Está en la página 1de 31

ANEXO

MORFOSINTÁCTICO Y
LÉXICO

1. LAS CATEGORÍAS MORFOLÓGICAS


2. VALORES DEL ADJETIVO
3. CARACTERÍSTICAS MORFOLÓGICAS DE LOS TEXTOS ARGUMENTATIVOS
4. LA ORACIÓN COMPUESTA
5. NÚCLEOS VERBALES COMPLEJOS: LAS PERÍFRASIS VERBALES
6. CLASES DE ORACIONES COMPUESTAS
7. ALGUNOS USOS DE LA COMA. EL PUNTO Y COMA
8. ORACIONES SUBORDINADAS: DE ORACIÓN A PARTE DE ORACIÓN
9. ORACIONES SUBORDINADAS SUSTANTIVAS
10. LAS ORACIONES RELATIVAS
11. LOS PRONOMBRES Y ADVERBIOS INTERROGATIVOS Y EXCLAMATIVOS
12. ORACIONES ADVERBIALES
13. EL USO DE LOS GERUNDIOS
14. CARACTERÍSTICAS SINTÁCTICAS DE LOS TEXTOS ARGUMENTATIVOS
15. SINTAXIS DEL DISCURSO: LOS CONECTORES
ANEXO MORFOSINTÁCTICO Y LÉXICO

1. LAS CATEGORÍAS MORFOLÓGICAS

Antes de proceder al estudio de la sintaxis de la oración compleja es importante que recuerdes la


naturaleza de las principales categorías morfológicas:
El verbo:
● Caracterización semántica: Palabra con que designamos acciones y estados
considerándolos como algo predicable de un sujeto.
● Caracterización sintáctica: Palabra que funciona como núcleo de la oración.
● Caracterización morfológica: Palabra compuesta por un lexema y las desinencias de
número, persona, modo, tiempo y aspecto.
El sustantivo:
● Caracterización semántica: Palabra con la que designamos cualquier aspecto de la
"realidad" pensándolo como concepto independiente: perro, unicornio, blancura.
● Caracterización sintáctica: Palabra que por sí sola puede funcionar como SL o CD.
● Caracterización morfológica: Palabra compuesta por lexema (o raíz) y morfemas de
género y número. Puede incluir morfemas derivativos: sufijos y prefijos.
El adjetivo:
● Caracterización semántica: Palabra con que designamos propiedades del ser u objeto
designado por el sustantivo con el cual concuerda.
● Caracterización sintáctica: Palabra que se refiere al sustantivo bien directamente, en
cuyo caso funciona como complemento del nombre (un día tranquilo); o bien a través de
un verbo, con función de atributo o de predicativo (Luis está tranquilo. Luis ha llegado
tranquilo).
● Caracterización morfológica: Al igual que el sustantivo, el adjetivo es una unidad léxica
integrada por un lexema y los morfemas de género y número, aunque, a diferencia del
sustantivo, el género y el número en el adjetivo únicamente sirven para señalar el
sustantivo al que se refiere. Al igual que el sustantivo, puede recibir morfemas
derivativos (prefijos y sufijos). Además, posee un morfema específico que comparte con
algunos adverbios: el morfema de grado (aunque este solo es posible, como es lógico, en
aquellos adjetivos que designan cualidades cuantificables).
El adverbio:
● Constituye una categoría heterogénea acerca de la cual no existe acuerdo unánime entre los
gramáticos.
● Caracterización sintáctica: Pueden ser modificadores del verbo en función de
complemento circunstancial (“trabaja bien”), aunque en realidad inciden en la relación
del verbo con otros elementos (en “trabaja bien por la mañana”, “bien” afecta a “trabaja
por la mañana”). También pueden funcionar como complemento del adjetivo (bastante
listo”), complemento del adverbio (“muy rápidamente”) y como modificadores de
oraciones enteras (“Afortunadamente, Juan vendrá”). Además, ciertos adverbios pueden
constituir nexos oracionales: “Iré donde tú quieres”.
● Caracterización morfológica: El único rasgo que los adverbios poseen en común es ser
palabras invariables, es decir, que no admiten morfemas gramaticales ni flexión alguna. En
esto coinciden con las preposiciones y las conjunciones.
Los determinantes:
● Son palabras que actualizan al nombre identificándolo o cuantificándolo. Actualizar
implica permitir al nombre referirse a realidades concretas: Aquella casa de madera.
● Se consideran determinantes el artículo y los "adjetivos determinativos": demostrativos,
posesivos, numerales, indefinidos, relativos, interrogativos y exclamativos (de los tres

2
últimos grupos hablaremos más adelante). Muchos de ellos pueden también ser
pronombres.
Los pronombres:
● El pronombre es un sustituto del nombre o sustantivo, pero también puede serlo de un
sintagma, de una oración, de un párrafo o, incluso, de un texto completo: Eso no me ha
gustado.
2. VALORES DEL ADJETIVO

Ya viste el curso pasado que, cuando el adjetivo modifica de forma directa al sustantivo, puede
tener dos valores distintos:
● Un adjetivo con valor especificativo señala una propiedad que distingue al ser u objeto
designado por el sustantivo de entre otros posibles; así, la referencia del sustantivo queda
delimitada y restringida a los seres que poseen esa propiedad designada por el adjetivo: en
Dame el bolígrafo azul, el adjetivo azul diferencia el bolígrafo que pide el hablante de
entre otros bolígrafos posibles.
● Un adjetivo con valor explicativo señala una propiedad del ser u objeto que no pretende
distinguirlo de otros seres u objetos a los que el sustantivo puede aludir; la referencia del
sustantivo no es delimitada ni restringida por el adjetivo: en la suave brisa del mar, el
adjetivo suave describe y explica cómo es la brisa del mar, pero no diferencia uno entre
distintos tipos de brisa. El adjetivo usado de esta forma se denomina epíteto. Sin embargo,
algunos gramáticos solo consideran que es epíteto el adjetivo explicativo que destaca una
cualidad inherente al sustantivo, como en la blanca nieve o la hierba verde.

ACTIVIDADES
1. Forma sustantivos abstractos (de adjetivales) con estos adjetivos:
austero sobrio presto gentil
frágil atroz vil lánguido
agudo llano perpetuo rudo
sagaz locuaz tenaz caduco
sutil cándido crudo delicado
2. Completa estos enunciados con sustantivos deadjetivales de la serie anterior:
En sus respuestas chispeantes siempre demuestra su ...............................
Entramos ahora en un período de dinamismo después de la .......................... vivida durante los últimos años.
No es película para niños: contiene escenas de una ................................ excesiva.
A pesar de ser el rey, Felipe II vivió siempre con la .............................. de un monje.
Me habían hablado tanto de su orgullo que me sorprendió la .......................... de su trato.
Es un desagradecido: trata con ............................... hasta a los que lo quieren.
Al principio parece simpático, pero su ........................... acaba por aburrir.
Una vez más la ................................ de Holmes lo llevó a resolver el enigma.
Golpear a un niño es una ............................, una ............................... .
3. En los sintagmas nominales de las oraciones siguientes en que hay adjetivos calificativos, precisa
si son explicativos o especificativos:
Se perdió en la oscura noche.
Ya ha llegado el jugador inglés.
Tuvo una feliz idea.
Cometió una traición infame.
Separa la hierba verde de la seca.
El público, satisfecho, ovacionó a su equipo.
Desde ayer sufre un molesto dolor de muelas.

3
Al llegar a la fuente, pudimos beber agua fresca y clara.
No alberga malas intenciones.
Se ha expresado con sincero efecto.
Nos transmitió su dolido pésame.
Resulta molesto el tictac monótono del reloj.
He comprado mermelada de naranja amarga.

3. LA ORACIÓN COMPUESTA

La oración compuesta es aquella que está formada por más de un predicado (frente a la oración
simple, en la que solo aparece uno): Caridad viajará próximamente a Alicante porque allí vive su
sobrina.
En el ejemplo observamos dos predicados, cuyos núcleos son viajará y vive. Cada uno de ellos
concuerda con su correspondiente sujeto (Caridad y su sobrina) y contiene sus propios complementos.
Llamamos proposición a cada una de las estructuras oracionales que forman una oración
compuesta. Dos o más proposiciones se combinan para formar una oración compuesta, que es la unidad
sintáctica superior con sentido completo.

4. NÚCLEOS VERBALES COMPLEJOS: LAS PERÍFRASIS VERBALES

No siempre que encontremos dos formas verbales en un texto se podrá hablar de oración
compuesta. Habrá que distinguir, por tanto, aquellas formas verbales autónomas, cada una de las cuales
constituye el núcleo de una proposición, de aquellas que, unidas, funcionan como una única forma verbal
(denominada perífrasis verbal), esto es, como núcleo de una sola proposición. Se entiende, pues, por
perífrasis verbal la unión de dos o más verbos para constituir un solo núcleo oracional.
VA A LLOVER hoy - Odio TENER QUE VENDER el coche - Ana SUELE SER puntual
El segundo verbo, obligatoriamente una forma no personal (infinitivo, gerundio, participio),
es el centro semántico y sintáctico del conjunto: determina que haya o no sujeto, CD, atributo... Es
decir, este verbo selecciona los complementos de la perífrasis. Por el contrario, el primer verbo es un
auxiliar, que solo aporta el SM; suele estar total o parcialmente gramaticalizado (ha perdido todo o parte
de su significado habitual): VA a llover, TIENE que salir, ANDAMOS discutiendo; y añade al significado
del principal un valor que puede ser muy variado. En Mi primo va a estudiar Medicina, es evidente que
mi primo no va, pero sí estudia. Su equivalente podría ser Mi primo tiene la intención de estudiar
Medicina. En una perífrasis verbal, por tanto, desde el punto de vista del referente, cada uno de los
verbos que la constituyen no señala a un proceso independiente (‘ir’, ‘estudiar’), sino que los dos, de
forma conjunta, hacen referencia a un solo proceso, el señalado por el verbo en forma no personal
(‘estudiar’).
Las perífrasis se clasifican atendiendo, primero, a la forma no personal y, después, al valor que
aporta el verbo auxiliar al proceso señalado por el verbo en forma no personal. Las perífrasis de infinitivo
significan frecuentemente proceso a punto de comenzar o en su comienzo, intención, etc. Las perífrasis de
gerundio tienen valor imperfectivo (el proceso verbal se considera en parte realizado y en parte por
realizar) y durativo. Las de participio, significado perfectivo (el proceso es considerado como totalmente
realizado).

1. Perífrasis de infinitivo
Los dos verbos pueden unirse directamente o mediante preposición (a, de, por) o conjunción
(que).
No siempre es fácil reconocer una perífrasis. Hablaremos de dos procedimientos (aparte de una
condición indispensable, aunque no suficiente, para las de infinitivo y gerundio: los dos verbos no pueden

4
tener sujetos diferentes ni complementos propios):
a. El infinitivo no puede ser sustituido por un nombre o pronombre:
Deseo estudiar esas lecciones ------ Deseo eso, lo deseo.
Me dispuse a salir ------------ Me dispuse a eso, a ello.
Puede llegar a tiempo -------------- *Puede eso, *lo puede
Este año voy a estudiar mucho ------ *Este año voy a eso
b. Si podemos transformar la oración en una pregunta con qué no es perífrasis:
¿Qué deseo? - Estudiar esas lecciones -- ¿A qué me dispongo? - A salir.
*¿Qué puedo? - Llegar a tiempo --------- *¿A qué voy? - A estudiar mucho.

