Está en la página 1de 19

Corredor Biológico y Ecoturístico

“Urugua-í - Foerster”

Propuesta de Medidas de Mitigación del impacto ambiental


de las obras pavimentación de la ruta nacional 101 en el tramo del corredor biológico
entre los parques provinciales Urugua-í y Foerster

Lic. Diego Varela y Lic. Sergio Casertano


Salta 117, Puerto Iguazú (3370), Misiones.
E-mail: diegomv@arnet.com.ar
Tel: 03757-422964

Puerto Iguazú, Misiones, Octubre 2006


INFORME TECNICO

El uso de corredores biológicos en conservación

El uso de corredores en la conservación busca brindar una solución práctica y efectiva al


problema de mantener la biodiversidad y los procesos ecológicos a gran escala. Las
áreas protegidas existentes a menudo son muy pequeñas y aisladas como para mantener
especies y ecosistemas viables. En tales circunstancias los esfuerzos de conservación se
deben focalizar en conectar sitios importantes a lo largo de amplias áreas geográficas.
Tales redes de áreas protegidas y sistemas de manejo de paisaje se denominan
corredores de biodiversidad (Bennett 1999). La principal función de estos corredores es
conectar áreas ricas en biodiversidad a través de un mosaico tierras de uso sustentable,
aumentando la movilidad y el intercambio genético entre individuos, aún en ausencia de
grandes extensiones de hábitats naturales continuos (Forman 1995). En este contexto,
los pequeños fragmentos de hábitat dentro de los corredores cumplen varias funciones
conectando o reconectando áreas más grandes, manteniendo la heterogeneidad en la
matriz de hábitats, y proveyendo refugio a especies que requieren la presencia de
ambientes únicos en estos fragmentos.

Identidad del corredor biológico ante quienes transitan la RN 101


El comportamiento de los transeúntes en el sector de la RN 101 en el Corredor
Urugua-í Foerster tanto conductores como pasajeros, locales, transportistas o turistas,
será un factor decisivo en el éxito a largo plazo de todas las estrategias encaminadas a
mitigar los efectos sobre la fauna de la presencia de la cinta asfáltica.

Para inducir una conducta responsable en quienes transiten regular u


ocasionalmente el corredor proponemos utilizar en la ruta diversos elementos viales,
educativos y turísticos que contribuyan al reconocimiento de este sector como un área
de conservación especial, una zona particularmente sensible al tránsito.

Los elementos propuestos son:

- Portales de entrada en ambos extremos del corredor


- Pasafaunas:
o Reductores de velocidad, que además de advertir al conductor de la
necesidad de un cambio de velocidad constituyen una barrera física que
llamará la atención hacia un cambio de actitud.
- Mirador panorámico, parada en medio del corredor son sitios de descanso para
apreciación del paisaje con carteles explicativos
- Cartelería interpretativa, compuesta de carteles con mensajes viales y otros con
información acerca de la fauna, flora, estrategias de conservación desarrolladas
en corredor, etc.
Portales de entrada al corredor
Proponemos la construcción de dos portales en las entradas al corredor (ver
mapas). Su finalidad será presentar a los visitantes y transeúntes el corredor como una
entidad, una unidad de conservación de especial interés turístico y ecológico. Así
esperamos reforzar el concepto de un área especial que requiere una actitud responsable
tanto en quienes la transitan como en quienes la visitan, involucrándolos como agentes
de conservación a la vez que conductores o turistas.

Un esquema de los portales se sugiere en los gráficos conteniendo columnas de


madera dura y rocas de la región como demarcadores, y un cartel con el nombre del
corredor y sus características, sugiriendo “Corredor Verde Urugua-í – Foerster, área de
protección ecológica y ecoturismo”.Un área de de estacionamiento seguro frente a los
portales facilitará a los visitantes detenerse para tomar fotografías.

Pasafaunas

¿Por qué pasafaunas?

La pavimentación de la ruta 101 generará una barrera para la dispersión natural


de la fauna silvestre y la flora nativa. Estos efectos serán aún mayores en el corredor
biológico entre los parques provinciales Urugua-í y Foerster debido a la mayor tasa de
cruce de fauna entre ambos parques y a la alta cobertura de hábitat de bosque que se
encuentra en esta área.

