Está en la página 1de 9

Guía para la cría casera de Coccinélidos

en el marco de la Agroecología

Palabras claves: predador – recolección - cría

Desde el Proyecto Especial “Producción de Bioinsumos para la Agricultura Familiar


Sustentable”, del programa Prohuerta (INTA – Ministerio de Desarrollo Social y Salud
de la Nación), en octubre de 2.018 se comenzó con la cría de insectos predadores o
benéficos, con el objetivo de brindar herramientas para el control de plagas a los
productores agroecológicos de Valle de Uco, respondiendo a la necesidad de los
productos familiares de la zona de contar con herramientas que le permitan producir
alimentos libres de plaguicidas.

Características de los Coccinélidos

Los Coccinélidos son una familia muy diversa y conocida dentro del Orden
Coleóptera. Por sus características morfológicas, resultan ¨vistosas, simpáticas y
amigables¨, se las conoce en nuestro país como ¨Vaquitas de San Antonio¨, en países
vecinos con el nombre de ¨chinitas, mariquitas, catarinas¨. Con un tamaño que va de
1 a 10 milímetros. De forma redondeada u oval, brillantes, suelen ser de vivos
colores, lisas o con manchas negras sobre un fondo naranja, amarillo o rojo, en
forma de puntos o rayas (no es un caparazón sino gruesas alas transformadas,
llamadas élitros, que protegen las alas funcionales para el vuelo, el segundo par).
Su cabeza, antenas y patas son oscuros (negros o castaños). Las extremidades
son cortas.
Desde el punto de vista agrícola, su conocimiento es importante ya que tanto en su
estadio larval como adulto, ejercen una acción predadora significativa sobre insectos
de cuerpo blando. Según la bibliografía, llegan a consumir 800 insectos plagas a lo
largo de su ciclo. Se los puede encontrar alimentándose principalmente de pulgones
pero además suelen hacerlo de arañuelas, trips e incluso existen especies que se
alimentan del micelio de hongos parásitos.

Clasificación
Reino Animalia
Filum Arthropoda
Subfilum Hexapoda
Clase Insecta
Orden Coleoptera
Ciclo de vida de los Coccinélidos: presentan morfología completa (huevos, larva,
pupa y adulto), presentando las larvas patas verdaderas y cuatro estadíos larvales.

Imagen N° 1: Larva. Foto: Fernando Martínez,


Diario Uno.

Imagen N° 2: Huevos. Fernando Martínez, Imagen N° 3: Pupa. Fernando Martínez, Diario Uno.
Diario Uno.

Imagen N° 4: Adultos. Fernando Martínez, Diario Uno.


Especies

Imagen N° 6: Adulto Adalia bipunctata


Bipunctata

Imagen N° 5 : Adulto Harmonia


axyridis

Imagen N° 7: Adulto Hippodamia


convergens

Imagen N° 8: Adulto Eriopis connexa Imagen N° 9 : Adulto Cycloneda sanguínea

A continuación se detallan recomendaciones para la cría casera teniendo en cuenta


nuestra experiencia.

Recolección e identificación
Para iniciar la cría, primeramente debemos recolectar del campo (ambientes naturales,
agroecosistemas) ejemplares de adultos, estadíos larvales o huevos (ver fotos para
identificar), de aquellas especies que se han adaptado a las condiciones del
agroecosistema del que formamos parte. En el caso de la recolección de los adultos,
podemos fácilmente identificar la especie.

Por esto, como primera acción, debemos recorrer nuestro entorno registrando los
siguientes puntos:

- Especies presentes: Desde nuestra experiencia, las especies que encontramos


con frecuencia en los agroecosistemas y ambientes naturales, son: Harmonia
axyridis, Cycloneda sanguínea, Adalia bipunctata, Eriopis connexa, Hippodamia
convergens y Olla abdominalis. Respecto de esta última, los adultos encontrados a
campo han sido insuficientes para sostener una cría, concluyendo que es una
especie poco abundante en la zona y en los sistemas productivos preponderantes.
El resto de las especies, se encuentran con frecuencia y abundancia en los cultivos
hortícolas como así también en aromáticas, malezas anuales, perennes y
forestales (siempre que se encuentren infestados con pulgones). Respecto a la
especie Harmonia axyridis, en la bibliografía se cita como especie invasora, por lo
que no recomendamos su multiplicación artificial. Aún no disponemos de datos
experimentales para compartir, debido a esto sugerimos no se recolecte y
multiplique. Si bien nosotros multiplicamos esta especie en la cámara, es para
datos experimentales y comparativos.

