Está en la página 1de 15

La investigación en carreras de grado de psicología

en universidades nacionales de Argentina

Hugo Klappenbach
Universidad Nacional de San Luis
Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET)

Fuente: Klappenbach, H. (2003). La investigación en carreras de grado de Psicología en


universidades nacionales de Argentina. En J. F.Villegas; P. Marassi & J. P. Toro (Eds),
Problemas Centrales para la Formación Académica y el Entrenamiento Profesional del
Psicólogo en las Américas (tomo 3, pp. 257-271). Santiago de Chile: Sociedad Interamericana de
Psicología

Resumen

Resumen: El trabajo analiza el espacio reservada para el entrenamiento en investigación en los


Planes de estudio de las carreras de psicología de todas las universidades nacionales de
Argentina. Si bien a nivel de el perfil del graduado y de los objetivos se subraya la importancia de
una formación tendiente a la producción de conocimientos psicológicos, se analizan los escasos
contenidos y las instancias curriculares (cursos, seminarios, pasantías, horas de investigación),
específicamente dedicados a la formación en investigación.

Introducción

El año pasado, durante el X Congreso Argentino de Psicología me referí a algunos


problemas relacionados con la enseñanza de la investigación en las carreras de psicología de las
Universidades nacionales argentinas (Klappenbach, 2000a). En esta oportunidad, presento una
mayor sistematización de los datos, he avanzado en el análisis de los mismos, y sobre todo, he
ampliado la discusión de los datos. En cambio permanece el objetivo de contribuir al
conocimiento y la reflexión sobre la manera en la cual los psicólogos argentinos incorporan
contenidos y habilidades en el campo de la investigación.

Método
El estudio se basó en el relevamiento y análisis interpretativo de documentos públicos de
las siete carreras de psicología de universidades nacionales: de la Universidad de Rosario, Buenos
Aires, San Luis, La Plata, Córdoba, Tucumán y Mar del Plata. Especialmente, hemos analizados
los planes de estudio y los programas de las materias denominadas habitualmente metodológicas
(Metodología de la Investigación, Horas o Pasantías en Investigación, Estadística, etc.).
Asimismo, de otras materias de contenidos próximos a los metodológicos, desde Epistemología
hasta Procesos Psicodiagnóstico, el cual en algunas universidades son considerados contenidos
metodológicos.
Por otro lado, hemos recurrido a entrevistas abiertas con graduados de las siete
universidades nacionales y de distintas promociones. En esta etapa de la investigación, las
entrevistas fueron personalizadas y totalmente abiertas, a partir de un solo ítem constante: se
solicitaba al interrogado que recordase los contenidos que había adquirido en su formación
universitaria para encarar exitosamente una investigación de cualquier naturaleza en el dominio
de la psicología. En razón de que la muestra no fue obtenida por ningún medio probabilístico, no
nos interesaba el tratamiento cuantitativo de los resultados de la entrevista, sino su valor
cualitativo, sobre todo para confirmar los datos documentales, para arriesgar las primeros
conclusiones tentativas.
En cualquier caso, la metodología elegida para realizar el estudio, puede justificarse en
razón de la falta de trabajos publicados sobre esta temática en nuestro país, no obstante los
avances sobre la temática relacionada con la enseñanza de la psicología en Argentina producidos
en la última década (Piacente, 1998; Vilanova, 1996), incluyendo aquellos relacionados con la
enseñanza de la psicología en América Latina (Blanco, s/f; 1998; Vilanova, 1993) o en el
Mercosur (di Doménico, 1996; di Doménico & Vilanova, 1999).
Asimismo, hemos confrontado esos datos con otros documentos oficiales (Vezzetti,
1998), especialmente los originados por la Asociación de Unidades Académicas de Psicología
(AUAPsi), a la que pertenecen las siete carreras mencionadas, además del Departamento de
Psicología de la Universidad de la República del Uruguay (AUAPsi, 1998; 1999). Asimismo, con
bibliografía secundaria proveniente de investigaciones históricas (Klappenbach, 1994; 1995;
Rossi, 1997; Vezzetti, 1996) y del campo denominado internacionalmente teaching of
psychology, en el cual lo largo de la década pasada se han venido analizando los alcances del
modelo Boulder (Baker & Benjamin, 2000; Belar, 1992; 2000; Blanco, di Doménico & Piñeda,
1993) y del modelo latinoamericano (Ardila, 1978; di Doménico & Vilanova, 1990).

