Está en la página 1de 7

FTRI

ECÑ DE I A IAA
Las plantas han dejado de tener un interés exclusivo Francesc Fígols Giné
Ingeniero Industrial
para los botánicos. Algunos físicos y matemáticos
están aplicando la Geometría Proyectiva al estudio
del' crecimiento vegetal y demuestran que la Humanidad se ha ido adentrando
cada vez más conscientemente en los
perspectiva de las Ciencias biológicas puede cambian misterios de la Naturaleza. El pensa-
radicalmente con un enfoque geométrico. Estos miento científico de los últimos si-
glos ha enfocado la atención casi
estudios sugieren. que la enorme variedad de formas exclusivamente hacia el mundo inor-
que vemos en los seres vivos es solamente la, punta gánico y con los secretos arrancados
del iceberg, es decir, solamente el resultado visible de de este oscuro ámbito de la materia
inanimada, la técnica ha modelado
potentes fuerzas suprasensibles que actúan desde las en gran manera nuestra vida moder-
vastedades cósmicas. Quizás estemos a punto de na. En el lenguaje de los mitos clási-
descubrir la Geometría secreta de la Vida... cos, este lugar oscuro de la materia es
el reino de Plutón y desde el adveni-
miento de la era atómica, la era del
Las plantas nos hablan plutonio, hemos empezado a oír los
esde siempre, las plantas han temibles estruendos de las profun-
D hablado al corazón humano a didades.
través del esplendor de su color y de En realidad, los mitos son perso-
la individualidad de sus formas, pero nificaciones de los seres que, según la
¿cuál es el mágico secreto que se ex- visión espiritual de los antiguos, ri-
presa silenciosamente en el corazón gen y se manifiestan en las fuerzas de
de cada flor? Escondida en la maleza la Naturaleza. Así, según el mito grie-
del bosque o luciendo sobre el seto go, la joven Persefone, hija de Zeus y
del jardín, su mensaje eterno expresa de Deméter (la diosa Madre-Tierra o
las mil modulaciones de un tema su- Gaia), es raptada por Plutón, el dios
blime. Quizás bastaría con que fuéra- del Hades o de los mundos subterrá-
mos capaces de oírlo. neos, que la toma por esposa. Demé-
El hombre primitivo aún podía ter la busca desesperada por todas
escuchar este lenguaje de la Naturale- partes hasta que, al encontrarla pri-
za, pero lo hacía sumergido en un es- sionera de Plutón, solicita y obtiene
tado visionario, como de ensueño. de la benevolencia de Zeus, que Persé-
Todavía hoy los indígenas de algunas Fig. 1. Dos mundos opuestos: forte escape del Hades y goce de liber-
tribus amazónicas, africanas y austra- Estas ilustraciones representan dos mundos tad por lo menos durante la mitad
lianas pueden hacerlo. Fue este tipo opuestos. En la figura 1 podemos ver unas del año. Las celebraciones rituales de
de visión el que permitió a nuestros esf ras que provienen de un punto que este mito tenían lugar durante el oto-
antepasados el conocimiento directo irradia. Los puntos se proyectan hacia litera ño en el centro de Misterios de Eleu-
de las virtudes curativas de las plantas y se pierden en la distancia. O los podencos sis, cerca de Atenas.
y el que inspiró los Irritos y las leyen- ver como si se concentrare//I atraídos Las imágenes de este mito nos
das que nos han transmitido las cul- continuamente por un plinto que actl(a coleo dicen que Petséfone, personificación
turas de la antigüedad clásica. un centro de gravedad. Ambos movimientos de la biosfera terrestre, está encadena-
Pero, desde la aparición de la Fi- son característicos de las fiterzas físicas da en la parte material y visible, allí
losofía y más tarde con la Ciencia, la conocidas, típicas del espacio físico. donde Plutón reina, pero que existe

