Está en la página 1de 9

ROCAS IGNEAS

Las rocas ígneas son aquellas que se forman por el enfriamiento del magma en el interior de
la Tierra o al emerger como lava volcánica. Son rocas con una proporción variable
de materia cristalizada y materia vitrificada (sólidos amorfos no cristalinos), pH de ácido a
básico y colores desde tonos claros hasta muy oscuros.
Las rocas ígneas se forman en los puntos de la Tierra donde se destruye la corteza terrestre o
surge corteza nueva. Esto es en las zonas de subducción (donde el viejo suelo oceánico se
hunde bajo los continentes), o en las dorsales oceánicas.

Estas áreas bajo la tierra alcanzan


temperaturas superiores a los 1.000 ºC
que funden las rocas y minerales
pasando a formar parte del magma. Al
elevarse hacia la superficie, el magma
se enfría y se forman las rocas ígneas o
magmáticas.

Las rocas ígneas se componen en un


59% de feldespatos, 17% anfíboles y
piroxenos, 12% cuarzo, 4% micas y 8%
otros minerales. Hay algunas más ricas en sílice y con escaso hierro y magnesio (silíceas), y
otras con más hierro y magnesio que sílice (ferromagnesianos).

Su textura es variable, estando definida por la proporción entre cristal y vidrio, el tamaño y
forma de sus partículas y su arreglo entre sí. Estas rocas pueden ser intrusivas si se forman al
enfriarse el magma bajo la superficie y extrusivas si se originan de la lava.

Flujo de lava en kalapana, Hawái.


Las rocas ígneas constituyen alrededor del 95% de las rocas de la corteza terrestre, pero son
menos visibles que las rocas sedimentarias. Entre ellas se encuentran el basalto, el granito, la
obsidiana y la piedra pómez, además de cerca de 700 tipos más descritos.
CARACTERISTICAS DE LAS ROCAS IGNEAS
Origen: Las características generales de
las rocas ígneas vienen dadas por su origen,
al ser producto de la solidificación del
magma. Estas son las únicas rocas que
provienen de un material líquido
solidificado.

Composición del magna: El tipo de roca


ígnea está definida por la composición del
magma, además de cómo y dónde este se
solidifica, conociéndose más de 700 tipos
diferentes. Cuando predominan el hierro y
el magnesio en la composición del magma se producen rocas máficas y si lo hace el óxido de
sílice se obtienen rocas félsicas.

De igual forma, la proporción de óxido de sílice determina el pH de la roca ígnea y si es


superior al 65% la roca será ácida. En tanto que si ronda entre el 45% y el 65% se obtienen
rocas neutras y por debajo del 45% son básicas.

INFLUENCIA DEL ENFRIAMIENTO DEL MAGNA

Lava enfriándose.

Además, el proceso de enfriamiento del magma incide en la roca resultante, porque bajo la
corteza el enfriamiento es más lento, generando una cristalización mayor. Si el magma se
expone al aire y al agua al aflorar como lava, se enfría más rápido, ocurriendo una
vitrificación y se pueden formar rocas vítreas (vidrio volcánico).
FORMACION

Las rocas ígneas se forman a partir del magma, que es un líquido constituido por roca
fundida, cristales en suspensión y gases. Este magma se encuentra en el manto de la tierra y
se recicla en el proceso de renovación de la corteza terrestre en la deriva continental.

El magma asciende desde las capas más profundas de la corteza y se va solidificando,


cristalizando, formando a las rocas ígneas debajo de la corteza. Estas sufren un proceso de
enfriamiento lento que determina el tipo de cristalización llamada fraccionada.

Formación de las rocas


ígneas.

Por tanto, en cada etapa de enfriamiento (dependiendo de la temperatura) van cristalizando


unos minerales y luego otros. Así, se originan rocas ígneas de cristales grandes y con menos
proporción de vidrio.
En ocasiones el magma puede
salir violentamente a la
superficie a través de las
erupciones volcánicas en
forma de lava, sufriendo un
enfriamiento más rápido. Por
ejemplo, las rocas ígneas
llamadas cabellos de Pele, se
forman cuando el viento
arrastra fragmentos de lava
fundida en suspensión.