Para situar la cuestión, señalemos que según estudios recientes, aun cuando el número de
universidades privadas en las que puede realizarse estudios sistemáticos de psicología asciende a
21, los graduados de las siete universidades nacionales representan el 66% del conjunto de
psicólogos de todo el país, mientras el 84% del total de estudiantes de psicología de todo el país,
son estudiantes de universidades nacionales (Alonso, 1999) (tabla1).
El peso de las universidades públicas argentinas se debe a la larga trayectoria de las
mismas, ya que seis de ellas conformaron sus carreras de psicología entre 1954 y 1959, y la
séptima, entre 1960 y 1966 (tabla 2).

2
Resultados

Los documentos y la bibliografía secundaria examinada, coinciden en que, desde su


creación, el énfasis de las carreras de psicología en universidades públicas estuvo centrado en la
formación de un profesional liberal, orientado preferentemente al ámbito clínico y con una
aproximación básicamente psicoanalítica.
Con todo, hay que advertir que la formación en investigación nunca estuvo totalmente
ausente en las currícula de las distintas carreras de psicología en el país. Siempre se preservó
algún espacio, para la formación en aspectos vinculados con la investigación, que, con ligeras
modificaciones se ha mantenido hasta el presente.
Así, en un análisis tanto del perfil del graduado como de los objetivos o los contenidos de
los planes de estudios, puede verificarse que todas las carreras de psicología de universidades
nacionales, subrayan la importancia de una formación verdaderamente científica y de una
formación en investigación (tabla 3).

Puede advertirse que numerosos objetivos o rasgos del perfil, son comunes a varias
carreras, y están directamente extraídos de las Incumbencias del Título de Psicólogo o Licenciado
en Psicología, aprobadas por el Ministerio de Educación y Justicia de la Nación (1985) al
comienzo de la democracia. En efecto, dichas Incumbencias, a pesar de haber surgido en el marco
de conocidos conflictos interprofesionales y haber enfatizado por lo mismo las actividades
expresamente prohibidas en las incumbencias de Llerena Amadeo (es decir, pertinencia de la
psicoterapia y del psicoanálisis), no descuidaban las prácticas relacionadas con la investigación
(Klappenbach, 2000) (tabla 4).

Asimismo, el diagnóstico de la situación actual de las carreras de psicología de las


universidades nacionales, elaborado por el Programa de Formación de Especialistas en
Innovación Curricular de la Asociación de Unidades Académicas de Psicología de Argentina y
Uruguay (AUAPsi), y basado en el estudio comparativo de todas las carreras, señalaba que en
todas ellas se enfatizaba el perfil del graduado en psicología como productor de conocimientos.
Específicamente, se mencionaban las siguientes características del perfil pretendido:

“El graduado debe:


• Estar capacitado para estudiar e investigar los hechos psicológicos en las distintas
etapas evolutivas, tanto en aspectos normales como anormales con un bagaje
suficiente de métodos y procedimientos de operación en los distintos campos de la
psicología
• Tener una formación científica pluralista.
• Tener una formación pluralista y generalista
• Poseer la capacidad necesaria para aplicar la metodología de investigación propia de
la especialidad en el estudio y análisis de problemas o conflictos en su campo
específico.
3
• Actualizar permanentemente sus conocimientos
• Ser apto para integrarse en campos intercientíficos
• Estar en condiciones de integrarse en equipos multi e interdisciplinarios
• Estar en condiciones de generar nuevos conocimientos y nuevas técnicas capaces de
enriquecer la psicología como ciencia y como profesión
• Estar comprometido con la investigación y la producción de conocimientos
científicos
• Ser generador de conocimiento científico
• Estar predispuesto a la recepción y difusión de conocimientos científicos en la
materia y a su actualización y revisión” (Asociación de Unidades Académicas de
Psicología -AUAPSI-, 1998, pp. 16-17).

Sin embargo, tal perfil y tales incumbencias, no parecen corresponderse con los
contenidos que se enseñan a lo largo de la carrera de psicología, según revelan los mismos planes
de estudio de las siete carreras. En la tabla 3 pueden apreciarse las escasas asignaturas
específicamente dirigidas a la formación en investigación. Y en un análisis cuantitativo de la
carga horaria de dichas asignaturas se verifica la escasa incidencia de las mismas dentro de la
carga horaria total de los distintos planes de estudio. Aun cuando numerosos testimonios señalan
que contenidos relacionados con la investigación puedan desarrollarse en otras materias o
espacios curriculares, igualmente un porcentaje inferior al 10%, pone en evidencia el papel
verdaderamente secundario de la investigación en la formación de los psicólogos.
La cuestión ha sido observada en el Informe diagnóstico de AUAPsi ya mencionado. Así,
dicho estudio sintetizaba que los contenidos relacionados con “Metodología/s en psicología
(instrumental metodológico): Están muy poco representadas en los contenidos mínimos de las
asignaturas y, muy a menudo, de manera fragmentaria (8,4 %).” (AUAPsi, 1998, p. 20). Y en la
misma dirección se agrega que los “procesos psicológicos básicos y las metodologías de
investigación en psicología ocupan un lugar relativamente secundario” (AUAPsi, 1998, p. 21) en
el recorte de los objetivos y de los contenidos.