1.1. Perífrasis de infinitivo con valor modal


A través de ellas se manifiesta una actitud subjetiva del hablante, que puede ser muy variada:
obligación: haber de + inf. (Entre todos hemos de salvar la empresa), haber que + inf. (Con los
niños hay que tener mucha paciencia), tener que + inf.(Mañana tienes que devolver el préstamo),
deber + inf. (Todo ciudadano debe conocer sus derechos); conjetura: deber de + inf.( La abuela
debe de tener más de noventa años), venir a + inf. (Esto vino a costar mil pesetas); posibilidad y
capacidad: poder + inf. (Puede ser que venga. Ya puedo andar).
1.2. Perífrasis de infinitivo con valor incoativo (acción a punto de comenzar o en su comienzo, a
veces con valor de intención o propósito): ir a + inf.: (Cuando iba a salir, llegó el mensajero. Desde
mañana voy a estudiar con tesón); empezar (comenzar) a + inf. (A las seis empieza a
clarear);echar(se) a + inf.(Se echó a reír estrepitosamente); ponerse a + inf. (En cuanto pudo se
puso a trabajar).
1.3. Perífrasis de infinitivo con valor reiterativo y frecuentativo: volver a + inf. (Al oírnos, volvió
a levantar la cabeza); soler + inf. (Suele pasar por aquí todas las mañanas).
1.4. Perífrasis de infinitivo con valor de término de proceso: acabar de + inf.( La radio acaba de
anunciar tormenta); terminar (parar, cesar) + inf. ( Por fin dejó de llover); acabar (terminar) por
+ inf. (Terminé por entregarme); llegar a + inf. (Llegaré a recuperarme de la lesión).
2. Perífrasis de gerundio
Para reconocerlas se usan dos procedimientos, no siempre aplicables:
a. No pueden separarse los verbos en dos núcleos bien diferenciados.
Siempre habla gritando - Siempre grita cuando habla - No perífrasis
Esto viene costando cien pesetas - *Esto viene y cuesta... Perífrasis
b. El gerundio no se sustituye por así, ni responde a preguntas con cómo.
Juan habla así - ¿Cómo habla Juan? Gritando.
*Esto viene así - *¿Cómo viene esto? Costando cien pesetas.
Las perífrasis de gerundio presentan valor imperfectivo (y durativo) o reiterativo: ir + gerundio
(Nuestros hijos se van haciendo mayores); venir + gerundio ( Me vienen doliendo las muelas desde
entonces); llevar + gerundio (Te lo llevo diciendo todo el día); andar + gerundio (Siempre anda
buscando ayuda); seguir + gerundio (Me parece que sigues bebiendo demasiado); estar + gerundio
(En este momento está hablando por teléfono).

3. Perífrasis de participio
El participio conserva características propias del adjetivo: concordancia en género y número con
el sujeto o el CD; por ellos muchas veces puede confundirse con un predicativo de CD.
Las perífrasis de participio ofrecen un valor perfectivo, resultativo: tener + participio (Tengo
corregidos ya veinte exámenes; llevar + participio (Lleva comprados muchos trajes); estar +

5
participio (La cena estará servida a las diez).
Para desechar usos no perifrásticos tenemos estos dos procedimientos:
a. Los participios en perífrasis no responden a preguntas con cómo:
Miguel anda enamorado - ¿Cómo anda Miguel? Enamorado - No perífrasis
Llevo escritas cinco páginas - *¿Cómo llevo? Escritas - Perífrasis
b. El participio perifrástico no puede ser sustituido por un adjetivo ni coordinado con él:
Miguel anda enamorado y feliz / *Llevo escritas e interesantes mil páginas

LAS PERÍFRASIS VERBALES


PERÍFRASIS DE INFINITIVO
FORMAS SIGNIFICADOS EJEMPLOS
Haber que + infinitivo OBLIGACIÓN Hay que ir a trabajar.
Haber de + infinitivo He de marcharme.
Tener que + infinitivo Tienes que venir.
Deber + infinitivo Debes trabajar más.
Poder + infinitivo POSIBILIDAD O CAPACIDAD Puede caminar sin problemas.
Deber de + infinitivo CONJETURA Deben de ser las doce.
Venir a + infinitivo Vienen a costar lo mismo.
Empezar a + infinitivo INCOATIVO ( acción a punto de Empiezo a trabajar a las ocho.
Ir a + infinitivo comenzar o en su comienzo, a Voy a salir de viaje.
Ponerse a + infinitivo veces con valor de intención o Se puso a gritar.
Echar a + infinitivo propósito) Echó a correr.
Volver a + infinitivo Volvió a decirlo.
Soler + infinitivo REITERACIÓN Suele venir todos los días.
Acabar de + infinitivo Acaba de salir el tren.
Llegar a + infinitivo TÉRMINO DE PROCESO Llegó a ser un gran escritor
Terminar + infinitivo Por fin terminó de trabajar.
Acabar + infinitivo Acabó por confesar.
PERÍFRASIS DE GERUNDIO
FORMAS SIGNIFICADOS EJEMPLOS
Estar + gerundio Está mirando por la ventana.
Andar + gerundio ACCIÓN QUE NO HA Anda quejándose todo el día.
Ir + gerundio ACABADO, QUE ESTÁ Voy preparando la cena.
Seguir + gerundio DESARROLLÁNDOSE O SE Sigue intentándolo.
Venir + gerundio REPITE Vengo siguiendo su pista.
Llevar + gerundio Lleva diciéndolo todo el día.
PERÍFRASIS DE PARTICIPIO
Llevar + participio Lleva pescados tres pulpos.
Dejar + participio ACCIÓN TERMINADA, Dejó escritas sus memorias
Tener + participio RESULTATIVA Tiene compuestas tres canciones.
Estar + participio Estará listo enseguida.

ACTIVIDADES

4. Extrae del siguiente texto las perífrasis verbales y señala su valor.

Hay que señalar que, a pesar de las explicaciones de sus mandos, la Policía pecó de pasividad al actuar
demasiado tarde contra estos vándalos, que se apoderaron de la calle. Pero lo importante es ahora que
esos incidentes no se vuelvan a repetir jamás, para lo cual es necesaria la colaboración del Ministerio del
Interior y los clubes de la Liga Profesional, que, de una vez por todas, deben afrontar este viejo problema.

6
5. Separa las construcciones perifrásticas de las no perifrásticas, y señala el valor de aquellas:
a) Iba a llegarme hasta tu casa ahora mismo. b) He de verlo cuanto antes. c) Siempre pensé en serte útil.
d) Debieron de presentarse a las tres. e) Voy al parque a leer un rato. f) Mi reloj debía señalar ahora las
seis en punto. g) Tenemos que acudir al juzgado. h) Quiero estudiar inglés. i) Cuando me da por llorar,
prefiero quedarme en casa. j) Acabamos de llegar y vamos a comenzar a estudiar. k) Hay personas que
andan metiendo los pies para dentro. l) Me anda rondando algo por la cabeza y no sé bien qué es. m) Sus
declaraciones vienen a ser una disculpa por su comportamiento. n) No dejes tocar el piano a Pepe. o)
Deja de decir sandeces. p) Estaba leyendo el periódico. q) Se durmió leyendo el periódico. r) Andaba
haciendo el tonto. s) Andaba haciendo eses. t) No vuelvas a levantarme la voz. u) Volvió a regar las
flores. v) Tiene alquilados los trajes. x) Lleva alquilados varios trajes.

5. CLASES DE ORACIONES COMPUESTAS

Las proposiciones que constituyen una oración compuesta pueden establecer entre sí varias formas
de relación. En la yuxtaposición y en la coordinación, ambas proposiciones mantienen su independencia
sintáctica (ninguna cumple función sintáctica alguna con respecto a la otra):
Quería ir al cine; llegué tarde.
Mi madre leía y yo la escuchaba.
La coordinación es una variante de la yuxtaposición en la que la relación entre los términos viene
dada por las llamadas conjunciones coordinantes. Estas ofrecen dos características fundamentales (que
nos ayudarán a distinguirlas de las conjunciones subordinantes): aparecen siempre entre los términos
unidos (al menos en un sentido estricto de coordinante): *La casa es bonita, oscura pero. Otra es la de no
acumularse: no pueden aparecer dos conjunciones seguidas: *Es bonita y pero oscura.

Conjunciones coordinantes del español:


1. Conjunciones copulativas: Y (E), TANTO... COMO..., ASÍ... COMO..., LO MISMO... QUE...,
NI. Significado general de suma, simultaneidad o coexistencia de los términos:
Mi madre leía Y yo la escuchaba.
2. Conjunciones disyuntivas: O (U). Significado general de alternativa entre los términos: si uno se
cumple, el otro no: Sé puntual O no entrarás.
La coordinación distributiva es una variante de la disyuntiva en la que pueden cumplirse los dos
términos, pero no a la vez: bien... bien..., ora... ora..., ya... ya..., o.... o....
O ríes O lloras.
3. Conjunciones adversativas: PERO (MAS), SINO, SINO QUE. Significado general de oposición
parcial o total.
PERO significa restricción u oposición parcial (si un término se considera positivo, estimativo, el
otro será negativo, desestimativo): *Es una casa bonita, pero resulta muy oscura.
SINO y SINO QUE señalan oposición total entre los términos: se cumple siempre el segundo:
No vendí el coche, SINO QUE se lo presté a Ramón.
Para muchas gramáticas sin embargo y no obstante son conjunciones adversativas.
Estrictamente, no lo son, aunque signifiquen oposición, al no cumplir las dos condiciones básicas:
Eva vino, pero, sin embargo, no la vi. - Eva vino; no la vi, sin embargo.
Para muchos son adverbios, y para otros, elementos cohesivos del texto porque relacionan
semánticamente las oraciones. Nuestro primer ejemplo sería un caso de coordinación adversativa con
PERO, y el segundo, de yuxtaposición.

7
Aunque tampoco es una conjunción coordinada adversativa, sino subordinadora:
Nació en Jaén, pero se ignora el año / Aunque se ignora el año, nació en Jaén.
4. Conjunciones ilativas: LUEGO, ASÍ (ES) QUE, CONQUE, DE MODO (MANERA) QUE
El segundo término expresa la consecuencia de lo dicho en el primero:
Pienso, LUEGO existo - Ya era la hora, ASÍ (ES) QUE nos fuimos.
En consecuencia, por consiguiente, por (lo) tanto... no serán conjunciones por la misma razón que
sin embargo y no obstante: Llovía; no salí a la calle, por consiguiente.

ACTIVIDADES

6. En las siguientes oraciones, señala los casos en los que los nexos unen dos proposiciones:
1. Ellos verán una película o una obra de teatro. 2. No parecían muy convencidos, pero al final me
han contratado. 3. Eran personas simpáticas, pero extrañas. 4. Se sacó la falta y el árbitro pitó el
final. 5. Iré a París o a Londres. 6. No son sabios, sino que lo ignoran todo. 7. No es rojo, sino
azul. 8. Ni come ni deja comer.
7. Solo en el caso de los nexos que unen proposiciones, indica su tipo y su significado general.
8. Di si los siguientes enunciados son ejemplos de oraciones simples o compuestas, y si, en este
último caso, se trata de oraciones coordinadas o yuxtapuestas:
Los suelos ondulaban; los muros se partían. 2. ¿Desayunará solo el señor o sirvo también el desayuno
de la señora? 3. La noche vuelve a su silencio, pero los hombres ya no están desamparados. 4. Tienes
dinero; se te abrirán todas las puertas. 5. No fue a la excursión; no tenía dinero. 6. Su decaimiento
podía explicarse por lo agitado del día y por el cansancio consiguiente. 7. O te decides ahora a tomar
las riendas de tu destino o acabarás hundido. 8. Trabajó duramente; sin embargo, no aprobó las
oposiciones. 9. Estoy triste; por lo tanto no te aconsejo mi compañía. 10. No fue arrastrado por su
temperamento, sino por el curso de los acontecimientos. 11. El cabo se había puesto las gafas y leía
atentamente el informe. 12. Llegó el primero a la meta; había corrido mucho. 13. En la soledad
radiante del jardín, María y Antonio juegan a la pelota. 14. No estudia, sino que pierde el tiempo. 15.
No hago otra cosa que pensar en ti. 16. Ya era la hora, así que se dieron prisa. 17. Has incumplido tu
promesa; hemos decidido, por tanto, romper nuestro pacto. 18. Prohibió el paso tanto a los
aficionados como a la prensa. 19. Me dieron un cinco, o sea, un aprobado.
9. ¿Cuál es la diferencia entre las oraciones coordinadas y las yuxtapuestas?
10. En las oraciones compuestas coordinadas del ejercicio 10, señala el tipo de coordinación
utilizado.
11. Coloca SINO o SI NO en las líneas de puntos, según convenga:
¿Qué iba a hacer el torero ...... matar el toro cuanto antes?.- Me voy a enfadar ...... vienes.- Tómate
el jarabe; ...... volverás a toser.- Toda mi vida he trabajado; ese ha sido mi ........- ¿Cuál podía ser su
decisión ...... la de aceptar?.- No era él ...... su hermano, ...... me equivoco.- ¿Quién era capaz de
inventar aquella patraña ...... Ana?.- ¿Quién era capaz de inventar aquella patraña ...... era Ana?.- El
duque de Rivas escribió "Don Alvaro o la fuerza del ......".
12. Expresa la relación reflejada en estos enunciados de manera diferente a la coordinación
copulativa:
Fui a buscarlo y no lo encontré.- Haz las cosas con más cuidado y sacarás más provecho.- Estaban
dando las nueve y dejé el trabajo.- No tenía dinero y no compré el libro.- Despreocúpate y serás
feliz.- Vas a su casa y lo encuentras durmiendo.- Ha vivido mucho y no se fía.- Lo busco y no lo
encuentro.- Sentí frío y me abrigué.

