Está en la página 1de 18

Los siguientes textos son pertenecientes a los documentos oficiales

de la Corriente Espiritual 218, y a través de ellos busco dar una


breve introducción mediante una concreta síntesis en donde las
principales fuentes son: Liber Sitra Achra y el Temple Of The Black
Light, ambos pertenecientes a la Corriente Anticósmica del
Satanismo Caos-Gnóstico. Hay que tener en cuenta las afirmaciones
que los autores de estos libros han realizado acerca de su visión
Kabbalista antes de comenzar y es que, pese a que los fundamentos
que son datados en estos libros y la perspectiva del Qliphoth se
acerca bastante a lo propuesto por Nathan de Gaza, siendo esté el
profeta más elevado de Sabbatai Zevi y quién concretizo sus ideas
acerca de la Luz Dual de la Creación y la Anti-Creación, se debe
entender que la tradición de la 218 explora un sendero diferente al
propuesto por Gaza y Zevi. La principal meta y causa a la cual se
dedica la 218, es el regreso de toda la existencia a la total vacuidad
del Ain por medio de la Luz Negra Irreflexiva del Sitra Achra, caso
contrario a lo que buscaba el profeta Nathan de Gaza el cual, luchó
por unificar los dos lados opuestos de la divinidad lo cual daría
como resultado la asimilación del Qliphoth en la Luz Blanca
Reflexiva. Por esta razón la Corriente Anticósmica difiere de
aquellas que jamás se atrevieron a profundizar en la Otra Luz del No
Pensamiento, la cual representa la Iluminación más allá de las
formas causales del cosmos y en cuyo sendero, hemos encontrado
nuestra Verdadera Voluntad.

En el principio existía el ‘Ain’ (cuya traducción del hebreo es ‘No’),


la Naditud de la Divinidad Inmaniesta en su completa Vacuidad. El
Eterno estado que solo puede ser explicado por lo que No Es. Este
Ain estaba y permanece en la Beatitud del potencial ilimitado e
irrestricto, realizado por no llegar al Ser y por permanecer
Desconocido de Indistinguible. El Ain implica una negación. Ain es
lo ilimitado y atemporal, sin centro ni circunferencia, luz y
oscuridad en uno, consciente e inconsciente a la misma vez.
De este estado Primordial de Caos Zeroth (del cual se deriva
Zero/Cero (0) cuyo significado es ‘Ausencia’ o ‘Vacío’) sin
principio ni final, una fracción de Posibilidad Divina cayó hacia el
Límite, Estableciéndose como el Ain Sof que significa No-Limite,
pero cargando inherentemente dentro de si la esencia un límite
causado por la separación, ya que la Naditud del Ain fue menos
alcanzada y nada más.

Dentro de este estado de Ain Sof, la divinidad fue restringida por el


Conocimiento de que era Ilimitada y así creció en ella un deseo
inherente por conocer sus límites, pero esta Voluntad empezó a
manifestarse y causo lo opuesto, dentro del estado del Todo Puede
Ser, y así dos mitades se formaron; un lado buscando
adicionalmente sus límites o su Sof, mientras que el otro se
esforzaba por mantenerse en el estado Primordial del Ain.

Mientras que un aspecto del Ain Sof fue Reflexivo en su impulso


limitante de la separación de la Naditud del Ain, el otro lado era
Irreflexivo y no deseaba conocer algún limite por la buena causa de
evitar restricciones adicionales debido a la separación de su estado
Primordial de No-Ser Ilimitado.

En aquel estado que se encontraba al exterior de la Sagrada Naditud,


el Ain Sof lo contenía todo, no dejando espacio entre si para el
conflicto de Reflexividad e Irreflexividad en su interior, de esta
manera causo una fundición dentro de si causada por la lucha y su
conflicto interior.

Estos dos lados de una totalidad existente entraron en conflicto y se


limitaron entre sí, pues uno de ellos buscaba expandirse y tener
conocimiento de sus propios límites al imponerse a sí mismo auto
restricción y al separarse de su propia Fuente Primordial y Absoluta,
por otro lado, su aspecto Irreflexivo lo era de todo excepto de su
propia voluntad la cual era absorber todo de vuelta al Misterio
Divino de la Totalidad de la Naditud encontrada en el Ain.
Estos lados opuestos del Ain Sof se convirtieron en su Lado
Derecho “Sitra de-Kedu-sha” y su Lado Izquierdo “Sitra de-Smola”,
debido a que el Lado Derecho y Reflexivo no podía conocer en su
estado de No-Limite sus propios pensamientos al manifestarlos
afuera de la condición de que él y su Otro Lado se llenaban a
totalidad, se dio cuenta de que el camino para lograr sus restrictivas
metas era limitar y separarse de ese Otro Lado Izquierdo con el que
se encontraba en conflicto.

