Está en la página 1de 13

5- EL CHEQUE

NOCIONES GENERALES

Todos los sujetos de la actividad eco- nómica mercantil que emplean el cheque en sus negocios tienen una
idea aproximada de lo que es este documento, como asimismo las personas que ocasionalmente lo emplean
para satisfacer una necesidad de la vida cotidiana, como por ejemplo el pago del suministro de electricidad
domiciliaria.

En el cheque existen, fundamentalmente, dos relaciones jurídicas:

1- Una entre el girador del documento y el banco girado

La relación entre el girador y el banco es una cuenta corriente bancaria, en virtud de la cual el banco girado
se obliga a cumplir las órdenes de pago que emite el titular de la misma o comitente, hasta la concurrencia
de los fondos depositados en ella o hasta el monto del crédito convenido.
La cuenta corriente bancaria puede ser

- de depósito
- de crédito.

2- Otra entre el girador y el beneficiario del documento.

El girador del cheque se encuentra asimismo vinculado con la persona en cuyo favor extendió el documento,
esto es, el beneficiario del mismo. Este vínculo puede tener su ori- gen en una relación jurídica subyacente
de la cual emana la obligación de pagar una suma determinada de dinero, como por ejemplo una
compraventa, en la cual el comprador tiene que pagar el precio y en vez de cumplir esta obligación
entregando dinero efectivo, gira un cheque en favor del vendedor

Si el banco cumple la relación que lo une con su cliente

- relación intrínseca: pagando el cheque al beneficiario, se extingue no sólo esa obligación, sino
también
- relación subyacente o extrínseca: la relación que une al girador con el beneficiario del documento

La extinción de las obligaciones intrínseca y extrínseca se produce:

Artículo 11 inciso 3º de la Ley de Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques

Esta obligación coetánea adquiere las características:

- Necesariedad
- Literalidad
- Autonomía
(Son comunes a los títulos de crédito).
ORIGEN Y EVOLUCION DEL CHEQUE

La Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional CNUDMI, más conocida con
la sigla de su denominación en idioma inglés UNCITRAL, aprobó el 8 de agosto de 1982 un Proyecto de
Convenio sobre Cheques Internacionales, para pagos internacionales, con la aspiración de ser adoptado por
los Estados como derecho uniforme universal sobre la materia.

FUNCIONES ECONOMICAS DEL CHEQUE

El cheque se utiliza, ante todo, como sustituto del dinero o instrumento de pago.
por ejemplo, A deudor de B le entrega un cheque girado a su orden contra el Banco X, el beneficiario del
cheque puede endosarlo a C, de quien es a su vez deudor, y C puede entregarlo a su acreedor D y así
sucesivamente puede transferirse cuantas veces se desee, hasta que su último portador lo cobre ante el banco
girado.

El cheque es un instrumento de pago por compensación.

- compensación interna: Ello ocurre cuando se deposita en el mismo banco contra el cual ha sido
girado, implica que el beneficiario recibe el cheque de un tercero y lo deposita en su cuenta en el
mismo banco contra el cual está girado.
- compensación externa: o en un banco distinto, se presenta porque, en la mayoría de los casos, el
beneficiario del cheque lo deposita en una cuenta corriente en otro banco distinto de aquel contra el
cual se emitió

Sabemos que la compensación tiene lugar


Cuando dos personas son acreedoras y deudoras recíprocas de una suma de dinero y las deudas se extinguen
hasta la concurrencia de la menor.

UTILIDAD DEL CHEQUE

El cheque resulta útil para el cuentacorrentista en la medida en que es un sustituto del dinero. Mediante el
cheque el girador dispone de dinero sin asumir los riesgos que la tenencia del efectivo le puede ocasionar.

Definición legal de cheque.


El artículo 10 de la Ley de Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques señala: “El cheque es una orden escrita
y girada contra un banco para que éste pague a su presentación, el todo o parte de los fondos que el
librador pueda disponer en cuenta corriente…”.

