Está en la página 1de 10

15 Características únicas de las personas inteligentes

DIEGO ORTIZAGOSTO 28, 2019

¿Qué piensas cuando escuchas hablar de las personas inteligentes? Probablemente tienes una
imagen de una persona educada, experta y sabia en tu mente.

Sin embargo, ser inteligente va más allá de responder correctamente todas las preguntas y sacar
buenas calificaciones en la universidad.

Las personas inteligentes son creativas, compasivas, agradecidas y humildes. Ellos saben de las
grandiosas cosas que están en capacidad de hacer, y de aquellas que definitivamente no hacen.

Características que hacen a las personas inteligentes


únicas:
Sin duda alguna todos queremos aprender cómo ser más inteligentes, desarrollar habilidades
que nos permitan alcanzar nuestras metas y ser más eficientes con nuestros recursos.

Es por esto que en este artículo te contamos cuáles son esas características y hábitos que
tienen las personas inteligentes, los cuales les permiten diferenciarse del resto y alcanzar sus
objetivos de manera mucho más rápida.

Si quieres desarrollar el poder de tu mente y tener una mentalidad mucho más abierta para
enfrentar los retos de tu vida, desarrolla estos hábitos que verás a continuación.

1. Son personas que se adaptan fácilmente:


Las personas inteligentes son flexibles y capaces de adaptarse a distintos entornos de trabajo.
Estas demuestran lo que se puede lograr independientemente de las complicaciones o
restricciones que tengan que enfrentar.

De hecho, existe una investigación que corrobora este planteamiento. La inteligencia depende


de nuestra capacidad de cambiar nuestros comportamientos con el fin de adaptarnos de manera
más eficiente en el ambiente, o de cambiar el lugar donde estamos para que este se adapte a
nosotros.

2. Los inteligentes entienden cuánto desconocen:


Ser inteligente es tener la capacidad de admitir cuando no entiendes un concepto en particular.
O dicho de otra manera, los inteligentes no tienen miedo de decir: No sé.

Esta característica de las personas inteligentes está sustentada por un estudio realizado
por Justin Kruger y David Dunning quienes encontraron que entre menos inteligente eres, más
tiendes a sobrestimar tus habilidades.

3. Tienen una curiosidad insaciable:


Este rasgo de las personas inteligentes del planeta fue plasmado en una de las mejores frases
de Albert Einstein:

“No tengo talentos especiales, solo soy


apasionadamente curioso”
Ciertas investigaciones sugieren que existe un vínculo entra la inteligencia infantil y la
disposición a nuevas experiencias, lo cual conlleva a una curiosidad intelectual en la adultez.

4. Tienen una mente abierta:


Las personas inteligentes no se cierran a escuchar nuevas ideas o tomar nuevas oportunidades.

Incluso, se ha demostrado que aquellas personas que tienen una mente abierta–aquellos que


buscan puntos de vista diferentes y tienen en cuenta la evidencia de manera justa– tienden a
sacar mejores resultados en los exámenes de inteligencia.

De igual manera, uno de los rasgos de las personas inteligentes es que son muy cuidadosos a la
hora de considerar una idea o punto de vista.

5. Disfrutan el tiempo que pasan a solas:

Se ha dicho que las personas que son bastante inteligentes tienden a ser muy individualistas.

Curiosamente, existe un estudio que sugiere que los inteligentes tienden a encontrar menor
satisfacción en comparación con el resto a la hora de socializar.

Entre más inteligente eres, mejor te va con menos amigos:


De acuerdo al estudio mencionado, el cual fue publicado por el British Journal of Psychology,
se encontraron dos resultados muy interesantes respecto al tema.

Lo primero fue se encontró fue que las personas que vivían en ciudades con una mayor
densidad poblacional tienden a reportar una menor satisfacción con su vida en general. Dicho de
otra manera, entre mayor sea la densidad de la población, menos feliz eres.

Y segundo, entre más interacciones sociales tenga una persona mayor será la felicidad que
reporta. No obstante, estos resultados los cuales se basaron en una encuesta a más de 15.000
personas, tiene una excepción bastante importante:

Para las personas inteligentes, estos resultados suelen disminuir e incluso invertirse.

Específicamente, el efecto de la densidad poblacional en las personas inteligentes puede ser


casi el doble, y entre más socializan con sus amigos menos satisfechos se sienten.

