Está en la página 1de 5

Marcos Torres Riascos

1. ¿Cómo bajo la ideología consagrada del consumo se satisfacen las necesidades?

2. HIPOTESIS

Creemos en el “Consumo”: creemos en un Sujeto real, movido por necesidades y confrontados a unos
objetos reales, fuentes de satisfacción.

3. ARGUMENTOS VINDICATIVOS:

1. El frigorífico sirve de acuerdo a su significado. Todos lo conocemos como máquina de enfriar, pero
identificado como objeto es la relación de frio que hay con él.
Identificarlo como Objeto, solo es darle un estatus.
2. Un regalo supone una paradoja de satisfacción, ya que al dar un obsequio se crea un contrato o vinculo que
se define en la reciprocidad del mismo. Entender la satisfacción a dar o recibir un regalo, está medida por el
valor simbólico.
3. Las relaciones interpersonales como agrupación social, no define la interacción de satisfacción en sí.
4. Identificar las relaciones de parejas como un objeto simbólico, se trata de buscar innecesariamente, donde
la satisfacción es implícita mientras dure.
5. La simbiosis que se tiene entre un anillo y una relación, es ambigua en sí, ya que un anillo es definición de
satisfacción individual.
6. La definición del uso de la vivienda termina siendo subjetivo, ya que, tanto en distintos países como la
situación misma, que define la casa es relativa.
7. La individualización del sujeto particular, define su objetivo en la sociedad, el Objeto de su función o utilidad,
está dado por el sistema de cambio y de relaciones.
8. Un objeto tiene su definición de acuerdo a su uso, a su valor.
9. Hasta desde lo imaginario, cosas como el maná, que, si bien tienen un valor, no deja de ser imaginario.
10. La consagración tautológica está implícita en el concepto de necesidad.
11. Entender la producción como una obligatoriedad, que se legitima por la necesidad.
12. La antropología de los objetos manifiesta solo una apreciación, ya que el mismo puede cambiar de acuerdo
a su valor.
13. Cómo definir la compra de un objeto, si basándonos en su uso posterior, en la necesidad del mismo, o por
el estatus.
14. La existencia debe ser cohabitada, los principios individuales no operan en una sociedad de consumo.
15. Si se define la interacción del consumo entre el sujeto hacia el objeto como necesidad objetiva de la
producción social, debe ser intencional.
16. Que puede ser satisfactorio, la pereza, el cambio de actividad, las obligaciones imaginarias de cada
semana, el trabajo personal, que no sea remunerado, realizar deporte, cualquier actividad distinta al trabajo
social, del cual se tenga remuneración, debe ser realizado con agrado, ya que, de no ser así, pueden ser
perdidos. Como dice Mijaíl Bakunin “los proletariados son dominados porque carecen de ocio y de cultura,
respeto a los burgueses”.
17. La ostentosidad define el poder adquisitivo, del ascetismo religiosos, los pobres siempre han necesidad de
la figura de deidad, para satisfacer su ignorancia. Mientras los de mayores ingresos, ven la divinidad como
un ser simplemente de patrimonio.
18. La moda termina siendo una satisfacción subjetiva, las apreciaciones del uso en el tiempo, es solo valor