De esta manera, el lado Reflexivo del Ain Sof en su búsqueda del


orden y la manifestación de sus pensamientos, se contrajo alejándose
así de ese Otro Lado, el cual no tomó parte
en su contracción, adicional a esto descendió hacia el
vacío Tehiru (cuya traducción del hebreo es “Espacio Vacío”) que
fue había sido creado por la separación de estos dos Lados.

Aquel espacio vacío primordial que fue producido entre los


dos lados, llegó a tomar esta forma a causa de la retracción del
Lado Reflexivo en sus propios pensamientos dirigidos a crear y
expandirse, mientras que por otra parte el Lado Irreflexivo se
removió y procuró regresar al estado de su totalidad y de esta
manera se llenó a si mismo con Pensamientos de Oposición hacia el
lado que causo la expansión, su separación y caída.

Para levantar la manifestación de sus pensamientos el Lado Derecho


y retraído se transformó en una Luz la cual fue conocida como el
Ain Sof Aur que se traduce como “Luz Ilimitada” pero siendo esta
en realidad la Luz Limitada del Ain, y al proyectarse a sí misma
como un rayo de Luz Reflexiva o “Aur She-Yesh Bo
Machshavah” hacia el Vacío de Tehiru, el cual fue causado por la
oposición de sus dos lados opuestos para entender las formas y
estructuras de su cosmos, al exteriorizar el primer lado ante letras y
nombres pensados en cualquier interior del vacío de Tehiru en el que
su luz llegará a establecerse y llenar sus formas-recipientes de
creación.

El Lado Irreflexivo ahora despertado totalmente de su


estado de autocontemplación estableció su Propio Brillo, para
contrarrestar así a la Luz Creadora y Reflexiva limitando el espacio
vacío en la que esta podía brillar. De esta manera, la Luz Reflexiva
de la creación solo podría afectar a la parte superior del Tehiru
creado por su contracción, mientras que la Luz Irreflexiva o “Aur
She-Ain Bo Machshavah” que significa también “La Luz Sin
Ningún Pensamiento de Creación”, permaneció en la otra mitad
inferior del Tehiru la cual se convirtió en las Profundidades del Gran
Abismo.

En un punto del Tehiru, en donde la Luz Reflexiva y la Irreflexiva


colisionaron en el lugar del punto liminal el cual había sido
establecido en medio de los dos lados superior e inferior, rastros
fragmentados de las dos luces, que habían sido separados, se
sumergieron entre sí como chispas de dos fuegos opuestos y una
especie de portal en el intermedio de las dos mitades del Tehiru
tomo forma, creando una atadura no deseada entre ellas, el lado
superior del Tehiru aprisionando las chispas de la Luz Negra
Irreflexiva y el Lado Profundo del Tehiru cegando y absorbiendo
aspectos de la Luz Blanca Reflexiva.

La Luz Reflexiva se expuso para establecer por medio de sus


emanaciones reflexivas, a sus diez Sephiroth sobre el Árbol de la
Vida que pensó y visionó para que este se levantara con su
propia esencia singular, permaneciendo en el punto más elevado
después de su planeada condensación diluida. De esta manera cada
Sephiroth se iba condensando a medida que estas se diluían y
expandían por la creación de la Luz Reflexiva que ahora
manifestada en la cúspide del Árbol de la Vida como YHVH
(Yahveh), crearía limites, conocería y así también se daría a
conocer, sin reconocer la supremacía de la Naditud Divina que fue
antes de su caída y separación.

Pero la creación de YHVH no llegaría sin la oposición de la Luz


Irreflexiva la cual estaba en contra impureza de la restricción y por
medio de la forma limitada y el ordenamiento de su Sagrada Esencia
Inmanifiesta, la Luz Irreflexiva contrarrestaba la creación
Demiurgica. Esta oposición no solo fue instigada sin las
barreras del Tehiru, sino también desde las estructuras del Árbol
Sephiróthico en sí, ya que aquellas chispas de Luz Negra que fueron
aprisionadas dentro del reino del Demiurgo YHVH no sucumbieron
a la causalidad restrictiva de su reglas y pensamientos ordenadores
manifestados geométricamente, sino que en su lugar se rebelaron
una y otra vez.

