Está en la página 1de 5

OBJETIVOS PARTICULARES DE AUDITORIA DEL PATRIMONIO

La auditoría del patrimonio difiere del examen del activo y del pasivo corriente, ya que generalmente las
transacciones son pocas en número, pero importantes en su monto; es similar a la auditoria de las deudas a
largo plazo. En la mayoría de los casos, los auditores encontrarán que no ha ocurrido ningún cambio durante
el año en curso en la cuenta capital y quizás solo se han hecho uno o dos asientos en la cuenta de utilidades
retenidas, por ello el tiempo de auditoria que se requiere es muy corto, en relación con las cantidades
monetarias de estas cuentas.

Los principales objetivos en la auditoria de las cuentas que conforman el patrimonio son:

a. Evaluar el control interno sobre los certificados de acciones, las transac-ciones con acciones, y los pagos
de dividendos.

b. Determinar que todas las transacciones durante el año, que afecten las cuentas del patrimonio se
registraron y autorizaron adecuadamente.

c. Determinar si se ha cumplido con los requerimientos legales relacionados con el capital social, utilidades
retenidas y las demás cuentas del patrimonio.

d. Determinar que el patrimonio se presenta adecuadamente en los estados financieros.

Para lograr estos objetivos, los auditores necesitan estar familiarizados con la Ley General de Sociedades, Ley
del Mercado de Valores y normas legales y reglamentarias emitidas por la Comisión Nacional Supervisora de
Empresas y Valores (CONASEV).

PRINCIPIOS DE CONTABIIDAD PARA EL PATRIMONIO

El Comité de Procedimientos de Contabilidad del AICPA, resume los principios de contabilidad por objetivos,
clasificando el patrimonio de la siguiente manera:

Contabilización del Patrimonio

El patrimonio invertido por Los accionistas ya sea como contribución de activos o a través de utilidades no
distribuidas deberá ser contabilizado sobre una base acumulativa, de manera de demostrar claramente los
cambios que hubieran ocurrido en el ejercicio o ejercicios de que se trate. La organización contable y la
presentación de los estados financieros de una empresa con fines de lucro deben adaptarse a lo dispuesto
en su carta orgánica o estatutos para demostrar claramente la estructura financiera emergente de los
mismos.

Los principios de contabilidad generalmente aceptados requieren una serie de revelaciones relacionadas con
el patrimonio.

Los más comunes son: las variaciones en el capital, las opciones de compra de acciones y el valor de
liquidación de acciones preferentes; las cuales se pueden identificar fácilmente con documentos tales como
la escritura de constitución y modificatorias o las actas de las juntas generales de accionistas o de directorio.

Las revelaciones que en el proceso de identificación ofrecen cierto grado de dificultad son las limitaciones o
prohibiciones impuestas al pago de dividen-dos en efectivo y a la compra de acciones de tesorería. La mayor
parte de estas restricciones obedecen a estipulaciones contenidas en los contratos de deudas a largo plazo y
de arrendamiento y se pueden obtener mediante la aplicación de los procedimientos de auditoria para los
pasivos.
COMPONENTES DEL PATRIMONIO

Revelaciones.

Los principios de contabilidad requieren la presentación de un número relativamente significativo de


revelaciones sobre com-ponentes del patrimonio. Entre las revelaciones más comunes tenemos:

Acciones. Para cada clase de acciones se presenta el número total autorizado, emitido y en
circulación; además, el número de acciones reservadas para opciones (de compra de acciones) en
circulación y los cambios en esta partida durante el año. Deben exponerse también los derechos de
voto no usuales.
Capital adicional. Para cada clase de acciones se revela el capital adicional pagado (capital en exceso
del valor a la par)
Utilidades retenidas. Se presenta el total apropiado (es decir, reservado) y el total no apropiado de
las utilidades retenidas.
Se revelan las restricciones sobre dividendos, los derechos de participación y las preferencias en
liquidación y los derechos y privilegios correspondientes a distintas clases de accionistas.
En el caso de opciones y garantías para la compra de acciones y de valores convertibles, se revelan
las tasas de conversión y los precios de ejercicio de estos derechos.

PRUEBAS SUSTANTIVAS APLICABLES AL PATRIMONIO

Es el estudio de las diversas operaciones de financiamiento y comprende una lista de documentos,


emisiones de pasivo y participaciones vigentes al principio del ejercicio, y de las adiciones, reducciones y
cantidades vigentes al finalizar el periodo.

