Está en la página 1de 2

DISCURSO POR LA CEREMONIA CÍVICO MILITAR DE HOMENAJE A LOS HÉROES DE BATALLA

POR EL 199° ANIVERSARIO DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL DEL PERÚ


29 DE JULIO DE 2020

Señor presidente de Congreso de la República


Señor presidente del Consejo de Ministros
Señora presidenta del Tribunal Constitucional
Señor presidente de la Junta Nacional de Justicia
Señor ministro de Defensa
Señor ministro del Interior
Señoras y señores ministros de Estado
Señor alcalde de Lima
Señora presidenta Ejecutiva de EsSalud
Señor jefe del Comando Conjunto de las FFAA
Señores comandantes generales de la Marina, Fuerza Aérea, Ejército y Policía Nacional del Perú
Señor comandante General del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú
Señor jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil
Señor presidente del INPE
Señoras y señores

El amor a la Patria es uno de los más profundos sentimientos que tenemos los peruanos de formar parte de esta tierra, de su historia,
su cultura milenaria, sus luchas y esperanzas, y que no puede verse interrumpida por ninguna circunstancia.

Por ello, saludo la presencia en esta explanada de representantes de los poderes e instituciones del Estado, Fuerzas Armadas y
Policía Nacional, para rendir juntos un homenaje a la Patria con ocasión del 199 Aniversario de Independencia Nacional.

Me dirijo también a todas las peruanas y peruanos que, desde el lugar en que se encuentran, nos acompañan en este tributo a la
nación, sabiendo que el sentimiento patriótico se lleva en el corazón y en lo más profundo de cada ser humano.

La Independencia del Perú, el 28 de julio de 1821, fue uno de los acontecimientos más gloriosos de nuestra historia. Es un proceso
largo y lleno de sacrificios y vicisitudes que se remonta a decenas, siglo atrás, donde muchos compatriotas entregaron sus vidas
en pro de la libertad.

Que la proclama de la Independencia se haya dado el 28 de julio de 1821, y la consolidación 3 años después, el 9 de diciembre de
1824 en la Batalla de Ayacucho, es una muestra de lo arduo, complejo y difícil que ha sido este proceso.

Hoy, que el Perú enfrenta uno de sus más grandes desafíos, debemos tener presente que nunca nada ha sido fácil para nosotros,
ni para nadie. La construcción de un país sólido, justo, desarrollado, con salud y educación de calidad, requiere de un esfuerzo
conjunto y compartido, entre las instituciones y los ciudadanos.

Esa es la razón por la que esta ceremonia cívico-militar por Fiestas Patrias rinde homenaje, en esta ocasión, a todos los héroes de
la lucha contra la pandemia del Covid-19, por su esfuerzo, coraje y sacrificio por el bien de todos los peruanos.

Y no podía ser de otra manera. Durante estos más de 100 días de combate a la pandemia ha salido a relucir lo más valioso que
tenemos en nuestra sociedad: el compromiso y la entrega de nuestros profesionales de la salud (médicos, enfermeras, técnicos,
personal asistencial), miembros de las Fuerzas Armadas y Policiales, trabajadores penitenciarios, miembros de serenazgo, del
cuerpo de bomberos, personal de limpieza.

Cuando, a inicios de esta lucha, el Ejército hizo un llamamiento extraordinario a 10 mil licenciados para que se reincorporen
voluntariamente, se inscribieron más de 16 mil jóvenes diciendo aquí estamos para ponernos al servicio de la Patria.

CEREMONIA CÍVICO MILITAR DE HOMENAJE A LOS HÉROES DE BATALLA


Cuando el Estado, a través del Proyecto Bicentenario, salió al llamado de voluntarios para ayudar a afrontar la emergencia, se
inscribieron 20 mil jóvenes, quienes, desde sus casas, realizan el monitoreo telefónico y dan soporte emocional a 300 mil adultos
mayores de alto riesgo y personas con discapacidad.

Y no podemos olvidar a aquellos empresarios que, en medio de la escasez de oxígeno medicinal, expendieron este producto tan
necesario a precio justo y razonable, en favor de los pacientes que lo requerían.

Todas estas acciones demuestran que somos un país solidario. Una comunidad entera poniendo el hombro, curando, ayudando y
protegiendo a quienes más necesitan. Significa que estamos juntos en esto.

En esta lucha, tenemos que lamentar el fallecimiento de muchos compatriotas, situación que enluta no solo a sus familias, sino al país
entero. Nuestras reiteradas condolencias a sus familiares y seres queridos.

Todos, desde sus trincheras, han contribuido y contribuyen a esta cruzada para proteger la vida y la salud de los peruanos. Por eso,
al reconocer a las instituciones que luchan contra la pandemia, con la Orden Militar de Ayacucho, la máxima distinción castrense y
símbolo de la gloriosa batalla que selló nuestra Independencia, queremos agradecerles en nombre de la Patria por su abnegada
labor.

Detrás de estas instituciones hay miles de personas, funcionarios, trabajadores, que cumplen esforzadamente su misión. Y lo hacen
con dedicación y responsabilidad, porque cuando se trata de servir al Perú no importan las diferencias políticas, ideológicas o
religiosas.

Ustedes y quien les habla sabemos que honrar a la Patria no sólo significa conmemorar aniversarios. Honrar es ayudar al prójimo sin
distinción alguna y trabajar día a día por el bien de todos los ciudadanos.

El juramento que hice, hace más de 2 años, cuando asumí el cargo de presidente de la República, fue un juramento ante Dios y ante
la Patria. Juré para servir al pueblo y eso haré hasta el último día de mi gestión.

Pero esas palabras no son tan diferentes al juramento que hacen los militares y policías cada vez que se enlistan, ni del que hacen
los profesionales de la salud cuando van a ingresar al servicio. Todos tenemos una gran responsabilidad, el de servir al prójimo.

En línea con ese compromiso, en mi Mensaje a la Nación de la víspera tracé el camino que seguirá el país hasta el 28 de julio del
2021 en que conmemoraremos el Bicentenario de nuestra Independencia.

Ese camino, es el de una lucha más firme y decidida contra la pandemia; del impulso económico, la ejecución de obras y la
generación de empleos; y del fortalecimiento de la democracia con elecciones libres y transparentes.

Para garantizar una transición ordenada, y escuchando el clamor ciudadano en favor del diálogo, hemos propuesto un pacto que
nos permita construir acuerdos mínimos de cara al Bicentenario. Espero que las fuerzas políticas tengan la disposición de participar
en la búsqueda de consensos por el país.

Una vez más, en nombre de la nación, quiero reconocer a las instituciones que contribuyen a la lucha contra la pandemia. Y a todas
las peruanas y peruanos que, desde hace 136 días, al cuidarse y protegerse, también están cuidando y protegiendo a los suyos y a
toda la comunidad.

Su esfuerzo diario, su dedicación y su perseverancia constituyen hoy el mayor incentivo y la mayor fortaleza para derrotar a la
enfermedad y sacar adelante el país.

Muchas gracias

MARTÍN VIZCARRA CORNEJO


Presidente de la República

CEREMONIA CÍVICO MILITAR DE HOMENAJE A LOS HÉROES DE BATALLA