El parque Foerster, al ser de menor superficie (5.000 ha), depende en gran


medida de la dispersión de animales y plantas provenientes del parque Urugua-í (84.000
ha) para mantener a largo plazo la dinámica poblacional de las especies que alberga.

Para aumentar la permeabilidad de la ruta 101 a la fauna silvestre es necesario


establecer estructuras que faciliten el movimiento de los animales. Esto incluye la
construcción de pasafaunas ad-hoc como también la adecuación de otras estructuras ya
previstas por la obra como alcantarillas y puentes.

Además de su utilidad expuesta con anterioridad, la sola presencia de


pasafaunas, acompañada de carteles explicativos de su función y especificidad se
impondrá como medida del valor funcional del área como conector entre los parques
provinciales y la necesidad de la participación solidaria del conductor para sostenerla
como tal.

¿Qué tipos de pasafaunas y obras de mitigación construir?

Existe una extensa bibliografía técnica sobre la eficacia de los pasafaunas


aumentar la permeabilidad de las rutas. Los resultados indican que no existe un modelo
de pasafauna óptimo para todos los grupos de animales. Las diferentes especies o
grupos de especies responden diferencialmente a los atributos de las estructuras de cruce
para la fauna, y las escalas espaciales y temporales son importantes para determinar la
eficacia de las medidas de mitigación adoptadas. Los estudios revelan que para
maximizar la conectividad ecológica a través de las rutas, especialmente en ambientes
de alta biodiversidad como la selva Paranaense, la mejor estrategia es incluir una
diversidad de estructuras de cruce de diferentes tipos y tamaños. Esto provee una mayor
permeabilidad satisfaciendo a una amplia variedad de especies de distintos
comportamientos, requerimientos ecológicos y biomasa propios de Misiones.

Para el tramo del corredor biológico recomendamos las siguientes estructuras de


cruce:

Pasafaunas aéreos o puentes verdes o ecoductos

Recomendamos construir dos pasafaunas aéreos o ecoductos en las áreas de


mayor conectividad de bosque nativo del corredor (ver mapas). Estas son estructuras
para el cruce de fauna que se construyen por sobre la ruta y permiten una generar paso
de fauna con vegetación nativa (arbustos y pequeños árboles). Este tipo de pasafauna ha
sido probado con éxito en varias áreas naturales de Europa, Canadá y EEUU (ver anexo
fotos), comprobándose que para ciertas especies de animales, principalmente algunos
grandes mamíferos, es la única estructura de pasafauna que utilizan. Los estudios sobre
la eficacia de este tipo de estructuras para el movimiento de fauna silvestre indican que
son especialmente indicados para ungulados (ciervos, jabalíes) y algunos carnívoros que
suelen evitar los pasafaunas cerrados (túnel o alcantarillas). Se comprobó también que
existe un periodo de adaptación y acostumbramiento de los animales a estas estructuras
que puede durar varios años según la especie (Clevenger y Waltho 2003). Estas
estructuras son efectivas para el conjunto de la comunidad ecológica, desde plantas a
insectos y grandes mamíferos. Estudios realizados en Europa indican que los pasafaunas
aéreos son los que mejor garantizan la conectividad en los corredores ecológicos (Evink
2002).

En Misiones son particularmente indicados para favorecer el paso de grupos de


pecaríes (pecarí labiado y pecarí de collar), venados (2 especies), tapires y grandes
felinos (yaguareté y puma). Para que sean funcionales estos pasafaunas deberían tener
un ancho mínimo de entre 15 a 20 metros (idealmente 50m.). Cuanto más ancho sea el
pasafauna mayor será la probabilidad de uso por parte de los animales de mayor
tamaño. En algunos ecoductos construidos en otros países se colocaron cercos (alambre
o material) a los costados del puente en el tramo que atraviesa la ruta; también se
sugiere que se levanten pequeños terraplenes de tierra en los costados del puente.

