Está en la página 1de 6

Mayo mes de María.

Cantos para la presentación de flores y


piedad popular.
Dzitya, Mérida, Yucatán mayo 2020
Dijo que si María Dijo que sí María, cuan- ADIÓS DULCE MARÍA A tus pies, de la pena
Dio que sí María, cuan- do al amanecer Dios la ADIÓS FLORIDO MES se olvida el corazón;
envolvió en su sombra ADIÓS HORA BENDITA consuélenos oh Madre
do al amanecer pudo
ofrecer su casa al Santo con todo su poder De FELÍZ YO ERA A TUS tu tierna compasión.
de Israel. Era un jardín sus entrañas puras el PIES Adiós Madre de amores
cielo va a nacer; / nun-
la Virgen, Dios quiso ser Oh cuán feliz del alma te doy mi corazón te de-
clavel; / nunca mi pobre ca mi pobre tierra fuera que del mundo faláz y jo aquí las flores dame
tierra fuera tan buen tan buen vergel. / ( 2)
luego desempañando tu bendición
vergel. / (2) Dulcísima virgen buscando aquí la paz Tu pueblo trajo flores
DIJO QUE SI MARÍA Y AL Dulcísima Virgen, del De tus pies, mis amo- postrados a tus pies y
RECIBIRLE A ÉL EN SU cielo delicia: la flor que res; traspasan de dolor de favor te pide que
MORADA HUMILDE NOS te ofrezco recibe propi- Madre: a los pecadores nunca los dejes.
ACOGIÓ TAMBIÉN. MA- cia. muéstrate todo amor. Nosotros ya nos vamos
DRE DE DIOS Y NUES-
Los valles alegra bené- Adiós oh virgen mía tu sin antes prometer ma-
TRA, VIRGEN DE NAZA-
fico rayo del sol que en- santuario al dejar pro- ñana si Dios quiere ma-
RETH, / EN TU JARDÍN galana las flores de ma- mete el alma mía no ol- ñana volveré.
DE AMORES YO QUIERO yo. vidarte jamás.
FLORECER. / (2)
Risueñas se abren y el Jamás oh virgen bella tu
Dijo que sí María, cuan- cáliz asoma, y esparcen mes olvidaré y siempre
do al amanecer, supo en torno balsámico aro- a tus bondades leal y
que Dios quería en su ma. fiel seré
jardín nacer. Por madre Así, agradeciendo su En tu presencia santa
la quería ella le dio su noble destino, la gloria gozoso yo me ví canten
ser; / nunca mi pobre publican del Dueño Di- tus alabanzas tu nom-
tierra fuera tan buen vino. bre bendecid
vergel. / (2)
Oh sol entronizado en la gente, estrella magna. Mi afecto sencillo recibe En tus benignas manos,
mitad del día torrente amorosa que en solio vida y salud ponemos;
A Ti suspiran todas las
de alegría para el placer esplendente nos miras al puerto llegaremos, si
almas arrepentidas oye
de Dios. piadosa. a nuestro lado estás.
sus ansias.
Saldrás consoladora los Propenso tu oído mis Humildes te rogamos, si
Sois nube hermosa lle-
valles alumbrando, los voces atiendan y admi- ellas no desmerecen,
na y cargada de aguas
cielos alegrando la fren- ta cual madre, tu seno, las que en la gloria cre-
que salen del mar de
te mostrarás. mi ofrenda. cen, en cambio, tu nos
gracia.
des.
Ya los primeros rayos de Olivo verde, paloma Tu rostro apacible mi
luz divina lanza y el orbe blanca, iris que anuncia vista descubra y en tan- Con esto te ofrecemos
de esperanza ya los um- to, dichoso, tu manto rendidos corazones, pi-
paz a las almas.
brales ve. me cubra. diéndote los dones, que
Para alabarte siempre
Da pronto el amoroso Corramos fervorosos ricos tú posees.
en tu gloria, donde es-
último ansiado vuelo y ¡Ay, madre, no me de-
peramos cantar victoria. Corramos fervorosos,
acordes tierra y cielo tu jes, ay, que las almas
con flores a porfía, con
gloria cantarán. Has que tu Hijo nos dé solas, entre las turbias
flores a María que ma-
su gracia y en ella siem- olas, darán luego al tra-
Pues Concebida dre nuestra es.
pre perseverancia. vés!
Pues concebida fuiste De nuevo aquí nos tie-
Salgan tus luces y de las
sin mancha Ave María, almas destierren som- nes, purísima doncella,
llena de gracia. más que la luna, bella, Venid y vamos todos
bras de cultas tantas.
postrados a tus pies. Venid y vamos todos
¡Oh Virgen Madre! En todo tiempo tu nos
nuestra abogada refugio amparas, pero en la Venimos a ofrecerte, con flores a porfía, con
dulce de quien te llama. flores del bajo suelo; flores a María que ma-
muerte con mas cons-
¡con qué filial anhelo, dre nuestra es.
Aurora hermosa, luna tancia
¡Señora, tú lo ves!
sin mancha, sol reful-
De nuevo aquí nos tie- Ruega por Nos ra…
nes, purísima doncella, Que bella esta María Ruega por nos madre Triste de mí, lejos de Tí;
más que la luna, bella, de Dios y madre nues- ¿Dónde hallaré yo con-
postrados a tus pies. Recibe virgen pura los
tra María. Y en la man- suelo? ¡Oh!, ¿Cuándo
lirios y las rosas, mil flo-
Venimos a ofrecerte las res olorosas que ador- sión de salvación termi- pues, cuándo a tus pies
flores de este suelo; nemos un día he de postrarme en el
nan hoy tu altar.
¡con cuánto amor y an- cielo?
Dios creador te preparo
helo, ¡Señora, tú lo ves! Venimos reina hermosa, y te cuido con esmero, HIMNO A LA
al pie de tus altares con
Por ellas te rogamos, si flores y cantares tus porque en su plan de CONCEPCION
cándidas te placen, las glorias a ensalzar. salvación te hizo puerta TU CONCEPCIÓN TRIUN-
que en la gloria nacen del cielo. FANTE DONCELLA VEN-
en cambio, tú nos des. Que bella estas María Tu eres salud y eres per- TUROSA TU CONCEP-
tus ojos refulgentes, de- dón, eres estrella en el
También te presenta- CIÓN GLORIOSA MI VOZ
rrama a torrentes su día, tu intercesión ante
mos rendidos corazo- ENSALZARÁ
lumbre celestial. el señor te suplicamos
nes; haz, madre, que Oh cándida azucena de
De esplendida corona, María.
estos dones te sean universal contento y en
tu frente eta ceñida, de Pueblo de Dios marcha
honra y prez. el primer momento úni-
gloria esta circuida, de en la fe, ella es tu guía y
No dejes de tu mano al honor y majestad. ca pura flor.
Consuelo, ruega al se-
alma, pobrecilla; cual ñor madre de amor has- Oh celebrada Reina de
frágil navecilla, sin ti, Que bella estas maría,
ta el encuentro en el los eternos cantos con-
diera al través. que amable y que gra-
cielo. suelo de los llantos del
ciosa, tus labios son de
Tu poderosa mano de- rosa, de nieve es tu co- Gloria al señor grande pesaroso Adán.
fiéndanos, Señora y es tu fe todos los hom- Oh estrella refulgente
lor.
siempre desde ahora a bres te esperan, reina de celestial delicia del
nuestro lado estés. de paz reina de amor sol de la justicia vestida
une a tus hijos doquie- en suma luz.
Aliéntanos que somos POR TU LIMPIA CON- Mirando tu hermosura, Entonemos un canto a
débiles y mortales y de CEPCIÓN ¡OH SOBERA- nuestra alma se enaje- la madre de Dios y reci-
tu seno venga la gracia NA PRINCESA! UNA MUY na, pareces la azucena, ba en su manto nues-
en mil raudales GRANDE PUREZA TE PI- del valle encantador tros himnos de amor.