Critica
Relación intrínseca entre el girador y el banco librado, dejando traslucir que si alguno de los supuestos de esta
relación no concurre, el cheque deja de ser tal, lo que no es efectivo.
El mérito de la definición legal es el de destacar que el cheque es un documento pagadero a la vista o a su
presentación al banco y cualquiera mención contraria se tendrá por no escrita.

DEFINICION DOCTRINARIA DE CHEQUE

Documento formal que contiene una orden incondicionada del girador al banco de pagar, a su presentación,
una suma determinada de dinero, quedando obligado a pagarla al portador legítimo en todos aquellos casos
en que el banco no la cumpla.

LEGISLACION APLICABLE AL CHEQUE

El cheque está regulado por el Decreto con Fuerza de Ley Nº 707, publicado en el Diario Oficial de 7 de
octubre de 1982, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la Ley de Cuentas Corrientes
Bancarias y Cheques.
EL GIRO DEL CHEQUE

Menciones del cheque.

Al igual que los otros títulos de crédito, el cheque debe emitirse cumpliendo ciertas enunciaciones o
menciones indicadas por la ley.

De conformidad con lo previsto en el artículo 13 de la Ley de Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques,


las menciones son las siguientes:

1- Nombre del librado: Se trata de una enunciación esencial que, en nuestro medio, pone en
evidencia que el cheque sólo puede emitirse en contra de un banco. En la práctica esta indicación
viene impresa en grandes caracteres en el formulario que se emplea para girar el cheque.

2- El lugar y la fecha de expedición: El lugar del giro es una enunciación de la naturaleza del
cheque, porque si no se indica, la ley presume que se ha extendido en la plaza donde funciona el
banco librado (art. 13, inciso 5º).

Puede advertirse que el lugar del giro tiene importancia para determinar el plazo de caducidad del cheque.

PLAZO

El portador debe presentarlo al cobro dentro del plazo de sesenta días, contados desde su fecha, si el banco
librado estuviere en la misma plaza de su emisión, y dentro de noventa días, si estuviere en otra.

- Cheques girados desde el extranjero: 3 MESES El plazo de días es de días corridos. Con todo, el
girador puede revalidar un cheque caducado expresándolo así con su firma en el documento.
La fecha del giro nunca puede faltar.
Ella es fundamental para establecer la capacidad del girador, quien puede ver- se afectado por
alguna situación que lo prive de la libre administración de sus bienes, por ejemplo, en el caso de ser
declarado en quiebra. Además, la fecha de expedición del cheque es el punto de partida para contar
el plazo de la presentación al cobro del documento (60 ó 90 días o tres meses)

3- La cantidad girada, en letras y números: Es el objeto o contenido del título y siempre debe
referirse a una suma fija de dinero, que puede ser moneda nacional o extranjera, según el tipo de
cuenta corriente bancaria contra la cual se expida.

4- La firma del librador: La firma traduce la intención del girador de emitir la orden y obligarse a su
pago. La firma del girador es un requisito esencial e insustituible en el cheque. Confirma lo
aseverado la norma contemplada en el artículo 16 Nº 1º, de la Ley de Cuentas Corrientes
Bancarias y Cheques, según la cual, en caso de falsificación de un cheque, el banco librado es
responsable si la firma del librador es visiblemente disconforme con la dejada en poder del librado
para cotejo.

Otras enunciaciones en el cheque:

El cheque no tolera la inserción de otras cláusulas. En efecto, el artículo 13 inciso 3º de la Ley de Cuentas
Corrientes Bancarias y Cheques expresa textualmente: “Cualesquiera otras circunstancias o cláusulas que
se agregaren al cheque, se tendrán por no escritas”.
DIVERSAS CLASES DE CHEQUE

Atendiendo a la persona que aparezca como beneficiario de ellos:

1- cheque expedido a favor del mismo girador;


2- cheque girado a favor del mismo banco, y
3- cheque girado a favor de terceras personas.

Atendiendo a la finalidad que persigue el girador cuando libra el cheque en favor de terceras personas:

1- cheque pago de obligaciones: Esta clase de cheque es la que se emplea frecuentemente en la


práctica. Se le reconoce porque no lleva las expresiones para mí. La ley de cheques seña- la al
respecto: “Si se omitieren las palabras ‘para mí’, se entenderá girado en pago de obligaciones
o estipulaciones equivalentes” (art. 13 inciso 3º).
El cheque pago de obligaciones se rige por las reglas generales de la letra de cambio, salvo en lo
previsto expresamente en la Ley de Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques (art. 11 inc. 3º).