gl MARZO 2001 DYNA


Fig. 2. Siguiendo el Principio de Polaridad, En las figuras .3 y 4 las dos fnilias de esferas se interrelacionall y las podemos poner en
la figura 2 ilustra un proceso completamente movimiento con la imaginación. Desde el centro oscuro las esferas rojas crecen hacia litera,
distinto, que es polar respecto al anterior. expandiéndose hacia la periferia; desde el espacio exterior las esferas azules crecen hacia dentro
Aquí las esferas estría formadas por planos hasta que se pierden en el centro cósmico o infinito interior. Siempre que una entidad viva ilnis
que provienen del infinito, cada lulo con sil O metros esjerica comienza a formarse hay un equilibrio Anímico entre el espacio de tendencia
orientación y su cualidad propia. Se mueven céntrica representado por las esferas rojas y el espacio ele tendencia periférica representado por las
hacia un centro desde la distancia, esferas azules. La separación ele los dos centros origina una forma curva llamada lemniscata
estrellandose como olas sobre una playa al (que, curiosamente, coincide con el signo _que usan los 11Irlteniruticos para representar el
dirigirse hacia un infinito interior. O bien, infinito). El punto ele cruce de la lemniscata representa el lugar donde la raíz y el tallo se
en el 1110Uiilllerit0 contrario, se retiran a lo encuentran y donde la planta pasa de la tierra sombría alos reinos del aire y de la luz.
lejos, hacia la lejanrl periferia. Los planos no
se mueven a la manera de un proyectil como formas cambiantes, le están hablando dos: el de la materia, en que Pelsefone
lo hacen los plintos, sino que se ciernen o de la existencia de un reino distinto está atada y el de los arquetipos idea-
flotan hacia dentro O hacia fitera en relación del de Plutón, le hablan de la Persefo- les, en que ella es libre. En esta senti-
al centro. Cuando vienen !!lela dentro van ne libre, la que vive
envolviendo y moldeando desde fuera un en el mundo ideal
espacio vacío o hueco, completamente opuesto de los arquetipos.
en carricter a la esfera radial llena de puntos Se deduce de es-
que crece desde el centro en la figuni I. Este to que, si queremos
espacio vacío o infinito interior es también comprender la Natu-
un punto, pero es completamente distinto de raleza tal como se ex-
los pinitos llenos de materia del espacio físico. presa en las plantas,
En términos de espacio frico hay menos gire no tenemos más re-
mida en él: hay un espacio negativo, un medio que alcanzar
lugar donde se concentran las fuerzas la llave de dos mun-
cósmicas, las que son capaces ele generar y
modelar sustancia viva. El contraste entre Fig. S. Planta de diente
los dos centros es corro el que hay entre el de león.
polo de la oscuridad y el de la luz: si el centro El gesto envolvente de las
físico es oscuro, el centro cósmico es claro; si hojas jóvenes indica la
el primero es pesado, el scginldo es leve. presencia del hogar
Nótese la sabiduría del lenguaje cuando, en cósmico, que flota encima
inglés concede el doble significado a la de la sustancia misiva del
palabra light: ligero y luminoso. tallo. A medida que las
hojitas se despliegan y se
otro mundo no material en el que apartan, la esfera que
ella vive libre. El hombre moderno, envolvían se asemeja lilris
sumergido en su búsqueda de las le- a la copra de un cr/liz
yes de la materia, ha olvidado que las ofreciéndose al !aire libre
plantas, con su viviente belleza y sus y lleno de luz.

^ UYNA MARzo 2001 ®


Figs. 6 y 7. En estas ilustraciones podemos apreciar las for y lla.+ cónicas
Mlle viven en una planta de llantén.