Tres fueron las veces que estas chispas de la Luz Negra se rebelaron
primordialmente de tal forma que causarían sobre el Árbol de la
Creación, un agujero con la forma de una herida durante el proceso
en que este germinaba.

La primera revuelta fue iniciada por un surgimiento de aquella


Luz Ajena a la Creación que se infiltro dentro de la cual pretendía
ser la cuarta Sephira emanada por el Demiurgo, perteneciendo a
Masukhiel que significa “la Pantalla divisora de Dios”, dentro de
esta cuarta Sephira emanada la cual posteriormente no sería una
Sephira como tal, las chispas de la Luz Negra permanecerían dentro
del espacio Tehiru que la Luz Reflexiva ahora buscaba llenar
completamente, tomó formas e imágenes más hostiles en contra de
la voluntad del creador actuando como su Antítesis.

El nombre del regente de esta emanación revoltosa y el


príncipe de todos sus guerreros, los cuales estaban todos poseídos
por esa Otra Luz, fue Qemetiel que significa “Corona de los
Dioses”. Estas emanaciones crueles fueron las que reprendieron y
confundieron con su Caos a las otras emanaciones Sephiroticas y
causaron que sufrieran un desbalance.

Respondiendo a esta manifestación ilícita de la emanación


aliada de la Causa Irreflexiva, fue decretado por el portavoz
de YHVH encontrado dentro de la tercera Sephira denominada
Binah, que Masukhiel debería castigar y retirar aquella
“defectuosa” emanación y destruirla debido a que esta no respondía
al deseo del Demiurgo creador para que permaneciera dentro de sus
estructuras de ser. Ahora la esfera de Masukhiel debía reabsorber a
Qemetiel y a su linaje, y de una manera similar en la que la llama de
una lámpara es apagada por la mecha sumergida en el aceite el cual
alimenta su fuego, Qemetiel y su linaje fueron removidos de su
forma causal y destruidos, pero en esencia no perecieron puesto a
que su espíritu no era del aceite en el que fueron ahogados, sino que
era de ese Otro Lado y de esa Otra Fuente. De esta manera su
Fuego persistió en una forma oculta y permaneció enroscado y listo
para atacar la Cabeza del Demiurgo.

Un segundo intento al establecer la cuarta esfera fue emanado y una


vez más la oposición se levantó compuesta de formas extrañas y
Esencias Ajenas. El nombre de su regente y el príncipe de todos los
guerreros fue Beliel que significa “Sin dios”. Estas emanaciones
fueron incluso más hostiles en su conspiración en contra de la
creación y la ruptura que causaron entre las emanaciones Reflexivas
que habían llegado ante ellas. Y como era de esperarse, otro decreto
de reabsorción llegó de Aquel en lo Alto (el Demiurgo ubicado en
Kether) y una vez más, Masukhiel tenía que tomar de vuelta las
formas, pero de manera persistente su esencia de Fuego Negro de
nuevo permaneció, añadiendo un desbalance en su propia esfera,
morando y esperando apuñalar el corazón de su separador.

Un tercer mundo fue creado para remplazar los dos anteriores en un


intento por corregir aquel desbalance, pero al estar compuesto
incluso con formas más Adversariales y esencias más devastadoras
que los dos anteriores, como la esencia Irreflexiva alimentándolos se
hizo más hostil con cada paso que su lado opuesto tomo en contra de
su propia causa. El nombre de su correspondiente regente y el
príncipe de los guerreros de este tercer mundo rebelde en contra del
Demiurgo fue Athiel que significa “Incertidumbre”. Estas
emanaciones fueron las más feroces de todas y como
ensombrecedores de la Luz Reflexiva y Creadora permanecieron
desafiantes. Su única ambición y voluntad era usurpar el trono más
alto ubicado en Kether que es “La Corona”, extinguiendo su luz,
matar todos sus pensamientos de creación para siempre, cortar el
Árbol de la Vida y con su propia Luz Negra Irreflexiva quemar
todas sus ramas y reducirla a su Ilimitada ausencia de forma
Primordial. En el temeroso rostro de aquel levantamiento más
violento el Demiurgo de nuevo decreto la destrucción de este tercer
mundo, y una vez más el mismo proceso de retracción tuvo lugar y
Masukhiel consumió sus formas, pero de nuevo no pudo consumir
sus esencias resistentes las cuales no eran de Él o de la luz creadora
que había causado que llegaran a existir y manifestarse.

