Está en la página 1de 4

FILOSÓFIA DEL DERECHO

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO.

ESCUELA DE POSGRADO.

DOCTORADO EN DERECHO.

CURSO:

Filosofía del Derecho.

DOCENTE:

Dr. Ricardo Anthony Henríquez Henríquez.

TRABAJO:

Ensayo Filosófico de un Fragmento del Código de Ética del Abogado.

ALUMNO:

Eduardo Alfredo Quiroz Marin.

Trujillo – Perú.

2019
FILOSÓFIA DEL DERECHO

ENSAYO FILOSÓFICO SOBRE EL FRAGMENTO “Sin perjuicio de las


responsabilidades legales a que haya lugar, incurre en grave responsabilidad a la
ética profesional el abogado que lleva a cabo actos de corrupción, soborno,
cohecho u ofrece, aporta o entrega bienes o servicios u otro tipo de beneficios de
cualquier índole a la autoridad”, DEL CÓDIGO DE ÉTICA DEL ABOGADO.
I.-Introducción:

Este trabajo tiene como objeto el estudio de la ética en el ámbito de gobierno o ética
pública y privada en relación a las dadivas o sobornos que recaen en los diferentes
personajes, siendo ello, sinónimo de corrupción, siendo esto un problema ético y moral,
siendo así, que para una mayor comprensión utilizare un fragmento del código de ética
del abogado, el mismo que relacionare con las fuentes principales obras e ideas de
Aristóteles, Immanuel Kant y Friedrick Nietzsche. La corrupción es un problema que
nos debe preocupar, ya que, su práctica y/o tolerancia compromete a toda la sociedad.
Del mismo modo considero que la misma, no solo es un problema meramente legal. A
partir de ello, la hipótesis que guiará mi investigación será la siguiente: “La corrupción
es una infracción gravísima al código de ética del abogado”.

II.-Desarrollo:

Para el presente ensayo, se tomó un fragmento del Código de Ética del Abogado,
específicamente el artículo 56° referido a Dadivas considerado en el capítulo I para
exponer a partir de ello una postura en favor de lo establecido en dicho código de ética
en cuanto al desempeño profesional y con ello lograr el bienestar general de la
población. Asimismo, este fragmento reza que ninguna persona que ejerce la profesión
de abogado podrá intentar o ejecutar estafa, pago o acto corrupto alguno ya que es un
agravio que implica deshonra al código de ética profesional. Así, de la
conceptualización conocida de “corrupción”, es “Un técnica para poder acelerar,
ordenar, manipular o detener un proceso judicial. Es una herramienta que tiene una
gran eficacia y que implica “el uso del bien o cargo público en beneficio privado”.
El contenido, sin duda, da para mucho debate, y que relacionando con la realidad
actual de nuestro país, nos queda más que claro, que algunos profesionales de la
abogacía y nuestros políticos gobernantes de la patria han tenido una actuación que no
necesariamente se aprueba y que, por el contrario, nos dejan preocupados sobre la falta
de responsabilidad social en hacer frente a la corrupción, siendo ellos los principales
personajes que tendrían que dar ejemplo a nuestra sociedad.
Aplicación Al Pensamiento: Aristóteles, Immanuel Kant, Friedrich Nietzsche.
¿Es el corrupto Sabio? No, al menos para la costumbre filosófica. ¡Ojalá algún día
procedamos de acuerdo con ella! Revisemos algunas opiniones en orden cronológico:
de Aristóteles, Immanuel Kant y Friedrich Nietzsche. En general todos ellos dirían
que la corrupción es tan dañina como irracional.

ARISTÓTELES: Nos dice "Pues bien, los hombres cometen injusticia cuando
piensan que poner en práctica una determinada acción es posible, y posible para
ellos mismos, ya porque consideren que han de quedar ocultos después de
realizarla, ya porque, aún sin quedar ocultos estimen que no sufrirán proceso o
que, en caso de sufrirlo, la pena será, para ellos o para quienes son objeto de
FILOSÓFIA DEL DERECHO

interés, menor que la ganancia”. Pero, por su parte, quienes sobre todo piensan que
pueden cometer injusticia impunemente son los dotados de elocuencia, los hombres de
acción, los expertos en muchas clases de debates judiciales, los que tienen muchos
amigos y los que son ricos. Y piensan que pueden, en especial si ellos mismos están en
las condiciones acabadas de decir; pero también, de lo contrario, si disponen de amigos
servidores o cómplices con estas cualidades, puesto que, por su medio, pueden actuar,
quedar ocultos y no sufrir proceso. Igualmente, si son amigos de aquellos contra quienes
han cometido la injusticia o de los jueces: en el primer caso, en efecto, los amigos no
están prevenidos contra la injusticia que se les hacen y se avienen a una conciliación
antes de proceder; y, en el segundo, los jueces son favorables a quienes son sus amigos
y, o bien los dejan en completa libertad, o bien les imponen penas pequeñas".
Asimismo, tengamos en cuenta que solemos llamar genio, vivo, avispado, a
quien se zurra en las normas de manera que no es descubierto ni castigado. Pensemos en
un abogado que soborna a un juez o fiscal, un ingeniero que substrae materiales, un
ciudadano que evade impuestos. Habitualmente, alabamos su agudeza en vez de
regañarla. ¿Qué diría Aristóteles? Que no hay nada digno de elogio en obrar mal; ni
siquiera sabiduría, sino falta de esta. La razón o la inteligencia es una sola aunque se
aplique a diferentes dominios. El abogado, el ingeniero o el ciudadano requieren saberes
técnicos y teóricos para llevar adelante sus cometidos: Las leyes, construcciones o
impuestos. Si ellos realizan sus tareas conscientemente mal, no es por falta de
conocimiento técnico o teórico. Se les podría considerar astutos desde el punto de vista
teórico o técnico, pero no desde el punto de vista práctico. La inteligencia técnica nos
indica cómo operar con procedimientos, organizar medios para fines; la práctica, cómo
vivir. Aunque aquellas personas se muestren hábiles en ciertos dominios, les falta usar
su brillantez para conducir su vida. Sabio es quien conoce de ciencias y técnicas y, a la
vez, cultiva y practica virtudes. Usa su razón para controlar sus pasiones. El abogado
que soborna y/o estafa no es inteligente. Sabe que esas malas prácticas le puede
desacreditar su honorabilidad y perder su libertad, que su familia lo necesita, que no le
gustaría que un abogado estafe o le solicite un soborno a los suyos, pero no es sensato
pues se deja guiar por deseos vanos en vez de buenas razones.

