Está en la página 1de 15

CINCO ESQUINAS

Mario Vargas Llosa


(Nobel en literatura)

“Si hay un tema que permea, que


impregna toda la historia, es el
periodismo, el periodismo amarillo. La
dictadura deFujimori utilizó el periodismo
de escándolo como una arma política para
desprestigiar y aniquilar moralmente a todos
sus adversarios.” MVLL

Lunes 5 de septiembre – 5:00


Empiezo este diario confesando que jamás he leído un libro completo del nobel peruano
Mario Vargas Llosa, a lo largo de mi vida he sabid distinguirlo por múltiples motivos; hace
unos años lo reconocí por primera vez al reconocerlo como rival principal de la primera
elección de Alberto Fujimori, años después supe de su verdadero brillo, el de ser escritor, y
no sólo cualquier escritor, un nobel de literatura respetado y como todo, odiado por
muchos. Es así como unos días atrás, Iván, amigo cercano y compañero de trabajo en la
comunidad se expresó ante el nobel como “liberal libertario” para después mencionarlo
como el “volteado” refiriéndose a los cambios ideológicos políticos que ha tenido Vargas
Llosa, no obstante, le manifesté lo interesante que iba a ser finalmente dedicar tiempo a leer
a uno de los escritores obligados en la literatura hispanoamericana.

Una vez comprado el libro hace unos 5 días, leí el prólogo de la página trasera, en él,
descubro que el libro trata casualmente de unas
mujeres que se contextualizan en la época del
gobierno dictatorial del Alberto Fujimori y de su
<perro guardián> Vladimiro Montesinos.

Inicio el libro viendo la dedicatoria a Alanso


Cueto, escritor también peruano y por lo que
supe después, amigo de Vargas Llosa quien

Lit. Hispanoaméricana
Nicolle Torres

pudo haber inspirado parte de las temáticas de esta obra, al menos desde la parte del
conflicto interno que circundó a Perú a finales del siglo pasado.

EL SUEÑO DE MARISA
Tras leer este primer capítulo me queda una buena sensación; primero, es interesante que
Vargas Llosa toque este tipo de temáticas, me refiero a las situaciones eróticas y más desde
el plano homosexual, hace un tiempo vi en la televisión una entrevista al novel, en ella el
contaba sobre su experiencia como escritor en el colegio militar cuando era una
adolescente. Afirmó que disfrutaba de hacer narraciones eróticas que luego eran
compartidas entre sus compañeros soldados y allí adquirió gran popularidad por su
habilidad narrativa, pues bien, ese capítulo fue prácticamente confirmar un poco eso.
Aparte del buen estilo de Vargas Llosa al escribir, en donde atrae la atención desde el
principio me es totalmente interesante la situación que circunde a las mujeres, Marisa
parece ser más bien conservadora, con ciertos indicios de mujer pudiente, y su amiga, un
poco más serena en el tema es la que la lleva a experimentar ante el placer. Precisamente
esta realidad de experimentar sería muy válida al momento de analizar nuestro contexto,
este episodio en el primer capítulo remonta a una identificación y búsqueda por cada vez ás
dejar de satanizar aspectos comunes en nuestra época, seguramente Vargas Llosa usó la
circunstancia para atraer a nuevos lectores, dicen que es muy experimental, quizás esta
situación erótica, que ofrece un trasfondo como es el supuesto toque de queda en la ciudad
es una ayuda intencional para seguirse cultivando como escritor. Por otro lado, el tema del
toque de queda me ronda por la cabeza, ¿acaso en el Perú de Fujimori fueron necesarios los
toques de queda también? He sabido que la violencia golpeó fuertemente al país debido a
los ataques y secuestros de los ya mencionados en el libro “Sendero Luminoso” y de
MRTA, ambos grupos guerrilleros que buscaban cambios en el estado friolento y dictatorial
de Fujimori. No obstante, el último sabor que me queda de este primer capítulo son los
indicios de poderío y clase alta a la que pertenecen estas dos mujeres. COLOMBIA

Una Visita inesperada

Este segundo capítulo da una vuelta inesperada a mis expectativas sobre la lectura, me
encuentro ahora ante el esposo de Marisa, una de las involucradas en el primer capítulo; el
hombre es un ingeniero y empresario muy reconocido al parecer, su nombre es Enrique
Nicolle Torres