do, la planta es como cl arco iris, una color brillante de


creación situada entre la oscuridad y la flor. Al avanzar
la luz, una síntesis de dos mundos la estación la
opuestos, representados también planta acaba des-
por la Tierra y el Cielo, y por el Yin y vaneciendo, cae y es reducida a pol- todos los organismos vivos y que
el Yang de la filosofía oriental vo, desmaterializándose dentro del puede ser científicamente comproba-
del Tao. Universo. do. En este ascenso y descenso sucede
Vemos que el Cosmos tiene sus un cambio radical, pues de un estado
Perséfone renace cada propias leyes vivas y sus ritmos, según de pura fuerza ligada al cosmos leja-
primavera los cuales organiza a la sustancia y la no se llega a uno más denso que lla-
El juego entre la luz, el aire y el guía a través de formas cambiantes, mamos `materia" y que ya es suscep-
agua crean esta maravilla que llama- hacia la condición inmaterial de una tible de ser pesada y analizada
mos arco iris. También las plantas fuerza celeste o la devuelve a las for- químicamente. Los minerales de que
crean la sustancia en sus hojas verdes, mas de materia densa y terrestre sus- están compuestas las plantas derivan
en concreto, el almidón, al asimilar ceptible de ser pesada y analizada. originalmente del espacio cósmico, al
los mismos elementos: luz, aire (dió- Goethe ya lo intuyó, formulándolo que ellas pertenecen por su interac-
xido de carbono) y agua. así en su Fausto (parte primera, esce- ción entre Tierra y Cosmos. Estos
El almidón se encuentra predo- na 1): minerales aparecen en los residuos de
minantemente en las hojas, zona me- ¡Cómo las partes se funden en el la planta en la etapa final de su vida y
dia de la planta. En el tallo, por la in- todo, cómo vive y acula lo uno en lo son absorbidos dentro de la tierra co-
fluencia de las fuerzas terrestres, se otro! mo una herencia del reino vegetal.
endurece y se convierte en celulosa, ¡Cómo suben y bajan las celestes Vemos la profunda verdad de la frase
llegando hasta la forma permanente f terzas y los áureos cubos entre ellas se "No es el suelo el que produce las plan-
de madera. Pero en el extremo supe- alcanzan! tas, sino más bien las plantas las que
rior y bajo la influencia del Sol, se ¡Y con ondas de bendita fragancia, han producido el suelo".
transforma en un elemento más deli- desde el cielo, en la tierra penetran, lle- El investigador francés H.
cado: el azúcar. El refinamiento de la nando de armoniosos sonidos todo el Spindler, que realizó sus estudios con
materia continúa a través de las eta- Universo! cultivos de algas, dice en un artículo
pas del néctar, del polen, de la fra- Es la expresión poética de un fe- publicado en el Bulletin du Labora-
gancia de los aceites esenciales y del nómeno maravilloso que se opera en toire Maritime de Dinard.• "Yo afirmo

® MARZO 2001 llYNA ^


que el mundo vivo u orgánico no se ha el mundo de las apariencias, cuando de las geometrías no euclidianas. Fue
apoyado sobre un mundo inorgánico las circunstancias vuelvan a ser favo- la obra de grandes matemáticos como
que lo habría precedido, sino al contra- rables. En la primavera, cuando la el francés Poncelet, los alemanes
rio, la corteza mineral del planeta ha naturaleza renace, la idea de la plan- Klein y von Staudt y los ingleses
sido elaborada por el planeta primor- ta, la Perséfone de los griegos, co- Cayley y Sylvester. Durante mucho
dial y vivo, un poco como la corteza mienza a encarnar de nuevo, alcan- tiempo, este bellísimo campo de la
casi muerta es producida por el árbol zando la cima de su existencia visible Geometría no recibió la suficiente
vivo': hacia la mitad del ario. No es exage- atención por parte de los físicos y ha
Cuando, después del juego de la rado decir que el universo entero está sido prácticamente desconocido por
vida, la planta material se desvanece, involucrado en esta reentrada de Per- los biólogos. Pero en las últimas dé-
su ser (la Idea viviente o arquetipo de sejone en el mundo visible. cadas ha sido redescubierto y ha aca-
la especie que la hizo germinar y cre- bado revelándose como la semilla de
cer sobre la Tierra) vuelve a los confi- Goethe y la Geometría desarrollos completamente nuevos,
nes del Cosmos. La semilla que deja Proyectiva con grandes posibilidades de aplica-
en la tierra, semejante al mineral, no La moderna Geometría Proyecti- ción a las ciencias de la vida.
es más que un áncora por medio del va se desarrolló a mediados del siglo Esta geometría cultiva un aspecto
cual el ser arquetípico de la planta XIX con el descubrimiento de los es- cualitativo e imaginativo de las mate-
encontrará el camino de vuelta hacia pacios de más de tres dimensiones y máticas que se aproxima enor-
memente a la experiencia que el cien-
tífico—artista Goethe tenía de la
Naturaleza. Veía la vida de la planta
como un triple ritmo de expansión y
contracción. Así, en la semilla la vida
de la planta está concentrada al máxi-
mo, en un punto. Con los brotes y
las primeras hojas aparece cl primer
desarrollo, la primera expansión espa-
cial en un plano. En el cáliz, las fuer-
zas se concentran otra vez hacia un
punto axial. La corola con sus pétalos
coloreados aparece en la siguiente ex-
pansión planar. Los estambres y el
pistilo son la siguiente concentración,
y del ovario fecundado hasta el fruto
tenemos la tercera y última expan-
sión. De ahí, la vida completa de
la planta se esconde otra vez en el
estado de máxima concentración: la
semilla.
La Geometría Proyectiva tam-
bién nos habla de puntos y de planos
que se relacionan y condicionan en-
tre sí. Así, el Principio de Polaridad
nos dice que `a cada punto le corres-
ponde un plano diferentemente orien-
tado en el espacio'', plano que se ex-
tiende hasta el infinito y que se

Fig. 8. Ayudados por una lupa binocular


podemos descubrir en los capullos de flor en
fases muy tempranas del desarrollo núcleos
receptivos internos y ocultos, infinitos
cósmicos en las profrindas entrañas de la
Naturaleza.