Después de estos tres fracasos el creador condeno a la esfera rebelde


y desbalanceada de Masukhiel y debido a que ahora podía sentir el
calor frio del Fuego Irreflexivo emitido del mismo, Él Demiurgo
tuvo que abortar toda la existencia de Masukhiel, ya que Él no podía
reintegrar la esencia en conflicto que moraba dentro de esa esfera, Él
no pudo absorber su propia luz y ya que no había
espacio dentro de su lado del Tehiru por su negación, Él se
vio obligado a empujarla y dejarla caer sobre si misma hacia
el Otro Lado.

Así el Abismo de Masak Mavdil, que significa “El Lugar para


los Fracasos Negados”, fue habitado por la esfera caída de
Masukhiel y ahora en su estado liminal llegó a ser, Masukhiel se
convirtió en este pozo o túnel que conduce al Otro Lado del Tehiru
conectándolos entre sí. Para redimir este fracaso y cubrir la herida
abierta en la estructura de toda su creación, una nueva Sephira fue
emanada para que fuese puesta encima de lo que alguna vez fue la
cuarta esfera y así cubrir el pozo abismal que ahora se encontraba
allí. Esta cuarta Sephira sería la Virginal Daath que esta vez
permaneció estable y que pudo dar paso a todas las otras
emanaciones que siguieron, haciendo que fueran diez en total. Estas
diez emanaciones serían las que conformarían el Árbol de la Vida
original.

En el Sitra Achra (Otro Lado en hebreo) las esencias exiliadas y


liberadas de Qemetiel, habiendo sido desterradas al Otro
Lado donde de la Luz Negra a través de Masak Mavdil gravitaron
hacia las esencias Sin Forma denominadas “Tohu”, las esencias de
Beliel hasta la Vacuidad conocida como “Bohu” y las esencias de
Athiel hacia la Oscuridad o “Chasek” de su Fuente Irreflexiva a las
que ahora habían regresado, pero aun así conservaban facetas de sus
aspectos Adversarios manifiestos para continuar en algún punto
final, la oposición que ellos habían instigado al principio.

La Luz Irreflexiva que en su Lado Abismal de Tohu que es el


Caos Sin Forma, había mantenido su esencia interna de Ain más
allá de todas las formas restrictivas y se conectó a la fuente, en
Bohu había conservado su Espíritu vacío de todos los impulsos
excepto
aquellos que se movían para esforzarse a regresar de vuelta
hacia el Ain. Y ahora a través de la Oscuridad de Chasek, imitando
y contrarrestando la “Luz Ilimitada” del Ain Soph Aur con su
propio Aun Shachor ha-Ain, emano su voluntad para Eclipsar los
rayos de la luz creadora y así hizo el autosacrificio asumiendo
formas que la separase de la pureza y de la conexión a su estado
Primordial, el cual constantemente se esforzaba por regresar.
Entonces las emanaciones de la Luz Irreflexiva asumieron formas
que necesariamente distaban de su estado Divino, para así
contrarrestar y deshacer las estructuras de su Lado Reflexivo que
ahora recaían con peso sobre ella (la Luz Irreflexiva) y que hacían
presión hacia el abismo de la separación que había hecho su morada.

Ahora la Luz Irreflexiva tomando forma como el Dragón del


Abismo con Once Cabezas, estableció sus Puntos para
oponerse a las diez esferas Sephiroticas junto a las demás
manifestaciones de la Luz Reflexiva y para cada exteriorización del
impulso creativo, este Dragón exteriorizó sus propias letras y
palabras silenciadoras dejándolas tomar formas como las Serpientes
Negras del Otro Lado, así estableciendo el Árbol de la Muerte y sus
diez Qliphoth que significan Cascaras o Conchas, un término que
indica que sus formas exteriores son simples envolturas que reflejan
distorsionadamente lo que pretenden antagonizar y aniquilar, pero
ellas dentro de sus cascarones mantienen su verdadero Espíritu y
Luz Divina protegidos, mantenidos ocultos y opuestos a aquellos
que buscan subvertir/trastornar en el Lado de Irreflexividad.

Como una “Corona” sobre este Árbol del Sitra Achra la


Antítesis del creador Sephiróthico se posiciono en un
Aspecto Dual, como “El Adversario” y “El Rey” correspondientes a
Satán y Molok, para sobreponerse al único aspecto de YHVH y ser
así forzado a actuar como el reflejo HVHY para revertir el proceso
de creación y la caída de la totalidad de la Naditud.

