Está en la página 1de 46

“Año de la universalización de la salud”

POLICÍA NACIONAL DEL PERÚ


ESCUELA DE EDUCACIÓN SUPERIOIR TECNICO PROFESIONAL

EST. PNP : HONORIO SALVADOR JOSE LUIS

DOCENTE : DEL POZO GUILLEN RAUL

CURSO : DOCUMENTACION POLICIAL

TEMA : DELITOS CONTRA EL PATRIMONIO


SECCIÓN : 2da IC (Investigación Criminal)

Nº ORDEN 14

YUNGAY - PERÚ

2020
DEDICATORIA

Dedicamos este trabajo a nuestros padres


por todo el apoyo que ellos nos brindan,
sacrificándose día a día para que salgamos
adelante en esta hermosa institución.

A nuestro catedrático por brindarnos sus


conocimientos en cada clase con el fin de
ser unos buenos efectivos en el mañana.

INDICE

2
DEDICATORIA....................................................................................................................... 2
INTRODUCCIÓN................................................................................................................... 3
DELIMITACION DE LOS OBJETIVOS …………………………………………………….
………………………………… 5

MARCO TEORICO................................................................................................................. 5
CAPITULO I DEFINICIONES DE DELITO.............................................................................6
1.1. DEFINICIÓN PRIMARIA DEL DELITO........................................................................6
1.2. DEFINICIÓN MODERNA DEL DELITO.......................................................................6
1.3. TEORÍA DEL DELITO.................................................................................................7
1.4. CONCEPTO DE PATRIMONIO...................................................................................7
1.4.1. Concepto jurídico de patrimonio...........................................................................8
1.4.2. Concepto económico de patrimonio.....................................................................9
1.4.3. Concepto personal de patrimonio.........................................................................9
1.5. CONCEPTO DE BIENES............................................................................................9
1.6. Bienes integrantes del patrimonio cultural...................................................................9
1.7. CLASIFICACIÓN DE LOS DELITOS CONTRA EL PATRIMONIO............................12
CAPITULO II........................................................................................................................ 14
TIPOS DE DELITOS CONTRA EL PATRIMONIO................................................................14
2.1. EXTORSIÓN............................................................................................................. 14
2.2. CHANTAJE................................................................................................................17
2.3. USURPACIÓN...........................................................................................................18
2.4. MODALIDAD AGRAVADA.........................................................................................26
2.5. DAÑO........................................................................................................................ 26
2.6. DAÑO AGRAVADO...................................................................................................31
2.7. EXCUSA ABSOLUTA................................................................................................32
2.8. DELITOS INFORMÁTICOS.......................................................................................37
CONCLUSIONES................................................................................................................. 40
RECOMENDACIONESÑ………………………………………..………………………………….41

LIMITACIONES ………………………………………..……………………………………………42

3BIBLIOGRAFÍA................................................................................................................... 43
ANEXOS ……………………………………………………………………………………….…….44

INTRODUCCIÓN

3
El presente trabajo de investigación titulado “Delitos contra el patrimonio” nos
hará un acercamiento a un tema muy importante dentro del derecho penal, ya que
se trata de un grupo o tipologías de delitos muy comunes no solo en el Perú sino en
casi todo el mundo, pues sabemos que los delitos patrimoniales dado el volumen de
esta clase de delincuencia, de la que diariamente se ocupa el sistema de justicia
penal se convierten en un problema para la sociedad.

El bien jurídico que se protege en este tipo de delitos es el patrimonio formado


por personas físicas y personas jurídicas, entendiéndose por patrimonio el conjunto
de bienes y derechos como la propiedad, posesión, etc.

En la actualidad, la delincuencia ha aumentado en grandes proporciones en


nuestro país. Sin duda, los delitos que se cometen con mucha frecuencia, son los
delitos contra el Patrimonio, pues dentro de estos delitos se encuentran: el hurto, el
robo y también lo que últimamente se escucha mucho, la estafa, entre otros.

En definitiva, los Delitos contra el Patrimonio son los más usuales que se
cometen en nuestro país.

Para poder comprender este tema, es necesario tener en cuenta los conceptos,
pues si bien no es un tema muy complejo, si es un tema en el cual existen ciertos
términos o palabras que no son de uso cotidiano, pero aun así son comprensibles.

Nuestro tema de investigación, como ya se dijo, no es un tema complejo, de


hecho el propósito de nuestra investigación es para dar a conocer los Delitos que se
encuentran cotidianamente en nuestro vivir diario.

DELIMITACION DE LOS OBJETIVOS

4
OBJETIVO PRINCIPAL

“Determinar cuáles son los Delitos contra el Patrimonio en el Perú”.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

 Determinar los tipos de delito contra el Patrimonio en el Perú

 Determinar las sanciones aplicadas por el estado peruano mediante normas y


leyes vigentes, en este caso el código penal, norma reguladora de conducta.

 Determinar la definición de cada delito que atenta contra el Patrimonio de las


Personas en nuestro País.

MARCO TEORICO

CAPITULO I DEFINICIONES DE DELITO

5
1.1. DEFINICIÓN PRIMARIA DEL DELITO

Desde el punto de vista jurídico, que es el único que en este trabajo nos
compromete por lo demás, el concepto primario del delito se puede asimilar al
de su precisión formal que no es otra que toda conducta que el legislador
sanciona con una pena.

El artículo 11º del Código Penal Peruano de 1991, del título consagrado,
precisamente, al hecho punible, nos dice que son delitos y faltas las acciones u
omisiones dolosas o culposas penadas por la ley. (Villa, 2008, p. 174-175)

Se asimila además el concepto sintético del delito, al de su origen etimológico,


forma supina del verbo delinquir, que significa, desviarse, resbalar, abandono
de una ley.

Villa (2008) manifiesta que el delito es: la infracción de la ley del Estado,
promulgada para proteger la seguridad de los ciudadanos, resultante de
un acto externo del hombre, positivo o negativo, moralmente imputable y
políticamente dañoso.” (P.173)

1.2. DEFINICIÓN MODERNA DEL DELITO

El sistema moderno del Delito se estructura sobre la base del


comportamiento humano. Este concepto de “comportamiento humano” ha
dado lugar a grandes discusiones en la ciencia del Derecho Penal.

Los comportamientos humanos tienen características propias que los


diferencian de los hechos de los animales y fenómenos de la naturaleza aun
cuando lleguen a los mismos resultados. Quedan excluidos del Derecho Penal
los comportamientos que no son humanos. (Sierra & Cantaro, 2005,
p. 151)

La acción o conducta, vista como género de la especie de Delito, cumple


una doble función.

6
Además, tiene una función política: neutralizar toda criminalización por
selección personal.

Sierra & Cantaro (2005) nos indica que: Es necesario construir un


concepto de acción jurídico-penal, anterior al análisis de la tipicidad (pre
típico), como válvula de seguridad del “nullum crimen sine lege” en forma
de “nullum crimen sine conducta”, a fin de contener los impulsos
selectivos personales del poder punitivo.

Un concepto idóneo para asumir la referida función política debe buscarse


en la Constitución y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, y no
en los tipos penales (criminalización primaria), que serían inconstitucionales si
pretendieran tipificar algo distinto a una conducta humana. (P. 151-152)

1.3. TEORÍA DEL DELITO

La teoría del Delito permite que el derecho penal sea considerado una
disciplina científica, ya que contiene un conocimiento ordenado y metódico,
además de comunicarnos de la realidad social según normas y reglas
subjetivas, se sabe que no existe ciencia del Derecho abstracto, la realidad
tiene que ser puntual, en esta teoría se establece si una persona por algún
caso concreto debe responder penalmente por este. (Chaparro, 2011, p. 21)

Chaparro (2011) también se manifiesta sobre la teoría del Delito: La teoría


del Delito es una forma de sistematizar el derecho penal, pero debe tenerse
presente, con inevitable punto de partida, que existe una equivalencia de
construcciones dogmáticas. En otras palabras, que pueden justificarse
diferentes localizaciones sistemáticas. Lo fundamental sigue siendo el respeto
a los principios y garantías sustantivas de la forma de Estado
constitucionalmente consagrado.

