Está en la página 1de 32

FACULTAD

 DE  DERECHO  Y  
CRIMINOLOGIA  
 

   

           

ANÁLISIS  Y  MAPEO  DELICTIVO  


UANL  
FACULTAD  DE  DERECHO  Y  CRIMINOLOGIA  
           
Contenido  
1.-Fundamentos del Análisis Delictivo  ..........................................................................................  3  
A. Antecedentes del análisis delictivo .............................................................................. 3  
B. Definición de análisis delictivo ..................................................................................... 5  
C. Objetivo y fines del análisis delictivo ............................................................................ 6  
Proceso del análisis delictual  .................................................................................................  6  
Tareas del análisis delictual  ...................................................................................................  7  
Funciones básica del analista  ................................................................................................  8  
Tipos de estrategias  ................................................................................................................  9  
D. Perfil del analista Delictivo ........................................................................................... 9  
2.-Tipos de análisis delictivo  ........................................................................................................  11  
Análisis Táctico  ......................................................................................................................  11  
Análisis Estratégico  ...............................................................................................................  11  
Análisis de problemas  ...........................................................................................................  11  
Análisis administrativo  ...........................................................................................................  12  
Análisis operacional  ...............................................................................................................  12  
3.- Criminología Aplicada para el análisis delictivo  ...................................................................  12  
A.   Prevención Situacional  ..............................................................................................  12  
B.   Criminología ambiental ........................................................................................ 14  
C.   CPTED: La prevención del crimen a través del diseño ambiental ....................... 14  
1.   Control natural de accesos  ...........................................................................................  15  
2.   Vigilancia natural  ............................................................................................................  15  
3.   Mantención ........................................................................................ 15_Toc373620  
4.   Reforzamiento territorial ...................................................................................... 16  
5.   Y participación comunitaria .................................................................................. 16  
D.   Teoría de las actividades rutinarias ..................................................................... 17  
E.   Teoría del patrón delictivo ................................................................................... 18  
4.- Herramientas de diagnóstico de una zona geográfica  .......................................................  20  
Herramientas para el diagnóstico de una zona geográfica. ........................................... 20  
A.Talleres de diagnóstico en seguridad ciudadana: ................................................... 20  
B.  Marchas exploratorias de seguridad ...................................................................... 21  
C.  Entrevistas a profundidad. ......................................................................................... 25  
D.  Grupos Focales .......................................................................................................... 25  
E.  Encuestas de temor y victimización ........................................................................... 26  
 
1.-Fundamentos del Análisis Delictivo

A. Antecedentes del análisis delictivo


En Inglaterra a comienzos del siglo XVIII, Sir Robert Peel , introdujo los principios
de los que es el Análisis del delito al reconocer la necesidad de almacenar
registros de delitos y la información de delincuentes.

Lo que significa que el almacenamiento de datos que ofrece un delito y todos los
elementos que los conforman fue la génesis de lo que ahora conocemos como
Análisis Delictivo.

Para los Estados Unidos el pionero de este tema fue August Vollmer Conocido
como el padre de la modernización policial esto en los principios del siglo XX.

Dentro de sus aportaciones más destacadas esta la revisión periódica o regular de


los reportes policiales además de impulsar el uso de mapas usando los famosos
“alfileres de colores” los cuales representaban un delito en específico y la creación
de las patrullas por distrito basada en la cantidad de criminalidad.

Después de un largo tiempo sin que nadie se interesará Orlando Winfield Wilson,
en Chicago en el año de 1963 creo las secciones o unidades de Análisis delictual,
estas tenían la responsabilidad de estudiar el delito así como los informes diarios,
para identificar la ubicación, tiempo, características espaciales, similitudes con
otros ataques y eventos significativos para identificar delincuentes o patrones en
los hechos delictivos.