social. El cambio en la vestimenta está definido por la revolución sexual, la mujer empoderada, cambio los
paradigmas. La moda no define que es bello o su antónimo, la moda solo se define por el tiempo en el uso.
19. Las necesidades primarias, están definidas en satisfacer lo primitivo del ser. Mientras que las necesidades
secundarias, no definen un ser, solo lo establecen como sujeto que no sabe que quiere, con las
necesidades primarias satisfechas, el ser se vuelve alienable, se vuelve manipulable. Pierde su propia
naturalidad, satisfechas las primeras, las otras solo son las argucias que la sociedad presenta para tener al
hombre bajo unos parámetros culturales, hasta innecesarios. Ya el ser, ni siquiera requiere o necesita de
dios alguno, la interpretación de los sucesos, tienen modos científicos de dejar de un lado las sugestiones.
20. Vivir entre la opulencia o entre la miseria, puede ser una situación solo estructural, ya que lo esencial, lo
que definen su vida, es su estado mental. Las situaciones pueden o no definir a los seres.
21. Acaso la perdida de estatus por no comprar un carro último modelo, por dejar de consumir socialmente, o
comprar algo que no sea necesario para satisfacer a la sociedad, define el estatus social.
22. Al final lo que define los criterios de satisfacción es la sociedad, y se olvida por completo del individuo.
23. Cuando se ha identificado que la sociedad es quien ejerce la presión al individuo para que adquiera
productos que al final no satisfacen necesidad real alguna, que el esfuerzo de su trabajo este definido por
comprar. La publicidad nos hace desear coches y ropas, con empleos que odiamos para comprar mierda
que no necesitamos.
24. El capitalismo busca que el trabajador, ejerza su capacidad productora, solo en virtud de que esa capacidad
productora se refleje en su condición para gastar, indistintamente de cuales de esos gastos son
satisfactores reales, o solo de distracción.
25. Los salarios, alcanzan apenas para la sobrevivencia, no son salarios para el pasatiempo, para el ocio, la
fuerza de trabajo esta descompensado en relación a la utilidad recibida. Es una forma de esclavismo
moderna, solo que con un misero salario.
26. Las mujeres y los niños, aunque no poseen la misma fuerza física de los hombres, se les da un trabajo de
acuerdo a sus capacidades y condiciones, porque o sino esa fuerza de trabajo, estaría desperdiciada. Del
mismo modo, ciertos principios humanitarios se fueron concediendo paulatinamente, y terminar siendo
medios de control social.
27. El consumismo, está dado por la misma fuerza productiva.
28. Las necesidades no las tiene el hombre, las necesidades se las pones el sistema.
29. La reproducción sexual, solo está determinada en la medida que la fuerza de producción requiere de mas
hombres para continuar su expansión productora. A el sistema no le importa el cómo llegan esa nueva
fuerza de trabajo, solo le interesa su capacidad de trabajo. Si el sistema pudiera crear su propia fuerza de
trabajo, para que incentivar la procreación.