Cárdenas y según el periodista tiene al Perú ante sus píes. El periodista, por otro lado, se
llama Rolando Garro, y se convierte en un chantajista que aunque simula ser honesto y
querer ayudar se le notan las intenciones encima y esto desestabiliza inmediatamente al
ingeniero quien se asume como un hombre correcto y teme por su familia si se entera que
pueden ver sus fotos que aún son desconocidas para los lectores; desde ese aspecto, agrego
que su las características que se usan en la narración enriquecen el ejercicio de lectura, debo
declarar que me gusta la normalidad y la aparente habilidad del escritor para enganchar en
la historia, aunque no sé qué exactamente hizo Cárdenas, si me llevan a imaginar gran
cantidad de especulaciones entre ellas que el ingeniero también tiene inclinaciones por la
homosexualidad, o quizás, que tras su imagen de empresario hace parte del terrorismo que
describen en el anterior capítulo.

Con relación al tema del periodismo que se mencionaba en el prologo, empieza a cobrar
sentido. Al igual que Colombia, al parecer Perú, y seguramente todas las naciones se ven
cada día más permeadas del poderío de élites que manipulan medios y crean toda clase de
artimañas para ocultar sus corrupciones y para buscar lucrarse a consta de otros que den el
papallaso, como se diría coloquialmente aquí.

Martes 5 de septiembre

Fin de semana en Miami

Una vez más me dispongo a leer la obra en la tranquilidad de la casa, justamente hoy el
profesor habló sobre Sendero Luminoso y quise investigar más al respecto, supe ahora que
era un grupo armado con tendencias al comunismo y con una aparente frialdad y falta de
cordura al momento de amenazar al gobierno; entendí también el toque de queda, se hacía
porque en las noches los movimientos considerados como terroristas, volaban antenas de
luz, lo que producía los apagones que se mencionan, y además la mayoría de atentados de
bombas y secuestros eran producidos en la noche, por lo cual el gobierno por seguridad y
por estrategia también, establecía una hora para que todos los ciudadanos estuvieran en sus
casas y no pudieran ser considerados como sospechosos contra el estado. Por el lado del
movimiento revolucionario Tupac Amaru, supe que era también un movimiento de corte
marxista leninista que fue duramente confrontado en la presidencia de Fujimori.
Nicolle Torres

Ahora sí, retomando la lectura, este capítulo no me causó la gran sorpresa, más bien se
tornó un poco predecible, sabía que las chicas iban a volver a estar juntas, se notaba el
entusiasmo por estar juntas en el primer capítulo cuando se tocó el tema de ir a Miami
solas. Debo rescatar nuevamente el estilo narrativo, sigue manteniéndome atenta y con
ánimo de seguir leyendo, los detalles de las circunstancias hacen amena la lectura, sin
embargo, como dije antes se torna un poco predecible la relación entre las mujeres, me
queda más bien la curiosidad sobre cuál es el motivo por el que quieren chantajear al
esposo de Marisa, quien está disfrutando muy bien su viaje con su “amiga”

La cueva de los chismes

El capítulo inicia mencionando a los grupos terroristas de los que investigaba hace un rato,
al parecer la gente de gran influencia en el país empezaba a sentirse amenazada por estos
grupos armados que desataban preocupación en el Perú.

Enrique Cárdenas se encuentra con Luciano Casasbellas en su oficina; estos dos mantienen
una fraternal amistad, y casualmente me entero que todo es un círculo de amigos, Marisa y
Enrique son esposos y Chavela y Luciano también, sin embargo Marisa y Chavela son
amantes y los dos caballeros ahora se tapan también secretos, es así como finalmente se
relata sobre el gran secreto de Enrique, confieso que lo llegué a imaginar pero se me pasaba
más por la cabeza de que pudiera ser un amante, pero una orgía era algo que no esperaba.

