Está en la página 1de 7

Semana 5

Fraseología

Es común que como colombianos tengamos la percepción de que nos expresamos


regularmente con refranes y expresiones populares. Es más: cuando hablamos con
las personas mayores, vemos entre sus expresiones más comunes exageraciones y
dichos que amenizan la conversación y enriquecen la fuerza expresiva de sus
relatos. Para los nacidos a finales del siglo XX y principios del siglo XXI, esas
características, aunque persisten, son menos frecuentes debido a la globalización,
los medios de comunicación, el internet y las redes en general, las cuales favorecen
más la llegada de extranjerismos que el fortalecimiento de lo que llamaremos
unidades fraseológicas o UF. Incluso para el extranjero y para personas entre las
mismas regiones, el reconocer esos fraseologismos y esas expresiones, cuyos
significados son dados por la gente, por la comunidad, es quizás el mayor reto, pues
son expresiones que regularmente no aparecen en los diccionarios y se deben al
contexto. Realmente la fraseología es un fenómeno lingüístico supremamente
interesante que nos permite ser conscientes de la complejidad de la lengua y de la
creatividad expresiva del ser humano. A continuación, algunos ejemplos:

“Más claro no canta un gallo”, en lugar de decir que comprendemos la


información.

“Aguantaron más hambre que ratón de iglesia”, en lugar de decir que


padecieron hambre.

“Nacer con estrella”, en lugar de decir que tiene buena suerte.

“Tener todo patas arriba”, para decir que tiene todo en desorden.

“Levantarse con el pie izquierdo”, para decir que no es su día de suerte o que
las cosas van mal.

“Ser uña y mugre”, en lugar de decir que son muy unidos o que sienten que son
el uno para el otro.

En el Diccionario de la lengua española el concepto de fraseología aparece definido


en su cuarta acepción como “conjunto de frases hechas, locuciones figuradas,
metáforas y comparaciones fijadas, modismos y refranes, existentes en una lengua,
en el uso individual o en el de algún grupo”. Esta definición también es retomada
por Gloria Corpas Pastor en su Manual de fraseología española (1996), quien además
define como objeto de estudio de la fraseología a las unidades fraseológicas, que se
caracterizan porque:

1. Son expresiones formadas por varias palabras.

Una unidad fraseológica nace de la combinación arbitraria de dos o más


palabras y se caracteriza por su nivel de uso y fijación entre los hablantes;
además, en términos semánticos su significado no está asociado a la definición
de los términos por los cuales está compuesta, sino por el mismo significado que
se le da en las sociedades o comunidades en las cuales se utiliza.

Por ejemplo:

“Mirar por encima del hombro”: es una unidad fraseológica que está conformada
por varias palabras, que tiene un uso reiterado y cuyo significado no es
denotativo ni se infiere de la comprensión de sus componentes sino únicamente
estando inmerso en la cultura de los hablantes que utilizan esta unidad, de
acuerdo a la cual se puede entender esta UF, “mirar por encima del hombro”,
como una señal de desprecio o de desagrado hacia el otro.

2. Están institucionalizadas y su uso es frecuente.

Como ya se dijo en el punto anterior, una UF se caracteriza por su uso frecuente,


que puede ir en dos líneas:

• Frecuencia por coaparición: esta hace referencia al número de veces que


puede aparecer una misma UF en diferentes contextos y cómo comienza a
ser reiterada su expresión respetando el sentido de los términos que la
componen.

• Frecuencia de uso: el uso reiterado de una UF la convierte en una expresión


fija y esto se relaciona directamente con su institucionalización debido a su
alta frecuencia de uso.

Muchos autores utilizan como expresiones semejantes unidades fraseológicas


y expresiones fijas, y afirman que en lugar de hablar de la institucionalización
de estas unidades o expresiones debe hablarse de la reproductibilidad de las
mismas; incluso, se refieren al registro de estas combinaciones en los
diccionarios como parte de su uso reiterado.

