Está en la página 1de 6

● Lo que motiva

principalmente a la división del


trabajo es la necesidad del
hombre de permutar,
cambiar y negociar una cosa
por otra. Por ejemplo, uno
nunca ha visto a dos perros
intercambiar un
hueso, ni intercambiar nada
entre ellos. Los seres humanos
cuando necesitan algo, van
donde la
persona que lo tiene y lo
persuaden para obtenerlo.
“Dame lo que necesito y
tendrás lo que deseas”, es
el principio de cualquier oferta,
es lo que hacemos para
conseguir casi todos los bienes.
Necesitamos
permutar o comprar cosas, es
decir, nuestra disposición al
intercambio, es que lo que
originó la división
del trabajo.
CAPÍTULO 1 DE LA DIVISIÓN DEL TRABAJO
● Como consecuencia de la división del trabajo, hubo el mayor progreso de
la capacidadproductiva del trabajo.
● El primer capítulo de esta obra de Adam Smith comienza por hacer una reflexión sobre la
división deltrabajo en la era moderna. De esta forma, Smith plantea el concepto de
especialización en eltrabajo, indicando que en la medida en que un obrero repita una y
otra vez un mismo trabajo, sevolverá mucho más eficiente para él, incrementando además
su velocidad. Así mismo, este autoradvierte sobre el ahorro del tiempo que provee que un
trabajador se dedique todo el tiempo a la mismaactividad, en lugar de estar pasando de
una a otro. Pone el ejemplo de la fabricación de un alfiler. Unfabricador experto solo que no
use maquinaria, si es eficiente hace uno al día. Si se divide la tarea yuno estire el alambre,
otro lo endereza, otro lo corta, otro lo estira, etc. se logran fabricar 12 libras dealfileres. Por
ende, se aumentó la capacidad productiva. En este sentido, Smith parece
abogarentonces por la especialización de labores y la fabricación en serie, donde cada
empleado es unengranaje, que junto a la máquina cumple siempre una función
determinada.

El aumento considerable en la cantidad de productos que un mismo numero de personas


puede confeccionar, como consecuencia de la división del trabajo, procede de tres
circunstancias distintas:
1) De la mayor destreza de cada obrero en particular. Los trabajadores a medida que
repiten un trabajo van adquiriendo nuevas habilidades y por ende haciendo el trabajo
mucho más rápido, dedicándose una sola labor, que a varias distintas.
2) Del ahorro de tiempo que comúnmente se pierde de pasar de una ocupación a otra.  Si
los trabajadores deben cambiar constantemente de actividad, hay un tiempo que se pierde
mientras termina una y comienza otra, lo que se conoce hoy como el “set up” o puesta a
punto de actividad o una maquina. Además cuando un trabajador comienza una nueva
actividad nunca esta preocupado al 100% de esa labor, por ende tiene un tiempo perdido
hasta que logra trabajar eficientemente.
3) De la invención de una gran numero de maquinas. Un factor no menor que ha mejorado
la productividad es el uso de la maquinaria correcta, para un determinado trabajo. Como el
trabajador se encuentra especializado en una máquina el puede realizar mejoras a ellas,
para aumentar su productividad.

CAPÍTULO 2 DEL PRINCIPIO QUE OCASIONA LA DIVISIÓN DEL TRABAJO


● Lo que motiva principalmente a la división del trabajo es la necesidad del hombre de
permutar,cambiar y negociar una cosa por otra. Por ejemplo, uno nunca ha visto a dos
perros intercambiar unhueso, ni intercambiar nada entre ellos. Los seres humanos cuando
necesitan algo, van donde lapersona que lo tiene y lo persuaden para obtenerlo. “Dame lo
que necesito y tendrás lo que deseas”, esel principio de cualquier oferta, es lo que hacemos
para conseguir casi todos los bienes. Necesitamospermutar o comprar cosas, es decir,
nuestra disposición al intercambio, es que lo que originó la divisióndel trabajo.