En los años ‘70, la entidad Law Enforcement Assistance Administration (LEAA),


creó varias instancias de análisis delictual para apoyar programas de aprehensión
proactiva. Muchos de estos programas dieron cuenta de que los infractores eran
personas de hábitos y que sus acciones se adaptaban a un patrón o pauta. Las
investigaciones en este campo ayudaron a los líderes de la policía a desarrollar
planes tácticos para combatir a los delincuentes comunes. En los ´90 renace el
tema con nuevas ideas, fondos y cientos de programas de análisis delictual en
todo Estados Unidos.
La década se inició, con un interés especial, en los principios básicos de la
solución de problemas y la prevención del delito, con el libro llamado Problem-
Oriented Policing (POP) del profesor Herman Goldstein de la Universidad de
Wisconsin.
En 1990 se crea la Asociación Internacional de Analistas Delictuales (International
Association of Crime Analysts, IACA) fundada por un grupo de analistas que
buscaban compartir conocimientos e ideas, defender los estándares profesionales
y proporcionar oportunidades de educación para los analistas. La IACA es
actualmente la asociación internacional hegemónica en materia de análisis
delictual, agrupando a más de 1.500 analistas delictuales en servicio activo en casi
50 países, tales como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia, Brasil,
Chile, Israel, México y alrededor de otros 30, distribuidos en Asia, África y Europa.

En la misma década, en Estados Unidos, también se crea un fondo proveniente de


la Oficina de servicios policiales orientados a la comunidad (The Office of
Community Oriented Policing Services, COPS), la Agencia de Asistencia Judicial
(Law Enforcement Assistance Administration) y el Centro de investigación para el
mapeo delictual del Instituto Nacional de Justicia (National Institute of Justice
Crime Mapping Research Center). Muchos programas de análisis delictual
encuentran financiamiento para adquirir tecnología y capacitar a sus analistas en
estos nuevos fondos.

En busca de la relación de la Criminología Ambiental con el Análisis delictivo


encontramos que: “El análisis de los elementos ambientales/espaciales de los
delitos que constituye el objeto de estudio de la Criminología Ambiental se ha
integrado progresivamente con una serie de principios y prácticas, que se vienen
denominando Análisis del delito (Crime Analysis).” (San Juan Guillén &
Vozmediano Sanz, 2010, pág. 38).
B. Definición de análisis delictivo
¿Qué es análisis?

Distinción y separación de las partes de algo para conocer su composición.

Estudio detallado de algo, especialmente de una obra o de un escrito.

¿Qué es análisis Criminal?

El análisis criminal es un sinónimo de análisis del delito o análisis delictual, aún así
estos términos aunque diferentes no afecta los trabajos de esta materia y
contienen elementos en común.

Para Bruce (2010)

“El análisis delictivo describe las técnicas y los procesos utilizados para estudiar
las tendencias y los patrones delictuales, la manera en que afecta a una
jurisdicción específica y cómo la policía responde ante ellos”.

Según Boba (2000)

“El estudio cuantitativo y cualitativo del crimen y de la información jurídica, en


combinación con información sociodemográfica y factores especiales, con el
objetivo de aprehender criminales, prevenir el crimen, reducir el desorden y
evaluar los procedimientos organizacionales”.

Para Sepúlveda (2010)

“El análisis delictivo es el estudio de todas las partes o elementos involucrados en


la ocurrencia de un hecho delictivo. Su principal objetivo es buscar, organizar y
analizar datos relacionados de delitos, infractores, víctimas y lugares, con el fin
de encontrar información significativa que permita a la policía y fiscales esclarecer
os delitos, aprehender a los delincuentes, distribuir efectivamente sus recursos
prevenir la ocurrencia de posibles hechos futuros”.

El análisis delictual es el estudio de los elementos involucrados en la ocurrencia


de un delito. Dentro del análisis se busca, organiza y analizan datos delictuales
para encontrar información valiosa que ermita a los encargados de la seguridad
detener a los delincuentes o prevenir delitos.

C. Objetivo y fines del análisis delictivo


Uno de los objetivos primordiales para el análisis delictivo

1. Es el apoyar al personal operativo y administrativo para que se lleve a cabo


una adecuada planeación del despliegue de todos los recursos con los
que se cuenta, esto para la prevención y reducción de los delitos.