Estudios comparando pasafaunas aéreos con los otros tipos de estructuras de


cruce indicaron que los primeros tenían menores índices de ruido (Clevenger y Waltho
2005). En base a estos resultados podemos inferir que los niveles de vibraciones y ruido
de los ecoductos no son factores limitantes para el paso de fauna comparados con otras
estructuras.

La construcción de estos ecoductos en la ruta 101 marcaría el primer antecedente


de este tipo de pasafaunas en Latinoamérica constituyéndose en una obra modelo de
interés arquitectónico, ambiental y turístico.
Pasafaunas subviales en arroyos

Deberían construirse en todos los arroyos que atraviese la ruta en el corredor. En


el tramo más sensible del corredor se identificaron dos arroyos donde ubicar los
pasafaunas (ver mapas). Estos pasafaunas deberían maximizar el “openness index”, con
una forma rectangular de un ancho mínimo de 5 metros (idealmente 10m.) y una altura
mínima de 3 metros (idealmente 5m.). Una sección de la estructura debe tener un “cruce
seco” a un nivel superior al del arroyo.

Las entradas del pasafauna tienen que ser revegetadas con especies típicas de
borde de arroyo, manteniendo una alta cobertura que brinde refugio a los animales que
cruzan. Adicionalmente se deberían instalar alambre tejido (1,5 m de altura y 20 m. de
largo hacia cada costado) a ambos lados de la entrada para conducir a los animales hacia
el pasafauna y evitar que decidan cruzar por la ruta.

Estos pasafaunas son indicados para mamíferos medianos (zorros, ocelote, tirica,
tapetí, hurones) y pequeños (roedores, murciélagos y comadrejas), y especialmente
aquellos que utilizan hábitats ribereños como carpinchos, cuicas y paca. También
facilitarán el paso de peces, anfibios, reptiles, mariposas y algunas aves de sotobosque.

Alcantarillas

Las alcantarillas pequeñas (diámetros entre 0,5m. y 1,5m.) cumplen un


importante rol como pasafaunas para pequeños mamíferos (roedores y pequeños
marsupiales), anfibios, reptiles e invertebrados. Estos grupos de especies son muy
vulnerables a la fragmentación por las rutas y sufren una alta tasa de atropellamientos.
Se recomienda que las alcantarillas sean ubicadas a intervalos frecuentes (cada 150
metros).

Puente de primates

Los mamíferos arborícolas, como los monos, necesitan de estructuras especiales


para cruzar las rutas. En algunos países de Centroamérica y África se han diseñado
puentes colgantes simples que facilitan el cruce de los primates. Estas estructuras se
construyen con cables de acero recubiertos con manguera de plástico o goma formando
escaleras colgantes. Se instalan desde árboles altos a los costados del camino y/o se
pueden sustentar con ayuda de pilares con plataformas (ver diagramas y fotos).

En el corredor biológico se recomienda instalar algunas de estas estructuras en


las áreas de mayor conectividad de bosque entre ambos parques. Las especies
beneficiadas por estos pasafaunas serán los grupos de monos caí y carayá, y
posiblemente otros mamíferos arborícolas como comadrejas y oso melero.

Efectividad de los pasafaunas

La mitigación de los impactos de las rutas sobre la fauna silvestre es un proceso


a largo plazo que durará varias décadas e influirá en la dinámica poblacional de muchas
especies, por lo tanto no termina con el proceso de construcción. Es necesario mantener
la funcionalidad de los pasafaunas a diferentes escalas espaciales y temporales, y
requiere de un programa de monitoreo a largo plazo.
La evaluación de la efectividad de los pasafaunas debe tener en cuenta el período
de adaptación de los animales silvestres a estas estructuras. Por ejemplo, los pasafaunas
elevados construidos en el Parque Nacional Banff, en Canadá, tuvieron un período de
adaptación para la fauna de entre 4 a 6 años hasta que ciertas especies comenzaron a
utilizar frecuentemente estas estructuras. Incluso, en áreas donde existen disturbios
antrópicos como la caza, este período podría ser mayor (Clevenger y Waltho 2003).