Las pruebas de las operaciones y saldos de pasivo y patrimonio consisten, primordialmente, en obtener
confirmaciones, inspeccionar partidas, repetir cálculos y hacer comprobaciones.

La confirmación es la prueba principal que suele aplicarse a las cuentas de pasivo y patrimonio, empleando
cuatro técnicas:

 Confirmación
 Inspección
 Recálculo
 Comprobaciones

Prueba sustancial, comunes a las cuentas de pasivo y patrimonio En esta prueba se debe buscar la
autorización de los financiamientos emitidos por el directorio, o si estos han delegado la autoridad para fijar
los detalles; se debe buscar la firma del administrador que autorizó las operaciones.

Las copias de los instrumentos de financiamiento se deben leer cuidadosamente para asegurarse de que la
clasificación del financiamiento y su descripción en los estados financieros son los correctos.

Con frecuencia se diseña un instrumento con el fin de lograr un cierto resultado contable y tributario, es
conveniente que los clientes soliciten la interpretación de sus auditores de las implicancias contables y de
revelación de los probables instrumentos de financiamiento antes de ponerlos en ejecución.

EI financiamiento es una forma de arrendamiento, son condiciones que deben ser evaluadas para
determinar si se contabiliza como arrendamiento de operaciones o arrendamiento de capital.

EI registro de las entradas y salidas de caja relacionadas con el financiamiento y con las actividades afines
debe ser examinado por el auditor para comparar esas operaciones con la autorización y con las
características del instrumento financiero, para verificar las fechas y el importe
EXÁMENES INICIALES

En un examen inicial, el auditor debe revisar la escritura de constitución, los estatutos y todas las
modificaciones pertinentes, así como la revisión de las actas de las juntas de años anteriores del directorio y
de accionistas: asimismo otros documentos y cuentas de acciones de capital; también debe analizar la
cuenta de capital pagado y adicional y las utilidades retenidas, desde que se inició la empresa para
determinar si todos los asientos se efectuaron de conformidad con los principios de contabilidad
generalmente aceptados.

PROCEDIMIENTOS DE AUDITORIA PARA EL PATRIMONIO El examen de las cuentas que conforman el


patrimonio, por lo general consume menos tiempo que el utilizado para otras cuentas, por ejemplo, del
activo corriente. Este hecho se debe principalmente a dos razones:

 El poco movimiento operativo; y


 La confianza en la correcta aplicación contable de las cuentas que conforman el rubro. Esta
confianza, que no se da para ninguna otra cuenta, se sustenta en que una vez establecida la
razonabilidad de las cuentas del activo y del pasivo, el patrimonio también se considera razonable.

En relación con el primer punto, poco puede esperarse del escaso número de transacciones que se registran
directamente en las cuentas que integran el patrimonio, que en la mayoría de los casos no son más que una
compensación del tamaño e importancia de las partidas individuales. Esto justifica un cuidadoso análisis de
cada asiento. Otro punto a tener en cuenta es la necesidad de la estricta adherencia a las normas legales y a
las obligaciones contractuales.

En lo concerniente al segundo punto, es evidente que el total del patrimonio debe ser correcto si a todos los
activos y pasivos se les han asignado sus valores correctos.

Sin embargo, esto no excluye la posibilidad de errores en las cuentas individuales de cada socio o accionista,
o de clasificaciones erróneas de transacciones en lo relativo a las distintas cuentas del patrimonio de la
empresa.

Tales errores pueden afectar de manera importante los respectivos intereses financieros de las distintas
clases de accionistas, los que pueden variar considerablemente de un accionista a otro. De igual importancia
es el cumplimiento de los requisitos legales y de las provisiones concernientes a las transacciones relativas a
la reserva legal y otras reservas, la autorización de la junta general de accionistas, el control de las cuentas
por cobrar por suscripciones pendientes de pago (dividendos pasivos) y muchos otros.

De lo expuesto, las responsabilidades del auditor cuando revisa las cuentas del patrimonio quedan
claramente establecidas.

Tomando como garantizada la adecuación matemática de la cifra total del patrimonio, cada transacción
que aparezca en sus distintas cuentas deberá verificarse en cuanto a su conformidad con los requisitos
legales y contractuales. Deben observarse las buenas prácticas contables y los principios de contabilidad
generalmente aceptados, y exhibir la autorización para todas las transacciones.

