Está en la página 1de 13

·~

" ~

·. · · · · E:I poder
la músíca
)'lr r111Í,r1ár (o 111w 1¡y11•rrrlr,6/t' rrn11rH110 j;a1·rr cÍIÍ01101' e&
(l)/oJ'Jf/ /o¡¡• rlr,/t,1rc..1·j;en111t1dOJ' rlclalma .

JOHANN 5 E.BASTIAN fiACH

EL MUNDO SONORO

El sonido es energía que se puede organizar en distintas formas, figuras,


comportamientos y proporciones matemáticas, es lo que nuestros antepasa-
dos llamaron "el principio".
Algunos de los sonidos que nos acompañan constantemente, como la sin-
fonía del viento y del agua, el mido de los coches y de todos los objetos móvi-
les, son diálogos que tenemos con ellos y con nosotros.
El sonido es un fenómeno variable que acompaña la vibración del cuerpo,
y la intensidad del sonido se refleja en la reacción producida en el oído por la
frewencia vibratoria.
El lenguaje musical es una creación del hombre y su valor reside en el sig-
nificado que el autor comunica al oyente por una cierta manera de conectar,
modelar y acentuar los sonidos. La música es una representación histórica de
las sociedades y las culturas. La música se genera en cualquier pueblo, comu-
nidad o sociedad sin importar su grado de desarrollo.
Ansermet 1 habla del sentido intuitivo del lenguaje musical afectivo que
trasmiten los autores de música en la interpretación que hacen con los so-

'E. Ansermel, Escritos sobre la rrnlsica, Idea Books, Barcelona, 1983.

19
CAP. 1. EL PODER DE LA MÚSICA

20
.6 ' nica y ahí es donde se manifiestan y se
de expres1 nu 1
nidos, con una form~ . 1 la creatividad persona .
comunican . e11 en guaJe mus1Ca hy d terminad a mus,ca , . cad a quien. reh ace el
. d' e al escuc ar e ·d
som os, es por esto que
Tamb1én 1Ce qu
. 1que e1au t or ha fiJ.ado en los
acontecimiento mus1C~ t dos no produce en todos el mismo efecto
, • 1 misma para O ' '
esa mus1ca no es ~. . da una experiencia personal.
pero sí abre la posib,hda ·t que se encuentra por todas partes, no so-
'd parece e1n mo,
Con e som ~
l ? . uede ercibir en la naturaleza, en los gestos, en la
lamente en la mus1Ca, se P , p 1desarrollo industrial, en las fluctuaciones
forma de hablar, en la poes,\ en \ de las vibraciones que se manifiestan en
del mercado, en el cuerpo a rave
. . tporales y en la danza.
mov1m1en os cor . t d manifestaciones de un juego de fuerzas y la
E.l ritmo es un conJun o e . ·r. d f .
. . L sentimientos dan un s1gn111ca o a ectwo a los
t' ·dad de sent1m1entos. os l . .
ac w, t tonales y eso es lo que hace de a v1venc1a musical
sonidos y a las estruc uras ,
una vivencia afectiva. . d b
observaciones de varios investiga ores se sa e que escu-
eon b ase en as . de 55°/4 del tiempo de comumcac,on
1 • · , d. · h bl
1ana; a. ar'
char ocupa un promed,o º
23 º''º, 1eer, 13 o/cº y escribir, sólo 9 %. A partir de h
estos datos es que se reconsidera
· l t·