8
6. ALGUNOS USOS DE LA COMA. EL PUNTO Y COMA

1. Separa los elementos de una enumeración: Comeremos pescado, carne, fruta.


Los términos de una coordinación pueden enfatizarse con comas: Comeremos pescado, y carne, y
fruta.
Al coordinar oraciones, hay casos en que se coloca coma antes de la conjunción: por ejemplo, si
su ausencia puede hacer dudar de que sean las oraciones los términos coordinados: Antonio insultó a
Fernando, y a Juan no le gustó.
También, si una oración presenta un caso general y la otra uno particular: La juventud crea mitos,
y John Lennon es un buen ejemplo de ello.
Ante los conectores adversativos, (MAS, PERO, SINO) suele ponerse coma: Quería ir a la
clausura del Festival, pero no consiguió invitación.

2. Se usa después de expresiones como ES DECIR, EN EFECTO, POR TANTO, POR


CONSIGUIENTE, ASÍ PUES, SIN EMBARGO, NO OBSTANTE, POR ÚLTIMO, A SABER, SIN
DUDA, POR EJEMPLO, DESDE LUEGO, POR SUPUESTO, POR EL CONTRARIO, EN
GENERAL... La luz, sin embargo, permaneció encendida.

EL PUNTO Y COMA presenta dos usos principales:


1. Coma reforzada. Separa los términos de una enumeración cuando alguno contiene comas:
Ayer compré tres libros: "Amado monstruo", de Javier Tomeo; "El Húsar", de Martínez
Reverte, y "Vivir en el ansia", de Arturo Maccanti.
Antes de la Y que precede al último término, puede ir coma o punto y coma.
2. Punto atenuado. Se usa entre oraciones muy ligadas lógicamente: No lo sé; por eso callo.

ACTIVIDADES

13. Puntúa correctamente estos enunciados:


Anunciaron que no subirían los precios sin embargo todo cuesta más caro.- El comerciante colocaba los
precios en el escaparate camisas 40 euros corbatas 6 euros calcetines 3 euros pañuelos 5 euros la docena.-
Tú tienes fincas valores dinero yo nada.- Al anochecer cuando montábamos las tiendas el cielo se llenó
de negros nubarrones los truenos con fuertes estampidos rompieron el cielo crepuscular los relámpagos
iluminaron las sombras de la noche.- Compró platos vasos y copas y colchas sábanas y mantas.- Llegaré
pronto no obstante si me retraso empezad.- Yo naturalmente me negué a aquella indignidad.- Ella lee
libros y revistas y tú apenas el periódico.- Hay tres métodos principales en cuya virtud puede un hombre
llegar a primer ministro el primero es saber disponer con prudencia de su mujer hija o hermana el
segundo traicionar o minar el terreno a su predecesor el tercero consiste en mostrar en las asambleas
públicas un furioso celo contra las corrupciones de la corte.- Intenté tomar la guagua no llegué a tiempo.-
Desde luego esto no es lo que parece.

7. ORACIONES SUBORDINADAS: DE ORACIÓN A PARTE DE ORACIÓN

Las oraciones, sin perder su estructura interna (NO + complementos verbales) pueden funcionar
como los sustantivos (SL...), los adjetivos (CN...) y los adverbios (CC). Se habla entonces,
respectivamente, de oraciones subordinadas sustantivas, adjetivas y adverbiales.
8. ORACIONES SUBORDINADAS SUSTANTIVAS

Las oraciones se sustantivan por la acción de las conjunciones QUE y SI (veremos más adelante

9
otros modos de sustantivar oraciones). Igualmente, y para simplificar, podemos considerar oraciones
sustantivas los grupos verbales que tienen por núcleo un infinitivo (aunque no sea un verbo en forma
personal).
7.2.1. Oraciones sustantivas con la conjunción QUE
A B
Nos interesa SU VENIDA 1 Nos interesa QUE VENGA
Necesitamos SU PRESENCIA 2 Necesitamos QUE SE PRESENTE
Confía en NUESTRA INVITACION 3 Confía en QUE LO INVITEMOS
No da importancia a LOS INSULTOS 4 No da importancia a QUE LO INSULTEN
Me aterra la idea de SU MARCHA 5 Me aterra la idea de QUE SE MARCHE
Está segura de TU APROBADO 6 Está segura de QUE APROBARÁS
Las oraciones de A y B son prácticamente sinónimas. Se diferencian en que las B presentan un
segmento con un NO donde las A llevan un nombre o GN. Esos segmentos son oraciones, pero la
conjunción los hace funcionar como elementos de oración (oraciones sustantivadas): SL en 1, CD en 2,
suplemento en 3, etc.
Con ciertos verbos de ruego o deseo, el QUE puede ser elidido, especialmente en la lengua escrita
culta o comercial:
Es razón por la que solicita le sea concedida una beca.
En ocasiones, un artículo EL enfático puede aparecer precediendo al QUE, si la oración que este
inicia funciona como SL (o, alguna vez, como CD):
(El) que sea presidente no lo autoriza a portarse así.
Las oraciones sustantivas, como cualquier nombre, pueden funcionar como CC con la ayuda de la
preposición:
Mañana iré a tu casa para que me prestes el libro
OR. SUBORD. SUST
C.C. DE FINALIDAD

7.2.2. Oraciones sustantivas con la conjunción SI no condicional


El SI no condicional funciona como QUE. Sus diferencias son de significado: QUE presenta lo
cierto, lo seguro; SI, lo dudoso, lo problemático:
Dime que vendrás pronto / Dime si vendrás pronto.
Sé que fuiste a París / Hoy sabré si fuiste a París.
No todos los verbos admiten la oración sustantiva con SI. La admiten o la exigen verbos como
SABER, ENTENDER, DECIR, PREGUNTAR, AVISAR, INFORMAR, DESCONOCER, EXAMINAR,
etc.

7.2.3. Oraciones sustantivas de infinitivo


El infinitivo, cuando no forma parte de perífrasis, ofrece dos posibilidades:
a. Sustantivo pleno: Núcleo del GN, con complementos nominales (adjetivos y
complementos con preposición) y artículo o determinante obligatorio:
El dulce lamentar de dos pastores
CN NN CN
b. Núcleo de una oración subordinada sustantiva:
Le gusta beber Le gusta beber limonada fresquita
CI NO SL CI NO NO CD
OR. SUB. SUST. INF. SL

10
ACTIVIDADES

14. En las siguientes oraciones, subraya la proposición subordinada y señala su función:


1. Me conviene que vengas a casa. 2. Ignoro si han vuelto ya de Italia. 3. El hecho de que cante no quiere
decir que esté alegre. 4. Deme papel de envolver. 5. Aquel bromear suyo me indignó. 6. Nunca nos había
dado Jacinto pruebas de que era tan intolerante. 7. Lo hice sin que lo advirtieras. 8. Decidió tocar el piano
todas las mañanas. 9. Estaba segura de que la enfermera sería muy amable con nosotras. 10. No me
convence que hayamos de estudiar tanto. 11. Desde aquella distancia escuchábamos caer la lluvia sobre
las claraboyas. 12. La madre de Luisa abrigaba la esperanza de que esta regresara pronto. 13. Alberto
dudaba de que lo consiguieses. 14. Espera aprobar mañana el examen. 15. Esto es disfrutar de la vida. 16.
Tu padre está harto de que llegues tarde. 17. Los clientes no quedaron conformes con que les cobraran los
desperfectos. 18. He venido a que ausculten. Dejamos escapar al ladrón. 19. ¿Es verdad que se quitó el
sombrero? 20. Espero que no seas indigno de que te hayan elegido su representante. 21. Oímos que daba
las diez el reloj de la torre. 22. Oímos que daban las diez en el reloj de la torre. 23. Parece necesario que
alquiles una casa de campo. 29. Parece convencido de que todo saldrá bien. 30. La Reina cree que el Rey
cree que está loca. 31. Me gusta llamar la atención, pero no me gusta que la llames tú. 32. Si estarán
pasando hambre es una cuestión preocupante. 33. Dejamos escapar al ladrón. 34. Nos saludó desde que
vino.
15. El DEQUEÍSMO
De unos años a esta parte se ha extendido el uso de la preposición DE ante oraciones
subordinadas sustantivas con función de SL, CD o ATR (tal vez por confusión con otras
subordinadas con preposición). Así, la subordinada parece funcionar como suplemento:
*Me extraña de que no haya llegado.
*Recuerdo de que era muy travieso.
*Parecía de que todo iba a salir bien.
Este fenómeno se llama DEQUEÍSMO y es considerado incorrecto.
Para saber si la preposición es necesaria, basta con comprobar si se mantiene cuando sustituimos
la proposición sustantiva por un nombre o pronombre:
*Me extraña de tu retraso / Me extraña tu retraso.
*Recuerdo de tu mala educación / Me extraña tu mala educación.
*Parecía de eso / Parecía eso.
A veces se incurre en el defecto contrario: se suprime DE cuando es necesario:
*Me alegro que vayas - *Siempre trato que se lleven bien
Señala y corrige las incorrecciones de estas oraciones:
Pienso de que no es un buen sistema.- Me acuerdo de que jugaba bien.- Aseguró de que era
verdad.- Me aseguré de que era verdad.- Me acuerdo que de niño eras muy tímido.- Ya he
desistido de que me hagan caso.- Estoy seguro que va a llover.- Me advirtieron de que me
castigarían.- Me advirtieron de que podría envenenarme si comía setas.- Opino de que va a llover.-
Se alegraron de que los invitaran.- Sospechaban que era un delincuente.- No se dio cuenta que lo
perseguían.
9. LAS ORACIONES RELATIVAS

Con frecuencia se tiende a identificar oración relativa con oración adjetiva porque suele funcionar
como un verdadero adjetivo (aparato que vuela = volador). Como veremos, también puede ser sustantiva
y adverbial.

LOS RELATIVOS: Son elementos peculiares de la lengua, ya que tienen un doble cometido:

11
a) Permiten a la oración que introducen y subordinan funcionar como parte de oración,
especialmente como complemento del nombre (oración adjetiva).
b) A diferencia de las conjunciones, cumplen función sintáctica en la oración que inician. Esto es
posible porque tienen valor anafórico: representan en la subordinada a un elemento aparecido
antes en la oración, su antecedente. Dicho de otra forma, los relativos permiten fundir en una,
dos oraciones que presentan un elemento común:
1) Ana perdió un libro 2) El libro le gustaba mucho
CD SL

Ana perdió un libro que le gustaba mucho


SL NO DET NN SL CI NO CCC
OR. SUB. ADJ. CN
CD

El libro que perdió Ana le gustaba mucho


NN CD NO SL CI NO CCC
________OR.SUB.ADJ.CN_
SL

En estos ejemplos el antecedente es un nombre. Aunque sea lo habitual, no siempre es así: en


ocasiones los relativos tienen como antecedente un adjetivo (No sabes lo SANO que es reír), un adverbio
(HOY, que es lunes...) e, incluso, una oración entera (SE LEVANTO A LAS SEIS, lo cual me sorprendió
mucho). Oraciones como ésta son muy discutidas. Algunos autores hablan de yuxtaposición y otros de
oración principal y oración subordinada.

