Está en la página 1de 3

GUIA N° 3 ÉTICA Y VALORES HUMANOS GRADO: 10 DOCENTE: IVIS FIGUEROA

ACTIVIDAD NUMERO DOS


AMIGOS. RESPETE LAS ELECCIONES DE SUS HIJOS.
AME A SUS HIJOS SIN CONDICIONES: así aprenderán que el valor del ser humano esta en su esencia y no en su
apariencia. Este amor será la base para que ellos construyan sus propias relaciones, para que edifiquen
amistades sanas y constructivas. Usted no podrá imponerles los amigos a sus hijos, pero si deberá enseñarles
que pueden elegir. Esta seguridad les permitirá tomar decisiones acordes consigo mismos y no por presión de
los demás. Cada quien elije sus relaciones y todavía es un misterio la razón por la cual a veces unas se tejen y
otras no.

RELACIONES FORMATIVAS: el mejor o los mejores amigos son definitivos en el crecimiento de cualquier ser
humano. Por medio de la interacción y del compartir con ellos, cada persona define su autoestima y su carácter,
y adquiere bases para una mayor seguridad ante la vida. Los amigos, a diferencia de ciertas relaciones familiares,
pueden ser muy valiosos y satisfactorios porque son construcciones propias y no heredadas. Algunos aspectos
sencillos de personalidad y de cuidado ayudan a los niños a relacionarse mejor, como el buen humor, la risa, los
modales y la higiene personal.
FOMENTA LA AMISTAD: usted puede ayudar a sus hijos a conservar amigos y a conocer otros. Invite a los
pequeños a jugar con ellos en la casa y déjelos solos, no los controles todo el tiempo, así se sentirán libres. Si
discuten, permita que ellos resuelvan sus diferencias.
En todas las épocas de la vida, abra las puertas de su casa para los amigos de sus hijos, hágales saber que son
bienvenidos y que allí siempre encontraran un lugar seguro y cálido donde reunirse. Es mucho mejor que
conozca a los amigos de sus hijos, hable con ellos, compartan actividades juntos así no sean de su completo
agrado, es mejor saber con quién están y dejar abierta la oportunidad de conocer mas a sus hijos, pues cada
relación puede permitir a los padres descubrir alguna faceta que tal vez los hijos no muestran en la casa.
COMPRENDA LA TIMIDEZ: si sus hijos son un poco tímidos, no se preocupe; mire este hecho como una
oportunidad para que ellos aprendan a superarse. Si logran vencer su timidez para establecer relaciones con
otros, enfrentaran sus miedos y mejoraran su autoestima. Motive la socialización, pero no la imponga. Valla
poco a poco, sin sobreproteger a sus hijos; tampoco debe sentir lastima por ellos. El hecho de enfrentar los
miedos personales es una tarea propia del crecimiento que no se puede delegar.
Las personas muy tímidas a veces son un poco inseguras o no saben como expresar sentimientos o ideas. Charle
con sus hijos, pregúnteles que sienten, que piensan y no los juzgues. Así aprenderán sobre ellos mismos con
seguridad.
CONFÍE EN EL GRUPO: muchos padres le temen a la presión del grupo, consideran que los hijos a veces se dejan
influenciar demasiado por los amigos, particularmente durante la adolescencia. Sino le gusta como se visten o
se peinan los amigos de sus hijos, trate de pasar por alto la imagen y concentrarse en lo importante. Tal vez la
pinta constituya un juego y los muchachos sean sanos, leales y solidarios.
El grupo puede darles seguridad en las crisis y en los momentos de cambio como la pubertad, cuando necesitan
sentir que no son únicos que otros están experimentando esos cambios y desean compartir miedos, problemas,
angustias, gustos y expectativas.
Si cree que sus hijos pertenecen a grupos destructivos, analice si quieren llamar su atención, tal vez necesitan
ayuda. Puede no servir de mucho prohibir tajantemente las amistades que no considera convenientes, ellos
podrán frecuentarlas a escondidas, pero usted si puede ofrecerle alternativas. Vincúlelos a algún deporte en
grupo o a actividades artísticas, culturales, sociales, donde puedan conocer gente y compartir otros intereses.
Explíqueles claramente, sin rodeos, las consecuencias de los actos negativos.
VIDA EN PAREJA. LOS AMIGOS DE LA PAREJA: los matrimonios tienen amigos en común, con los cuales el
hombre y la mujer se entienden. Pero también tienen otros que él o ella no soportan. Recuerde que firmar una
pareja no significa acabar con la vida propia, para ninguno de los otros dos, y que muy probablemente antes de
casarse o vivir juntos cada uno había construido sus relaciones con personas que son importantes.
Respete a los amigos de su pareja y no trate de imponer afectos. Sus amigos pueden quererlo mucho a usted,
pero no por eso tendrán que querer a su conyugue.
Acuerden días libres de tal forma que cada uno pueda estar con sus amigos sin interferencias mientras el otro
se ocupa de los niños. Esto evitara discusiones, mejorara la relación de pareja y les enseñara a los hijos sobre el
respeto. Si usted cree que ciertos amigos influyen negativamente sobre su pareja, recuerde que está casado con
un adulto que sabe elegir y asumir las consecuencias de sus actos.
LOS OTROS Y YO
A medida que las personas crecen comienzan a tener conciencia sobre si mismas y sobre los otros. La timidez
aparece por lo general cuando se inicia este proceso. Es importante reconocer esa diferencia para lograr
construir buenas relaciones. Los primeros pasos se dan desde que el ser humano es bebe.
HACIA EL OCTAVO MES.