la importancia de desarrollar y educa: ~a escuc _creativa y se ec ,va.
Al margen de la experiencia auditiva, la mus,ca llega al ser humano por
medio de los sentidos. Escuchar es como respirar a través de los oídos. E.l soni-
do fluye en el cuerpo como el oxígeno, por ello hay que aprender a escucharlo
con todo el cuerpo.
A pesar de que hoy se sabe más acerca de cómo el oído percibe las ondas
sonoras y cómo el cerebro las interpreta, en lo referente a la reacción del cuer-
po sólo se puede especular, ya que cada uno absorbe, escucha, interpreta y
recrea el sonido de forma personal.
E.s factible afirmar que una persona sorda aprende a "escuchar" los so-
nidos en diferentes partes de su cuerpo: los sonidos graves en la parte infe-
rior, los agudos en la parte superior y en la cabeza. Por ejemplo, los sonidos
que emiten los tambores son sonidos graves, vibraciones que se sienten en la
parte inferior: cadera, piernas y pies. Los sonidos que emiten las flautas son
agudos, vibraciones que se sienten en la parte superior: abdomen, pecho y
cabeza.
E.n cuanto al periodo prenatal, en el tercer mes el feto empieza a escuchar
sonidos como: los latidos del corazón, la respiración, los ruidos digestivos y la
voz de la 1:1adre e, incluso, los sonidos del exterior, a través del liquido amnióti-
co. A !0 s cmco meses el feto responde con movimientos a los fonemas que pro-
nuncia la madre Yasí continúa su desarrollo. Esto le permite conectarse con
los dos mundos, el que está en el exterior y en el interior del vientre materno.
Al nacer, el oído es perfecto en su capacidad de escucha la cual va dismi-
'
El MUNDO SONOl<O
21
nuyendo con el crecimiento y con una educación que no v 1 l · •
de educar y cultivar la escucha. ª ora ª importancia
Des~e que nace, el niño está envuelto por el lenguaje hablado de su familia
y los estimul~s de su 1:1edio. Así aprende a hablar, a expresarse y a desarrollar
su vocabulano. Del mismo modo sucede con la música; si en la casa existe un
a~bi~~te musical, el niño l~ ~ntegrará como otra forma de expresión y comu-
rncac,on, como una expres,on natural de sentimientos, como una fuente de
estimu lación, energía, placer y descanso; el lenguaje y la música se convierten
así en una ayuda para el desarrollo pleno de las potencialidades del niño.
En la música , el niño no sólo escucha las piezas y las canciones que for-
man su gusto musical, también empieza a crear espontáneamente nueva mú-
sica como una forma de expresión.
La relevan cia del sonido en la vida cotidiana se puede constatar, por
ejempl o, cuando en una película de pronto hay un espacio sin sonido, el cual
produce un estado de inquietud en el espectador, que de hecho es usado con
frecuencia como preludio de una escena no siempre agradable. Mientras que
una escena de amor es imposible de visualizar sin música.
Existe algo más profundo en el escuchar que en el ver, ya que escuchar a
otras personas e.rea vínculos más estrechos que simplemente verlos, se crea
una conexión invisible.
Los seres human os están casi siempre en contacto pero no siempre cons-
cientes de sonidos de la naturaleza como: el sonido de las olas del mar, la caída
de una cascada, el fluir de un río, el sonido de los truenos y del viento, así
como los sonidos que emiten los animales, entre otros. Por otro lado, con el
ruido que se vive en las grandes ciudades se va adormilando y anestesiando
la escucha. Sin embargo, no por ello el ruido deja de causar un efecto en el
organismo, en las emociones y en los pensamientos.
Además, las personas van desarrollando una escucha selectiva, esto quie-
re decir que escuchan lo que quieren y evaden lo que no quieren escuchar, se
convierten así en un cierto tipo de sordos; al igual que con la percepción visual
y en general con todos los sentidos, se limita la percep ción y de esta forma los
seres humanos se van bloqueando.
En la escucha selectiva cada cual realiza sus interpretaciones. Así es la
percep ción en genera l, cada persona crea su mapa de la realid~_d, por ~anto,_el
signifkado es muy personal. El resultado es que la comunicac1on se d~stors10 -
na, se bloquea, se vuelve inefk iente, ya que cada persona crea su realidad.
CAP. 1. EL PODER DE LA MÚSICA
22

LA ESCUCHA CREATIVA
_(/r (',l'('ll('h(f ( 'l'('/1/IÍHf ( ,I' /r, (',j'('/l('hlf f'(J/1,1'('/('r//(' f/11('
1

tHr 11/(Í. i· allrí af lr1 r¡11f' f'O lirlirmr1111('11If'l fW{'l1cltm110,r,


<',I' a/ll'IHH'f 'hm· Ir, oj;ol'l11111ilrrr trlt, co11or'1'/1i• c,i•a,
1¡yri n1111aif11 r/r,, !ÍJ 01·rlli1111·1ó f'II/ f1/,t:,'/1•1101•rlti/,(/1•1i1.