La efectividad de estas estructuras puede ser influenciada por el índice de


actividad humana en el área del pasafauna, por lo que se recomiendan minimizar la
actividad antrópica en estas áreas. La cobertura de vegetación nativa en la entrada de los
pasafaunas es considerado como otro atributo esencial en el diseño de túneles que sean
efectivos para la fauna silvestre, ofreciendo protección y seguridad a las animales que se
acercan al pasafauna.

La combinación de diferentes tipos y tamaños de pasafaunas garantizará cubrir


los requerimientos ecológicos y comportamentales de toda la comunidad de vertebrados
ya que todas las estructuras recomendadas en este informe son complementarias entre
sí.

Reductores de Velocidad
Es recomendable que el tramo de la ruta 101 comprendido en el corredor
biológicoUrugua-í - Foerster disponga de mecanismos reductores de velocidad
comparables a los utilizados por este tipo de rutas a su paso por áreas urbanas o cruces
peligrosos.

La reducción de la velocidad en este tramo contribuirá a evitar atropellamientos


y a disminuir otros aspectos del tránsito (ruidos, vibraciones) que desalientan el cruce
de animales por los pasafaunas y por encima de la cinta asfáltica.

Se sugiere instalar reductores de velocidad destinados a llamar la atención del


conductor e inducirlo a disminuir la velocidad:

ƒ despertadores (cambio de rugosidad o elevación del pavimento en serie),


ƒ pianitos (sucesivas elevaciones del pavimento) o
ƒ elementos prefabricados (estructuras fijados y/o adheridos al pavimento
como tachas refractarias, medias cañas y otros similares destinados a
completar y/o suplantar las funciones de los anteriores en cuanto al llamado
de atención, a su visualización y a sus efectos).

La ubicación de los reductores de velocidad se indica en el mapa. Se


corresponden con los portales de entrada a las áreas más estrechas del corredor, los
sitios cercanos a pasafaunas y al área del mirador.

Mirador panorámico
El mirador panorámico estará orientado hacia el este y tendrá una vista hacia
zona central del corredor biológico y en la línea del horizonte se verán los bosques
nativos del Parque Provincial Horacio Foerster. En el centro se apreciarán los bosques
de las nuevas áreas protegidas y de las chacras, y los paisajes resultantes de los usos
agroforestales y silvopastoriles.

El Mirador panorámico cumplirá las siguientes funciones:

- Área de esparcimiento y descanso: será un playón de estacionamiento con


asientos de madera en donde se podrá apreciar el paisaje, comer, tomar mate,
etc.; y realizar observaciones de animales de la selva misiones, principalmente
aves.
- Área Educativa y de interpretación ambiental: será un área en donde se
concentre buena parte de la información sobre:
o el corredor y los parques conectados, importancia en el contexto del
MERCOSUR, regional y local,
o características generales y función de las infraestructuras mitigadoras
construidas, como pasafaunas y despertadores (información más
específica se dispondrá en carteles frentes a las mismas, que refuercen el
mensaje acerca de su utilidad en el corto y largo plazo)
o información sobre la flora y fauna locales, las estrategias de
conservación desarrolladas,
o los usos y actividades de los pobladores locales.
o Información turística general: poblados y servicios próximos, mapa
regional con distancias, etc.

Cartelería especial
Los carteles en este sector de la ruta 101 cumplirán dos roles básicos:

- Información vial: estos carteles, siguiendo las normativas de diseño propias de


Vialidad Nacional, informarán sobre:
o cercanía a estructuras reductoras de velocidad
o velocidad máxima dentro del corredor
o cercanía del corredor mismo antes de los portales de entrada, puesto de
guardaparques y centro comunitario, mirador.
o Presencia de pasafaunas .
o Cruce de animales silvestres (sugerimos realizar siluetas con especies de
vertebrados locales, ej.: pecaríes, yaguaretés, tapires).
o Carteles de los Portales del Corredor, anunciando el paso de esta ruta por
un área de conservación y ecoturismo.