Debo aceptar que no me pareció algo del otro mundo, no para tener a Enrique en la actitud
en la que está, en donde incluso se está dejando afectar a un nivel alarmante para la gente
asu alrededor, ahora bien, hay que entender que la obra está ambientada casi 30 años atrás,
y probablemente en una sociedad también en su mayoría evangelizada por una iglesia que
discrimina y considera pecado ese tipo de accionares ha de cambiar el contexto, en mi
generación un escándalo como esos no tendría tanta represaría, sin emabrgo, hay que ver
que no todos pensamos igual, hay unos que consideran una circunstancia como tal sería
motivo de suicidio. Por mi parte no lo consideraría tan martirizante, tendremos qué ver si el
gran abogado Casasbellas logra salvar a su amigo del amarillismo que se acerca en la vida
del hasta ahora “admirable” Cardenas.

Una Ruina de farándula


Nicolle Torres

Llevo una hora leyendo continuamente, esta obra cada vez más me desconcierta, en muchas
instancias es muy predecible, sin embargo hay otras en las que no. El capítulo de una ruina
de Farándula se remonta a la vida de Juan Peineta, un antiguo recitador de poesía que
terminó dedicándose a ser payaso en un canal de televisión, el cual asegura al final de
paítulo sólo le trajo ruina… ¿cuántas personas en nuestro país les ha pasad lo mismo que al
Peineta peruano? ¿Cuántos han sentido ansias de salir adelante en lo que les gusta o
apasiona yal final han tenido que ceder ante una “mejor posibilidad” que resulta siendo la
peor decisión?

Aunque aún no se contextualiza mu ybien a Peineta, si empieza a ser afín el personaje para
mí, parece un hombre noble y bueno, todo lo contrario al periodista de Garro, que como
buen antagonista logra transmitir cizaña y ganas de odiarlo.

Jueves 8 de septiembre

La agonía de Quique

Ayer intenté continuar con el libro, sin embargo, debo confesar que fue intento fallido
debido al sueño que me invadió, recuerdo que leí hasta que Luciano le decía a Quique que
el chantaje podría ser obra viva de El Doctor, asesor y mano derecha de Alberto Fujimori.
Hoy, antes de leer investigué acerca de él, conocido como El Doctor, Vladimiro
Montesinos fue jefe de inteligencia del gobierno Fujimori, y probablemente, el cabecilla de
todas las perplejidades que condujeron a Fujimori en convertirse en un temible dictador
durante 10 años.

Retomando la lectura, volví a empezarla de nuevo y con más concentración que en la noche
pasada. Se ve una postura de preocupación por parte de Marisa, poco a poco él mismo se va
delatando solo, y aunque laexcusa fue echar la culpa a los “terroristas” deja una duda
constante a la esposa del empresario; mi abuela tiene un dicho que pensé cuando iba
leyendo el capítulo: El que las hace, las imagina. Creo que aplica perfectamente ellos, ya
que él se siente el más sucio y el más traidor, pero también ha tenido sus aventuras, bien o
mal ambos se han divertido por fuera, y estoy en el punto de la narración en donde no se
quién se de cuenta primero. Por otra parte, el capítulo luego nos remonta a la conversación
de Enrique y Cárdenas, quiénes discuten acerca de qué hacer y a qué atenerse cuando el
Nicolle Torres

chantajista aparezca, también se menciona l oque había dich antes, la posible participación
de El Doctor en el problema de Quique, allí explican cómo este era capaz de hacer ese tipo
de artimañas con tal de tener al Perú en el condicionamiento que quería la dictadura. La
novela va tomando tintes de suspenso policial, me da mucha curiosidad saber de qué se
trata todo este rollo, y precisamente la relativa brevedad de la narración me permite poder
avanzar con velocidad y sana reflexión

La retaquita

Una vez más se acerca a un nuevo personaje, esta vez se trata de un mujer con aires de
villana y de valiente. Si he de decir algo acerca de lo que el personaje produjo en mí, diré
que me dejó fascinada, creo que hasta el momento es el personaje más particular y con más
encanto al producir la narración que cualquier otro. Es así como a lo largo de mi vida, he
sabido sentir afinidad con ciertos antagonistas, no el típico malo que produce repudio como
Rolando Garro, sino un personaje inteligente, frío y calculador como lo es Julieta.

