Está en la página 1de 40

! !

Ciencias Sociales y Humanidades!


Quehacer Científico!
AHQ-101, sección 02!

“El río Ozama”!

Presentado por:
Mendoza Reyes, Esperanza ID: 1068049
De León Fernández, Patricia ID: 1068102

Facilitadora:
Juana Isolina Crispín

Santo Domingo, D. N.
21 de marzo del 2016
!
ÍNDICE
!
INTRODUCCIÓN!..............................................................................................................................!3!
CAPÍTULO I!......................................................................................................................................!4!
1.1! PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA!...............................................................................................!4!
1.1.1 Descripción del problema!..........................................................................................................!4!
1.1.2 Preguntas de investigación:!.......................................................................................................!6!
1.1.3 Justificación e importancia del problema:!................................................................................!6!
1.2 OBJETIVOS!..........................................................................................................................................!7!
1.2.1 Objetivo general:!........................................................................................................................!7!
1.2.2 Objetivos específicos:!.................................................................................................................!7!
CAPÍTULO II!.....................................................................................................................................!8!
2.1 MARCO CONCEPTUAL!.........................................................................................................................!8!
2.1.1 Contaminantes:!..........................................................................................................................!8!
2.1.2 Contaminación:!.........................................................................................................................!8!
2.1.3 Desechos sólidos:!.......................................................................................................................!8!
2.1.4 Contaminación hídrica:!.............................................................................................................!9!
CAPÍTULO III!...................................................................................................................................!9!
3.1 PERSPECTIVA DE LA INVESTIGACIÓN:!................................................................................................!9!
3.1.1 Tipo de investigación:!................................................................................................................!9!
3.1.2 Contexto de la investigación:!.....................................................................................................!9!
3.1.3 Fuentes y recolección de datos:!...............................................................................................!10!
3.1.3.1 Instrumentos para la recolección de información:!..............................................................!10!
3.2 Procedimiento para la recolección de información:!..................................................................!10!
CAPÍTULO IV!..................................................................................................................................!10!
4.1 MARCO TEÓRICO!..............................................................................................................................!10!
4.1.1 Contaminación ambiental!.......................................................................................................!10!
4.1.3 La contaminación del agua!.....................................................................................................!12!
4.1.5 El agua y enfermedades!...........................................................................................................!16!
4.1.6 Perfil ambiental del río Ozama:!..............................................................................................!18!
4.1.7 Fuentes de generación identificadas!.......................................................................................!20!
CAPÍTULO V!...................................................................................................................................!27!
5.1 DISCUSIÓN Y ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS!...................................................................................!27!
5.1.2 Tabulaciones:!...........................................................................................................................!27!
5.1.3 Análisis de las tabulaciones:!...................................................................................................!33!
CONCLUSIÓN!.................................................................................................................................!34!
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:!.............................................................................................!35!
ANEXOS!...........................................................................................................................................!36!
!
INTRODUCCIÓN

La contaminación en el río Ozama es un problema que ha venido creciendo desde hace


años y del cual debemos tomar conciencia. Es sobre este tema que hablaremos en el trabajo a
continuación.

El río Ozama tiene un potencial turístico e hidrológico extraordinario, pero


lamentablemente la contaminación en el mismo llega al punto en que los mismos peces, que son
sus habitantes naturales, mueren. La actitud del gobierno y de la ciudadanía es casi totalmente
apática; los políticos, todos, hacen promesas respecto al río y a las comunidades de los alrededores,
pero ninguno cumple. Y los ciudadanos tal vez por falta de conocimiento del daño que hacen,
arrojan basura, heces, desperdicios, entre otros, sin que a la mayoría les tiemble el pulso.

La contaminación del río es algo que afecta con incisos extremadamente negativos a las
personas que viven en los alrededores del mismo. Y que, indirectamente, afecta a toda la ciudad
de Santo Domingo. Por esta razón trataremos por medio de este trabajo de responder a varias
interrogantes e informar al lector de las dificultades que se viven gracias a la contaminación y
como nos podemos ver afectados en un futuro.

!
!
!
!
!
!
CAPÍTULO I

1.1!Planteamiento del problema

Análisis sobre los orígenes de la contaminación en el río Ozama y de cómo esto afecta directamente
a los residentes del barrio La Barquita e indirectamente a la población en general.
!
1.1.1 Descripción del problema

La provincia Santo Domingo pertenece a la Región Ozama y tiene una extensión territorial de
1,302.2 km². Limita al Norte con la provincia Monte Plata, al Este con la provincia San Pedro de
Macorís, al Sur con el Mar Caribe y al Oeste con la provincia San Cristóbal.

Según el Censo Nacional de Población, realizado por la Oficina Nacional de Estadística de la


República Dominicana en el 2010 la cantidad de habitantes de esta provincia era de 2,374,370; de
los cuales 1,163,957 son hombres y 1, 210, 413 son mujeres, ubicados en la zona urbana 2,084,651
y en la zona rural 289,719 habitantes, siendo la densidad poblacional de 1,823 habitantes/km², lo
que significa que es la provincia más densamente poblada.

Según la división territorial del país, la provincia Santo Domingo está constituida por 7
municipios: Santo Domingo Este, Santo Domingo Oeste, Santo Domingo Norte, Boca Chica, San
Antonio de Guerra, Los Alcarrizos y Pedro Brand y 8 distritos municipales: San Luis, La Victoria,
La Caleta, Hato Viejo, Palmarejo – Villa Linda, Pantoja, La Guayiga y La Cuaba.

Dentro de los límites territoriales de esta provincia inciden 14 áreas protegidas, agrupadas en
5 categorías de manejo, estas áreas son: Sierra Prieta, Gran Parque de las Américas, Parque
Mirador del Oeste, Parque Mirador Manantiales del Cachón de la Rubia, Parque Mirador
Manantiales del Norte, Área de Manejo de Hábitat/Especies, Cueva de los Tres Ojos, Autopista 6
de Noviembre, Autopista Duarte, Autopista Juan Bosch, Humedales del Ozama, Submarino La
Caleta y Loma Novillero. Ocupando una superficie de 57.71 km².
Para el año 2003, según el mapa de Uso y Cobertura de la Tierra elaborado por el Ministerio
de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la República Dominicana, los suelos bajo uso
agropecuario ocupaban una superficie de 730.46 km² de los cuales la caña ocupa el 72% de la
superficie agrícola, mientras el 28% restante lo ocupan el pasto, agricultura mixta y cacao
principalmente.

Según el Estudio de Uso y Cobertura del Suelo 2012 la cobertura boscosa (bosque latifoliado)
ocupa 374.2 km² equivalente a un 26.8% de la superficie de la provincia. La superficie
agropecuaria compuesta por cultivos perennes o permanentes, cultivos intensivos anuales y pasto
tiene una extensión de 612.4 km².