- Información de contenido sobre el corredor y las estrategias de


conservación desarrolladas en esta área:
o Carteles del Mirador: incluye mapa de ubicación regional y el corredor,
con los componentes principales de las áreas de conservación cercanas y
sitios de interés turístico y conservación de la región. Se propone un
esquema de la vista desde ésta área indicando los parques vecinos en un
cartel tipo atril. Otro cartel indicará el carácter especial de este trayecto
de la ruta, presentando en forma concisa el concepto de corredor
biológico y la importancia del diseño de la ruta y la construcción de
pasafaunas en la conexión funcional de los Parques Provinciales vecinos
en función de las sustentabilidad de las poblaciones locales de diversos
animales y plantas. En un sector del mirador se colocarán carteles con
información acerca de la biodiversidad del corredor (número de especies
conocidas). Se dará información sobre algunas especies de plantas
cercanas y de vertebrados e invertebrados más comúnmente observados.
Estos carteles será renovados periódicamente con el aumento del
conocimiento de la fauna y flora, y la obtención de los resultados de
monitoreo de los pasafaunas, a fin de comunicar la eficacia de estas
medidas de conexión.

o Carteles frente a los pasafaunas: se colocará un breve cartel explicativo


sobre la función de los pasafaunas aéreos, resaltando que estas
estructuras para evitar el atropellamiento de fauna son un ejemplo en
Argentina. Para reforzar el concepto de Corredor turístico, los carteles de
los pasafaunas aéreos se localizarán en una banquina ensanchada para
que los visitantes interesados puedan detenerse en forma segura y
fotografiarse frente a los pasafaunas

o Carteles frente al centro de interpretación del corredor invitando a los


turistas a visitarlo.

Programa de reforestación, restauración y adecuación ambiental

Con el objetivo de embellecer el corredor turístico y recuperar el ecosistema en


las áreas deforestadas a los bordes de la ruta es necesario establecer un programa de
reforestación y adecuación ambiental en la ruta 101, especialmente en el tramo del
corredor.

Medidas recomendadas:

- Recubrir los bordes de ruta y otras áreas a recuperar con suelo sin compactar (lo
ideal es utilizar capas superficiales de suelo del bosque ya que poseen un rico
banco de semillas de especies nativas que aceleran la recuperación de la
cobertura original).
- Establecer leguminosas de rápido crecimiento (cobertura verde)
- Plantar árboles nativos de rápido crecimiento (especies pioneras) consorciados
con especies de crecimiento mas lento (especies secundarias)
- Recuperar la cobertura de vegetación nativa sobre los pasafaunas aéreos.
- Utilizar una amplia variedad de especies. Las especies atractoras de fauna son
recomendables para los pasafaunas.

Conservación Argentina puede brindar asesoramiento y plantines necesarios para la


restauración de la cobertura vegetal en las banquinas y en los pasafaunas.
Programa de monitoreo
Establecer un programa de monitoreo del uso de los pasafaunas por los animales
silvestres (por ejemplo utilizando trampas cámara). Esto es importante para evaluar la
eficacia de los pasafaunas y poder realizar adaptaciones futuras para aumentar su
utilidad. Las experiencias en otros países donde realizan monitoreos de estas estructuras
demuestran que la fauna tarda hasta 3 o 4 años en adaptarse a los pasafaunas y
comenzar a utilizarlos plenamente. Existe la posibilidad de incorporar estudiantes de
grado o maestría para realizar este tipo de estudios en la ruta 101, para lo cual
Conservación Argentina puede prestar apoyo en el asesoramiento y dirección de estas
investigaciones.

Además es importante monitorear el proceso de restauración y reforestación de


las banquinas de la ruta y los pasafaunas.
Corredor de Biodiversidad Urugua-í - Foerster
Corredor Ecológico y Turístico Urugua-í - Fo erster
Propuesta de medidas de mitigación del impacto ambiental de la ruta 101

TRAMO A

Puesto guardaparques 101


PARQUE PROVINCIAL URUGUA-Í

Puesto de salud
Escuela Paraje María Soledad

Corredor Verde
Urugua-í . Foerster
Area de protección ecológica
y corredor turístico

P O RTA L CO R R E D O R 1

Posible lote a anexar a la reserva (5ha)