Un negocio singular

Tras leer este capítulo no cabe duda de lo poco inteligente que resultó siendo el periodista
Garro .Creí que iba a pedirle mucho dinero, dinero que probablemente el ingeniero podría
pagar, sin embargo, le pidió solamente que invirtiera en su revista amarallista, lo que
produjo rabia en Cárdenas y como era de esperarse, terminó echando al periodista sin medir
lo que eso implicaba.

Supuestamente el periodista publicará las fotos, habrá que ver si en realidad lo hace, ya que
Caárdenas está intentando con su amigo impedir eso, sin embargo, creo que terminarán
publicándose, es la única forma en la que el libro puede tener un estallido, que se publiquen
las fotos que muchos secretos de los matrimonios salgan a la luz.

Por último, me parece conveniente mencionar el aspecto de las “chuzadas” en Perú, al final
del cpaítlo cuando Luciano y Quique están charlando por teléfono, el primero le recalca que
es mejor hablar en persona, no sea que El doctor esté detrás de todo eso. Al menos desde mi
opición, no imagino que un hombre con tanto poder y a cargo de la inteligencia de todo un
país pudiera estar detrás de escándalos de revistas, sin embargo, es claro que estos hombres
de elite son los encargados de joder a otros hombres de élite cuando intervienen en sus
Nicolle Torres

objetivos. Habrá que ver si El Doctor está detrás del chantaje que el periodista mal reputado
pretende accionar.

Viernes 9 de septiembre

Los tres chistosos

Cuando se trata de narrar los episodios en tiempo pasado Vargas Llosa es un máster, se le
nota la experiencia que posee en sus narraciones, es enriquecedor y posee una brevedad
estilística que es cómoda para leer, no obstante, el personaje de Juan Peineta se va
convirtiendo en un personaje afín, probablemente por la lástima y los pesares que produce.

Es increíble que una persona como Rolando Garro puede lavarse las manos moralmente y
importarle pasar por encima de otros, sin embargo, somos una sociedad que está inmersa
en cantidad y cantidad de personas de este tipo que terminan obteniendo lo que quieren,
primero por ser más habilidosos que otros y segundo por querer saciar su sed de poder. A
rolando Garro no le importa en lo absoluto destruir reputaciones, y más si se trata de sujetos
críticos, que se atreven a enfrentarlo, buscaría la forma de dejar la reputación de alguien por
el piso.

El escándalo

Este capítulo fue totalmente escandaloso, como infiere el título, y es que precisamente
cuando lo leí asumí que sí se harían realidad las amenazas de Garro, aunque admito que no
creí que fuera a ser tan rápido, creí que habían de desaroolarse otra clase de episodios antes
de que todo fuera a explotar; no obstante, queda un sentimiento de intriga, especialmente
desde el comunicado de prensa que se realizará explicando los hechos y la presencia de
Marisa en la casa de Chavela. Cuando leo una obra tiendo a querer imagianr y qué va a
pasar, me gusta atinarle a los hechos, ir predemeditando sobre qué podría pasar. En este
caso me temo que ya no hay vuelta de hoja, pese que Luciano en su comunicado trata de
negar los hechos, yo creo que nadie va a creer que es un montaje, si es que Perú se parece a
un país como Colombia nadie va a ceder en creer que todo es una farsa, de hecho, a nadie le
importa si lo es, lo que la gente querrá finalmente es saciarse del morbo de las fotografías,
Nicolle Torres

que si son amarillistas como se dice, seguro muestran desde lo más escambroso a un tipo
pervertido y “anti moral” (ahí sí se crítica la moral).

Ahora bien, con el escándalo rebelado me produe intriga saber qué ocurrirá. Creí que la
novela iba totalmente enfocada en la búsqueda de impedir que esas fotos salieran a la luz,
pero ya que el episodio se ha dado y aún falta medio libro sólo me queda seguir leyendo y
descubriendo qué ocurrirá, quizás como decía Chavela, “el canallita (..) lo va a pagar caro”

¿qué irá hacer Quique al respecto? ¿Usará su poder?