- Frecuencia de las especies presentes: si alguna de las especies se encuentra en


mayor proporción que otra. También relacionar la proporción de las especies según
la época del año en que nos encontramos, ya que, en nuestra experiencia, las
condiciones ambientales determinan la presencia de una u otra especie.

- Relación predador – plaga – hospedero: en el momento de la recolección, es


muy importante comenzar a identificar esta relación, es decir, que plaga está
consumiendo el predador y cuál es la planta que hospeda a esa plaga.

Imagen N° 10 y 11: Pupas y adultos en flor de cultivo de Daucus carota. Foto:


Carla Chiandussi

- Identificar momentos del día oportunos para la recolección: las condiciones


ambientales (temperatura y humedad, principalmente) afectan la presencia de
controladores biológicos como así también de las plagas. Por ejemplo, en los
meses de verano, en nuestra zona, la recolección es recomendable realizarla en
horas tempranas, a partir de las 07.00 hasta las 10.00. Luego de esta hora, la
temperatura es muy alta como así también la radiación, dificultando la captura dado
que los insectos se protegen del sol.

Alimentación
Tanto sea para la alimentación en condiciones artificiales o naturales, la presencia de
insectos presa es necesaria (de aquí su importancia como predadores). Los que
comúnmente encontramos relacionados a la Familia Coccinellidae, son los ¨pulgones¨
(Familia Aphidae). Desde nuestra experiencia en la recolección de alimento para la
cría, especies vegetales de la familia Asteráceas (o Compuestas), como por ejemplo,
el ¨matico¨ Artemisia douglasiana, el ¨ajenjo¨ Artemisia absinthium, ¨lechuga¨
Lactuca sativa, ¨caléndula¨ Calendula officinalis, ¨achicoria silvestre¨ Sichorum
intybus, ¨cerraja¨ Sonchus olerácea, ¨cosmo¨ Cosmo bipinnatus, presentan
infestación de pulgones y coccinélidos asociados (en todos sus estadíos) a lo largo del
año, lo que implica, que en cualquier sistema agroecológico debemos contar con esta
familia en el diseño garantizando así la presencia de presas. También podemos citar,
especies de las familias Fabácea (poroto, haba, arveja) y Poácea (maíz, trigo, centeno,
avena). No recomendamos la alimentación con pulgones de las familias Brassicaceae
y Salicáceae, al no ser consumidos por los coccinélidos como tampoco contamos
hasta el momento con una dieta artificial recomendable para la cría. Hemos evaluados
algunas dietas artificiales en base a miel, hígado de vaca, levadura y vitamina E con
relativo éxito ya que sirvieron para mantener con vida los adultos pero no logramos
alimentar las larvas ni que los adultos realizaran posturas con dichos preparados.

Imagen N° 11: Cycloneda sanguínea Imagen N° 12: Pupas y adultos de Harmonia axyridis
alimentándose de pulgones en Cosmo alimentándose de pulgón en Vicia fabae (¨Haba¨).
bipinnatus. Foto: Carla Chiandussi Foto: Carla Chiandussi

Imagen N° 14: Pulgones y huevos de


coccinélidos en Lactucca sativa. Foto:
Carla Chiandussi
Imagen N° 13: Pulgones en Zea mais.
Foto: Carla Chiandussi

Como observación durante el tiempo de recolección, podemos mencionar que las


colectas son más abundantes y eficientes con temperaturas moderadas (a partir de los
15°C y hasta 28°C, como recomendación). Esto implica que en la estación estival, se
sugiere recolectar organismos durante los horas primeras de la mañana; viceversa en
invierno, donde se observa mayor actividad en las horas cercanas al medio día.

Cría y multiplicación artificial


A continuación se describe un método de multiplicación casera artificial, adaptado a
condiciones fácilmente realizables en el hogar, escuelas, etc.
Los materiales necesarios son:

- Contenedores: tuppers, frascos (de vidrio o plástico) o similar. En nuestra


experiencia hemos tenido mejores resultados con tuppers rectangulares, más
largos que anchos, siendo más fácil la manipulación y limpieza. Con los frascos (de
3 litros) hemos tenido el inconveniente de que al ser más altos que anchos, la
humedad se conserva más favoreciendo la pudrición de las plantas puestas dentro,
afectando la cría.

Imagen N° 15: Contenedores. Foto: Carla Chiandussi

- Tapa de los contenedores: no se utiliza la tapa correspondiente al tupper original,


se necesita intercambio gaseoso entre los contenedores y el medio. Por esto
(como se ve en la imagen) utilizamos las tapas cortadas (solo dejando el borde) y
les colocamos voile (tela con una tejido fino que permite el intercambio gaseoso sin
que se escapen los insectos). Hemos experimentado con papel film, pero el
intercambio no era el óptimo.

