Está en la página 1de 2

Proyecto de cimentaciones superficiales

Como se ha visto, para estar correctamente diseñada una cimentación debe cumplir unas
determinadas condiciones (transmitir al terreno las cargas con deformaciones tolerables
garantizando una seguridad suficiente frente a rotura y hundimiento, poseer resistencia
como elemento estructural, no resultar afectada por la eventual agresividad del terreno,
estar suficientemente protegida frente a las modificaciones naturales o artificiales del
entorno, entre otras).

Habitualmente el diseño se realiza por tanteos ya que no se dispone de métodos para


obtener directamente una presión de trabajo Padm, con un coeficiente de seguridad
preestablecido respecto a la presión de hundimiento Ph que al mismo tiempo dé asientos
admisibles. El procedimiento tradicional comprende:

 Determinación de la presión hundimiento del terreno (para unas dimensiones de


cimentación aproximadas).
 Obtención de la presión de trabajo o admisible introduciendo coeficientes de
seguridad adecuados.
 Reajuste si es necesario de las dimensiones de la cimentación.
 Cálculo de los asientos.
 Modificación de las dimensiones si los asientos no son admisibles.

Además de la comprobación o cálculo de las dimensiones de la base de la zapata, será


aconsejable realizar las comprobaciones, verificaciones y recomendaciones que se
describen en las normativas que contemplan esta materia, como por ejemplo CTE y la
Guía de cimentaciones de obras de carretera. El Documento Básico SE-C Cimientos del
CTE 2006 recoge las comprobaciones para verificar que una cimentación superficial
cumple los requisitos necesarios que se basan en el método de los estados límite.

Para ELU (estados límites últimos) establece:

 Hundimiento.
 Deslizamiento.
 Vuelco.
 Estabilidad global.
 Capacidad estructural del cimiento.

Para ELS (estados límites de servicio):

 Deformaciones (asientos).
 Movimientos máximos.

A su vez establece otras comprobaciones adicionales:

 Las condiciones que aseguren el buen comportamiento de la cimentación que


habrán de mantenerse durante su vida útil.
 Tomar en consideración que la seguridad de la cimentación puede verse
comprometida por problemas como: estabilidad de excavaciones durante la
ejecución de la cimentación; asientos por mala calidad en la construcción (falta de
limpieza del fondo de las excavaciones, por ejemplo); problemas de
impermeabilización en sótanos y soleras; posibles excavaciones futuras junto a la
cimentación a realizar; efectos sísmicos sobre el propio terreno de cimentación
(licuefacción).
 Los problemas diversos debidos a la estructura orientación de diaclasas,
anisotropía, etc. del macizo para el caso de cimentaciones en roca.

En cuanto a las condiciones constructivas de zapatas, losas y pozos de cimentación


contempla:

 Precauciones contra defectos del terreno.


 Soleras de asiento.
 Indicaciones en excavaciones y drenaje y saneamiento del terreno.

Se establecen también unas pautas de control para este tipo de cimentaciones:

 Las comprobaciones a realizar sobre el terreno de cimentación.


 Las comprobaciones a realizar sobre los materiales de construcción.
 Las comprobaciones durante la ejecución.
 Las comprobaciones finales.

En la Guía de cimentaciones de obras de carretera se recogen también las siguientes


consideraciones acerca de las cimentaciones superficiales:

 Las comprobaciones a realizar (ELU, ELS, Otros problemas de las cimentaciones


superficiales).
 La definición de las situaciones de proyecto:
 Configuración geométrica
 Características geotécnicas (resistencia, deformabilidad, permeabilidad, y
otros parámetros)
 Acciones
 Clasificación de las situaciones de proyecto
 Cimentación rectangular equivalente
 Presiones verticales o presión de servicio
 Estabilidad global.
 Seguridad frente al hundimiento.
 Seguridad frente al deslizamiento.
 Seguridad frente al vuelco.
 Estimación de movimientos.
 Esfuerzos de los elementos de cimentación