Está en la página 1de 8

1 coplas 4

Yo soy de este pago hermoso, Soy del pago de Rosario,

Rosario de la Frontera, de La Hoyada pa’ más dato,

donde se enlutan los vasos a veces no paro la olla

cuando muere un calavera. porque soy un pelagato.

2 5

A Rosario yo lo llevo

A mi vino lo derramo

desde el día que nací,

en la tierra en carnaval

apenas digo mi nombre

pa’ que beban mis abuelos

mi tierra salta de mí.

enterraos en El Ceibal. 6

Para mí todito es lindo,

Salta tiene por el Sur para mí todo es igual,

a Rosario de portal, soy un gaucho aquerenciado

verde valle, cielo azul, n’ el pago El Algarrobal.

buena gente, agua termal. Yo no sé qué tiene el vino

que a mí me da por chupar,


cuando estoy alegre chupo 11

En la punta de aquel cerro

y cuando estoy por llorar.

yo hi clavado mi facón,

El vino tiene esas cosas así clavaste tus ojos

que al hombre lo hacen cantar, adentro mi corazón.

12

llora y ríe, ríe y llora, Lloviendo está sobre el río

puede morir o matar. y ya saltan los pescaos,

9 así salta el corazón mío

Yo ‘i nacido en El Naranjo,

cuando te veo en algún lao.

donde el Cristo Articulado, 13

Tu corazón es más dulce

y como el Cristo me paso

que la misma chirimoya

sentadito o acostado.

10 pero a mí me hace llorar

De allá abajo mi venido

cual si fuera de cebolla.

cruzando zanja y zanjones, 14

Tata Dios me ha dao los ojos

nada me han hecho los tigres,

pero pa’ hacerme sufrir,

qué me han de hacer los leones.


te veo pasar tan hermosa

pero no sos para mí. 18

15 La pucha qué lindas son

Ayer te canté en Los Churquis,

las mujeres de La Hoyada,

hoy te canto en Tinajeras,

¡si vestidas son tan lindas

en el cielo o el infierno

qué serán así sin nada!

te cantaré cuando muera. 19

16 Qué grandes tenís los pechos,

No mezquinés tu hermosura

redondos como la luna,

china linda, mostraméla,

las puntas han de ser dulces

que nadie hai querer mirarte

como el arrope de tuna!

cuando ya seas abuela. 20

17 Gustito a pan son tus manos

Mañana por la mañana

y tus pechos gusto a rosa

va a correr un viento frío,

y tendrás gustito a charqui

no le echés la culpa al viento

bajo tu vientre otra cosa.

que son los suspiros míos.


Refranes
20. No digas: de esta agua no he de beber.
21. Manos duchas, comen truchas.
22. A mal tiempo, buena cara.
23. Por la boca muere el pez.
24. Ojos que no ven, corazón que no siente.
25. Al pan, pan y al vino, vino.
26. A la tierra que fueres haz lo que vieres.
27. Al que a buen árbol se arrima buena sombra lo cobija.
28. A río revuelto, ganancia de pescadores.
29. A otro perro con ese hueso.
30. Amigo en la adversidad es un amigo de verdad.
31. Agua que no has de beber, déjala correr.
32. Dios los cría y el diablo los junta.
33. Dos cabezas piensan mejor que una.
34. El hombre es como el oso, mientras más feo más hermoso.
35. Donde manda capitán no manda marinero.
36. El que juega por necesidad pierde por obligación
37. El que siembra espinas que no espere cosechar flores.
38. El que tiene tienda que la atienda, o si no que la venda.
39. En la vida todo tiene remedio, menos la muerte.
40. Martes, ni te cases ni te embarques, ni de tu familia te apartes.
ADIVINANZAS