Comedor popular

Cuando Vargas Llosa narra acerca de la vida de cada personaje, sabe darle un estilo único a
cada uno, eso puedo decir que me gusta, además de los multiples detalles que abarca para ir
contextualizando las diferentes vidas de los protagonistas que poseen por sí solos su
propaia novela. Desde la situaci´n de Juan Peineta, vuelvoa reitera como lo dije días atrás
que es desconfortante encontrar a una persona brillante inmersa en la mala vida y en un
final atroz por culpa de otro, no se ha relatado mucho sobre Garro, al menos no desde su
vida, sin embargo, lo considero un hombre temible, sin escrúpulos.

Según la descripción de lo que se hizo también con Crecilda, amiga de Juan, y luego la
narración en donde es contado cómo smuestran los hechos del escándalo del ingeniero es
claro que es una revista sin precendentes, no tiene en cuenta nada de lo que puedo acarrear
dañar a una persona, y yo la verdad sí espero que pague por lo que hizo, al menos desde el
aspecto en que podría vengar a esas personas que sin tanto poder y llevados a la ruina,
como Crecilda y peineta nunca pudieron hacer justicia ante las atrocidades del esabroso
periodista sin ética.

Una ausencia

Este fue un capítulo extenso, lleno de hechos que fueron soprendiéndome debido a lo
radicales de los hechos. Primero, fue interesante descubrir el por qué del nombre del libro,
descrubrir que Cinco Esquinas es en realidad un barrio, y que en él vive la Retaquita,
segundo, cuando se van contando los hechos entorno al día de la mujer y lo qué va
ocurriendo sobre el jefe me generó toda clase de expectativas, desde que leí ña árte en
Nicolle Torres

donde relatan que el jefe no había llegado a la reunión de las comisiones y no se sabía del
jefe empeé a inferir que alg malo le había pasado, a medida que iba leyendo, y tras la
narración de este nuevo personaje, Caferino Arguella, quien manifestaba sentir miedo de lo
que pueda hacer el millonario, empecé a deducir que Garro pudo haber sufrido un secuestro
o lo pudieron haber matado, y como lo sospeché, al final terminan confirmando todo,
Rolando Garro estaba muerto, y no sólo muerto si no mostraba indicios de una muerte
violenta, loque infería que quien lo hubiese matado lo habría hecho con odio, justo ante esa
reflexión, me queda la incógnita si el millorio pudo ser el responsable, ya que aún no se ha
manifestado qué ocurrió con él tras el escándalo, ya que en los capítulos anteriores sólo se
habla de él desde otra voz, y por otro lado, me entra la duda de si pudo haber si Juan
Peineta, por aquello de que lo detesta profundamente, y tras su condición de casi mendigo
no sabría si pudiera haber sido él, sin embargo, la existencia del personaje debe estar ligado
a algo al respecto.

Domingo 11 de septiembre

Desarreglos y arreglos conyugales

Retomando la lectura mis perspectivas han cambiado respecto al asesinato de Rolando


Garro, al parecer el ingeniero Enrique Cárdenas no fue quien produjo la muerte del
periodista, con los hechos se muestra a un Quique sorprendido y con aparente
vulnerabilidad ética al enfrentar las posibles culpas que ya empiezan a aparecer, incluso
desde su amigo. La personalidad del periodista es más bien de ingenuidad y temor sobre un
acto como matar a alguien; el millonario no es más que eso, un hombre bien acomodado y
con dinero que muestra tener principios y ser un hombre correcto, con esto la posibilidad de
que Juan Peineta haya sido cobra cada vez más fuerza, habrá que ver qué capítulo crea
Vargas Llosa para mostrar la culpabilidad o la inocencia de Peineta.

No obstante, el título del capítulo también infiere otra situación importante en el mismo, la
reconciliación de Enrique y Marisa, quienes avanzan a lo largo de los hechos en volver a
estar juntos, esto gracias al desmayo que sufrió Cárdenas cuando se enteró de la muerte de
Garro; quizás Marisa se dio cuenta que enserio le importa su esposo, y además pudo aber
reflexionado sobre sus propias actitudes con su mejor amiga, ella tampoco era una santa y
Nicolle Torres

quiás eso la llevó a ir cediendo sobre el aspecto de perdonar a Quique, quien seguía
negando ser el que aparecía en las fotos.