2- cheque mandato o comisión de cobranza: Este tipo de cheque, como su nombre lo indica,
comporta un mandato por el cual el girador encarga al beneficiario que lo presente al cobro en el
banco.
Se presume que el tenedor de un cheque comisión de cobranza ha entregado la cantidad cobrada al
girador si éste no deduce su acción judicial dentro de los 15 días siguientes al pago del cheque por
el banco.
Transcurrido ese plazo, se extingue la obligación del comisionista de rendir cuenta y se presume
que la comisión fue cumplida en buena forma.
Se rige por las normas especiales que a su respecto contempla la Ley de Cuentas Corrientes
Bancarias y Cheques, en los artículos 11, inciso final, 12 y 36. Se sujeta además a las reglas
generales del mandato y en especial a las de la diputación para recibir.
Ejemplo, para el pago de remuneraciones
(El cheque mandato tiene cada vez menos aplicación en la práctica).

Atendiendo la posibilidad de cobrarlo mediante depósito en bancos o por caja:

1- cheque cruzado: Se denomina así porque en el anverso del documento se le trazan dos líneas
paralelas que lo cruzan transversalmente.
El cruzamiento del cheque le da seguridad al documento en su circulación por cuanto no puede ser cobrado
en ventanilla, sino por medio de un banco.

a- General: si no lleva entre las líneas paralelas la designación de algún banco


b- especial: si entre las líneas paralelas lleva el nombre de un banco determinado.

2- cheque no cruzado: Atendiendo a la circunstancia que indique o no el banco ante el cual se puede
cobrar. El cruzamiento del cheque obedece a razones de seguridad.

Considerando la forma en que se emite para su circulación

1- nominativo
2- a la orden
3- al portador.
OTRAS CLASES DE CHEQUE

- moneda nacional:
- moneda extranjera: Corresponden a las cuentas corrientes bancarias en moneda extranjera
autorizadas a partir de la Ley Nº 13.305.

+ Plazo de caducidad de un cheque en moneda extranjera:


Es más extenso, porque puede presentarse al cobro dentro del término de doce meses contados desde su
fecha de giro.
 el cheque viajero: que es un documento endosable e individualizado como tal en el cual
un banco promete pagar, a su presentación, determinada suma de dinero a la persona que
acredite ser su portador legítimo.

Cheque en garantía y cheque a fecha


Ninguno de ellos está expresamente consagrado en la Ley de Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques. Se
trata de “creaciones” de la práctica, que en algunos casos han sido reconocidas por la jurisprudencia de
nuestros tribunales y por la doctrina de los autores.

1- El cheque en garantía
Puede definirse señalando que es aquel que se entrega para caucionar una obligación principal y que sólo
puede hacerse efectivo como cheque pago en el evento en que no se cumpla la obligación garantizada.

Característica
- sujeto a condición y la condición consiste en que se incumpla la obligación caucionada.
Esta condición no puede constar en el documento mismo, porque según el artículo 13 de la ley sobre la
materia, “cualesquiera otras circunstancias o cláusulas que se agregaren al cheque, se tendrán por no
escritas”.

2- Cheque a fecha
Otra creación de la práctica es el cheque a fecha, es decir, aquel cuya fecha de expedición es posterior a la real
y efectiva.

LA CIRCULACION DEL CHEQUE


Clases de cheques según su circulación:

1- Nominativo: Tiene este carácter cuando indica la persona a quien debe ser pagado sin facultar
expresa ni implícitamente su circulación. En un formulario en el cual se emiten los cheques se le
borran las cláusulas “a la orden” y “al portador”, de manera que la orden queda redactada “Páguese
a Pedro Pérez Pereira”.