1. As no soy,
as no fui,
as no seré
hasta el fin.
Respuesta: el asno.
2. Soy un animal muy elegante,
muy veloz y poco fiero;
y cuando quiero calzarme
voy a casa del herrero. 
Respuesta: el caballo.
3. Antes huevecito,
después capullito,
más tarde volaré
como un pajarito.
Respuesta: la mariposa.
4. Soy astuto y juguetón
y cazar un ratón
es mi mayor afición.
Respuesta: el gato.
5. ¿Cuál es el animal,
de campo o corral,
que si una zanahoria le das
sus dientecitos verás?
Respuesto: el conejo.
6. De celda en celda voy
pero presa no estoy.
Respuesta: la abeja.
7. En alto vive, en alto mora,
en alto teje la tejedora.
Respuesta: la araña.
8. Sal al campo por las noches
si me quieres conocer,
soy señor de grandes ojos,
cara seria y gran saber.
Respuesta: el búho.
9. No lo parezco y soy pez,
y mi forma la refleja
una pieza de ajedrez.
Respuesta: el caballito de mar.
10. Un solo portero,
un solo inquilino,
tu casa redonda
la llevas contigo.
Respuesta: el caracol.
11. Cargadas van, cargadas vienen
y en el camino no se detienen.
Respuesta: las hormigas.
12. En dos castañuelas voy encerrado
y al sacarme del mar me pongo colorado.
Respuesta: el mejillón.
13. Vuelo de noche, 
duermo de día 
y nunca verás plumas 
 en el ala mía.
Respuesta: el murciélago.
14. Puñadito de algodón
que brinca sin ton ni son.
Respuesta: la oveja.
15. Canto en la orilla,
vivo en el agua,
no soy pescado,
ni soy cigarra.
1- Adivina quién soy, cuanto más lavo más sucia voy.
1- El agua.

2- La habrás oído nombrar. Piensa, medita, recuerda, ¿qué instrumento musical no tiene mas que
una cuerda? - La campana

3- Todo el mundo lo lleva, todo el mundo lo tiene, porque a todos le dan uno en cuanto al mundo
viene.
- El nombre.
4- Todos me usan para descansar. Si ya te lo he dicho, no me busques más. - La silla.

5- Blanco por dentro, verde por fuera. Si quieres que te lo diga espera.

LA PERA

TRABALENGUAS

El perro de San Roque no tiene rabo,


porque Ramón Ramírez se lo ha cortado.

Cómo quieres que te quiera


si el que quiero que me quiera
no me quiere como quiero que me quiera de verdad.

La razón de la sinrazón que a mi razón se hace,


de tal manera mi razón enfurece que con razón
me quejo de la vuestra fermosura. (Miguel de Cervantes)
El Cielo está enladrillado. ¿Quién lo desenladrillará?
El desenladrillador que lo desenladrille, buen desenladrillador será.

El rey de Constantinopla se quiere desconstantinopolizar,


el desconstantinopolizador que lo desconstantinopolice,
buen desconstantinopolizador será.

Pues a mí me han dicho que tú has dicho un dicho que yo he dicho. Pero
ese dicho está mal dicho, pues si yo lo hubiera dicho, estaría mejor dicho
que el dicho que a mí me han dicho que tú has dicho.

Pablito clavó un clavito en la calva de un calvito,


en la calva de un calvito, clavó un clavito Pablito.

Tres tristes tigres tragaban trigo en un trigal en tres tristes trastos.


En tres tristes trastos, tragaban trigo en un trigal, tres tristes tigres.

El viejo cangrejo se quedó perplejo al ver su viejo reflejo en aquel espejo.

El cura de Alcañiz,
a las narices llama nariz,
y el cura de Alcañices,
a la nariz llama narices.

Compadre cómpreme un coco,


Compadre no compro coco,
porque como poco coco como,
poco coco compro.

Si tu gusto gustara del gusto que gusta mi gusto,


mi gusto gustaría del gusto que gusta tu gusto,
pero como tu gusto no gusta del gusto que gusta mi gusto,
mi gusto no gusta del gusto que gusta tu gusto.

Guerra tenía una parra y Parra tenía una perra; la perra de Parra rompió
la parra de Guerra y Guerra aporreó con la porra a la perra. Si la perra de
Parra no hubiera roto la parra de Guerra, Guerra no hubiera aporreado
con la porra a la perra de Guerra.

Por ese camino iba un hombre con colchones y cajones; si atendía los
colchones se le caían los cajones, y si atendía los cajones se le caían los
colchones.
Erre con erre, guitarra;
erre con erre, carril:
rápido ruedan los carros,
rápido el ferrocarril. 

Camarón, caramelo, camarón, caramelo…


Camarón, caramelo; caramelo, camarón.

Pedro Pérez Pereira,


pobre pintor portugués,
pinta paisajes por poca plata
para pagar un pasaje a París.

Pietro aprieta las piedras de Petra. Si Pietro aprieta las piedras de Petra
¿quién aprieta las piedras de Pietro? Pepe pecas pica papas con un
pico, con un pico pica papas Pepe pecas.

Un burro comía berros y un perro se los robó, el burro lanzó un rebuzno y


el perro al barro cayó.

El gorrión dijo a la picaza: ¡Qué mujer tan rarabingalonaza! La picaza dijo


al gorrión: ¡Qué señor tan rarabingalozón!

Crisantemo, crisantemo, ¡desencrisantemizate!