La teoría General del Delito despliega su eficacia en un nivel de abstracción


medio entre la ley y el caso, proyectando la ley sobre la realidad, poniéndola
en contacto con el caso y regulando esta comunicación.(p.22)

7
1.4. CONCEPTO DE PATRIMONIO

El concepto de patrimonio es de origen jurídico privado, como la propiedad;


pero éstas tienen algunas diferencias y estas diferencias existen por la
existencia del concepto económico del patrimonio.

Las mismas imprecisiones y vacilaciones de la doctrina privatística son las


que alientan al estudioso del Derecho Penal para que, teniendo en cuenta el
sentido realista y teleológico de éste, busque un concepto que corresponda a
este sentido, del cual el Derecho Penal nunca debe prescindir. (Cáceres, 2006,
p. 20)

Cabanellas (2011) en el Diccionario Jurídico Elemental señala al


patrimonio como: “Conjunto de bienes, créditos y derechos de una
persona y su pasivo, deudas u obligaciones de índole económica.” (p.
297)

1.4.1. Concepto jurídico de patrimonio

Jurídicamente, el patrimonio está integrado por el conjunto de Derechos


patrimoniales de una persona, esto es, aquellos valores económicos que son
reconocidos como derechos subjetivos patrimoniales por el derecho objetivo.
Este concepto ha recibido críticas fuertes, por tal motivo es impreciso del
término “derechos subjetivos patrimoniales”, ya que resulta contradictorio que
sea en exceso amplio y en exceso restringido. Amplio porque habría que
apreciar la existencia de una lesión patrimonial cuando recae sobre derechos

8
sin valor monetario. Restringidos cuando excluye del patrimonio los valores no
integrados en un derecho objetivo, que desde un punto de vista económico
tiene una importancia relevante e incluso valorable en dinero. (Cáceres, 2006,
p.21)

1.4.2. Concepto económico de patrimonio

Para Cáceres (2006) el concepto de económico de patrimonio atiende al


poder fáctico del sujeto y al valor económico de los bienes o situaciones.
Desde este punto de vista, el patrimonio podría definirse como conjunto de
valores económicos de los que, de hecho, dispone de una persona.
Ciertamente, el concepto económico del patrimonio no incurre en las
dificultades respecto del concepto jurídico; pero, a su vez, suscita otras
nuevas. Si se aceptase como válido a efectos penales implicaría el
otorgamiento de protección penal a posiciones patrimoniales ilegítimas […].
(p.22)

1.4.3. Concepto personal de patrimonio

Cáceres (2006) también se expresa sobre el concepto personal de


patrimonio: El concepto personal de patrimonio contempla el derecho de
propiedad desde la perspectiva subjetiva del individuo y lo pone en relación
con la utilidad que le reporta en la satisfacción de sus necesidades y la
persecución de sus fines, sin valorarla en términos puramente económicos o
contables. Es el menoscabo de la función a se destina es objeto de la
propiedad lo que fundamenta su lesión, apreciación que explica la posterior
versión de este concepto como concepto funcional de patrimonio.(p. 23).

1.5. CONCEPTO DE BIENES

Aquellas cosas de que los hombres se sirven y en las cuales se ayudan.


Cuantas cosas pueden ser de alguna utilidad para el hombre. (Cabanellas,
2011, p. 50)

9
1.6. Bienes integrantes del patrimonio cultural

La ley proporciona una enumeración de bienes culturales a efecto de tener una


mejor precisión de; qué bienes forman parte del patrimonio cultural, siendo
que, obviamente no se comprende a todos, porque son categorías generales
las anotadas.

La ley va mucho más allá, y hace más que una simple enumeración de los
bienes culturales, en su título primero con la denominación de “Bienes
integrantes del patrimonio cultural de la nación”, divide en dos grandes grupos,
estos son: los bienes materiales e inmateriales, sub clasificando al mismo
tiempo a los primeros, en bienes muebles e inmuebles, como detallamos a
continuación:

a) Bienes Materiales: Comprende los muebles e inmuebles: Inmuebles:


Comprende los edificios, obras de infraestructura, ambientes y conjuntos
monumentales. Centros históricos y demás construcciones o evidencias
materiales resultantes de la vida y actividad humana urbanos y/o rurales,
aunque estén constituidos por bienes de diversa antigüedad o destino y tengan
valor arqueológico, arquitectónico, histórico, religioso, etiológico, artístico,
antropológico, paleontológico, tradicional, científico o tecnológico, su entorno
paisajístico y los sumergidos en espacio acuáticos del territorio nacional.

Su protección comprende suelo, subsuelo en el que se encuentran, asientan,


aires y el marco circundante en la extensión técnicamente necesaria para cada
caso. Resulta de trascendental importancia que en este tipo de bienes, no sólo
se reconozca la edificación o infraestructura del inmueble, sino, se considere y
proteja su entorno paisajístico, suelo y subsuelo, porque sólo en su contexto el
bien conserva su valor, de ahí la importancia de no alterar el entorno o no
extraer los bienes muebles de su interior, porque sólo en conjunto se
entenderá la función que cumplieron y lo que realmente representa para la
nación.

En el Código civil vigente, art. 954 manifiesta que la propiedad del predio se
extiende al subsuelo y al sobre suelo, pues el órgano encargado de la
protección del inmueble cultural debe determinar el área a protegerse, pero

10
debe hacerlo de manera expresa y en previsión a posibles alteraciones. Dichas
limitaciones tendrían que ser inscritas en Registros públicos. Esta propiedad
estatal tiene como característica la imprescriptibilidad y la inalienabilidad. Lo
que significa que el derecho del Estado.

Sobre el inmueble cultural es perpetuo, no se pierde por el transcurso del


tiempo; está prohibida su venta, cesión o cualquier forma de traslación de
dominio a favor de un particular o de otro Estado. Cualquier acto en este
sentido deviene en nulo ipso jure.

Pues, está reconocido como un principio que debe inspirar las políticas del
patrimonio cultural, que debe existir una coordinación en la protección del
entorno de la humanidad constituido por el patrimonio cultural y natural. Pero
además, se puede utilizar otros criterios antigüedad, material utilizado, función
del inmueble, etc, que permita subclasificar aún más ésta categoría a fin de
establecer una mejor delimitación de la responsabilidad penal o administrativa.

Muebles, comprende los siguientes: Colecciones y ejemplares singulares de


zoología, botánica, mineralogía y los especímenes de interés paleontológico.
Los bienes relacionados con la historia en el ámbito científico, técnico militar,
social y biográfico, así como con la vida de los dirigentes, pensadores, sabios y
artistas y los acontecimientos de importancia nacional.

 El producto de las excavaciones y descubrimientos arqueológicos, sea


cual fuere su origen y procedencia.
 Los elementos procedentes de la desmembración de monumentos
artísticos o históricos y de lugares de interés arqueológico.
 Las inscripciones, medallas conmemorativas, monedas, billetes, sellos,
grabados, artefactos, herramientas, armas e instrumentos musicales
antiguos de valor histórico o artístico.
 El material etnológico.
 Los bienes de interés artístico como cuadros, lienzos, pinturas,
esculturas y dibujos, composiciones musicales y poéticas hechos sobre
cualquier soporte y en cualquier material.

11
 Manuscritos raros, incunables, libros, documentos, fotos, negativos
daguerrotipos y publicaciones antiguas de interés especial por su valor
histórico, artístico, científico o literario.
 Sellos de correo de interés filatélico, sellos fiscales y análogos sueltos o
en colecciones

1.7. CLASIFICACIÓN DE LOS DELITOS CONTRA EL PATRIMONIO

Según la doctrina, los delitos patrimoniales pueden clasificarse en función de


dos criterios:
a) Según se obtenga un determinado enriquecimiento, se distinguen en:

1. Delitos de enriquecimiento: Son aquellos en que el sujeto activo busca


una determinada ventaja patrimonial hurto, estafa, apropiación ilícita,
pudiendo llevar a cabo la obtención de tal ventaja a través de diferentes
modalidades que, fundamentalmente, son de apoderamiento (hurto, robo) o
de defraudación, donde se pone el acento en una determinada relación entre
sujeto activo y pasivo (engaño, confianza, etc.).

