Está en la página 1de 2

Animalidad

Etología: Estudio del comportamiento animal como sustrato del comportamiento escénico
buscando desesperadamente el objeto de su pasión. Y quieren enamorarse, a la brevedad
posible
Difícilmente la educación tradicional contiene un plan de estudios diseñado para
despertar este tipo de pasión
un calentamiento e improvisaciones con base en movimientos que son lenguaje animal.
Serpenteos, zarpazos, rastreo, acecho. En síntesis, les estaba diciendo, de manera sutil e
indirecta, que nuestra animalidad es nuestro mejor libro de texto.
la técnica natural del cuerpo. Sólo hay que descubrirla y sistematizarla
entraban directamente al juego exploratorio.
el movimiento es también una “bebida espirituosa”, capaz de convocar el entusiasmo, la
embriaguez.
Hay dos anzuelos únicos que atrapan definitivamente la atención del espectador: la
dramaturgia del bailarín ligada al lenguaje corporal y la embriaguez placentera que genera
el movimiento
Recuperar la animalidad es llegar al gesto. La expresión animal es “el estar allí”,
totalmente presente.
un proceso de desinhibición que desemboca en la disponibilidad y permite el control (de
la operación mental que requiere la dramaturgia) y el abandono (capacidad para la
reacción) frente al estímulo de la ficción. Un cuerpo relajado es un cuerpo dispuesto a
recibir, al mismo tiempo que está preparado para el acecho. Mantiene un estado de
alerta. Se desinhibe para apropiarse de sí mismo. Se desinhibe para desmontar los hábitos
adquiridos, limitantes y condicionantes. Desatar la sensorialidad, que es distinta a la
emotividad, conduce a la desinhibición. Relajamiento y concentración van juntos
El animal se comunica sin la intermediación de signos. Comunica mediante su energía
inmediata. La presencia natural del animal la trabaja el bailarín/actor deliberadamente.
Produce una energía que habita el sistema nervioso y altera el tono muscular.

Hay cuatro ventanas para asomarse a la vida del personaje. La primera nos da acceso a lo
que es evidente para todos: edad, sexo, nacionalidad. La segunda contiene lo íntimo, lo
que nadie sabe, sólo el personaje. La tercera permite ver lo que éste proyecta como
imagen ante los demás, sin saberlo. La cuarta enmarca las causas de por qué hace lo que
hace, que incluso son oscuras para el mismo personaje. Ésta es la zona de la intuición. No
se enseña.
una comunicación veloz y eficaz con el espectador. En el animal, esa comunicación nace
de una necesidad imperiosa de comunicar algo vía diferentes estrategias de carácter
instintivo o impulsivo. Así, el impulso, que puede incluso aprovechar accidentes e
imprevistos, se convierte en un comportamiento reflexivo (estratégico). Esto conduce a la
acción eficaz. Esta acción eficaz es clara. El animal no duda en una situación extrema. La
comunicación es inmediata.
al Eros de la mitología griega, igualmente se refiere al impulso de vida irracional y cataliza
las fuerzas creadoras en el artista
Sexualidad..........................vínculo (exhibicionismo, seducción, eros).
tu naturaleza y tu cuerpo son mucho más inteligentes que tu hemisferio izquierdo, que
está lleno de programas, totalmente programado por la educación, y el hemisferio
derecho, el intuitivo, creador, simbólico, que no utiliza el lenguaje verbal, es con el que
trabaja el artista, ese hemisferio no está programado, por eso los artistas son tan
auténticos cuando realmente están conectados

También podría gustarte