El río Ozama nace en la Loma Siete Cabezas, en la Sierra de Yamasá, y luego de recorrer 148
km. y ser alimentado por afluentes como: el río Yamasá, el Guanuma, el río La Savita, el Yabacao,
El Cachón de la Rubia y el río La Isabela, parte en dos a Santo Domingo y desemboca en el Mar
Caribe.

El secreto peor guardado de la ciudad de Santo Domingo es la alta contaminación del río
Ozama. El cauce del río una vez entra a la urbe asimila los golpes de las aguas residuales de
mataderos, desechos industriales en forma de químicos, aceites y ácidos. Además de los residentes
que viven a orillas del río y áreas cercanas. El río Ozama es uno de los más caudalosos del país,
pero también unos de los más contaminados.

El río Ozama recibe descargas contaminantes provenientes de actividades humanas como la


agricultura, granjas de crianza de animales, las plantas industriales y de generación eléctrica,
puntos de descarga del alcantarillado sanitario y pluvial de Santo Domingo, y basura arrojada por
los habitantes de los barrios adyacentes al río y la costa; como consecuencia, este ecosistema
marino esta siendo alterado.

Los contaminantes presentes en esta fuente son por lo general nutrientes, metales pesados,
compuestos orgánicos específicos, microorganismos patógenos, nutrientes y carbono orgánico y
se encuentran combinados con aceites, grasas y productos químicos derivados de las industrias,
los que entran en las corrientes de desechos domésticos a través de los sistemas de alcantarillado
y la escorrentía pluvial. Los desechos industriales contienen además cantidades altas de materia
orgánica provenientes de las plantas procesadoras de alimentos y bebidas y de la industria del
cuero y de la madera. Otras actividades aumentan la descarga son las actividades que corresponden
a la agricultura, por el uso de pesticidas e insecticidas, así como el aporte de residuos de insumos
agrícolas y restos de vegetales y animales.

1.1.2 Preguntas de investigación:


!
a)! ¿Cuándo empezó el proceso de contaminación en el río Ozama?
b)! ¿Cuáles son las causas del exceso de contaminación en el río Ozama?
c)! ¿De qué manera afecta esta contaminación a nuestro país y a los residentes de zonas
adyacentes al mismo?
d)! ¿Qué nos depara el futuro en caso de no solucionar el problema?
e)! ¿Hay alguna posible solución ante esta problemática?

1.1.3 Justificación e importancia del problema:

Según Aitkin (1992): “El agua es el principio de la vida y origen de las culturas. Ha sido un
elemento fundamental para el bienestar material y cultural de las sociedades en el mundo entero.
Lamentablemente, este preciado recurso se encuentra ahora amenazado. A pesar de que las dos
terceras partes de nuestro planeta son agua, nos enfrentamos a una grave situación de escasez de
este elemento”.

Según Shiklomanov y Rodda (2003): el 97.5% de agua total del mundo pertenece a los
océanos y mares, 2.5% del restante es agua dulce y el 0.4% pertenece a las aguas superficiales y
las que se encuentran en la atmósfera.

Según Sangiovanni (2015): “En la cuenca del Ozama se encuentra la mayor concentración
de población y economía del país; es el área de mayor densidad de población, donde se localiza el
mayor número y variedad de industrias, se desarrollan actividades agrícolas, opera el sistema
portuario nacional, es el principal centro de manejo de hidrocarburos, se genera parte de la energía
eléctrica y aporta el 60% del agua potable del área metropolitana de Santo Domingo con un tercio
de la población del país”.

La investigación planteada contribuirá a generar un modelo para entender la importancia de


esta cuenca hidrográfica para la República Dominicana. Asimismo, los resultados del estudio
ayudarán a crear una mayor conciencia entre la población dominicana sobre la contaminación del
río, de cómo los está afectando directa e indirectamente.

1.2 Objetivos

1.2.1 Objetivo general:


!
Investigar y discernir el proceso de contaminación por el que ha pasado el río Ozama y sus zonas
adyacentes, para así poder formular predicciones y soluciones para nuestro futuro como sociedad
y para este ecosistema.

1.2.2 Objetivos específicos:


!
!! Investigar el nacimiento de la contaminación en el río Ozama
!! Diferenciar y establecer causantes y agravantes de la contaminación en el río Ozama.
!! Establecer cómo afecta al nivel de vida de los residentes de la zona.
!! Identificar consecuencias ecológicas a causa de la contaminación en el río Ozama.
!! Plantear soluciones viables para el problema.
CAPÍTULO II

2.1 Marco conceptual

2.1.1 Contaminantes:

La legislación mexicana (2009) ha definido a un contaminante como toda materia o


sustancia, sus combinaciones o compuestos, los derivados químicos o biológicos, así como toda
forma de energía térmica, radiaciones ionizantes, vibraciones, ruido, que al incorporarse o actuar
en la atmósfera, agua, suelo, flora, fauna o cualquier elemento ambiental, alteren o modifiquen su
composición y afecten la salud humana.

2.1.2 Contaminación:

Citando a (Odum, 1986): “Es un cambio perjudicial en las características físicas, químicas y
biológicas de nuestro aire, tierra y agua, que puede afectar o afectará nocivamente la vida humana
y la de especies beneficiosas”. Sin embargo (Aguirre, 2014) dice lo siguiente: “Se denomina
contaminación ambiental a la presencia en el ambiente de cualquier agente físico, químico o
biológico o bien de una combinación de varios agentes en lugares, formas y concentraciones tales
que sean o puedan ser nocivos para la salud, la seguridad o para el bienestar de la población”.

2.1.3 Desechos sólidos:

Según Ruiz (2004), los residuos sólidos “son los restos de actividades humanas, considerados
por sus generadores como inútiles, indeseables o desechables, pero que pueden tener utilidad para
otras personas”, por su parte, Tchobanglous, Theisen y Vigil (1994) opinan que los residuos
sólidos comprenden: “Todos los residuos que provienen de actividades de animales y humanas,
que normalmente son sólidos y que son desechados como inútiles o superflojos. Para estos autores,
residuo sólido comprende tanto la masa heterogénea de los desechos de la comunidad urbana como
la acumulación más homogénea de los residuos agrícolas, industriales y minerales”.
2.1.4 Contaminación hídrica:

Según Bolaños (1991): “La contaminación del agua es la adición a la misma de materia
extraña indeseable que deteriora su calidad. La calidad del agua puede definirse como su aptitud
para los usos beneficiosos a que ha venido dedicando en el pasado, esto es, para bebida del hombre
y de los animales, para soporte de una vida marina sana, para riego de la tierra, etc. La materia
extraña contaminante podrá ser o materia inerte como la de los compuestos del plomo o mercurio,
o materia como la de microorganismos”.

