Está en la página 1de 5

PLANTAS DE CONVERSIÓN TÉRMICA

PRESENTADO A:
Iván León Caneva Rincón

PRESENTADO POR:
Vásquez Pérez Cesar Andrés

UNIVERSIDAD DEL ATLÁNTICO


FACULTA DE INGENIERÍA
PROGRAMA DE INGENIERÍA MECÁNICA
X SEMESTRE
PLANTAS TÉRMICAS
BARRANQUILLA
2020
1. ¿QUE ES FLUIDO MOTOR?

Es considerado fluido motor toda sustancia capaz de entregar su energía química y


convertirla en trabajo mecánico a través de algún proceso. Es la sustancia que se deforma cuando
se aplica un esfuerzo cortante, con lo que fluye y se adapta a la forma del recipiente dentro de un
motor térmico. El fluido motor puede ser líquido o gaseoso. Las partículas que componen
un líquido no están rígidamente adheridas entre sí, pero están más unidas que las de un gas.
El volumen de un líquido contenido en un recipiente hermético permanece constante, y el
líquido tiene una superficie límite definida, es el caso típico de un combustible líquido
que arde en presencia del oxígeno. En contraste, un fluido motor gaseoso no tiene límite
natural, y se expande y difunde en el aire disminuyendo su densidad, como lo es un vapor que se
genera en una caldera y transmite su energía a una turbina.

7. ¿EN QUÉ SE DIFERENCIA UN GAS REAL DE UN GAS IDEAL?

Para un gas ideal la variable “z” siempre vale uno, en cambio para un gas real, “z” tiene que valer
diferente que uno.

La ecuación de estado para un gas ideal, prescinde de la variable “z” ya que esta para un gas ideal,
vale uno. y para un gas real, ya que esta variable tiene que ser diferente de uno, así que la formula
queda de esta forma: pv=znrt.

La ecuación de Van Der Waals se diferencia de las de los gases ideales por la presencia de dos
términos de corrección; uno corrige el volumen, el otro modifica la presión.

Los gases reales, a presiones y temperaturas cercanas a las ambientales, actúan como gases
ideales.

43. ESCRIBA LA ECUACIÓN PARA LA CANTIDAD DE CALOR TRANSMITIDO POR CONVECCION


(ECUACIÓN DE NEWTON). DE EL ANÁLISIS DE ESTA ECUACIÓN.

Cuando un fluido a Tf se pone en contacto con un sólido cuya superficie de contacto está a una
temperatura distinta Tpf, el proceso de intercambio de energía térmica se denomina transmisión de
calor por convección. Existen dos tipos de convección:

a) Convección libre o natural

b) Convección forzada

Independientemente de que la convección sea libre o forzada, la cantidad de calor transmitida Qc,
se puede escribir (Ley de Newton):

Qc  hcf A(T pf  T f )

En la que hcf es la conductancia convectiva térmica unitaria o coeficiente de transmisión del calor
por convección en la interface líquido-sólido, en W/m 2°K; A es el área superficial en contacto con
el fluido, en m2; Tpf es la temperatura de la superficie, en °K y T f es la temperatura del fluido no
perturbado, en °K.
En esta igualdad el coeficiente de proporcionalidad h cf se llama coeficiente de emisión térmica
desde el medio calentador a la pared o desde la pared al medio calentado. El coeficiente de
emisión térmica hcf es igual a la densidad del flujo calorífico a una diferencia de temperaturas de
un grado y depende tanto de las propiedades físicas del fluido y del material de la pared, como del
carácter del movimiento y de la forma de la superficie. En el sistema SI la potencia del flujo
calorífico se mide en vatios, la temperatura en grados y el área en metros cuadrados.

Se puede anticipar que la transferencia de calor por convección tiene una dependencia respecto a
la viscosidad del fluido, además de la dependencia con relación a las propiedades térmicas del
fluido (conductividad térmica, calor específico, densidad). Esto se anticipa debido a la influencia de
la viscosidad en el perfil de velocidad y, de igual manera, en la razón de transferencia de energía
en la región cercana a la pared.

Si una placa caliente fuera expuesta al aire ambiente sin una fuente externa de movimiento, se
experimentaría un movimiento de aire como resultado de los gradientes de densidad próximos a
la placa. A esto se le llama convección natural o libre, opuesta a la convección forzada, la cual se
experimenta en el caso de aire soplado con abanico sobre una placa. Los fenómenos de ebullición
y condensación están también agrupados bajo el tópico general de transferencia de calor por
convección.

46. ¿QUE GÉNEROS DE COMBUSTIBLE SE EMPLEA PARA EL QUEMADO EN LAS INSTALACIONES


DE CALDERA?

Combustible se llama la sustancia carburante quemada a propósito para obtener calor. No toda
sustancia, que en la combinación química con el oxígeno desprende calor puede llamarse
combustible.

