Está en la página 1de 6

EPIDEMIOLOGÍA

En el mundo se calcula que hay entre 6 y 7 millones de personas infectadas


por Trypanosoma cruzi, el parásito causante de la enfermedad de Chagas. La
enfermedad de Chagas se encuentra sobre todo en zonas endémicas de 21
países de América Latina, donde se transmite a los seres humanos
principalmente por las heces u orina de insectos triatomíneos conocidos como
vinchucas, chinches o con muchos otros nombres, según la zona geográfica.
La enfermedad de Chagas se encuentra principalmente en la parte continental
de América Latina (y no en las islas del Caribe), pero en las últimas décadas se
ha observado con mayor frecuencia en los Estados Unidos de América,
Canadá, muchos países europeos y algunos del Pacífico Occidental. Esto
obedece sobre todo a la movilidad de la población entre América Latina y el
resto del mundo.(1)

En el Perú 2019, se ha notificado 12 casos de Chagas en el país y en el 2018,


en el mismo periodo, se notificó 13 casos, la TIA fue de 0.04 casos por 100 mil
habitantes.(2)

IMAGEN 1: umero de casos de enfermedad de chagas, Perú 2000-2019

TABLA 1: Número de casos de enfermedad de chagas según departamento. (2)

Años Corte hasta la SE 13


2014 2015 2016 2017 2018 2019* 2014 201 201 201 2018 2019*
Departamentos
5 6 7
AREQUIPA 45 48 18 17 9 4 10 21 8 7 5 4
JUNIN 0 1 0 1 0 1 0 0 0 0 0 1
MADRE DE DIOS 3 0 0 0 0 1 1 0 0 0 0 1
LIMA 0 0 0 1 1 1 0 0 0 0 1 1
LORETO 2 1 1 0 3 1 0 0 0 0 2 1
AYACUCHO 1 2 1 2 2 1 0 1 0 2 0 1
PIURA 0 0 0 0 0 1 0 0 0 0 0 1
HUANUCO 1 0 0 0 1 1 0 0 0 0 1 1
LA LIBERTAD 0 1 0 0 0 1 0 1 0 0 0 1
UCAYALI 1 0 0 0 3 0 0 0 0 0 2 0
HUANCAVELICA 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
MOQUEGUA 2 3 1 4 0 0 0 0 1 0 0 0

ICA 0 1 0 1 0 0 0 0 0 0 0 0
SAN MARTIN 2 5 4 1 3 0 1 2 0 0 2 0
APURIMAC 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
TUMBES 0 0 0 0 1 0 0 0 0 0 0 0
AMAZONAS 4 40 22 5 1 0 2 4 4 1 0 0
PASCO 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
LAMBAYEQUE 0 14 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
PUNO 1 2 0 0 0 0 0 1 0 0 0 0
CAJAMARCA 1 3 0 1 3 0 0 1 0 0 0 0
TACNA 3 0 0 1 0 0 2 0 0 0 0 0
CALLAO 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0
ANCASH 0 0 0 0 1 0 0 0 0 0 0 0
CUSCO 1 0 1 1 0 0 1 0 0 1 0 0

Perú 67 121 48 35 28 12 17 31 13 11 13 12

Fuente : Centro Nacional de Epidemiologia, Prevención y Control de


Enfermedades – MINSA. (*) Hasta la SE 13 – 2019

TABLA 2: Número de casos, incidencia y defunciones por enfermedad de


chagas, Perú 2014-2019.(2)
Fuente : Centro Nacional de Epidemiologia, Prevención y Control de
Enfermedades – MINSA

TABLA 3 : Distribución de casos de la enfermedad de Chagas por grupos de


edad y género. Perú 2019. EL 66.67% de casos se concentra en el grupo de
30-59 años.(2)

Fuente : Centro Nacional de Epidemiologia, Prevención y Control de


Enfermedades – MINSA
CUADRO CLÍNICO
Con fines prácticos se suele reconocer las siguientes formas clínicas de
presentación de la Enfermedad de Chagas: Chagas agudo, Chagas crónico,
Chagas congénito, Portador de Trypanosoma cruzi.