Lo distintivo es el ánimo de lucro indefinido con el enriquecimiento, aunque


haya casos en los que ese enriquecimiento no se obtiene de manera efectiva,
como por ejemplo si el sujeto se apodera de un ganado enfermo que,
además de morirse, destruye su propio ganado.

2. Delitos sin enriquecimiento: Son aquellos en el que el sujeto activo sólo
persigue un perjuicio del sujeto pasivo -daños. En esta clasificación se parte
de la consideración económica del patrimonio, que es la más sencilla desde
un punto de vista sistemático.

Según el objeto material sobre el que recae el comportamiento típico,


pueden clasificarse en:
1. Delitos que recaen solo sobre bienes muebles: Hurto, robo, apropiación
ilícita, receptación.
2. Delitos que recaen solo sobre bienes inmuebles: Usurpación. Delitos que
recaen sobre bienes muebles e inmuebles: Estafa, extorsión, daños.

12
CAPITULO II

TIPOS DE DELITOS CONTRA EL PATRIMONIO

13
A continuación en este capítulo detallaremos algunos de los delitos contra
el patrimonio ya que son varias las tipologías de estos delitos:

2.1. EXTORSIÓN

El delito de extorsión, que en el sistema jurídico penal nacional aparece


combinado con la figura del secuestro extorsivo, se tipifica en el art. 200 del
código penal peruano. Tal como aparece regulado, aquel tiene características
ambivalentes: está constituido por un ataque a la libertad personal con la
finalidad de obtener una ventaja indebida.

Estas características aparecen vinculadas al punto que el delito de


extorsión puede ser definido como el resultado complejo de dos tipos simples:
es un atentado a la propiedad cometido mediante el ataque o lesión a la
libertad personal.

El texto original del delito de extorsión ha sido objeto de varias


modificaciones por parte del legislativo, motivadas por la aparente finalidad de
tranquilizar a la opinión pública ante el incremento de actos delictivos de este
tipo en las grandes ciudades en efecto, con el D.L. nro. 896 del 24 de mayo de
1998, sufrió la primera modificación; luego el art. 1 de la ley nro. 27472
publicada el 05 de junio de 2001, volvió a modificar la estructura del delito de
extorsión. Por texto único de la ley nro. 28353 del 6 de octubre del 2004, la
estructura del delito de extorsión volvió a cambiarse.

Dos años después sufrió otra modificatoria por la ley nro. 28760 del 14 de
junio del 2006. En la creencia errónea de que la modificación de la ley penal
sirve para poner freno a la comisión de delitos, un año después el legislador
nuevamente por el D.L. nro. 982 del 22 de julio del 2007, ha modificado el
injusto penal de extorsión, el mismo que ahora tiene el siguiente contenido:

Artículo modificado por el Artículo 1 de la Ley Nº 30076, publicada el 19


agosto 2013, cuyo texto es el siguiente:
   
"Artículo 200. Extorsión

14
     El que mediante violencia o amenaza obliga a una persona o a una
institución pública o privada a otorgar al agente o a un tercero una ventaja
económica indebida u otra ventaja de cualquier otra índole, será reprimido con
pena privativa de libertad no menor de diez ni mayor de quince años.

     La misma pena se aplicará al que, con la finalidad de contribuir a la


comisión del delito de extorsión, suministra información que haya conocido por
razón o con ocasión de sus funciones, cargo u oficio o proporciona
deliberadamente los medios para la perpetración del delito.

     El que mediante violencia o amenaza, toma locales, obstaculiza vías de


comunicación o impide el libre tránsito de la ciudadanía o perturba el normal
funcionamiento de los servicios públicos o la ejecución de obras legalmente
autorizadas, con el objeto de obtener de las autoridades cualquier beneficio o
ventaja económica indebida u otra ventaja de cualquier otra índole, será
sancionado con pena privativa de libertad no menor de cinco ni mayor de diez
años.

     El funcionario público con poder de decisión o el que desempeña cargo de


confianza o de dirección que, contraviniendo lo establecido en el artículo 42 de
la Constitución Política del Perú, participe en una huelga con el objeto de
obtener para sí o para terceros cualquier beneficio o ventaja económica
indebida u otra ventaja de cualquier otra índole, será sancionado con
inhabilitación conforme a los incisos 1 y 2 del artículo 36 del Código Penal.
     La pena será no menor de quince ni mayor de veinticinco años e
inhabilitación conforme a los numerales 4 y 6 del artículo 36, si la violencia o
amenaza es cometida:

a) A mano armada;
b) Participando dos o más personas; o,
c) Contra el propietario, responsable o contratista de la ejecución de una
obra de construcción civil pública o privada, o de cualquier modo,
impidiendo, perturbando, atentando o afectando la ejecución de la
misma.

15
     Si el agente con la finalidad de obtener una ventaja económica indebida o
de cualquier otra índole, mantiene en rehén a una persona, la pena será no
menor de veinte ni mayor de treinta años.

     La pena será privativa de libertad no menor de treinta años, cuando en el


supuesto previsto en el párrafo anterior:

a) Dura más de veinticuatro horas.


b) Se emplea crueldad contra el rehén.
c) El agraviado ejerce función pública o privada o es representante
diplomático.
d) El rehén adolece de enfermedad grave.
e) Es cometido por dos o más personas.
f) Se causa lesiones leves a la víctima.

     La pena prevista en el párrafo anterior se impone al agente que, para


conseguir sus cometidos extorsivos, usa armas de fuego o artefactos
explosivos.

     La pena será de cadena perpetua cuando:


a) El rehén es menor de edad o mayor de setenta años.
b) El rehén es persona con discapacidad y el agente se aprovecha de esta
circunstancia.
c) Si la víctima resulta con lesiones graves o muere durante o como
consecuencia de dicho acto.
d) El agente se vale de menores de edad

La extorsión desde una visión criminológica, refleja un alto crecimiento


productos del accionar de las asociaciones delictivas que se mueven a
grandes escalas en nuestro país, que amenazan a sus víctimas mediando una
serie de modalidades; desde los atracos en las unidades vehiculares de
trasporte público hasta aquellos que extorsionan a empresarios en el área de
construcción, para proporcionales supuesta seguridad en la obra, a cambio de
una seria de beneficios.

16
Bajo estas circunstancias se diría que se configura la figura delictiva in
comento sin problemática alguna, pero cuando la conducta se plasma a través
de la privación de la libertad de una persona, surge la confusión normativa,
pues es de verse que el tipo penal de secuestro revela una identidad típica.

2.2. CHANTAJE

La palabra chantaje, admitida por el Diccionario de la Lengua española, viene


de la francesa “Chantage”

El Chantaje, conocido también en la doctrina como extorsión específica, es un


delito contra el patrimonio, su descripción típica se encuentra contenida en el
Código Penal: El que, haciendo saber a otro que se dispone a publicar,
denunciar o revelar un hecho o conducta cuya divulgación puede perjudicarlo
personalmente a un tercero con quien esté estrechamente vinculado, trata de
timarlo o comprar su silencio, la acepción verbalista entiende al chantaje como
amenaza de pública difamación o daño semejante que se hace contra alguien,
a fin de obtener dinero u otro provecho. Jurídicamente se le define como
intimidar a una persona, con el propósito de decidirle a que compre su silencio
al precio de una indebida concesión patrimonial.

DIFERENCIA CON LA EXTORSION.

17
El chantaje es la amenaza de difamación pública o cualquier otro daño para
obtener algún provecho pecuniario o material de alguien u obligarlo a actuar de
una determinada manera.
La extorsión es un delito consistente en obligar a una persona, a través de la
utilización de violencia o intimidación, a realizar u omitir un acto o negocio
jurídico con ánimo de lucro y con la intención de producir un perjuicio de
carácter patrimonial o bien del sujeto pasivo, bien de un tercero.
La diferencia es: que mientras en la extorsión se utiliza, la fuerza la violencia.