3. Tienen particularidades sintácticas y semánticas.

La idiomaticidad es quizás el rasgo esencial de las UF y se refiere justamente a


esa propiedad semántica que permite que el significado de estas expresiones
esté sujeto a la totalidad de sus componentes. Sin embargo, existen
excepciones y el significado de una UF puede estar dado por un significado

literal o figurativo, y este último es el que facilita, justamente, la idiomaticidad
de la mayoría de las UF, resultado de una serie de metaforizaciones debido a la
transferencia del sentido literal.

4. Pueden presentar variaciones en sus elementos integrantes.

La fijación se define como “la propiedad que tienen ciertas expresiones de ser
reproducidas en el hablar como combinaciones previamente hechas”. Aun así,
las UF pueden presentar variaciones léxicas: una cosa es llamar/invocar al
diablo, y otra distinta es verlo venir/llegar.

Para poder ser consideradas realmente como UF, estas variantes deben:

• Ser parte de la misma lengua.


• No presentar diferencias de significado.
• Ser libres del contexto en el cual aparecen.
• Coincidir en su estructura y en sus componentes.
• Ser fijas, en el sentido de ser reconocidas e identificados a partir de los
componentes de su estructura.

Todo lo anterior nos permite dimensionar la complejidad de las UF, pero lo


interesante del análisis de cada una de ellas, desde el punto de vista práctico, es que
en el examen de admisión van a aparecer diferentes tipos de textos de carácter
nacional o regional en los cuales muy probablemente aparecerán este tipo de
expresiones, y que entre las opciones de respuesta requerirán explicar su
significado. En estos casos no hay que tener miedo de usar el repertorio de cultura
y de conocimiento popular para responder, ya que nosotros, como hablantes del
español y como inmersos en la cultura, somos quienes mejor comprendemos estas
unidades. La fraseología únicamente nos explica el fenómeno y nos permite ser
conscientes de su existencia, y además se encarga de clasificar este tipo de
expresiones, como lo veremos a continuación:

1. Colocaciones

Las colocaciones son UF formadas por dos elementos: una base y un colocativo.
Estas unidades son en cierta manera prefrabricadas dentro de la lengua, es decir,
su nivel de fijación es lo que les confiere la categoría de UF, y aunque podrían
considerarse como expresiones libres, el uso y la pertenencia al campo semántico
les restringe y estandariza sus componentes, además de que la fijación en
determinados contextos del habla les confiere su categorización. Por ejemplo: paseo
se combina con el verbo dar, decisión con el verbo tomar y fotografía con el verbo
sacar. Así pues, son tres colocaciones verbales en las cuales el nombre es la base y
el verbo el colocativo.

Se entiende por colocación el fenómeno gracias al cual se favorecen ciertas
combinaciones de dos elementos frente a todas las que serían estadísticamente
posibles en el lenguaje. Estas UF no constituyen actos de habla ni enunciados en sí,
y debido a su fijación presentan restricciones y limitaciones de combinación,
especialmente por su nivel semántico.

Las colocaciones se han clasificado de acuerdo a su orden sintáctico:

• Sustantivo (sujeto) + verbo: en este tipo de colocaciones el verbo define una


característica del sujeto o la cosa nombrada por el sustantivo:

Declararse una epidemia


Desatarse una guerra
La lluvia amaina

• Verbo + sustantivo: son las colocaciones más utilizadas. En primer lugar


están aquellas UF que responden al mismo campo semántico; en segundo
están las que presentan posibilidades de combinación limitadas; y por
último, aquellos casos en los cuales se presentan verbos altamente
polisémicos:

Desempeñar un cargo / papel / función


Conciliar el sueño
Tomar decisiones acertadas / “No tomes decisiones rápidas”

• Adjetivo + sustantivo: en estos casos el adjetivo, como colocativo, potencia e


intensifica la base que es el sustantivo:

Error garrafal
Reunión clave
Enemigo acérrimo

• Sustantivo + preposición + sustantivo: este tipo de colocaciones indica la


pertenencia a un lugar o a un grupo determinado en proporciones de mayor
a menor o de menor a mayor o de acuerdo a la función.

