Está en la página 1de 5

NATURALEZA DE LA EMPRESA

La empresa es un conjunto de recursos relacionados por medio de


contratos en los que una parte central, que es el acreedor residual, posee
el derecho de coordinar y dirigir los recursos. En las corporaciones
modernas, el papel de acreedor residual corresponde a los accionistas.
Surge para evitar los costos de usar el mercado (mediante una serie de
transacciones) son canalizados por la empresa.

Integración vertical
La integración vertical ocurre cuando una misma empresa se hace cargo
de actividades que tradicionalmente ha delegado a manos de terceros.
Para ello, esta puede crear o adquirir otras empresas mediante las cuales
pueda autoabastecerse en lo que se refiere al suministro de materiales e
insumos, y/o hacerse cargo de algunas o la totalidad de
tareas relacionadas con la distribución de los bienes que produce (como lo
puede ser tener sus propias bodegas o centros de distribución, realizar el
transporte de las mercancías o la venta al consumidor final).

Dependiendo las actividades de las cuales quiera hacerse cargo la


empresa, esta integración puede hacerse hacia atrás (cuando ésta decide
convertirse en su propio proveedor en lo que se refiere a insumos o
materias primas), hacia adelante (cuando desea hacerse cargo de tareas
relacionadas con distribución y venta de productos por ejemplo al
consumidor final o a nivel mayorista si fuera el caso), o compensada;
cuando la empresa matriz dispone de subsidiarias que ejercen el rol de
proveedoras y asimismo cuenta con otras que le permiten encargarse de
la distribución y/o de la venta al consumidor final.

Integración horizontal
A diferencia de la integración vertical, la estrategia de integración
horizontal ocurre cuando una empresa adquiere, se fusiona o crea otra u
otras compañías que realizan una misma actividad; es decir, que producen
bienes del mismo tipo o que incluso pueden ser sustitutos, generalmente
con el fin de lograr cubrir otros segmentos del mercado y aumentar su
participación y poder dentro del mismo.
Límites a las empresas: razones y extensión de la integración vertical

¿Por qué en lugar de usar el mercado, se prefiere la integración vertical?

Se clasifican los costos de las empresas en dos categorías, la integración vertical


busca reducir la suma de estas, denominadas eficiencia técnica (es una medida
del grado en que la empresa utiliza la tecnología de producción de mínimo costo)
y eficiencia de agencia (relacionada con el grado en que el intercambio de bienes
y servicios en la cadena vertical ha sido organizado para minimizar los costos de
coordinación, agencia y fundamentalmente, de transacción).

La decisión de integrarse verticalmente supone para la eficiencia técnica:


Tiende a favorecer el intercambio por medio del mercado, promoviendo la
producción masiva por entidades especializadas en la manufactura de
esos bienes y servicios —para así aprovechar eventuales economías de
escala u
otro tipo de sinergia— y, por tanto, a desfavorecer la integración vertical.

para la eficiencia de agencia: privilegia las decisiones que involucran una


mayor integración para, de esta manera, ahorrar en los costos de
transacción y de agencia existentes en las transacciones entre empresas
con distintos propietarios

Ahorro de costos triviales


Existe un conjunto de situaciones que pueden involucrar altos costos de
usar el mercado que son triviales. Como los costos de transporte, el
sistema impositivo y las regulaciones de precios, la fijación de precios
máximos y la coexistencia de sistemas impositivos de renta presunta y
efectiva son factores que inducen a la integración vertical.

Costos de transacción no triviales


Aquéllas vinculadas a la necesidad de ahorrar en costos de usar el
mercado. Costos como los de negociar, vigilar y obligar el cumplimiento de
acuerdos entre las partes son fundamentales, al decidir si hay que utilizar
el mercado o sustituirlo por una estructura de mando vertical y, como
tales, son los que en definitiva determinan los límites de la empresa.
1. la imposibilidad de que los contratos puedan abarcar todas las
contingencias futuras relevantes

El primer factor se refiere al hecho de que es imposible que las partes de


una transacción acuerden todas las contingencias y especifiquen
exactamente los derechos y las obligaciones de cada parte para cada
posible estado de la naturaleza. Así, cada posible contrato será
incompleto.