4. CONCLUSIONES:

1. El consumo no solo desde un punto de vista estructural como sistema de cambio y de signos, sino desde un
punto de vista estratégico como mecanismo de poder.
2. No es por decir en absoluto que el individuo es un producto de la sociedad. Pues en su acepción habitual,
esta banalidad culturalista no hace más que ocultar la verdad mucho mas radical que es que, en su lógica
totalitaria, un sistema de crecimiento productivista, solo puede producir y reproducir los hombres en sus
determinaciones más profundas. En su libertad, en sus necesidades, en su mismo inconsciente, que como
fuerzas productivas. El sistema solo puede producir y reproducir los individuos en cuanto a elementos del
sistema. Es imposible la menor excepción.
3. Solo en la medida en que las necesidades, los comportamientos del consumo, los comportamientos
culturales son de este modo no solamente recuperados, sino sistemáticamente inducidos y producidos
como fuerzas productivas, es posible un análisis estructural del consumo.
Es posible sobre la base de un análisis de la lógica social de la producción y del cambio generalizados de
los signos.

4. CONSECUENCIAS LOGICAS. CONTRADICIONES


 Es imposible desde la lógica, hablar del sueño como evidencia de la vida cotidiana, solo se puede entender
como un ejercicio inconsciente.
 Un objeto no puede ser empírico.
 ¿Cómo es la forma adecuada de referirse a un “frigorífico”? cómo máquina que sirve para enfriar, o como un
objeto. Convertir una maquina determinada en objeto es referirse de forma descontextualizada de su
función.
 La definición personal de un objeto, solo lo materializa en lo sobrenatural, en la fascinación que se puede
tener de él, pero esta depende solo del sujeto que tiene relación con el objeto, su definición se basa en la
propia inmersión. Mientras que identificar un Objeto de forma genérica, es darle su significado real.
 La personalización de los objetos, está dada por la misma marca, cargada de connotaciones diferenciales
de estatuto, de prestigio y de moda. Ese es el objeto de consumo. Puede ser cualquier objeto. La definición
en los fonemas, solo sirve para quitarle sentido.
 Para el sujeto el uso de Objeto u objeto solo este dado por la jerarquización que tenga entre sí.
 Una contradicción en el cambio simbólico del regalo. El regalo define los criterios, tanto de quien lo da,
como de quien lo recibe, indistintamente de la ocasión, ya que se establece un contrato de reciprocidad, y si
tiene valor, tanto de uso, como de cambio. No es posible dar un obsequio cuyo valor de cambio, fue
sustancial, y recibir solo un regalo con valor en uso.
La singularidad viene dada por el regalo en sí mismo. Es consecuentemente ilógico que la naturaleza del
regalo no venga dada por la reciprocidad.
Es una contradicción lógica suponer que dar algo es una relación de amor y agresión, la sociedad está
hecha de consumo, y ese consumo solo quiere que se den siempre en los términos que procuren seguir
consumiendo.
 Las relaciones sociales no son reificadas, pueden ser por interés, son de conveniencia, pero de allí a definir
que las relaciones son presentadas como objetos no es posible. En ciertas culturas la cosificación de la
mujer, la convierte en objeto, pero son atenuantes culturales. ¿Cómo se puede entender la relación cuando
un hombre paga por sexo a una mujer? ¿Se pone a la mujer como objeto de satisfacción? También se
puede definir de acuerdo a las circunstancias. Porqué quienes lo hace, tienen sus propias razones y no
siempre consuman los hechos por los que pagan. Aunque al final independiente de las circunstancias, la
mujer que vende su cuerpo, si es tomado por un objeto, ya que al final del servicio, no se genera relación,
más allá de la meramente comercial.
 Las relaciones laborales son consecuentemente lógicas, ya que, al haber un proceso de valor, cambia la
relación en sí. Al patrono le interese que el proletario le genere dividendos, casi siempre con las
herramientas dadas por este, pero más allá de esa relación patrono-proletario-dinero, está relación si se
puede definir como una analogía reificada
 Desde la perspectiva de las relaciones sociales de producción y la realidad de la división del trabajo, lo que
percibimos es la profusión actual de objetos-signos, el objeto del trabajo. Es una consecuencia lógica ya
que la relación del objeto se define en torno a su capacidad de transformación social en los cambios. Es
consecuencia lógica, cuando el objeto convertido en signo ya no adquiere su sentido de la relación concreta
entre dos personas, los objetos y los signos se intercambian entre sí. De allí, los objetos se vuelven de
consumo.
 La contradicción lógica de definir una relación de pareja como objeto, precisar que, en las relaciones de
pareja, lo que se busca es la aceptación del otro, no se vive en relación al desarrollo personal, sino es
