Está en la página 1de 3

QUE HAREMOS CON NUESTRO PETRÓLEO

Ing. Jesus Augusto Gomez


Agosto 2020

En el país están circulando un conjunto de propuestas para la recuperación de la IPN una vez que se
produzca el cambio de régimen político.

La mayor parte de ellas está enfocado al pronto incremento de la menguada producción y


extracción de los diferentes crudos que existen en las reservas del país. Los incrementos en la
producción oscilan alrededor de un incremento de 1.8 Mbpd en los próximos siete años. En el
documento del Plan País 1dice en el Plan de Recuperación previsto,” a partir de recursos existentes
(Reservas 2P): • Incrementa producción en 2,2 millones de barriles por día • Mediante perforación
de casi 9000 pozos utilizando alrededor de 100 taladros/año en el pico.”. En el documento del Grupo
Orinoco2 se establece una meta bastante más conservadora, al considerar un incremento anual de
100 KBpd, lo cual en 10 años alcanzaría una producción de 1Mbpd.

Para lograr ese nivel de incremento de producción es necesario contar con cuantiosas inversiones
provenientes de capitales privados y de importantes cambios en el régimen legal que regula esa
actividad en el país.

Además de ese par de importantes factores, un elemento fundamental es considerar una variable
exógena que no depende de la voluntad de los gestores de la producción local, como es las
condiciones prevalecientes en el mercado internacional de hidrocarburos.

En ese sentido es conveniente referenciar algunos datos que a diario se publican en organismos
especializados. El Grafico 1 muestra las proyecciones de la demanda de hidrocarburos, publicada por
una agencia especializada como es la IEA. 3 Alii se puede observar como la proyección crece de 97 a
105 Mbpd en el periodo entre 2020 y 2030, con un incremento promedio de 0.8 Mbpd,
adicionalmente, se observa como la producción se incrementa de 105 a 107 Mbpd en el periodo
entre 2030 al 2040, con un incremento promedio de 0.2 Mbpd

Grafico 1 Proyección demanda de petróleo

1
Plan País “El Camino hacia el Futuro de la IPGN….Tiempo para Nuevas Ideas”. Mayo 1, 2020
2
Grupo Orinoco. “Plan de Recuperación de la Industria Petrolera Nacional.2018-2022.”.
3
IEA. World Energy Outlok. 2019
Estas proyecciones se ven aún más reforzadas por una publicación reciente realizada por la IEA 4
donde se muestra los pronósticos de incremento de producción por los principales países. Tal como
se muestra en Grafico 2, en el periodo 2018 al 2030 los países que podrían incrementar su
producción serían USA con 3.4 Mbpd, Brasil con 1.5 Mbpd, Iraq con 0.75 Mbpd, Canadá con 0.6
Mbpd e Iran con 0.5 Mbpd, para un total de 7.25 Mbpd. Observese que Venezuela no es punto de
referencia en estas prospectivas internacionales.

Grafico 2 Países con mayor incremento de producción 2018-2030

Fuente: IEA. Iraq’s Energy Sector: A Roadmap to a Brighter Future. 2019

En cuanto a la producción absoluta en los principales países productores, las proyecciones se


presentan en la Tabla 1 y en el Grafico 3
USA RUSIA ARABIA CANADÁ IRAQ
SAUDITA
2020 17.5 12.0 12.0 5.5 5.0
2025 18.5 11.5 12.0 5.5 5.5
2030 18.2 11.0 12.2 6.1 6.0
Tabla 1 Proyección de producción principales países 2020-2030 (Mbpd)

Grafico 3 Proyección de producción, principales países. 2020-2030

Fuente: IEA. Iraq’s Energy Sector: A Roadmap to a Brighter Future. 2019

4
IEA. Iraq’s Energy Sector: A Roadmap to a Brighter Future. 2019
Por otra parte, es conveniente recordar que la Transición Energética es un proceso que está en plana
evolución, se trata de llegar a cero emisiones de CO2 al año 2050. Para ello es necesario modificar
sustantivamente la matriz energética global reduciendo al máximo el uso de combustibles de origen
fósil, con lo cual se verá afectada la demanda de esos combustibles de una manera sustancial.
Además, se ha demostrado que al ritmo que se están reduciendo las emisiones de CO2 no será
posible cumplir con la meta de crecimiento de la temperatura global a menos de 1.5 ºC, para ello
sería necesario duplicar el ritmo de incorporación de las energías renovables.

Como corolario final, podemos indicar que en la planificacion de la recuperacion de la Industria


Venezolana de Hidrocarburos deben ser considerados estos alertas internacionales como son el
inminente pico de la demanda de petroleo y el aspecto ambiental que origina la transicion
energetica en la cual estamos inmersos, no ajustar los planes nacionales es desconocer la tendencia
mundial en materia energetica, y la cual es irreversible.