' DYNA MARZO 2001 ®


geometría ha permitido formu-
lar las "leyes" que rigen las rela-
ciones mutuas entre los objetos:
la bola cae por la pendiente, el
péndulo oscila, la manzana
(cuando deja de estar unida a
la vida) cae del árbol, etc. Pero,
por cierto, ¿cómo se las apañó
la manzana para subir al árbol?
Esta es una de las muchas pre-
guntas sin respuesta en este en-
foque unilateral, que, por dejar
el cincuenta por ciento de la re-
alidad fuera de consideración,
ha llevado a callejones sin salida
en cuestiones tan cruciales co-
mo el origen de la vida y el ori-
gen del ser humano (véase
"Datos para un nuevo paradig-
ma científico (2) - El enigma de
las rocas y el origen de la vida",
Dyna, marzo de 1999).
Matemáticos y físicos se-
guidores de las ideas de Goethe
como George Adams, Olive
Whicher y Louis Locher han
sido, en décadas recientes, los
Fig. 9. Algunas plantas 11C-yam a reproducir claramente en sus firmas, s u . filiación cósmica. primeros en considerar otra clase de
este ejemplar de diente de león podemos adivinar cometas, soles, bóvedas celestes cuajadas de fuerzas, que se describen corno peri-
estrellas. . . féricas o cósmicas y que actuando
desde el Cosmos que rodea a la Tie-
relaciona con la vasta extensión del eléctricas, fuentes de radiación, etc. rra, se manifiestan en los seres vivos.
Cosmos (Figuras 1-4). Contrapo- Todos irradian desde centros y se Para comprender el trabajo espa-
niéndolos a los conocidos elementos pierden hacia los lados en la periferia cial de las fuerzas cósmicas, entre las
físicos centrados en un punto, se nos que les rodea. Las fuerzas físicas pue- que se hallan las fuerzas de la luz so-
invita a pensar también en elementos den, por lo tanto, ser descritas como lar, tan importantes para la vida en el
y procesos de carácter planar, relacio- fuerzas centrales. En su conjunto Planeta, estos matemáticos desarro-
nados con planos infinitos y que en constituyen lo que podríamos llamar llan la idea de un "contraespacio" o
su verdadera naturaleza son afines a el polo terrestre de la Naturaleza. espacio negativo contrario al espacio
la periferia celeste y nos relacionan El problema es que la Ciencia físico normal. Hay muchos fenóme-
con las lejanías cósmicas. hasta hoy ha pensado que éstas eran nos y procesos de la Naturaleza que
las únicas fuerzas existentes y ha tra- aunque han estado siempre ante
¿Cómo se las apañó la manzana tado de explicar la Naturaleza viva nuestros ojos, no los hemos sabido
para subir al árbol? apoyándose exclusivamente en ellas. reconocer, precisamente porque ocu-
La mentalidad científica hasta Este ha sido el resultado natural de rren en ese contraespacio. Un ejem-
tiempos recientes ha sido predomi- pensar exclusivamente según la geo- plo lo tenemos en el fenómeno de la
nantemente newtoniana y con su metría de Euclides, profundamente ascensión de las savias desde las raí-
orientación unilateral sólo considera enraizada en la conciencia humana ces, que se explica por una succión
las sustancias y las fuerzas existentes desde hace más de 2000 años, inclu- desde arriba, desde el contraespacio.
en el espacio físico. Además, las con- yendo la época de Galileo, Descartes Otros fenómenos íntimamente de-
cibe siempre como una cualidad cén- y Newton, en la que se sentaron las pendientes de estas fuerzas del con-
trica. Así, todos los efectos físicos bases de la actual visión científica del traespacio son la germinación de las
irradian desde centros: polos magné- mundo. El estudio de la naturaleza semillas y la aparición de las yemas
ticos, centros de gravedad, cargas inanimada fundamentado sobre esa en las hojas y en las flores.