Lo que motiva principalmente a la división del trabajo es la necesidad del hombre de


permutar, cambiar y negociar una cosa por otra.
Por ejemplo uno nunca ha visto a dos perros intercambiar justamente un hueso, ni los seres
humanos, ni ninguna otra clase de persona hace eso. Cuando uno necesita algo va donde la
persona lo tiene y lo persuade para obtenerlo. Dame lo que necesito y tendrás lo que
deseas, es el principio de cualquier oferta. Como necesitas permutar o comprar cosas es
que lo que origino la división del trabajo.
Hay un ejemplo de una tribu una persona es mas hábil en hacer flechas y arcos,
generalmente los va a cambiar a otro de la tribu que sea mejor cazador, por carne o caza y
el se dedicara a la confección de arcos y flechas. Así como esta persona es buena en hacer
arcos y flechas, hay otra que es buena en hacer la cubierta para las carpas, este es el
carpintero.
Los hombres son iguales, la especialización en determinadas actividades no es la causa de la
división sino talvez el efecto de ella. Por ejemplo lo hombres nacen iguales, si uno ve dos
niños hasta la edad de los 8 o 10 años no hay diferencias, después de esta edad
comenzaran a diferenciarse según el grado de educación y sus gustos personales.

CAPÍTULO III LA DIVISIÓN DEL TRABAJO ES LIMITADA POR LA


EXTENSIÓN DEL MERCADO.
Si el mercado es pequeño, el hombre no se anima a realizar una sola ocupación, por si su
sobrante para el canje se volviera superfluo. Hay ciertas ocupaciones que se dan y tienen
sentimientos en ciudades con grandes poblaciones. La aldea es muy limitada y no siempre
puede ofrecer trabajos continuos. En el campo, casi siempre, el hombre se ve compelido a
dedicarse a las diferentes ramas afines a su oficio. En la costa de las vías fluviales se originan
posibilidades de nuevos mercados, y eso favorece la subdivisión y el perfeccionamiento del
trabajo. Pero resulta difícil extenderlos hacia el interior del país. Las vías marítimas permiten
acarrear mayor cantidad de mercancías, y ese tráfico enriquece en reciprocidad a las
diferentes industrias. Se promueven de gran manera las economías de distintas ciudades.
El progreso florece en aquellas zonas donde se facilita el comercio de toda especie de
productos del trabajo. Se da una diferencia entre estas y las del interior del país, tan
limitadas en la extensión del mercado de la zona. Históricamente, la zona del Mediterráneo
fue la que permitió intentar salir a otras regiones. Se considera que en Egipto se hizo eso y
que, con ciertas obras en el interior, se logró un prematuro progreso, desarrollando el
comercio interior por esas vías navegables. Si, en una nación, los ríos no se subdividen en
varios brazos y al pasar a otra nación hay obstáculos para llegar al mar, no se podrá lograr
un comercio importante.

CAPITULO VIII DE LOS SALARIOS DEL TRABAJO.


A medida que la tierra se convierte en propiedad privada, el propietario exige una parte de casi
todo el producto que el trabajador pueda levantar, o recoge de ella a cambio de este pago.
Cuáles son los salarios, depende del contrato hecho generalmente entre empleador y
trabajador, intereses que no son de ninguna manera iguales: los trabajadores desean conseguir
mucho, los empleadores dar lo menos posible.
Un hombre debe vivir siempre de su trabajo, y sus salarios deben por lo menos ser suficientes
mantenerlo. Deben ser iguales o mayores que sus costos.
Cuando en un país la demanda de trabajadores, oficiales, criados de cada clase, está
aumentando continuamente; cuando cada año se emplea un mayor número de trabajadores
que el año anterior, los trabajadores tienen todas las opciones de aumentar sus salarios. Así, la
escasez de mano de obra ocasiona una competencia entre los empleadores, que hacen ofertas
superiores para conseguir a los escasos trabajadores, y se rompe así voluntariamente con la
combinación natural de empleadores de pagar lo menos posible.
Cuando un trabajador independiente, tal como un tejedor o un zapatero, obtiene, a través de su
trabajo, suficiente comprar los materiales y mantenerse, él emplea naturalmente a unos o más
oficiales con el exceso.
Estas dos acciones de aumento de bienestar individual, lleva al crecimiento a nivel nacional. Este
crecimiento continuo genera a su vez aumento de salarios. Así, este aumento no se da en los
países más ricos, sino en aquellos que crecen continuamente.