2- A la orden: Este documento contiene el nombre y apellidos del beneficiario, pero éste queda
expresamente facultado para transferirlo, porque lleva la cláusula “a la orden”.
Por ejemplo: “Páguese a la orden de Ricardo Ríos Marchant, Valor en dominio, Concepción,
15 de marzo de 1994”. Puede asimismo ser endoso en blanco, que contenga la sola firma del
endosante al dorso del cheque. Tal endoso es siempre traslaticio de dominio y el cheque puede
circular de tres maneras:

A- Puede llenarse en el endoso en blanco con el nombre de un tercero;


B- Puede traspasarse de documento por la simple entrega manual del mismo;
C- Puede hacerse un nuevo endoso regular o en blanco. En los dos primeros casos el sujeto que
transfiere el documento no compromete su responsabilidad solidaria al pago. En el último caso
responde solidariamente al portador si el cheque no es pagado por el banco.
3- Al portador: Es aquel que no designa la persona del beneficiario o designándolo mantiene la
cláusula “o al portador”. Este documento circula por la entrega manual.
EFECTOS JURIDICOS DEL CHEQUE

Explicación previa.
Los efectos jurídicos del cheque son las obligaciones y derechos que se generan tanto en la relación entre el
banco y el girador como en la relación entre este último y el beneficiario.

Las obligaciones del beneficiario del cheque son fundamentalmente dos:


1- Presentar el cheque al cobro dentro de los plazos legales, y
2- Protestar el cheque por falta de pago.

Obligación de presentar el cheque al pago.


El beneficiario del cheque o quien llegue a ser su portador legítimo, tiene derecho a que se le pague la
cantidad indicada en el documento. Para ello es esencial que cumpla con la obligación de presentar el cheque
al cobro dentro de los plazos fijados por la ley, en cualquier momento, pero dentro de tales plazos.

Plazos

Artículo 23 de la ley de Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques

- si el banco girado estuviera en la misma plaza de su emisión: el portador de un cheque debe


presentarlo al cobro dentro del plazo de sesenta días, contados desde su fecha

- si estuviera en otra plaza: dentro de noventa días Cuando se trata de los cheques girados en el
extranjero, el plazo es de tres meses, contado de la misma manera.

Actitud del banco.


Cuando el portador presenta el cheque al banco dentro de los plazos legales, éste procede a examinar su
conformidad desde el punto de vista formal, es decir, si contiene las enunciaciones propias de su libramiento.

- Si el banco determina que el cheque no está conforme:

“Para computar el plazo que señala el art. 23 de la Ley sobre Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques, no
debe incluirse en la cuenta el día en que éste se giró, ya que el plazo debe ser completo y no lo sería si lo
contáramos desde la fecha en que fue girado y hasta el día en que fue cobrado”.
“En el caso de autos, el cheque no está caducado y fue debidamente protestado”.

a- Puede negarse a pagarlo.

Ante esta actitud del banco, el portador no puede reclamar, porque ninguna relación jurídica lo vincula con
la entidad financiera.

- Cuando el banco estima que el cheque está conforme:

Procede a su pago, siempre que la cuenta corriente contra la cual se ha girado esté vigente y provista de
fondos suficientes, disponibles y oportunamente depositados.

En este caso la institución bancaria formula al portador dos exigencias:

1- La primera consiste en que el portador cancele el cheque, es decir, que extienda recibo de pago,
lo que generalmente hace firmando el documento en el anverso.
2- La segunda exigencia es que el portador se identifique, lo que de ordinario se cumple con la
cédula nacional de identidad. Estas precauciones se adoptan porque la ley hace responsable al
banco si paga el cheque a “persona desconocida” en circunstancias que pudo haberse falsificado un
endoso y quien se presentó a cobrar el cheque no era su portador legítimo.
OBLIGACION DE PROTESTAR EL CHEQUE

Cuando el cheque no se paga por el banco girado es preciso dejar constancia fehaciente de este hecho.
En verdad el portador no está obligado a exigir el protesto del cheque, pero debe hacerlo para poder ejercer
las acciones civiles y penales en contra del girador.

Formalidades del protesto del cheque.