- Rociador: para agua. La misma se coloca para mantener la humedad y agua de


bebida para los insectos.
- Materiales de librería: pinceles (para manipulación de los insectos), etiquetas
(identificación), lápiz, lapicera, tijera.

- Papel Film: se utiliza como material de oviposición de los adultos. Si bien pueden
oviponer en restos vegetales, algunas especies utilizan este material para adherir
los huevos.

Procedimiento de cría

Para proceder con éxito en la cría artificial, debemos llevar adelante una rutina en
cuanto a la alimentación, limpieza y manipulación. A continuación se detallan:

- Condiciones ambientales (humedad, temperatura y luz): se recomienda que el


contenedor sea ubicado en un sector de la casa donde la temperatura supere los
20 °C garantizando la mayor cantidad de horas de luz posibles (sobre todo en los
meses de invierno).
Respecto de la humedad, rociar los contenedores día por medio con humedades
promedio. En días de bajo porcentaje de humedad, rociar a diario.

- Separación de estadíos: Cada estadío del ciclo de vida debe ubicarse por
separado. Es decir que cuando se atienden los adultos, cosechamos la oviposición
y la depositamos en otro contenedor. Dependiendo el número de huevos elegimos
el tamaño del contenedor, ya que en el mismo continuará el ciclo hasta la
transformación en adulto.
Dependiendo nuestra intención, podemos separar la oviposición por especie o
mantenerlos juntos. Sí debemos respetar que cada contenedor contenga el mismo
estadío, sea adulto, huevo, larva o pupa. En el caso de los estadíos larvales, es
importante no mezclar larvas muy pequeñas con grandes, ya que las mismas son
caníbales.

- Limpieza, alimentación y acondicionamiento: en nuestro caso, alimentamos los


coccinélidos día por medio. Se retiran los restos vegetales en estado de pudrición,
coccinélidos muertos, se proporciona el alimento y luego se aplica, con rociador
agua en forma de lluvia.

Imágen N°16: Estadios larvales. Cría en contenedores. Foto: Carla Chiandussi

Comportamiento e índices
Con el objetivo de cuantificar la producción de coccinélidos en cámara de cría artificial,
se eligieron las siguientes variables:

- Número de huevos/especie
- Número de adultos obtenidos /especie

A su vez, estas variables las relacionamos con la alimentación, ya que, en función de


lo observado diariamente, vemos que las posturas varían en función de las especies
de pulgones aportados para la alimentación y la relación de este con el hospedero.

En referencia al comportamiento según especie, observamos que:

- Eriopis connexa, Hippodamia convergens y Harmonia axyridis presentan mayor


movilidad (velocidad) dificultando las tareas de alimentación, colecta de huevos y
limpieza.
- Adalia Bipunctata prefiere zonas con poca iluminación, escondiéndose entre las hojas.
Por esto, se ubica en las zonas de abajo de las estanterías.
- Harmonia axyridis ovipone en partes de plantas como ser hojas, tallos o flores.
- Las especies criadas disminuyen considerablemente la oviposición cuando son
alimentadas con el ¨pulgón de las crucíferas¨ Brevicoryne brassicae y ¨pulgón
blanco del álamo¨ Chaitophorus leucomelas. En contraposición, al aumento de la
oviposición con el pulgón de las Asteráceas.

Foto N°3: Postura de Harmonia axyridis sobre acículas de pino.

Compartimos algunos datos, pero los mismos están siendo tomados y analizados
actualmente:

- Las posturas son depositadas en conjunto de 20 ± 10 huevos en promedio.


- Las especies más productivas en lo que refiere al número de huevos/postura
son las especies: Harmonia axyridis e Hippodamia convergen.
- Las especies con mayor número de posturas (grupos de huevos) son Adalia
bipunctata y Cycloneda sanguínea. Para Adalia binpunctata se registraron 42
grupos de posturas con 47 adultos totales. Cada grupo contiene 16 huevos,
alcanza a un número de 672 huevos en dos días. En el caso de la Cycloneda
sanguínea se registraron 324 huevos en 10 adultos.

Consideraciones finales
La experiencia como los datos compartidos están en desarrollo y evolución continua.
Como parte de este trabajo, a través de talleres, hacemos extensivo nuestras
observaciones, evaluaciones y conclusiones a todos aquellos interesados en la
temática. Reforzando los principios agroecológicos y la identificación de estos y otros
organismos benéficos.

Autoras:

Chiandussi, María Carla, INTA,


Chiandussi.maria@inta.gob.ar

Panonto, Silvina Fernanda, INTA,


panonto.silvina@inta.gob.ar

También podría gustarte