IMMANUEL KANT: Considero que la corrupción es un problema moral y ético, en


oposición a esto, el Estado establece ciertas normas jurídicas que los individuos están
obligados a cumplirlas aunque no estén de acuerdo con ellas Hay normas que sancionan
ciertos tipos de mentira aunque no toda mentira es contemplada por ellas. Si miento a un
amigo, esa mentira puede no constituir un delito pero constituye un acto malo desde un
punto de vista moral. Engañarle a un amigo es considerado moralmente malo, pero si
esta situación sucede en la política los mismos que sancionaron estas normas se verían
involucrados en una situación legal mucho mayor que una pequeña mentira.
Recordemos que Kant le dio un valor central a la ética en las relaciones humanas, para
ello, Kant apela a un recurso didáctico para enseñarnos su ética en dónde procuro
diferenciar el comportamiento de los seres naturales y de los racionales.
Kant decía que las personas son libres puesto que son racionales. Nuestro
intelecto nos permite plantearnos múltiples opciones o futuros posibles. ¿Qué profesión
elegiré? ¿Dónde quiero vivir? Puedo responder, entender e incluso formular estas
preguntas gracias a que tengo inteligencia. Solo el ser humano tiene opciones y puede
escoger entre ellas debido a que solo él posee razón. La voluntad es fruto de la
inteligencia. En cambio, el animal no es libre. No tiene razón. Un cachorro no hace
planes; no proyecta un futuro. No sueña con ser perro policía. Está muy determinado
por instintos inmediatos. Solo tiene deseos pero no una voluntad que le permita elegir
FILOSÓFIA DEL DERECHO

entre estos, organizarlos, reelaborarlos. Volviendo al ser humano, si ser racionales nos
vuelve libres, la corrupción es señal de que no somos ni uno ni otro. ¿Por qué? Porque
muestra que nos domina el instinto primario. Si recibo un soborno con la esperanza de
ser rico, pierdo la sensatez por una pasión o deseo. Para confirmar que ser corrupto no
es racional, hagamos un test. – Bueno, es la célebre prueba de Kant llamada imperativo
categórico. Cada vez que seamos tentados por la deshonestidad, preguntémonos si
quisiéramos que todas las personas hagan lo mismo. ¿Desearíamos que todo el mundo
reciba dadivas o sobornos? ¿Ansiamos que los sobornos sean universalmente permitidos
para los funcionarios públicos? ¿Es de listos querer que toda la humanidad actúe así? Si
respondemos “NO”, entonces, hay que ser inteligentes y comencemos por no alimentar
nosotros mismos esa cultura.

FRIEDRICH NIETZSCHE: Nos dice “Su moral es afirmadora de la buena vida y


busca el predominio de los más fuertes o privilegiados dentro de la estructura
social. Los valores que deben predominar son los de aquellas cosas que
proporcionan placer en este mundo terrenal, y no de aquellos valores de un mundo
imaginario espiritual de un más allá. Por ello, su moral pretende ser la única
válida y verdadera(...)”, si nos detenemos a observar en el interior de las condiciones
sociales, los corruptos en general son los que acusan a otros de lo mismo que son ellos,
le cabe aquél refrán que dice “el ladrón cree a todos de su misma condición” y para ello
agudizan sus discursos. "Los hombres de la corrupción son muy astutos y ofensivos;
saben que existen otras maneras de matar diferentes a las causadas por un puñal y un
golpe de mano, y todo ello, se relaciona con el poder y la busca de la buena vida, que
satisface a quienes aplican malas virtudes.
La corrupción seducen a todas las organizaciones sociales de todo tipo con su
discurso, "hasta las manos más nobles se ofrezcan en cuanto un hombre poderoso
se muestre dispuesto a derramar en ellas su oro (...)” En ese instante se descubre una
gran incertidumbre respecto del futuro que se vive para el presente, en relación a nuestra
realidad actual de nuestro país.

III.-Conclusiones:
 El Código de Ética de Abogado se debe cumplir a cabalidad y en caso de
incumplimiento se deben aplicar las sanciones según la gravedad de la falta, ya
que un profesional de derecho se debe a sí mismo y a su misión de auxiliar de la
justicia otorgada por la ley, una conducta íntegra y ceñida a los parámetros de lo
moral, de la equidad, desprendimiento de sus propios intereses con tal de
favorecer plenamente aquellos del cliente que son siempre el motivo de su labor.
 La abogacía es una profesión fundada en conocimientos de las ciencias jurídicas,
justicia y derecho, la ética viene a complementar dicha profesión con el
requerimiento de inclinación al conjunto de virtudes. El abogado es quien da
alternativas jurídicas y pide justicia en los tribunales a favor de sus clientes, es
por ello, que la conducta del abogado debe ser respetable, virtuoso y honesto.