PROCEDIMIENTO PARA EXAMINAR LOS DIVIDENDOS

Para examinar los dividendos declarados en el año, el auditor puede comprobar de modo general
multiplicando el número de acciones, vigentes a la fecha en que se registró el dividendo, por la tasa del
dividendo por acción. Este procedimiento permite obtener evidencia de que se calculó la cantidad correcta;
pero el auditor debe obtener también evidencia del pago a los accionistas.
En no muy pocos casos, las empresas suelen contratar a una institución financiera para que actúe como
agente intermediario para el pago de dividendos, el mismo que suele encargarse de las transferencias.

Cuando esto sucede, la empresa gira un cheque a nombre del intermediario por el total de dividendos para
que éste, a su vez, lo distribuya a cada accionista, de acuerdo a una relación que le entrega la empresa, la
misma que ha sido autorizada por el directorio. En este caso, la empresa traslada a cambio de una comisión,
la responsabilidad del pago de dividendos al agente. El auditor se concretará a revisar el convenio con el
agente y la documentación sustentatoria de la operación. No se descarta la confirmación escrita de los
dividendos pagados y pendientes de pago al cierre del ejercicio.

En el caso que la empresa pague ella misma los dividendos a sus accionistas, el auditor deberá aplicar los
siguientes procedimientos:

a) Obtener los nombres de todos los accionistas y sus correspondientes números de sus acciones y clases
(comunes, preferenciales, etc.). Si los accionistas son numerosos esta prueba se puede realizar a base de
una muestra; sin embargo, es conveniente y hasta necesario que en una primera auditoria se aplique a todos
los accionistas.

b) Confrontar la relación de accionistas obtenida mediante el procedimiento precedente (a) con el libro de
Registro de acciones.

c) Sumar el número de acciones en poder de todos los accionistas, confrontándolas con el total en
circulación, que aparece en el análisis de la cuenta que forma parte del archivo permanente de auditoria.

d) Comparar la tasa del dividendo con la que aparece en las actas de la junta en la cual se decretó el
dividendo.

e) Verificar el cálculo de los dividendos individuales.

f) Comprobar el pago del dividendo con el libro bancos y con el estado de cuenta corriente del banco.

EI auditor debe, necesariamente todos los años, examinar el libro de acciones, con el fin de determinar si
contiene la cantidad correcta que refleja la emisión en los estados financieros. Además, debe aplicar los
siguientes procedimientos mínimos:

 Verificar todos los números de certificado de acciones vigentes, examinando los talones de los
certificados cancelados correspondientes a acciones retiradas y de los certificados no emitidos,
para completar el saIdo.
 Multiplicar el total de las acciones vigentes por el valor a la par, con el fin, de obtener el importe de
las acciones de capital que aparece en los estados financieros.

De ser el caso, debe examinarse el libro de acciones en tesorería, anotando en los papeles de trabajo el
número de cada certificado la fecha y el número de acciones. Es importante tener en consideración que
todos los certificados de acciones de tesorería deben estar a nombre de la empresa.

EI procedimiento de confirmación se aplica solamente cuando el libro de certificados de acciones se


encuentra en poder de un agente intermediario, por las razones expuestas anteriormente. En este
caso el auditor remitirá una carta circular al agente solicitando que confirme por escrito directamente a
él, el número de acciones en circulación vigentes.

PROGRAMA DE AUDITORIA DEL PATRIMONIO

 Estudiar y evaluar el efecto que los procedimientos de control contable interno producen en el
alcance del trabajo para las cuentas del patrimonio.
 Aplicar procedimientos de revisión analítica. Al llevar a cabo la revisión analítica el auditor
puede comparar:
a) EI saldo de cada cuenta con la cantidad presupuestada del año actual y con la del
año anterior.
b) Los pagos de dividendos con los presupuestos de flujos de efectivo. Todos los
cambios significativos deben ser investigados.
 Analizar los cambios ocurridos en todas las cuentas patrimoniales en el período y examinar la
correspondiente documentación sustentatoria; por ejemplo, las actas de las juntas generales de
accionistas y de directorio, las boletas de depósito y los estados de cuenta del banco, para
comprobar si han emitido y vendido acciones de capital
 Comprobar los dividendos declarados remitiéndose a las actas de junta general de accionistas y
de directorio.
 Examinar el libro de acciones y las acciones en tesorería, o bien confirmar con la Sociedad
Agente de Bolsa, para determinar el número de acciones en circulación.
 Confirmar con la escritura de constitución y modificatorias, la descripción de las acciones, su
valor a la par y el número de acciones autorizadas.
 Estudiar las actas de junta general de accionistas y de directorio, los convenios de pasivo y otras
fuentes de información para identificar restricciones al pago de dividendos y a las operaciones
con acciones de capital, que deban ser reveladas en los estados financieros.

También podría gustarte