Hazlo así tierna Madre DO DE CORAZÓN Que bella esta maría, Es la virgen tan bella
hazlo asi Virgen pura Aurora la "A" declara ropaje de inocencia, que sin par la hizo Dios,
que de tu pecho corre cuando al royal tu belle- protege tu existencia y no hay criatura como
un rio de dulzura. za con tus brillos deste- enorme tu beldad. ella, es mas bella que el
rraste del pecado las sol.
Bajo tu dulce amparo No existe ni una man-
vivir es suma gloria llo- tinieblas. cha, que empañe su Son sus ojos dos perlas
rar regalo y dicha morir Rosa la "R" te nombra blancura, por ti la sierpe del mas bello matiz, yo
palma y victoria. de todas las flores impura quedo vencida me muero de verlas, ya
Reina a cuyas fragan- ya. el fervor siento en mi.
Algún día contigo al cie-
cias muere la serpiente Que bella estas maría, Su mirada es tan pura
lo volaremos y flores
infernal fiera. los ángeles pasando, tu que revela el candor, la
sempiternas allí te ofre-
ceremos. Iris de paz te pregona la huella van besando, la piedad y hermosura de
"I" que tu nombre anun- tiendo de placer. su fiel corazón.
Por tu limpia
ciara por que pusiste la Y entonan placenteros, Hoy venimos María a
Concepción.
paz entre los cielos y su cantico de amores y ensalzar tu bondad a
tierra. esparcen frescas flores cantar a porfiaría, tu be-
Madre de Dios te lla-
man la "M" letra prime- Ave el ángel san Gabriel postrados a tus pies lleza sin par.
ra en que no cayó en te dijo es cosa cierta y Salve mayo florido
buro y el diablo pudo en aquesta "A" apren-
Salve mayo florido, sal-
hacer letra diste el ave de gracia
ve mes sin igual, para
llena.
honrar escogido a la vir-
gen sin par.
te ofrecemos las rosas l En vano: que cipo a fiel Tu voz es un bálsamo al ¡Oh celestial hechizo!
mas lindo color, flores de este modelo ni en el ánimo herido destierra ¡Oh graciosa María!
son amorosas rosas dl almo cielo se puede en- el gemido tu tierno mi- bendícela mil veces
corazón. contrar. rar bendícela alma mía.