CAPÍTULO III

3.1 Perspectiva de la investigación:

Esta investigación tiene como objeto principal la indagación precisa acerca de las causas y
consecuencias de la contaminación del río Ozama. Se inclina hacia la meta de concientizar a las
personas sobre la importancia del río Ozama para República Dominicana y sobre el daño que está
causando la contaminación del mismo.

3.1.1 Tipo de investigación:

El tipo de investigación es exploratoria porque pretende darnos una visión general, de tipo
aproximativo, respecto a una determinada realidad. En este caso, la realidad de la contaminación
del río Ozama y de las zonas adyacentes al mismo, aumentando el grado de familiaridad con
fenómenos desconocidos sobre la contaminación.

3.1.2 Contexto de la investigación:

El contexto de la investigación está orientado a todos los habitantes adyacentes de la zona del
Ozama.
3.1.3 Fuentes y recolección de datos:
Para la recolección de datos nos basamos en fuentes tanto primarias, como secundarias. Entre las
primarias esta la opinión de las personas entrevistadas. Y entre las secundarias están los libros,
audiovisuales, páginas web y artículos de revistas y periódicos. Todas estas fuentes en su tratan el
tema de manera objetiva. La opinión de los residentes al ser ellos las victimas del problema se
expresan de manera subjetiva, naturalmente.

3.1.3.1 Instrumentos para la recolección de información:


!
Como principal instrumento de recolección de información utilizamos las entrevistas para así
poder tabular, entender la situación que viven los residentes del alrededor, el impacto ecológico y
el social.
!
3.2 Procedimiento para la recolección de información:
!
Para obtener esta información personalmente visitamos el río Ozama y sus alrededores. Las
encuestas fueron realizadas a residentes y trabajadores de la zona, que nos ofrecieron la
información desde un punto de vista más terrenal.

CAPÍTULO IV

4.1 Marco teórico

4.1.1 Contaminación ambiental

En 2007 (Maldonado, 2009), por primera vez en la historia de la humanidad, la concentración


de población mundial asentada en centros urbanos superó la cifra del 50%; porcentaje que muestra
una acelerada dinámica de este fenómeno si se compara con los datos de 1970 y 1990, cuando la
población rural a nivel mundial era de un 57.4% y un 62.9% respectivamente. Esta dinámica de
movilidad poblacional de lo rural hacia lo urbano se ha dado en un periodo de tiempo relativamente
corto y su gran velocidad plantea nuevos desafíos en diferentes materias; una de ellas, los procesos
de contaminación producida por la actividad humana y los sistemas productivos en los centros
urbanos, situación que tiene especial afectación en la calidad de vida de los ciudadanos y del medio
ambiente en general. Según estimativos del programa “Hábitat” de Naciones Unidas, para 2030
cerca de un 60% de la población mundial estará concentrada en centros urbanos.

La transformación de los espacios naturales (Maldonado, 2009) en espacios humanos,


construidos para los objetivos productivos, demandó una infraestructura de servicios de vivienda,
transporte, suministro de alimentos, materias primas y agua, generación y distribución de energía,
y disposición de residuos tanto industriales como residenciales. Como es natural, muchos de estos
procesos se constituyeron y seguirán constituyéndose en importantes fuentes de contaminación y
afectación de los ecosistemas y la atmósfera.

El acelerado crecimiento urbano y los procesos de desarrollo industrial (Maldonado, 2009)


requerirán de medidas especiales de atención y grandes inversiones para contrarrestar los efectos
de la contaminación sobre la población, los ecosistemas y el planeta en general. Serán numerosas
las poblaciones que se verán desplazadas de sus lugares de origen ante la vulnerabilidad a que se
verán sometidas por el aumento en los niveles del mar y otros eventos extremos, tales como
huracanes y ciclones, y por las grandes restricciones que tendrán para su abastecimiento de agua.
A nivel urbano, algunos estudios (Sadik, 1991) muestran cómo, en promedio, una ciudad de un
millón de habitantes consume diariamente 625.000 mts³ de agua, 2.000 toneladas de alimentos y
9.500 toneladas de combustible; lo que a su vez genera 500.000 mts³ de aguas residuales, 2.000
toneladas de desechos sólidos y 950 toneladas de contaminantes atmosféricos; esto sin tomar en
cuenta los procesos industriales. El estudio muestra que estas cifras cambian de acuerdo al tipo de
ciudad y de cultura. Una persona en Nueva York produce tres veces más desechos que una en
Calcuta. Además, según cifras del World Resources Institute1 en 2009, en la actualidad el 80% de
las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono (CO2), una de las principales fuentes para el
calentamiento global, se genera en las ciudades.

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
1
Traducción: Instituto de Recursos Mundiales
4.1.2 Tabla: Crecimiento anual de la población urbana para el período 1955-2015.

Fuente: Fondo de las Naciones Unidas de Asistencia de Población, FNUAP citado por Bertoni et
al., 2002.

Otro aspecto sumamente importante es el efecto que tiene la contaminación sobre la salud
humana. Según el Banco Mundial (2007), cerca de mil millones de personas están afectadas por
la contaminación tóxica producida por actividades industriales. Según la Organización Mundial
de la Salud (OMS) (2009), la contaminación del aire en las ciudades produce en la actualidad cerca
de un millón de muertes prematuras. Éste es un tema que ha adquirido especial importancia debido
a los altos costos en los sistemas de salud y la productividad laboral.

4.1.3 La contaminación del agua

El agua cubre alrededor de 70% de la superficie del planeta (Miller, 2007), los mares resultan
ecosistemas gigantescos que en extensión no tienen rival y además ejercen una gran influencia
sobre el clima, por lo que se les conoce como un termorregulador, el mar absorbe importantes
cantidades de energía radiante del sol no sólo directamente, sino también mediante reflejos del
cielo; asimismo, constantemente el mar irradia calor a la atmósfera.

Según Bolaños (1991): “La contaminación del agua es la adición a la misma de materia
extraña indeseable que deteriora su calidad. La calidad del agua puede definirse como su aptitud
para los usos beneficiosos a que ha venido dedicando en el pasado, esto es, para bebida del hombre
y de los animales, para soporte de una vida marina sana, para riego de la tierra, etc. La materia
extraña contaminante podrá ser o materia inerte como la de los compuestos del plomo o mercurio,
o materia como la de microorganismos”.
El aumento de la población (Peden, Tadesse y Misra, 2007), la diversidad y la complejidad
de los procesos industriales y la necesidad de producir satisfactores y elementos de consumo en
gran escala han incrementado considerablemente la utilización del agua que, al ser reintegrada a
la naturaleza, contiene frecuentemente contaminantes que pueden alterar las condiciones para su
utilización. Los principales contaminantes que presenta el agua se clasifican en:

•! Biológicos. Son seres vivos que provocan enfermedades en el hombre u otras especies. Las
más comunes en el hombre son la tifoidea, la salmonelosis, disentería, cólera y
helmintiasis. Los agentes que las causas entran al agua a través de las heces fecales de
humanos o animales.