mediante la acaparación, no se vive en armonía, no se quiere a la otra persona, está se toma por un objeto,
que satisface nuestras necesidades, cuando ya no las cumple, dejar de amarse al otro. Esto se ve también
cuando en las relaciones, hay violencia física, y cuando se deja de infligir violencia, se argumenta que ya no
se quiere a la pareja.
 El estatus dado por un anillo, es una consecuencia lógica social. Determinar su situación romántica. Como
símbolo de esa alianza. Que la moda obligue a cambiarlo cada cierto tiempo, solo determina como tal que,
si no es un por contexto social, con el mismo anillo se puede vivir muchos años sin perder el standing.
 El uso de la vivienda varía de acuerdo a las situaciones coyunturales. Si es un bien de consumo, si es un
objeto, si es patrimonial, si es de signo, si es familiar. El hábitat es concluyente en función de las
determinaciones. Simbólica y económicas. Pero para establecer su relación, hay que jugar con los objetos
como signos de estatus. Se define gracias tanto a la capacidad, como al prestigio, las circunstancias para
identificar a cuál pertenece la definición, está inmersa en la movilidad social.
La obsolescencia, no solo está determinada por el interés de querer cambiar, en EE. UU no solo por el
poder adquisitivo, también por los efectos climáticos, sus viviendas al ser construidas tan “de mirarme y no
me toques” terminan siendo realmente en objeto de consumo.
Lo simbólico de la vivienda, puede ser visto ante la escasez de la misma, la vivienda puede ser reificada,
porqué hace parte de la moda del hábitat. La función de la lógica de las significaciones es un auténtico
objeto de consumo. Liberado como signo, y recuperado por la lógica formal de la moda, es decir por la
lógica de la diferenciación.
La renta o el ingreso, son elementos que definen las condiciones de habitabilidad, las consecuencias
lógicas están marcadas al identificar la renta discrecional.
El uso de la vivienda está determinado por el uso de la tierra, las condiciones sociales en la ciudad difieren
a las condiciones del campo, y no solo en relación al tamaño, calidad de la vivienda en sí, calidad de los
materiales. Si se hace la comparación entre países de igual ingreso per capital, se puede hallar que no solo
eso define las condiciones habitables.
Las circunstancias ideológicas intervienen también para definir las condiciones. Identificar esto es más
difícil, no es fácil en la medida que detrás de cada cara se esconde una realidad subjetiva, y variable de
acuerdo a las situaciones en particular.
En Colombia, por su idiosincrasia, se puede ver que el capital no define las viviendas, porqué las personas
con ciertos ingresos prefieren viviendas habitables, pero no simbólicas. Ya que esto define otros criterios,
como el pago de impuestos. Al estar tan mal distribuida la riqueza en Colombia, se encuentran personas
que con sus condiciones socio-económicas, se puede dar vivienda digna a una considerable población sin
recursos. Pero determinar las consecuencias lógicas en condiciones de vivienda, se deben igualar y tener
en consideración todas las características que pueden intervenir o no en la realización del objeto o del
consumo, de igual manera la del signo.
 Hay contradicción lógica al usar el concepto de frigorífico como elemento de confort, ya que el autor lo
define como objeto y como elemento de standing, cualquier otro elemento puede de las mismas
características puede sustituirle, solo se puede sustituir por un elemento que cumpla el mismo estatuto. Los
elementos que pueden aparecer como combinación de un código, hacen parte de la relación necesaria con
el mundo y con el sujeto.
La sustitución de los objetos viene dada por la relación simbólica, pero es una contradicción, porqué lo que
se cambia es la finalidad de un objeto, no un objeto, eso tiene que ver con la definición a priori de los
objetos. La definición de roles se empieza desde niños, cuando se dice que los niños deben jugar con
carros u objetos que no minen su hombría, y las niñas con muñecas o elementos que se relaciones con su
feminidad.
Usar objetos-símbolos es una contradicción lógica, ya que los nombres de los objetos no definen su utilidad,
el consumo de los objetos pasa por la posesión y la pasión los bautiza.
Es contradicción porqué al consumir un objeto, no es necesariamente por la marca del mismo, puede ser
consumido por la necesidad.
 Hay una contradicción lógica al relacionar los objetos en el sentido lógico, ya que hay contradicción en la
mezcla de un único y mismo objeto. Las significaciones son contradictorias ya que en el marco de cana una
de las lógicas. En el momento de que los objetos son sustituibles, a razón de regla, ya que la regla siempre
tiene su excepción.
 De acuerdo a las teorías de las necesidades, los objetos tienen una categoría que solo se define mediante