Según Carol Graham, investigadora del Brookings Institution quien estudia la economía de la


felicidad plantea que “los resultados sugieren que las personas inteligentes son menos
propensos a pasar mucho tiempo socializando debido a que están enfocados en algún objetivo o
proyecto de largo plazo”

6. Son divertidos:

Las personas altamente inteligentes tienden a tener un gran sentido del humor. Un estudio
demostró que las personas que escribieron capturas de caricaturas más divertidas tuvieron mejor
puntuación que el promedio en medidas de inteligencia verbal, un tipo de inteligencia que
puedes desarrollar.

7. Tienen autocontrol: 
Las personas inteligentes son capaces de superar la impulsividad al “planificar metas claras,
explorar estrategias alternativas y considerar consecuencias antes de que estás comiencen”

Los científicos han encontrado una conexión entre autocontrol e inteligencia. En un estudio del
2009, los participantes tuvieron que escoger entre dos recompensas financieras: un pago menor
inmediato o un pago más grande en una fecha más tardía.

Los resultados demostraron que los participantes que escogieron un pago más grande en una
fecha más tardía –es decir, esos que tuvieron más autocontrol- en general tuvieron mayor
puntuación en las pruebas de inteligencia.

Adicionalmente, las personas inteligentes no se preocupan por aquellas cosas que no pueden
controlar. Así que recuerda esto cuando enfrentas situaciones como el tráfico, personas difíciles,
problemas en tu oficina y dificultades que no puedes controlar.
8. Son sensibles a las experiencias de los demás:
Algunos psicólogos discuten que la empatía, estando sintonizado a las necesidades y
sentimientos de otros, y actuando de una forma sensible a esas necesidades, es un componente
central de la inteligencia emocional.

Los individuos emocionalmente inteligentes usualmente se interesan mucho en hablar con


nuevas personas y aprender más sobre ellos.

9. Pueden conectar conceptos aparentemente no


relacionados: 
Las personas inteligentes son capaces de ver patrones donde otros no pueden. Eso se debe a
su habilidad de dibujar líneas paralelas entre ideas aparentemente disparejas.

El periodista Charles Duhigg, autor del libro El poder de los Hábitos, aporta que hacer este tipo
de conexiones es una marca de creatividad (lo cual, dependiendo de a quien le preguntes,
puede estar estrechamente relacionado con inteligencia).

10. Practican el hábito de la lectura:

Todas las grandes mentes dedican parte de su día a la lectura.

La mayoría de personas inteligentes que ha impactado al mundo practican el hábito de la lectura;


no importa cual sea su campo de acción, si es la neurociencia o el arte, las  personas
exitosas que cambian el rumbo de la historia son quienes leen libros.

Estudios han demostrado que la lectura no solo incrementa tu inteligencia verbal, también


mejora la puntuación de tu inteligencia general e incrementa tu memoria.

Otra investigación muestra que leer puede ayudarte a reducir el estrés hasta en un 68%, lo cual
es una de las razones por las cuales la Clínica Mayo, en otro estudio, concluya que la lectura de
un libro físico, y no en una pantalla, ayude a las personas a dormirse más rápido.

La lectura puede ayudarte a reducir el estrés hasta en un


Leer con frecuencia y a profundidad:
Los individuos más brillantes, aquellos que impactan realmente la humanidad no solo leen con
frecuencia, ellos leen a profundidad.
¿A qué nos referimos a la lectura con profundidad? A que no solo basta con leer los más
vendidos del momento o los libros de superación personal.

Para crear un impacto necesitas retarte a la hora que te enfrentas a la lectura. Es por esto que
las personas inteligentes se enfrentan a lecturas distintas, complejas y analíticas para
incrementar su capacidad mental.

11. Suelen postergar con frecuencia:


Las personas inteligentes son más propensas a postergar con tareas cotidianas, principalmente
porque están trabajando en cosas que, para ellos, son más importantes.

Sin embargo, varios científicos argumentan que las personas inteligentes postergar incluso en
trabajos que encuentran significativos.

12. No permiten que los errores de su pasado interfieran


con su presente:
Las personas inteligentes entienden que no hay éxito sin los errores y fracasos del proceso.
Ellos saben que estos fracasos están en capacidad de interponerse en su camino hacia sus
objetivos, así que ellos no permitan que esto suceda.