2.3. USURPACIÓN

Usurpación, pertenece a Delitos patrimoniales de enriquecimiento, del latín.


Usurpatio,-onis, es la acción y efecto de usurpar, o sea apoderarse de una
propiedad o de un derecho que legítimamente pertenece a otro, es una
apropiación indebida de lo ajeno1

Es un delito que se comete apoderándose con violencia o intimidación de


inmueble o derecho real ajeno. La usurpación también es Arrogarse la
dignidad, empleo u oficio de otro, y usarlos como si fueran propios.
1
SALINAS SICCHA Ramiro. Derecho Penal, Parte Especial Vol. II. Editorial Iustitia. Cuarta
Edición. Lima 2010.

18
TIPO PENAL

El delito de usurpación tiene su antecedente legislativo en el artículo 257°


del Código Penal de 1924. La autonomía de la figura delictiva encuentra su
explicación en la naturaleza misma de los bienes sobre los cuales recae la
acción de los agentes; es decir, sobre los bienes inmuebles. Es técnicamente
inapropiado y materialmente imposible hablar de sustracción de un inmueble.

El Derecho Penal a creado la figura de la usurpación que se configura cuando


el agente haciendo uso de la violencia, amenaza, engaño o abuso de
confianza despoja, destruye linderos o turba la posesión pacifica que tiene su
víctima sobre un bien inmueble.
En nuestra normativa jurídica, las conductas que reunidas conforman el hecho
punible denominado “usurpación” aparece redactado en el artículo 202° del
Código Penal del modo que sigue:

Art. 202.- Usurpación


Sera reprimido con pena privativa de libertad, no menor de dos, ni mayor de
cinco años:
1. El que, para apropiarse de todo o en parte de un inmueble, destruye o altera
los linderos del mismo.

2. El que, con violencia, amenaza, engaño o abuso de confianza, despoja a


otro, total o parcialmente, de la posesión o tenencia de un inmueble o del
ejercicio de un derecho real.
3. El que, con violencia o amenaza, turba la posesión de un inmueble.
4. El que, ilegítimamente, ingresa a un inmueble, mediante actos ocultos, en
ausencia del poseedor o con precauciones para asegurarse el
desconocimiento de quienes tengan derecho a oponerse.

19
TIPICIDAD OBJETIVA

Como ya lo hemos establecido, la principal diferencia entre delito de


usurpación con las demás figuras delictivas que atacan también el patrimonio
conformado por los bienes con valoración económica de las personas, radica
en que la usurpación ataca a la posesión o propiedad sobre los bienes
naturales del inmueble. Es decir solo aquellos bienes que tienen la calidad de
inmuebles son susceptibles de ser usurpados. Jurídicamente es imposible
usurpar un bien mueble.

Entonces para el Derecho Penal podemos decir que la primera diferencia


entre bienes muebles e inmuebles radica en que los primeros son movibles o
transportables de un lugar a otro por excelencia en tanto que los segundos,
no pueden ser objeto de transporte, son inamovibles.

En tal sentido bien inmueble constituirá todo bien con existencia real y con
valor patrimonial para las personas, que no pueden ser transportados de un
lugar a otro; no son movibles. Pueden ser de naturaleza pública o privada. En
consecuencia, para nuestro derecho penal se utiliza el concepto de bien
inmueble en su acepción amplia a diferencia del derecho privado que de
acuerdo al Código Civil recoge la acepción restringida, pues no utiliza como
base para conceptuar bien in mueble al elemento “no transportabilidad o
inamovilidad”.

Así por ejemplo, en el inciso 4 del artículo 885 del C.C. se indica que las
naves y aeronaves son bienes inmuebles, cuando sabemos que se tratan de
bienes fácilmente transportables.

20
Así se ha pronunciado la doctrina nacional: la Ley penal solo se refiere a
aquellos bienes que por su naturaleza o por accesión física, son considerados
inmuebles; de tal modo que será inmueble; a los fines de la usurpación, toda
cosa que no sea posible de transportarse de un lugar a otro, por estar
efectivamente quieta, firme y fija en un determinado sitio

Posición diferente asume el ex Juez Supremo Javier Villa Stein, al sostener


que se debe considerar bienes inmuebles los que así los señala el derecho
civil peruano.

BIEN JURICO PROTEGIDO

Se protege el patrimonio, específicamente el disfrute de un bien inmueble y


el ejercicio de un derecho real.

Para la jurisprudencia tal circunstancia aparece claro, así tenemos los


siguientes precedentes jurisprudenciales:
- En el delito de usurpación, el bien jurídico protegido es la posesión, mas
no la propiedad, la cual debe dilucidarse en la vía correspondiente”.
- El delito de usurpación no solo protege el dominio que se ejerce sobre
el inmueble, sino propiamente el ejercicio de facultades que tiene su
origen en derechos reales que se ejercen sobre él, requiriendo además,
la parte del sujeto activo una especial intención de despojar al sujeto
pasivo de la posesión del bien por alguno de los modos señalados en
la descripción típica del artículo 202° del Código Penal”
- Para la configuración del delito de usurpación se requiere que el sujeto
agraviado haya ejercido posesión del bien y que al momento del evento
haya sido despojado por el agente infractor mediante el uso de la
violencia, el engaño, el abuso de confianza; que en el caso de autos
no se han dado tales presupuestos, que por ende tampoco ha ejercitado
acto posesorio alguno sobre el inmueble submateria, a tenor de su
propia versión de la agraviada ya glosada, además se ha establecido
durante la secuela del proceso que los inculpados ingresaron al local

21
comercial al haber sido dejado abandonado y con el fin de salvaguardar
sus bienes patrimoniales.
- Esta clase de delito no importa la calidad de propietario que
pueda tener el agraviado toda vez que el bien jurídico protegido
es la situación de goce de un bien inmueble y el ejercicio de un
derecho real.

SUJETO ACTIVO
Podrá ser cualquier persona, el tipo penal in comento no exige una
cualidad específica para poder ser considerado autor a efectos penales. Es un
delito común, donde los elementos en que se funda la punibilidad pueden ser
trasladados sin ningún problema al hombre de atrás, por lo que la autoría
mediata resulta plenamente admisible. Según la descripción del inciso 1), el
agente puede ser un coposesionario.

SUJETO PASIVO
En este caso, lo será todo aquel que ejerce la posesión, la tenencia real del
bien inmueble al momento de la acción punible (tempus comissi delicti), al
margen del título dominical que pueda ´presentar o, en cuanto al derecho por
el cual asienta su posición sobre el inmueble; lo que no obsta a que se pueda
incluir al propietario poseedor. Puede tratarse, entonces de un tenedor
legitimo o ilegitimo, inclusive el precario es objeto de protección por el derecho
punitivo.

MODALIDADES DE USURPACION. Art. 202° C.P.

Sera reprimido con pena privativa de libertad, no menor de dos, ni mayor


de cinco años:
1. El que, para apropiarse de todo o en parte de un inmueble, destruye o altera
los linderos del mismo.
2. El que, con violencia, amenaza, engaño o abuso de confianza, despoja a
otro, total o parcialmente, de la posesión o tenencia de un inmueble o del
ejercicio de un derecho real.
3. El que, con violencia o amenaza, turba la posesión de un inmueble.

22
4. El que, ilegítimamente, ingresa a un inmueble, por actos ocultos, en ausencia
del poseedor o con precauciones para asegurarse el desconocimiento de
quienes tengan derecho a oponerse.

La violencia a la que se hace referencia en los numerales 2 y 3 se ejerce


tanto sobre las personas como sobre los bienes.
La principal diferencia entre el delito de usurpación y las demás figuras
delictivas que atacan también al patrimonio conformado por los bienes con
valoración económica de las personas, radica en que la usurpación ataca a la
posesión o propiedad sobre los bienes de naturaleza inmueble y sólo ellos
pueden ser usurpados, mas no los bienes mueble.