GILDA WAISBURD

Uno de los hábitos más importantes de un pensador creativo consiste en


ser un buen escucha; lo que significa estar alerta y hacer guardia en la puerta
de los oídos para permitir el contacto con el cuerpo, la mente, el corazón y el
espíritu.
Cuando el sonido es registrado por el oído, el nervio auditivo trasmite la
información al cerebro. Al recibir la información el cerebro filtra las señales al
reconocer algunos patrones del sonido, los cuales producen distintas reaccio-
nes emocionales.
Uno de los factores más importantes para que una persona desarrolle la
inteligencia emocional y musical consiste en aprender a tener una buena es-
cucha. Es importante aprender a escuchar lo que hay en uno y en los demás.
A continuación se presentan formas para desarrollar una escucha inteli-
gente y creativa.

• Escuchar lo bueno. Sintonizar los oídos con el amor, la esperanza, el


ánimo y la fortaleza. Cerrar los oídos a los chismorreos y al resenti-
miento.
• Escuchar lo hermoso dentro y fuera de uno mismo.
• Escuchar la música de los maestros.
• Escuchar la sinfonía de la propia naturaleza.
• Escuchar la sinfonfa de la naturaleza: el murmullo del viento en lasco-
pas de los árboles, el canto de los pájaros, el estallido del oleaje.
• Escuchar de manera crítica. Poner mentalmente en tela de juicio las
afirmaciones, ideas y f1losoffas . Buscar la verdad con una mente abier-
ta y escuchar con paciencia.
• No apresurar a la otra persona. Escuchar con cortesfa lo que tiene que
decir, sin importar si hay acuerdos o desacuerdos, siempre se puede
aprender algo. Tampoco apresurar los sonidos internos, escuchar con
cortesía lo que cada quien tiene que decir.
• Silen_ci~r la mente, detener el monólogo neurótico, para poder escuchar
Yrecibir al otro. E!>cuchar la voz interna para crecer y ser creativos.
• Ser un escucha inquisitivo. Hacer preguntas a los otros y a uno mismo.
¡i JIIÍ 1', IÁ /'\1 /'ilf ÁÍ 23

• 1•1111< 11,11 1011 < 1ddo1do li1 1 ldoi1•1IH>•d l lvt1•i o w11¡,1I lvi1•1, (l,, 101, ol rr) 11 y d"
1

11111, rn h rn,i, D<•l11< 1111 lo1 •1 ph l.1·, o r l.iv1 1qr~<J 111u•,Lu1 lrl'lplr,ir ptoy<•c to'¡
11

e 1t-,il lvo•1,

• 1·•< 1,c h,11· lo·, .itilH 1 lo1, rn,h pml 1111do1,, 1.t·, rri,1 •, ,il l,1 •1 i1•,plri1, 1om",, lo•, lrn
¡mho•, rr1,1', 1101>1 011 do 111 w ,I m •a.i r. 1

• /\p1 011dor o1 < •il .ir ('rt •,11<.i nclo y ,1 c 1rnd1,1r rnn lo•i oído•, de• l,1 lnl.ulrlón la
1 11

ln·qll r,H l<'.m y l,1 1111ul< ión rri t1•1 pl'OÍ 11ndi1•1,

lJ111,uen nl<'mplo d,• id Lrltti do un,1 1••¡1 ucli,i lnlfl il13, n1,, y< ret.1 tlv,J C'> el 1

rn nfl l, lo qu<' '1 fl rr,,1111111 11,l.i Pntr<' l.i•¡ por•,o n,J ', y 10 1 pueblo•¡ rn,rndo dp.Jrr. n
1

1,•,n11,1l< 1
w h,rn lo tnl·,rno, poro< tHl.J 1rno lnterprPL,J •in,3,; n •11J pr•rcnr clón, a
, ... ,

1r.iv(o•, d,, ·,u•, lrn,1 131 nt", int<•rn,J'i y, por ',up1H ·,to, d,• ·,11 hhlori.J ,
1 1

¿QUl (5 1./\ MÚ~lt/\?