Ellos dejan su pasado en el pasado ya que entienden que no pueden cambiarlo, más bien
deciden aprender la lección y la asumen como una oportunidad para ser mejores personas.

13. Las personas inteligentes duermen hasta tarde:

Olvídate de la idea de que levantarte temprano te hace una persona más inteligente. Si bien es
cierto que podemos ser más productivos al iniciar el cumplimiento de labores con cierta ventaja
de tiempo, la realidad es que esto no te hace más inteligente.

Así lo muestra una investigación de la Universidad de Madrid, la cual analizó los patrones de


mil alumnos y descubrió que los estudiantes que se levantan más tarde y se duermen más tarde
tienen un mejor coeficiente intelectual que los que madrugan y duermen temprano.

Y no es que dormir hasta tarde haga más inteligente a las personas, sino que son más
inteligentes quienes aprovechan los momentos más creativos del día, los cuales comúnmente se
dan en horas de la noche.

Aunque sabemos que dormir poco puede ser perjudicial para la salud; en un sentido más lógico,
si nos acostamos tarde deberíamos poder levantarnos tarde, logrando así reponerle esas horas
de descanso a nuestro cuerpo.
Y es que son quienes no inhiben ese momento nocturno, los que se acuestan más tarde,
después de haber empleado el tiempo para trabajar, leer o crear.

La creatividad en la noche:
Esa creatividad, ligada a la fluidez de los impulsos artísticos es más frecuente en horas de la
noche, no sólo por la libertad de tiempo de ocio sino también por el silencio y la facilidad para la
concentración, en comparación con las horas de la mañana en las cuales tenemos siempre una
lista de responsabilidades en espera para el resto del día.

Esta apreciación parece ser respaldada también por otro estudio de la Semmelweis University,
el cual revela que la hora en que las personas deciden irse a dormir está directamente ligada a
su capacidad cognitiva.

Esta afirmación fue el resultado de relacionar encefalogramas de personas a la hora de dormir


con sus desempeños cognitivos al estar despiertos. Allí se encontró que las personas con mayor
coeficiente intelectual tienden a ser más activas durante la noche.

Trasnochar no siempre es bueno:


No obstante, no olvides que quienes se acuestan tarde pueden ser propensos a sufrir
adicciones, depresiones, trastornos de alimentación o a ser trabaja-adictos.

Por eso es importante cada día brindarle el espacio de descanso vital a nuestro cuerpo y a
nuestra mente, desarrollar hábitos saludables como el sueño profundo, el cual es la manera más
efectiva de descansar tu cuerpo.

14. No se enfocan en cosas negativas:


Las personas inteligentes son conscientes que los pensamientos se convierten en hechos. Así
que debes tener presente: si lo único que tienes son pensamientos negativos, tu vida
eventualmente será negativa. Así que procura por construir y tener pensamientos positivos.

15. No les importa que piensen los demás de ellos:


Finalmente, las personas inteligentes no permiten que las opiniones negativas de los demás
interfieran en su búsqueda de su felicidad y éxito.

En el mundo hay cínicos, escépticos y envidiosos; y estas son el tipo de personas que los
inteligentes evitan, ellos prefieren invertir su tiempo rodeándose de seres inteligentes que
compartan sus valores e intereses.

Eres el promedio de las 5 personas con las cuales pasas la mayor parte de
tExiste un dicho muy famoso que dice que si eres la persona más inteligente del salón,
probablemente estás en el salón equivocado.

------------------------------------------------------

Cómo ser más productivo en el trabajo según la ciencia (15 Tips)


INVITADOOCTUBRE 10, 2018
Tabla de contenidos 

No todos los consejos, hábitos y herramientas para aprender cómo ser más productivo aplicarán
para ti.

Algunos como levantarse temprano por ejemplo, cuando te encanta dormir, pueden no ser la
manera más eficiente de aprender cómo ser productivo cuando difícilmente puedes estar con los
ojos abiertos en la mañana.

Es por esto que hemos creado una guía con 15 consejos para aprender cómo ser más
productivo, algunos de ellos respaldados por la ciencia y diferentes estudios, los cuales, en
definitiva, tendrán un efecto sobre tu rendimiento.