PARQUE PROVINCIAL GUARDAPARQ UE HO R ACIO FOERS TER


para aumentar la efectividad de los pasafuanas

PASA FAU N A S O B R E RU TA 2
PASA FAU N A BA J O RU TA 3 AREA PROTEGIDA PROVINCIAL . DECRETO 1504/05

RESERVA NATURAL PRIVADA


PAS A FAU N A P R I M AT E S 4

MIRADOR 5 Puesto guardaparques Corredor


Centro de Interpretación
Vivero árboles nativos
PA S A FAU N A BA J O RU TA 6
Estación Biológica Conservación Argentina

Establecimiento de Ecoturimo
San Sebastián de la Selva

PASA FAU N A S O B R E RU TA 7

Areas protegidas Cartelería interpretativa Reductores de velocidad RN 101


3
1

4 2
P.P. Urugua-í

TRAZADO RUTA NAC. 101 EN EL TRAMO DEL CORREDOR BIOLOGICO


1 – Lote MERNRyT
2 – Lote CA
3 – San Sebastián de la Selva (ecoturismo) – Estación Biológica CA
4 – Posible lote a anexar al area protegida (5 ha) ubicado entre dos pasafaunas importantes del corredor

Pasafaunas aéreos Pasafaunas subviales (en arroyos)


Ejemplos de estructuras pasafaunas en otros lugares del mundo
Pasafaunas aéreos, puentes verdes o ecoductos
Pasafaunas en arroyos y/o puentes bajo la ruta para fauna silvestre

