Está en la página 1de 1

Resumen Lectura #21, La estructura del carácter rígido. Lowen.

Caracterología 2
- Tendencia a mantenerse erguidos y tiesos: Con orgullo (es la defensa de este carácter junto con la rigidez inflexible). Con
el orgullo se defiende contra las tendencias masoquistas internas (miedo a ser sometido).

- Conflicto básico de la personalidad rígida: Énfasis en la realidad es empleado como defensa contra la búsqueda y entrega
al placer.

- Cuerpo y energía: Cuerpo armonioso, proporcionado de apariencia integrada y conectado con el mundo; ojos brillantes,
piel de buen color, movimientos y gestos animados (todo esto es reducido cuando hay más rigidez). Cabeza levantada,
espina recta, que dan la apariencia de estar tieso. Posición genital fuerte, de modo que está anclado en cabeza y genitales.
Debido a que los puntos de contacto con el mundo están bien cargados de energía, puede tantear la realidad antes de
entrar en acción. Sentimientos circulan en el interior, pero son limitados en la expresión. La rigidez en el cuerpo también
está dada por la tensión en músculos largos. Energéticamente y emocionalmente, cuando siente peligro del medio
ambiente se retira al interior y se vuelve inexpresivo. A mayor rigidez, mayor y más profunda retirada al interior, menor
vitalidad, menor energía.

- Etiología y orígenes: La persona rígida no experimentó previamente los traumas que crearon las posiciones defensivas
más graves. Trauma del rígido: una experiencia de frustración en la búsqueda de satisfacciones eróticas, especialmente
a nivel genital (le prohibieron masturbarse, tiene que ver con el progenitor del sexo opuesto). La frustración vivida fue a
causa de un rechazo de sus deseos amorosos, eróticos y sexuales y que el niño vive como una traición a su amor (amor
para el niño es erotismo, sexualidad, ternura, afecto). La mente del niño que ya tiene más mecanismos de defensa que los
otros caracteres (posee ya un fuerte desarrollo del ego), no abandonará ya las ideas de rechazo, frustración, traición. En
adelante, procede sí, desde el corazón, pero se controlará y dominará.

- Rasgos de carácter: Actitud de orgullo, inflexible, rígido. Miedo a ceder pues esto es someterse y rendirse. Miedo a ser
utilizado y atrapado. Para eso también frenará sus impulsos de lograr sus deseos. Tiene buen contacto con la realidad,
pero ello es usado para defenderse contra la búsqueda y la entrega al placer. Es cauteloso al actuar. Es limitado en la
expresión de sentimientos. En tanto tenga una rigidez más profunda, la vitalidad y la expresión de sentimientos será
menor. En general, es vivaz, animado, gestos y movimientos chispeantes, pero cuando hay situaciones difíciles, pierde
estos rasgos positivos. Sus aspiraciones son mundanas, ambiciosos, competitivos y agresivos. Pueden ser duros y
considerar la pasividad como vulnerabilidad. Son obstinados debido en mucho al orgullo; no son rencorosos. Son muy
controlados en sus expresiones y movimientos. Aquilatan su libertad. Sexualidad está separada de corazón. Teme expresar
su amor por el miedo a ser rechazado, por la creencia de que lo que siente es repulsivo. Para lograr sus fines, opera
indirectamente, por lo que se acerca a los demás, muy indirectamente o guardando sus sentimientos más profundos. Es
la personalidad más orgullosa y tiene relación directa con el amor, pues al demostrar sus afectos, fue herido en su ego
infantil. Temerá manifestar su amor y su pasión. Cuando es rechazado en sus afectos, se vuelve más orgulloso, para
compensar el dolor.

- Personalidades rígidas (el carácter rígido designa, en bioenergética, un factor común en personalidades de índole
distinta): Fálico narcisista (orgullo se centra en la potencia erectiva), Histerismo (emplea el sexo como defensa contra la
sexualidad), Compulsivo (rigidez muy fuerte),

- Yo: fuerte posición del ego para controlar impulsos y deseos que producen la rigidez.

- Creencias: “Si cede, me vencerán y seré sometido”. “Tengo que controlar y dominar mis sentimientos”. “Mis deseos de
amor y sexualidad son malos, repulsivos”. “Amor y sexualidad, erotismo y placer, no pueden existir juntos”.

- Estado ideal o trabajo del rígido: Rendir el control que el ego autoimpone y dar rienda suelta al corazón. Tomar
seguridad y confianza para expresar su amor, sus deseos, su necesidad de intimidad física, placer erótico y sus
sentimientos de amor, ternura, afecto. Aceptar sus deseos, enfrentar el rechazo a su amor, sus deseos sexuales, su
erotismo; sostener la frustración, trabajar la creencia infantil de traición de mamá o papá.