El inciso primero del artículo 202° del Código Penal indica las primeras
acciones por las cuales se realizará el delito: Destruir o alterar los linderos del
bien inmueble. Lindero es toda señal natural o artificial que sirve para
establecer los límites de un bien inmueble. Los linderos no serán pues el bien
jurídico protegido de este delito, sino más bien el medio comisivo del mismo.
 Destruir significa: Deshacer, inutilizar algo, en este caso será pues los
linderos de un bien mueble, con la intención de acrecentar el bien propio,
perjudicando así al dueño del inmueble colindante.
 Alterar los linderos implica la acción de cambiar de posición, es decir,
mover el lindero de su posición original hacia la parte interna del inmueble
colindante.

Al decir la ley que esta acción debe darse con el objeto de apropiarse de
todo o parte de un inmueble implica que no será delito, si es que quien mueve
el lindero hacia el interior de su propio inmueble, afectándose así mismo no
será delito.

El inciso segundo del mismo artículo indica las siguientes acciones. Violencia
amenaza, engaño o abuso de confianza
 La violencia es la acción ejercida en contra de otra persona por la cual se
trasgrede la integridad física y/o psíquica de la persona.

23
 La amenaza consistente en intimidar a alguien con el anuncio de la
provocación de un mal grave.
 Engaño será la simulación o disimulación de sucesos y de situaciones de
hecho tanto materiales como psicológicas, con los que se logra
intencionalmente hacerse depositario de la fe y confianza de la víctima, para
traicionarla y causarle un perjuicio patrimonial.
 El abuso de confianza implica que previo al despojo del inmueble el sujeto
pasivo había cedido al sujeto activo confianza, y valiéndose de la misma el
segundo perpetúa el delito, algo similar al engaño.

En el tercer inciso del mismo artículo se indican los siguientes medios:


violencia o amenaza para ejercer la acción de turbar la posesión de un
inmueble.
Así pues, ya habiendo indicado qué son la violencia y la amenaza, y cómo se
realiza pasaremos a contemplar lo que indica la acción de "turbar".
Turbar implica distintas acciones, pero con un mismo fin, implica la alteración
de un estado natural para aturdir a alguien de la posición que maneja, de
manera que quien tiene la posesión del inmueble desaloje por voluntad propia
el mismo, debido a esta turbación. Así pues, serán actos de turbación, por
ejemplo cortar los cables de electricidad que sostienen la energía del predio.
En este delito se requiere también de dolo, la conciencia y voluntad del agente
de restringir el goce de la posesión inmobiliaria valiéndose de violencia o
amenaza.

TIPICIDAD SUBJETIVA

Según la redacción del tipo penal 202°, y tal como sucede con todos los
delitos que lesionan o ponen en peligro el bien jurídico patrimonio, las
modalidades de usurpación son de comisión netamente dolosa. No cabe la
comisión culposa o imprudente. Si por ejemplo se altera o destruye los linderos
del inmueble colindante y por negligencia o desconocimiento se sobre pasa al
terreno vecino, el delito de usurpación no aparece. En este supuesto, a lo más
se verificara si los daños ocasionados al lindero sobrepasan en su valor

24
económico las cuatro remuneraciones mínimas vitales en cuyo caso se
atribuirá a su autor el delito de daños.
En el previsto en el inciso 1 del artículo 202° del C.P. el agente actúa con
conciencia y voluntad de alterar o destruir los linderos de un inmueble con la
intención de apoderarse de todo o parte de aquel. En este supuesto aparte del
dolo debe verificarse otro elemento subjetivo adicional como es el animus de
apropiarse, esto es la intención de adjudicarse o adueñarse total o
parcialmente del inmueble vecino. Si tal intención no se evidencia en el actuar
del agente, la conducta típica de usurpación en la modalidad de alteración o
destrucción de linderos no aparece.

En el segundo supuesto el agente actúa con conciencia y voluntad de hacer


uso de la violencia, amenaza, engaño o abuso de confianza para lograr el
despojo de su inmueble a la víctima. En cambio, en el supuesto de
perturbación, el agente actúa con conciencia y voluntad de realizar actos de
violencia o amenaza que perturben la pacifica posesión que el sujeto pasivo
tiene sobre el inmueble. Si se verifica la real intención del agente es la de
lograr el despojo del inmueble y solo se quedó en actos perturbatorios,
estaremos ante una tentativa del delito de usurpación en su modalidad de
despojo.

En suma “si bien es cierto que el elemento objetivo del delito de usurpación se
cumple con la materialización del despojo o perturbación de la posesión,
también lo es que, adicionado a ello, debe darse el elemento subjetivo del tipo
que se encuentra en la conciencia y voluntad de despojar a otro de la
posesión; en tal sentido, para consumar el delito de usurpación, es preciso que
la ocupación, en sentido estricto sea material y efectiva, y que desde el primer
momento se realice con el propósito de mantenerse en el inmueble usurpado,
con el goce de los beneficios del poseedor, siendo irrelevante el lapso que
dure tal situación de ofensa al bien jurídico.

2.4. MODALIDAD AGRAVADA

25
Finalmente, la Ley contempla nuevas circunstancias agravantes en el Art.
204 del Código Penal. A partir de ahora, además de las antiguas agravantes,
se castigará como tipo agravado cuando la usurpación se cometa:
I) Sobre inmuebles que integran el patrimonio cultural de la Nación;
II) Afectando la libre circulación en vías de comunicación;
III) Colocando hitos, cercos perimétricos, cercos vivos, paneles o anuncios,
demarcaciones para lotizado, instalación de esteras, plásticos u otros
materiales;
IV) Abusando de su condición o cargo de funcionario o servidor público; y
V) Será reprimido con la misma pena el que organice, financie, facilite,
fomente, dirija, provoque o promueva la realización de usurpaciones de
inmuebles de propiedad pública o privada.

2.5. DAÑO

Constituye el tipo penal básico de Daños que tipifica el artículo 205º del
Código Penal, siendo las conductas prohibidas de dañar, destruir o inutilizar un
bien mueble o inmueble.

26
El daño implica un menoscabo al bien ajeno, sin llevar necesariamente al
apoderamiento o desplazamiento del objeto material, ya que de ser así
constituiría otro delito.

Hasta ahora todos los tipos penales agrupados en el Título Delitos contra el
Patrimonio conllevan el ánimo de lucro, sin embargo en este tipo penal de
Daños, el ánimo no es de lucro, simplemente el ánimo es de empobrecer al
propietario del bien dañado.

Este delito consiste en causar daños de manera deliberada en la propiedad


ajena. Como:

Daño material o patrimonial.- afectan el patrimonio económico de las


personas, los que modifican la situación pecuniaria del perjudicado. Es una
lesión a los derechos de naturaleza económica la cual debe ser reparada. Este
daño se clasifica en:

a) Daño emergente.- que es el valor de la pérdida sufrida o de los bienes


destruidos o perjudicados.

b) Lucro cesante.- comprende aquello que ha sido o será dejado de ganar a


causa de la acción dañosa. Es la ganancia patrimonial neta dejada de
percibir por el daño. Respecto a la estructura normativa del tipo penal base:
artículo 202º, estamos ante un tipo: alternativo; ya que en ella se
encuentran tipificadas distintas conductas, sin embargo basta para su
cumplimiento, la realización de una de ellas.

DESCRIPCIÓN LEGAL: ART. 205º.- El que daña, destruye o inutiliza un bien


mueble o inmueble, total o parcialmente ajeno, será reprimido con pena
privativa de libertad no mayor de dos y con treinta a sesenta días multa.

27
ANTECEDENTES EN LA LEGISLACION NACIONAL

1. Proyecto del Código penal peruano de 1991: Art. 108

2. Código penal derogado de 1924: Art. 259.- El que dañara, destruyera o


inutilizare una cosa perteneciente a otro, será reprimido con prisión no
mayor de dos años o multa de la renta de tres a noventa días.

La pena será penitenciaría no mayor de cinco años, si por maldad, el


delincuente hubiere causado un daño considerable. Jurisprudencia, “Los
daños materiales, sólo son reprimibles cuando son causados por acción u
omisión voluntaria. Ej. 21 de Octubre de 1932. R. de los T. 1932, p. 393.