Es un acto escrito sujeto a ciertas formalidades:

- Que el protesto se estampe al dorso del documento o en una hoja de prolongación adherida a él;
- Que se exprese la causa de la negativa de pago;
- Que se indique la fecha y la hora del protesto, requisito para determinar el plazo de prescripción de
las acciones;
- Que se contenga la firma del banco librado. En virtud de lo previsto por la Ley Nº 18.818, de 1º de
agosto de 1987, no se exige ahora que el protesto contenga la firma del portador. No se necesita la
intervención de ningún ministro de fe en el protesto del cheque;
- Que el protesto se realice en el momento de la negativa de pago.

Objeto del protesto.


Al igual que en la letra de cambio, la finalidad del protesto del cheque es conservar los derechos del portador
en contra de los endosantes, quienes son, en este caso, los únicos responsables por garantía del pago del
documento.

Acciones de cobro del cheque.


La acción de cobro del cheque se ejerce en contra del girador y de los endosantes, para lo cual es
imprescindible que el documento esté protestado por falta de pago.

Sin embargo, debido a que no interviene ningún ministro de fe, el protesto del cheque no lo transforma en un
título ejecutivo, como ocurre en el caso de la letra de cambio, cuando ella se protesta requiriendo
personalmente al obligado por el funcionario competente.

Para iniciar un juicio ejecutivo con un cheque protestado es preciso

- “preparar la vía ejecutiva”


notificando judicialmente el protesto del cheque al girador o al endosante, en su caso.

El portador del cheque tiene, pues, dos acciones para cobrarlo.

1- La acción civil ejecutiva, que puede hacerse valer cuando la firma del girador o la del endosante
han sido autorizadas por notario.
2- Cuando el protesto del cheque se ha notificado judicialmente a ellos. De conformidad con lo
previsto en el artículo 34 de la Ley de Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques, la acción ejecutiva
prescribe en el plazo de un año contado desde el protesto del cheque.

Falta de protesto.

Mientras el cheque se encuentre vigente, el portador puede presentarlo al cobro cuantas veces lo desee y no
protestarlo.
Sin embargo, si los plazos legales para presentar el cheque al cobro se extinguen y el documento no ha sido
protestado, en este caso el portador pierde sus derechos contra los endosantes y tampoco puede ejercer las
acciones judiciales de cobro.
Otro tanto ocurre en el evento que el protesto sea ineficaz por no haberse cumplido las exigencias formales.
Con todo, mientras el cheque no esté caducado, puede volver a protestarse en forma correcta y dicho protesto
origina todas las consecuencias que ya hemos señalado.

Causales de protesto.

A diferencia de lo que ocurre con la letra de cambio y con el pagaré, el cheque tiene una sola causa de
protesto, que es la falta de pago.
Sin embargo, la negativa de pago del cheque por el banco librado puede obedecer a diversos motivos o
causales:

1- Falta de cancelación. Si falta el timbre o la firma de cancelación, el banco debe rehusar el pago del
cheque, por- que no puede pagarlo sin cumplirse esta formalidad.

2- Mal extendido. Cuando faltan algunos requisitos para considerar el documento como cheque (ej.:
enmendado, no corresponde al talonario entregado al titular de la cuenta).

3- Caducado. Cuando se presenta al cobro fuera de plazo.

4- Falso o firma disconforme. Cuando la firma es visiblemente disconforme, el banco protesta el


cheque por “falso”. Cuando la firma es dudosa, no es idéntica a la del cliente y el banco tiene duda,
protesta por “firma disconforme”.

5- Orden de no pago. Puede ser del portador, en cuyo caso tiene valor suspensivo. Puede provenir
del girador.

6- Cuenta cerrada. Si presenta al cobro un cheque girado con posterioridad al cierre de la cuenta,
debe protestarse por cuenta cerrada.

7- Falta de fondos. No existen fondos disponibles suficientes para pagar el cheque.


(Disponibles. Que no estén embargados. Que no se trate de valores en canje).

Otros protestos:
–Falta firma giradora;
–Falta firma registrada.
OBLIGACION DEL GIRADOR

El girador del cheque está vinculado con el banco, mediante el contrato de cuenta corriente bancaria, y con el
beneficiario del cheque a quien se lo entrega generalmente en pago de una obligación.
La cuenta corriente bancaria es un contrato que obliga esencialmente al banco a cumplir las órdenes de
pago del cuentacorrentista, con cargo de los depósitos que éste ha efectuado en ella.
Sin embargo, el cliente o comitente debe cumplir ciertos deberes:

1- proveer de fondos suficientes al banco librado.