Discusión

Una de las principales razones de la limitada formación en investigación en nuestras


carreras de psicología deriva indudablemente de la insuficiencia cuantitativa que hemos indicado.
Con todo, es posible arriesgar tentativamente otras razones, derivadas de una pesada tradición
que en numerosas oportunidades orientaba la enseñanza en materias llamadas metodológicas
hacia dos posiciones extremas: o bien debían transformarse en cursos de epistemología o filosofía
de la ciencia; o bien se convertían en cursos de estadística o análisis cuantitativo de datos, aun
cuando existieran excepciones.
Respecto a la primera de esas posiciones, no puede desconocerse que los contenidos
relacionadas con una epistemología crítica, tanto del proceso científico en general, como del

4
proceso de producción de conocimiento psicológico en particular, resultan absolutamente
pertinentes en la formación del psicólogo. Más todavía, como ha observado Juan Samaja, la
enseñanza de la metodología no debería entenderse como las transmisión de una serie de
preceptos sino, sobre todo, como la comprensión integral del “proceso de investigación, esto es,
la comprensión de la naturaleza de su producto; de la función de sus procedimientos y de las
condiciones de realización en que transcurre.” (Samaja, 1993, p. 13). Es decir, comparto la
convicción de que el entrenamiento limitado a la técnica de producción de conocimientos, sin el
conocimiento detallado de las condiciones en que se desenvuelve dicho proceso, que, por
supuesto, incluye el estudio de la función de los productores de conocimiento en la sociedad, de
su socialización en una comunidad científica determinada, y la denominada ética de la actividad
científica, derivaría en una formación meramente tecnocrática, y en tal sentido, no sería una
contribución a la formación de un pensamiento y una actitud verdaderamente científicos.
Pero cabe preguntarse si tales contenidos no resultan más pertinentes en cursos de
epistemología general, de epistemología de la psicología, de sociología del conocimiento –una
ausencia llamativa en nuestros planes de estudio-, de historia social,1 y, de historia de la ciencia.
Por supuesto, historia de la ciencia no en un sentido justificatorio o legitimante dedicada a
resaltar de una manera celebratoria los antecedentes de las ortodoxias científicas actualmente
dominantes, sino, por el contrario, una historia crítica de tales ortodoxias, capaz de iluminar el
proceso concreto de constitución de tales ortodoxias y, en el mismo movimiento, de analizar las
alternativas científicas relegadas y silenciadas en las historias oficiales.

Respecto a la segunda posición, la transformación de cursos de metodología


exclusivamente en cursos de estadística o análisis cuantitativo de datos, creo que nadie discutiría
la pertinencia de tales contenidos. En todo caso, podría subrayarse el carácter parcial de un
análisis de datos únicamente cuantitativo. En efecto, no sólo en lo relacionado con el análisis de
los datos, sino inclusive con la búsqueda o construcción de los mismos; todas aquellas
aproximaciones que podrían englobarse en el campo de la investigación cualitativa,
absolutamente esencial en los más variados dominios de la psicología, tanto para la psicología
clínica o comunitaria como para ese terreno que los anglosajones vienen denominado psicología
teórica.
También aquí cabría una explicación, relacionada con la tradicional resistencia dentro del
campo psi argentino a lo cuantitativo, lo que habría enfatizado la necesidad de transformar los
análisis de datos básicamente en análisis cuantitativos. En cualquier caso, también sería oportuno
prevenir la tendencia que Jorge Bianchi, de la Universidad Nacional de Tucumán denomina con
algo de humor el homus a-numericus.

Además de esas dos posiciones extremas comentadas, otra carencia en la enseñanza de la


metodología de la investigación, señalada tantos en los documentos analizados como en la
mayoría de los testimonios, consistía en la escasa o nula importancia que se le otorga a las
cuestiones relacionadas con la obtención o construcción de los datos. El énfasis está orientado