La recompensa liberal del trabajo, por lo tanto, es el efecto necesario, y natural para aumentar la
abundancia nacional.
Cada especie de animales se multiplica naturalmente en proporción con los medios de su
subsistencia, y ninguna especie puede multiplicarse siempre más allá de ella. La recompensa
liberal del trabajo permite proveer mejor a los niños, y por lo tanto tener un mayor número de
ellos, así, se tiende naturalmente a ensanchar y ampliar los límites de las familias.
La demanda por hombres, como para cualquier otra materia, regula necesariamente la
producción de hombres. La recompensa liberal del trabajo, por lo tanto, al aumentar, hace que
también aumente la población.
Los salarios del trabajo son también el estímulo de la industria, que, como cada otra calidad
humana, mejora en proporción con el estímulo que recibe. Donde están los más altos salarios,
por consiguiente, siempre encontraremos a trabajadores más activos, diligentes, y expeditivos
que en donde están bajos.
En años de abundancia, los trabajadores dejan con frecuencia sus empleadores, y confían en su
subsistencia propia. El precio del trabajo, por lo tanto, se aumenta con frecuencia en años de
bonanza.
En años de la escasez, por el contrario, la dificultad y la incertidumbre de la subsistencia, hacen
que toda la gente quiera volver al servicio. Hay más gente deseando el empleo que la cantidad
de gente que puede conseguirlo fácilmente; muchos están dispuestos a tomarlo por salarios
más bajos que el normal, y por esto, éstos se hunden con frecuencia en estos años.

El producto del trabajo es la recompensa natural o salario del trabajo. En un principio, el


producto integro del trabajo pertenecía al trabajador, porque no había patrones ni
propietarios con los cuales compartir.
En estas circunstancias, las mercancías hubiesen sido más baratas, aunque, en apariencia, se
las hubiese podido considerar más caras porque tendrían que haber sido cambiadas por
una unidad mayor de productos.
Sin embargo, si un cambio se daba por cinco veces más que antes, podría suceder que esas
cinco veces se pudiesen lograr en la mitad de tiempo anterior empleado, con lo cual la
compra se haría dos veces más fácil que el anterior. Esto depende de cada producto en
particular.

Pero, antes de cualquier adelanto, aparecieron la apropiación de la tierra y la acumulación


del capital. Por eso se produce la reducción del producto del trabajo por la renta del
propietario y por la del beneficio del dueño del capital.
Si bien el ejemplo, es un poco común, también sucede que hay artesanos independientes
que tienen un pequeño capital para su trabajo. En ese caso, se manejan con lo producido
integro de su trabajo y unen dos rentas diferentes:
-Los beneficios del capital y;
-Los salarios del trabajo
Los salarios del trabajo dependen del contrato realizado entre el operario del patrón. Los
patrones son menos y pueden ponerse de acuerdo aunque sea tácitamente y asociarse. Son
capaces de resistir sin trabajar mas tiempo del que podrían hacerlo los obreros.
Hay un cierto límite para bajar el salario del obrero; esto implica su sustento y algo más para
el sostén de su familia.
Si se aumenta la demanda de los asalariados, se producirá un aumento del salario porque la
escasez de la mano de obra hace que los patrones ofrezcan mejores salarios,
acompañándolos con aumento del capital destinado a esos pagos.
Si un artesano tiene un capital superior al necesario para comprar material, para su propio
trabajo y para mantenerse, con la sobrante contrata un operario, para lograr un beneficio a
partir de su trabajo.
El pedido de mano de obra aumenta con el mayor ingreso y el capital de las naciones; este
es el incremento de la riqueza nacional.
La riqueza de un país no puede mantenerse estacionaria. Así no se lograra mejores salarios.
Si no hay movilidad y el capital se mantiene estable, no habrá necesidad de mas
trabajadores para cubrir nuevos cargos.
Si disminuyen los fondos para mano de obra, habría menos demanda de mano de obreros
y criados, y muchos aceptarían trabajos de menor categoría por la necesidad de tener
trabajo. La consecuencia sería una baja mayor del salario.
Esto, finalmente, también tocaría a las clases superiores, salvo a los que lograsen escapar del
desastre que apoderaría el resto.
Si bien las provisiones pueden variar de precio, eso no hace que fluctúen los salarios, los
cuales permanecen uniformes. Si el operario puede mantener a la familia en años de
carestía, también lo hara, y con amplitud, en épocas de abundancia; y mucho mas en los
momentos de abaratamiento.
Los salarios varían mas de una comarca a otra y son mayores en las grandes ciudades y sus
alrededores.
También hay que tener en cuenta que las diferencias en el precio del trabajo suelen estar
opuestas a las del precio de las provisiones necesarias.