{IÍ I/IIÍ-l'IÍ'II / ~I' ////// 1f 1/IIJ/'II/, 1/r1 111!1111 11//IIIIÍH'/ ',\'II,

11/rt,1• ti /rr llll'///1', 11/11'/r) ti /r¡ 11/1~/ljlÍll l l 'I (/¡¡ , l 'lll 'l ll//11 1/ /r¡
ln:1•/t ' .'II, 11/ry1•/r~ f 111r/r111 / 01/rt,1' /r1,1• / 'lhl'II,\', / ',!' /r1 Nl'lll 'l/1

1/rl ()/'llr'II, J ('()/l(lt11·1· ( / / 01lr1 Ir) ljll(' (',\' /1111·110,,¡iMIII, f


IÍ1·1·11111,1·11 ,

Pl,Al'ÓN

I.J rhtlanrJ mú.slca viene de la ra í1. mousa. é.n la milolog(a griega se dice
que lc.1 s nueve musa~, hermanas celesllalcs que rigen la canc.ión 1 la poesía, las
.;rl.c'> y las ciencias, nacieron de Leus rey de los diose~, y de Mncmosina, diosa
1

de l<.1 memoria. As(, la músicil es hija del amor divino, cuya gracia, be'lleza y
misleriosos poderes sc1.nadores están fnLimamente conectados con el orden
cclc'> lial y la rncmoria del origen y destino de la humanidad.
Los antropólogos brindan i·nformación acerca de cómo aparece la pri-
mert1 rnú!,ica. l lace más de 35 000 aflos los seres humanos construyeron la
primcrc1 música , crea ron instrumentos de percusión, al golpea r troncos con
hue'>O'>. Posteriormente, el hombre creó inslrumentos capaces de producir
unJ Vélricdad de !>Onidos con más sl9niflcado e.orno cascabeles y tambores 1

que !>e hacían con pieles de animales, después elaboraron inslrumenlos de


c1ire con c.arc1coles y ca rrizos. Por último, el hombre produjo los instrumentos
de cuerdas, hoy reconocidos como los instrumento s más complejos.
Ln cada c.ulLura la músicc.1., la pintura y la danza caracleri La n su esencia a
1

lravé<; de sus n1anlfeslacione!,.


24 CAP. 1. EL PODER DE LA MÚSICA

De la época paleolítica se conservan pinturas con personas danzando


acompañadas de música.
Las tribus africanas encuentran que el ritmo de los tambores es una for-
ma de comunicación y parte indispensable de sus rituales. La música invita a
la danza, provoca el canto de una madre a su bebé, así como incita una_marcha
militar. E.l poder de la música invoca y ex~resa, lo que en muchas ocas10nes, el
lenguaje oral y el escrito no pueden manifestar.
La música es una forma de comunicación entre las personas, que no co-
munica siempre lo obvio.
Anthony Storr 2 afirma que en el ser human?, ~ay dos acercamientos con-
vencionales para conocer el significado de la mus1Ca.

1. Examina sus orígenes, ya que aunque hoy la música está muy desarro-
llada, es más compleja y variada; entender cómo empezó ayudarla a
descifrarla y a entender su signifkado fundamental.
2. Examina cómo la música ha sido utilizada y qué funciones ha tenido a
través de la historia.