ORACIONES ADJETIVAS ESPECIFICATIVAS Y EXPLICATIVAS

Como los adjetivos y las aposiciones, las oraciones adjetivas pueden tener un valor especificativo,
o simplemente explicativo:
Los alumnos que estaban distraídos no entendieron nada (otros sí).
Los alumnos, que estaban distraídos, no entendieron nada (todos).
RELATIVOS CON Y SIN ANTECEDENTE

Muchos relativos pueden aparecer con antecedente o sin él (se habla entonces de antecedente
implícito). El comportamiento de las oraciones que introducen es diferente:
Si hay antecedente, la preposición que pueda preceder al relativo pertenece a este, es decir, permite al
relativo cumplir una determinada función dentro de la oración que inicia. La relativa, entonces, es
complemento del antecedente:
Conocí al chico de(l) que me hablaste
NN SUPLEM
OR. REL. ADJ. CN
CD
Cuando el relativo aparece sin antecedente expreso, la preposición (si hay) no es del relativo, sino de la
oración relativa entera para que esta cumpla una función con respecto a alguno de los elementos que
quedan fuera de ella:
Los que están distraídos no entienden la explicación
S_L________________
OR. REL. SUST. SL

12
Háblame de quien te invitó
SL
OR. REL. SUST
SUPLEMENTO
CATEGORÍA DE LOS RELATIVOS

Según su función dentro de la oración relativa, podemos establecer esta clasificación:


2.1. Relativos con categoría de pronombre: QUE, QUIEN, EL CUAL.
2.2. Relativo determinante: CUYO.
2.3. Relativos adverbios: DONDE, COMO, CUANDO.
2.4. Relativo que pueden ser pronombre, determinante y adverbio: CUANTO.

ORACIONES ADJETIVAS DE PARTICIPIO

Los participios, cuando no entran en perífrasis verbales o en las llamadas construcciones absolutas
presentan dos posibilidades:
a) Adjetivos plenos: Es una persona muy resuelta
NN C.ADJ. N. ADJ
CN
ATRIBUTO
b) Núcleo de una oración subordinada adjetiva:
Recuperaron el cuadro robado ayer en la iglesia
NO CCT CCL
OR. SUB. ADJ. CN
CD
Hablar de oraciones en estos casos parece mucho más arriesgado que en el caso del infinitivo o del
gerundio: los participios no pueden tener sujeto ni CD ni CI; sin embargo, lo haremos atendiendo a ese
valor verbal que presenta a veces por su capacidad de llevar complementos verbales (CC, SUPL. y
PRED.).
10. LOS PRONOMBRES Y ADVERBIOS INTERROGATIVOS Y EXCLAMATIVOS

Como los relativos, cumplen función dentro de la oración que inician; por tanto, se rellenan de
significado. Aparecen en oraciones independientes (¿Qué haces? - ¿Cómo dices? - ¡Qué feliz estoy!) o
encabezando oraciones sustantivas. Nunca llevan antecedente.
QUÉ: sust.: Dime QUÉ se dijo; adj.: ¿QUÉ libro lees?; adv.: ¡QUÉ feliz soy!
SL CN C.ADJ.
OR. SUST.CD
QUIÉN: sust.: ¿Por QUIÉN lo hiciste?
CC CAUSA

13
CUÁL: sust.: No nos dijo con CUÁL vendría
CCC
OR. SUST. CD
CÓMO, DÓNDE, CUÁNDO: adv.: ¿CUÁNDO lo viste? - Cuéntame CÓMO vino
CCT CCM
OR.SUST.CD
CUÁNTO: SUST.: ¿CUÁNTAS quieres?; adj.: ¿CUÁNTOS días vas?; adv.: ¡CUÁNTO llora!

ACTIVIDADES

16. Localiza los relativos en las siguientes oraciones.


El árbol bajo cuyas ramas nos cobijamos es un pino.
Busco un sitio donde podamos estar tranquilos.
La carne que has comprado es fresca.
Messi, que es argentino, juega al fútbol en Europa.
Fueron ellos quienes no quisieron ir a la fiesta.
Se precipitaron los acontecimientos, los cuales ya se habían anunciado.
Dijo a la policía todo cuanto sabía.
Hazlo como quieras.
Fue durante el otoño cuando nos vimos por primera vez.
17. Indica si los relativos del ejercicio anterior pertenecen a la categoría gramatical pronombre,
determinante o adverbio.
18. ¿Qué es el antecedente? Localiza los antecedentes en las oraciones del ejercicio 18.
19. Cuando el relativo es un determinante, concuerda en género y número con el sustantivo al que
acompaña. En las oraciones del ejercicio 18 señala a qué sustantivo acompaña el determinante
relativo.
20. Enlaza mediante un relativo (QUE, CUAL, QUIEN, CUYO, COMO, DONDE) estos pares de
oraciones, de forma que a cada par le correspondan dos oraciones; para ello la proposición
subordinada deberá ser en un caso la 1), y en el otro, la 2):
1) Marcos escribió esa carta. 2) Pepe encontró la carta. 3) Marcos escribió esa carta que Pepe
encontró. 4) Pepe encontró la carta que Marcos escribió.
1) Isabel se casa la próxima semana. 2) Isabel está ahora de viaje.
1) Nos encontramos en la cafetería. 2) La cafetería era antes de mi abuelo.
1) El televisor está estropeado. 2) Alfonso nos regaló el televisor.
1) El Ebro hace fértil la Rioja. 2) El Ebro es un río caudaloso.
1) Estaba lejos el lugar. 2) Se dirigieron hacia el lugar.
1) Lo hicieron de una forma. 2) No me gustó la forma.
1) Había una orquesta. 2) Los componentes de la orquesta vestían de rojo.
21. Suprime las repeticiones sustituyendo las palabras en negrita por relativos:
Sus primeras fantasías infantiles se habían tejido en torno a aquel nombre
-Morningside-, ............ aquel nombre, Morningside le parecía maravilloso por el sonido que
tenía al decirlo, como de aleteo de pajaros, y también, claro, porque significaba "al lado de la
mañana", .......... al lado de la mañana es una cosa muy bonita. Pero además era el lugar ............
en ese lugar vivían Aurelio y Rebeca, ........... quería a Aurelio y Rebeca más que a nadie en el
mundo. Había momentos ........... empezaba a soñar con los ojos abiertos en ese momento y la
discusión de sus padres se convertía en una música de fondo ............ se iban desarrollando sobre
la música de fondo las imágenes de su excursión fantástica por las calles, plazas y parques .........
tanto echaba de menos las calles, plazas y parques.

14
22. Indica si las siguientes oraciones son especificativas o explicativas. Luego, convierte, si es
posible, especificativas en explicativas, y viceversa:
a) El entrenador sancionó a los atletas que llegaron tarde.
b) Encuaderné los libros, que estaban estropeados.
c) Don Enrique, que había comprado un coche nuevo, nos llevó a Madrid.
d) Los amigos de quienes siempre me acuerdo me visitan con frecuencia.
e) Mañana se reúne el Tribunal Supremo, cuyo fallo es inapelable.
f) Saludé a los heridos, quienes ya habían sido dados de alta.
g) Encontré a aquellos muchachos, los cuales recorrían España en bicicleta.
23. Con frecuencia tiende a omitirse la preposición delante de QUE relativo cuando este funciona
como CI, CC o suplemento. Esta omisión puede considerarse medianamente aceptable cuando
ante el antecedente figura la misma preposición (En el lugar [en] que me encuentro), y
totalmente correcta cuando QUE funciona como CC y su antecedente es un sustantivo
"temporal" de los que no necesitan preposición para ser CC; entonces puede aparecer o no (El
día [en] que me quieras).
Teniendo esto en cuenta, corrige las formas incorrectas:
a) Con la sencillez que ahora me expreso me he expresado siempre.
b) Hay personas que les gusta comer mucho.
c) Este es el chico que te hablé.
d) Entramos por la puerta que entró Machaquito.
e) Fue por tu hijo que me enteré del accidente.
f) Las semanas que no trabajo se me hacen muy largas.
g) Es por eso que no te he visitado.
h) Hay muchos fumadores que de pronto les entra el complejo y dejan de fumar.
i) Nos veremos en el sitio que nos vimos la otra vez.
j) No me dijo eso el señor que hablé con él.
24. EL CUAL parece, en la mayor parte de los casos, una simple variante de algunos de los usos de
QUE. Entonces es preferible el empleo de QUE. Pero hay contextos, aún no fijados con
precisión, en que EL CUAL es obligatorio.
Di en qué casos de los que vienen a continuación QUE y EL CUAL son conmutables entre sí.
a) La que llamó fue Rosa.
b) Saludé a Ricardo, que volvía de París en el talgo.
c) Los estudiantes, la mayoría de los cuales eran americanos, estaban pendientes de las
noticias.
d) Con los chicos que se examinaron no hablé.
e) Encontré a la madre de Federico, la cual vive en Madrid.
f) Volvimos al mirador desde el que habíamos visto el eclipse.
g) En la habitación había una mesa, debajo de la cual dormía un gato.
h) No, no fue a María a la que encontré.
i) Había varias llaves, ninguna de las cuales servía.
j) Intentó hacer trampas, por lo que fue expulsado de la sala.
k) Me agradó ver nuevamente a amigos con los cuales había convivido largo tiempo.
l) Tenía unos cuantos gatos, dos de los cuales se murieron.
25. Di en qué casos podrían conmutar QUE y QUIEN:
a) Salgo con el que conociste en París.
b) Cometió la maldad de enseñárselo a su esposa, que lo felicita y lo anima a presentarse a un
concurso literario.
c) Avisa al cobrador que vino esta mañana.
d) Bórralo con tu goma, que está encima de la mesa.

15
26. Funde con CUYO los siguientes pares de oraciones:
1) Al chico no se lo dije. 2) Conoces a los hermanos del chico.
1) Apareció un señor. 2) Sin el permiso del señor no se podía pasar.
1) El juez parecía amable. 2) Lo pusieron bajo la tutela del juez.
1) Me atendió un tipo. 2) Uno de sus hermanos es amigo mío.
1) Se apagó la linterna. 2) Nos alumbrábamos con la luz de la linterna.
27. Hay dos tipos de incorrecciones relacionadas con CUYO:
a) Usarlo sin valor posesivo o sin antecedente expreso: *Aceptamos la invitación, cuya invitación
nos fue hecha por los novios (por que nos fue hecha...).
b) También es incorrecto el uso de QUE SU por CUYO, tan frecuente en la lengua coloquial:
*Deben salir los alumnos que sus padres esperan fuera (por cuyos padres).
Según esto, corrige los usos incorrectos de CUYO y QUE SU:
a) Aquella iglesia cuyas torres ves es la catedral.
b) Me gusta mucho el coche que su dueño es australiano.
c) Las flores que su madre le envió se pudren en el cubo de la basura.
d) En el bosque que está al lado del río, cuyo bosque es enorme, abundan los pinos.
e) Entramos en una casa, en cuyo salón se encontraban nuestros amigos.
f) Me miró con tristeza, en cuya mirada adiviné que habíamos perdido.
g) ¿Leíste el libro que su autor es de mi pueblo?
h) ¿Leíste el libro que su autor me dedicó?
28. En las siguientes oraciones, subraya la subordinada e indica su tipo y función sintáctica:
1. Me gusta que vengas todos los días. 2. El bolígrafo que te has encontrado es mío.3. No está el director,
sin cuya firma no pueden darme el certificado. 4. Me parece ridículo que pienses así. 5. Es mi hermana
quien llama.6. Nos reveló de qué modo habían conseguido evadirse.7. La puerta por la cual entramos era
de nogal. 8. No nos explicó la forma como lo habían conseguido.9. No se fía de quienes lo adulan.10.
Recordaba el barco en que se embarcó aquella vez .11. Confío en que te portes bien en el colegio.12. Uno
de mi calle me ha dicho que tiene un amigo que dice conocer a un tipo que una vez fue feliz.
29. En las oraciones anteriores, señala el relativo y su antecedente, si lo tiene.

11. ORACIONES ADVERBIALES

Las oraciones pueden adverbializarse para cumplir la función de complemento circunstancial (o


incluso de complemento de adjetivo o de adverbio). Para ello la lengua dispone de una serie de
conjunciones, y de adverbios que pueden funcionar como conjunciones.

Observaciones previas
Antes de centrarnos en las oraciones adverbiales, debemos tener en cuenta que no todas las
consideradas tradicionalmente como tales lo son en sentido estricto.
Por ejemplo, preposición + oraciones relativas sustantivas: funcionan como CC, pero no son
adverbiales.
Seguimos por el que llevaba a Belén Vete con quien te haga caso
OR. REL. SUST. OR. REL. SUST.
CCL CCC

16
ORACIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES
1. Temporales:
Nexos: APENAS, NO BIEN, ASÍ (QUE), TAN PRONTO (COMO), DESPUÉS QUE, CUANDO
-sin antecedente- SEGÚN, MIENTRAS, CONFORME, A MEDIDA QUE ANTES QUE,
DESDE QUE
La proyección se reanudó CUANDO (APENAS...) volvió la luz.
CUANDO (SEGÚN...) lo iba contando, todos palidecían.
Salió ANTES QUE le pudieran dar la noticia..
2. De lugar:
Nexos: DONDE –sin antecedente-. A veces, con preposición para matizar el contenido locativo.
Apareció (en, por...) DONDE nadie lo esperaba.