1
.- creo que solamente en la Universidad de Tucumán existe un curso en esa dirección, aun cuando
en la Universidad de Mar del Plata existe una historia social de la psicología.
5
hacia el análisis de datos, pero rara vez en el proceso de obtención o construcción de los datos, ya
sea a través de la investigación de campo, clínica, experimental o bibliográfica. Por ejemplo,
quedan excluidos contenidos que posibiliten el entrenamiento básico en la consulta de bases de
datos como PycInfo, Psychological Abstracts, Medline, CIJE, Pascal o aún, dada la extensión del
psicoanálisis en nuestro país, del propio Psychoanalitical Abstracts. En ese sentido, ¿tiene
sentido encarar una nueva investigación desconociendo la enorme cantidad de investigaciones
que sobre temas similares o afines se publican en las más de 3700 publicaciones indizadas en
algunas de esas bases de datos? De la misma manera, ¿qué entrenamiento recibe el estudiante de
psicología acerca de la manera de construcción de datos con finalidades de investigación en un
contexto tan extendido como el clínico? ¿Dónde aprenden los alumnos a formular un proyecto de
investigación, en el sentido de elección de un tema, recorte del mismo luego de la consulta a la
bibliografía existente, nuevo ajuste, formulación de hipótesis, creación, diseño o elección de los
instrumentos de recolección (que, insisto, siempre constituye una construcción)? Pareciera que
los cursos clásicos de análisis cuantitativo de datos, partían de la premisa de que todo eso ya era
suficientemente conocido.

Con todo, los testimonios y los documentos consultados coinciden en que la situación
parece haberse modificado sensiblemente desde la recuperación democrática. En efecto, del
análisis de los contenidos mínimos de la mayoría de las asignaturas de metodología de
investigación –inclusive de algunas otras materias afines- se puede verificar, en general, la
existencia de numerosas temáticas ajenas a aquellas tradiciones únicamente epistemológicas o
únicamente estadísticas. Así, por ejemplo, observamos los siguientes contenidos mínimos (tabla
6).

En tal sentido, la escasa proporción de esos contenidos en relación con la carga horaria
total de las carreras (tabla 5), vuelve a destacarse como la razón más importante del escaso peso
que todavía tiene la formación en investigación en las carreras de psicología de las universidades
nacionales argentinas.
Junto con ello, es necesario considerar otros problemas, derivadas de las características de
las prácticas de enseñanza en las carreras de psicología en nuestro país. Al respecto, el
mencionado diagnóstico de AUAPsi señalaba:

• “En el nivel de profesores titulares, adjuntos y asociados predomina la enseñanza teórica


en clases masivas de tipo “magistral”, que suelen no ser obligatorias.
• Los llamados trabajos prácticos, de tipo obligatorio, implican una proporción importante
de la carga horaria y tienden a constituirse en mini-teóricos con grupos que rondan las cuarenta
personas, pero a cargo de auxiliares docentes.
• Predomina el tratamiento de cuestiones teóricas generales por sobre el planteamiento de
problemas pasibles de transformarse en objeto de intervención del psicólogo.
• La masividad dificulta la implementación de prácticas profesionales supervisadas, que
generalmente se realizan en ámbitos externos durante los últimos años.
• Es escasa la articulación entre la teoría y la práctica a nivel de la formación.
• El énfasis está dado en la producción oral y no en la escrita, que generalmente sólo aparece
en las instancias de evaluación.

6
• No se mencionan prácticas tutoriales.
• En pocas unidades académicas se contempla de manera sistemática la articulación inter-
cátedras (ya sean del mismo año o de años distintos) e inter-áreas; sólo se producen algunos
encuentros temáticos y eventos de tipo puntual.
• Predomina la utilización de fotocopias y apuntes impresos por sobre la de libros, con la
consecuente descontextualización de la obra de los autores.
• Es muy rara la utilización de bibliografía en otros idiomas, así como la consulta de revistas
especializadas.
• Las insuficiencias edilicias, presupuestarias y de recursos humanos obstaculizan de manera
notoria el proceso de enseñanza-aprendizaje” (AUAPSI, 1998, p. 43 y 44).

Las características resumidas en el informe de AUAPsi, que todo universitario que ha transitado
por nuestras carreras podría ampliar y completar con mucho más detalle, resienten el conjunto de la
enseñanza, y no son privativas de la formación en investigación. Pero creo que se tornan
particularmente preocupantes en lo atinente a dicha capacitación, ya que, como se ha señalado en
reiteradas oportunidades, la mejor manera de aprender a investigar es investigando. Y ello quiere decir,
participar, es decir, ser parte de las actividades productoras de conocimientos de un equipo de
investigación con todas las complejidades que ello significa. En tal sentido, las falencias de espacios
físicos adecuadas, las carencias alarmantes de nuestra bibliotecas y sobre, todo, de nuestras
hemerotecas, el desconocimiento de las más elementales bases de datos, todo ello contribuye a una
formación deficitaria en materia de investigación. Me pregunto si puede encararse verdaderamente una
investigación mínimamente rigurosa en un marco institucional que carece de bases de datos y de las
colecciones de publicaciones periódicas más importantes.
Finalizaría con dos reflexiones finales. La Primera, es que no considero que una solución del
estado de cosas descripto consista en aumentar el número de materias o la carga horaria de materias
metodológicas, aun cuando sería bueno que eso ocurriera. Más vale, creo que mejorar la formación en
investigación excede el papel de las materias propiamente metodológicas. Es en primer lugar tarea de
todas aquellas asignaturas que se lo propongan, en la medida que puedan llevar adelante una tarea de
investigación lo más acotadamente posible. En segundo lugar, responsabilidad de los docentes-
investigadores, en la medida que aumentemos la relación entre nuestras propias investigaciones y los
contenidos docentes que desarrollamos. Y por supuesto, es responsabilidad de las autoridades de
universidades, facultades, departamentos, las cuales deben priorizar el rubro investigación, sobre todo a
través de un incremento sustantivo de la suscripción y producción de publicaciones.
Y para terminar, tampoco comparto la idea de que si no formamos adecuadamente en
investigación, al menos, formamos buenos profesionales. Al contrario, doy por supuesto que la
formación en investigación, no debe realizarse teniendo como objetivo que nuestras carreras formaran
investigadores únicamente. Me parece bien que en nuestras carreras intentemos formar graduados que
puedan abrazar la carrera de investigador. Pero resulta igualmente fundamental, y posiblemente más útil
socialmente, que nuestras carreras formen profesionales. Pero, en todo caso, profesionales bien
entrenados en las prácticas científicas, y que sean capaces de recurrir a la investigación ante cada
dificultad que su campo de trabajo les plantee. En tal sentido, formar en investigación, también es
formar para la práctica profesional.