•! Físicos. Son alteraciones de las propiedades físicas del agua, tales como la temperatura,
color, entre otros. Su origen y efectos son diversos.

•! Químicos. Los compuestos químicos provienen de los drenados de minas, desechos


solubilizados de la agricultura, derrames de petróleo, pesticidas, aguas residuales
municipales, desechos líquidos industriales y compuestos radiactivos. Producen efectos
diversos y pueden ser de origen natural o sintético. Algunos son desechados directamente,
otros, se forman por la reacción entre diferentes compuestos en el agua.

La contaminación hídrica (Delgado, 2005), no sólo de las aguas frescas sino también de
los océanos, es otro de los grandes impactos que generan los centros urbanos, tanto por los
vertimientos industriales como por los domésticos. Según el “Global Environmental Outlook 4”,
publicado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente en 2007, la actividad
humana ha puesto una gran presión sobre el medio ambiente, lo que ha causado un cambio
climático que altera e intensifica el uso del agua, destruye y contamina los ecosistemas acuáticos
y sobreexplota los recursos pesqueros. A pesar de que el desempeño de las ciudades en el
tratamiento de sus aguas residuales ha mejorado notablemente en los últimos veinte años, se estima
que 2.600 millones de personas carecen de sistemas sanitarios y que muchos de los afluentes
domésticos e industriales descargan sus aguas contaminadas directamente a ríos y quebradas. El
ciclo del agua a nivel global se ha visto severamente afectado por las actividades humanas; así lo
evidencia el deterioro de los ecosistemas asociados a los recursos hídricos y el estado de sus
condiciones físicas, lo cual tiene un severo impacto sobre la salud humana. En 2008, la OMS
estimó que en los países en vías de desarrollo mueren 3 millones de personas anualmente por
enfermedades relacionadas con la calidad del agua. El reciente informe de Naciones Unidas “Agua
en un Mundo Cambiante”, publicado por la UNESCO en 2009, reconoce muchas de estas
amenazas y plantea un panorama de crisis y conflicto de no tomarse las medidas del caso.

Figura 4.1.4: Disponibilidad de Agua en el Mundo.

Fuente: UNESCO, 1980.

Desde siempre, las civilizaciones (Finelli, 1992) se han organizado y desarrollado


geopolíticamente teniendo como principal referente la cantidad y el acceso a las fuentes de agua.
Ésta ha sido reconocida como un recurso esencial para la supervivencia. Hoy se sabe que no es un
recurso ilimitado y que el agua dulce disponible en nuestro planeta representa apenas un 2.5% del
total, por lo que la protección de las fuentes de agua es un tema de preocupación a escala mundial.

El desarrollo tecnológico y científico durante los siglos XIX, XX y lo que va del siglo XXI,
sumado a un crecimiento de las poblaciones humanas, ha traído consecuencias negativas sobre los
sistemas ecológicos. Se han producido, así, fenómenos globales relacionados principalmente con
el cambio climático, el efecto invernadero, la destrucción de la capa de ozono y lluvia ácida, a los
que se suman los efectos antrópicos (producidos por la actividad humana). Estos fenómenos han
impactado sobre los recursos naturales, entre ellos el agua. La alteración negativa de su calidad y
cantidad supone importantes perjuicios sobre la vida del ser humano, representando un riesgo para
todos los seres vivos. Más de la mitad de los ríos del mundo están contaminados o sus cauces bajos
se secan gran parte del año debido a la sobreutilización. De los 500 ríos principales del mundo, la
mitad de ellos están altamente contaminados.
La contaminación y el cambio climático son los procesos que afectan principalmente la
cantidad y calidad del agua disponible por el hombre. La disponibilidad de agua dulce se ve
reducida por la contaminación. Se estima que a nivel mundial (Riechmann, 2003) son arrojados
diariamente al medio ambiente unos 2 millones de toneladas de desechos, que tienen como destinos
el agua. En ellos están incluidos los efluentes industriales y químicos, los efluentes domésticos,
los fertilizantes y los pesticidas. Se ha calculado que la producción de aguas residuales en el mundo
es de 1500 km3.

El efecto preciso del cambio climático sobre los recursos hídricos es todavía incierto, pero
estimaciones recientes (Canul, 2002) sugieren que este fenómeno será responsable de alrededor de
un 20% del incremento de la escasez global del agua. Entre los efectos esperados podemos
mencionar alteraciones en los ciclos hidrológicos propios de cada región (provocando sequías o
inundaciones), salinización y cambios en la temperatura del agua oceánica (con desequilibrios
ecológicos en las especies).

Por lo tanto, debemos saber que al alimentarnos de animales provenientes del océano,
podemos pescar una enfermedad, porque al estar contaminado los animales se alimentan de estos
desechos que contiene el mar y así nos enfermamos. También es importante destacar que los
plásticos en los océanos ya forman el 1% de los mismos.
4.1.5 El agua y enfermedades
4.1.5.1 Enfermedades de origen hídrico

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el 2011: “El agua, el saneamiento y


la higiene tienen consecuencias importantes sobre la salud y la enfermedad.

Las enfermedades relacionadas con el uso de agua incluyen aquellas causadas por
microorganismos y sustancias químicas presentes en el agua potable; enfermedades como la
esquistosomiasis, que tiene parte de su ciclo de vida en el agua; la malaria, cuyos vectores están
relacionados con el agua; el ahogamiento y otros daños, y enfermedades como la legionelosis
transmitida por aerosoles que contienen microorganismos”.

La baja calidad del agua sigue siendo una gran amenaza para la salud humana. Las
enfermedades diarreicas representan 4,3% (62,5 millones de AVAD) de la carga mundial total de
años de vida ajustados en función de la discapacidad (OMS, 2002). Las observaciones indican que
88% de esa carga se puede atribuir al abastecimiento inseguro de agua y al inadecuado saneamiento
e higiene, que afecta principalmente a los niños de los países en desarrollo.

