Está en la página 1de 5

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACION

SUPERIOR

UNIVERSIDAD CATOLICA SANTA ROSA

FACULTAD DE DERECHO

PUERTO CABELLO – ESTADO CARABOBO

TEMA 6

LOS CONTRATOS INNOMINADOS Y CUASICONTRATOS

DOCENTE: ALUMNO (A):

BERDRIAN PINTO JONAURYS MOLINA. C.I. 26.232.045


INTRODUCCION

Un contrato, en términos generales, es definido como un acuerdo privado, oral o escrito,


entre partes que se obligan sobre materia o cosa determinada, y a cuyo cumplimiento
pueden ser compelidas. Es un acuerdo de voluntades que genera derechos y obligaciones
para las partes. Por ello se señala que habrá contrato cuando varias partes se ponen de
acuerdo sobre una manifestación de voluntad destinada a reglar sus derechos.

Doctrinariamente, ha sido definido como un acto jurídico bilateral o multilateral, porque


intervienen dos o más personas (a diferencia de los actos jurídicos unilaterales en que
interviene una sola persona), y que tiene por finalidad crear derechos y obligaciones (a
diferencia de otros actos jurídicos que están destinados a modificar o extinguir derechos y
obligaciones, como las convenciones). También se denomina contrato el documento que
recoge las condiciones de dicho acto jurídico.

Las partes en un contrato son personas físicas o jurídicas. En un contrato hay dos polos o
extremos de la relación jurídica obligacional, cada polo puede estar constituido por más de
una persona revistiendo la calidad de parte.

En cada país puede existir un concepto de contrato diferente, y esa divergencia tiene que
ver con la realidad socio-cultural y jurídica de cada país, en ese sentido, existen
ordenamientos en que el contrato no se limita al campo de los derechos patrimoniales
únicamente, sino que abarca también derechos de familia
LOS CONTRATOS INNOMINADOS

Se considera contrato innominado aquel que no está regulado o reglamentado en una ley, en
relación con las obligaciones principales que surgen tras su celebración, aunque éstos
posean un nombre o estén tipificados.

Otra conceptualización de contrato innominado es la que establece que este tipo de


contratos carecen de regulación particular en un determinado sistema legal; es decir, aquel
que no se encuentra definido en una ley, reglamento, código o cualquier otro
ordenamiento jurídico.

ELEMENTOS Y PRINCIPALES CONTRATOS INNOMINADOS

Aparte de los elementos esenciales a todos los contratos: los contratos innominados tienen
los siguientes elementos

- Sujetos: Personas que intervienen en el contrato

- Capacidad: medida de la actitud de ser titular de derecho y obligaciones

- Consentimiento: es hacer una cosa de acuerdo a la prestación o conducta

- Objeto: es el negocio jurídico que se da en el contrato

- Causa: El beneficio que obtiene la parte

LOS CUASICONTRATOS

Para el artículo 1887 del Código Civil" son cuasi contratos los hechos lícitos y puramente
voluntarios, de los que resulta obligado su autor para con un tercero y a veces una
obligación recíproca entre los interesados". Así pues, el cuasicontrato es un acto lícito, no
contractual, productor de obligaciones, aunque esta definición, aparte de su vaguedad, no
diferencia la figura del cuasicontrato de aquellos otros actos que sin poder ser considerados
como cuasicontratos, sin embargo, también producen obligaciones.

El Código Civil regula como cuasicontratos la gestión de negocios ajenos y el cobro de lo


indebido, junto a los mismos se estudia la figura del enriquecimiento injusto, por lo que la
doctrina mayoritaria entiende que los denominados cuasicontratos son expresión o subtipos
del enriquecimiento injusto, por cuanto el que se enriquece a costa de otro sin que haya
causa para ello, está obligado a devolver lo injustamente recibido.

Junto a los cuasicontratos que como tales se regulan en el Código Civil, en la práctica, se
admiten otros que podríamos denominar como innominados, entre éstos podrían
considerarse, como señala Santos Briz, la gestión derivada de la tutela, el pago de legados y
las obligaciones resultantes de la situación de indivisión de la copropiedad.

La jurisprudencia, aún con criterio restrictivo, considera como requisitos indispensables


para que pueda admitirse el cuasicontrato atípico, los siguientes:

a) La existencia de un acto lícito y voluntario.

b) Que no proceda de una convención.

c) Que guarde analogía con alguno de los cuasicontratos típicos, los que, a su vez, la tienen
con determinadas obligaciones contractuales.
CONCLUSION

El estudio de cualquier nueva materia exige que el estudiante que cursa este sistema de
estudios, el cual está basado en los principios de la andragogía o educación de adultos,
tome el control absoluto de su propia educación. La responsabilidad, el tesón y el deseo de
superación, deben ser el buque insignia que lo lleve a su destino final; el cual debe ser el
estudiar y crecer hasta convertirse en un profesional capaz y bien formado que sea orgullo
de su familia y de su país; esto, humildemente perseguimos nosotros en estas aulas
universitarias sabiendo que a la edad en que nos estamos iniciando, no podemos fallarnos a
nosotros mismos.

Para el conocimiento de la historia y del derecho también es necesario el que el estudiante,


neófito, como somos conozca bien el derecho romano, porque este es la fuente del derecho
francés que es a su vez el que nos ocupa. El derecho romano es fuente de la mayoría de
los sistemas de derecho que rigen al mundo occidental y ha influenciado a muchas de las
judicaturas de las naciones modernas.

Los romanos lograron un gran desarrollo en el ejercicio de su derecho; y uno de sus más
grandes logros fue la creación de una teoría de las obligaciones muy completa y casi
perfecta. Las convenciones llamadas por ellos contractus sirvieron para arreglar las
relaciones comerciales entre las personas, facilitando así el crecimiento económico de
Roma, coadyuvando así a su inmensa expansión. Luego las naciones vecinas de Roma
aplicaron también este tipo de convenciones en sus relaciones de negocios llegando su
influencia hasta nuestros días, donde los legisladores modernos todavía utilizan los mismos
conceptos de los romanos usaron, aun después de casi ternita siglos

También podría gustarte