Está en la página 1de 3

¿Cuáles son los Principios y Valores de la Doctrina Social de la Iglesia?

 Los principios permanentes han surgido del encuentro entre la razón y la fe, entre el
Evangelio y los problemas de la vida social, y la Iglesia los ha formulado de manera tal
que son la referencia necesaria para poder deducir la guía de acción ante los diversos
ámbitos sociales. Son  “verdaderos puntos de apoyo de la enseñanza social católica” [1]

 ¿y cuáles son estos principios?...

 Si enunciamos rápidamente los Principios permanentes  son:

      El principio del Bien Común

      El principio de la Subsidiariedad

      El principio de Participación

      El principio del Destino Universal de los bienes

      El principio de la Solidaridad

         El bien común (derivación del principio de dignidad, unidad e igualdad de las
personas) que surge de la necesidad que tienen los hombres de orientar sus objetivos
al bien de todos los que conforman ese grupo social, respetando la singular dignidad
natural y sobrenatural que el Creador le dio[3].   

         El destino Universal de los bienes, que se basa en su raíz primera en el hecho que
Dios ha dado la tierra a todo el género humano, sin excluir a nadie ni privilegiar a
ninguno, por lo tanto nadie puede prescindir de los bienes materiales que son la
condición básica de la existencia de las personas[4]. 

         La Subsidiariedad que es una acción propia de los gobernantes por la cual el Estado
debe respetar la iniciativa de los gobernados entregándose a su propia tarea que es la
asegurarse el estar “dirigiendo, vigilando, urgiendo, castigando” [5]

         La Participación consecuencia de la subsidiariedad se funda en el derecho natural


que tenemos los hombres de realizar nuestro propio destino, contribuyendo a prevenir
o impedir excesos de poder en cualquiera de sus manifestaciones (políticas, sociales
o económicas). Este principio ha sido muy tratado por el deber que implica en la vida
cotidiana de las personas que se comprometen con una sociedad mejor.  “La
Participación es un deber que todos han de cumplir concientemente, en modo
responsable y con vistas al bien común”[6]

         La Solidaridad que nace de reconocer que todos los hombres somos física y
moralmente iguales en naturaleza y que además estamos asociados, unidos, unos a
otros para poder vivir en plenitud como personas.   Se funda en definitiva en la
fraternidad humana producto de la Redención[7].

Los Principios Permanentes son“parámetro de referencia para la interpretación

y la valoración de los fenómenos sociales” [8]

 Además de los Principios permanentes la Doctrina Social indica valores que deben
presidir la construcción de una sociedad más justa “A ellos, pues, es preciso referirse
para realizar las reformas sustanciales de la estructuras económicas, políticas, culturales y
tecnológicas, y los cambios necesarios en las instituciones”[9].

Los valores[10] -que son inherentes de la dignidad de la persona humana-


básicamente expresados son:  

      La verdad: Los hombres tienen especial obligación de tender continuamente en


su búsqueda. Nuestro tiempo requiere un fuerte compromiso por mostrar la verdad
y vivir en ella a pesar de las dificultades.  Sin vivir en la verdad, es imposible una
verdadera convivencia humana. Vivir y buscarla es un compromiso para todos los
hombres de bien.

      La libertad: Es signo de la imagen de Dios y signo de la dignidad de la persona


humana.

      La justicia: Acompaña al ejercicio de la virtud moral cardinal. Consiste en la firme


voluntad de dar a Dios y al prójimo lo que les es debido. Debe ser el principio
regulador de todas las formas de convivencia en todos los órdenes de actuación
del ser humano
      El amor (La caridad): Los anteriores valores nacen y se desarrollan de la fuente
interior de la caridad. La caridad propone y trasciende a la justicia. La caridad
social y política no se agota en las relaciones entre las personas sino que se
despliega en la comunidad política en su conjunto. Amar al prójimo en el plano
social significa: mejorar su vida o eliminar los factores sociales que causan su
indigencia.

El vínculo entre los principios y los valores debe ser la caridad,  “criterio supremo y
universal de toda ética social”[11]

 Podríamos decir en otros términos, que :

Cada tema de este Cuerpo de Enseñanzas tratado por el Magisterio Pontificio y

Conciliar en su desarrollo, contienen los Principios Permanentes y  las

interpretaciones de la cuestión social, se fundan en estos valores.