En lugar de los 10 puntos de la Luz de Reflexividad, estando 1


enfrentado a 0 sin vencerse, la Luz Negra de la Divinidad tomo su
propia manifestación como el 11, siendo los pilares del dual 1 y 1
actuando como un arco que conduce de vuelta a la Sagrada Zeroth
(traducido como el número cero) y que se logra al estar en el
intermedio, a través y más allá al Nulificar Todo y finalmente a sí
mismos (1-1=0), esto para sobreponerse (oponerse) a las
limitaciones, del lado de él ahora busca destruir por la Buena Causa
de restablecer la Totalidad de su propio No-Ser y el regreso a la
totalidad, incluyendo su propio lado ofensor, de vuelta a la
Divinidad Inmanifiesta, que debido a que su causa fue la
Irreflexividad no podría dejar que la Reflexividad que causo su
propia caída permaneciera existente.

En el lado del Sephiroth el Demiurgo continuó con sus actos


de dilución y restricción, y dentro de la esfera virginal Daath, siendo
solo una bajo su propia esfera de Kether creo formas a su propia
imagen y semejanza para conocer adicionalmente y establecer los
límites de su propia causa y ser. Dentro de esta esfera él hizo que el
Espíritu fuera aprisionado dentro de la carne de arcilla de formas
que atan y así Adán y Eva llegaron a existir.

Dentro del Jardín Edénico de Daath, en una esfera que estaba sobre
el Abismo abierto hasta el Otro Lado, un Árbol de Conocimiento
del Bien y del Mal creció, enraizado en el mundo del Qliphoth en
donde sus semillas llegaron a ser sembradas por fuerzas exteriores
dentro del Abismo que pretendía cubrir.

Por este Árbol y su conexión fundamental con el Sitra Achra (Otro


Lado) fue que el Árbol Exterior de la Muerte podía esparcir sus
ramas en secreto no solo abajo sino detrás del Árbol de la Vida
debido a su propia vinculación con el Ain que rodeaba todos los
lados de Tehiru.

Este Árbol Edénico produjo los frutos del Conocimiento de la Causa


de la Luz Irreflexiva y había florecido fuera de la gracia del
Demiurgo, como tal fue una rama del Árbol de la Muerte
extendiéndose desde atrás, que había traspasado y se entrometió
hacia la creación de YHVH, ofreciendo sus frutos prohibidos.

Adán y Eva que no sabían sobre el Otro Lado y no entendían nada


excepto lo que su creador quería que entendieran, sabían que estaba
prohibido participar de los frutos de ese Extraño Árbol y habían sido
advertidos debidamente en contra de sus poderes para envenenar
otra vez a su dios.

Los Dragones del Sitra Achra viendo la grieta abierta entre los
mundos a través de la inestable Daath equilibrada sobre el Abismo,
emanaron un aspecto dual de sí mismos a través de las raíces del
Árbol del Conocimiento y manifestaron la Luz de su Espíritu dentro
de la forma de la Sagrada Nachash (la Serpiente del Jardín del
Edén), para actuar como los despertadores del Hombre y la Mujer.

Como la Astuta Serpiente de Dos Rostros ellos sedujeron a la mujer


para que comiera su fruto y conservara su semilla, mientras el
hombre no recibiese la bendición de la semilla él seguiría comiendo
de su fruto de Conocimiento de la mano de la mujer, ya que ellos
entraban en un pacto con la Serpiente que les prometió que sus ojos
se abrirían y que aprenderían a conocer el Mal y el Bien y se
convertirían en dioses.

Viendo las ofensas de Adán y Eva, incitados por la Serpiente Negra


del Sitra Achra, el Demiurgo los maldijo y a toda la esfera de la
Inestable Daath, habiendo llevado Conocimiento Prohibido que les
permitía al hombre y a la mujer alejarse de sus reglas, así que él los
desterró y a la totalidad de Daath e hizo que cayera en lo más bajo
de su Árbol de la Vida y lo más lejos de su enfurecido rostro. Así el
Conocimiento Caído se convirtió en el Reino en el cual la raza de
Adán y Eva fueron condenados a vagar y sufrir.