Esta obligación es esencial para que el banco cumpla con pagar los cheques. Si el comitente gira en
descubierto o sin fondos,
El banco puede, por su sola voluntad, cerrarle la cuenta corriente;

2- girar los cheques en los talonarios entregados por el banco;

3- verificar la serie y número del talonario entregado por el banco para girar los cheques;

4- cuidar el talonario de cheques para evitar el extravío.

El banco se libera de toda responsabilidad si el cheque que paga es de la serie y número entregados al
girador y si su firma no resulta visiblemente disconforme con la dejada para cotejo, aunque en definitiva sea
falsa.

RESPONSABILIDAD DEL PAGO DEL CHEQUE

En contra del pago del cheque efectuado por el banco pueden reclamar:

1- el portador legítimo del cheque, que no fue quien lo presentó al cobro, y


2- la persona de cuya cuenta corriente se debitaron impropiamente los fondos.

Pago de cheque falsificado.

El banco responde del pago que haya realizado de un cheque falsificado o adulterado, en los siguientes
casos:

1- Cuando la firma del girador es visiblemente disconforme con la dejada en poder del banco para su
cotejo o comprobación;
2- Cuando el cheque tiene raspaduras, enmendaduras u otras alteraciones notorias, y
3- Cuando el cheque no es de la serie entregada al girador para su uso.

Por el contrario, responde el girador cuando la firma es falsificada en un cheque de su propia serie y no es
visiblemente disconforme.

Reclamo del titular de la cuenta.

El titular de la cuenta corriente puede alegar que le descontaron los fondos para pagar un cheque que no debió
ser pagado por el banco, imputándole culpa o negligencia por haber efectuado dicho pago.
REQUISITOS DE EFICACIA.

Las exigencias que deben cumplirse para que tenga pleno valor:

1- En relación con el banco: el cheque será eficaz cuando se cobre ante librado competente, esto es,
el que aparece designado en el documento mismo.

2- Tratándose del girador, la eficacia del cheque radica en que:

éste haya sido girado por una persona capaz, que tenga la libre administración de sus bienes. La
interdicción, la muerte o la quiebra del girador son sucesos que restan eficacia al cheque girado
después de ellas.

3- Respecto del documento mismo:


éste debe cumplir todas las exigencias formales de su emisión.
Debe asimismo girarse contra una cuenta corriente existente, vigente y provista de fondos
suficientes, disponibles y oportunamente depositados.
Finalmente el documento como tal debe mantener su integridad, esto es, no debe sufrir destrozos ni
mutilaciones.

CAUSALES DE INEFICACIA DEL CHEQUE

Dividiremos el análisis de las causas de ineficacia del cheque en relación con el banco librado, respecto del
girador y en cuanto al documento mismo.

1- Ineficacia del cheque en relación con el banco.


El documento puede perder su valor por la disolución del banco contra el cual se ha expedido.
La disolución del banco puede ser voluntaria o forzada.

2- Ineficacia respecto del girador.


El documento carece de valor en caso de revocación de la orden de pago, en caso de muerte o de
quiebra del girador.

A- Orden de no pago: Consiste en dejar sin efecto la orden contenida en el cheque; jurídicamente se
trata de una revocación del acto de emisión del documento.
Atendida la circunstancia que el cheque es un medio de pago que se usa para sustituir el dinero, la orden de
no pago sólo puede fundarse en las causales que autoriza el artículo 26 de la Ley de Cuentas Corrientes
Bancarias y Cheques, a saber:

- Cuando la firma del girador haya sido falsificada;


- Cuando el cheque hubiere sido alterado con respecto a la suma o a la persona del beneficiario, con
posterioridad a su emisión, y
- Cuando el cheque hubiere sido perdido, hurtado o robado.