Oh piadosa María, mare por vegas y páramos Mas gracias y dones tu Postrados mira en tierra
del salvador, danos en benéfico gira; do quier pecho atesora que per- sus hijos a millares
este día, tu humildad y se respira placer, suavi- las la aurora que arenas acordes entonando sua-
fervor. dad del mar. vísimos cantares.

De místicas flores Mas si te presentas Oh No Cesara Mi lengua ¡Cuánto amor tus fervo-
bella Señora al Mayo res, oh Virgen les inspi-
DE MÍSTICAS FLORES NO CESARÁ MI LENGUA
desdora tu gracia y bon- ra! tu amor los enarde-
TEJÉD A PORFÍA GUIR- CANTANDO NOCHE Y
dad. ce tu dulce amor respi-
NALDAS AMARÍA QUE DÍA DE CELEBRAR TUS
ES LINDA SIN PAR QUE La gloria del Líbano del GLORIAS OH DULCE MA- ra.
ES LINDA SIN PAR cielo esplendente la DRE MÍA Una mirada piden de
lumbre, en tu frente tus benignos ojos: Fie-
En alas del céfiro ya Ma- Alma felíz escucha
vencidas están. les hijos son tuyos son
yo ha venido de viola ¿Qué placido alborozo
de tu amor despojos.
ceñido clavel y azahar... Tu talle a la palma gen- el templo de Dios vivo
inunda en puro gozo? Claveles y alelíes de la
Tributo a María llevó de til desafía en soberanía
y airoso ademan estación hermosa arro-
su mano y el pié sobe- Los ámbitos con voces
jan a tu plantas con an-
rano postróse a besar Tu labio mas púrpura tu de bendición resuenan
y de júbilo y gloria las sia fervorosa.
Belleza tan mágica de- tersa mejilla por si sola
bóvedas se llenan. ¡Oh si un jardín florido
jole hechizado en mon- humilla jazmín y coral.
en cada pecho vieras,
te y en prado le intenta Tu boca es mas pura Descórrese la gasa del
en jardín de virtudes
copiar. que cáliz de rosa tu risa transparente velo y en-
tre antorchas lucientes cuánto placer tuvieras!
graciosa de miel es rau-
dal los ojos ven un cielo.