Una tableta de chocolate


Un diente de ajo
Ciclo de conferencias

• Verbo + adverbio: es importante recordar que los adverbios son las palabras
que modifican al verbo. En el caso de las colocaciones, los más comunes son
los de modo e intensidad:

Llorar amargamente

Negar rotundamente
Felicitar efusivamente

• Adjetivo + adverbio: en este caso los adverbios cumplen la misma función


que en la categoría anterior, pero modifican a los adjetivos dentro de la
colocación:

Profundamente dormido
Firmemente convencido
Estrechamente ligado

2. Locuciones

Diferentes autores han conformado una definición clara de las locuciones, entre
ellos Corpas y Casares. Pero con el fin de utilizar una definición que sea mucho más
clara y universal se utiliza la que recoge el Diccionario de la lengua española, que
define locución como “grupo de palabras que funcionan como una sola pieza léxica
con un sentido unitario y cierto grado de fijación formal”. Como ya se ha reiterado
a lo largo de este módulo, una de las características más determinante de las UF, y
en este caso de las locuciones, es la fijación, al estar determinadas ya no por una
unión arbitraria de los términos sino por la fijación que les imparte el uso constante.
De acuerdo a su función dentro de la oración, se han denominado como:

Tipo Ejemplo
Locuciones nominales: locución que cumple la - Vacas flacas
misma función que un sustantivo. - Cortina de humo
- Golpe bajo
- Patas de gallo
Locuciones adjetivas: locución que cumple la - Sano y salvo
misma función que un adjetivo. - De pelo en pecho
- De padre y señor mío
- De armas tomar
Locuciones adverbiales: locución que cumple la - A la vez
misma función que un adverbio. - A renglón seguido
- Al pie de la letra
- De pies a cabeza
Locuciones verbales: locución que cumple la - Llevar y traer
misma función que un verbo. - No pegar el ojo
- Oler a cuerno quemado
Locuciones prepositivas: locución que puede - A causa de
estar compuesta por dos o más preposiciones, - Con vista a
además de otros compuestos, pero el último - Con arreglo a
debe ser una preposición. - En torno a
Locuciones conjuntivas: locución que cumple la - Mientras tanto
misma función que una conjunción. - Siempre y cuando
- A medida que
- Al fin y al cabo

3. Enunciados fraseológicos

Los enunciados fraseológicos son en su mayoría fórmulas rutinarias o paremias, es


decir, refranes, proverbios o adagios. Algunas de las características estructurales de
este tipo de UFS son:

a. Lexicalización: toda UF debe cumplir con este requisito, está relacionado con
el sentido figurado o metafórico de las expresiones.
b. Autonomía sintáctica: es decir que no requieren combinarse con otros
elementos dentro del discurso.
c. Autonomía textual: son susceptibles de funcionar como enunciados con
carácter de texto.
d. Valor de verdad general: debido a la apropiación cultural se consideran como
hechos de sabiduría popular.
e. Carácter anónimo: no se reconoce su autoría.

Ejemplos:

Juntarse el hambre con las ganas de comer


A otro perro con ese hueso
No tiene velas en este entierro
Agua que no has de beber déjala correr

Recomendaciones bibliográficas

• Puedes consultar el Manual de fraseología española, de Gloria Corpas Pastor,


para resolver tus dudas y profundizar en el tema.

• En esta página encontrarás un interesante recurso pedagógico que funciona


como diccionario de colocaciones en español y contiene actividades
didácticas:

http://www.dicesp.com/paginas

• Es muy importante consultar fuentes confiables de información. No dejes de


visitar los siguientes:

Diccionario de la lengua española: http://www.rae.es/rae.html


Diccionario panhispánico de dudas: http://buscon.rae.es/dpdI/
Fundación Español Urgente: http://www.fundeu.es/
La palabra del día: http://www.elcastellano.org/palabra.html

• En la biblioteca más cercana puedes encontrar diccionarios de fraseología.

• Te recomendamos leer cuentos y novelas de autores colombianos de


diferentes regiones. Identifica unidades fraseológicas dentro del texto y
compara cómo se utilizan diferentes UF en cada una de las regiones. Verás
que de esta manera la lectura se hace mucho más enriquecedora.