Las enfermedades transmitidas por medio del agua contaminada pueden originarse por
agua estancada con criadero de insectos, contacto directo con el agua, consumir agua contaminada
microbiológica o químicamente y usos inadecuados del agua. Las enfermedades transmitidas por
medio de aguas contaminadas, insectos y bacterias son: Cólera, tifoidea y paratifoidea, disentería
bacilar y amebiana, diarrea, hepatitis infecciosa, parasitismo, filariasis, malaria, tripanosomiasis,
oncocercosis, schistosomiasis, tracoma, conjuntivitis, ascariasis, entre otras. El agua de piscina
también puede transmitir enfermedades como pie de atleta, garganta séptica, infecciones del oído
y ojos. La enfermedad transmitida, los síntomas y su tratamiento dependen del tipo de
microorganismo presente en el agua y de su concentración.
Las bacterias y los protozoos más comunes seguidas por la enfermedad/infección causada
y los síntomas son:

Tabla 4.1.5.2: Bacterias y protozoos que causan enfermedades asociadas con el agua

Fuente: Contaminación, purificación y agua (2011).

Las principales enfermedades que causa el agua son las diarreicas, especialmente en los
países que el tratamiento de las aguas servidas es inadecuado. Los desechos humanos se evacúan
en letrinas abiertas, canales y corrientes de agua, o se esparcen en las tierras de labranza causando
contaminación microbiológica de coliformes fecales.
Según las estimaciones, todos los años se registran 4.000 millones de casos de enfermedades
diarreicas, que causan 3 a 4 millones de defunciones, sobre todo entre los niños.
4.1.6 Perfil ambiental del río Ozama:

El río Ozama es uno de los principales ríos de la Republica Dominicana. Nace en la Loma
de Las Siete Cabezas, ubicada en la Sierra de Yamasá. Este desemboca en el mar Caribe, justo al
lado de la Ciudad Colonial, en Santo Domingo. Posee una longitud de 148 kilómetros y su lecho
de profundidad puede alcanzar los 50 pies.

Tanto el río Ozama como las costas perimetrales de la Ciudad Colonial, reciben descargas
contaminantes provenientes de actividades humanas como la agricultura, granjas de crianza de
animales, las plantas industriales y de generación eléctrica, puntos de descarga del alcantarillado
sanitario y pluvial de Santo Domingo, y basura arrojada por los habitantes de los barrios adyacentes
al río y la costa.

Como consecuencia, este ecosistema marino esta siendo alterado y evidencia en los últimos
años una tendencia hacia la alteración de esta área de interface entre la tierra y el mar que
caracteriza a la Ciudad Colonial.

Los contaminantes presentes en estas fuentes son por lo general nutrientes, metales
pesados, compuestos orgánicos específicos, microorganismos patógenos, nutrientes y carbono
orgánico y se encuentran combinados con aceites, grasas y productos químicos derivados de las
industrias, los que entran en las corrientes de desechos domésticos a través de los sistemas de
alcantarillado y la escorrentía pluvial. Los desechos industriales contienen, además, cantidades
altas de materia orgánica provenientes de las plantas procesadoras de alimentos y bebidas y de la
industria del cuero y de la madera. Otras actividades aumentan la descarga son las actividades que
corresponden a la agricultura, por el uso de pesticidas e insecticidas, así como el aporte de residuos
de insumos agrícolas y restos de vegetales y animales.

En un estudio realizado por la Programa Ambiental Costero Marino de la Secretaria de


Estado de Agricultura en 1999, se demuestran varios tipos de procesos de contaminación tanto en
el río Ozama como en la costa adyacente del litoral sur de la ciudad de Santo Domingo.
El documento Planificación y Manejo Ambiental del Litoral de Santo Domingo, explica
que las concentraciones de nutrientes en la zona litoral reflejan contaminación orgánica tanto por
los compuestos del nitrógeno como del fósforo, particularmente las concentraciones de fósforo
total presentan valores, considerados como representativos de aguas marinas contaminadas por
materia orgánica. Los sólidos suspendidos son indicativos también de contaminación orgánica,
comparables a lugares de descargas de colectores de aguas residuales. Los valores de silicato son
resultado de la incidencia en el litoral de vertimientos de aguas residuales no tratadas y además
por la influencia que ejerce sobre el litoral las aguas de los ríos Ozama y Haina, los cuales son
también receptores de un gran volumen de aguas residuales. La calidad de las aguas en relación al
oxígeno disuelto, pH y temperatura que se encuentran en condiciones aceptables, pero enmascaran
la influencia de los vertimientos de aguas con un volumen de residuales urbanos; esto es motivado
por las condiciones físico-geográficas de la costa en la que predominan el rompiente rocoso, sin
barreas coralinas con un importante intercambio de la masa de agua con el mar abierto y un intenso
oleaje, factores todos que favorecen la aireación de las aguas y la dilución de los contaminantes
introducidos.

La gestión del río Ozama se encuentra articulada a las funciones de varias instituciones con
gerencia en las áreas ambiental, urbana, municipal, militar y portuaria. También se vincula a las
instituciones encargadas de la provisión de los servicios de agua potable y alcantarillado.

Para la conservación de esta zona, se ha creado el Cinturón Verde, que se configura como
un área articulada con una extensión de unas 14,000 hectáreas y que se forma un arco de
aproximadamente 50 km., desde la desembocadura del río Haina hasta la base aérea de San Isidro,
siguiendo los cursos fluviales que rodean la ciudad. Este cinturón esta concebido como un área de
Gestión Especial, en la cual se podrán desarrollar actividades económicas y sociales de diversos
tipos que sean compatibles con la protección ambiental, como son el bosque protector, productor
y recreativo, la agricultura y el disfrute público para propósitos educativos, de esparcimiento y
turismo, entre otros.
4.1.7 Fuentes de generación identificadas

Las fuentes de generación de contaminación más importantes se resumen en la siguiente lista:

!! Colocación de residuos sólidos provenientes de las viviendas de los barrios marginales


ubicados a orillas del río

!! Actividades industriales y agropecuarias, sobre todo en aguas arriba del Río Ozama.

!! Las Generadoras de electricidad, Estrella del Mar y Estrella del Norte, ubicadas en la
margen occidental y descargan aguas y aceites en el proceso de arranque y mantenimiento
de las maquinarias.

!! Descargas del alcantarillado de Santo Domingo. Se identificaron cuatro puntos de descarga


de aguas residuales provenientes de las plantas de tratamiento de la Corporación de
Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD).

!! Descargas desde buques y otras actividades portuarias. El puerto de Santo Domingo recibe
cientos de buques transportadores de productos diversos, así como cruceros turísticos.

4.1.8 Acciones tomadas ante la problemática:

En el año 1992 el entonces presidente Joaquín Balaguer lanzó el proyecto de rescate al río
Ozama, denominado Programa de Rescate Social, Urbano y Ecológico (Resure), desde entonces,
decenas de proyectos se han anunciado sin que ninguno haya dado solución a la contaminación
imperante en el cuarto río más importante de la República Dominicana.

