Está en la página 1de 2

REQUISITOS:

PERTINENCIA:

La pertinencia es el hecho que se pretende demostrar con la prueba que tenga una relación
directa con el hecho investigado. En virtud del cual debe existir relación entre el hecho o
circunstancia que se quiere acreditar con elemento de prueba que se pretende utilizar.

MIXAN MASS define la pertinencia como la necesaria relación directa o indirecta que
debe guardar la fuente de prueba, el medio de prueba y la actividad probatoria.

CONDUCENCIA:

Es la idoneidad legal que tiene una prueba para demostrar determinado hecho. Es una
comparación que se realiza entre el medio probatorio y la ley, a fin de saber, si el hecho se
puede o no demostrar en el proceso con el empleo de ese medio probatorio.

Característica de la conducencia:

Idoneidad: Capaz para demostrar el hecho.

Legal: obtenida legítimamente.

Eficaz: Produce el resultado esperado que es llegar al convencimiento más allá de toda
duda.

UTILIDAD:

Los autores modernos del derecho probatorio resaltan el móvil que debe estimular la
actividad probatoria que no es otro que el de llevar probanzas que presten algún servicio en
el proceso para la convicción del Juez: de tal manera, que si una prueba que se pretende
aducir no tiene este propósito, debe ser rechazada de plano por aquel.

En principio las pruebas inconducentes e impertinentes son inútiles, pero puede suceder que
a pesar de que la prueba sea conducente y pertinente resulte INÚTIL como en estos casos.

- Cuando se llevan pruebas encaminadas a demostrar hechos contrarios a una


presunción de derecho, esto es, de las llamadas que no admiten prueba en contrario.
- Cuando el hecho está plenamente demostrado en el proceso y se pretende con otras
pruebas demostrarlo.
- Cuando se trata de desvirtuar lo que ha sido objeto de juzgamiento y que ha hecho
tránsito a cosa juzgada en el evento en que se trata de demostrar con otras pruebas
lo ya declarado en la sentencia que ha hecho tránsito a cosa juzgada.
El artículo 190 del nuevo código procesal civil nos señala respecto a la pertinencia e
improcedencia que los medios probatorios deben referirse a los hechos y a la costumbre
cuando esta sustenta la pretensión. Los que no tengan esa finalidad, serán declarados
improcedentes por el juez.

- Hechos no controvertidos, imposibles, o sean notorios o de publica evidencia.


- Hechos afirmados por una de las partes y admitidos por la otra en la contestación de
la demanda, de la reconvención o en la audiencia de fijación de puntos
controvertidos. Sin embargo, el juez puede ordenar la actuación de medios
probatorios cuando se trate de derechos indisponibles o presuma dolo o fraude
procesales.
- Los hechos que la ley presume sin admitir prueba en contrario y el derecho
nacional, que debe ser aplicado de oficio por los jueces. En el caso del derecho
extranjero, la parte que lo invoque debe realizar actos destinados a acreditar la
existencia de la norma extranjera y su sentido.

La declaración de improcedencia la hará el juez en la audiencia de fijación de puntos


controvertidos. Esta decisión es apelable sin efecto suspensivo. El medio de prueba será
actuado por el juez si el superior revoca su resolución antes que se expida sentencia. En
caso contrario, el superior la actuara antes de sentenciar.

El artículo 422 del NCPP nos señala que solo se admitirán los siguientes medios de prueba
en segunda instancia cuando:

Pruebas no conocidas:

- No se propusieron por desconocimientos.


- Hechos aparecidos luego de la etapa de proposición probatoria.
- Debe fundamentarse pertinencia y utilidad.

Pruebas indebidamente denegadas: Se requiere haber formulado en su momento la reserva


del caso.

- A pesar de que se cumplió con la forma y plazo.


- Se sustentó su pertinencia.

Pruebas admitidas pero no practicadas:

- Por causas no imputables al imputado.


- Debe acreditarse las razones por las cuales no se practicaron dichas pruebas.