El combustible es en sí una sustancia de origen orgánico, prioritariamente de origen vegetal; la


energía química de esta sustancia durante la oxidación se convierte en calor de los productos
gaseosos de la combustión. La fuente de energía química del combustible es la energía solar
acumulada.

De acuerdo con el estado físico, el combustible se divide en estado sólido líquido y gaseoso.

Combustible sólido: La antracita (carbón de antracita), la hulla (carbón mineral, carbón de piedra),
el lignito (carbón lignitoso, carbón pardo), la turba, la leña, el carbón esquistoso, los desechos de
aserraderos, los desechos de la producción agrícola (paja, cáscaras), etc.

Combustible líquido: El petróleo sus diferentes derivados como la gasolina, la querosina, la


ligroina, variedades de aceites y el producto residual de la elaboración del petróleo (el mazut). En
las instalaciones de calderas no se emplean el petróleo crudo en calidad de combustible. En los
hogares de las calderas de vapor se quema el mazut (fuel oil, aceite solar).

Del procesamiento de combustible sólido se obtienen combustibles líquido sintético y resina


carburante, así como aceites.

Combustibles gaseosos: Gas natural, extraído de las entrañas de la tierra, gas de petróleo, de
entubación, desechos gaseosos de la producción metalúrgica (gas de coque, gas de alto horno),
gas de craqueo, así como gas de gasógeno (gas de generador, gas de aire) que se obtienen
artificialmente de combustible sólido en unas instalaciones generadoras especiales.

En lo que se refiere a los recursos energéticos del mundo (exceptuándose las reservas de madera y
la hidroenergía), al combustible nuclear le corresponden el 95.6% y al combustible orgánico solo el
4.4% de las reservas generales.

57. ¿CUÁL ES LA FUNCIÓN DEL SOBRECALENTADOR DE VAPOR?

Los sobrecalentadores reciben el vapor saturado procedente del domo y tiene como función
elevar la temperatura por encima de la T de saturación correspondiente a la presión que se
encuentra este, es decir sobrecalentar el vapor. En los sobrecalentadores, el vapor sufre una
pequeña caída de presión como consecuencia de la fricción que se opone a su flujo por los tubos
que lo componen.

El uso del vapor en un estado sobrecalentado es muy deseable, pues proporciona varias ventajas,
entre otras:

1. Aumenta la eficiencia de las máquinas, especialmente de las turbinas, ya que las


reciprocantes tienen limitado el sobrecalentamiento que admiten.
2. Limita la corrosión y las pérdidas térmicas en las tuberías conductoras, pues no se
producen condensaciones de vapor.
3. Se elimina el peligro de que se produzcan golpes de agua en las máquinas, que pueden
acarrear grandes consecuencias.
4. Si se opera en un ciclo de potencia, con aumentos de la temperatura se incrementa la
eficiencia del ciclo.

Los sobrecalentadores de vapor pueden colocarse en diferentes puntos de las calderas, pero
siempre en una zona en que los gases estén a altas temperaturas. Las posiciones típicas de
colocación son: a) Entre los haces de la caldera, generalmente detrás del primero; b) En la zona o
eje convectivo detrás del festón; c) En el horno, entre las pantallas de agua o colgando del techo.

Los sobrecalentadores de vapor, de acuerdo al modo de admisión de calor (transferencia de calor


de los gases al vapor) se clasifican en 3 tipos:

1. Sobrecalentadores convectivos: son aquellos que reciben la gran mayoría de calor por
convección pues dada la temperatura a la que se encuentran los gases cuando llegan a
ellas, el calor que puede ser trasmitido por radiación es demasiado bajo. Estos se
encuentran colocados de tal forma que no ven en ningún momento las llamas del horno.
Los sobrecalentadores convectivos pueden utilizarse en todos los tipos de calderas, desde
las más pequeñas hasta las más grandes.

2. Sobrecalentadores radiantes: son aquellos que reciben la gran mayoría de calor por
radiación pues están directamente expuestos a las llamas del horno, no obstante como los
gases calientes también están en contacto con ellos, se transfiere un poco de calor por
convección pero esto resulta insignificante. Los S. Radiantes pueden ser colocados de dos
formas: colgando del techo o cubriendo las paredes del techo y del horno.

3. Sobrecalentadores mixtos: son los que reciben cantidad equivalente de calor por radiación
y convección, para lograr esto se colocan inmediatos a la salida del horno, generalmente
detrás del festón.

1- Sobrecalentador mixto vertical.

2- Sobrecalentador convectivo vertical.

3- Sobrecalentador convectivo
horizontal.

4- Atemperador.

5- Colector.

FIGURA 3. Sobrecalentadores convectivos en calderas radiantes.