La Retaquita tiene miedo

Como lo había dicho días pasados, me gusta este personaje, es una antagonista que
conquista, una mujer que ha sabido salir adelante, inteligente y astuta. Por supuesto en este
capítulo se ve la otra cara de la vida, de las novelas, la otra postura de los villanos, sus
sentires, sus miedos, sus confesiones de amor incluso. Retaquita admiraba profundamente a
su jefe, y sentía ahora pesar ante la ausencia del mismo y rabio por la forma en cómo lo
mataron, precisamente este episodia la hacía sentir con temor, y es que a quién no, quién no
podría sentirse amenazado ante replantearse que un hombre poderoso y con sed de
venganza estuviera a punto de también acabar contigo en cobro al mal que le originaste.

Ahora bien, el capítulo muestra nuevamente los episodios entorno al fotógrafo Argüello,
quien también tiene mucho miedo al enterarse de los hechos y se siente arrepentido. Es fatal
el acto de las fotos, y ha de ser más fatal saber que posiblmente eres tú el siguiente, no
obstante, al final del capítulo una luz alumbra las ideas de Julieta, y ella planea algo que la
hace empoderarse y tener fe de estar más tranquila, no se me ocurre muy bien qué podrá
ser, pero según su actitud es una buena idea.

El latifundista y la chinita

Acabo de reflexionar sobre la técinca narrativa que usa Vargas Llosa en esta obra, dedica
cada cpaítulo a uno de los protagonistas, cambiando a medida que pasan. Es así como en
este episodio se acerca un poco a la relación de amistad que existe entre el cuarteto, es la
típica amistad de personajes de clase alta contando sobre las experiencias de su vida, e
incluso contándose de lo más normal sbre su deseo a ir a pasear a las islas griegas para
olvidar todo lo ocurrido. Por otro lado, es inetersante la historia de Luciano sobre el pasado
de sus abuelos, ya que se menciona la presencia de La Chinita, su abuela, quien era oriental.
Haciendo una reflexión sobre el tema, creo que se hace con e l fin de generarnos un
imaginario acerca de Fujimori, que de hecho fue mencionado una vez durante el capítulo.
La presencia de orientales al país Peruano es supremamente elevada; en Colombia aún
sigue siendo más anormal encontrar orientales, y eso sí, para nosotros y también para Perú,
todos los que tengan los ojos alargados o rasgos orientales son Chinos, para evidenciar eso
Nicolle Torres

no hay mejor ejemplo de Fujimori, quien es Japonés pero durante su periodo de gobierno
siempre fue aclamado como El chinito, recuerdo incluso haber escuchado un día unas
arengas al respecto Una canción con un estribillo pegajoso que aclamaba “Al chino,
chinito”.

Por otra parte, en el capítulo es mencionado un aspecto que había quedado un poco al
olvido, la relación de Marisa y Chavela, quienes al parecer siguen teniendo una relación
afectiva-sexual, es así como en los hechos se menciona que Quique observó que Chavela y
Marisa se despidieron de beso en la boca, y no le molestó, al contrario, pareció excitarle,
sin embargo los hechos se quedan allí cuando inesperadamente detienen al ingeniero por la
posible culpabilidad de homicidio al periodista escambroso.

Extrañas operaciones en torno a Juan Peineta

Culminar este capítulo fue desgarrador, avece siento que tiendo a encariñarme y a sentir
afinidad profunda por ciertos personajes, Juan Peineta es uno de ellos, el pobre me genera
ternura y compasión, alguien solo en el mundo, sin dinero y con pocos amigos; uno de
ellos, El Ruletero, Willy para ser más exacto, quien le previene sobre el posible intento de
culpabilidad que quieren encimarle por la muerte de Garro. La verdad, llegué a creer que sí
había sido Juan Peneita, había mencionado que era un gran sospechoso, estaba esperando
un capítulo en el que tal vez contaran los hechos, algo como un intento de defenso una
cólera situación que lo hubiese llevado a matar al periodista. Sin embargo, en este capítulo
queda evidenciado que no fue él, y lo que es peor que al parecer fue el estado según la
hipótess del ruletero. No obstante sería muy creíble, quizás el estado ya no estaba para
soportar estos tintes amarillistas, es bien sabido que la dictadura de Fujimori pretendió
oprimir a muchas personas, por aquello de lo conservador y pretensión del orden absoluto
del Chinito, así que podría caber que los verdaderos responsables fuera el estado, con sus
líderes que pretendían volver al Perú en un estado derecho y sin terrorismos, o escándalos.

