Está en la página 1de 6

LA FAO Y LOS DIEZ LOGROS

La FAO trabaja para acabar el hambre y la mal nutrición y la pobreza de manera


sostenible. Desde su creación en 1945.

10 LOGROS PARA LA ALIMENTACION Y LA AGRICULTURA.

1. CODEX ALIMENTARIUS (ESTABLECIDO EN 1963)

El Codex Alimentarius es una colección de normas alimentarias aceptadas


internacionalmente y presentadas de modo uniforme. El objeto de estas normas
alimentarias es proteger la salud del consumidor y asegurar la aplicación de prácticas
equitativas en el comercio de los alimentos.

¿Por qué son necesarias las normas del Codex?

Las normas del Codex garantizan que los alimentos sean saludables y puedan
comercializarse. Los 188 miembros del Codex han negociado recomendaciones de base
científica en todos los ámbitos relacionados con la inocuidad y calidad de los alimentos.
Los textos del Codex sobre inocuidad de los alimentos son una referencia para la
solución de diferencias comerciales en la OMC. 

2. ERRADICACIÓN DE LA CEGUERA DE LOS RÍOS EN EL AFRICA


OCCIDENTAL

La oncocercosis, comúnmente llamada "ceguera del río", es producida por un parásito


transmitido a los humanos a través del piquete de unas moscas que se crían en los ríos
de curso rápido. Esta enfermedad afecta sobre todo a las personas que viven cerca de los
ríos. Los síntomas varían desde una fuerte comezón y lesiones cutáneas, hasta la
ceguera total.

En 1974, la oncocercosis tuvo consecuencias devastadoras en el centro del África


Occidental, donde no era raro encontrar enfermo al 60 por ciento de la población adulta
de algún valle próximo al río, y del 3 al 5 por ciento con ceguera. Multitudes de
pobladores se veían obligados a salir de sus comunidades. 

Hoy en día, a más de 20 años y 600 millones de dólares desde que se puso en marcha
ese programa, la enfermedad se ha logrado controlar con una de las campañas de
sanidad con mayor éxito de la historia. Los gobiernos de 11 países africanos y 24
agencias donantes unieron su actividad y su esfuerzo para rociar los ríos donde se
reproducen esas moscas negras, así como para producir y distribuir medicamentos para
tratar o prevenir esa enfermedad. Esas aldeas que alguna vez hubo que evacuar por la
ceguera del río, hoy prosperan.

3. TRATADO INTERNACIONAL SOBRE LOS RECURSOS


FITOGENÉTICOS PARA LA ALIMENTACIÓN Y LA AGRICULTURA

Los objetivos del Tratado Internacional sobre los recursos filogenéticos son la
conservación y la utilización sostenible de los recursos filogenéticos para la
alimentación y la agricultura y la distribución justa y equitativa de los beneficios
derivados de su utilización en armonía con el Convenio sobre la Diversidad Biológica,
para una agricultura sostenible y la seguridad alimentaria. 

4. COMITÉ DE SEGURIDAD ALIMENTARIA MUNDIAL 

El CSA es la única plataforma de múltiples partes interesadas dentro del sistema de las
Naciones Unidas dedicada a la coordinación mundial en materia de seguridad
alimentaria y nutrición. El Comité brinda apoyo a procesos dirigidos por los países con
objeto de eliminar el hambre y garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición para
todos. Brinda una plataforma para la coordinación mundial en materia de seguridad
alimentaria y nutrición, promueve la convergencia de las políticas, permite compartir
enseñanzas y experiencias y examina los avances hacia la consecución de la seguridad
alimentaria mundial. Las características únicas del Comité son la participación inclusiva
y su función de interfaz entre la ciencia y las políticas.

¿QUIÉN FORMA PARTE DEL CSA?

El CSA está integrado por países que son miembros de las Naciones Unidas,
organismos y órganos de las Naciones Unidas con un mandato relacionado con la
seguridad alimentaria y la nutrición, la sociedad civil, asociaciones del sector privado y
fundaciones filantrópicas, instituciones financieras internacionales y regionales y
sistemas internacionales de investigación agrícola.