las formalizaciones.
 ¿Quién en su sana capacidad cree en el mito del maná? Esa es una contradicción lógica. La mitología
cristiana dice que un grupo de personas vagan por el desierto durante cuarenta años y de la nada cada día
por cuarenta años “llueve maná”. Ellos lo definen como alimento enviado por dios. Es obvia la contradicción
al decir que para cada uno tenía el sabor y la apariencia de lo que cada individuo deseaba. Para los
exégetas de la época las diferencias entre el maná de la mañana y el maná de la tarde, carece aun mas de
contradicción, se debía a quien lo consumía.
Deconstruir este mito es un ejercicio conceptual simple. Pero como se puede hallar la necesidad de acuerdo
al sujeto, si la evidencia es ingenua, es una estructura mitológica y los esquemas de una psicología
primaria. Se define la contradicción lógica como una necesidad del pensamiento mágico. Todo es un mito
planteado desde el sujeto y el objeto, es preciso fundar una relación mágica. No hay relación más ambigua,
que concebir una operación sobreexistente de lo imaginario, ya que no se ve lo reciproco entre el dar y la de
devolver. Sería solo desde la fuerza mágica la existencia de esta obligación. La tautología define fácil y
sencillo la mágica aparición del maná. Adjudicarse la inexistencia termina siendo la relación entre el sujeto y
los objeto.
La contradicción es más evidente desde la tautología, definir el maná como fuerza vital, instintos,
necesidades, de elección, siempre la misma cópula mágica.
 La producción es consecuencia lógica a posteriori, para saber qué es lo que las personas requieren y que
necesitan, y que el mercado tiene para ofrecer, de acuerdo al orden de producción.
 Como consecuencia lógica, todo sistema, para convertirse en un fin en sí, debe marginar la cuestión de su
finalidad real. La falseadas de las necesidades y de las satisfacciones, se rechaza toda la cuestión de la
finalidad social y política de la productividad. La consecuencia lógica, de objetar la racionalización no es
forzada, puesto que el discurso de la necesidad es la forma espontánea de interpretación por los sujetos de
su relación con los objetos y con el mundo. De este modo la especulación sobre las necesidades coincide
con la larga especulación de los primitivos sobre el maná. Es un pensamiento mítico que se refleja en el
espejo e la racionalidad económica.
 Como consecuencia lógica, las estructuras sociales, la económica en particular no puede hacer más que
diferir la irrupción en sus cálculos de una lógica de lo inconsciente o de una lógica, no menos inconsciente,
de las estructuras sociales. Desde la lógica de la ambivalencia por una parte y lógica de la diferencia por
otra son incompatibles con la lógica, que se considera sagrada, de la equivalencia.
 Consecuencia lógica del consumo de carne de acuerdo a las encuestas. El producto es de consumo
cotidiano, independiente del ingreso, de hecho, es una de las proteínas mas usadas. Es lógica, porque
termina siendo accesible al no ser de un valor elevado. Si se esta en la media, se tiene cierta racionalidad.
Pero si se esta por encima o por debajo, hay que buscar psicólogo, para tener necesidad de prestigio. Lo
social y lo psicológico, se definen como “económicamente patológico. Esto tiene que ver con la renta
discrecional, explora más allá del poder de adquisición, una simpatía a comprar que refleja las
motivaciones, las tendencias y las expectativas de los clientes. Esa es la conmovedora iluminación de la
psico-economía.
 Consecuencia lógica porqué desde la psicología de grupo, se expande los criterios de compras, se
masifican las tendencias de compras. Esto solo es posible mediante la dinámica social. Las necesidades
son función de la historia y de la cultura respectiva de cada sociedad. El hombre esta dotado de
necesidades y de una inclinación natural a satisfacerlas no se discute en absoluto. Se le sumerge en una
dimensión histórica y cultural y, por implicación, impregnación, interacción, articulación u ósmosis. Se
rescribe la historia social o una cultura considerada de hecho como una segunda naturaleza.
Entender de las lógicas, desde las definiciones del concepto, de las mismas aplicaciones de la antropología del
consumo, de la antropología de los objetos. Solo se busca entender las propiedades naturales, las propiedades
adquiridas de los objetos, de las necesidades de su consumo. Las características de lo ambivalente, solo se
define por el objeto.
Las posibilidades de encontrar objetos que generan satisfacción, no es un proceso difícil, en cuanto la
naturaleza misma posee la capacidad de producir los elementos para su uso. Como el sujeto transforma mucho
de esos objetos, es parte de la naturaleza misma, no pierde interés tratando de modificar las propias situaciones
sociales de cada individuo.