Está en la página 1de 22

Derecho comparado

DOCENTE: DR.JUAN H. QUIROZ ROSAS


LA VICTIMA
Desde el punto de vista del objeto Criminológico, el estudio de la víctima de un delito,
de su personalidad, sus características biológicas, psicológicas, morales, sociales y
culturales, sus relaciones con el delincuente y el papel que ha desempeñado en la
génesis del delito.

LA VICTIMA Y PROCESO PENAL


Frente a los planteamientos de Reemtsma, y empleando su lenguaje, se puede
entender que la víctima tiene derecho a ser "compensada"; es decir, recibir una
respuesta simbólica de restablecimiento de su autoestima, su dignidad, lo que,
incluso, favorece el interés público de que se responda frente al delito.
La cuestión es, si esta compensación sólo se satisface con la imposición efectiva del
castigo o basta la declaración de la pena a través de una sentencia.
A lo largo de la historia, cuando se ha cometido un delito tanto el Derecho Penal, la
Criminología, como la propia Política Criminal, han centrado su punto de mira en la figura
del delincuente, sus derechos y garantías y en la prevención y control del crimen a través
de la imposición de sanciones o penas al acusado. Sin embargo, la víctima ha quedado
olvidada, y con ella sus derechos y garantías así como las medidas de protección que, en
vano, ha estado reclamando al Estado y a la propia sociedad.