No hay un argumento común acerca de los orígenes de la música. Lo que


sí se puede confirmar es la trascendente avortación que ha hecho al desarro-
llo cultural de los pueblos. Cuando se da un cambio en el arte se provoca una
transformación en la vida de las personas. Anthony Storr afirma que cuando
un pueblo pierde su música está condenado a morir.
Todo ser nace en un mundo de sonidos, un mundo musical, al cual reac-
ciona por el significado que surge al unir los sonidos rítmicos y los sonidos
de la melodía. E.sto le ocurre al feto en el vientre materno, en el momento de
su nacimiento y hasta el último momento de vida de cada ser. Es innegable
que la música provoca resvuestas emocionales, aunque no sucede de la misma
manera en cada persona, ya que depende tanto de los estados de ánimo de los
que escuchan la música como de su historia personal.
Por estas razones, la música se ha utilizado en todas las culturas y en múl-
tiples actividades: celebraciones, funerales, marchas, serenat as; en lugares de
esparcimiento, como elemento ambiental en espacios públicos, etcétera.
E.n la obra citada, Anthony Storr sostiene que la música se enraiza en el
cuerpo, que es una actividad resonante y sensible, equivalente a lo que ocurre
en el contacto profundo con una persona amada.

, A Storr, Music and the mind, Ballanllnc Books, Nueva York, 1992.
LA NATURALEZA Dé LA MÚSICA 25

LA NATURALEZA DE LA MÚSICA
La música es, desde su naturaleza, una imagen que al reflexionar en ella
nos conecta con el flujo interno de la vida, que tiene momentos de ritmos sua-
ves y fuertes, de ritmos acelerados y lentos.
La música es sonido y silencio. Es el espacio que hay entre las notas que
crean el ritmo, la melodía y el significado; por esto, cuando un compositor lo-
gra una buena interpretación de su obra, mayor es la calidad del silencio..
Entonces, la reacción a un tiempo o momento determinado es una pista
para saber si lo que se necesita es música que calme o que vigorice.
Maureen McCarthy Draper3 dice que la naturaleza de la música es un
camino para el bienestar interior ya que refleja los movimientos internos y
externos de nuestra vida. La música se despliega utilizando el tiempo como
medio, como el carácter humano, y es a través del tiempo que se descubre a
sí misma. Del mismo modo en que la música divide el tiempo en compases
coherentes, dando forma y organizando sus ritmos y armonías, nosotros es-
tructuramos los días y los dividimos en minutos y horas.
El significado que se descubre en la música es el resultado de las reac-
ciones a sus ritmos y armonías cambiantes que, como imán, son capaces de
sacar a la superficie imágenes y emociones. Algunas veces los sentimientos
que provocan son los mismos que se han intentado evitar porque resultan
desagradables.
Cuando la música provoca una respuesta emocional fuerte , puede afectar
y es necesario descubrir sus razones. La naturaleza de la música es, en ocasio-
nes, de curación, cuando surge de las ondas que se producen al conectar con
viejas heridas, que al integrarlas, se pueden sanar. Escuchar música puede
ayudar a reconocer y ordenar partes olvidadas, perdidas o desconocidas.
Ésta es la razón por la que en el centro de una vida espiritual y musical se
encuentra una profunda escucha interior, lo que Hermann Hesse, en su pró-
logo a Demian,4 llama una predisposición para escuchar las lecciones que se
susurran en la sangre. Él dice que para reaccionar de forma natural ante la
música, ésta ya debe estar presente en nuestra sangre.
Es absolutamente natural que escuchar cierto tipo de música deje hue-
llas con su resonancia en el cuerpo, esto se puede observar al sensibilizarse y
darse cuenta de cómo cierto tipo de música provoca movimientos en distintas
partes del cuerpo.
Como se ha mencionado, la música produce distintos estados emociona-
les. Aristóteles decía que a través de la música los hombres llegaban a acos-
3
M. McCarthy Draper, La naturalez;a de la música, un camino para el bienestar interior Paidós Buenos
Aires, 2002. ' '
•tt. Hesse, Demian, Panther, Nueva York, 1965.
CAP. 1. EL PODER Dt LA MÚSICA
26
. ociones e involucrar sus deseos de satisfacción más
tumbrarse a sentir 1as em t 'l "d 1 1 d'
1 Var sus expectativas hasta un pun o a g1 o, o cua po ia ocurrir
profu ndos, e e d,
varias veces durante la escucha de una me1~ 1~. .
, . mbl·nación con la poes1a, lease literatura, y el resto de las
La mus1ca en co . d ·t1
1 tan comparten la capaodad e um 1car cuerpo mente
artes se comp emen Y '
y espíritu. - d d
Analizar la linea musical que ha acompana. o a una persona urante
su vida es un excelente medio que permite reflex10nar acerca de su historia
s:
personal de forma vivencial. Este ejercicio -que ~ropone en el libro- fa-
cilita reexperimentar sensaciones al recre~r la mus,ca que ha acompañado
a una persona en diferentes etapas de su vida; e~ un r~cu~so m_aravilloso de
reconexión y recreación de la vida de forma creativa y s1gmf1cativa. Remonta
a la propia naturaleza y al poder que tiene la música en todos los seres hu-
manos.
La música es algo tan natural en la vida que intentar librarse de ella sena
imposible; es una de las experiencias más significativas para muchas personas,
ya sean los que escuchan música por placer o para los músicos profesionales.
La música crea una condición de alerta en las personas, al despertar la
conciencia, el interés y provocar una excitación que permiten una sensación
de expansión del ser. El filósofo Henri Bergson 5 hace eco de esta descripción
cuando se refiere a la melodía continua de la vida interna, ya que la percep-
ción de una melodía es algo continuo en una ilusión.
La música tiene grandes y profundas repercusiones en el inconsciente y
en la memoria auditiva, de ahí su potencial para crear aprendizajes significa-
tivos y brindar armonía entre el cuerpo, la mente, la emoción y el espíritu.
También la música, por su naturaleza, está ligada a dominios del sistema
simpático, como lo son el lenguaje, la memoria y la coordinación.
Como facilitadores de procesos creativos es un compromiso tomar con-
ciencia de la riqueza de la naturaleza de la música para sus múltiples usos y
recursos.