• Los bebes pueden pasar de ser muy sociables y seguros a convertirse en personitas miedosas y pocas
confiadas. Este cambio es normal y suele darse a partir de los 8 meses de edad. Los pequeños comienzan
a diferenciar a los conocidos de los desconocidos. Respalde a su hijo en este proceso, acepte el deseo de
distancia que siente; sino quiere que lo toquen no lo obligue. Tal vez él prefiera primero mirar a las
personas y luego si dejarse alcanzar. Si el bebe se muestra miedoso, mímelo.
• En esta etapa los pequeños pueden vivir un conflicto entre la curiosidad de lo nuevo y la seguridad del
mundo conocido, por eso se relaciona con otros o exploran el mundo siempre y cuando sepan que el
adulto que los cuida esta cerca y los puede proteger ante cualquier eventualidad.
• Cuando un adulto quiere hacerse amigo de un bebe, no debe obligarlo a estar con él, y mucho menos
alzarlo a la fuerza. Debe respetarlo, preguntarle si lo puede acariciar o besar antes de hacerlo, y debe
buscar jugar con él.
EL NIÑO

• Los niños viven las amistades por etapa. La socialización empieza hacia los tres años. Cuando son mas
pequeños, se acercan a otros porque comparten intereses, porque se parecen a ellos, luego logran
diferenciar la esencia de la persona y, finalmente, establecen relaciones íntimas.
• A los cuatros años de edad suelen aparecer los amigos imaginarios, permita que su hijo los tenga. Son
importantes porque le ayudan a desarrollar la creatividad.
• Hacia los nueve o diez años, los niños empiezan a confiarle sus secretos a los amigos. Esta intimidad es
definitiva, muchos de estos amigos duran para siempre o son inolvidables.
• Si le dicen que su hijo es agresivo, que golpea o muerde, trate de saber que pasa, pregúntele para que
le sirve, que busca con ello y explíquele que está mal hecho.
• Las niñas pelean verbalmente mas que los niños, son más susceptibles, se afectan más porque una
compañera les dice cosas desagradables. No menosprecie los sentimientos de su hija, permita que ella
se exprese y que le cuente. No la juzgue, esas peleas son importantes para ella.
EL ADOLESCENTE
• Para el adolescente, las opiniones de los demás son muy importantes, quiere ser aceptado por el grupo,
sentir que no es distinto y que tiene un lugar en el mundo.
• Disfrutara mucho vistiéndose como los amigos, escuchando la misma música y frecuentando los mismos
lugares.
• A veces podrá buscar amigos totalmente opuestos a la familia como parte de la rebeldía; puede ser algo
temporal. Dele consejo y sea guía.
• Cuando no le gusten los amigos de su hijo, dígale que no le agradan y por qué. Las razones y las
explicaciones son muy importantes. No espere por ello que él deje de frecuentarlos, pero es importante
que conozca su opinión. Tenga en cuenta que probablemente en esta época de la vida para él sea más
importante la aceptación de los amigos que la opinión de sus padres.
• Algunos niños y adolescentes pueden sentir miedo al ridículo o a la burla. Es importante conocer los
temores de sus hijos, conversen sobre el tema, esto puede ayudarlos a superarlos.
SOBRE LAS COMPAÑIAS. Las pandillas son los grupos de tres o mas muchachos que juntos comenten acciones
delictivas como robar o golpear a otros. Si usted sospecha que su hijo es uno de ellos actúe de inmediato.