7
Referencias

Alonso, M. (1999). Psicología en Argentina. En M. Alonso & A. Eagly (Eds.). Psicología en las Américas
(pp. 25-45). Caracas: Sociedad Interamericana de Psicología.

Ascolani, A. (1988). Psicología en Rosario Rosario: Fundación Ross.

Asociación de Unidades Académicas de Psicología (1998). Programa de Formación de Especialistas en


Innovación Curricular en Psicología. Informe Diagnóstico de la Situación Actual. Bs. As. Mimeo.

Asociación de Unidades Académicas de Psicología (1999). Informe de la Segunda Etapa del Programa de
Innovación Curricular. Protocolo de Acuerdo: Recomendaciones acerca de la Formación Universitaria
en Psicología en Argentina y Uruguay. Bs. As.: Mimeo.

Baker, D. & Benjamin, L. (2000). The affirmation of the scientist-practitioner. A look back at Boulder.
American Psychologist, 55 (2), 241-247.

Barrionuevo, M. S. & García Marcos, F. (1975). Carrera de psicología en universidades argentinas.


Psicología Médica, 2 (1), 83-110.

Belar, C. (1992). Education and training conferences in graduate education. In A. Puente, J. Matthews &
C. Brewer (Eds.), Teaching psychology in America: a history (pp. 285-299). Washington: American
Psychological Association.

Belar, C. (2000). Scientist - Practitioner ± Science + Practice. Boulder is Bolder. American Psychologist,
55 (2), 249-250.

Blanco, A. (s/f). Proyecto para la mejora de las curricula en las universidades de América Latina.
Anteproyecto de Psicología. Madrid: Universidad Autónoma de Madrid. Mimeo.

Blanco, A. (1998). Requisitos y necesidades de formación para la psicología del Siglo XXI. Revista de
Psicología General y Aplicada, 51 (1), 149-172.

Blanco, A., di Doménico. C. & Pineda, G. (1993). La recuperación del modelo de Boulder. En A. Blanco,
M. Dembo, C. di Doménico, G. Pineda & M. Rojo, Simposio Central. La formación del psicólogo para el
año 2000 (pp. 2-33). Santiago, Chile: XXIV Congreso Interamericano de Psicología. Documentos:
Simposios.

Di Doménico, C. (1996). Psicología y Mercosur: acerca de la armonización curricular. Acta Psiquiátrica y


Psicológica de América Latina, 42 (3), 230-242.

Di Doménico, C. & Vilanova, A (1990). Acerca de la especialización en psicología: situación en nuestro


país y en el mundo. Psicólogo Argentino, 1 (4), 13-15.

Di Doménico, C. & Vilanova, A. (Eds.). Formación de psicólogos en el Mercosur. Mar del Plata:
Universidad Nacional de Mar del Plata.

Gentile, A. (1989). La carrera de psicólogo en Rosario y el proceso de profesionalización, Intercambios en


Psicología, Psicoanálisis, Salud Mental, 1, 12-13.

8
Klappenbach, H. (1994). Antecedentes de la carrera de psicología en universidades argentinas. Acta
Psiquiátrica y Psicológica de América Latina, 40 (3), 1995, 237-243.

Klappenbach, H. (1995). The Process of Psychology's professionalization in Argentine. Revista de


Historia de la Psicología, 16 (1/2), 1995, 97-110.

Klappenbach, H. (2000). La formación en investigación en las carreras de psicología de universidades


nacionales. Rosario: Mimeo.