En el lugar de la Caída Daath el abismo permaneció una vez más


abierto, dividiendo las esferas supernas del Árbol de la Vida las
cuales corresponden a Kether, Chokmah y Binah de las siete más
bajas, y una vez más actuó como la Masak Mavdil del Demiurgo y
permaneció, así como otro punto potencial para el ingreso y el
regreso de las Fuerzas del Sitra Achra.
Malkuth siendo la Sephira más baja dentro del espacio Tehiru
ocupado por el Árbol de la Vida, se convirtió en otro punto principal
de contacto con el Sitra Achra, ya que en su ardua caída sus esferas
parcialmente se sumergieron y se unieron con el Otro Lado,
mientras que los puntos liminales que conectan los dos lados se
establecieron bien, permitiéndole así a Daath que formas
Reflexivas entraran al reino del Otro Lado de Irreflexividad.

El Sitra Achra carente de Leyes y afluente en sus emanaciones,


asumió formas que reflejaban la nueva configuración del Árbol de la
Creación y fijó sus raíces y ramas en los lugares más adecuados para
la profundización de su Causa Irreflexiva.

Aun así, un tercer portal se abrió desde y hasta el Sitra Achra,


permitiendo que los Fuegos Negros del Qliphoth se esparcieran
dentro de Malkuth para quemar el Árbol desde el interior, esto por
el advenimiento bendecido del nacimiento del primer hijo e hija de
Eva, no apadrinados por la semilla de Adán sino por la de “La
Serpiente” Nachash de la Luz Irreflexiva, ya que a través del
Linaje de Qayin y Qalmana la causa del Adversario, el Otro Dios,
surgiría y permanecería invicta dentro de la creación y sobre la
tierra.

Ahora bien, para la tradición de la Corriente 218, ellos ven al Sitra


Achra como “El Universo B”, entendiéndose así que para la
tradición el significado de “Universo A” y “Universo B” es el
siguiente: Universo A = Universo de 1 o 10 ya que A = 1, 1 = 10 (1 -
0 = 1), el cual es el universo del Orden Cósmico, la ley, la estasis (de
estático) y la causalidad. Ya que 1 = 10 es el circulo cerrado,
igualmente el “Universo A” está cerrado y separado del Divino
Poder Pandimensional. El 1 significa la contracción y la formación
de impulsos de la creación cósmica y Demiurgica. Todos los
números del 1 al 10 representan las diferentes etapas de la creación
la cual fue emanada de manera causal, las emanaciones de la
Creación Sephirotica comienzan desde el 1 representado por YHVH
ubicado en Kether “La Corona” y culminan en la décima esfera
conocida como Malkuth “El Reino”. El 10 también es sinónimo del
orden restrictivo, la manifestación de la forma y el circulo cerrado
que en su interior se han aprisionado Chispas Divinas de la Luz
Negra, a las caídas Llamas del Caos y se ha reprimido al Ser
Acausal.

Por otro lado, “Universo B” = Universo de 2 o 11 en donde B = 2, y


2 = 11 (1 + 1 = 2 Manifiesto), el cual es el Universo de la Contra
Luz o la Antítesis Divina de la Luz Irreflexiva de vuelta al Ain o al
Útero de Tiamat/Tehom que es el Misterio de lo Inmanifiesto. Hay
que aclarar que la palabra hebrea conocida como Tehom la cual
significa “Gran Profundidad de las Aguas Primordiales (del Caos)”,
se deriva del nombre Babilónico de La Gran Madre Dragon Tiamat.
La anterior afirmación se encuentra evidenciada en que el plural de
Tehom es Tehemoth e significa “Profundidades” lo cual, muestra su
raíz de manera más clara siendo este nombre un concepto Pre-
Judaico de la Fuerza Acausal Primordial. El 11 es el número
Anticósmico y simboliza lo que pasa por encima, y lo que va más
allá del 10 cósmico. Él 11 es sinónimo de la Auténtica Anarquía, la
Libertad del Espíritu, la ausencia de toda forma causal y la ruptura
del círculo cerrado el cual también está representado por el
Ouroboros. Once es la puerta que lleva al Caos Primordial que es el
camino a través del cual la esencia sin forma puede superar las
restricciones de la forma. Por lo tanto, el 11 representa la realización
del potencial oculto, oscuro y Acausal de la evolución Anticósmica.

Los 11 ángulos del Pentagrama abierto son una manifestación


sigilica de la Gnosis que, con sus 11 Ángulos, puede abrir el Portal
Oscuro para la Libertad Acausal que es la Causa de lo Irreflexivo,
más allá de la existencia cósmica Reflexiva. La Madre Primordial
Tiamat representa al Caos Primordial pre-cósmico, mientras que la
Madre Hubur al Caos Colérico y post-cósmico. De acuerdo al
Enuma Elish, Hubur dio origen a los 2 y a los 11 con la finalidad de
destruir al 1 el cual fue emanado desde la matriz del 0.

