Está en la página 1de 4

MARIA ISABEL LIZANO MACIAS

RELACION MEDICO PACIENTE

“El médico debe saber lo que hace, cómo lo hace y hacerlo siempre con
amor.” Paracelso

La relación médico/paciente es aquella que tiene lugar entre una persona que considera
su salud amenazada y alguien que posee el saber y la técnica para hacer frente a la
enfermedad y restaurar la salud comprometida o en riesgo
Importancia
 Obtenemos mejores cuidados y por lo siguientes mejores resultados.
 Evita intervenciones innecesarias, evita la presencia de efectos adversos
 Previene incomprensiones, errores y conflictos, es la mejor forma de prevenir
mala praxis.
 Amplia capacidad de entrega hacia los demás, siempre lleva un grado de temor o
ansiedad.
 Capacidad de liderazgo.
 Inteligencia emocional, saber manejar la ansiedad es la gran capacidad de clave
para una buena comunicación.
Problemas
 El medico desde tiempo anteriores ha sido catalogado como un ente superior o
como alguien a la cual deberían rendirle respeto, esto puede llegar a ocurrir en lo
que es la comunicación medico paciente
 Tratar de complacer en todo al paciente para evitar inconvenientes o simplemente
quedar bien
Enfoques de comunicación medico paciente
Enfoque fuertemente directivo: A
veces hay poca incertidumbre sobre el
mejor curso de tratamiento y el médico se
siente justificado para dar una dirección
muy clara. También hay ocasiones en que
el paciente prefiere que le digan qué tiene
que hacer. A veces la carga de tener que
sopesar las diferentes opciones es
demasiado grande, especialmente cuando
las consecuencias pueden ser graves o uno se siente demasiado mal.
Uno de los problemas de adoptar un enfoque muy directivo es que si el tratamiento no
funciona según lo previsto o sus efectos secundarios son muy desagradables el paciente
puede sentirse decepcionado o, al menos, no estar preparado para las consecuencias.
Enfoque paternalista: Como su nombre indica, en este tipo de relación el médico toma
un papel casi paternal, con los valores de autoridad y protección ligados a este concepto.
MARIA ISABEL LIZANO MACIAS

El médico tiene claro cuál es la dirección del tratamiento pero al mismo tiempo se muestra
comprensivo y amable ante las dudas del paciente. Cuando este tipo de relación se maneja
de forma adecuada el paciente se siente más protegido ante una realidad difícil de afrontar.
Enfoque negociador: En este estilo de consulta, tanto el médico como el paciente pueden
llevar la iniciativa en la relación, debatiendo las distintas opciones de tratamiento y e
intentando convencerse mutuamente de sus puntos de vista. Cuando se maneja bien, la
negociación puede desactivar posibles conflictos entre ambas partes.
Enfoque de apoyo: En este tipo de relación, está claro que el paciente o cuidador debe
tomar una decisión, pero los profesionales de la salud se involucran para hacerles ver que
no están solos. Las decisiones de atención médica que involucran elecciones basadas en
valores, o aquellas que involucran la salud de otras personas, se pueden llevar con este
tipo de enfoque.
Enfoque auto dirigido o consumista: Este enfoque se encuentra en el extremo opuesto
al paternalismo. Los pacientes que adoptan un enfoque auto dirigido asumen una
responsabilidad mucho mayor por sus decisiones de salud que en cualquiera de los otros
enfoques mencionados anteriormente. Este enfoque implica un compromiso considerable
del paciente por lo que es habitual en enfermedades que amenazan la vida.
No hay ningún tipo de comunicación que pueda tomarse como estándar. El enfoque ideal
dependerá de cada caso concreto.
Tipos de médicos

Medico paternalista: si bien es relativamente fácil saber de qué hablamos cuando


hablamos de paternalismo indicando de forma muy general el tipo de conflicto moral que
entraña o poniendo algunos ejemplos, es muy difícil encontrar una definición que esté a
salvo de objeciones
Médico agresivo: Muy irritable con los pacientes, temperamento muy fuerte, se enoja
con mucha facilidad, no es paciente al tomar decisiones las toma como cree conveniente
sin consultar con su paciente.
Medico inseguro: medico con muy poca experiencia, o con mucha inseguridad acerca de
sus conocimientos.
MARIA ISABEL LIZANO MACIAS

Medico frustrado: trabaja sin tener amor por su trabajo sin ganas de hacerlo y sin el más
mínimo entusiasmo
Medico pesimista: no ve resolución a los problemas presentados en el día a día, o tienen
a hacer un poco más grandes de lo que realmente son.
Medico optimista: todo lo ve con una solución muy fácil y no se complica ante ciertas
situaciones.
Medico ideal: posee conocimientos ideales, tiene una ágil solución a los problemas,
siempre esta actualizado y con la mejor tecnología
Tipos de pacientes.
Pacientes hostiles: son generalmente muy fáciles de cuidar. Por suerte, la mayoría de los
pacientes entran en esta categoría. Sin embargo, el principal problema de estos pacientes es
que, dada su simpatía, un médico puede estar tentado de ser más tranquilizador y optimista de
lo que debe ser cuando el realismo dicta lo contrario.

Pacientes angustiados: Este tipo de pacientes pueden llevar mucho tiempo y a menudo
requieren mucha tranquilidad. El caso más extremo es el paciente hipocondríaco que llama a
urgencias ante el más mínimo dolor.

Pacientes valientes: Los pacientes valientes tienen la fuerza emocional suficiente para afrontar
con entereza cualquier diagnostico por duro que resulte.

Pacientes deprimibles: No todos los pacientes reaccionan bien ante un mal diagnóstico, algunos
lo hacen con depresión o sentimientos malos. Recuerda que la ira puede ser el mecanismo de
defensa del paciente ante alguna otra emoción subyacente, como el miedo, la ansiedad o la
depresión.

Pacientes sugestionables: Estos pacientes han aprendido cómo conseguir lo que quieren si es
bueno para ellos o no. Tenemos que ser capaces de reconocer cuándo estamos siendo
manipulados y tener cuidado para evitar «ceder» cuando sabemos que no es en el mejor interés
del paciente.

Pacientes hipocondriacos: Este tipo de pacientes requieren mucha atención. Pueden resultar
agobiantes en ciertas ocasiones, por lo que a veces tienes que fijar con suavidad límites a lo que
puede y no puede hacer por ellos.

Clasificación medico paciente

La relación activo-pasiva: es aquella que se establece con enfermos que se encuentre en


un estado muy complicado y que la comunicación se complique.
Relación de cooperación guiada: es aquella en la que el paciente está dispuesto a dejarse
guiar por el médico y cumplir con el tratamiento.
Relación de participación mutua: Este tipo de relación no sólo contempla el
cumplimiento del tratamiento, sino el control en discusión frontal de situaciones y
actitudes relacionadas con la causa y evolución de la enfermedad.
Las vías de comunicación: estas son las vías por las cuales nos comunicaremos con los
pacientes.
MARIA ISABEL LIZANO MACIAS

Estas pueden ser verbales: de manera hablada o diálogos; extraverbal o por dada por
gestos, táctil que la veremos cuando realizamos de el examen físico, e instrumental que
sería con los elementos de apoyo en nuestra practica como médicos