Klappenbach, H. (2000b). El título profesional de psicólogo en Argentina. Antecedentes históricos y situación


actual. Revista Latinoamericana de Psicología, 32 (3), 419-446.

Llapur, O. R. (1972). La psicología en Tucumán. Humanitas, 17 (23), 239-243.

Ministerio de Educación y Justicia de la Nación (1985). Resolución Nº 2447/85. Buenos Aires: Mimeo.

Monasterio, F. (1965). La psicología argentina. Revista de Psicología General y Aplicada, 20 (80), 907-922.

Piacente, T. (1998). Psicoanálisis y formación académica en psicología. Acta Psiquiátrica y Psicológica


de América Latina, 44 (3), 278-284.

Rossi, L. (Ed.). (1997). La psicología antes de la profesión. Buenos Aires: Eudeba.

Samaja, J. (1993). Epistemología y metodología. Elementos para una teoría de la investigación científica.
Bs. As.: Eudeba.

Universidad de Buenos Aires (1957). Resolución Nº 528. En, Resoluciones y Ordenanzas dictadas por el H.
Consejo Universitario, 1957 (enero-julio), fs. s/n.

Universidad Nacional de Cuyo (1958). Ordenanza Nº 25. Mendoza: Universidad Nacional de Cuyo.

Vezzetti, H. (1996). Los estudios históricos de la psicología en la Argentina. Cuadernos Argentinos de


Historia de la Psicología, 2 (1/2), 79-93.

Vezzetti, H. (1998). Informe sobre el campo de la psicología: la situación de los posgrados. Buenos
Aires: Mimeo.

Vilanova, A. (1993). La formación de psicólogos en Iberoamérica. Acta Psiquiátrica y Psicológica de


América Latina, 39 (3), 193-205.

Vilanova, A. (1996). Enseñanza de la psicología: historia y problemas fundamentales. Cuadernos


Argentinos de Historia de la Psicología, 2 (1/2), 199-210.

9
ANEXO - TABLAS

Tabla 1. Graduados y estudiantes en Psicología en universidades argentinas


Universidades Psicólogos % Alumnos % Alumnos cursando %
Egresados ingresados
Univ. Públicas 23.217 66 7.631 80 32.217 84
Univ. Privadas 12.005 34 1.912 20 6.007 16
Totales 35.222 100 9.543 100 38.224 100
Fuente: Alonso, M. (1999). Psicología en Argentina. En M. Alonso & A. Eagly (Eds.).
Psicología en las Américas (pp. 25-45). Caracas: Sociedad Interamericana de Psicología

Tabla 2: Creación de carreras de psicología en universidades nacionales


Universidad Ciudad Fecha de Acta de Fuentes
Nacional creación fundación
del Litoral Rosario 14-5-54 Res. 1236 * Ascolani, 1988; Gentile, 1989
de Buenos Aires Buenos 14-3-57 Res. 528 Universidad de Buenos Aires, 1957
Aires
de Cuyo San Luis 20-2-58 Ord. 25 * Universidad Nacional de Cuyo,
1958
de La Plata La Plata 21-11-58 Res. 415 Monasterio, 1965
de Córdoba Córdoba 29-12-58 Acta CS s/n Barrionuevo & García Marcos,
* 1975
de Tucumán Tucumán 8-8-59 Res. 47014 Llapur, 1972
Posteriormente, se crearía la carrera en la Universidad Nacional de Mar del Plata, primero en un
Instituto Provincial (1960) y ya en 1966 en la Universidad de Mar del Plata.
* Res.: Resolución . Ord.: Ordenanza Acta CS: Acta del Honorable Consejo Superior
Universitario.
Fuente: Klappenbach, H. (2000b). El título profesional de psicólogo en Argentina.
Antecedentes históricos y situación actual. Revista Latinoamericana de Psicología, 32 (3), 419-
446.

10
Tabla 3: Perfil, objetivos y contenidos relacionados con la investigación en los
Planes de Estudio de las Carreras de Psicología de universidades nacionales
Universidad Aspectos del perfil o los objetivos de los planes de estudio Asignaturas *
Nacional que señalan la importancia de la investigación
Rosario Finalidad del plan: Formar profesionales capacitados
científicamente en ... la investigación de los procesos psicológicos 1- Metodología de
del sujeto en situación. la Investigación
Psicológica I.
Alcances del título:
- Estudiar y explorar el hecho psicológico en las distintas etapas 2- Metodología de
evolutivas del sujeto, abarcando los aspectos normales y anormales. la Investigación
- Construir y desarrollar métodos, técnicas e instrumentos Psicológica II
psicológicos.
- Realizar estudios o investigaciones en las distintas áreas y campos
de la psicología.