FACTORES DE LA MÚSICA

Al hablar de los factores de la música se hace referencia a lo que posee e


interviene en quien la escucha o la crea. Éstos son:

• La sensibilización. facilita la expresión de emociones y pensamientos;


ayuda a la percepción de uno mismo y del mundo.

~ H. Bergson, n,eCrcatíue Mlnd, Ci@dcl Press, Nueva Jersey, 1946.


27
ELEMENTOS DE LA MÚSICA

coor dinación y al
• E.l mov imie nto. Ayuda al desarrollo psicomotriz, a la
movimiento de cada parte del cuerpo.
de medida y un ra-
• El ritmo. Ayuda a descubrir un orden, un concepto
zonamiento matemático.
y discriminación au-
• La aud ició n. Desarrolla la capacidad de atención
ditiva.
ciones, sensacio nes y
• La introspección. Posibilita el surgimiento de emo
vivencias profundas.

CUALIDADES Dl LA MÚSICA

Las cualidades de la mús ica son:

• Cambiar el nivel de conciencia.


• Permitir la imaginación y la fantasía .
• J-lacer que surjan recuerdos.
• Provocar el cambio de actitudes y energías.
• Dar un equilibrio entre el ser interno y el ser externo.
• Atrapar el tiempo.
receptivo.
• Relajar, sensibilizar y permitir la entr ada a un estado
• Ayudar en procesos de curación.
• E.levar el espíritu.
ganización de la
• Armonizar naturalme-nte lo que puede llevar a la reor
vida personal.
• Ser una forma de expresión y comunicación.
que la emiten.
• Producir emociones en los que la escuchan y en los
e en tangible .
• Convertir, a part ir de la escucha, un proceso intangibl
• Producir aprendizajes sign ificativos.