Hable con su hijo, escúchelo de verdad, confíele sus sospechas y las pistas que lo han llevado a ellas, y explíquele
las graves consecuencias legales que estos actos pueden traerle como ir a la cárcel, convertirse en un adulto
delincuente. No reaccione culpando a los amigos porque entonces su hijo centrara la discusión en la defensa de
ellos y no en sus propios actos. Sea claro en que su hijo es el único responsable de él mismo.
Si su hijo llega a la casa con cosas nuevas que usted no sabe cómo obtiene, pregúntele como las compro y sea
firme en que los objetos y los regalos conseguidos ilegalmente no son bienvenidos en su casa. Muchos de estos
muchachos consumen alcohol o drogas. Analice si en su familia existen algunos problemas que puedan estar
afectando a sus hijos y ellos estén utilizando las pandillas como un medio para escapar y expresar su rabia o
inconformidad. Establezca acuerdos con su hijo para realizar juntos un proceso de cambios, fije metas para
todos en la casa, comprométase seriamente en el proyecto, y anime a su hijo cada vez que obtiene resultados
positivos. Si él desea cambiar, ayúdelo. Incluso consideren juntos la posibilidad de ir a un nuevo colegio o vivir
en otro barrio, si pueden hacerlo. Si esto no funciona y no sabe qué hacer, busque ayuda profesional.
¿COMO Y CUANDO DEBO PROHIBIRLES AMIGOS A MIS HIJOS? Esta es una inquietud muy frecuente en los
padres, porque temen por sus hijos y a veces consideran que pueden definir sus relaciones. Cada quien es libre
de elegir sus amistades, y prohibirles a sus hijos que estén con ciertas personas es alejarlos de usted. Emita
conceptos lo mas objetivos posible y dígales a sus hijos porque le preocupa cierta amistad, pero ellos
determinaran hasta donde la mantienen. En la medida en que usted rechace los amigos porque si, mas van a
estar sus hijos con ellos. Confíe en sus hijos y trate de ver que cualidades encuentra en esas personas para poder
aprender a quererlas. La labor de los padres es acompañar en el proceso de crecimiento. Si la relación es
definitivamente perjudicial para su hijo, usted puede poner un limite a lo que esta tolerado en su casa y asumir
las consecuencias de un posible distanciamiento con su hijo a raíz de estos límites. Es importante que ese
distanciamiento no sea emocional, no le vaya a “quitar” los afectos a su hijo porque sigue con las compañías
que usted no aprueba. La indiferencia o el rechazo silencioso hacen mucho daño emocional.

LEE Y RESPONDE EN TU CUADERNO LAS SIGUIENTES PREGUNTAS:


1.- ¿cuándo se puede considerar a una persona amiga?
2.- ¿Quién es tu mejor amigo (a) y por qué?
3.- ¿Existen verdaderamente los amigos? Explica
4.- ¿Por qué existen personas celosas con sus amigos?
5.- ¿Son tus padres, tus amigos?
6.- ¿Por qué algunos padres son celosos con las amistades de sus hijos?
7.- ¿La amistad es interesada o desinteresada?
8.- ¿Cómo los padres deben manejar las relaciones amistosas de sus hijos?
9.- ¿Cómo se debe manejar la relación de los amigos de la pareja?
10.- ¿Pueden los amigos pelear entre sí? ¿Como se deben resolver estos conflictos?
11.- ¿Qué son las pandillas y porque se forman?
12.- ¿Cuándo un padre debe prohibirles amigos a sus hijos?
13.- ¿Estas dispuesto y porque a perdonar a un amigo?
14.- ¿Qué tienes en cuenta a la hora de elegir a un amigo (a)?