3. Modales:
Nexos: COMO -sin antecedente-, SEGÚN, CONFORME. SIN QUE
El experimento salió COMO (SEGÚN...) habíamos previsto.
En ocasiones, las oraciones adverbializadas por COMO o SEGÚN no afectan al verbo, sino a
toda una oración:
La mar es muy traicionera, COMO (SEGÚN) dice mi tío.
4. Causales :
Nexos: PORQUE, PUES, YA QUE, COMO QUIERA QUE, COMO -no relativo, con indicativo,
cuando la subordinada aparece antes- , PUESTO QUE, SUPUESTO QUE, VISTO QUE, DADO QUE, A
CAUSA DE QUE
No fuma PORQUE le hace daño.
COMO QUIERA QUE (COMO) no estaba preparado, lo dejamos.
PUESTO QUE (YA QUE, VISTO QUE...) lo quieres así, así se hará.
En ocasiones, QUE puede iniciar una oración causal.
Cállate, QUE me molestas.
Hay algunas fórmulas fosilizadas para introducir valores causales que algunos gramáticos
consideran ligadas a los relativos:
DE + TANTO + ADJ. (PART., ADV., SUST.) + QUE (COMO) + VERBO
No nos vio DE TAN DISTRAÍDO QUE (COMO) ESTABA.
Me indigesté DE TANTOS DULCES QUE (COMO) COMÍ.
5. Finales:
Nexos: QUE, en ejemplos como Ven QUE te cure, PARA QUE, A QUE, A FIN DE QUE
6. Condicionales:
Nexos: SI, COMO -no relativo, con verbo en subjuntivo-, A MENOS QUE, SIEMPRE QUE,
SIEMPRE Y CUANDO, CON TAL QUE, CUANDO, A CONDICIÓN DE QUE, CON LA
CONDICIÓN DE QUE
SI esperas un poco, te explico ese problema.
COMO no te des prisa, llegaremos tarde.
CUANDO él lo dice, será verdad.
Acepto la propuesta, SIEMPRE QUE (SIEMPRE Y CUANDO...) tú también lo
hagas.
En las oraciones complejas con subordinadas condicionales, se llama prótasis a estas y
apódosis al resto.

17
7. Concesivas:
Expresan una dificultad para que se cumpla lo expresado por el verbo principal, pero que no lo
impide.
Nexos: AUNQUE, AUN CUANDO, SI BIEN, A PESAR DE QUE, AUN SI, ASÍ, MAL QUE.
Saldré AUNQUE, AUN CUANDO...) llueva.
Vencieron, SI BIEN hubo bajas.
Fórmulas fosilizadas:
POR + ADJ.(ADV, SUST) + QUE + VERBO - POR ÚTIL QUE SEA, renuncio.
CON + LO + ADJ.(ADV.) + VERBO - ¿Vas a su casa, CON LO LEJOS QUE ESTÁ?
CON + ART. + SUST. + QUE + VERBO -Llegué tarde, CON LA PRISA QUE ME DI.

8. Comparativas:
Ofrecen la comparación de dos conceptos. De esta comparación resultan tres relaciones: la
igualdad, la superioridad y la inferioridad.
Pedro es más alto que (alto es) Juan.
Rafael trabaja menos que habla.
Antonia comió tantas aceitunas como (aceitunas comió) Enrique.
Tradicionalmente se han analizado así:
Pedro es tan alto como yo pensaba
OR.SUB.ADV.COMP.
9. Consecutivas:
Ofrecen la consecuencia que se deduce de la intensidad con que se manifiesta una cualidad o
una acción. Con ellas ocurre algo similar a lo de las comparativas:
Leyó tantos libros que enloqueció
OR.SUB.ADV.CONSEC.

ORACIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES DE GERUNDIO

Las oraciones cuyo núcleo es un gerundio funcionan ordinariamente como adverbiales, que
podrán ser de un tipo o de otro según los contextos:
Lo encontré cantando una horrible canción
CD NO NV CD
OR. SUB. ADV. MODAL (CCM)
Paseando por el campo, encontré un tesoro
NV CCL NO CD
OR.SUB.ADV. TEMP.

EL PARTICIPIO EN CONSTRUCCIÓN ABSOLUTA

El participio, como adjetivo que es en gran medida, puede ser núcleo de oraciones adjetivas:
Ya fiché los libros llegados ayer de Barcelona
NV CCT CCL
OR. SUB. ADJ. CN
CD

18
Otras veces aparece en las llamadas construcciones absolutas de participio: el participio
concuerda con un sustantivo que no cumple función en la oración (¿su sujeto?):
Oídos los reos, el juez dictó sentencia
NV SUJ.
CCT
Esta construcción se separa por comas del resto de la oración, y funciona como CC,
generalmente de tiempo. Equivale a una subordinada adverbial, y como tal puede considerarse.
12. EL USO DE LOS GERUNDIOS

El valor básico del gerundio es el de indicar la duración. Debe expresar una acción simultánea de la
acción principal (Mirando por la ventana vi la procesión) o una acción anterior inmediata (Cogiendo
mucho aire soplé las velas de la tarta). Se suele considerar inelegante, si no incorrecto, el empleo de esta
forma verbal para aludir a una acción posterior a la que indica el verbo principal, es especial cuando no es
casi simultánea a ella.
 Los escolares visitaron el museo, siendo el Guernica uno de los cuadros que más admiraron.
 Los reyes llegaron puntualmente a la inauguración del monumento, iniciándose el acto con
unas palabras de bienvenida pronunciadas por el alcalde de la localidad.
 Los hijos se llevaban mal entre sí, produciéndose situaciones conflictivas con mucha
frecuencia.

ACTIVIDADES:
30. Señala en qué enunciados se hace un uso inadecuado del gerundio y propón la corrección
necesaria:
1. Viendo que no llegaba, opté por dejarle una nota en la puerta.
2. El padre apagó el televisor, mandando a los niños que se fueran a la cama.
3. Los pensionistas visitaron los jardines de la Alambra, haciéndose fotografías y todo con el guía,
que era muy simpático.
4. El camarero recogió los vasos, lavándolos a continuación.
5. El ejército, cargando contra el enemigo, abrió una brecha en las filas de la caballería contraria.
6. El concejal de distrito inauguró las nuevas oficinas municipales, reclamándole los vecinos una
mayor presencia policial en las calles.
7. Dirigiéndose a los presentes, el juez ordenó silencio en la sala.
8. Cuando se están dando las novedades, no permito que ningún soldado abandone la posición de
firme, le recriminó el sargento de semana.
9. Abrió la puerta del garaje, entrando el coche seguidamente.
10. Armando todas las piezas del puzzle, obtendrá una magnífica marina.

31. Clasifica las oraciones subordinadas adverbiales subrayadas:.


1. Siempre estaré donde me necesites. 2. Si no tienes dinero, no puedes acompañarme. 3. No eres
madrileño, porque no has nacido en Madrid. 4. Ganó tanto dinero que pudo construirse un chalet en
las afueras. 5. Cenando muy deprisa, consiguió llegar a tiempo.6. Antes de que te vayas, cierra la
puerta. 7. Con tal que no llegues tarde, puedes asistir a la cena. 8. Yo leo mejor que tú escribes. 9.
Como llegaste muy tarde, es lógico que no te recibieran. 10. Podrás entrar al cine siempre que vengas
acompañado.

32. Expresa de tres maneras distintas lo mismo que decimos con la oración Me canso cuando subo
las escaleras.
33. Expresa de dos maneras distintas lo mismo que decimos con la oración Cuando va madurando,

19
el fruto va adquiriendo mejor sabor.
34. Expresa de seis formas distintas lo mismo que decimos con la siguiente oración, pero añadiendo
el matiz de que la equivocación se produjo inmediatamente después de haber entregado el
examen: Cuando entregué el examen, me di cuenta de que me había equivocado.
35. Expresa de siete maneras distintas lo mismo que decimos con la oración Esa mancha no se irá
con agua porque es de tinta.
36. Expresa los valores temporales, modales, causales y condicionales de estas oraciones con
construcciones de gerundio:
a) Vas a perder todo crédito porque mientes mucho.
b) Apenas terminé la carta, salí a la calle.
c) Nos miró como si riera.
d) Nos ha sorprendido porque se ha comportado muy extrañamente.
e) Me parecía oír a su padre cuando lo oía a él.
f) Contesta a la gente como si se burlara de ella.
g) El tren, cuando había silbado dos veces, arrancó.
37. Sustituye en estas oraciones la oración causal que va en cursiva por un sustantivo (Ej.: Pude
llegar a tiempo de recibirlo porque el tren llegó con retraso - El retraso del tren me permitió
llegar a tiempo de recibirlo):
a) Todos los alumnos resolvieron el problema porque era muy sencillo.
b) La clase tiene una alegría especial porque se acercan las vacaciones.
c) La clase está algo nerviosa porque están próximos los exámenes.
d) Ha obtenido buenos resultados porque ha trabajado.
e) No podrá venir con nosotros porque está enfermo.
f) El equipo estuvo a punto de perder porque jugó con desgana.
g) Confesó la verdad porque el interrogatorio fue muy hábil.
h) Podemos ver el parque desde casa porque han derribado el edificio de delante.
i) Los espectadores se enojaron porque algunas escenas son muy crudas.
j) El local fue cerrado porque en él se infringía la ley.
k) No puedo decir lo que pienso porque soy decente.
38. Construye todas las oraciones posibles con las ideas:
ABONAR BIEN LAS PLANTAS ------------- CRECER MUCHO
39. Expresa de cinco maneras distintas el hecho de que Juan tiene novia, de lo cual se seguirá la
consecuencia de que ya vendrá menos con nosotros.
40. ¿Qué diferencia de significado encuentras entre estas dos oraciones?:
a) Le gasta tales bromas, que un día se va a enfadar.
b) Le gasta tantas bromas que un día se va a enfadar.
41. ¿Y entre éstas?: a) Comió hasta reventar. b) Comió hasta que reventó.
42. Expresa de tres maneras distintas lo mismo que decimos con esta oración: Si hoy no recibo carta
suya, le pondré una conferencia esta noche.
43. Expresa de cuatro formas diferentes que basta con que los alumnos contesten correctamente a
dos preguntas para que aprueben (valores condicionales).
44. ¿Cuál de las proposiciones adverbiales de estas oraciones es temporal y cuál condicional?:
a) Cuando él lo hace, por algo será.
b) Cuando él lo hace, sale siempre bien.
45. Formula de tres maneras diferentes lo mismo que decimos con esta oración:
Dijo que vendría mañana, aunque tiene mucho trabajo.
46. Formula de cuatro formas distintas lo mismo que decimos con esta oración:

20
Ponte en pie para que te veamos bien.
47. Reúne en una sola oración las siguientes:
a) El acusado fue declarado culpable.
b) El sumario fue cerrado.
c) El asunto quedó zanjado.
d) Nadie quedó convencido con la sentencia.
48. Transforma estas oraciones de modo que las relaciones de coordinación se conviertan en
relaciones de subordinación causal (utiliza construcciones variadas):
a) Estaba lloviendo y no salí de casa en toda la tarde.
b) Me resulta muy interesante y procuro encontrarme todos los días con él.
c) Es futbolista profesional y tiene todos los sábados ocupados.
49. Convierte las relaciones de subordinación causal en relaciones de coordinación ilativa,
yuxtaposición o subordinación consecutiva:
a) Ten cuidado, que hoy está de mal humor.
b) Como no me gusta el precio ni la calidad, no voy a comprarlo.
c) Este fin de semana me quedo en casa porque estoy aburrido de tantos atascos.
d) Por defender los derechos de los inmigrantes, se ganó la enemistad de muchos vecinos.
50. Convierte en finales las oraciones causales siguientes:
a) Se queja mucho porque no desea pasar inadvertido.
b) Como no queremos que nos encuentre aquí, nos marcharemos ahora mismo.
c) Le dejé los apuntes porque me interesaba que los corrigiese.
51. Transforma en sujeto el CC de causa. Para ello será necesario cambiar el verbo principal (Ej.:
Por sus victorias en África se le dio el sobrenombre de "Africano" - Sus victorias en África le
valieron el sobrenombre de "Africano").
a) Dan ganas de irse de aquí por el calor que hace.
b) Tuvimos que irnos de allí por el calor que hacía.
c) Por aquel simple hecho comenzó la guerra entre ambos países.
d) Por sus contradicciones se dedujo que estaba mintiendo.
e) Se ganó la antipatía de todos por su maledicencia.
f) Cervantes está en el primer plano de la narrativa mundial por el Quijote.
g) Obtuvo la victoria por su combatividad.
h) No tiene ganas de comer por los aperitivos que toma.
i) No puede dormir por las preocupaciones que tiene.
j) Los coches circulan con dificultad por las obras que están haciendo en las calles.
52. Analiza las siguientes oraciones:
1. La radio anunciará esta noche que el acto ha sido suspendido. 2. El rumor que corre es que está
enfermo. 3. El peregrino descubrióse la cabeza, echó el sombrero encima de la hierba y se acercó a la
fuente del atrio. 4. Yo estaba allí cuando sucedió. 5. Nos reuniremos en este lugar donde estamos.