3. Código Penal de 1863, Art. 361. III. BIEN JURÍDICO: Por la ubicación
sistemática de este delito en el capítulo IX, nuestro legislador, lo ha
señalado en la denominación, haciendo referencia a los Daños a la
propiedad ya sea mueble o inmueble. “El bien jurídico o interés social
fundamental que se pretende proteger con el delito etiquetado “de daños”,
lo constituye en sentido genérico el patrimonio y en forma específica el
derecho de propiedad que tenemos todas las personas sobre nuestros
bienes ya sean muebles e inmuebles.”2

A diferencia del delito de usurpación si las acciones de dañar destruir o


inutilizar se dieran sobre un bien inmueble que se encuentra en posesión de un
tercero, el agraviado sería el propietario y no el posesionario.

ASPECTO OBJETIVO:

1. SUJETOS:

1.1. SUJETO ACTIVO.- De acuerdo con la fórmula empleada por el legislador,


puede ser cualquier persona que cumpla con la acción, no se requiere de una
cualidad funcional especial del sujeto activo. Sin embargo de la estructura del
delito, se aprecia:

28
a) El que daña, destruye o inutiliza un bien mueble o inmueble, total o
parcialmente ajeno. - al hacer referencia el tipo penal que el bien mueble e
inmueble puede ser total o parcialmente ajeno, por lo que el sujeto pasivo
puede serlo también el co-propietario de un bien mueble o inmueble.

1.2. SUJETO PASIVO. - Tratándose de un bien jurídico individual, puede ser


cualquier persona que se encuentre en ejercicio de un título de propietario o a
quien la ley reconoce como propietario.

ACTOS MATERIALES:

DE LA ACCIÓN.- para la identificación de las acciones que prevé el artículo


205º debe recordarse lo dicho al inicio, sobre la estructura normativa de este
tipo penal, ya que por estar frente a un tipo: alternativo; se encuentran
tipificadas distintas conductas, las cuales son claramente distinguidas en los
párrafos que contiene el artículo en estudio.

Así tenemos: ARTÍCULO 205º “El que daña, destruye o inutiliza un bien
mueble o inmueble, total o parcialmente ajeno (…)” Las acciones son tres:

1. “Daña” un bien mueble o inmueble, total o parcialmente ajeno.- consiste en


la realización de actos materiales que provocan un menoscabo, una
afectación a la estructura integral del bien (mueble o inmueble), la finalidad
del sujeto activo no es destruirlo completamente sino deteriorarlo para que
no cumpla con su función normal, en el daño el bien puede ser
recompuesto o refaccionado. Ejemplo: la puerta de reja de un negocio a la
que le echan sustancias corrosivas para deteriorarlo, su finalidad no es
destruir la puerta pero si ocasionarle al sujeto pasivo un desmedro en el
valor patrimonial de la reja, habiendo comprometido el material principal del
que está hecha la reja.
2. “Destruye” un bien mueble o inmueble, total o parcialmente ajeno.-
consiste en actos materiales que provocan la desaparición total del bien
(mueble o inmueble), no pudiendo ser recompuesto o refaccionado,
desapareciendo el valor económico del bien.
3. “Inutiliza” un bien mueble o inmueble, total o parcialmente ajeno- consiste
en que a través de actos materiales, sin destruir el bien, lo deja inservible,

29
es decir ya no cumple su finalidad. La diferencia con el daño es que el bien
ya no puede ser compuesto no refaccionado, por lo que ya no reporta las
utilidades que este tenía antes de la acción perjudicial. Si bien estas
acciones (daña, destruye e inutiliza) tipifica el delito en estudio, se debe
precisar que para que sean punibles estas acciones se deben realizar sin el
ánimo de lucro, es decir con la única finalidad de empobrecer al sujeto
pasivo.

DE LOS MEDIOS.- el tipo penal no exige medios específicos para que las
acciones que prevé sean punibles, por lo que cualquiera sea el medio debe ser
idóneo para dañar, destruir e inutilizar el bien. Por lo que puede ser cualquier
medio que ayude a cumplir las acciones descritas con el ánimo de empobrecer
al agraviado.

TIPICIDAD SUBJETIVA: El delito de Daño solo puede ser punible a título de


dolo. Los elementos del dolo son: cognitivo y volitivo. El elemento cognitivo
consiste en el conocimiento de la ilicitud de su comportamiento; y el elemento
volitivo consiste en la voluntad de cometer el ilícito penal. El agente actúa con
conocimiento y la voluntad de dañar, destruir e inutilizar un bien mueble o
inmueble parcial o totalmente ajeno. El delito de daños no admite la forma
culposa. Todas las modalidades que comprende este capítulo son reprimibles
a título de dolo.

2.6. DAÑO AGRAVADO

El que daña, destruye o inutiliza un bien, mueble o inmueble, total o


parcialmente ajeno será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de
dos años y con treinta a sesenta días multa, de una simple lectura del tipo se
desprende:
a) Que dicho delito puede cometerse a través de la realización de tres
comportamientos distintos como son el dañar el destruir o el inutilizar un
bien.
b) Que el bien puede ser, aunque suene ya redundante, mueble o inmueble.
c) Que el sujeto pasivo debe ser el propietario de todo o cuando menos de
parte del bien dañado.

30
d) Y que cabe la posibilidad de que el autor o agente sea copropietario,
poseedor o tenedor del bien.

No debe dejarse de lado, desde luego, en aplicación sistemática de lo


elucidado por otros parágrafos normativos del propio código, que nos hallamos
ante un tipo doloso, y que para que esta conducta alcance el rango de delito el
monto de lo dañado debe superar cuando menos el equivalente a una
remuneración mínima vital.

Ahora bien pasemos a revisar de manera breve la redacción del artículo que
contiene la conducta materia de análisis.

Artículo 206: La pena para el delito previsto en el artículo 205 será privativa
de libertad no menor de uno ni mayor de seis años cuando:

1. Es ejecutado en bienes de valor científico, artístico, histórico o cultural,


siempre que por el lugar en que se encuentren estén librados a la confianza
pública o destinada al servicio a la utilidad o a la reverencia de un número
indeterminado de personas.
2. Recae sobre medios o vías de comunicación, diques o canales o
instalaciones destinadas al servicio público.
3. La acción es ejecutada empleando violencia o amenaza contra las
personas
4. Causa destrucción de plantaciones o muerte de animales
5. Es efectuado en bienes cuya entrega haya sido ordenada judicialmente.
Para la penalización de las conductas que este articulo reprime rige lo
expuesto para el delito de daños, salvo lo concerniente al monto de lo
dañado, pues debe recordarse que en caso de concurrir una agravante, la
conducta será reprimida como delito sin importar que la afectación
patrimonial no supere el equivalente a una remuneración mínima vital
(disposición que se aplica también al delito de hurto).

31
2.7. EXCUSA ABSOLUTA

“La punibilidad queda excluida y el delito impune en ciertos casos declarados


por la ley. Algunos de estos casos se estudian en relación con las personas,
casos de la inmunidad en relación con la inmunidad de los Jefes de Estado
extranjeros y de los representantes diplomáticos extranjeros. Pero además de
estas causas de impunidad, existen otras llamadas “excusas absolutorias”
mediante cuya concurrencia hechos definidos por la ley como delito, quedan
impunes.

Se diferencian de las causas de justificación en que el acto ejecutado es


antijurídico, ilícito y de las causas de inimputabilidad en que el agente es
imputable, y sin embargo, no obstante ser el hecho culpable y antijurídico, no
se castiga. La excusa absolutoria es, en realidad, un perdón legal (Cuello
Calón).

Ahora bien, debemos señalar que “el fundamento doctrinario de las excusas
absolutorias lo encontramos en la definición que de ellas nos da Jiménez de
Asúa: “causas de impunidad personal que hacen que, a un acto típicamente
antijurídico, imputable a su autor y culpable, no se le asocie pena alguna por
razones de utilidad pública”, es decir que son causas de impunidad utilitatis
causa Chávez, (2012 p.231).