ELEMENTOS DE LA MÚSICA
onizadores naturales
Los elementos de la música fun cionan como arm
vibraciones en tres pun-
que, con base en las creencias orientales, activan las
n la estabilidad.
tos del cuerpo conocidos como chak ras, que favorece
CAP, 1. EL PODER DE LA MÚSICA
28

Vibración diri![i.da a
Elementos de la nuisica
Chakras altos: cabeza
Armonía
Chakras medios: pecho y abdomen
Melodía
) C,wkras bajos: piernas y caderas
Ritmo

INTELIGENCIA MUSICAL

Asf como hay personas que tienen una inteligencia musical, a las que se
les facilita cualquier acercamiento con la música, hay otras que son analfabe-
tas musicales, comúnmente denominadas de "muy mal ofdol).
Lo importante es tener claro que el desarrollo de la inteligencia musical
depende de: talento, educación, motivación, estímulo y desarrollo. Este pro-
ceso se facilita cuando la persona vive desde pequeña en una atmósfera con
estímulos creativos y tiene el apoyo familiar y escolar para conocer el mundo
maravilloso de la música; también hay personas que a pesar de haber tenido
una educación sin motivación y una atmósfera poco favorable hacia la música,
son poseedoras de tal sensibilidad y talento que a pesar de las condiciones
adversas buscan cómo expresar y desarrollar su potencial, lo subliman y en-
cuentran el camino para lograrlo. él reto de la adversidad funciona en algunas
personas para atravesar los bloqueos que impiden su expresión.
En otros casos se observan personas que tienen el talento y la inteligencia
musical, sin embargo, viven ajenos a ello por la falta de un entorno que lo per-
mita. Es importante destacar que los beneficios de la música causan efectos,
tanto en las personas que saben apreciarla desde las técnicas de la compo-
sición musical, que tocan algún instrumento o que cantan, como en las que
escuchan música por placer.
Cada persona transita por un proceso distinto al escuchar música, por el
impacto que tiene en su ser y la forma de involucrarse. Los estudios de Howard
Gardner6 nos indican ·1a existencia de distintas formas de inteligencia que han
revolucionado el acercamiento tradiciona·I que tenemos acerca de qué es la
inteligencia.

• H Gardner, Fra mes of Mind, Tlie Thcory of Mu/tiple /nte/ligences, Basic Books, Nueva York, 1983.
¿QUÉ E5 LA INTELIGENCIA? 29

¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA?

Es una facultad del pensamiento que permite procesar la información


para poder expresarla de forma simbólica.
E.l concepto de inteligencia ha cambiado; anteriormente el niño que sa-
caba 10 en la escuela era considerado el inteligente; el que podía repetir y
memorizar lo que el maestro deda. Ahora se sabe, a través de muchas inves-
tigaciones en esta área, que el más inteligente no es el más exitoso en la vida
sino el más creativo, es el que busca nuevas informaciones, el que se atreve, se
arriesga y busca nuevos caminos ante las crisis y no el repetidor.
Howard Gardner brinda aportaciones muy significativas a los educado-
res y capacitadores acersa del acercamiento al tema de inteligencia ya que el
concepto ha cambiado. él habla no sólo de una inteligencia sino de las múl-
tiples inteligencias que tienen los seres humanos; esta información facilita el
diseño de nuevos programas educativos y de capacitación al tomar en cuenta
que cada persona es diferente y, por tanto, se necesitan distintas propuestas
metodológicas para aprender.
E.n la propuesta de Gardner existen ocho inteligencias:

l. Inteligencia lingüística. Es la habilidad de usar las palabras y el len-


guaje para estructurar y expresar las ideas. Es el don de los poetas,
escritores y oradores. Ejemplo: Octavio Paz.
2. Inteligencia matemática. Es la habilidad de resolver problemas con la
aphcación de la lógica y el cálculo. La poseen los científicos, los mate-
máticos y quienes se rigen por la razón. Ejemplo: Isaac Newton.
3. Inteligencia musical. Es la habilidad de escuchar, apreciar y producir
ritmos y melodías. La tienen los que experimentan con el sonido; es la
habilidad que tienen compositores y músicos. Ejemplo: Mozart.
4. Inteligencia visual. Parte del razonamiento espacial. Es la habilidad
de visualizar imágenes y crear diseños con formas, color y tamaño.
Los que poseen esta inteligencia aprecian los espacios visuales y son
artistas visuales, escultores o pintores. Ejemplo: Diego Rivera y frida
Kahlo.
5. Inteligencia del movimiento (cinestesia) . Es la habilidad de usar y de
controlar el cuerpo o una parte de él. Aquí se encuentran los deportis-
tas, los actores y las actrices, así como los bailarines y las bailarinas .
Ejemplo: Rudolf Nureyev.
6. Inteligencia interpersonal. Es la habilidad de entender las emociones
y los valores de otras personas. Son líderes naturales capaces de influir
en los demás. Entre ellos se encuentran políticos, exitosos vendedores,
terapeutas y maestros. Ejemplo: Martin Luther King.
CAP. l. EL PODER DE LA MÚSICA
30
. • • trapersonal Es la capacidad de autoconocimiento au-
7. /nte ligenaa m · .. •d d d d '
. . 1. a"toevaluadón- es la pos1b1h a e enten er y de carri-
to d1sc1p ma Y "' ' . . h . G dh ·
iar as · s y las emociones · E.,emplo.
acoone Ma atma an • 1.
b l :.i •
B. Inteligencia naturalista. La poseen. qu1enes s/e conectan : tienen ~ran
afinidad con la naturaleza: naturalistas, agronomos, geologos, biólo-
gos. Ejemplo: Charles Darwin.

Otro aJ>orte significativo en el estudio de la_s múlti~les inteligencias es el


de Daniel Goleman, 7 que habla de la inteligencia emocional como la capaci-
dad de tomar conciencia de las emociones, comprender los sentimientos de los
demás tolerar las presiones y frustraciones, acentuar la capacidad de trabajar
en equipo y adoptar una actitud empática y social. Ejemplo: Car] Rogers.
Los doctores Paul Torrance y Dorothy A Sisk8 profundizan acerca de la
inteligencia espiritual. La presentan con cuatro conceptos:

a) Conocimiento interno. Que conduce a un nivel de conciencia más ele-


vado.
b) Intuición profunda. Que conecta con la mente universal y desde ahí
propicia la solución de problemas.
e) La unidad con la naturaleza y el universo. Permite conectarse con la
naturaleza y el universo; a buscar en el todo, a crear una identidad y a
encontrar el sentido.
d) La solución de problemas. Brinda la oportunidad de ver "la gran pe-
lícula", de ver más allá de los límites para la solución de problemas.

Ninguna persona aprende de la misma forma. Al conocer las inteligencias


múltiples y las investigaciones del cerebro humano, el maestro obtiene cono-
cimientos signifkativos para diseñar programas creativos e integrales, con los
cuales los alumnos pueden desarrollar sus fortalezas y ayudar a ejercitar sus
debilidades; aprender con distintas metodologías y con técnicas que favorez-
can el aprendizaje al brindar gozo, placer y diversión.
Gardner explica que la inteligencia musical influye más que las otras in-
teligencias en el desarrollo emocional, espiritual y cultural, ya que la música
estructura la forma de pensar y trabajar, ayuda a la persona en el aprendizaje
de las matemáticas y del lenguaje, y al desarrollo de habilidades espaciales;
afl~a que los legisladores y los consejos escolares que eliminan la educación
musical de la enseñanza básica son "arrogantes" y no saben cómo han evolu-
cionado la mente y el cerebro humano.

: D. G~leman, La ínteligencia emocional, Vergara, Buenos Aires, 1995.


D. S,sk Y f.. p Torrance, Spiritual intell.igence: Developíng hígher con.scíou.sness Creative f.ducation
Press, Nueva York, 2001 . '