Lava procedente de la erupción del volcán kilauea (1969-1971)


También puede ocurrir el
enfriamiento brusco de gotas
de magma basáltico o de flujos
de lava que desembocan en el
mar. Estas rocas ígneas
presentan cristales más
pequeños y mayor proporción
de vidrio.
Estas rocas se los denomina
“Cabellos de Pele”

COMPOSICION DE LAS ROCAS IGNEAS

El magma que da origen a las rocas ígneas incluye una fase líquida formada por silicatos
fundidos, una sólida de cristales de esos silicatos en suspensión y una tercera fase gaseosa.
Esta última incluye vapor de agua (H2O), dióxido de carbono (CO2) y dióxido de azufre
(SO2).

Los principales elementos químicos presentes son el dióxido de silicio (SiO2), óxido de
aluminio (Al2O3) y óxido férrico (Fe2O3). Al igual que el óxido ferroso (FeO), óxido de
magnesio (MgO), óxido de calcio (CaO), óxido de sodio (Na2O) y óxido de potasio (K2O).

En general las rocas resultantes muestran una composición de 59% feldespatos, 17%
anfíboles y piroxenos, 12% cuarzo, 4% micas y 8% otros minerales. Entre los feldespatos
están los cálcicos (como la anortita), sódicos (como la albita), los olivinos, los
clinopiroxenos, ortopiroxenos, hoblenda y biotita.

Asimismo, en su camino de ascenso hacia la superficie, el magma arrastra e incluye


fragmentos de las rocas por donde atraviesa. Estas inclusiones pueden ser muy variadas y se
denominan xenolitos.

TEXTURA

La textura o estructura de una roca ígnea se refiere a la forma en que están ordenados los
cristales y materiales amorfos que constituyen la roca. Esto incluye la proporción de vidrio y
cristal presente (cristalinidad), así como el tamaño y la forma de los cristales.
Otro aspecto es la relación estructural entre dichos cristales y otros materiales, es decir cómo
se disponen unos respecto a otros.

CRISTALINIDAD

En las rocas ígneas la cristalinidad va desde 100% cristalizada (dominio de cristales) hasta
100% vítrea (dominio del vidrio). Por ejemplo, el granito holocristalino de Ross of Mull en
Escocia (Gran Bretaña), compuesto de 100% de cristales.

En cambio, la roca Dacita de Chemnitz (Alemania) se denomina hipocristalina, es decir es


mayormente vidrio con inclusiones de cristales. En tanto los llamados cabellos de Pele del
volcán Erta Alé (Etiopia) son filamentos de vidrio basáltico.

TAMAÑO

Para definir el tamaño hay tanto criterios cualitativos como cuantitativos. Con el método
cualitativo, se habla de rocas ígneas fanerocristalinas cuando todos sus cristales son visibles
a simple vista.

En tanto que las afaníticas son aquellas rocas donde la casi totalidad de sus cristales no se
pueden ver a simple vista. Estas rocas se diferencian en microlíticas (los cristales se pueden
ver con un microscopio) y criptocristalinas donde los cristales no se aprecian ni bajo
microscopio.

Para descripciones más exactas, se recurre a métodos cuantitativos, en los cuales se miden
los cristales. Según esta característica se separan en gruesos (mayores de 5 mm), medios
(entre 1 y 5 mm) y finos (menores de 1 mm).

CLASIFICACION: TIPOS DE ROCAS IGNEAS

Las rocas ígneas se pueden clasificar por su origen o por su composición, en el primer caso
se habla de rocas ígneas intrusivas y extrusivas. En tanto que la composición las clasifica en
silíceas si tienen poco hierro y magnesio, siendo ricas en sílice.