2. la especificidad a terceros de algunas inversiones,

Bastaba un contrato muy simple que estableciera con antelación el precio


del transporte, muestra la importancia de los costos que puede provocar
un contrato que no garantice los derechos y obligaciones de cada parte
ante posibles contingencias futuras

3. la posibilidad de que un tercero se comporte ventajosamente.

Posibilidad de que la tercera parte se aproveche de la situación buscando


obtener ventajas para sí.

EL TAMAÑO DE LA EMPRESA

La integración vertical será más atractiva a medida que sean menores las
economías de escala en los procesos de producción relevantes para la
empresa, ya que mientras mayores sean estas economías más
convenientes será canalizar la producción de un bien o servicio en
entidades especializadas fuera de la empresa que, por el tamaño de su
producción, puedan tomar ventajas de estas economías, disminuyendo los
costos de producción.

El tamaño es un factor determinante para saber si es más favorable la


integración vertical o el uso del mercado. A mayor producción es más
beneficioso el uso del mercado, de esta forma la empresa se concentra en
lo que mejor sabe hacer, este fenómeno es conocido como outsourcing o
externalización. Y a menor producción a escala, la empresa puede
concentrase en cada proceso para la terminación del producto o servicio.
EL OBJETIVO DE LA EMPRESA

La crítica al supuesto de maximización de beneficios se ha vuelto


particularmente fuerte con la creciente separación entre la propiedad y el
control en las empresas, Cuando la propiedad está muy difundida, los
costos de vigilar y rectificar el rumbo con frecuencia pueden llegar a ser
extremadamente altos.

LA CRÍTICA A LA TEORÍA DE AGENCIA

La crítica al supuesto de maximización de beneficios de las empresas que


se basa en la teoría de agencia surge de la separación entre la propiedad
de la empresa y su administración. Administradores con objetivos en
cierta medida contradictorios con los de los dueños, en contextos en
donde es imposible vigilarlos perfectamente, podrán variar el objetivo de
la empresa haciéndolo más acorde con el propósito de la administración
que con el de los dueños. Esto se da la mayoría de veces cuando el dueño
de la empresa solo tiene conocimientos empíricos y cualitativos en
contrastes con los del administrador el cual con conocimientos basados en
la ciencia se concentra en lo cuantitativo.

CONTRATOS COMO UNA FORMA DE RESOLVER EL PROBLEMA DE


AGENCIA

Contrato con un agente y un principal


Mediante un contrato en el cual se estipula las condiciones y actividades
de trabajo con su respectivo monto a recibir por la realización de dichas
actividades, independientemente que el trabajador realice un esfuerzo
mayor a lo concebido o su labor sea empañado por factores externos los
cuales ni el trabajador y el jefe pueden controlar.

Problema de agencia en equipos


En este caso, a diferencia del anterior entre un agente y un principal, el
problema se suscita cuando el esfuerzo individual no puede identificarse y
solo es posible conocer el esfuerzo conjunto del equipo. En este sentido,
aun cuando el producto X, que depende del esfuerzo conjunto, pueda ser
observable, los esfuerzos individuales no lo son. La pregunta clave es
definir la regla de pago que induzca a cada agente a esforzarse lo óptimo y
no menos.
CONCLUSIÓN.

La integración vertical desde el punto de vista de la empresa, suele ser


beneficiosa, con el fin de abolir el costo de transacción. Esta integración
permite crear barreras de entrada para el ingreso al mercado de nuevas
empresas, fomentando el poder monopólico; lo cual es contrario a las
políticas de competencia en el mercado y la regulación, por parte del
Estado.
No obstante, se elige la integración vertical o afrontar los costos de
transacción de acuerdo al tamaño de la empresa y su nivel de producción,
además de los conflictos internos si no se tiene una coordinación
adecuada.

También podría gustarte