Alcantarillas como paso de fauna


Puente de primates
Bibliografía especializada de referencia

Adams, L.W. and Geis, A.D. 1983. Effects of Roads in Small Mammals. Journal of Applied Ecology 20:
403-415.
Bank F.G., C.L. Irwin, G.L. Evink, M.E. Gray, S.Hagood, J.R. Kinar, A.Levy, D. Paulson, B.
Ruediger, R.M. Sauvajot, D.J. Scott, P. White. 2002. Wildlife Habitat Connectivity Across
European Highways. U.S. Departament of Transportation. Washington, D.C.
Bennett, A.F. 1991. Roads, roadsides and wildlife conservation: a review. Nature Conservation 2: The
Role of Corridors (eds D.A. Saunders & R.J. Hobbs), pp. 99–118. Surrey Beatty & Sons,
Chipping Norton, Australia.
Camby, A. and Maizeret, C. 1987. Perméabilité des routes et autoroutes vis-a-vis des mammiferes
carnivores: exemple des études menées dans les landes de Gascogne. Routes Et Faune Sauvage.
5-7 junio, 1985. Strasbourg. pp.173-181.
Chruszcz, B., Clevenger, A.P., Gunson, K. & Gibeau, M.L. 2003. Relationships among grizzly bears,
highways and habitat in the Banff-Bow Valley, Alberta. Canadian Journal of Zoology 81:1378-
1391.
Clevenger, A.P. & N. Waltho. 2005. Performance indices to identify attributes of highway crossing
structures facilitating movement of large mammals. Biological Conservation 121:453–464
Clevenger, A.P. & Waltho, N. 2000. Factors influencing the effectiveness of wildlife underpasses in
Banff National Park, Alberta, Canada. Conservation Biology 14:47-56.
Clevenger, A.P. & Waltho, N. 2000. Factors influencing the effectiveness of wildlife underpasses in
Banff National Park, Alberta, Canada. Conservation Biology, 14, 47–56.
Clevenger, A.P. y N. Waltho. 2003. Structures and the importance of temporal and spatial variability in
performance studies. Proceedings International Conference on Ecology & Transportation, Lake
Placid, New York.
Clevenger, A.P., B. Chruszcz, & K. Gunson 2003. Spatial patterns and factors influencing small
vertebrate fauna road-kill aggregations. Biological Conservation 109:15-26.
Clevenger, A.P., Chruszcz, & Gunson, K. 2001. Drainage culverts as habitat linkages and factors
affecting passage by mammals. Journal of Applied Ecology 38:1340-1349.
Clevenger, A.P., Chruszcz, B. & Gunson, K. 2001. Highway mitigation fencing reduces wildlife-
vehicle collisions. Wildlife Society Bulletin 29:646-653.
Clevenger, A.P., McIvor, M., McIvor, D., Chruszcz, B. & Gunson, K. 2001. Tiger salamander,
Ambystoma tigrinum, movements and mortality on the Trans-Canada highway in southwestern,
Alberta. Canadian Field-Naturalist 115:199-204.
Clevenger, A.P., Wierzchowski, J., Chruszcz, B., & Gunson, K. 2002. GIS-generated expert based
models for identifying wildlife habitat linkages and mitigation passage planning. Conservation
Biology 16:503-514.
Evink, G.L. 2002. Interaction Between Roadways and Wildlife Ecology. A Synthesis of Highway
Practice. Transportation Research Board - The National Academies. Washington, D.C.
Forman, R.T.T. & Alexander, L.E. 1 998. Roads and their major ecological effects. Annual Review of
Ecology and Systematics, 29, 207–231.
Forman, R.T.T. et al. 2002. Road Ecology. Science and Solutions. Island Press, Washington, DC.
E.E.U.U.
Foster, M.L. & Humphrey, S.R. 1995. Use of highway underpasses by Florida panthers and other
wildlife. Wildlife Society Bulletin, 23: 95-100.
Gibeau, M.L, Clevenger, A.P., Herrero, S & Wierzchowski, J. 2002. Grizzly bear response to human
development and activities in the Bow River watershed, Alberta. Biological Conservation
103:227-236.
Gloyne, C.C. & Clevenger, A.P. 2001. Cougar use of wildlife crossing structures on the Trans- Canada
highway in Banff National Park, Alberta. Wildlife Biology 7:117-124.
Keller, V., Pfister, H.P., 1997. Wildlife passages as a means of mitigating effects of habitat
fragmentation by roads and railway lines. In: Canters, K. (Ed.), Habitat Fragmentation and
Infrastructure. Ministry of Transportation, Public Works and Water Management, Delft, The
Netherlands, pp. 70–80.
Little, S.J., Harcourt, R.G. & Clevenger, A.P. 2002. Do wildlife passages act as prey-traps? Biological
Conservation 107:135-145.
Mader, H.J. 1984. Animal habitat isolation by roads and agricultural fields. Biological Conservation. 29:
81-96.
McMurtray, J. 2003. The conservation-minded citizen’s guide to transportation planning. How to get
involved in minimizing the impacts of roads on Florida’s wildlife. Defender of Wildlife,
Washington, D.C
Ng, S.J., Dole, J.W., Sauvajot, R.M., Riley, S.P., Valone, T.J., 2004. Use of highway undercrossings
by wildlife in southern California. Biological Conservation 115, 499–507.
Oxley D.J.; Fenton, M.B. and Carmody, G.R. 1974. The effects of roads on populations of small
mammals. Journal of Applied Ecology 11: 51-59.
Oxley, D.J., Fenton, M.B. & Carmody, G.R. 1974. The effects of roads on small mammals. Journal of
Applied Ecology, 11, 51–59.
Reed, D.F. 1981. Mule deer behavior at a highway underpass exit. Joumal of Wildlife Management 45:
542-543.
Reed, D.F.; Woodward, T.N. and Pojar, T.M. 1975. Behavioral response of mule deer to a highway
underpass. Journal of Wildlife Management, 39: 361-367.
Rodríguez, A.; Crema, G. and Delibes, M. 1996. Use of Non-wildlife Passages across a High Speed
Railway by Terrestrial Vertebrates. Journal of Applied Ecology , 33: 1527-1540.
Rodríguez, A.; Crema, G. and Delibes, M. 1997. Factors affecting crossing of red foxes and wildcats
through non-wildife passages across a high-speed railway. Ecography, 20: 287-294.
Spellerberg, I.F. 2002. Ecological Effects of Roads. Science Publisher Inc., Plymouth, UK.
Yanes, M., J.M. Valesco, and F. Suarez. 1995. Permeability of roads and railways to vertebrates: the
importance of culverts. Biological Conservation 71:217-222.

Sitios de internet con información sobre pasafaunas y medidas de mitigación

International Conference on Ecology & Transportation, http://www.icoet.net

Infra Eco network Europe (IENE), http://www.iene.info/