El universo B también es visto como la carencia de leyes cósmicas,


la conversión dinámica y la Acasualidad. Esto es lo que en la
tradición Anticósmica se ve en el numero de la letra B la cual
corresponde al 2 en donde el 2 es el número correspondiente a
Thaumitan/Thaumiel que significa “Los Dioses Gemelos”, la tesis y
la Antítesis de lo que crea la Síntesis (en lugar del estancamiento y
la estasis del número 1), el “circulo/espiral roto” que lleva de vuelta
y nos conecta a lo Inmanifiesto y a lo Pandimensional. En este
contexto, el número 2 representa también a la sombra sin sombra y
el Liberador que traerá la Sagrada Venganza de lo que este atado por
el numero 1 dentro del Universo A.

En el Enuma Elish, el Ain es paralelo a la nada dual de Tiamat y


Absu manifestado por el 2 = 0 (2 = 1 – 1 = 0) manifestado dentro del
Vacío. El Impulso Anticósmico de Luz Negra del “Poder Zeroth de
dos” es descrito como la voluntad de Absu para asesinar a los
nuevos dioses. Posteriormente este impulso Anticósmico se vería
reflejado en la ira de Hubur la cual da nacimiento a los 11
campeones del Caos (0 = 2 = 11).

Según la Qabalah Qlipoth del actualmente controversial Thomas


Karlsson, el ingreso al Universo B se da a través de la última cascara
del Árbol de la Muerte que corresponde a Thaumiel la cual es regida
por Satán “El Adversario” y Moloch/Molok “El Rey”. A palabras de
Karlsson, “Ambos se corresponden con la máxima polaridad y
dualidad inherente en un principio. Así como las dos caras de Jano,
los Dioses Gemelos miran hacia direcciones opuestas. Uno mira
hacia afuera hacia lo que ha sido, la creación contra la que el mago
se ha rebelado y de la que ahora se está emancipando. El otro está
mirando hacia el futuro y a los mundos que el mago – ahora como
un dios es capaz de crear”. De acuerdo a la Dragon Rouge, Satán es
el Oponente o el rebelde en contra de la creación correspondiente al
Universo A y sus estructuras las cuales atan y limitan la existencia
del mago. Entonces Satán es quien destruye el Universo A en el que
el mago es una creación, mientras que Moloch/Molok abre el
universo B en donde el crea y rige los nuevos mundos en los cuales,
el mago también es un creador.

La razón del porque el numero que representa a las Qlipoth es el 11,


se debe a la división que existe en Thaumiel y cuya formula es AA =
“Adamas Ater”, que significa “Diamante Negro”. Para la Corriente
218 Molok es quien “tiene la cara hacia abajo” y que es Satán quien
“esta mirando hacia atrás, hacia el Caos Inmanifiesto hacia el que
siempre busca regresar. Por lo tanto, se dice que “Los Fuegos
Purificadores de Molok arden ante el Trono de Satán”. Los fuegos
de Molok por tanto son la purificación final para el “Adepto del
Sitra Achra” antes de que el/ella logre encarare al Maestro Satán-
Lucifer el cual es la primera cabeza y el Dios Iracundo del Qlipoth y
de esta manera, ingresar al Universo B a través de la segunda fase de
Thaumiel. En este otro nivel, el onceavo, se abre: un agujero negro
que se convierte en un Portal hacia otro universo. El adepto oscuro
se libera completamente del dios cósmico (Demiurgo) y la antigua
Creación y se convierte en un creador. En lugar de hacerse uno con
dios o el universo (como lo proponen la mayoría de religiones pro-
cósmicas), el mago se convierte en un dios a través del nivel
undécimo. Esta es la meta final y la esencia del Sendero de la Mano
Izquierda tanto occidental como oriental “Vamachara”.