Chagas agudo Con o sin lesión de puerta de entrada cutánea u ocular,


chagoma de inoculación o signo de Romaña (figura 8), dentro del mes de
haberse inoculado los trypomastigotes, aparecen síntomas generales y locales.
Su presencia indica transmisión activa. Los síntomas generales corresponden a
un proceso infeccioso generalizado, es decir fiebre, escalofríos, malestar
general, cefalea y dolores musculares. Menos frecuentemente, disnea de
esfuerzo o espontánea. Al examen clínico puede reconocerse el chagoma de
inoculación y en los casos de desarrollo de miocarditis aguda, el examen
clínico puede detectar arritmia y edema maleolar. El examen de tórax puede
revelar disminución del murmullo en las bases, ausencia del mismo y signos de
derrame pleural. Los tonos cardiacos suelen estar apagados y puede haber
crecimiento cardiaco y alteraciones del ritmo. Los exámenes
electrocardiográficos pueden mostrar signos de alteraciones de la conducción
desde retardo de la conducción aurículo-ventricular hasta alteraciones de
conducción de las ramas, extrasístoles y otras alteraciones del ritmo,
generalmente son reversibles al pasar la fase aguda. La radiografía simple de
tórax, detecta aumento del área cardiaca y signos de derrame pleural. Otros
exámenes de dinámica cardiaca corroboran el diagnóstico de miocarditis
aguda. En algunos casos de Chagas agudo no hay alteraciones miocárdicas
importantes, pero si puede haber otras manifestaciones como hepato-
esplenomegalia, dificultad en el movimiento de miembros, alteraciones
nerviosas con cefalea persistente e hipertensión endocraneana corroborada
por aumento de tensión del líquido céfalo-raquídeo. En otros casos de Chagas
agudo, solamente persiste el cuadro de proceso infeccioso generalizado, por lo
cual el diagnóstico clínico de Chagas agudo puede pasar desapercibido. Las
formas agudas aparentes se presentan en el 3% de los casos.

Chagas crónico Forma Indeterminada. Infección asintomática que puede


nunca evolucionar a otras formas crónicas. La serología es positiva en la forma
más frecuente (50% en área endémica). Forma Cardiaca (30%) Es la más
importante como causa de muerte. Puede ser asintomática pero con
alteraciones electrocardiográficas (la más frecuente es bloqueo de rama
derecha). Puede aparecer la miocarditis chagásica crónica. La sintomatología
se reconoce en forma paulatina como una insuficiencia cardiaca crónica,
principalmente, por la disnea de esfuerzo, edema maleolar y luego hay
intensificación de estos síntomas que puede llegar a la disnea espontánea,
edema generalizado . Es importante señalar, que a diferencia de otras
insuficiencias cardiacas crónicas, la de la enfermedad de Chagas acontece en
personas de edad mediana. Esto la diferencia de la insuficiencia cardiaca
crónica dependiente de otras enfermedades del corazón como la
arteriosclerosis que aparece en personas de edad avanzada. Los exámenes
electrocardiográficos, radiológicos y dinámicos corroboran la insuficiencia
cardiaca irreversible, que no obedece al tratamiento digitálico. En casos no
excepcionales, el cuadro de lesión cardiaca crónica suele tener una evolución
más corta, en ocasiones violenta, como puede ser el infarto miocárdico o
bloqueos auricolaventriculares irreversibles que llevan en corto tiempo a la
muerte, que se califica como «ataque cardiaco», sin llegar a reconocerse la
naturaleza chagásica del accidente. Los hallazgos electrocardiográficos más
frecuentes de observarse y que inducen a pensar en miocarditis chagásica
crónica son: bloqueo completo o incompleto de rama derecha, hemibloqueo
anterior, hemibloqueo posterior, extrasistolia ventricular, ritmo ideoventricular
acelerado, manifestaciones de enfermedad del nodo sinusal, aleteo auricular,
fibrilación auricular, bloqueo AV de 2do. grado tipo Mobitz (I y II), necrosis
miocárdica, alteraciones primarias de repolarización43 (Fig. 9). Forma
Digestiva (7-8%) Son alteraciones ocasionadas por lesiones de los plexos
nerviosos. En esta forma crónica de la enfermedad, usualmente no se
reconoce la etapa aguda de la infección. Las principales molestias son de
orden digestivo, con alteraciones de la motilidad y morfología. En el caso del
megaesófago, inicialmente se presenta dispepsia, con sensación de plenitud
gástrica precoz, situación que se va haciendo más evidente con el transcurso
del tiempo, posteriormente se agrega mal aliento, vómito de alimento ingerido
muchas horas antes, incluso del día anterior y hasta dificultad respiratoria. El
examen radiológico muestra el ensanchamiento del esófago, que se va
acentuando con el curso del tiempo . En el caso del megacolon, inicialmente se
presenta estreñimiento con sensación de balonamiento abdominal, que puede
ser cada vez más persistente cuando el megacolon va evolucionando a
dolicomegacolon. La aparición de vólvulos es una consecuencia de esta
alteración y puede aparecer dolor abdominal tipo cólico persistente que termina
en cuadros agudos abdominales de obstrucción intestinal que necesita
intervención quirúrgica de urgencia. Forma Mixta Cuando la asociación es de
forma Cardiaca y digestiva