¿Es posible aprender cómo ser más productivo trabajando


menos?
Estudios recientes han revelado que se puede alcanzar una mejor productividad si se trabaja
menos, siempre y cuando se trabaje de forma enfocada. Inclusive, empresas como Google y
gobiernos de la Unión Europea han optado por aplicar esta metodología.

Ese método es aplicado no solo por empresas como Google, sino también por políticas
gubernamentales como las de Francia o Alemania.

Es una realidad que el éxito laboral no depende tanto de la cantidad de horas a la semana que
trabajas, sino de la calidad de las mismas.

Sin importar que tengas un trabajo desde casa, tengas un negocio, o tengas un empleo en una
gran compañía, estos consejos te ayudarán en tu búsqueda de cómo ser más productivo.

1. Duerme más:
De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Harvard, reducir tus horas de sueño, o
no dormir de manera placentera, aumenta las probabilidades de reducir tu productividad,
cometer más errores y disminuir tus niveles de eficiencia.

Es más, no solo es cuestión de cómo ser más productivo, cuando no duermes lo suficiente,
diferentes aspectos personales de tu vida se ven afectados.

Así que es fundamental que aprendas cómo dormir bien si lo que estás buscando es aumentar tu
productividad.

2. Comprométete con fechas de entrega:


Cuando te comprometes a entregar resultados en una fecha establecida, bien sea por medio de
un calendario o cumpliendo con una lista de tareas diaria, tu mente se prepara para cumplir con
ellas.

De acuerdo a un estudio realizado por Dan Ariely, los participantes de su estudio se esforzaron


muchísimo más cuando establecían una fecha de entrega para sus tareas.

3. Haz ejercicio con frecuencia:


Un estudio realizado por la Universidad de Essex encontró que el ejercicio tiene beneficios que
van más allá de perder peso y darte vitalidad.

El estudio encontró que, cuando las personas hacen ejercicio, sus efectos pueden durar entre 2
y 4 horas posteriores, lo cual influye en tener mejores relaciones sociales, aumentar la
productividad y tener un mejor comportamiento en el trabajo.

4. Dedicar un tiempo a relajarte:


De acuerdo a Scientific American, el trabajo en exceso puede conducirte a una congestión
cerebral.

Cuando te enfocas exclusivamente en tu trabajo y dejas de divertirte y hacer otras actividades, tu


cerebro deja de funcionar en sus mejores condiciones.

¿Quieres aprender cómo ser más productivo? La solución es que salgas a caminar durante
tus días labores, tomar siestas los fines de semana, leerte un libro por diversión, salir con tu
amigos y practicar actividades que te entretienen.

Este tipo de cosas que haces los fines de semana te relaja y aumenta tu productividad.

5. Escuchar música:
La universidad de Ottawa realizó un estudio donde se analizó el efecto de la música en tu
trabajo.

Durante el estudio, los participantes que estaban escuchando música tuvieron un mejor estado
anímico, lo que permitió que estuvieran enfocados en su trabajo por una mayor cantidad de
tiempo y entregar resultados mucho más creativos.

6. Tomarte un descanso:
En el año 1999 una compañía llamada New Century Global quería mejorar los niveles de
productividad de sus trabajadores.

Para lograrlo decidieron realizar un estudio con la Universidad de Cornell durante 10 semanas,


donde un software le recordaba a sus trabajadores que mejoraran su postura y tomaran
descansos.

¿Los resultados? Los trabajadores que recibieron esta alerta fueron 13% más efectivos en su
trabajo en comparación con aquellos que no lo recibieron.

Así que si quieres aprender cómo ser más productivo, tómate descansos, sé justo con tus
vacaciones y regálate nuevos aires y destinos para recargarte de energía.

7. Aprender a escribir sin mirar el teclado:


Si eres de los que pasa la mayor parte de tu día de trabajo sentado en un computador este punto
puede interesarte.

De acuerdo a un estudio realizado por A Year of Productivity, cuando aprendes a escribir sin
mirar el teclado puedes incrementar desde un 50% hasta un 100% la cantidad de letras que
escribes por minuto.
Nada mal si tu trabajo consiste en escribir correos, artículos para tu blog, en el caso de que
tengas un trabajo online, o gestionando actividades administrativas.

8. Trabajar con algunos sonidos de fondo:


Al igual que la música y sus efectos en tu productividad, tener algunos sonidos o «ruido» de
fondo puede ayudarte a mejorar tu creatividad y productividad.