Han pasado 20 años desde el anuncio del programa Resure, y ocho períodos gubernamentales
que tal parece no han sido suficientes para solucionar los problemas de hacinamiento,
contaminación, insalubridad, y otros males que padece el río Ozama.
La causa, el asentamiento de más de diez mil familias a orillas del río Ozama que vierten
todos sus desechos en el afluente sin ningún tipo de control, así como también la instalación de
empresas públicas y privadas que matan lentamente una de las reservas acuíferas más importantes
del país.

El proyecto Resure, que fue retomado en el 1996 por el sucesor de Balaguer, Leonel
Fernández, del Partido de la Liberación Dominicana, contemplaba el traslado de 12 mil familias
hacia el sector San Luis, donde se construirían varios proyectos habitacionales. Contemplaba
además la construcción de una avenida ecológica, que sería la continuación de la avenida Del
Puerto, la cual se convertiría en un muro de contención del Ozama.

Sin embargo, al igual que en el 1992 el proyecto permaneció solo en papeles y anuncios que
no significaron ningún tipo de mejoría ni para las familias que viven en condiciones infrahumanas
ni para el ecosistema que sufre el mayor daño.

En el período de gobierno 2000-2004, de Hipólito Mejía, del Partido Revolucionario


Dominicano, tampoco se llevó a cabo ningún plan tan siquiera empezara a rescatar los márgenes
del río Ozama.

En el 2011, Acento.com.do llevó a cabo un recorrido por el río Ozama y denunció el aumento
de la contaminación en la zona principalmente por empresas que vertían todo tipo de desechos,
sobre todo químicos, en el afluente.

Un año después la situación no ha cambiado, pese a los decenas de intentos de limpiar la


margen del Ozama y decenas de observatorios, encuentros, reuniones de las principales
autoridades en busca de soluciones, el problema crece cada día más sin que se ejecute un plan que
de verdad trasforme el afluente en una verdadera fuente natural que incluso puede ser fuente de
ingresos.
El ambientalista Eleuterio Martínez considera que antes de hablar del saneamiento del río
Ozama se debe reubicar a las miles de familias que se han asentado en los márgenes del río, y
prohibir a las empresas el uso del afluente como plataforma para sus actividades.

“A cualquiera da miedo, tú tienes alrededor de 20 a 25 mil familias que se tendrían que


remover para poder empezar a hablar de saneamiento del río, y eso se lleva la mitad del presupuesto
nacional” expresó.

Martínez consideró que “Cuando hay proyectos que cuestan tanto dinero tienen a desalentar
la voluntad política y a la larga nada se hace”.

“Mientras no veamos al Ozama como un potencial, mientras no veamos que el Ozama puede
generar los recursos que necesita para ser saneado y utilicemos los recursos para eso, nunca habrá
dinero, mientras tanto cualquier esfuerzo que se haga para tratar de devolverle la calidad que
requiere el Ozama valdría la pena” consideró.

El ambientalista, experto en las condiciones del río Ozama, afirmó que “Los proyectos hasta
ahora son muy bonitos, en los escritorios se planifica y se hacen cosas perfectas, pero cuando se
va a la práctica, cuando se llega a la realidad, cualquiera sale huyendo porque lleva todo los
recursos del mundo, entonces se necesita hacer lo que nunca se ha hecho, volverse loco, hacer lo
que nadie quiere hacer”

Dijo además que es un insulto a la dignidad humana permitir que estas familias vivan encima
del río y que su salud dependa del mismo.

Otros intentos fallidos para rescatar el Río Ozama

En el año 2005, durante el segundo periodo de gobierno de Leonel Fernández volvió a salir al
tapete el proyecto Resure y volvieron a anunciarse una serie de medidas para rescatar los márgenes
del río Ozama y las miles de familias que allí residían.
Ese mismo año director de la Oficina Para el Reordenamiento del Transporte (OPRET),
Diandino Peña, anunció la construcción de una avenida de seis carriles que anunció en el margen
del río Ozama que sería la continuación de la avenida Del Puerto. La vía tendría un ancho 40
metros, con un espacio entre la vía y el río de unos 12 o 15 metros para construir parques y
embarcaderos.

Esta vez parecería que el proyecto no quedaría en papeles ya que se dieron los primeros pasos
para la construcción de la avenida que prometía ser una solución a la problemática. Sin embargo,
siete años después, sólo permanecen en algunos puntos rastros del material de construcción
depositado para rellenar el terreno donde seria ejecutada la vía.

En agosto del 2008, los alcaldes del Distrito Nacional y Santo Domingo Este, Roberto Salcedo
y Juan de los Santos se reunieron con el entonces jefe de la Marina de Guerra, Julio César Ventura
Bayonet, para buscar soluciones al grave problema de contaminación de los ríos Ozama e Isabela.

Al final de la reunión acordaron iniciar una serie de investigaciones para determinar la


gravedad de la situación. Salcedo indicó que antes de que esos estudios concluyan, los
Ayuntamientos del Distrito Nacional, Santo Domingo Este y Santo Domingo Norte, con el apoyo
de la Marina de Guerra, avanzarían en la recuperación y saneamiento de los afluentes.

Casi un año después, en julio del 2009, los tres ayuntamientos, asistidos por la Marina de
Guerra y residentes de comunidades aledañas, recogieron la basura, podaron la hierba y limpiaron
desechos sólidos que se encontraban a orillas de los ríos Ozama e Isabela, lo que denominaron “el
inicio del rescate y adecuación de los márgenes de ambos ríos”.

En agosto del 2009, por cuarta vez en 20 años volvió a sacarse de las gavetas el proyecto
Resure, el entonces presidente del Consejo Nacional de Asuntos Urbanos (CONAU), Joaquín
Gerónimo, anunció que una primera fase del proyecto liberaría la margen del río Ozama desde el
Puente Duarte hasta el Puente de Sánchez.
Gerónimo confiaba en que antes de diciembre del 2009 se habrían reunido unos US$200
millones necesarios para ejecutar este proyecto, que contemplaba construir entre 10,000 y 12,000
viviendas en San Luis.

En el año 2011, una vez más los ayuntamientos, la Marina de Guerra, los Ministerios de Salud
Pública y de Medio Ambiente y otras instituciones estatales ejecutaron una jornada de limpieza y
saneamiento de cañadas, así como la ribera del río Ozama desde el puente flotante hasta el sector
Villa Liberación.

Más recientemente en septiembre del 2012, el presidente de la República, Danilo Medina,


prometió la creación de un plan de rescate para las familias del sector La Barquita, iniciando con
este un plan de rescate del Río Ozama.

Medina prometió la reubicación de los residentes en las zonas más vulnerables y la


construcción de una vivienda digna, así como también, la construcción de un muro de contención
en los litorales del río Ozama, y el saneamiento de todas sus cañadas.