Chagas congénito: Cuando la dosis de inoculación es la infectante, el pasaje


del trypomastigote sanguíneo circulante en la gestante al feto a través de
placenta, determina la presencia de Chagas congénito. Aparecen
Hepatoesplenomegalia e Ictericia Las estadísticas señalan que de cada 100
gestantes, en una a 18 se puede producir la infección del feto . El feto
constituye un buen organismo para la reproducción del parásito, ya que los
mecanismos defensivos del feto están en desarrollo, lo cual favorece la
colonización del parásito en todos los tejidos de los diferentes órganos, lo que
explica las altas parasitemias observadas. La gestante puede abortar. Algunas
veces los recién nacidos presentan deficiencias, son prematuros, de muy bajo
peso, febriles con hepatoesplenomegalia, de escasa succión de leche, algunos
no logran sobrevivir. Conviene recordar que al examinar la sangre en fresco de
estos niños se puede demostrar los trypomastigotes móviles .

Portador Es asintomático, sin embargo, pueden tener lesiones mínimas o


evolutivas y se hacen evidentes en cualquier momento, comportándose como
un caso de Chagas crónico. La importancia del portador está en que se
constituye en reservorio de la infección y puede permitir la infección del vector,
del receptor de una transfusión de sangre o en el caso de mujeres, promover la
transmisión transplacentaria. En caso de donar sus órganos, poder infectar al
receptor.

1. Organización mundial de la salud. Enfermedad de chagas. 2019.[en


línea].[acceso 16 de noviembre del 2019]. Disponible en:
https://www.who.int/topics/chagas_disease/es/
2. MINSA.Centro Nacional de Epidemiologia, Prevención y Control de
Enfermedades 2019. Enfermedad de chagas. [en líne].[acceso 16 de
noviembre del 2019]. Disponible en:
https://www.dge.gob.pe/portal/index.php?
option=com_content&view=article&id=14&Itemid=154
3. Ministerio de salud. Aspectos clínicos de enfermedad de chagas. .[en
línea].[acceso 16 de noviembre del 2019]. Disponible en:
http://bvs.minsa.gob.pe/local/OGEI/796_MS-OGE109.pdf
4. https://sci-hub.tw/https://doi.org/10.1016/S0213-005X(13)70111-3
5. https://sci-hub.tw/https://doi.org/10.1016/j.eimc.2015.12.008