2. Obtener del análisis del delito mayores aprehensiones, esclarecimientos de


casos y apoyo en procesos de investigación

3. Además de la evaluación del trabajo policial.

4. Pero su principal objetivo es Buscar organizar y estudiar (analizar), datos


vinculados a los delitos como: infractores, víctimas y lugares, para que la
policía pueda generar estrategias y así dar solución a los problemas.

Los analistas se encargan de dar recomendaciones, pero siempre es agradecido


que intervenga en la aplicación de las estrategias.

Proceso del análisis delictual


 

El proceso consta de seis pasos:


Tareas del análisis delictual
 
Funciones básica del analista
 
Tipos de estrategias
 

Dentro del Análisis delictivo se generan estrategias para dar soluciones a los
problemas que a la población y por consecuencia existe una demanda o solicitud
hacia los encargados de la seguridad para combatirla.

D. Perfil del analista Delictivo


El analista necesita un sinfín de habilidades, pero más que eso se necesita
conocimientos sobre temas específicos que le ayuden a entender el delito.

                                                                   
 

 
 

 
 
2.-Tipos de análisis delictivo

Análisis Táctico

El análisis táctico describe la identificación y el análisis de las series y los


patrones delictuales para una intervención táctica por parte de las patrullas
o las investigaciones. El análisis táctico es un proceso diario que da
como resultado la emisión de comunicados y alertas diarios o
semanales que las unidades operacionales pueden usar de manera inmediata.

Análisis Estratégico

El análisis estratégico es la identificación y el análisis de las


tendencias para una planificación a largo plazo y un desarrollo
estratégico. Por lo general, el análisis estratégico se traduce en
informes trimestrales o anuales que documentan los cambios en
varios tipos de incidentes

Análisis de problemas

El análisis de problemas es el análisis de problemas crónicos o


de largo plazo para el desarrollo de estrategias de prevención.
El análisis de problemas utiliza tanto datos policiales como
investigación detallada en terreno para llegar a las causas y las
personas que contribuyen a un problema.
Análisis administrativo

El análisis administrativo es una categoría amplia que


describe la entrega de estadísticas, mapas, gráficos y datos
con varios propósitos administrativos, incluidos las solicitudes
de la comunidad y los medios de comunicación, postulaciones a subvenciones y
presentaciones comunitarias

Análisis operacional

El análisis operacional se centra en la forma que la organización


despliega o distribuye su personal y asigna los recursos según
hora, geografía y función. Trata de encontrar medios más
eficientes y más efectivos.

3.- Criminología Aplicada para el análisis delictivo


 

A. Prevención Situacional

El concepto de la prevención situacional fue inicialmente desarrollado en los


años ochenta por Ronald V. Clarke y en la década siguiente fue explicado
como una serie de estrategias y técnicas que emergen tras la evidencia de
varias investigaciones realizadas.

La prevención situacional es un enfoque orientado a disminuir la oportunidad


del delito y a reducir la percepción de la inseguridad de la población en
determinados espacios urbanos a través de estrategias orientadas a modificar
ciertos factores y condiciones de riesgo físico espacial, mediante políticas o
acciones enfocadas a la proyección de la convivencia y/o diseño del entorno
urbano, generando la creación o regeneración de espacios públicos de calidad,
seguros, e integradores.

La prevención situacional está formada por un conjunto heterogéneo de teorías


que tienen al crimen como opción racional, utilitario, instrumental y altamente
selectivo proponiendo una intervención específica dirigida a neutralizar
aquellas situaciones de riesgo que ofrecen un mayor atractivo al infractor. No
se interesa por las causas de la delincuencia sino por sus formas de aparición
proponiendo programas que se limitan a neutralizar las oportunidades y
mejorar el entorno. Es reconocido por todos los especialistas de la prevención
y, originariamente divulgado por Clarke, que los objetivos principales de la
prevención situacional son:

• Reducir las oportunidades para cometer delitos, aumentando el esfuerzo y


la percepción de riesgo para el potencial delincuente;

• Disminuir la percepción de inseguridad de la población en espacios públicos


concretos;

• Promover el control social de la comunidad sobre los espacios urbanos


comunes.