En la actualidad:

El presidente de la República Dominicana, Danilo Medina emitió el decreto el 260-14 que


crea la Comisión Presidencial para el Rescate de la Cuenca de los Ríos Ozama e Isabela. El
presidente ha comprometido su administración con un ambicioso proyecto de rescate del río
Ozama y sus entornos, que contempla el traslado de las familias que malviven en la zona, las cuales
serían beneficiadas con viviendas dignas.

La iniciativa se suma a cuatro proyectos de saneamientos que se han realizado, como los
ejecutados a mediado de abril del año en curso por el Grupo Sans Souscí Holdings. Este experto,
con amplia experiencia internacional, ha elaborado todo un plan de trabajo para el saneamiento y
rehabilitación del río en un periodo de diez años.
Asimismo, el Senado de la República aprobó un contrato para la ejecución del proyecto
denominado “Llave en Mano”, que prevé la construcción de una estación de depuración de aguas
residuales del río Ozama, por un monto de 55.7 millones de euros, a cargo de la Corporación del
Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD).

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales firmó un acuerdo de cooperación


interinstitucional con el Voluntariado del Banco Central, para la restauración y reforestación
ecológica de la Cuenca Alta del río Ozama.

La iniciativa busca unificar esfuerzos para dar continuidad al Proyecto de Reforestación y


Restauración Ecológica de la Cuenca Alta del río Ozama, desde la Loma Siete Picos, Sierra de
Yamasá, Provincia Monte Plata hasta cubrir una superficie de cuatro mil veinticinco (4,025) tareas.

La firma del compromiso estuvo a cargo del ministro de Medio Ambiente y Recursos
Naturales, Bautista Rojas Gómez y Ervin Novas Bello, presidente del Banco Central; y Luis Martín
Gómez, vicepresidente ejecutivo de esta última entidad, quienes destacaron el interés de trabajar a
favor la preservación del agua de ese importante afluente.

Vía este convenio de cooperación, agregó, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos


Naturales se comprometió a suministrar las plantas necesarias para la reforestación de los terrenos
seleccionados y realizar el pago de los jornaleros y facilitar las herramientas para dichas labores
de reforestación, entre otras facilidades.

Entre las responsabilidades del Voluntariado del Banco Central figuran el reclutamiento y
la movilización del personal que hayan decidido participar en las labores de reforestación y
especificadas en el acuerdo, así como hacer un reporte trimestral al Ministerio de Medio Ambiente
sobre las actividades realizadas, entre otras.

En el marco de la necesidad urgente de contextualizar el proceso de diseño de políticas


públicas e intervenciones para la mejora real del medio ambiente de las cuencas del Río Ozama,
Ciudad Alternativa realizó un recorrido por la Cañada del Arrozal en el barrio de la Ciénaga en la
zona occidental de la cuenca del Ozama con el objetivo de evidenciar las extremas condiciones de
habitabilidad en la zona.

Señalaron se viene repitiendo un patrón de gasto público en el municipio y que, según datos
del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN), en el año 2013, la Circunscripción 3 tan solo
recibió el 1% del total del presupuesto proporcionado de obras. Siendo más llamativo incluso ver
que por cada 5 pesos para gestión de residuos sólidos hay 1 para la ambigua partida presupuestaria
de “asistencia social”.

“El índice promedio de los barrios estudiados en la Región Ozama se queda en 0.51, lo que
indica una mala condición ambiental que requiere urgente corrección. Más alarmante aún es el
promedio de las cañadas en Gualey, que se queda en un 0.36, situación calificada como pésima”,
precisó Patricia Gómez de Ciudad Alternativa.

Por otra parte, dijeron la limpieza de cañadas no entra dentro de ningún plan o política
pública por parte de la administración y depende en casi su totalidad de la acción de los
comunitarios y ONG’s, como el Proyecto Hábitat Sostenible (HABISO) de Ciudad Alternativa y
la Unión Europea.

Ciudad Alternativa viene impulsando un espacio de concertación entre actores sociales de


la cuenca del Ozama y administraciones públicas con impacto en el territorio con el objetivo de
sentar las bases para el diseño de una política pública que responda a las prioridades necesarias de
la zona.
El espacio cuenta con la participación de actores como el Ayuntamiento del DN, Dirección
General de Programas Especiales de la Presidencia, Ministerio de Educación, Ministerio de Medio
Ambiente, la CAASD y COPADEBA.

Advirtieron que la inversión social es la necesidad prioritaria, si bien no la única para hacer
frente las problemáticas de la cuenca. Así mismo recordaron también la necesidad de enfocar
medioambiental y económicamente el potencial del Ozama e Isabela.
Ciudad Alternativa informó ha construido un índice de Calidad Ambiental para la zona
basado en criterios como el agua potable, la vulnerabilidad frente a desastres, los residuos sólidos
y el estado de las cañadas.

Con cuatro cañadas desembocando en el río, que arrastran todo tipo de desechos, desde
plásticos hasta animales muertos, dos hidroeléctricas instaladas sobre el río: Estrella del Norte I y
II, la empresa Molinos Dominicano, una metalera y varios deshuesaderos de barcos viejos, es
imposible tener un río Ozama limpio, según afirmó el ambientalista Eleuterio Martínez.

Sumado a esto están más de 10 mil familias viven en los márgenes del río produciendo
diariamente miles de toneladas de basura que tienen como destino final el afluente más importante
de la capital dominicana y el cuarto en importancia del país.

En el Ozama se encuentra de todo, desde hierros, plásticos, desechos orgánicos, materia


fecal, electrodomésticos viejos, animales muertos, e innumerables objetos que contribuyen a que
sea uno de los ríos más contaminados del país.

Los estudiosos de la situación del río Ozama ya han perdido la cuenta de las acciones
llevadas a cabo para sanear el río, y mucho más cuando no ven salida a la problemática.

Los intentos han sido muchos, pero queda claro que no lo suficientemente efectivos para
lograr tener un Río Ozama libre de contaminación, insalubridad, pero sobre todo para explotar los
recursos naturales que componen el Cinturón Verde de la ciudad de Santo Domingo.

CAPÍTULO V
!