5. LA LUCHA CONTRA EL HAMBRE EN LATINOAMERICA Y EL


CARIBE
América Latina y el Caribe fue la primera región del mundo en comprometerse a
erradicar el hambre de forma completa al año 2025. Este compromiso se funda en los
avances únicos que ha logrado la región, que fue la única en alcanzar las dos metas
internacionales de reducción del hambre - de la Cumbre Mundial de la Alimentación y
de los Objetivos de Desarrollo del Milenio- cortando por la mitad tanto su número como
porcentaje de personas subalimentadas.

Uno de los aspectos fundamentales que explican este logro ha sido el compromiso
político al más alto nivel, traducido en estrategias y planes regionales, subregionales y
nacionales de erradicación del hambre.

A través de la IR1, la FAO está apoyando los principales acuerdos de seguridad


alimentaria en la región, apoyando a todos los sectores de la sociedad para garantizar el
derecho a la alimentación para todos y todas.

En 2005, la región fue la primera en comprometerse no sólo a reducir el nivel de


hambre sino erradicarla por completo al año 2025. Este deseo se convirtió en el primer
gran acuerdo regional de esta naturaleza y dio forma a la Iniciativa América Latina y el
Caribe sin Hambre IALCSH), ratificada por todos los países, cuyo objetivo es garantizar
la seguridad alimentaria mediante políticas públicas y proyectos multisectoriales de alto
impacto a nivel regional y nacional.

6. LA ERRADICACIÓN DE LA PESTE BOBINA (1994-2011)

el virus de la peste bovina fue la primera arma empleada en lo que hoy se conoce con el
nombre de “bioterrorismo”. Cuenta la leyenda que Gengis Kan mezcló ganado infectado
de peste bovina con rebaños de sus enemigos para cortarles el suministro de alimentos,
con lo cual sería más fácil conquistarlos. En épocas más recientes, un brote surgido en
los años ochenta del pasado siglo acabó con la vida de millones de cabezas de ganado y
rumiantes silvestres de toda África y siguió teniendo efectos devastadores en los
agricultores y pastores de algunas de las zonas rurales más pobres del planeta. Al día de
hoy, gracias a la labor de la FAO, sumada a la de diversas organizaciones
internacionales y servicios veterinarios nacionales, se ha borrado la peste bovina de la
faz de la Tierra. En 2011 se declaró erradicada. La labor concertada mundial
encaminada a acabar con la peste bovina, que se remontaba a muchos decenios atrás,
culminó con éxito gracias al Programa mundial de erradicación de la peste bovina
dirigido por la FAO en África, el Oriente Medio y Asia. Lejos de considerar que la
erradicación pone punto final al asunto, la FAO cree que con ella se abre una
oportunidad de acabar con otras enfermedades veterinarias devastadoras a partir de la
experiencia adquirida con la peste bovina.

7. EL DERECHO A LA ALIMENTACIÓN (2004)

l derecho a la alimentación adecuada se ejerce cuando todo hombre, mujer o niño, ya


sea sólo o en común con otros, tiene acceso físico y económico, en todo momento, a la
alimentación adecuada o a medios para obtenerla.

La realización del derecho a una alimentación adecuada no es meramente una promesa


que debe cumplirse a través de la caridad. Es un derecho humano de cada mujer,
hombre y niño que debe hacerse efectivo a través de acciones apropiadas por parte de
gobiernos y actores no estatales. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible prioriza
la acción ampliada y transformadora para erradicar la pobreza y poner fin al hambre y
todas las formas de malnutrición, reconociendo que la erradicación permanente del
hambre y la realización del derecho a una alimentación adecuada para todos son metas
alcanzables.

8. SISTEMA DE INFORMACIÓN DEL MERCADO AGRÍCOLA (AMIS)


(2011)