La prevención situacional comprende la reducción de la oportunidad mediante


las siguientes características ya anunciadas al principio de los ochenta por
Clarke

• Primero, debe dirigirse a formas altamente específicas de delitos;

• Segundo, debe involucrarse en la gestión, diseño o manipulación del


entorno inmediato mediante la forma más sistemática posible;

• Tercera, debe hacer que el crimen sea más difícil, con mayor riesgo, menos
gratificante y excusable para el delincuente
Puede definirse la prevención situacional brevemente como un sistema de
prevención basado en la reducción de las oportunidades mediante la
modificación del ambiente o las situaciones. La prevención situacional tiene
una elevada práctica y efectividad, reduciendo problemas delincuenciales
específicos; esencialmente esta prevención está dirigida a la alteración de
determinadas situaciones criminales haciendo más difícil su realización

B. Criminología ambiental

La criminología ambiental es el estudio de los factores climáticos que influyen en


la realización de cierto tipo de conductas antisociales o delitos. Su interés esta en
los efectos del ambiente en la conducta humana

La Criminología Ambiental son los elementos ambientales/espaciales de los


delitos, los cuales se han integrado progresivamente en una serie de teorías sobre
el comportamiento criminal y el hecho delictivo así como una serie de principios y
prácticas, que se vienen denominando Análisis del Delito “Crime Analysis” , ambos
están interesados por el evento delictivo y hacen hincapié en los determinantes
situacionales y se diferencian en que el Análisis del Delito analiza información
sobre eventos delictivos con el fin de detectar patrones y tendencias mientras que
la Criminología Ambiental propone explicaciones teóricas para su comprensión
 

C. CPTED: La prevención del crimen a través del diseño ambiental

El concepto de CPTED , acuñado en 1972 por C. Ray Jeffrey, se basa en la idea


de que ocurren delitos en determinados espacios debido a las oportunidades de
localización que ofrece el entorno físico. Esto permite plantear que es posible
alterar el entorno físico de manera que se disminuya la probabilidad de que
ocurran delitos.

De acuerdo a Jeffrey:

El medio ambiente urbano puede infl uir en el comportamiento criminal en


particular y en el comportamiento en general de dos maneras; físicamente,
proporcionando el entorno físico al que los individuos responden; socialmente,
proveyendo las relaciones sociales a la que responden los individuos. Las
características físicas del medio ambiente urbano más negativas son ruido,
polución y sobrepoblación. Las características sociales son alienación, soledad,
ansiedad y deshumanización”. CPTED propone cinco conceptos:

1. Control natural de accesos


El control natural de los accesos es una estrategia de diseño que apunta a
reducir la oportunidad criminal. Promueve el diseño de elementos
arquitectónicos a modo de umbrales para crear en los potenciales
asaltantes la percepción de que hay un riesgo en elegir esa área porque
tiene un usuario específico. Las principales recomendaciones físicas que
considera son: conectar accesos directos con áreas observables, prevenir
la colocación de accesos en áreas no observadas, diseñar espacios que
orienten a los usuarios, dando indicación natural de salida o de entrada, y
proveer un número limitado de rutas de acceso.

2. Vigilancia natural
La vigilancia natural es una estrategia de diseño que busca incrementar la
visibilidad sobre un espacio, a través de una apropiada ubicación, diseño de
ventanas, iluminación y diseño de paisaje. Se busca aumentar la capacidad
de los habitantes urbanos de observar la actividad que ocurre en el entorno,
lo que provee la oportunidad de modificar comportamientos inadecuados o
reportarlos a la policía o al dueño de la propiedad. Cuando la vigilancia
natural es utilizada en su máximo potencial, aumenta la posibilidad de
inhibir el crimen, al hacer que el comportamiento del agresor sea fácilmente
notable.

3. Mantención
El concepto de mantención de espacios urbanos se refi ere a la necesidad
de tener planes de manejo, de limpieza y jardinería, de los espacios
públicos. Según el programa CPTED es muy importante que el espacio
urbano sea percibido por los usuarios como un espacio cuidado. En este
sentido, se asocia el concepto de mantención de espacio urbano con la
teoría conocida como de “las ventanas rotas”, que supone que un espacio
deteriorado localiza mayor número de delitos de oportunidad que uno en
buen estado de mantención.