Gracias al nacimiento de una nueva ciencia, estos problemas han ido superándose
llegando a conseguir que las plegarias de las innumerables víctimas de todo tipo de
delitos, pero especialmente los penales, sean escuchadas. Esta ciencia es la llamada
Victimología.
VICTIMOLOGÍA
Podemos decir, que la Victimología estudia el vínculo entre el sujeto activo y pasivo de
un delito, con la finalidad de determinar en que medida la conducta de la víctima ha
motivado la realización del hecho punible. Esto, ha dado lugar a que el juzgador
determine la responsabilidad del sujeto pasivo, donde se aprecie únicamente la
responsabilidad del sujeto pasivo en el evento.
La Victimología nace de la necesidad de estudiar a modo específico a la victima
constituyendo una disciplina autónoma diferenciada de la criminología.
Hans Von Henting, crítico de la Criminología orientada al transgresor, propuso un
enfoque dinámico e interaccionista cuestionaba concepción víctima como actor pasivo,
se centró en características de la víctima que precipitan la victimación y la relación
transgresor-víctima.
TIPOS DE VICTIMIZACIÓN
Victimización Primaria.- Es una experiencia individual, directa de la víctima en el delito,
esta experiencia supondrá diversas consecuencias en la víctima, de índole física,
psíquica, económica, social, etc.
Victimización Secundaria.- No es la relación víctima agresor, sino la relación de la
víctima con el sistema jurídico penal.-Eso supone una segunda experiencia, puede ser
más cruel que la victimización primaria, porque el contacto de la víctima con la
administración de justicia, despierta sentimientos de índole variada. En muchas
ocasiones las víctimas tienen el sentimiento de convertirse en acusada.
Victimización Terciaria.- Es una victimización del delincuente, en ocasiones el
delincuente puede convertirse en una víctima institucional, en determinadas situaciones
se le puede considerar víctima de unas estructuras injustas, circunstancias que le
llevarán a la comisión del delito. Esta marginación social es debida al interés de
determinados grupos dominantes, con ello quieren seguir con esa posición de privilegio.
Es con estos delincuentes con los que el estado utilizará toda su fuerza.
LA VICTIMA Y EL SISTEMA LEGAL.-Todos los servicios de justicia deben estar
caracterizados por su independencia, imparcialidad, celeridad, transparencia, así
como por su sustento en principios éticos y comprometidos con la defensa de la
Constitución Política y los derechos humanos, con igualdad y plenitud de acceso a
todos los ciudadanos.
En el Perú, el acceso a la justicia se manifiesta como un desafío pendiente. El
funcionamiento adecuado del servicio de justicia constituye un presupuesto esencial
para la convivencia social pacífica.
En ese sentido, cabe señalar cuán importante es que el sistema de justicia resuelva
conflictos entre las personas y entre éstas y el Estado; combata los actos de
corrupción y el comportamiento delictivo; garantice la supremacía de la Constitución
Política y los Tratados Internacionales ratificados por nuestro país, y garantice el
respeto de los derechos de todas las personas.
CONTROL SOCIAL
La esencia funcional originaria y actual del Control Social se identifica con la
obtención de la imprescindible cohesión social producto de la garantía aportada por
una armonía u orden social que facilite las diversas interrelaciones del entramado
existencial humano; lo cual significa que la sociedad debe pertrecharse de un
conjunto de normas que garanticen esa estabilidad.
Es así que el orden social puede definirse como el funcionamiento estable y efectivo
del conglomerado humano, sobre la base de relaciones interpersonales respetuosas,
cumplimiento de roles definidos y esperados y el acatamiento en general de las
normas de convivencia establecidas para una época y contexto espacial.
De lo anterior se deduce el contenido histórico concreto de la categoría orden social,
por cuanto cada sociedad estructura de manera particular los criterios normativos
de su convivencia.
La garantía de conservación del orden social como objetivo general del Control
Social se logra plasmar mediante dos vías alternativas, una variante primaria
consistente en la correcta socialización y, por ende, la internalización efectiva de
comportamientos adecuados y una variante secundaria actuante en defecto de
la primera vía, dedicada al establecimiento de los límites conductuales de los
ciudadanos y de la consecuente reacción formal declarada ante la violación de
esos límites. En este último caso se hace referencia al Derecho y principalmente
al Derecho Penal, considerándolo como parte de un subsistema.
LA TEORIA DEL CONTROL SOCIAL Y SUS IMPLICACIONES
Numerosas teorías criminológicas se han centrado en tratar de dar respuesta a por
qué los individuos delinquen, realizan acciones antisociales y exteriorizan
comportamientos delictivos. Para la teoría criminológica clásica, la respuesta se
encuentra en el miedo al castigo. Por el contrario, los teóricos del control, acudiendo
a un análisis sociológico, estiman que no es el miedo al castigo el factor fundamental
en el momento de explicar el comportamiento del infractor ante una conducta
prohibida, sino otros muchos vínculos de aquél con el orden social.
El individuo evita el delito –aseguran- porque es el primero en estar interesado en
mantener un comportamiento conforme a las pautas y expectativas de la sociedad;
porque tiene una razón actual, efectiva y lógica para obedecer las leyes de ésta: la
comisión del delito le depararía más inconvenientes que ventajas.
• Tendencias fundamentales de las Teorías del Control Social.
• El razonamiento sustentador de tales posiciones parte de la supuesta obviedad benéfica que en el
plano material proporciona el actuar delictivo, pues asegura el acceso a las metas perseguidas de
una forma expedita; lo que permite a los teóricos del control afirmar que, por decantación lógica, el
comportamiento más racional sería la comisión de crímenes para obtener los beneficios deseados.
• Así pues, el centro del interés de las Teorías del Control Social radica en explicar los motivos que
dominan el comportamiento respetuoso de la Ley, responder al cuestionamiento de ¿por qué? no
todas las personas cometen delitos. A tales efectos desarrollan diversas posiciones doctrinales,
cuyas principales manifestaciones se pueden resumir de la siguiente manera:
• La Teoría del arraigo social.
• La Teoría de la conformidad diferencial.
• La Teoría de la contención.
• La Teoría del control interior.
• La Teoría de la anticipación diferencial, etc.
• La Teoría del arraigo social.- Conocida también como la teoría de los vínculos sociales fue desarrollada
por HIRSCHI partiendo del criterio de que el control necesario para que el individuo no actúe
delincuencialmente, radica en los nexos que el mismo establece con la sociedad, lazos cuya ruptura
significarían una sensible pérdida para la persona. Cuando se carece de esos vínculos o los mismos se
debilitan desaparece el arraigo social que funciona como muro detentivo del actuar criminal.
La necesidad de auto percibirse y ser reconocido como integrante pleno y respetado de los diversos
grupos sociales de pertenencia actúa como elemento conductual controlador, según esta posición teórica.