13. SINTAXIS DEL DISCURSO: LOS CONECTORES

Los conectores, también llamados marcadores del discurso u organizadores textuales, son los
encargados de conectar unos con otros los enunciados y los párrafos, indicando el tipo de relación que se
establece entre ellos. La selección siguiente atiende, sobre todo, a la frecuencia con que aparecen en los
textos expositivo-argumentativos:
● Aclaración, explicación o reformulación : es decir, esto es, o sea, en (con) otras palabras, en
(con) otros términos, mejor dicho...
● Adición (o incorporación de una idea nueva) e intensificación: y, además, también,
asimismo, es más, más aún, de igual forma (modo, manera)...

21
● Causa-consecuencia: por eso (ello), de ahí que, así, a causa de esto, por lo cual, pues, luego,
entonces, por (lo) tanto, en (por) consecuencia, por consiguiente, así (que) (pues), de ahí
(aquí) (que), por eso (esto, ello)...
● Cierre discursivo: en fin, por fin, finalmente, por último, en último lugar...
● Concesividad: aunque, a pesar de..., con todo, de todos modos, de todas formas (maneras)...
● Confirmación o constatación: en efecto, efectivamente, sin duda, desde luego, de hecho, por
supuesto, naturalmente...
● Contraste u oposición: pero, no obstante, sin embargo, ahora bien, por el contrario, en
cambio, antes bien, más bien.
● Ejemplificación o ilustración: (así) (como) por ejemplo.
● Enumeración y ordenación dentro del texto: primero - segundo...; en primer lugar - en
segundo lugar...; por (de) una parte - por (de) otra parte; por (de) un lado - por (de) otro lado.
● Recapitulación, resumen y conclusión: en resumen, en conclusión, en resumidas cuentas, en
suma, en una palabra, en dos (pocas) palabras.

ACTIVIDADES
53. Clasifica los marcadores que aparecen en los enunciados siguientes y explica qué significación
aporta cada uno:
 Conviene, sin embargo, señalar ya desde aquí que todas estas primeras obras de Arrabal existen en
primeras versiones que preceden —pensamos— a las fechas propuestas por el autor. No nos
sorprendería incluso que la mayoría de ellas nacieran con las que, más arriba, consideramos
«primitivas».
 Pero, de todas formas, pienso que ya no es el mismo jugador que hace algunos años. De hecho, en
esta última temporada, por ejemplo, no ha marcado más que ocho goles, lo que sin duda está muy
lejos de su rendimiento en otras temporadas. En fin, que no es extraña la actitud de Antic.
 En mi caso coinciden factores personales muy especiales. Es decir, yo soy hijo de emigrantes. Por
ejemplo, mi madre ya estaba catalanizada y ella habla catalán habitualmente, pero, por
circunstancias derivadas de la guerra civil, no me crió ella, prácticamente, sino que me crió mi
abuela. Entonces, mi abuela era castellanoparlante y cuando volvió mi padre de la cárcel, mi padre
era castellanoparlante también. Y claro, se quedó sepultada la catalanización de mi madre.
 El Nobel y el nadie
La historia pasada está patas arriba porque la realidad presente anda cabeza abajo. Y no solo
al sur de América: también al norte.
¿Quién no conoce, en los Estados Unidos, a Teddy Roosevelt? Este héroe nacional
predicó la guerra contra los débiles: la guerra, proclamaba Roosevelt, purifica el alma y
mejora la raza. Por tanto, recibió el Premio Nobel de la Paz.
En cambio, ¿quién conoce, en los Estados Unidos, a Charles Drew? No es que la
historia lo haya olvidado: simplemente, nunca lo conoció. Sin embargo, este científico salvó
muchos millones de vidas humanas, desde que sus investigaciones hicieron posible la
conservación y transfusión del plasma. Drew era director de la Cruz Roja de los Estados
Unidos. En 1942, la Cruz Roja prohibió la transfusión de sangre de negros. Entonces Drew
renunció. Drew era negro.
54. Extrae e identifica los conectores presentes en uno de los textos trabajados en clase (aquel que te
indique el profesor o la profesora).
55. ¿Qué diferencia de significado encuentras entre estas dos oraciones?:En los siguientes
enunciados, coloca marcadores que hagan patente la relación de significado entre las ideas:
 El gobierno apenas está haciendo nada para combatir el paro. Las últimas medidas económicas
que ha tomado no han producido sino un alud de nuevos desempleados.

22
 Nunca se puede tener nada bajo control. Siempre suceden cosas que uno nunca se espera. Te
estudias bien un examen y te preguntan lo único que te has dejado sin repasar. No estudias nada y
te cae lo único que te sabes. Puedes ir por la calle tan tranquilo y se te cae una teja en la cabeza.
La vida es un laberinto. Un absurdo.
56. Los siguientes marcadores, y los términos que los acompañan, han sido extraídos de un breve
discurso de agradecimiento con motivo de la recepción de un premio. A partir de ellos, intenta
redactar un texto similar que mantenga la misma estructura que el original. Una vez redactado,
explica la función textual de cada conector:
Antes de nada... La verdad es que... y que...; pero finalmente...
(Este premio)... y... Por tanto... Es decir, que...; en primer lugar a..., a... y a... También... Y,
por supuesto, también... A todos en general...
57. ¿En qué casos parece preferible sustituir encima por además?:
a) Debo hacerme un análisis de sangre y, encima, unas radiografías. (Lo dice una paciente)
b) Deberá hacerse un análisis de sangre y, encima, unas radiografías. (Lo dice una doctora)
c) Para aprobar tiene que hacer el examen y, encima, redactar un trabajo. (Lo dice un profesor)
d) Para aprobar tengo que hacer el examen y, encima, redactar un trabajo. (Lo dice un alumno)
58. ¿En qué caso parece preferible sustituir en consecuencia por por tanto?:
a) Se ha ido la luz; en consecuencia, la tele no funciona.
b) La tele no funciona; en consecuencia, se ha ido la luz.
59. Une los enunciados siguientes utilizando de manera adecuada los siguientes marcadores de
oposición: sin embargo, no obstante, de todas formas, aun así, ahora bien, por el contrario, al
contrario, con todo. Intenta manejar la mayor variedad posible.
a) Según nuestro gerente, esta es una compañía muy seria. Nadie lo diría.
b) No les recomendé invertir en Bonos del Estado. Les aconsejé las acciones de TELEASA.
c) Nuestra empresa ha conseguido comercializar 3.000.000 de botellas de vino tinto. No hemos
alcanzado nuestro techo comercial.
d) El consejero delegado no es especialmente inteligente. Tiene una inmensa capacidad de
esfuerzo.
e) Los especialistas auguran una fuerte crisis en el sector de la construcción. La asesora financiera
de nuestra firma insiste en invertir en bienes inmobiliarios.
f) Hemos estudiado este tema durante tres horas. Todavía no lo entendemos.
g) Les hemos ofrecido estas acciones a Fernández, S.A. No parecían interesados.
h) Llevamos trabajando dieciséis horas diarias durante toda la semana. Los nuevos colaboradores
afirman que no están cansados.

23
14. EL LÉXICO DE LA LENGUA

El conjunto de palabras con el que cuenta una lengua no es fijo ni estable. La evolución de la
sociedad y las transformaciones de la realidad crean necesidades de léxico para cuya satisfacción la
lengua cuenta con recursos diversos: así, las palabras cambian en su forma o en su significado, se crean
nuevos términos, se pierden los que se refieren a realidades desusadas o, en fin, se incorporan voces de
otras lenguas.
El vocabulario de una lengua es heterogéneo, pues está constituido por palabras de procedencia
distinta:
a) El vocabulario patrimonial, tomado de la lengua de la que procede, en nuestro caso, el latín.
Al proceder el español del latín, la mayor parte del léxico de nuestra lengua tiene origen latino
(vocabulario patrimonial), si bien muchas voces han ido cambiando poco a poco en su forma y su
significado, hasta hacer, en numerosos casos, poco reconocible su relación con la lengua latina.
Así, entre amare y amar no es difícil establecer una relación tanto formal como de significado, lo
mismo que entre ventus y viento. Pero esa relación es ya más difícil de percibir entre tepidus y tibio,
africus y ábrego, calx y coz, o limen y umbral; y más aún cuando la semejanza entre dos palabras es sólo
externa, no de contenido: salir y lat. salire 'saltar'. o parar y lat. parare 'preparar'.
b) El vocabulario del sustrato, tomado de las lenguas existentes antes de la formación de la
lengua propia.
Junto al fondo tradicional latino, se ha incorporado a nuestra lengua, a lo largo de su historia,
vocabulario de otras lenguas: por un lado, el procedente de las lenguas prerromanas existentes en la
Península antes de la conquista y colonización romanas (lenguas de sustrato), como el de origen ibero o
céltico; y, por otro lado, los préstamos de otras lenguas pertenecientes a pueblos con los que se convive o
con los que se mantienen relaciones sociales, políticas y culturales.
c) El vocabulario de los préstamos de otras lenguas.
Muchas lenguas han dejado préstamos en la nuestra, empezando por algunas prerromanas, como
el vasco, que continuó su existencia tras la colonización romana; siguiendo con el árabe, las lenguas
germánicas, el francés, las lenguas indígenas americanas, el italiano y otras lenguas peninsulares (gallego,
catalán, etc.); y terminando con el inglés, fuente inacabable de préstamos durante el siglo XX. En la
actualidad, la entrada de neologismos procedentes del inglés -los anglicismos- es muy intensa, de manera
que el aire de prestigio y modernidad de todo lo inglés ha empujado al destierro de numerosas palabras
españolas.

LAS POSIBILIDADES FORMATIVAS DE LA LENGUA

Junto con los préstamos, se puede incrementar el léxico de una lengua creando palabras a partir de
las ya existentes por medio de procedimientos morfológicos particulares.
 La derivación, mediante prefijación (natural/antinatural, leer/releer) y la sufijación
(reloj> relojería, luna > lunático, hospedar> hospedaje, rápido> rápidamente). La
sufijación puede cambiar la clase gramatical de la palabra. Los interfijos son elementos
átonos carentes de significado propio que aparecen en algunas palabras derivadas entre la
raíz o lexema y el afijo: enSanchar, nuvECita.
 La composición: se forma una palabra de dos preexistentes (chupatintas, sacacorchos,
matasanos, agridulce). En casos, los componentes aparecen separados (caballo de mar,
mando a distancia, guardia jurado, hispano-árabe).
 La parasíntesis, que forma palabras con prefijación y sufijación simultáneas (enrojecer,
enmohecido) o por composición más sufijación (picapedrero, malpensado).
 La abreviación: siglas, en las que se han reducido varias palabras a sus iniciales (ONU,
MEC); abreviaturas, en que se reduce la forma dejando solo algunas letras (Sr., tel.,
admón., aptdo); acrónimos, que pueden ser siglas lexicalizadas, que pueden coexistir con
las siglas sin lexicalizar, (ovni, elepé, sida, Unesco) o formadas por el principio y el final de

24
dos términos (motel: motor+ hotel; informática: información+ automática; autobús:
automóvil+omnibus) y acortamientos (bici, zoo, bus).