Los fuertes aumentos y oscilaciones de los precios mundiales de los productos


alimentarios básicos que se han registrado recientemente han puesto de manifiesto la
existencia de una serie de deficiencias en los sistemas de información sobre el mercado
y en la coordinación de medidas y respuestas en el plano de las políticas. Entre estas
deficiencias figuraban la falta de información confiable y actualizada sobre la
producción, la utilización, las existencias y los volúmenes de cultivos disponibles para
la exportación. La nueva escalada de los precios de los alimentos en 2010 contribuyó a
que la seguridad alimentaria mundial llegara a ser uno de los nueve pilares
fundamentales del Plan de acción plurianual del G20 para el desarrollo reconocido en la
Cumbre de Seúl celebrada por dicho grupo en noviembre de 2010. Esto dio lugar a un
informe elaborado por las organizaciones internacionales pertinentes sobre los modos de
gestionar la volatilidad de los precios y mitigar sus efectos. En el informe se exponían
10 recomendaciones, una de las cuales solicitaba la creación del SIMA. Los ministros
de agricultura del G20 ratificaron esta recomendación y el SIMA se puso en marcha
oficialmente en septiembre de 2011 en Roma. 3. El SIMA es un sistema de información
mundial abierto sobre el mercado agrícola que vigilará de cerca los aspectos más
importantes de la evolución de los mercados mundiales e informará sobre las
condiciones anormales de los mismos, a la vez que trabajará en paralelo para mejorar la
calidad de los datos, y los análisis y pronósticos de mercado a escala nacional e
internacional. Además, constituirá un foro para fomentar una mayor coordinación de las
respuestas dadas por las políticas.

9. DIRECCTRICES VOLUNARIAS SOBRE LA GOBERNANZA


RESPONSABLE DE LA TENENCIA DE LA TIERRA, LA PESCA Y LOS
BOSQUES.

Las Directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la


tierra, la pesca y los bosques en el contexto de la seguridad alimentaria nacional (las
Directrices) fomentan el respeto de los derechos de tenencia y un acceso equitativo a
la tierra, la pesca y los bosques como medio para erradicar el hambre y la pobreza,
apoyar el desarrollo sostenible y mejorar el medio ambiente.

Las Directrices promueven la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la


pesca y los bosques, con respecto a todas las formas de tenencia, a saber: pública,
privada, comunal, indígena, consuetudinaria e informal. Los principales objetivos
son la seguridad alimentaria para todos y la realización progresiva del derecho a una
alimentación adecuada en el contexto de la seguridad alimentaria nacional. Si bien
las Directrices respaldan los esfuerzos para acabar con el hambre y la pobreza,
también pretenden contribuir al logro de medios de vida sostenibles, la estabilidad
social, la seguridad de la vivienda, el desarrollo rural, la protección del medio
ambiente y el desarrollo social y económico sostenible. Las Directrices están
diseñadas para beneficiar a todas las personas de todos los países, aunque se hace
hincapié en las poblaciones vulnerables y marginadas.

10. EL CODIGO DE CONDUCTA PARA LA PESCA RESPONSABLE (1995)

La pesca, incluida la acuicultura, constituye una fuente vital de alimentos, empleo,


recreación, comercio y bienestar económico para las poblaciones de todo el mundo,
tanto para las generaciones presentes como para las futuras y, por lo tanto, debería
llevarse a cabo de forma responsable. En el presente Código se establecen principios y
normas internacionales para la aplicación de prácticas responsables con miras a asegurar
la conservación, la gestión y el desarrollo eficaces de los recursos acuáticos vivos, con
el debido respeto del ecosistema y de la biodiversidad. El Código reconoce la
importancia nutricional, económica, social, cultural y ambiental de la pesca y los
intereses de todos aquellos que se relacionan con el sector pesquero. El Código toma en
cuenta las características biológicas de los recursos y su medio ambiente y los intereses
de los consumidores y otros usuarios. Se insta a los Estados y a todos los involucrados
en la actividad pesquera para que apliquen el Código de manera effectiva.

PRINCIPIOS:

establecer principios y criterios para elaborar y aplicar políticas nacionales encaminadas


a la conservación de los recursos pesqueros y a la ordenación y desarrollo de la pesca de
forma responsable; c) servir como instrumento de referencia para ayudar a los Estados a
establecer o mejorar el marco jurídico e institucional necesario para el ejercicio de la
pesca responsable y a formular y aplicar las medidas apropiadas; d) proporcionar
orientaciones que puedan utilizarse, cuándo sea oportuno, en la formulación y
aplicación de acuerdos internacionales y otros instrumentos jurídicos tanto obligatorios
como voluntarios; e) facilitar y promover la cooperación técnica y financiera, así como
otros tipos de cooperación, en la conservación de los recursos pesqueros y la ordenación
y el desarrollo de la pesca.