• La Teoría de la conformidad diferencial.- esta teoría tiene dos aspectos o premisas fundamentales:
1) la posibilidad de afectación del individuo por estímulos pasajeros y
2)el diferenciado grado de compromiso de la persona con los valores socialmente aceptados.
El resultado de la interacción de ambas variables siempre resultará diferente en dos seres humanos
sometidos a condiciones estimulantes análogas, partiendo de que esos individuos poseen grados no
equivalentes de conformidad con los valores sociales. "Lo que significaría que, en situaciones
equiparables, una persona con elevado grado de compromiso o conformidad hacia los valores
convencionales es menos probable que se involucre en comportamientos delictivos que otro individuo con
inferior nivel de conformismo".
• La Teoría de la contención.- La peculiaridad doctrinal del segmento de los
teóricos del control que nos ocupa, radica en la valorización de los elementos de
índole individual en el contexto de un enfoque de tendencia sociológica.
RECKLESS, reconocido como el autor principal de esta variante centra la atención
en el rol determinante que juegan las cualidades personales, las que en algunos
casos funcionan como factores inmunizantes dentro de un microambiente
netamente delictivo; constituyendo los llamados mecanismos de contención.
Dichos mecanismos pueden poseer índole interna o externa; en el caso de los
primeros se refiere a los mecanismos subjetivos propios de la personalidad, tales
como: buen concepto, proyectos vitales bien definidos, adecuada tolerancia a la
frustración, etc. En lo que respecta a los mecanismos de contención externos se
citan los relacionados con el control normativo social, ejemplo: códigos morales
sólidos, roles sociales bien estructurados, disciplina social supervisada y efectiva.
• La Teoría del control interior.
• A los efectos de la teoría del control interior, el accionar delictivo aparece por la inconsistencia
controladora de los grupos primarios que no han conseguido, que sus miembros, internalicen las
reglas y roles necesarios; lo cual significa que el control social no ha derivado convenientemente en
control personal interno; entendido este último como la trascendencia funcional efectiva a la esfera
volitiva, de los valores y normas socialmente prevalentes. Para REISS, sustentador de esta tesis, la
criminalidad aparece como derivación de la disfuncionalidad de controles sociales ineficientes y la
consecuente debilidad del control personal o interior.
• La teoría de la anticipación diferencial.
• Los razonamientos propios del enfoque de la anticipación diferencial presupone un trabajo
intelectivo detallado del individuo, en el que pondera los costes y beneficios que podría reportarle el
delito. Esta teoría "se formula por D. GLASER, quién trata de conciliar con ella la teoría del control
social y los conceptos básicos de la asociación diferencial. Su postulado es muy simple: la decisión de
cometer o no delito se halla determinada por las consecuencias que el autor anticipa". El núcleo duro
del análisis descansa en la inclinación ventajosa o desventajosa de las expectativas, grado de
beneficio que se relativiza a partir de la profundidad del contacto de cada persona con los modelos
criminales.
EL PARADIGMA DEL CONTROL SOCIAL
Sin perseguir reconocimiento como modelo explicativo de la criminalidad, surge en EE.UU. Un nuevo
paradigma criminológico conocido indistintamente como; Teoría de la Reacción Social: tiene dos
modelos:
Modelo del etiquetamiento o Paradigma del Control:- Con un claro sustrato interaccionista, este
novedoso enfoque superó con creces la valoración lineal y simplista que caracterizaba a la Criminología
Positivista Clásica. La determinación causal del delito se configura como un proceso problemático y
relativo, pues afirmaban que tal fenómeno se construye socialmente a partir de procesos de definición
y selección. A raíz de esta teoría la interdependencia entre los fenómenos de la desviación social y de la
reacción social sufre un vuelco perspectivo de interpretación que invierte la relación de determinación de
la delincuencia aceptada hasta ese momento.