4. Reforzamiento territorial

El concepto de reforzamiento territorial alude al sentido de afecto que


establece el habitante con su entorno inmediato y por lo cual, lo cuida. El
diseño de espacios que buscan aumentar un sentido de afecto en sus
usuarios usa muchas técnicas. Ubicar deliberadamente actividades seguras
en áreas potencialmente inseguras puede lograr este efecto. De esa
manera se aumenta no sólo el uso sino también la mantención del área

5. Y participación comunitaria

Uno de los aspectos claves abordados por la metodología CPTED es el


diagnóstico y diseño de estrategias ambientales que aborden el problema
de la percepción de temor a ser víctima de la delincuencia en el ambiente
urbano con metodologías participativas. El temor, como emoción básica
que nos alerta en caso de peligro, es universal al ser humano. Existen
códigos ambientales que nos gatillan la emoción del temor, como un
espacio oscuro, acumulación de basura, graffiti, y falta de información
ambiental entre otras. Existen encuestas de percepción de inseguridad en
diversos países de la región, y estas demuestran que la percepción de
inseguridad frente a la posibilidad de ser víctimas de un delito es en
algunas oportunidades más alta que la ocurrencia efectiva de delitos. Otras
investigaciones han demostrado también que desde un punto de vista
espacial la ubicación de áreas de concentración de temor no se
corresponden necesariamente con las áreas de concentración de delitos.
D. Teoría de las actividades rutinarias

Una moderna perspectiva teórica de carácter situacional que ha sido vinculada


también al planteamiento general de la elección y la disuasión es la llamada
teoría de las actividades rutinarias, de Lawrence E. Cohen y Marcus Felson, en
1979. Marcus Felson es catedrático de Criminología de la Universidad de
Rutgers. Es el impulsor de la perspectiva situacional y del estudio de la relación
entre actividades rutinarias y delito. Sin embargo, no se trata meramente de
una nueva versión de la perspectiva clásica sino más bien de una nueva
conceptualización del delito a partir de elementos de oportunidad y de ausencia
de eficaces controles, tanto de carácter formal, la policía como informal,
relativos a la propia autoprotección. También conocida como teoría de la
oportunidad, descrita por Cohen, et al., 1981., ha sido una de las
construcciones teóricas más citadas en Criminología a lo largo de los últimos
años. Inicialmente la teoría fue formulada en un artículo titulado Social Change
and Crime Rate Trends, A Routine Activity Approach, Cambio Social y tasas de
criminalidad: la teoría de las actividades rutinarias, Cohen y Felson, 1979, en el
que se basará lo que se expondrá.

Lawrence E. Cohen y Marcus Felson Plantean que la probabilidad de


ocurrencia de un delito se hace mas alta cuando se da una combinación
favorable de tres factores

1. Delincuente motivado

2. Un objeto adecuado

3. Ausencia de vigilancia

En términos simples, un delito ocurre cuando un


delincuente se encuentra en tiempo y espacio
adecuado con un objetivo posible, en ausencia de
control externo  
E. Teoría del patrón delictivo

Esta teoría fue propuesta por Paul y Patricia Brantingham, quienes partieron de
la base de que los delitos no ocurren al azar ni uniformemente en el espacio,
tiempo y sociedades, sino que existen puntos conflictivos en los que se
producen muchos más delitos que en otros lugares, existiendo por tanto,
tendencias o patrones. La teoría se desarrolló para explicar como se
configuran dichos patrones delictivos en el espacio urbano (Brantingham y
Brantingham, 1991, citado por Vozmediano y San Juan, 2010) Comprendieron
el evento delictivo como un fenómeno complejo que incluye al menos cuatro
dimensiones: ley, infractor, víctima/objetivo en un contexto espacio-temporal
común, que no se da aleatoriamente en el espacio, el tiempo o la sociedad por
lo que es susceptible ser descrito mediante patrones.

