Está en la página 1de 1

Palabras de Karen

Taller escuela de familias

¡Las familias son el corazón de la educación! ¿Por qué?


Porque una familia es el motor de la calidad de vida de nuestros niños y niñas, la familia
nos habla, nos lee, nos consiente desde que somos pequeños. Una familia que promueve
el aprendizaje, llena de motivos a una persona para lograr sus sueños.
La familia es clave en la vida y para la vida porque son los protagonistas en el desarrollo
de los niños. Así que queremos familias que estén ahí, presentes en cada momento,
ayudando, respaldando, impulsando.
El reto de tener una educación de primera sólo es posible con familias comprometidas
como las que están aquí hoy.
Esta tarde, en nuestro taller de escuela de familias, el arte nos convoca, el arte nos ofrece
un espacio para convivir, para interactuar, una oportunidad para explorar realidades
desde una perspectiva diferente, para recrear entornos y para reflexionar en particular
sobre lo femenino.
Esta segunda exposición la realizamos en el marco de un gran proyecto que busca unir a
las familias a través de la formación de clubes de lectura, porque es una excusa para que
a partir de los textos podamos reflexionar y generar ideas entre todos, para manejar
situaciones difíciles o para acompañar a nuestros hijos en el buen camino que queremos
para ellos.
Escuelas de familias es el proyecto más importante de la Secretaría de Educación, porque
los incluyen a ustedes los padres, porque los involucra en esta tarea tan maravillosa de
formar a nuestros niños y jóvenes.
En estos 2 meses que llevamos implementando el programa hemos logrado impactar en
total a 3462 personas, en su mayoría mujeres. En tan solo 2 meses hemos realizado 244
clubes con las familias y hemos leído a autores maravillosos como Italo Calvino, Marvel
Moreno, José Felix Fuenmayor, la colección de poesía de la Universidad Externado y
libros infantiles, que nos han ayudado a realizar un trabajo colaborativo con los padres o
acudientes, fomentando el trabajo en equipo para una educación de calidad.
Me siento feliz de tenerlos aquí presentes, trabajando todos por la educación porque la
familia es un escenario educativo excepcional. Y hay que fortalecerlo para lograr grandes
transformaciones y mejor calidad educativa.
Hoy vamos a aprender muchas cosas sobre el respeto y la tolerancia… Aprendamos y
contémoslo en la casa, a nuestros jóvenes. Las cosas buenas hay que compartirlas y
sacarles tiempo para transmitirlas a otras personas, especialmente a nuestros seres más
queridos.
¡Somos 7.000 personas en estas escuelas! Y somos suficientes para que toda
Barranquilla y toda Colombia sepa las cosas buenas que estamos construyendo en esta
capital de vida y capital en educación!

También podría gustarte