El MARZO 2001 DYNA


En el mundo vivo que nos rodea de hereje por la clase científica. Lo pecie de vacío que existe en el centro
se expresan pues dos formas opuestas cierto es que hasta ahora les ha sido y que podemos llamar "infinito inte-
de actividad. En la primera la materia imposible a los biólogos vincular de rior", permite a las fuerzas cósmicas
tiende a escaparse de los procesos vi- una manera coherente las formas y engendrar no sólo formas sino tam-
tales y a someterse a las fuerzas de ti- los fenómenos vivos que ellos con- bién materia nueva. Justamente ahí
po céntrico o de gravedad (la manza- templan a simple vista con las fór- donde la planta crecerá, se hará visi-
na madura cae del árbol), mientras mulas de la bioquímica y la genética ble y manifestará sus nuevos órganos,
que en la segunda forma de activi- molecular. está el espacio negativo, el vacío inte-
dad, cuando un organismo germina o La Biología ha tomado prestadas rior en el que irrumpirán las fuerzas
crece, son las fuerzas cósmicas o de de la Física todas sus nociones bási- cósmicas para llenarlo con sustancia
levedad las que predominan (la man- cas, convirtiéndose en una ciencia su- viva y nutritiva, sustancia cósmica
zana que se forma "sube" al árbol). bordinada. Para colmo, la vieja Geo- virgen. Y tomamos la palabra "vir-
Uno de los primeros objetivos en metría euclidiana del espacio, que en gen" en su significado profundo de
el nuevo paradigma que propugna- general ha explicado la naturaleza "nacida de la nada". (para una mejor
mos debería ser alcanzar con nuestra inorgánica, se ha demostrado ya insu- comprensión cíe los extraños fenóme-
conciencia científica moderna el do- ficiente en la Física de las partículas y nos de la aparición, desaparición y
minio de este lenguaje de los polos en la Astrofísica. Para superar estos transmutación de la materia en el in-
opuestos en acción constante en cual- escollos, los mismos físicos se han terior de las plantas, véase `Datos pa-
quier fenómeno natural. Ello no sólo concedido mucha más libertad ideo- 11/ un Muevo paradigma científico (1)",
es posible, como han demostrado lógica que los biólogos y ya no hay Dyna, noviembre de 1996).
Goethe y los científicos que le han duda que esta sujeción de la Biología Tocamos aquí el reino de la ma-
seguido, sino que es esencial para lle- a la Física ha dificultado su evolución gia divina y podemos comprender
gar a comprender la naturaleza de las propia. que en épocas menos materialistas
fuerzas que actúan en el Inundo vivo A los científicos que se esfuerzan que la nuestra, las labores de la siem-
y hasta para asegurar el futuro del en percibir los fenómenos de una bra y de la cosecha se acompañaran
planeta. manera sintética o global y no sólo siempre con cantos, plegarias y actos
analítica y parcial, el principio de po- de veneración en reconocimiento de
La Biología, una ciencia laridad de la Geometría Proyectiva les que estas actividades acercan al ser
subordinada permite establecer la relación entre el humano a las raíces espirituales sobre
El uso de los análisis químicos y centro y la periferia, es decir, la rela- las que descansa toda existencia te-
físicos como única herramienta siste- ción entre las fuerzas centrales físicas rrestre. De un modo instintivo y vi-
máticamente recomendada a los bió- y las fuerzas cósmicas suprasensibles. sionario, las civilizaciones antiguas,
logos ha marcado profundamente el Es una experiencia cualitativa total- como la hindú, la egipcia o la meso-
espíritu de los jóvenes investigadores. mente nueva que podría poner unas potámica, se daban perfecta cuenta
Aunque algunos presienten que una bases científicas y precisas a la biolo- de que la planta no se nutre única-
aproximación puramente materialista gía. Puede suceder que en el futuro mente de la tierra y de su entorno fí-
a los secretos de la vida no conduce a las leyes de la Física se revelen como sico, sino que las fuerzas invisibles
ningún progreso real, no saben qué casos particulares de leyes más uni- que dirigen sus ritmos de vida provie-
hacer para escapar del callejón sin sa- versales de la Biología que están aún nen del universo solar y estelar. Por
lida. por descubrir. eso trabajaban sus campos de acuerdo
Oficialmente se postula que es la con esos ritmos, no solamente del
estructura interna de la materia la Recuperar los ritmos cósmicos Sol, sino también de la Luna y de las
que, de una forma u otra, ha de con- En la semilla recién plantada no estrellas del Zodíaco.
tener necesariamente la clave de los encontraremos aún actividad cósmi- Este conocimiento se fue defor-
fenómenos de la vida, y si no es así, ca. Primero la sustancia física de la mando y olvidando con el paso del
se supone que esa llave es inalcanza- semilla, bajo la acción de la humedad tiempo hasta convertirse en la simple
ble. Al biólogo que contempla la ma- y de las fuerzas terrestres, ha de per- tradición rutinaria que todavía prac-
ravillosa regularidad de las estructu- der su estructura molecular propia y ticaban nuestros abuelos y en los ca-
ras en las formas vivas se le obliga a alcanzar un estado de desequilibrio o lendarios lunares, que hoy son un
dar por sentado que sólo una explo- de caos; ha de hacerse "matriz" recep- mero elemento folclórico. Sin embar-
ración ultramicroscópica como la que tiva, "mater-ia" en el sentido original go, hace ya varias décadas que se co-
practican los físicos y los químicos, del término. Entonces, en la semilla menzó a recuperar con una metodo-
puede proporcionar una explicación comienza a actuar su centro o esfera logía sistemática y científica esa
racional. Si no lo hace, es calificado receptiva, sedienta de forma. Esa es- sabiduría antigua, llegándose a un

