la caída de la productividad y
la caída de ganancias, es decir una crisis, y que a partir de esta la incertidumbre
es la norma. Se dio la flexibilización de la fuerza de trabajo y la reducción de los
salarios. Entonces hay un reajuste del capitalismo y aparece un nuevo paradigma
financiero y deslocalización productiva, acompañado de la privatización de
empresas estatales. Se da así la terciarización, donde para evitar impuestos las
empresas se van a otro país, hay un aumento de productividad caracterizado por
la innovación científica y tecnológica, y se da la subcontratación que implica que
los trabajos sean cada vez más heterogéneos y precarios. Se necesita mayor
calificación para tener trabajo, hay más exigencia de las empresas (control), se
pide involucramiento del trabajador y eso hace que la carga sea más intensa
ahora, sobre todo en lo psíquico-mental. El estado tiene cada vez mayor manejo
de la economía y crece la desigualdad entre ricos y pobres.

El autor aclara que actualmente los Riesgos Psicosociales en el Trabajo (RPST)


superan la vieja concepción de CyMAT, y que desde la concepción teórica
permiten hacer investigación en empresas, así como que requieren de varias
disciplinas y varias metodologías para su abordaje:

 Ergonomía
 Métodos cualitativos
 Metodología de la medicina
 Encuestas
5

Algunos de los RPST encontrados por Neffa y su equipo en las investigaciones


llevadas a cabo son los siguientes:

 Demanda psicológica al trabajador


 Margen limitado de autonomía
 Conflictos éticos o de valores
 Relaciones sociales conflictivas en el trabajo
 Mala relación con los supervisores
 Tener que controlar las emociones para trabajar
 Inestabilidad e inseguridad en el empleo

Se puede apreciar también que estudios epidemiológicos muestran que la mayor


parte de los problemas de salud como el infarto al miocardio, colon irritable,
depresión, accidentes cerebrovasculares o ulcera, son repercusiones de
problemas psíquicos y mentales por la forma en que está organizado el trabajo.

Concluye mencionando que quienes pueden intervenir para hacer la prevención


de los RPST son las organizaciones de los trabajadores.
6