DESCRIPCION PENAL

“Artículo 208.- No son reprimibles, sin perjuicio de la reparación civil, los


hurtos, apropiaciones, defraudaciones o daños que se causen:

32
1. Los cónyuges, concubinos, ascendientes, descendientes y afines en línea
recta.
2. El consorte viudo, respecto de los bienes de su difunto cónyuge, mientras
no hayan pasado a poder de tercero.
3. Los hermanos y cuñados, si viviesen juntos”.

Señala claramente la norma penal, aquellos casos, en los que por la calidad
personal del agente en relación con la víctima, no pueden ser objeto de
represión penal. Tema de gran debate a nivel doctrinario, asimismo, objeto de
diversas consideraciones entre lo real y la finalidad del derecho penal. De esta
manera queda claro, que tales requisitos o excusas, lo que hacen es impedir la
punibilidad, no extinguir el delito, el delito sí existe, lo que no se puede hacer,
en estos casos únicos, es el de, sancionar al autor de conformidad con los
alcances del artículo 203°.

DELITOS COMPRENDIDOS

Se ha considerado los delitos de hurto, apropiaciones ilícitas, defraudación


y daños, entendiéndose como tales a las figuras o tipos básicos de tales
delitos. Por otro lado, sostiene Peña Cabrera “La exclusión de determinados
delitos en las disposiciones generales obedece a la calidad obedece a la
calidad del sujeto pasivo como a la gravedad del hecho. Así el robo simple, el
agravado y el robo seguido de muerte”, además “La norma excluye

33
implícitamente a los delitos de receptación, extorsión, chantaje, insolvencia
3
fraudulenta y usurpación”

AUTORES BENEFICIADOS

Como beneficiarios de tales excusas, denominadas también “causas


personales de exclusión de punibilidad, previstas en el texto del artículo 208,
son los siguientes:

Los cónyuges

El Código Penal refiere solamente la calidad de cónyuge de la víctima, por


lo tanto, sería indiferente que la pareja se encuentre haciendo o no, vida en
común, de igual manera en relación con el cumplimiento o no de lo estipulado
como derechos y obligaciones en el Código Civil vigente. Tema aparte,
constituyen los casos de los matrimonios religiosos, toda vez que haciendo
una interpretación de la norma, la misma estaría haciendo referencia la
situación de los “cónyuges” de conformidad con lo prescrito en el Código Civil,
es decir el caso específico del matrimonio civil. En todo caso, la situación de
los casados en virtud del matrimonio religioso estaría considerada bien la
referencia que se hace, dentro de estas excusas, a los “concubinos”.

Los concubinos

Constituyen la situación de las uniones de hecho, realidad social que tiene


reconocimiento jurídico en el país para los fines propios del ordenamiento
familiar peruano. Así dice el artículo 326 del Código Civil “La unión de hecho,
voluntariamente realizada y mantenida por un varón y una mujer, libres de
impedimento matrimonial, para alcanzar finalidades y cumplir deberes
semejantes a los del matrimonio, origina una sociedad de gananciales, en
cuanto le fuere aplicable, siempre que dicha unión haya durado por lo menos
dos años”.

Señala el Doctor Cornejo Chávez que, el concubinato pueden conceptuarse


como “la convivencia habitual, esto es continua y permanente, desenvuelta de
modo ostensible, con la nota de honestidad o fidelidad de la mujer y sin
3

34
impedimento para transformase en matrimonio”, de donde se infiere que no
solamente hay relación sexual esporádica y libre de comercio carnal, sino
también la convivencia violatoria de alguna insalvable disposición legal relativa
a los impedimentos para contraer matrimonio, queda excluida del concepto
estricto de Concubinato”. Por lo tanto, de acuerdo a esta posición doctrinal, el
caso de las uniones de hecho, por ejemplo entre dos personas que aún
mantienen, vínculo matrimonial vigente con sus parejas anteriores, quedaría
excluido de esta excusa absolutoria, en todo caso constituye un tema de
discusión, formal y doctrinaria sobre el punto. Cornejo (1985).4

Ascendientes y descendientes

Se entiende por ascendientes a los parientes en línea recta ascendiente, es


decir, padres, abuelos, bisabuelos, y demás progenitores. Mientras que, los
Descendientes vienen a ser los parientes consanguíneos en línea recta
descendente, es decir, los hijos, los nietos, bisnietos, etc., los mismos que
provienen de un tronco común. Señala Fidel Rojas “El contexto de los
ascendientes, descendientes no tiene una línea de demarcación temporal,
dependiendo de la onticidad de la relación, es decir de la presencia de vida en
los extremos parenales; incluyéndose aquí los hijos adoptivos, no siendo
comunicable tal circunstancia a los padres biológicos de vivir éstos”. En este
punto, es importante señalar que el Código, tampoco hace referencia a la
situación real de los mismos, es decir, si se trata de hijos dentro o fuera del
matrimonio, siendo el caso particular del adoptado una situación de debate
doctrinal.

Afines en Línea recta

Esta afinidad, nace del parentesco producto del matrimonio, así tenemos a
los suegros, yernos y nueras. Dicho vínculo nace del artículo 237° del Código
Civil.

35
Los afines en línea recta, alude a los nexos de parentesco político surgidos
entre cada uno de los cónyuges con los parientes consanguíneos del otro (art.
237 del C.C.) comprendiendo también el principio lógico de igualdad de razón
a los surgidos de las uniones de hecho (suegros, yerno, nuera, hijastro,
hijastra, cuñados, en estos últimos con la salvedad hecha en el numeral 3, del
artículo 208”.

Asimismo, tampoco “es requisito que todos los nombrados en este primer
orden vivan juntos, o lo hagan de forma continua o intermitentemente,
pudiendo incluso de hecho estar separados los cónyuges, pero conservando el
vínculo matrimonial, en todos estos casos la excusa absolutoria será
invocable”.

El consorte viudo, respecto de las cosas de la pertenencia de su difunto


cónyuge, mientras no hayan pasado a poder de otros.

“La muerte de un cónyuge, disuelve el vínculo familiar. En tal situación, los


bienes familiares sufren un estado transitorio de confusión, pues materialmente
es imposible determinar con precisión los bienes que pertenecen al cónyuge
supérstite o la fallecida; en este sentido la ley exime de pena al cónyuge
sobreviviente que dispone de los bienes de su difunto, mientras no hayan
pasado al poder de otros. Por “otros” debemos entender aquellas personas sin
vinculación familiar en los grados establecidos; de existir esta relación, el autor
estaría exento de responsabilidad pernal por esta razón.

En consecuencia, “otro” será un tercero, extraño, sin vínculo parental, que


sufra el perjuicio patrimonial. Esto significa que estrictamente en esta parte, el
requisito parental entre los sujetos, no sea exigible y que su inclusión se
explica, en razón al vínculo que existió entre el cónyuge supérstite y el
desaparecido, y en el deseo de preservar el vínculo familiar primero.

Los hermanos, cuñados si viviesen juntos

Esta última referencia o consideración sobre la excusa absolutoria, tiene en


cuenta a los hermanos bilaterales como unilaterales, incluyendo a los cuñados.

36
Cabe notar la exigencia de la cohabitación de tales personas en estos casos,
así dice el inciso respectivo: “siempre que viviesen juntos”.

“Como es notorio, existen aquí algunas restricciones a la relación parental”

Los delitos señalados “entre los hermanos y los cuñados para ser punibles
deberán estar complementados además por el dato de cercanía física, por el
hecho de residir en el mismo espacio habitacional, residencia o casa; donde la
frase “vivir juntos” se referencia en un morar o habitar con el sujeto pasivo del
delito” 5

2.8. DELITOS INFORMÁTICOS

El internet se ha convertido en patrimonio de la humanidad, una gigantesca


porción del conocimiento científico, histórico, artístico, literario, de manera que
cualquier persona, dueña de una modesta computadora y tras pagar derechos
de poca cuantía, tiene a su alcance enormes recursos técnico-culturales. Sin
embargo, hay informaciones, datos, procedimientos y técnicas que continúan
siendo patrimonio privado y a los que no se puede acceder lícitamente. La
legislación universal y el concierto de las naciones desarrollan normas y
actividades administrativas y judiciales destinadas a la protección de tal bagaje
y a la defensa de legítimos intereses públicos y privados que lleva aparejados
el uso y el empleo de dichos caudales. (Chirinos, F., 2014, p. 788)

37
Para el Instituto de Capacitación Jurídica (2012):

El delito informático propiamente dicho es aquel que afecta un nuevo


interés social, un nuevo bien jurídico- penal que identificamos como: “la
información (almacenada, tratada y transmitida mediante los sistemas de
tratamiento automatizado de datos)”.