Buenos Aires Objetivos: Proporcionar una aproximación científica a los 1- Estadística


problemas de la psicología a través de una formación y capacitación
en las distintas áreas y campos que favorezcan las opciones del 2- Metodología de
alumno en su práctica futura como graduado. la Investigación

3- Horas de
Investigación
(optativa)
San Luis Considerando que el psicólogo debe ser un científico [y un
profesional]: 1-Metodología de la
- en condiciones de integrarse en equipos multi e Investigación I
interdisciplinartios;
- en condiciones de generar nuevos conocimientos y nuevas 2-Metodología de la
técnicas capaces de enriquecer la psicología como ciencia [y como Investigación II
profesión];
- en condiciones de explicar y comprender el comportamiento y la 3- Pasantía en
subjetividad humanas; investigación
(optativa)
Objetivos. - Explicar y comprender el comportamiento y la
subjetividad humanas tomando en consideración los determinantes
psicobiológicos, sociopolíticos, económicos y culturales.
- Iniciarse en actividades de investigación.
- Producir nuevos conocimientos y/o herramientas técnicas a partir
de la práctica de la investigación, capaces de contribuir al avance de la
psicología como ciencia y como profesión.
- Integrarse en equipos multi e interdisciplinarios.

La Plata Perfil y Objetivos: 1- Lógica


- Realizar estudios y explorar hechos psicológicos en las distintas
etapas evolutivas del hombre abordando aspectos normales y 2- Estadística
anormales. Aplicada a la
- Realizar investigaciones, asesoramiento y asistencia en distintas Psicología
instituciones
3-Epistemología y
Metodología de la
11
Investigación
Psicológica
Córdoba Funciones: brindar los medios necesarios que posibilitan la
formación de: 1- Metodología de
- Investigadores: científicamente capacitados y orientados para la investigación
responder a las necesidades de la comunidad regional y nacional. psicológica

Perfil: ser crítico, con capacidad o inclinación para interrogarse 2-Temas de


sobre el valor científico y social de sus conocimientos y con una investigación en
línea de trabajo que integre la investigación y la acción por psicología
oposición a la aplicación mecánica de técnicas, instrumentos o (electiva).
modelos conceptuales

Objetivos de la carrera: que el alumno aprenda a estudiar y explorar


el hecho psicológico abarcando los aspectos normales y anormales,
en las distintas etapas evolutivas del sujeto.

Tucumán Perfil y objetivos: 1- Psicoestadística


- Estudiar y explorar el hecho psicológico en las distintas etapas (Descriptiva)
evolutivas del sujeto, abarcando los aspectos normales y anormales.
2- Metodología de
- Constituir y desarrollar métodos, técnicas e instrumentos la Investigación
psicológicos.

- Realizar estudios e investigaciones en las distintas áreas y campos


de la psicología.

Mar del Plata Perfil del graduado, en lo científico: 1- Introducción a la


1. Formación científica pluralista. Investigación
2. Generador de conocimiento científico. Psicológica
3. Apto para integrarse en campos intercientíficos.
2- Estrategias
Propósitos de la Carrera Cualitativas y
Se espera que quienes hayan cumplido con las exigencias de la Cuantitativas en
formación profesional, al concluir sus estudios hayan logrado: Investigación
- La formación de un pensamiento científico que posibilite una Psicológica
visión problematizadora tanto de la realidad como de las
formulaciones científicas existentes. 3- Proyecto de
- Suficiente capacidad y disposición para intentar la producción de Investigación (200
nuevo conocimiento mediante el manejo idóneo de metodología, hs.)
técnicas y prácticas de investigación científica.

* Se han excluido asignaturas como epistemología o aquellas vinculados a técnicas psicométricas o de


exploración diagnóstica, comunes a todas los planes de estudio.
También se han excluido las tesis o tesinas de licenciatura, requisitos para obtener el título en la UNC y en la
UNSL.

12
Tabla 4. Incumbencias propiamente científicas
de los títulos de Psicólogo y de Licenciado en Psicología.

Área de la investigación básica.

1- Estudiar y explorar el hecho psicológico en las diferentes etapas evolutivas del sujeto,
abarcando los aspectos normales y anormales.

2- Construir y desarrollar métodos, técnicas e instrumentos psicológicos.

3- Realizar estudios e investigaciones en las distintas áreas y campos de la psicología.

Área de la investigación aplicada

1- Realizar estudios e investigaciones en las distintas áreas y campos de la psicología.

2- Estudiar, [orientar y esclarecer] los conflictos interpersonales e intergrupales en el


contexto de la estructura y dinámica de las instituciones.

3- Estudiar, [orientar y asesorar] sobre motivaciones y actitudes en el medio social y


comunitario.