La noche más larga del ingeniero Cárdenas

“Y cuando esperaba el bien,


Nicolle Torres

Sobrevino el mal;

Cuando esperaba la luz, vino

La oscuridad”

La anterior cita me marcó por completo, en este capítulo se narran la estadía de Quique en
la cárcel, muestran una dura realidad, de las feroces de la dictadura de Fujimori, las
cárceles. Lugares terribles, con hacinamientos infrahumanos que pretendían generar el peor
de los miedos. Las cárceles en el periodo Fujimori en Perú, fueron infiernos completos,
eran una prevención a los terroristas y a los criminales paraqué no se atrevieran a hacer
nada, y precisamente uno de los muchos atentados por guerrillas en el época era por
reclamar al estado un mejor trato a los presos. Creo que este capítulo fue con tal fin, revelar
las condiciones por las que tuvieron, y tal vez tienen que que atravesar cientos de presos,
unos inocentes, otros responsables en lugares como estos. Esperemos que las súplicas y las
esperanzas del ingeniero se hagan realidad, porque si no sale de ahí rápidamente seguro que
su orientación sexual, al igual que su esposa cambiará, a excepción de que él deberá ahcerlo
por una sucia y terrible imposición

Lunes 12 de septiembre

La retaquita y el poder

Empezar la lectura hoy fue completamente distinto e inesperado, confieso que quiero hago
el diario rápidamente y pretendo correr a seguir leyendo, ya que me pareció increíble las
circunstancias entorno a este capítulo, darse cuenta que el verdadero asesino había sido el
mismo Doctor, el mismo Vladimiro Montesinos, jefe de inteligencia del gobierno de
Fujimori, consejero se seguridad y la mano derecha del Chinito.

Lo primero que hice al terminar el capítulo fue ir a internet y buscar un poco sobre la vida
de El Doctor, me sorprendió saber que era una persona brillante, pude familiarizarme con
su rostro y finalmente saber sobre su culpabilidad ante la caída del imperio Fujimori, y
presisamente entre su actual mala reputación encontré un presunto escándolo que circundó
a Montesinos: Orgias, se dice que realizaba orgias en las sedes del Servicio de Inteligencia
Nacional; no sé si Vargas Llosa se inspiró de este escándalo para empezar la novela, para
Nicolle Torres

mostrar su total desacuerdo ante el gobierno del dictador más descarado del perú, ese
mismo que le ganó las elecciones de repente, pese a las irregularidades (por aquello de que
no era peruano si no japonés, según el relato en el libro) y que terminó siendo para él un
gran enemigo, seguro este libro también es para él y el Doctor, hay gran cantidad de
indirectas ahora que lo pienso. No obstante, volviendo a la problemática del libro, la
Retaquita se ve envuelta en una tenaz desición, debe obedecer y trabajar para el doctor, el
mismo que trabajó para Rolando Garro y que por culpa de su impulso y su
desobedecimiento terminó muerto, como muchas personas en el Perú que sufrieron del
desafiante poder del presidente Fujimori.

Un remolino.

Al principio del capítulo no me gustó la manera simultenea en como estaban siendo


contados los hechos, diferentes diálogos de todos los personajes en tiempos y espacios
distintos, fue confuso al principio, sin embargo se convirtió en una nueva forma de
experimentar en la narración, pese que es un poco saturado, se van entendiendo bien las
situaciones, y sfrmás,

