Está en la página 1de 2

LETRA C

La letra C es la tercera letra en el abecedario del idioma español y del latino básico. Con


ella comienzan un 14.29% de las palabras registradas en el Diccionario de la Real
Academia RAE, en esta cifra se incluyen las que comienzan con la Ch. La letra C es
polivalente ya que representa varios sonidos. Cuando está precedida por las vocales
“a”,“o”, “u” (cuna, cama, cosa) o al final de la palabra (cinc, bloc) está representando
el sonido de la “k”.

Qué es la letra C

La letra C también es considerada fonéticamente homófona a otras letras, por ejemplo el


caso de las palabras “cilantro” y “cigarrillo” su sonido hace recordar a la letra “z”. Por
otro lado existe homofonía en la fonética con la letra “X” donde las palabras como
“perfección”, “cocción”, “corrección” utilizan una doble “c” produciendo un sonido
muy similar a la “x”, por esta razón resulta muy complicado diferenciar las palabra
terminadas en “-cción” o “-xión”

La letra C es la segunda consonante del alfabeto latino internacional, su nombre


es femenino como “ce” y su plural es “ces” , sus representaciones gráficas son
mayúscula “C” y la minúscula “c”.

Origen de la letra C

La etimología letra C proviene del jeroglífico egipcio con forma de bumerán, ésta


relacionada con la palabra hebrea “gimmel” cuyo significado es “camello” donde la
figura de un triángulo sin la línea de la base simboliza la joroba del camello.
También se puede decir que la C proviene de la letra Kappa “K”. En el pasado kappa se
escribía en dos pasos ( I )+(<) = K. La segunda grafía (<), luego se convierte en una “c”
latina. Los romanos partieron del sonido de la “c” para representar la “g” ya que estos
carecían de otro signo, por ésta razón algunas “c” arcaicas suenan como “gamma”

Historia de la letra C

Al surgir la pregunta ¿ de dónde proviene la letra C? diríamos que la letra “C” latina es
una herencia etrusca. En su forma, convergen dos variantes etruscas diferentes, ambas
utilizadas en etrusco para oclusivos sordos, en dos modalidades fónicas de acuerdo con
la vocal que lo precedió.
El verdadero “gamal” que da la gamma griega, los etruscos lo habían eliminado de su
signo (su lenguaje carece de la oclusiva sonora gutural).
Durante el siglo III, el liberto Espurio Carvilio (anteriormente esclavo del cónsul
Espurio Carvilio Ruga) decidió agregar una pequeña característica al personaje C para
formar una nueva letra que representa solo el sonido “ɡ”.
Así nació la G, dejando la “C” con el sonido “ k”. El uso de C y su variante, G,
reemplazó el uso dado a Q y K.
Debido a esto, durante y después del período clásico, la G fue tratada como el
equivalente de Gamma Greek y de C, con algunas excepciones, como el equivalente
de kappa.
Esto se ve en palabras griegas como ΚΑΔΜΟΣ y ΚΥΡΟΣ, en latín fueron escritas:
cadmvs y cyrvs respectivamente.

También podría gustarte