LOS CAMBIOS EN LAS PALABRAS


El conjunto de palabras de las que disponemos en una lengua es, por tanto, un sistema abierto que,
con el paso del tiempo, experimenta continuos cambios: por eso, las palabras que usamos actualmente no
son las mismas que las utilizadas en el castellano primitivo del siglo XII o el del siglo XVIII, no se
escriben igual, puede que no signifiquen lo mismo y quizá se empleen en situaciones distintas. Los
cambios en las palabras pueden afectar a la expresión (en el pasado formas como decender, medula o lilio
hoy son descender, médula, lirio..o al significado (se modifica el contenido de una palabra o se crean
nuevos significados para expresiones ya existentes en la lengua, como suerte, pasó a significar 'buena
suerte' en contextos como deséame suerte)
Todos estos cambios, por lo general, siguen un proceso que comprende dos momentos claramente
diferenciados: la innovación, que supone la modificación formal de la palabra o la creación del cambio
de significado o de uso; y su generalización o propagación hasta ser aceptada por la mayoría de los
hablantes y hacerse de uso común.

CAUSAS DEL CAMBIO:

Los cambios semánticos se producen por causas muy diversas. Ante todo, para adaptar la lengua a
las transformaciones de la realidad, es decir, a la aparición de nuevos objetos, conceptos o ideas ante
los que la lengua suele adoptar soluciones diferentes:
 Acuñar una palabra nueva, como se hace en la mayoría de las ciencias y técnicas (tacómetro,
fotomecánica, telescopio...).
 Tomar en préstamo una palabra de otra lengua (láser, bite, aeróbic).
 Asignar un significado nuevo a una palabra conocida, lo que ya es propiamente un cambio
semántico: guillotina -del instrumento de ejecución popularizado en la Revolución francesa al
utensilio para cortar papel en una imprenta-; discoteca -primero fue el conjunto de discos y el
lugar donde estaban, después pasó a designar el local público donde se baila música de discos-,
azafata, etc.
Este tipo de cambios léxicos explica que hace sesenta años no existiesen palabras como fax,
computadoras, minifalda, vídeo, vitrocerámica, lycra, grifería monomando, retrovirus, sencillamente
porque no existían las realidades a que hacen referencia. El mismo fenómeno se produce en una dirección
contraria: a medida que nos vamos olvidando de otras realidades, olvidamos también las palabras con las
que hacemos referencia a ellas (binar, guardainfante, opilación, cillerero, ceranda, angarillas, etc.), pues
se han convertido en palabras desusadas y arcaísmos.
En los lenguajes específicos de las ciencias y de la técnica se crean los llamados tecnicismos,
para designar elementos, conceptos, leyes y procesos propios de cada una. Muchos pasan al lenguaje
común, y en general se crean mediante estos procedimientos que hemos señalado y que pueden
clasificarse de la siguiente manera:
a) préstamos léxicos, preferentemente del inglés y más o menos castellanizados: bites,
container, iceberg, jazz...
b) préstamos semánticos, que traducen términos al castellano, como ventana (window), archivo
(file), ratón (mouse)...
c) calcos: combinaciones de palabras que se han adoptado de otras lenguas manteniendo el
mismo significado que la combinación de origen, como lluvia ácida (acid rain), efecto
invernadero (greenhouse effect)...
d) Otro procedimiento consiste en recurrir a palabras desusadas de origen grecolatino o a
verdaderas palabras griegas y latinas. Hablamos entonces de raíces prefijas y raíces sufijas.

25
PRINCIPALES RAÍCES PREFIJAS

AERO-, "aire": aeropuerto. MAXI-, "grande": maxifalda.


ANFI-, "ambos": anfibio. MEGALO-, MEGA-, "grande": megáfono;
ANTROPO-, "hombre": antropología. "un millón": megavatio.
AUTO-, "mismo": automóvil. META-, "cambio": metamorfosis;
BI-, "dos": birreactor. "más allá": metafísica.
BIBLIO-, "libro": biblioteca. MICRO-, "pequeño": microcospio;
BIO-, "vida": biología. "millonésima parte": microfara dio.
CARDIO-, "corazón": cardiopatía. MILI-, "milésima parte": milímetro.
CEFALO-, "cabeza": cefalópodo. MINI-, "pequeño": minifundio.
CENTI-, "centésima parte": centímetro. MINUS-, "menos": minusválido.
CINEMATO-, "movimiento": cinematógrafo. MIRIA-, "diez mil": miriámetro.
COSMO-, "universo": cosmonave. MONO-, MON-, "uno": monoplaza, monarca.
CRONO-, "tiempo": cronómetro. MULTI-, "muchos": multirreincidencia.
CUATRI-, "cuatro": cuatrimestre. NECRO-, "muerto": necrópolis.
DECA-, "diez": decámetro. NEO-, "nuevo": neofascista.
DECI-, "décima parte": decímetro. NEURO-, "nervio": neurología.
DEMO-, "pueblo": democracia. OCTA-, OCTO-, "ocho": octaedro.
DODECA-, "doce": dodecaedro. OFTALMO-, "ojo": oftalmología.
ENDECA-, "once": endecasílabo. OLIGO-, OLIG-, "poco": oligarquía.
ENDO-, "interno": endocrinología. OMNI-, "todo": omnipotente.
ENEA-, "nueve": eneágono. OTO-, "oído": otosclerosis.
EXO-, "fuera": exótico. PANTO-, PAN-, "todo": paneuropeo.
FITO-, "planta": fitología PENTA-, "cinco": pentágono.
FONO- "sonido": fonología. PERI-, "alrededor": perímetro.
FOTO-, "luz": fotografía. PLURI-, "varios": pluriempleo.
GASTRO-, "estómago": gastronomía. PLUS-, "más": plusvalía.
GEO-, "tierra": geología. PIRO-, "fuego": pirómano.
HECTO-, "ciento": hectómetro. POLI, "muchos": polifonía.
HELIO-, "sol": helioterapia. PROTO-, "primero": protohistoria.
HEMATO-, HEMO-, "sangre": hemorragia. PSICO-, "mente": psicología.
HEMI-, "medio": hemiciclo. SEMA-, "signo": semáforo.
HEPATO-, HEPAT-, "hígado": hepatitis. SEMI-, "medio": semiautomático.
HEPTA-, "siete": heptágono. SEUDO-, "falso": seudoprofeta.
HETERO-, "otro": heterodoxo. TELE-, "lejos": teléfono.
HEXA-, "seis": hexágono. TERMO-, "calor": termómetro.
HIDRO-, "agua": hidroterapia. TETRA-, "cuatro": tetramotor.
HISTO-, "tejido": histología. TOPO-, "lugar": topografía.
HOMEO-, HOMO-, "semejante": homólogo. TRI-, "tres": trípode.
ISO-, "igual": isotermo. UNI-, "uno": unicelular.
KILO-, "MIL": kilómetro. XENO-, "extranjero": xenofobia.
MACRO-, "grande": macrocéfalo. ZOO-, "animal": zoología.

PRINCIPALES RAÍCES SUFIJAS


En los casos en que aparecen juntas dos formas, seguidas de la significación, la primera de esas formas
expresa el "fenómeno" y la segunda el "agente" o el "poseedor" de ese fenómeno.

-ALGIA, "dolor": neuralgia -LITO, "piedra": piedra.


-ARQUÍA, -ARCA, "gobierno": monarquía, -LOGÍA, -LOGO, "estudio": teología, teólogo.
monarca. -MANÍA, -MANO, "locura": dipsomanía,
-CEFALIA, -CÉFALO, "cabeza": acefalia, dipsómano.

26
acéfalo. -METRÍA, -METRO, "medida": termometría,
-CIDIO, -CIDA, "acción de matar": homicidio, termómetro.
homicida. -MORFO, "que tiene forma": amorfo.
-CRACIA, -CRATA, "gobierno": democracia, -NOMÍA, -NOMO, "ley": autonomía, autónomo.
demócrata. -LATRÍA, -LATRA, "adoración": egolatría,
-CRONÍA, -CRONO, "tiempo": isocronía, ególatra.
isócrono. -OIDE, "semejanza": ovoide.
-CULTURA, -CULTOR, "cultivo": apicultura, -ONIMIA, ÓNIMO, "nombre": toponimia,
apicultor. topónimo.
-DROMO, "carrera": hipódromo. -PATÍA, -PATA, "enfermedad": cardiopatía,
-EDRO, "plano": diedro. cardiópata.
-EMIA, "sangre": leucemia. -PODE, "que tiene pies": trípode.
-FAGIA, -FAGO, "acción de comer": -PODO, "que tiene pies": miriápodo.
antropofagia, antropófago. -PTERO, "que tiene alas": díptero.
-FERO, "que produce": petrolífero. -RAGIA, "derrame": hemorragia.
-FILIA, -FILO, "amistad": hispanofilia, -SCLEROSIS, "endurecimiento": arteriosclerosis.
hispanófilo. -SCOPIO, "instrumento para ver": telescopio.
-FOBIA, -FOBO, "enemistad": claustrofobia, -TERAPIA, "curación": balneoterapia.
claustrófobo. -TECA, "caja": biblioteca.
-FONÍA, -FONO, "sonido": telefonía, teléfono. -TECNIA, "arte, habilidad, técnica": radiotecnia.
-FORME, "que tiene forma": filiforme. -TIPIA, "impresión, huella": fototipia,
-GAMIA, -GAMO, "matrimonio": poligamia, -TOMÍA, "división": anatomía.
polígamo. -VORO, "que come": herbívoro.
-GENIA, -GENO, "origen": orogenia, patógeno. -ZOO, "animal": protozoo.
-GONO, "ángulo": polígono.
-GRAFÍA, -GRAFO, "trazado, escritura":
tipografía, tipógrafo.
-IATRÍA, -IATRA, "medicina": psiquiatría,
psiquiatra.

En otros casos, lo que se produce es un cambio en los referentes, es decir, un cambio en el objeto
o la realidad designada por la palabra. Es frecuente, en estos casos, que la lengua se muestre reacia al
cambio en la forma de nombrar esa realidad, por lo cual es habitual que se mantenga el mismo
significante para designar algo diferente.
Ocurre, por ejemplo, con carro, que entre los latinos era 'vehículo de dos ruedas', igual que en el
castellano de España, pero no en el español americano, en el que significa 'coche'; y átomo, que significa
'que no puede dividirse', aunque ya los científicos han demostrado la existencia de componentes menores
como los llamados quarks.
Los condicionamientos sociales también influyen en el cambio léxico. Por ejemplo, pueden
promover prohibiciones o restricciones en el uso de ciertas palabras que se refieren a fenómenos u objetos
mal considerados o desagradables, o favorecer el uso de ciertas expresiones por las connotaciones
positivas o valoraciones sociales que las acompañan.
En este grupo se encuentran, en efecto, los tabúes lingüísticos, que la comunidad acostumbra a
sustituir por otras expresiones mejor consideradas socialmente. Se trata de eufemismos de origen muy
variado: pardiez, diantre, desenlace por muerte; asistenta por criada; dar a luz por parir; o expresiones
de jerga o de lenguajes especializados (por ejemplo, en política coyuntura, cumbre).
La influencia de lenguas extranjeras en el cambio léxico, por su parte, suele manifestarse en la
adopción de préstamos, principalmente de las lenguas con mayor prestigio. En estos casos puede ocurrir
que una lengua tome de otra tanto el significante como el significado de la palabra nueva (del inglés,
estrés o boom; del alemán, máuser o búnker; del francés, croissant o reprise) o que adopte sólo el
significado y lo incorpore como un significado más de una palabra propia (por ejemplo, en el dominio de
la informática, carpeta, ventana, directorio o ratón).

27
Otras causas del cambio semántico son las siguientes:
 El intercambio de palabras entre la lengua común y los lenguajes característicos de los grupos
sociales y profesionales. En unos casos, ciertos grupos toman palabras de la lengua común y les
dan significados nuevos (chocolate, camello, porro, pinchar, etc.); en otros casos, ocurre el
proceso inverso (azorar, del lenguaje de la caza 'perseguir o alcanzar el azor a las aves' a la
lengua común 'sobresaltar, conturbar'; arribar, del lenguaje marinero 'llegar la nave al puerto' a
la lengua común 'llegar por tierra a cualquier parte').
 La economía lingüística, es decir, el deseo de decir algo con el menor número de palabras: a ello
se debe, por ejemplo, que ciertos adjetivos hayan tomado significados como sustantivos en casos
como puro (de cigarro puro), rubia (de peseta rubia), Físicas (de Ciencias Físicas), etc.