Modelo etiológico de explicación del delito.- presumía que la existencia de la desviación generaba la
reacción controladora de la misma contradiciendo a la teoría del etiquetamiento que asegura que por el
contrario, el control social crea la criminalidad; se produce así una correlación configurativa en la que la
reacción social se interpreta como factor preexistente y constituyente de la desviación.
• "El control social –sus agentes y mecanismos—no se limitan a detectar la
criminalidad y a identificar al infractor, sino que crean o configuran la
criminalidad: realizan una función constitutiva".
• Así pues el interés del Paradigma del Control se centró en los procesos de
criminalización interpretados como creadores de la criminalidad,
reconociendo dentro de ellos dos variantes fundamentales: el estadío de
definición legislativa, de creación de la Ley Penal conocido como proceso de
criminalización primaria y los mecanismos de selección actuantes en el
período de aplicación de la norma que derivan en la asignación a
determinada persona de la etiqueta de criminal, estadío identificado
comúnmente como proceso de criminalización secundaria.
CONTROL SOCIAL FORMAL E INFORMAL
• Control Social Formal:.- El control social formal es implementado por agentes
autorizados que incluyen oficiales de policía, empleadores, oficiales militares y otros.
Se lleva a cabo como una última opción en algunos lugares cuando el comportamiento
deseado no es posible a través del control social informal. Las situaciones y la
severidad donde se practica el control formal varían según los países.
• Esto se practica a través de la ley como estatutos, reglas y regulaciones contra el
comportamiento social desviado. Por ejemplo, ciertas leyes como la prohibición del
asesinato pueden dirigirse a todos los miembros de una sociedad Se establecen leyes
corporativas para gobernar el comportamiento de las instituciones sociales.
• El control formal es conducido por el gobierno y las organizaciones a través de
mecanismos de aplicación de la ley. También se puede llevar a cabo a través de
algunas sanciones formales, incluidas multas y encarcelamiento. Los procesos de
control formal en sociedades democráticas se determinan y diseñan a través de la
legislación por representantes elegidos.
• Control Social informal :
• Lo ejerce una sociedad sin establecer ninguna regla o ley. Se expresa a través de
normas y costumbres. El control social es realizado por agentes informales solos en
una capacidad extraoficial. Las sociedades tradicionales en su mayoría integran la
cultura informal de control social para establecer el orden social.
• La vergüenza, el sarcasmo, la crítica, el ridículo y la desaprobación son algunas de las
sanciones informales. La discriminación social y la exclusión se incluyen en el control
informal en casos extremos desviados. La autoidentidad, la autoestima y la
autoestima se ven afectadas por el control informal a través de la pérdida de la
aprobación del grupo o la membresía. La gravedad y naturaleza de los mecanismos
informales de control difieren de individuos, grupos y sociedades variados.
• Es efectivo en entornos de grupos pequeños, incluidos amigos, familia, vecindario,
grupo de trabajo y otros
CONTROL SOCIAL PENAL
En realidad, las relaciones entre los miembros de la sociedad no siempre son pacíficas
y por el contrario, muchas veces es violenta, que no pueden ser controlados por
medios de control naturales o formales, siendo necesario la intervención de un
control jurídico violento como es el Derecho Penal.
Efectivamente, el derecho Penal que no es otra cosa que un medio de control social
que emplea la violencia, violencia que está sometida al Derecho y a la Constitución.
Debemos entender como control social al conjunto de medios sociales o con
repercusiones sociales que sirven para ordenar y regular el comportamiento humano
externo en muy diversos aspectos.
El control social, no sólo establece los límites de la libertad sino que es un
instrumento que tiene como fin socializar a sus miembros. su comportamiento
selectivo y discriminador, su función creadora de la criminalidad y la secuela dañosa y
estigmatizante que se deriva de la acción del Sistema Penal.
¡Gracias!

También podría gustarte