Está en la página 1de 2

CIENCIAS RELIGIOSAS GRADO: 10 DOCENTE: IVIS FIGUEROA

ACTIVIDAD NUMERO DOS


EL SENTIDO DE LA VIDA EN LAS GRANDES RELIGIONES
Las distintas religiones se cuestionan desde sus orígenes por el sentido de la vida. Las respuestas religiosas
sostienen la creencia en seres superiores a los seres humanos, dotados de conciencia y voluntad por lo que es
posible apelarles en las necesidades humanas; ellos son quienes guían los destinos del ser humano, sin embargo,
no debemos desconocer la capacidad de libertad que tiene la persona para decidir frente a su propia existencia.
LAS DIVERSAS IDEOLOGIAS RELIGIOSAS RESPECTO AL SENTIDO DE LA VIDA
A continuación, vamos a enseñar los contenidos mas generales de las respuestas al sentido de la vida desde el
punto de vista religioso.
Los positivistas creyeron que el desarrollo cultural de la humanidad y de las culturas particulares seguiría un
orden preciso desde las concepciones míticas y religiosas a las filosóficas y racionales. Hoy sabemos que no es
así. Las distintas opciones coexisten en Grecia clásica la creencia en su panteón con el materialismo monista de
Leucipo y coexisten en nuestros días muchas mas distintas formas credenciales contradiciendo la creencia (ella
misma ingenua) de los positivistas de la modernidad que auguraban la extinción de toda creencia religiosa aun
filosófica, para ser sustituida por el saber nacional.
Las respuestas religiosas sostienen la creencia en seres superiores dotados de conciencia y voluntad por lo que
es posible apelarles en las necesidades humanas. Por lo general se adscribe a ellos la creación del mundo y de
la administración de una justicia compensatoria de los sufrimientos, sea en este mundo o en un supuesto
venidero y todo ello se integra en una cosmogonía (origen) del mundo y de la vida en el cual encuentra su lugar,
es decir, el sentido de la existencia humana. Este sentido muestra primeramente en respuesta simple, por
ejemplo: el hombre fue creado por los dioses para que le den de comer o les sirvan o les entregan jugando con
sus destinos.
La respuesta cristiana antigua de “glorificar a Dios” representa, me parece, una herencia arcaica de estas
ideologías animistas. Respuesta de índole mas abstracta las encontramos en las religiones superiores y
monoteístas como el cristiano en el cual la creación del hombre se explica a partir de la bondad divina que
quiere hacer participe de su felicidad a otros seres como el hombre al cual se le ofrece esta opción si cumple
con su voluntad (es decir con la voluntad divina siguiendo libremente el bien). El sentido de la vida cristiana es
por tanto claro y la vida en la tierra es una oportuni9dad para alcanzar la salvación, es decir, la felicidad completa
participando del ser divino.
Puede afirmarse que la doctrina de las reencarnaciones sucesivas ascendiendo a seres superiores o
descendiendo a inferiores como consecuencia de la rectitud o maldad moral de los conductos equivalente. Por
cierto, que esta creencia tan extraña a las ideologías occidentales esta aumentando enormemente entre
nosotros. Caso curioso lo constituye el budismo en el que no se encuentra escatología alguna, y en el cual la
satisfacción del propio bien obrar vale como recompensa a la virtud. Por ello mismo podemos considerar el
budismo como una ideología de transición entre las puertas religiosas y las puramente filosóficas.
LAS RELACIÓNES DE LA IGLESIA CON LAS RELIGIONES NO CRISTIANAS.
En nuestra época, en la que el genero humano se une cada vez más estrechamente y aumenta los vínculos entre
los diversos pueblos, la iglesia considera con mayor atención en que consiste su relación con respecto a las
religiones no cristianas. En cumplimiento de su misión de fundamentar la unidad y la claridad entre los hombres
y, aun mas entre los pueblos, considera aquí, ante todo aquello, que es común a los hombres y que conduce a
la mutua solidaridad.
Todos los pueblos forman una comunidad, tienen un mismo origen puesto que Dios hizo habitar todo el genero
humano sobre la faz de la tierra, y tienen también un fin ultimo que es Dios cuya providencia, manifestación de
bondad y designios de salvación se extienden a todos, hasta que se unan los elegidos en la ciudad santa, que
era iluminada por el resplandor de Dios y en la que en los pueblos caminara bajo la luz.
Los hombres esperan de las diversas religiones la respuesta a los enigmas recónditos de la condición humana,
que hoy como ayer, conmueven íntimamente su corazón.
LAS DIFERENTES RELIGIONES NO CRISTIANAS
Desde la antigüedad y hasta nuestros días se encuentra en los diversos pueblos una cierta percepción de
aquellas fuerzas misteriosas que se haya presente en la marcha de las cosas y en los acontecimientos de la vida
humana y a veces también el reconocimiento de la suma divinidad e incluso del padre. Esta percepción y
conocimiento penetra su vida con intimo sentido religioso. Las religiones al tomar contacto con el progreso de
la cultura se esfuerzan por responder a dichos problemas con nociones mas precisas y con un lenguaje mas
elaborado. Así, en el hinduismo los hombres investigan el misterio divino y lo expresan mediante la inagotable
fecundidad de los mitos y los penetrantes esfuerzos de la filosofía, y buscan la liberación de las angustias de
nuestra condición mediante las modalidades de la visa ascéticas, a través de profunda meditación o mas bien
buscando refugio en Dios con amor y confianza. En el budismo, según sus varias formas se reconoce la
insuficiencia radical de este mundo mudable y se enseña el camino por lo que los hombres con espíritu devoto
y confiado pueden adquirir el estado de perfecta liberación o la suprema liberación por sus propios esfuerzos
apoyados con el auxilio superior. Así también las demás religiones que se encuentra en el mundo se esfuerzan
por responder de varias maneras a la inquietud del corazón humano proponiendo caminos, es decir, doctrinas,
normas de vida y ritos sagrados.
La iglesia católica no rechaza nada de lo que esta en las religiones hoy de santo y verdadero, considera con
sincero respeto los modos de obrar y de vivir los preceptos y doctrinas que, por mas que discrepen en muchos
de los que ella profesa y enseña no pocas veces reflejan un destello de aquella verdad que ilumina a todos los
hombres: anuncia y tiene la obligación de anunciar constantemente a cristo que es “ el camino, la verdad y la
vida” en quien los hombres encuentran la plenitud de la vida religiosa y en quien Dios reconcilio consigo todas
las cosas.
Por consiguiente, exhorta a sus hijos a que con prudencia y caridad, mediante el diálogo y colaboración con los
adeptos de otras religiones, dando testimonio de fe y vida cristiana, conozcan, guarden y promuevan aquellos
bienes espirituales y morales así como los valores de socio- culturales que en ellos existen.

LEE Y RESPONDE EN TU CUADERNO LAS SIGUIENTES PREGUNTAS:


1.- ¿Explique el sentido de la vida en las grandes religiones?
2.- ¿Explique las diversas ideologías religiosas?
3.- ¿Explique las relaciones de la iglesia con las religiones no cristianas?
4.- ¿Explica las diferentes religiones no cristianas?

También podría gustarte