LOS SIGNIFICADOS NUEVOS DE LAS PALABRAS:

Procedimientos de creación

Cuando se utiliza una palabra para designar otra realidad que no es la habitual o que tiene un
significado nuevo, no se actúa al azar. Los nuevos significados se crean normalmente a partir de las
relaciones existentes entre distintas palabras, sus expresiones, significados y las realidades que designan:
principalmente de semejanza y de contigüidad, pero también de inclusión y de contraste.
Esas relaciones pueden darse a su vez en diferentes planos: en el del contenido o en el de la expresión.
Aunque con menor influencia en la creación de significados que la metáfora y la metonimia,
también dan lugar a significados nuevos la etimología popular y la elipsis:
 La etimología popular puede producir un cambio tanto en la forma como en el significado de una
palabra al relacionarla erróneamente con otro término semejante en la forma. Ocurre con
destornillarse de risa por desternillarse de risa, o ruinseñor por ruiseñor.
 En la elipsis, por otra parte, una palabra toma el significado de otra que habitualmente la
acompaña, cuando ésta es omitida. En nuestra lengua, ha sido un procedimiento de gran
rendimiento en los adjetivos, que han tomado el significado de todo el sintagma nominal: diario
por periódico diario, registradora por caja registradora.
 Metáfora y metonimia:
Los significados nuevos que resultan de procesos llevados a cabo en el plano del
contenido son, sin duda alguna, los más productivos: concretamente los significados metafóricos y
los metonímicos. En ambos casos, una palabra adquiere un nuevo significado en virtud de una
transferencia semántica o asociación con otro significado: bien porque el significado antiguo y el
nuevo guardan alguna semejanza (metáfora), o bien porque los dos significados se refieren a
realidades contiguas (metonimia).
En la metáfora, una palabra con un significado A adopta un significado B en virtud de su
semejanza con A. Por ejemplo, falda adopta un nuevo significado -aplicado a «parte de montaña»-
por su semejanza con la prenda de vestir.
En el caso de la metonimia, la relación entre los términos se apoya en la contigüidad entre
las realidades o entidades que designa cada uno de ellos. En consecuencia, se toma el término que
designa la realidad A para designar la entidad B, porque entre ambas existe una relación del tipo:
 La parte por el todo (tradicionalmente llamada sinécdoque): Reunieran a las mejores
cabezas (= personas inteligentes) del país; Compraron un dieciséis válvulas; Deja ver tu
cara por aquí. Y el todo por la parte: Los americanos lanzaran la bomba atómica sobre
Japón.
 El objeto por el usuario: Aplaudieran al trompeta; Necesitan un violín en el cuarteto; Los
taxis están en huelga.
 La marca o el creador por el producto: Comprar un Citröen; Descubrir un Goya; Leer a
Unamuno.

28
 El continente por el contenido: Tomar una copa (= el contenido); Comer un solo plato.
 El lugar por la institución: La Moncloa (= el Gobierno) se pronunciará mañana sobre el
conflicto.
 El lugar o época por el acontecimiento: Recuerden el 92 (= las Olimpiadas, la Expo). No
olvidarán Ruanda (= la experiencia vivida en ese país).

ACTIVIDADES

Modernos y elegantes
Desde que las insignias se llaman pins; los homosexuales, gays; las comidas frías, lunchs, y los
repartos de cine, castings, este país no es el mismo. Ahora es mucho más moderno.
Durante muchos años, los españoles estuvimos hablando en prosa sin enterarnos. Y, lo que todavía
es peor, sin damos cuenta siquiera de lo atrasados que estábamos. Los niños leían tebeos en vez de
comics, los jóvenes hacían fiestas en vez de parties, los estudiantes pegaban posters creyendo que eran
carteles, los empresarios hacían negocios en vez de business, las secretarias usaban medias en vez de
panties, y los obreros, tan ordinarios, usaban la fiambrera al mediodía en vez del catering. Yo mismo hice
aerobic muchas veces, pero como no lo sabía -ni usaba, por supuesto, las mallas adecuadas-, no me sirvió
de nada. En mi ignorancia, creía que hacía gimnasia.
Afortunadamente, todo esto ya ha cambiado. Hoy, España es un país rico a punto de entrar en
Maastricht, y a los españoles se nos nota el cambio simplemente cuando hablamos, lo cual es muy
importante. El lenguaje, ya se sabe, es como la prueba del algodón: no engaña. No es lo mismo decir
bacon que tocino -aunque tenga igual de grasa-, ni vestíbulo que hall, ni inconveniente que handicap. Los
cosas, en otro idioma, mejoran mucho y tienen mayor prestancia. Sobre todo en inglés, que es el idioma
que manda. [...]
Para ser ricos del todo y quitarnos el complejo de paíis tercermundista que tuvimos algún tiempo y
que tanto nos avergonzaba, sólo nos queda ya decir siesta -la única palabra que el español ha exportado al
mundo, lo que dice mucho en favor nuestro- con acento americano.

JULIO LLAMAZARES, de Nadie escucha

60. Expón la opinión del autor sobre la entrada de anglicismos en nuestra lengua y comenta el
recurso que utiliza para mostrar su actitud ante ello.
61. Explica los factores que, según el autor, determinan el uso tan habitual de términos procedentes
del inglés.
62. Anota los anglicismos que cita el autor y sus equivalentes en nuestra lengua. Comenta si existen
diferencias entre ambas voces, desde el punto de vista del significado, y explica en cuáles su
adopción se ha debido a la existencia de realidades nuevas y en cuáles a razones sociales, de
prestigio o de otro tipo.
63. Recoge otros anglicismos de nuestra lengua pertenecientes a ámbitos como el ocio (tickets,
footing), el profesional (mailing, fax), los medios audiovisuales (show, magazine), o el deportivo
(play-oft). Busca, si existen, sus equivalentes en español, comenta las diferencias denotativas o
connotativas entre ellos, y argumenta las razones que pueden explicar su entrada en nuestra
lengua.

29
¡Escarne!
(Donde se contemplan los esfuerzos titánicos por dotar de sentido a lo que no lo tiene)

Afirman los especialistas que las palabras son arbitrarias: ¿qué tiene que ver la sucesión de
sonidos m, e, s, a, con el tablero sostenido comúnmente por cuatro patas? Nada en absoluto [...]. Sin
embargo, para el hablante sumergido en su lengua, esa determinada asociación de sonido y significado es
plenamente natural. Y no solamente eso: si se le pone delante una palabra nueva o extranjera intentará
entenderla y reinterpretarla con ayuda de otra más familiar. Es lo que se llama etimología popular, y el
resultado es con frecuencia creativo, sorprendente, y no es extraño que al final acabe enriqueciendo la
lengua.
«Le llevaron al hospital y le metieron en el escarne.» ¡El escarne! El hablante que llamó así al
scanner no sólo se evitó el trabajo de intentar pronunciar este barbarismo (lo que normalmente da lugar a
cosas como ejcáner), sino que además reconoció en el artefacto una máquina que se abre paso por debajo
de la carne para mirar el interior de las personas (cf. los vulgares estripar, etc.). Del mismo modo, aquel
que manifestaba: «los gastos del juicio fueron a su consta», sugería sin duda que el infortunado se había
percatado bien de que tenía que pagar. Y el joven asesor financiero que dudaba de si determinado
producto estaba «extenso de IVA» tenía posiblemente una desmedida idea del alcance de las leyes
fiscales.
El habla actual, que debe digerir constantemente nuevos términos de origen tecnológico, abunda
en estas reinterpretaciones: un televisor hará transferencias, o surgirá un nuevo material doméstico:
fornica; alguien recibirá la inyección del tuétanos, o se cruzará por la calle con una «moto con sillacar».
Pero a veces es una «frase hecha» aparentemente simple la que sufre los embates del hablante: «han
cargado las cintas en ese artículo», «según mi escuela de valores». En estos casos se reacciona frente a un
término en sí mismo normal pero que resulta poco claro en un cierto contexto, y se sustituye por otro que
se juzga más apropiado («era una mujer chafada a la antigua»).
Otras veces se huye directamente de una palabra compleja. Al decir «el frasco quedó
aromáticamente cerrado» (en vez de hermética-) se soslaya un término difícil, y además se añade una
oportuna pincelada descriptiva. [...]
Hay, por último, auténticas creaciones: el taxista que declaraba que la mayor dificultad de su
oficio era aprender a cubicarse en la ciudad, evocaba tal vez la minuciosa cuadrícula de los planos y los
problemas de la impenetrabilidad de los cuerpos tridimensionales. O la asistenta que confesaba «vivir en
la peripecia» sabía bien lo que suponía habitar en el extrarradio urbano. Y la extendida práctica de llamar
erupto a la emisión de gases por la boca, ¿no estará en realidad ampliando el ancho campo de las
metáforas magmáticas del cuerpo (del ardor de estómago y el fuego en la mirada, a las erupciones
cutáneas)?
Pero haríamos mal en pensar que porque se llaman etimologías populares sólo afectan a las masas
iletradas. Cuando el hablante, incluso culto, habla de la hoz de un río, se representa claramente la grácil
curva con que el cauce penetra la tierra, a semejanza del instrumento de siega. Pero la hoz del río
proviene del latín faucis, 'garganta' (que está en el origen de fauces), y nada tiene que ver con la he-
rramienta campesina.
Aunque quizás el mayor ejemplo de este tipo de usurpaciones aparezca sobre nuestra cabeza cada
noche: «la Osa Mayor» no lo ha sido siempre. La constelación era conocida originalmente como El Carro,
pero la palabra asiria para «carro» al llegar a Grecia se entendió como otra que significa oso y ahí quedó
el plantígrado celeste girando en las alturas, como recordatorio diario de lo fácil que es errar en cuestiones
de cosas y palabras.
JOSÉ ANTONIO MILLÁN, Húmeda cavidad seguido de rosas y puerros.

64. Define el planteamiento de la etimología popular que hace el autor del texto, José Antonio
Millán:
 ¿Cómo se crea una etimología popular?
 ¿Cuáles son sus aportaciones a la lengua que hablamos?

30
65. Analiza los ejemplos presentados en el texto y comprueba si existen diferencias de creación en
ellos: ¿se producen todos por una mera confusión en la forma de las palabras?; ¿intervienen
otros factores?
66. Según el autor, ¿puede considerarse la etimología popular como un fenómeno exclusivo de
ciertos grupos sociales o como un fenómeno del que participan todos los hablantes? Razona la
respuesta.
67. En el texto aparecen palabras como fuego, oso, garganta, plano, inyección y campo. Consulta en
el diccionario los distintos significados de cada una de ellas y señala si algunos de ellos son
significados metafóricos, metonímicos o de otro tipo.
68. Consulta en el diccionario el significado de las palabras que siguen, y di qué aportan a ese
significado las raíces prefijas y sufijas que contienen: aerofagia, aerofobia, anfibio, anfibología,
antropología, antropónimo, autócrata, automóvil, bigamia bioética biografía cardiopatía, cardiograma
cefalópodo, cefalalgia, cosmonauta, cosmovisión, cronómetro, cronoescalada, cronología.

La generalización de una innovación semántica está propiciada por algunas circunstancias como
las siguientes:
 Cuando se necesita nombrar un determinado elemento de la realidad o un concepto para
cuya designación la lengua no cuenta con palabras, especialmente si lo que se quiere
designar tiene gran importancia en la sociedad. Es el cambio que experimentó en el
Renacimiento la palabra talento, que dejó de significar 'voluntad' para convertirse en
'inteligencia'; o de enervar, que en nuestro siglo ha cambiado su significado de 'debilitar'
por el de 'poner nervioso'.
 Cuando el significado nuevo y su uso se identifican con conductas propias de las clases
sociales prestigiadas, o cuentan con gran relevancia social: es el esnobismo, el deseo de
imitación y de dar la impresión de estar al día, lo que induce al hablante a su utilización.
Así se explica, en muchos casos, la rápida penetración de creaciones léxicas de grupos
jergales, de medios de comunicación, etc. Es el caso de muchas palabras que han adquirido
nuevos significados, como cultura 'forma de actuar', destrezas 'conocimientos', reajustes
'nuevos precios'.
 Cuando la innovación se difunde a través de los medios de comunicación de masas, lo cual
garantiza su recepción por parte de una numerosa audiencia. Es lo que ha ocurrido con el
sentido de arquero 'portero de un equipo de fútbol' y otros cambios en palabras del ámbito
deportivo, político, etc.

31