Aunque para algunos autores opinan que dicha distinción carece de


trascendencia, las consecuencias metodológicas que su utilización conlleva
son, sin duda, importantes, en la medida que nos permite utilizarla como
criterio diferenciador del bien jurídico y, ulteriormente, como opción de política
criminal para el combate de la denominada “criminalidad mediante
computadoras”.

De acuerdo al Código Penal Peruano:

Artículo 207º-A.- El que utiliza o ingresa indebidamente a una base de datos,


sistema o red de computadoras o cualquier parte de la misma, para diseñar,
ejecutar o alterar un esquema u otro similar, o para interferir, interceptar,
acceder o copiar información en tránsito o contenida en una base de datos,
será reprimido con pena privativa de la libertad no mayor de dos años o con
prestación de servicios comunitarios no menor de ciento cuatro jornadas.

Artículo 207º-B.- El que utiliza, ingresa o interfiere indebidamente una base de


datos, sistema, red o programa de computadoras o cualquier parte de la
misma con el fin de alterarlos, dañarlos o destruirlos, será reprimido con pena
privativa de la libertad no menor de tres ni mayor de cinco años y con setenta a
noventa días multa.

Artículo 207º-C.- En los casos de los Artículos 207º-A y 207º-B, la pena será
privativa de la libertad no menor de cinco ni mayor de siete años, cuando:

38
1. El agente accede a una base de datos, sistema o red de computadora,
haciendo uso de información privilegiada, obtenida en función a su cargo.

2. El agente pone en peligro la seguridad nacional.

Artículo 207º-D.- El que, crea ingresa o utiliza indebidamente una base de


datos sobre una persona natural o jurídica, identificada o identificable, para
comercializar, traficar, vender, promover, favorecer o facilitar información
relativa a cualquier ámbito de la esfera personal, familiar, patrimonial, laboral,
financiera u otro de naturaleza análoga, creando o no perjuicio, será reprimido
con pena privativa de la libertad no menor de tres ni mayor de cinco años.

Dentro de los Delitos informáticos también se estaría considerando la


Pornografía infantil según lo señala el Diario Gestión (2013):

La pornografía infantil difundida a través de las tecnologías de la


información y de la comunicación (TIC) será sancionada con una pena de
hasta 15 años de cárcel, según dispone la Ley de Delitos Informáticos

La norma, aprobada por el Congreso de la República y promulgada por el


Ejecutivo, modifica el artículo 183-A del Código Penal y contempla tal pena
máxima de prisión y una mínima de doce años, si la víctima tiene menos de 14
años de edad y si el agente forma parte de una organización dedicada a la
pornografía infantil.

39
CONCLUSIONES

1. El delito es la acción u omisión antijurídica, típica, culpable y sancionada con


una pena. Es una violación a la ley, acción u omisión penada por la ley. La
pena es la relación social jurídicamente organizada contra el delito.

2. El delito, es una acción que es considerada incorrecta. Toda acción que se


encuentre tipificada como incorrecta es sancionada de acuerdo a ley.

3. Los bienes son aquellas cosas de que los hombres se sirven y en las cuales se
ayudan entonces, el patrimonio es un bien, que tiene un valor económico del
cual dispone el individuo.

4. Nuestro ordenamiento jurídico sigue la doctrina muy acertada dentro de los


delitos de apropiación y retención indebida la necesidad que exista ánimo de
lucro, ya que comprende todo lo relacionado con la intención de gozar
cualquier uso de cosa ajena, y se encuentra dentro de los delitos contra la
propiedad por basarse en toda clase de defraudaciones de la misma.

5. Es importante resaltar la importancia de nuestro ordenamiento jurídico penal al


enumerar los Casos especiales de delitos patrimoniales, siendo estos muy
certeros en nuestra legislación ya que en comparación a otras legislaciones
penales, en uno de sus numerales da cabida a poder enmarcar otro tipo de
defraudaciones que no se han contemplado y esto permite tipificar conductas
que a lo largo del tiempo vienen surgiendo con la actualidad.

40
RECOMENDACIONES

A todos los alumnos PNP, se les insta tomar conocimiento del presente documento
y del importante valor de esta información, porque nos permite determinar
plenamente los tipos de delitos que se cometen contra el patrimonio de las
personas.

Como integrantes de la Policía Nacional del Perú, debemos estar informados


constantemente sobre las normas y leyes que rigen nuestro estado peruano, un
claro ejemplo es este curso de código penal II parte especial, donde se contemplan
de una manera más detallada, los delitos cometidos por las personas, y es
necesario estudiar dichos delitos para saber cuándo y cómo se cometen.

Dia tras día la Policía Nacional del Perú viene tomando medidas contra los
delincuentes que buscan apropiarse de bienes ajenos, por eso la importancia del
presente tema.

41
LIMITACIONES

El presente trabajo se ha abocado al delito contra el patrimonio, que es sancionado


según nuestro Código Penal peruano, pero hubiéramos ampliado esta información
observando y realizando una comparativa con otras realidades de otros Países,
para observar su cultura de policía y poder ver el procedimiento que se sigue con
este tipo de delitos y las sanciones que se emiten.

42
BIBLIOGRAFÍA

 Bramont, L. & García, M. ( 2013). Manual de derecho penal (6ª. ed.). Lima:
San Marcos.

 Bramont, Arias Torres Luis Alberto y Dra. García Cantizano María del
Carmen, manual de derecho penal, parte especial. editorial san marcos
eirl. cuarta edición. lima - 2009

 Betancourt, F. (2007). Derecho Romano Clásico (3ª. ed.). España:


Universidad de Sevilla.

 Buenestado, J. (2011). Derecho penal parte especial y las consecuencias


jurídicas del Delito en España. España: Bubok Publishing S.L.

 Cabanellas, G. (2011). Diccionario Jurídico Elemental. Argentina: Heliasta.

 Cáceres, L. (2006). Delitos contra el patrimonio. Aspectos penales y


criminológicos. Madrid: Visión Net.

 Chaparro, A. (2011).Fundamentos de la Teoría del Delito. Lima: Grijley.

 Chirinos, F. (2014). Código Penal(6ta ed). Lima:Rodhas.

 Ezaine chávez, amado. (2012)diccionario de derecho penal, ediciones


jurídicas lambayecanas. ob.cit. p.231

 Llanos, D. (2010). Fundamentos de informática y Programación en C. Madrid:


Parafino S.A.

 Los Delitos Informáticos en el Código Penal Peruano. (25 de Mayo del 2012).
Instituto de Capacitación Jurídica.Recuperado el 26 de Abril del 2014, de
http://icjperu.wordpress.com/2012/05/25/los-delitos-informaticos-en-el-codigo-
penal-peruano/

43
 Luis, L. (2012).Temas de derecho penal. Lima: Editora y distribuidora
ediciones legales E.I.R.L.

 Peña, A. (2011).Robo y Hurto. Gaceta Jurídica.

 Reátegui, J& Espejó, C. ( 2012). El delito de usurpación inmobiliaria en el


código penal peruano. Lima: Jurista Editores E.I.R.L

 Sierra, H. & Cantaro, A. (2005). Lecciones de Derecho Penal. Bahía Blanca:


Universidad Nacional del Sur.

 Salinas Siccha, ramiro. “derecho penal parte especial”. editorial idemsa. lima
Perú. p. 890.

 Villa, J. (2008).Derecho Penal, Parte General. Lima: Grijley.

44
ANEXOS

ROBO DE VIVIENDA

45
DETENCION DE LADRON DE CELULARES

46