Está en la página 1de 3

Acuerdo del Milenium

La Declaración del Milenio de las Naciones Unidas, es una declaración acordada por
Jefes de Estado y de Gobierno, reunidos en la sede de Naciones Unidas en Nueva York,
Estados Unidos, firmada el 8 de septiembre del 2000, compromete a los líderes
mundiales a luchar contra la pobreza, el hambre, las enfermedades, el analfabetismo, la
degradación medioambiental y la discriminación de la mujer.
Los países involucrados:
Arabia Saudita, Argentina, Australia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, China,
Colombia, Costa Rica, Cuba, Checoslovaquia, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El
Salvador, Etiopía, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Grecia, Guatemala, Haití,
Honduras, India, Irán, Irak, Líbano, Liberia, Luxemburgo, México, Nueva Zelanda,
Nicaragua, Noruega, Países Bajos, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Reino Unido e
Irlanda del Norte, Siria, República Dominicana, Bielorrusia, Sudáfrica, Turquía,
Ucrania, la antigua URSS, Uruguay, Venezuela y la antigua Yugoslavia.
En los 40
Países Bajos, Honduras, Uruguay, Ecuador, Bélgica, Afganistán, Islandia, Suecia,
Tailandia, Pakistán, Yemen, Myanmar e Israel.
En los 50
Indonesia, Albania, Austria, Bulgaria, Camboya, España, Finlandia, Hungría, Irlanda,
Italia, Jordania, Libia, Nepal, Portugal, Laos, Rumanía, Sri Lanka, Marruecos, Sudán,
Túnez, Japón, Ghana, Malasia y Guinea.
En los 60
Benin, Burkina Faso, Camerún, Chad, Chipre, Congo,Costa de Marfil, Gabón,
Madagascar, Níger, República Centroafricana, República Democrática del Congo,
Somalia, Togo, Malí, Senegal, Nigeria, Sierra Leona, Mauritania, Mongolia, República
Unida de Tanzania, Burundi, Jamaica, Ruanda, Trinidad y Tobago, Argelia, Uganda,
Kuwait, Kenya, Malawi, Malta, Zambia, Gambia, Maldivas, Singapur, Guyana,
Botsuana, Lesotho, Barbados, Mauricio, Swazilandia y Guinea Ecuatorial.
En los 70
Fiji, Baréin, Bután, Qatar, Omán, Emiratos Árabes Unidos, Bahamas, Alemania,
Bangladesh, Granada, Guinea Bissau, Cabo Verde, Mozambique, Santo Tomé y
Príncipe, Papua Nueva Guinea, Comoras, Suriname, Seychelles, Angola, Samoa,
Yibouti, Vietnam, Islas Salomón, Dominica y Santa Lucía.
En los 80
Zimbabue, San Vicente y las Granadinas, Vanuatu, Belice, Antigua y Barbuda, San
Cristóbal y Nieves, Brunei y Brunéi.
En los 90
Namibia, Liechtenstein, Estonia, Islas Marshall, Letonia, Lituania, Micronesia,
República de Corea, República Popular Democrática de Corea, Armenia, Azerbaiyán,
Kazajistán, Kirguistán, República de Moldavia, San Marino, Tayikistán, Turkmenistán,
Uzbekistán, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Georgia, República Checa,
Eslovaquia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Eritrea, Mónaco, Andorra,
Palaos, Kiribati, Nauru y Tonga.
Desde el 2000
Cinco nuevos países han empezado a formar parte de la lista de países de la ONU:
Tuvalu, Serbia, Suiza, Timor-Leste, Montenegro y Sudán del Sur.
Valores y principios del acuerdo:
 La libertad. Los hombres y las mujeres tienen derecho a vivir su vida y a criar a
sus hijos con dignidad y libres del hambre y del temor a la violencia, la opresión
o la injusticia. La mejor forma de garantizar esos derechos es contar con
gobiernos democráticos y participativos basados en la voluntad popular.

 La igualdad. No debe negarse a ninguna persona ni a ninguna nación la


posibilidad de beneficiarse del desarrollo. Debe garantizarse la igualdad de
derechos y oportunidades de hombres y mujeres.

 La solidaridad. Los problemas mundiales deben abordarse de manera tal que los
costos y las cargas se distribuyan con justicia, conforme a los principios
fundamentales de la equidad y la justicia social. Los que sufren, o los que menos
se benefician, merecen la ayuda de los más beneficiados.

 La tolerancia. Los seres humanos se deben respetar mutuamente, en toda su


diversidad de creencias, culturas e idiomas. No se deben temer ni reprimir las
diferencias dentro de las sociedades ni entre éstas; antes bien, deben apreciarse
bienes de la humanidad. Se debe promover activamente una cultura de paz y
diálogo entre todas las civilizaciones.
 El respeto de la naturaleza. Es necesario actuar con prudencia en la gestión y
ordenación de todas las especies vivas y todos los recursos naturales, conforme a
los preceptos del desarrollo sostenible. Sólo así podremos conservar y transmitir
a nuestros descendientes las inconmensurables riquezas que nos brinda la
naturaleza. Es preciso modificar las actuales pautas insostenibles de producción
y consumo en interés de nuestro bienestar futuro y en el de nuestros
descendientes.

 Responsabilidad común. La responsabilidad de la gestión del desarrollo


económico y social en el mundo, lo mismo que en lo que hace a las amenazas
que pesan sobre la paz y la seguridad internacionales, debe ser compartida por
las naciones del mundo y ejercerse multilateralmente. Por ser la organización
más universal y más representativa de todo el mundo, Naciones Unidas deben
desempeñar un papel central a ese respecto.

Objetivo de educación en el acuerdo


Lograr la enseñanza primaria universal
- Asegurar que, en 2020, los adultos de cualquier parte, sean capaces de completar un
ciclo completo de enseñanza.
Logros que el acuerdo a cumplido.
El número mundial de muertes de menores de 5 años se ha reducido de 12,7 millones en
1990 a 6,3 millones en 2013.
En los países en desarrollo, el porcentaje de menores de 5 años con bajo peso se ha
reducido del 28% en 1990 al 17% en 2013.
Las nuevas infecciones por el VIH se han reducido en el mundo un 38% entre 2001 y
2013.
Los casos existentes de tuberculosis están disminuyendo, igual que las muertes entre los
casos de tuberculosis sin VIH.
En 2010 el mundo cumplió la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio con
respecto al acceso al agua potable, medido por un indicador indirecto: el acceso a
fuentes de agua mejoradas. Sin embargo, todavía queda por alcanzar la meta relativa al
saneamiento.

También podría gustarte