Es un capítulo que aclara muchas cosas, desde lo que pasó tras el escándalo de Quique, y
como el mismo ayudó y a la vez arruinó su vida, hasta escenas eróticas primero entre
Marisa y quique, donde se habla sobre lo mucho que se gustan y las fantasías de él, lo que
lleva a mostrarnos más adelante otra escena en donde Marisa planea un viaje a Miami con
Quique y Chavela y genera que hagan un trío. No obstante también es relatada la escena en
la que Quique tiene la orgia que produjo todo este escándalo, se cuenta además, y
tristemente como Juan Peineta es inculpado por el asesinato del periodista, esos diálogos
me desgarraron un poco, ya que como había mencionando siento ainifadad por Juan
Peineta, y es triste saber que ahora debe pagar por algo que él no hizo y tras del hecho, se
convertía en una víctima del Alzheimer. Por otro lado, y tal vez lo más importante en este
capítulo son los hechos que circundan a la Retaquita y al Doctor, quien no deja de
advertirle que necesita fidelidad, si no quiere tener el mismo destino de Garro, y además se
narra cómo son las órdenes que dispone el doctor para dañar a personajes públicos. Por
último, el capítulo culmina con una extraña situación, la Retaquita y Ceferino Agüello
pretender hacer algo, que supuestamente les cambiará la vida pero no se menciona qué es…
Nicolle Torres

yo me atrevo a inferir que la Retaquita, llena de hastío y probablemente con sed de vengar a
su jefe delatará al Doctor, aunque eso, creo yo, abarcaría situaciones complejas, que no sé
si sean posibles contarlas en las 30 páginas aproximadamente que quedan.

Edición extraordinaria de destapes

¡Vaya! No puedo decir más al respecto, como había dicho en el diario anterior la Retaquita
sí terminó contando sobre el verdadero villano de todo esto, el Doctor; este escándalo, este
VERDADERO ESCÁNDALO, trata de explicar la caída del todo poderoso Montesinos,
quien en la vida real fue acusado en televisión, con vídeos y grabaciones ocultas que
mostraban cómo compraba políticos y como era responsable de secuestros, asesinatos y
chantajes en Perú, así mismo, este capítulo narra algo similar, una serie de supuestos
artículs, con entrevistasm y relatos acerca de cómo Julieta Leguizamón, la Retaquita, duró
meses recopilando pruebas para que se manifestara cómo el gobierno con su jefe de
inteligencia movía el país a su antojo. En este capítulo son aclarados todos lo hechos, desde
el chantaje a Enriqeu Cárdenas, hasta la muerte y los trabajos que el Doctor le había estado
pidiendo para la revista, que como decía Julietam dejaba los chismes y la farándula para dar
a revelar el secreto mejor guardado d la política de toda la nación. ¿Qué habría dicho
Rolando Garro al saber que su controversial revista de chismes amarillistas y pasados se
convertía en el medio que acusaría las infamias reales de un mundo político que sublevaba
y mantenía a la gente inmersa en mentiras?

Happy end

Escribo este último diario con una sonrisa, me es increíble primero que toda la historia se
haya solucionado como cualquier novela televisiva mexicana en 13 páginas, no por esto
digo que sea malo, sin embargo sí esperaba algo un poco diferente del gran novel. El final
fue totalmente previsible, a medida que iba leyendo me iba imaginando lo que iba a ocurrir,
todos iban aquedan muy felices, el Perú de repente tras el escándalo del siglo se liberaría de
la dictadura, la Retaquita quedaría como una heroína, Juan Peineta saldría bien librado de
las falsas acusaciones, Luciando se volvería el mejor abogado del Perú, y finalmente, el
segundo y ultimo punto, el trío cumpliría tres años, e iban a celebrarlo donde había
empezado todo; lo que nadie se imaginaría, lo que si no fue nada previsible es que Luciano,
Nicolle Torres

el personaje más conservador, estricto y correcto sabia la verdad sobre todo este triangulo
amoroso, y lo peor lo mencionaría como si nada, como si estuviera e acuerdo y le causara
gracia. Este tipo de final satírico me agradó bastante, sin embargo creo que la escencia de la
novela está en los hechos que circundan lo que fui la caída del imperio Fujimori, una
dictadura que causó mucho daño en un país que al igual que el nuestro sangraba, y que al
presidente no le importó que siguiera sangrando con tal de exterminar el problema, a él
nunca le importó arreglar el problema, sólo quiso cortarlo, de un modo despiado, con
sangre fría, con decisiones extremistas, decisiones que probablemente el gran Vladimiro
Montesinos ordenó; más allá de Fujimori está, a mi juicio, uno más grande y poderoso, el
verdadero cerebro y jefe, el gran Doctor.

También podría gustarte