Las ferromagnesianos tienen un alto contenido de hierro y magnesio respecto al sílice.


Además, se diferencian por su color, donde las silíceas son claras y las ferromagnesianos
oscuras.
INTRUSIVAS O PLUTONICAS

Estas rocas ígneas se originan a partir del


magma que se encuentra en el manto
terrestre al sufrir un enfriamiento lento.
Esto posibilita la formación de grandes
cristales, por lo que muestran una textura
fanerocristalina, es decir que se percibe a
simple vista.

Granito, roca ígnea intrusiva

EXTRUSIVAS O VOLCANICAS
Las rocas ígneas extrusivas se originan a partir
de la lava expulsada por las erupciones
volcánicas. En este caso predominan las
texturas afaníticas, con cristales más
pequeños, debido a la baja cristalización por
un enfriamiento rápido.

Basalto, una roca ígnea extrusiva

EJEMPLOS DE ROCAS IGNEAS


Granito: roca blanquecina de origen intrusivo, compuesta por
una cantidad mayor al 50% de feldespatos, que le pueden llegar
a dar un tono rojo o color carne. Se utiliza en la construcción de
carreteras.

Granodiorita: es plutónica, y tiene menos contenido de


feldespatos que el granito. En la ingeniería se la considera
como un granito.
Diorita: también intrusiva, de estructura similar al granito pero
con mucho menos contenido de cuarzo. También se utiliza en
la construcción, pues los triturados de diorita tienen buena
adherencia al asfalto.

Sienita: Similar a la diorita en cuanto a estructura y similar al


granito en cuanto a textura, tiene un color gris con puntos
negros o verdes.

Gabro: De color más oscuro, también es intrusiva y


prácticamente no tiene cuarzo. Está constituido de muchos
minerales, como hornblenda y apatito.

Peridotita: Roca intrusiva, conformada prácticamente en su


totalidad pro olivino. Muy oscura, presentando feldespatos.

Riolita: Extrusiva, formada por magma rico en sílice que lo


hace viscoso. Los cristales contienen feldespatos, cuarzo y
también mica. Color grisáceo a rojo.

Dacita: Es también volcánica. Alto contenido de sílice y hierro,


con una composición intermedia entre la andesita y la riolita.
Andesita: Roca extrusiva, compuesta por biotita, cuarzo,
magnetita y esfena. Tiene una textura microlítica y está
compuesta en gran parte por minerales como la hornblenda.

Basalto: Alto contenido de hierro, compuesto principalmente


por olivino, y en menores cantidades feldespato y cuarzo. Es la
roca extrusiva más abundante en la corteza terrestre.

Obsidiana: Roca extrusiva. Producto del dióxido de silicio


que se genera cuando el magma hace contacto con el agua.
Color entre negro y verdes.

Komatita: También extrusiva, poco común pues se forma con


un magma extremadamente caliente. La komatita parece
similar al agua, y la tierra no tiene condiciones adecuadas para
que se forme esta roca.

Pómez: De color gris claro a oscuro, con una textura áspera


que la hace conveniente para la cosmética.

Escoria: Roca extrusiva, de color rojo oscuro al negro.


Formada por lava rica en gases, pero no tiene demasiados usos.
Pórfidos: Similar al granito, por lo que se emplea en usos
similares. La masa de micro cristales está formada
fundamentalmente por minerales ferromagnesianos.

Traquita: Es extrusiva, y está formada a partir de magmas


intermedios, principalmente por feldespatos y minerales
ferromagnesianos.

Pegmatita: Roca ígnea de grano especialmente grueso,


formada por cristales interconectados con más de un
centímetro de diámetro.

Brecha: Formada por consolidación de fragmentos de roca,


emitidos durante erupciones volcánicas. Tiene una textura
llamada piroclástica.

Anortosita: Roca plutónica de carácter básico, también


presente en la superficie lunar.

Monzonita: Roca intrusiva, de color claro que se suele


hallar en cercanía de otras del mismo tipo.

También podría gustarte