5.1 Discusión y análisis de los resultados


!
5.1.2 Tabulaciones:
!
Para la obtención de estos datos entrevistamos a un total de 24 residentes de la Barquita, una
comunidad que ha crecido durante más de 40 años alrededor del Ozama.
Según el sexo de la población:

!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
Según el tiempo que tienen viviendo en la zona:

Según el
acceso a
energía
eléctrica:
!
!
!
!
!
!
!
!
!
Según el acceso a agua potable:
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
Según la cantidad de personas que habitan en las viviendas:

Según la existencia de niños en la vivienda:

Según la cantidad de personas que trabajan de la vivienda:


!
!
!
!
!
!
!
!
Según si los niños/as asisten a la escuela:
!
!
!
!
!
!
!
!
!
Según las condiciones sanitarias en la comunidad referente al río:
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
Según dónde depositan la basura:
!
!
!
!
!
!
!
!
!
!
Según la localización del baño:

Según la repartición del baño:

!
!
!
!
Según las acciones que toman cuando el río crece:
!
!
!
!
!
!
!
!
!
5.1.3 Análisis de las tabulaciones:
!
A partir de los resultados de las encuestas, podemos decir que gran parte de las familias
que viven en esta comunidad tienen más de 30 años viviendo ahí, oyendo falsas promesas de
políticos y esperando una traslación que no sucede. Cada vez que el río crece, algo que sucede
frecuentemente en temporada ciclónica, los moradores deben buscar refugio en otras casas que
estén un poco más elevadas o en iglesias y casas de partido que los auxilian. Como pudimos ver
las casas se inundan, esto como consecuencia trae la pérdida de todos los inmuebles que no hayan
sido capaces de mover y muchas veces la pérdida de la misma casa.

Dentro de un enfoque más sociológico, podemos observar que en un 45% de las casas sólo
un persona trabaja, la cual normalmente es el padre de familia, mientras la esposa se dedica
únicamente a los hijos, en caso de que haya un hijo varón este empieza a trabajar a temprana edad.
Dentro de la parte educativa podemos observar que de los niños una gran mayoría va a la escuela.
Estas escuelas son únicamente dos, una iglesia que es a la vez escuela que ofrece educación básica
hasta 6to. grado y otra apodada “los manguitos” que queda en la calle principal de La Barquita. A
nivel universitario ha habido un gran auge de jóvenes que buscan superase y se proponen ser
profesionales. La mayoría de las familias cuentan con niños y la taza regular de habitantes por
residentes es de 3 o más personas.

Dentro de un enfoque sanitario las precariedades son inmensas. La cantidad de basura va


aumentando a medida que nos acercamos al río. En la mitad de las casas hay letrinas y la mayoría
de estas son compartidas, la cantidad de bacterias posadas en estas es innumerable. Los mismos
residentes catalogan las condiciones sanitarias como “muy malas” y de cierto modo culpan al
gobierno ya que por lo visto, el camión de la basura pasa una vez en meses y esto los obliga a
pagar para que la recojan. Pero son muchos los que no se toman tantas molestias y vierten sus
desechos en el río. Los servicios básicos, dígase la energía eléctrica y el agua están presentes sin
muchos problemas. Para la energía eléctrica hay una tarifa fija establecida, pero los moradores se
quejan de que en muchas ocasiones pasan todo el día sin luz. Y el agua la obtienen a través de
pozos y bombas, que los surten.
CONCLUSIÓN
!

A este nivel de la investigación está claro el problema que representa la contaminación del
río Ozama y el reto que enfrentamos los dominicanos al tratar de disminuirla. El río Ozama es uno
de los más caudalosos de nuestro país; este nace en la Sierra de Yamasá, pero de verlo no
creeríamos que es el mismo que desemboca en Santo Domingo. En la desembocadura del río las
aguas son turbias y pestilentes. Esto representa dos grandes dificultades que deben ser tratadas con
actitud de urgencia.

Primero, está la huella ecológica que dejamos atrás en el planeta Tierra, ya que la
contaminación ha llegado al punto de limitar la biodiversidad acuática que posee el río y además
de que la contaminación no se queda estática, y menos si lo único que hace es crecer y crecer. Esta
avanza hacia mar abierto y afecta otros niveles de vida ajenos a los de nuestro país. En segundo
lugar, pero no menos importante, está la calidad de vida de las personas y la amenaza a la salud
que esto representa. Gracias a toda la contaminación que posee el río, las comunidades que se han
formado alrededor se ven afectadas por un sinnúmero de enfermedades, de las cuales cabe destacar
el cólera (Vibrio cholerae). La calidad de vida de las personas es bastante precaria y, a esto, le
sumamos el hecho de tener que vivir preparado para perderlo todo en una crecida del río y
obtenemos un gran negativo.

Este río con tanto potencial hidrológico y turístico, se ha convertido en una gran cloaca en
donde hay tanto desechos fecales como desperdicios plásticos, desechos industriales y todo lo
imaginable. Mientras esto sucede el gobierno se mantiene sin tomar acción, solamente promete
una supuesta traslación a los residentes de La Barquita, que no tiene miras de llegar en el horizonte.
El Ministerio de Medio Ambiente debe de darle prioridad a este problema, ya que son miles de
vidas las que se ven afectadas.

Como posibles soluciones ofrecemos principalmente fomentar la conciencia ciudadana.


Esto es algo vital para una mejora en lo que está sucediendo con nuestro río Ozama,
particularmente nosotras las realizadoras de este trabajo no estábamos conscientes de la gravedad
del problema que tenemos ante nosotros. La contaminación es algo casi palpable y debemos de
darnos cuenta para así nosotros mismos exigir un cambio y la formulación de leyes de protección
para este río en particular.

!
!
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Bolaños F. 1991. El impacto biológico. Cap. 1. México: Universidad Nacional Autónoma de México.

Bill Aitkin, Seven Sacred Rivers, South Asia Books, Columbia, MO, 1992, p. 1.

Suárez L. B. & Mosteiro M.C. , Gait N. & Pierotto M. 2010. Ciudad Autónoma de Buenos Aires,
Argentina. Salud Ambiental Infantil & Contaminación y Contaminantes del Agua. Pp. 53-55.

Escobar J., Santiago, Chile (junio 2003). La Contaminación De Los Ríos Y Sus Efectos En Las Áreas
Costeras Y El Mar. Edición CEPAL Eclac, pp. 7-10.

James D. Sartor, Gail B. Boyd & Franklin J. Agard., (Marzo 1974). Water Pollution Aspects of Street
Surface Contaminants. Edición JSTOR, pp. 468-484.

Segura L. M. & López J., (2003). Principios básicos de contaminación ambiental. Edición UAME , pp.
10- 14.

Ongley E. D., Burlington, Canadá (1997). Lucha Contra La Contaminación Agrícola De Los Recursos
Hídricos, Edición FAO, pp. 18- 20.

Jiménez B. (2002). La Contaminación Ambiental en México. Edición Limusa , pp. 4-36

Mamani Q., Suarez R. & García T., La Paz, Bolivia (abril 2003). Contaminación Del Agua E Impactos
Por Actividad Hidrocaburífera En Aguaragüe., Edición CER DET, pp 32 -41.

Shiva, V. (2004, febrero). Las guerras del agua: Contaminación, privatización y negocio. Cambrigde,
MA: South M. Press.

Sampieri, R, Fernández, C, Baptista, P. (2010). Metodología de la investigación (5ta. ed.). D.F., México:
McGraw Hill.!!
ANEXOS

También podría gustarte