^ DYNA MAR"/,o 2001


Fig. 10. La espiral, forma preferida de la
Naturaleza. La espiral logarítmica, llamada
también espiral de la vida, es la forma
geométrica que se desarrolla entre dos
infinitos que nunca se alcanzan, uno
interior y otro exterior. En todas las formas
vivas encontramos una región interna y otra
externa y la vida se mueve en ritmos entre
ambas. Este ritmo en espiral está
maravillosamente representado en la flor
compuesta del girasol. En una forma más
espacial lo encontramos en la coliflor
ornamental o italiana. Lo vemos igualmente
en las pifias, en las conchas de caracol, en los
cuernos de los rumiantes y en las formas
naturales que describen el agua, el aire y el
calor, ya sea en los sencillos remolinos de los
ríos o en los temibles huracanes.

sentido de responsabilidad y a un
mayor respeto hacia la vida del plane-
ta Tierra.

Bibliografía
- Adams, George y Whicher,
Olive "Entre Soleil et Terre: la plante.
Espace et contraspace': Editions Tria-
método de cultivo que se fundamen- han desembocado la agricultura quí- des. B.I. 19. F-03160 Bourbon L'Ar-
ta en el conocimiento de las fuerzas y mica y la ganadería intensiva actuales chambault. Francia.
ritmos cósmicos. Sc trata de la Agri- (baste con recordar el grave problema - Adams, George "Physical and
cultura Biodinámica, iniciada hacia cíe la contaminación de las capas de Ethereal Spaces': Rudolf Steiner Press.
1924 en Alemania por un grupo de agua subterráneas y el actual drama Temple Lodge. 51 Queen Caroline
agricultores y de científicos seguido- de las vacas locas) debemos esperar Street. London W6 9QL.
res del pensamiento de Goethe, bajo que los buenos resultados de los mé- - Edwards, Laurence "Projective
las indicaciones del filósofo y científi- todos agrícolas llamados ecológicos Geonzetry". Rudolf Steiner Press.
co Rudolf Steiner. Después de más sigan extendiéndose y scan cada vez - Lehrs, Ernst 'Man or Matter"
de sesenta años de experiencia, esta más conocidos y apreciados. Rudolf Steiner Press.
agricultura está hoy extendida por to- Cuando las polaridades del uni- - Locher, Louis "Raum and
do el mundo y produce una gran va- verso espacial (que se expresan en Gegenraum". Verlag Freies Geistesle-
riedad de productos alimentarios, re- una relación dinámica entre la Tierra ben. Haussmannstrasse,76. 70011-
conocidos por llevar la marca y el Cosmos) hayan impregnado de- Stuttgart.
ecológica de calidad Demeter, una de bidamente las ideas y las imágenes de - Schwenk, Theodor "El caos
las más apreciadas en Europa y quienes estudian y trabajan con el sensible" Editorial Rudolf Steiner.
EE.UU. mundo vivo, surgirá un nuevo para- C.Guipúzcoa,1 1.28020 - Madrid.
Frente a los excesos especulativos digma, una visión cósmica de la Na- - Whicher, Olive "The Idea of
y a la falta de sentido común en que turaleza que conducirá a un nuevo Counterspace". Rudolf Steiner Press.

26 MAtvo 2001 DYNA 1