Esto, según el estudio realizado por el Journal of Consumer Research, se convierte en una


ayuda extremadamente funcional en el trabajo.

Puedes descargar aplicaciones como Simply Noise que pueden ayudarte en tu búsqueda de


cómo ser más productivo, si ya te cansaste de escuchar las mismas canciones en Youtube o de
tu lista de reproducción.

9. Crea un ambiente de trabajo diseñado para ti:


No solo se trata de tener un espacio de trabajo diseñado con buena ventilación, iluminación
blanca, y con espacios organizados y abiertos, sino de tener espacios funcionales para ti,
exclusivamente.

Según varios estudios realizados por DeskTime en el 2012, cambios positivos en tu ambiente


afectan tu productividad.

Así que pregúntate qué puedes hacer en tu lugar de trabajo, donde pasas la mayor parte de tu
tiempo, para mejorar tu estilo de vida y productividad.

10. Trabaja en bloques de menos de una hora:


De acuerdo al mismo estudio de DeskTime y publicado por Fast Company, se encontró que las
personas que trabajaron en segmentos de 52 minutos con un descanso de 17 minutos fueron
quienes complementaron la mayor cantidad de tareas.

Otros consejos prácticos que brinda este estudio para aprender cómo ser más productivo es que
realices una lista de pendientes que sea realista, enfocándote en las tareas más difíciles al
principio del día y tomándote 15 minutos de descanso luego de cada hora de trabajo intenso.

11. Alterna el trabajo intenso con los descansos:


Muchos estudios, como el realizado por la Universidad de Northwestern, revelan que un trabajo
intenso y continuo no es para nada productivo para los individuos, ni tampoco para las
empresas.

En el caso de los trabajadores que se desempeñan en puestos creativos, se recomienda que los
periodos de trabajo no excedan las 4 horas.

Ya que de lo contrario los resultados pueden ser contraproducentes e intervenir de forma


negativa en su proceso creativo.

12. No combines la vida laboral y personal:


Aprender cómo ser más productivo en el trabajo no es estrictamente necesario que tengas que
estar disponible para cualquier llamada que te de un cliente o un supervisor.

Encontrar tiempo, y delimitarlo con inteligencia, es lo que te permitirá llevar un equilibrio entre tu
vida personal y la laboral.

Libros recomendados:
  Es por esto que, si estás buscando cómo ser más productivo no necesitas llevar trabajo de la
oficina a la casa, ni tampoco llegar tarde a tus obligaciones laborales porque tengas
compromisos sociales o familiares.

Esto es de suma importancia cuando trabajas desde casa, ya que puede tornarse muy fácil
combinar actividades personales con tu trabajo.

13. Practica un hobby que te apasione:


Los beneficios de realizar una actividad fuera del trabajo de forma regular y que contribuya a
tu crecimiento personal, e inclusive para tu formación profesional, son muchísimos.

Entre esos beneficios encontramos una mejor productividad dentro del horario de oficina, ya que
los hobbies contribuyen a que, no solo aprendas cómo quitar el estrés causado por la carga
laboral, sino que te garantiza llegar renovado cada día al trabajo.

14. Ser organizado influye en tu productividad:


No solo la organización de los espacios donde desarrollas tus obligaciones, sino también la
prioridad que le das a tu tareas es un proceso fundamental para lograr ser más productivo.

Procura siempre mantener tu escritorio en orden, donde siempre el elemento que más se
destaque sea el trabajo que estas realizando actualmente.

En cuanto a las tareas, es importante que las organices por orden de importancia, así te
asegurarás brindar mejores resultados a tus superiores sobre los temas que más les interesan.

15. Enfócate en la calidad y no en la cantidad:


Por último, si realmente quieres aprender cómo ser más productivo, enfócate en crear trabajo de
mejor calidad, sin importar la cantidad de resultados que tengas.

Muchos profesionales piensan erróneamente que mientras más cosas hagan, mejores
resultados obtendrán y así optimizarán el tiempo; pero la verdad es que esto no es así a la hora
de cómo ser más productivo.

Enfrascarse en producir más resultados afecta mucho cualquier tarea, ya que se incrementa el
margen de error y por lo tanto es más probable que tengas que rehacer todo.

También podría gustarte