B- Muerte del girador. Tratándose del cheque mandato o comisión de cobranza, según lo establecido
en el artículo 36 de la ley sobre la materia, la muerte del girador no hace caducar el documento
mientras el hecho no se haya puesto por escrito en conocimiento del banco librado por cualquier
persona interesada.

En el caso del cheque de pago de obligaciones, que es el de mayor aplicación práctica, es preciso distinguir
algunas situaciones:

- Cuando el cheque se ha expedido antes de la muerte del girador y se presenta al cobro después de
ella, dentro de los plazos de caducidad, generalmente el banco lo paga.
- Si el cheque aparece emitido con fecha posterior a la del fallecimiento del girador y el banco está
en conocimiento de esta última, no lo paga.

C- Quiebra del girador. Declarada la quiebra del girador, éste pierde la administración de los bienes
comprendidos en ella y por lo mismo no puede disponer de los fondos depositados en la cuenta
corriente. El banco no puede pagar el cheque, porque los fondos depositados forman parte del
activo de la quiebra y su administración corresponde al síndico.

3- Ineficacia respecto del documento. Varias causas motivan la falta de eficacia del cheque derivada
del documento mismo. Las principales son las siguientes:

- Inexistencia de la cuenta corriente. La razón por la cual el banco paga el cheque girado en su
contra es porque entre él y el girador existe un contrato de cuenta corriente bancaria. Si esta
cuenta no existe porque nunca la hubo, el cheque no será pagado por la institución de crédito,
quedando a salvo la acción civil y criminal contra el girador que defraudó al portador.

- Cuenta corriente cerrada. Cuando entre el librador y el banco existió una cuenta corriente, pero
ésta se cerró antes de la presentación del cheque al cobro, el documento carece de eficacia ante el
banco.

- Falta de fondos. Es la causa más común por la cual el banco rechaza el pago del documento. Ello
puede deberse a:

o que los fondos son insuficientes;


o que se ha sobrepasado el monto del sobregiro autoriza- do en virtud de la línea de crédito;
o que los fondos fueron retirados con posterioridad al giro;
o que los fondos no estén disponibles por haberse traba- do embargo sobre la cuenta corriente en un
juicio seguido contra el girador o por corresponder a valores que han sido acreditados
provisoriamente mientras el banco procede a su cobro ante otros bancos;

– Destrozo del cheque. Cuando el documento, elemento material del título, pierde su integridad por
destrozo o mutilación, el banco rehúsa su pago. Teóricamente si se presentara la mitad del
documento al banco no podríamos suponer que el banco pagaría la mitad del valor del cheque;

– Pérdida del cheque. El ejercicio del derecho representa- do en el cheque, esto es, la facultad de
cobrar la suma girada, requiere estar en posesión del documento. Si el cheque se extravía, el
beneficiario no podrá ejercer los derechos emanados del documento.
DELITOS RELACIONADOS CON LOS CHEQUES

Diversos delitos.

Con motivo del giro o del uso del cheque pueden cometerse varios delitos:

1- giro fraudulento de cheque: Se trata del mal denominado “giro doloso de cheque”, expresión
que se consagró en la práctica judicial debido a que la primera Ley sobre Cuentas Corrientes
Bancarias y Cheques Nº 3.845, de fecha 21 de febrero de 1922, disponía que el librador que
girare sin tener de antemano fondos disponibles suficientes en poder del banco era responsable
de los perjuicios irrogados al portador y en caso de dolo se le castigaba como reo de estafa. De
ahí en adelante la expresión “giro doloso de cheque” hizo escuela y sigue empleándose en la
actualidad, no obstante que, como veremos, la figura delictual no requiere de dolo del girador
para tipificarse.

o Elementos del delito


El giro fraudulento de cheque es un delito complejo que se configura realizando una
cualquiera de ciertas acciones seguida de una omisión, todas ellas señaladas por el
artículo 22 de la Ley de Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques.
La acción puede consistir en la ejecución de cualquiera de estos hechos:

 girar el cheque sin tener previamente fondos suficientes y disponibles en la cuenta


corriente
 retirar los fondos después de expedido el cheque
 girar contra cuenta corriente inexistente
 revocar la orden de pago fuera de los casos previstos en la ley.
 En todas estas situaciones el banco rechazará el pago del cheque y el portador deberá
requerir el protesto del documento.
+ La omisión, que se une a una cualquiera de las acciones indicadas anteriormente, consiste en:
No consignar fondos suficientes en la cuenta corriente del tribunal para cubrir el capital, intereses y costas,
dentro de tres días hábiles, contados desde la notificación judicial del protesto del cheque al girador. El
delito se entiende configurado cuando concurren tanto la acción como la omisión indicadas.

o Procedimiento para perseguir el delito.