4- Realizar acciones tendientes a promover la vigencia de los derechos humanos y efectuar


estudios, [asesorar y operar] sobre las repercusiones psicológicas derivadas de la violación
de los mismos.

5- Realizar estudios [y acciones de promoción y prevención] tendientes a crear las


condiciones más favorables para la adecuación recíproca trabajo-hombre.

6- Detectar las causas psicológicas de accidentes de trabajo, [asesorar y realizar actividades


tendientes a la prevención de los mismos].

Fuente: Klappenbach, H. (2000b). El título profesional de psicólogo en Argentina.


Antecedentes históricos y situación actual. Revista Latinoamericana de Psicología, 32 (3),
419-446.

13
Tabla 5: Proporción horaria de las asignaturas relacionadas con la investigación
En los Planes de Estudio de las Carreras de Psicología de Universidades Nacionales
Universidad Año de Cantidad de Cantidad de Horas de asignaturas %
Nacional sanción del Horas relacionadas con la Investigación
Plan vigente Totales
La Plata 1984 3300 210 (+ 45 de Epistemología) 6,60 (7,27)

Córdoba 1986 3500 240 (+ 120 de Problemas Epistemológicos) 6,86 (10,28)


Mar del Plata 1989 3375 350 (+ 150 de las dos Epistemologías) (No 10,37 (14,81)
se incluyen las 700 totales del plan para el
Area Metodológica)
Tucumán 1991 100 créditos 4 créditos (aprox.200 hs) Aprox. 5,71
(aprox. 3500)
Rosario 1984 - 1996 3840. 240 (+ 120 de Epistemología) 6,25 (9,3)
San Luis 1996 - 1999 3420 200 (+ 80 con Epistemología) (No se 5,84 (8,18)
incluyen 50 hs. de Pasantía en
Investigación)
Buenos Aires 1985 - 2000 2880 150 (+60 de Int. Conoc Cientif del CBC) 5,20 (7,29)
(No se incluyen 90 Horas Invest)

14
Tabla 6: Contenidos mínimos principales relacionados con la investigación
Universidad Asignatura Contenidos mínimos
La Plata Epistemología y El método como conocimiento, como recolección e interpretación de
Metodología de la datos. Diferentes métodos.
Investigación
Mar del Plata Introducción a la La verificación empírica de hipótesis y teorías. Recolección y
investigación procesamiento de la información. Práctica de investigación con criterios
psicológica cuantitativos y cualitativos.
Mar del Plata Estrategias Estrategias para la formulación de problemas e hipótesis, para la
cualitativas y recolección de datos, para la selección de casos, para el diseño de
cuantitativas en pruebas y para el análisis e interpretación de los datos en sus vertientes
Investigación cuantitavias y cualitativas
Psicológica
Tucumán Metodología de la Investigación en Psicología: realizar una investigación en Psicología,
Investigación incluyendo la organización del personal en las distintas etapas. Las
posibilidades de financiación, etc. (el alumno elegirá el método).
Córdoba Metodología de la Investigación cuantitativa e investigación cualitativa. Cómo surge un
investigación problema de investigación. Fuentes de selección. Definición y
psicológica delimitación del problema: formulación de los objetivos, definición y
operacionalización de los conceptos, formulación de hipótesis.
Elaboración del marco conceptual. Técnicas de recolección de datos.
Observación. Entrevista. Cuestionarios.
Rosario Metodologías de la El proceso de investigación. Descripción y explicación. Distintos
Investigación modelos de investigación. Método experimental. Métodos de
Psicológica I investigación clínica. Estado actual del desarrollo investigativo a nivel
internacional y nacional en psicología. Proyecto, diseño e informe.
Cuestionarios. Tipos de encuestas. El lenguaje, las técnicas y las
falacias metodológicas en psicología. Técnicas de evaluación y
tratamiento. Diferenciación método - técnica.
Rosario Metodologías de la Diseño. Validación interna y externa. Universo. Muestra. Técnicas de
Investigación recolección de datos: observación, entrevista, cuestionario, otras.
Psicológica II Análisis y comunicación de la información. Resultados obtenidos.
Presentación de datos y resultados. Tablas y gráficos. Informe de
devolución.
San Luis Metodología de la Diseño de investigación: análisis de los distintos aspectos que
Investigación II incluye. Problemática de la construcción y evaluación de
instrumentos de recolección de información.
Buenos Aires Metodología de la Diseños básicos. Análisis de datos. Técnicas de investigación
investigación, psicológica. Investigación aplicada
Cátedra I
Buenos Aires Metodología de la Los modos del método: métodos de validación y métodos de
investigación, descubrimiento; las fases de la investigación; Los esquemas:
Cátedra II exploratorios, descriptivos y experimentales; las condiciones de
realización de la ciencia: condiciones institucionales y condiciones
técnicas

15

También podría gustarte