En su libro 777, Aleister Crowley también habla sobre el tema


mencionando que Kether corresponde al número 1 y, “El Diamante
Blanco es carbono puro, la base de toda estructura viviente”. En
Thaumiel el mago siniestro tiene la posibilidad de dar 1 paso más
allá del 10, es decir 11. Crowley también describe al Diamante
Negro diciendo que “Este es invisible y aun así contiene luz y
estructura en sí mismo”.
Aquellos con sed de Conocimiento/Gnosis que valientemente se
adentran en el Gran Misterio Inmanifiesto, serán iluminados por
Lucifer quien es el Portador de la Luz Negra del Sitra Achra. Lucifer
para la tradición Anticósmica no tiene nada que ver con ningún dios
romano, el planeta Venus o el Elemento Aire. Para la 218 Lucifer es
quien Porta la Luz de Aur She-Ain Bo Machshavah. Por otro lado,
aquellos que no posean la Esencia Divina del Sitra Achra en su
interior, no verán más que los horrores indescriptibles de la
Oscuridad la cual solo los llenara de terror.

La Luz Negra e Irreflexiva que porta Lucifer es la Gnosis de la


esfera de Daath, la cual es el Portal de ingreso hacia el Sitra Achra
en donde son encontrados los senderos hacia el Misterio
Inmanifiesto, más allá de la corona de los Dioses Oscuros. La meta
de Satán que de acuerdo a la tradición es también Lucifer, es actuar
como “El Adversario” y destruir las restricciones, formas y
manifestaciones de la Luz Reflexiva y de esta manera ser libre para
regresar al Ain o al Útero de Tehom/Tiamat. Mientras que el
Demiurgo YHVH busca la separación y la manifestación afuera del
Ur-Kaos “Caos Primitivo”, Satán existe para llevar la existencia al
“Reinkaos” que se traduce como “Retorno al Caos”.

La idea de la Luz Negra Irreflexiva se puede encontrar también en


distintas formas de esoterismo y en algunas formas del
“Gnosticismo” en donde se habla de aquel impulso (Luz Reflexiva)
el cual en su caída se separó del Pleroma Sagrado y restringió la
plenitud del Divino Inmanifiesto. Por tanto, el Pleroma también tuvo
sus propias emanaciones (comparables a la Luz Irreflexiva) o Eones
Anti-Demiurgicos los cuales, tienen como propósito devolver las
Chispas Divinas robadas o el Pneuma Espiritual que fue raptado por
el Demiurgo, y llevarlas de vuelta a la Oscuridad Divina. Estas
emanaciones por tanto actúan de manera opuesta a las formas y
leyes ilusorias del Demiurgo y sus 7 Arcontes, trayendo la Luz
Prohibida del Dios Verdadero la cual evidentemente es percibida
como Oscuridad. Desde una perspectiva cósmica, las fuerzas
Anticósmicas de la Luz Irreflexiva serán vistas como demoniacas y
malvadas, pero la verdad es que estas emanaciones son los Ángeles
de la Luz Negra del Dios Desconocido y Absoluto.

Para terminar este Blog, he de hacer una breve conclusión en pro de


aclarar algunos términos. Y es que aun cuando el lenguaje usado por
las corrientes ocultistas de la Mano Izquierda como la 218 en
cuestión es bastante religioso y lleno de arquetipos, hay que tener en
cuenta un punto importante el cual es que, como se pudo leer en
todo el Blog, estas fuerzas arquetípicas las cuales pueden asociarse a
Lucifer-Satán, Molok u otros dioses del Qlipoth que actúan en
contraposición del Demiurgo YHVH, pertenecen a diferentes
impulsos tanto de la Luz Irreflexiva como de la Luz Reflexiva. Y si
hablamos del “Diablo” en términos ocultistas de la Qabbalah
Oscura, nos damos cuenta de que cada emanación Diabólica y
Satánica provienen de los mismos impulsos Irreflexivos de HVHY
que esotéricamente se trata del Impulso Divino y Anticósmico del
Ain que para contrarrestar el impulso cósmico de YHVH, adopta
formas Antitéticas que reflejan de forma contraria toda la tesis de la
creación Demiurgica, y tal como fue aclarado en el principio del
Blog, mas que hablar de meras manifestaciones y aspectos
arquetípicos, hablamos de fuerzas reales encontradas en el universo
que se contrarrestan entre si pues en esta existencia causal, la
dualidad es inherente y son los dos principios opuestos los que rigen
la realidad en la que nos encontramos. Haciendo la aclaración que
un principio es necesariamente astringente mientras que el otro lleva
a la Autodeificacion del Espíritu.

Finalmente espero haya sido de interés para algunos que se quedaron


hasta el final de esta publicación, pues como cada una de las
publicaciones que he realizado, solamente son aptas para cierto
porcentaje de la población en general, y no todos llegaran a entender
la complejidad del asunto que se trato anteriormente. Sin mas que
añadir me despido de mis lectores y hasta la próxima.