El portador del cheque protestado debe hacer notificar judicialmente el protesto del
documento al girador.
Notificado judicialmente, el girador tiene tres días hábiles contados desde la notificación
para depositar en la cuenta corriente del tribunal fondos suficientes para cubrir el cheque
en capital, intereses y costas.
Vencido dicho plazo fatal sin que se verifique la consignación de fondos, se certificará
este hecho por el secretario del tribunal en el expediente.
El portador, con el mérito de la gestión realizada, puede denunciar el delito de giro
fraudulento de cheque o, como se acostumbra en la práctica, querellarse contra el girador.

2- Estafa: El uso del cheque también puede ser constitutivo de delito de estafa, como sucede, por
ejemplo, cuando una persona engaña a otra, con ánimo de defraudar- la, valiéndose de un
cheque del cual no es beneficiario ni portador legítimo. La estafa puede revestir numerosas
formas, que en el ámbito de este trabajo no podemos describir.

- Delito de falsificación. En todos los casos en los cuales se falsifica la firma del
girador o se altera el nombre del beneficiario o la cantidad girada, se comete delito de
falsificación de instrumento privado mercantil, sancionado por el artículo 197, inciso
2º, del Código Penal.También se comete falsificación cuando ello se refiere al endoso
del cheque.

3- abuso de firma en blanco: Este delito puede cometerse cuando el cheque se extiende con la
sola firma del girador, sin llenar las enunciaciones de su contenido.
El artículo 470 Nº 3 del Código Penal sanciona a los que cometieren alguna defraudación,
abusando de firma de otro en blanco y extendiendo con ella algún documento en perjuicio del
mismo o de un tercero.

4- tacha de firma auténtica: El artículo 43 de la Ley de Cuentas Corrientes Bancarias y


Cheques, en su texto actual fijado por la Ley Nº 18.092, establece que cualquiera persona que
en la gestión de notificación de un protesto de cheque tache de falsa su firma y resultare en
definitiva que dicha firma es auténtica, será sancionada con las penas que con- templa el
artículo 467 del Código Penal (estafa), salvo que acredite justa causa de error o que el título en
el cual se estampó la firma sea falso.
Se creó este nuevo delito para sancionar a las personas que tachaban su firma de falsa, siendo
ella auténtica, y de esa suerte restaban eficacia a los títulos de crédito (letra de cambio, pagaré
y cheque).

5- otras defraudaciones y engaños:

COMENTARIO FINAL

El cheque es un título de crédito representativo de una suma de dinero pagadera a la vista, que se emplea
ordinariamente como sustituto de la moneda de curso forzoso emitida por el Estado.
Es preciso que, como tal, esté respaldado por acciones civiles y penales eficaces, que garanticen su pago por
el girador y los endosantes cuando el banco librado no lo paga. En la medida que tenga este respaldo en la
legislación, podrá mantener la confianza del público para recibirlo en reemplazo del dinero.
La naturaleza del cheque como instrumento de pago a la vista no debe desvirtuarse propiciando reformas que
admitan el cheque a fecha, porque en nuestro ordenamiento existen otros títulos que cumplen la función de
instrumentos de crédito.
Por último, atenta contra la naturaleza del cheque la circunstancia de que se le emplee como documento de
garantía, finalidad con la cual la ley no lo concibió, y que para obtenerla se recurra a toda clase de arbitrios,
que redundan en abusos con las personas que han intervenido en la operación, especialmente con el girador
del cheque.
Indudablemente que nuestra ley sobre la materia requiere ser reformada de manera total y profunda, para
adaptarla a la realidad económica mercantil.