Está en la página 1de 1

El turismo rural comunitario (TRC) representa una oportunidad de generación de ingresos y de

desarrollo para comunidades rurales ubicadas cerca de atractivos turísticos y que aún no se
benefician económicamente de los visitantes a la zona.

El modelo de intervención de desarrollo económico del programa RUTAS, promovido de forma


conjunta por CAF – Banco de desarrollo de América Latina – y nosotros, da respuesta de forma
eficaz y sostenible a la principal debilidad que suelen tener intervenciones de turismo rural
comunitario en cuanto a la comercialización, en términos de diseño de canales sostenibles, falta
de apropiación de la comercialización por parte de las poblaciones locales, poca vinculación con
tour operadores locales, entre otros, limitando la sostenibilidad.

Nuestro modelo RUTAS, de turismo comunitario, se basa en tres componentes clave:

Competitividad turística: aplicando estándares del mercado y asegurando que la oferta cumple
con las expectativas de la demanda

Comercialización sostenible: a través de la apropiación de la función comercial y venta directa por


parte de las comunidades. El programa RUTAS ha creado y fortalecido a operadores turísticos
comunitarios, gestionados autónomamente por las propias comunidades. Hemos brindado
capacitación a los equipos de venta de las comunidades y les hemos ayudado a vincularse a
empresas privadas turísticas en la zona; para que integraran los paquetes turísticos en sus ofertas.

Alianzas público-privadas-comunitarias estratégicas: desde el programa RUTAS hemos promovido


en algunos casos la creación y en otros el fortalecimiento de mesas sectoriales de turismo. En
estas las mesas, las comunidades, pudieran participar junto con otros actores privados y públicos y
que se promoviera el potencial del turismo rural comunitario. Todo esto permite el acercamiento
entre actores y generar alianzas que generan mutuos beneficios y oportunidades de negocio para
las comunidades.

El resultado final ha sido conseguir la apropiación y el empoderamiento de las comunidades de


cara a ofertar sus servicios turísticos, beneficiando a 3.380 emprenderos turísticos (55% mujeres)
en 17 comunidades. Se han conseguido que 64 tour operadores nacionales e internacionales
comercializaran las rutas del proyecto, firmando 32 acuerdos comerciales y recibiendo a casi
16.000 turistas al final del proyecto.

Esta publicación comparte la metodología RUTAS detallando las condiciones mínimas, estrategias,
acciones, claves de éxito y lecciones aprendidas para implementar RUTAS en otros contextos. Se
incluyen también estudios de caso prácticos de Perú, Ecuador y Bolivia.