La mayoría de las personas que coexisten en los espacios urbanos, incluso los
peores delincuentes, dedican la mayor parte del día a actividades que no están
relacionadas directamente con el delito. En su rutina diaria se desenvuelven
como cualquier otro individuo coincidiendo en lugar y tiempo con el resto de la
población. Esto les llevo a deducir que existen elementos comunes en los
elementos que dan forma a las dinámicas de las actividades legales y
delictivas de las sociedades y les llevó a preguntarse cuáles eran los
mecanismos que llevaban a los delincuentes a desplazarse del modo en que lo
hacían en el entorno urbano, cómo elegían a sus víctimas u objetivos y como
influía en sus patrones delictivos sus percepciones subjetivas (Vozmediano y
San Juan, 2010)

Ya en el año 1978, los Brantingham propusieron un modelo para explicar el


modo en que los infractores seleccionan el lugar para cometer el delito. Su
teoría gira en torno al ambiente como elemento fundamental, profundizando en
conceptos como los diferentes tipos de ambiente o el espacio objetivo y
subjetivo, concluyendo que las personas actúan y reaccionan en el mundo que
para ellos es conocido, no en el mundo que existe en un sentido objetivo.
Plantearon que un individuo motivado para cometer un delito concreto pasará
por un proceso de decisiones de múltiples etapas, en el que buscará e
identificará un objetivo o víctima concreto, con una posición determinada en el
espacio y tiempo. Este proceso de decisión será más largo y complejo en el
caso de las motivaciones instrumentales por contraste con las motivaciones de
tipo afectivo. El individuo que pretende cometer un delito utilizará las claves
que el ambiente proporciona para localizar e identificar sus objetivos y será el
tiempo y la experiencia lo que le lleve a aprender a seleccionar las claves
adecuadas para llegar a generar un esquema relacionado que tendrá influencia
en sus futuras conductas de búsqueda. (Vozmediano y San Juan, 2010) Al
igual que en el enfoque de la actividad rutinaria, esta teoría tiene tres
conceptos principales: nodos, rutas y límites. Nodos se refiere a desde dónde y
hacia dónde se trasladan las personas, ya que los delitos no solo se generan
en determinados lugares, sino también cerca de ellos. Cada delincuente busca
los objetivos del delito alrededor de los nodos de actividad personal (hogar, la
escuela o las zonas de ocio) y las rutas entre ellos. Asimismo, las rutas
seguidas por las personas en sus actividades cotidianas están estrechamente
relacionadas con los lugares donde son víctimas del delito. El tercer concepto,
los límites, se refiere a los confines de las áreas donde la gente habita, trabaja,
compra o busca entretenimiento. (Felson y Clarke, 1998)

Al igual que en el enfoque de la actividad rutinaria, esta teoría tiene tres


conceptos principales:

• Nodos

• rutas

• límites.

Nodos se refiere a desde dónde y hacia dónde se trasladan las personas, ya


que los delitos no solo se generan en determinados lugares, sino también
cerca de ellos. Cada delincuente busca los objetivos del delito alrededor de los
nodos de actividad personal (hogar, la escuela o las zonas de ocio) y las rutas
entre ellos.
Asimismo, las rutas seguidas por las personas en sus actividades cotidianas
están estrechamente relacionadas con los lugares donde son víctimas del
delito.

El tercer concepto, los límites, se refiere a los confines de las áreas donde la
gente habita, trabaja, compra o busca entretenimiento. (Felson y Clarke, 1998)

4.- Herramientas de diagnóstico de una zona geográfica

Herramientas para el diagnóstico de una zona geográfica.

El analista debe de conocer y apoyarse de las herramientas de diagnóstico, que


aunque no propias del análisis delictual, si auxilian a reconocer la situación de
lugares con problemáticas como: conductas antisociales y delictivas. Estas
herramientas ayudan a que la comunidad tenga mayor presencia y participación
en acciones en contra del delito, la relevancia que tiene la criminología en este
tema es que estudia el delito, a las personas que sufren de estos, quienes los
cometen y la zona de mayor concentración delictiva.

De estos instrumentos, algunos pueden fomentar la participación del grupo en el


diagnóstico, otros tantos nos ayudan a generar disputas y concientización de esta
en la problemática. Algunos de estos son:

A. Talleres de diagnóstico en seguridad ciudadana:

Estos pueden ser considerados reuniones de trabajo, para reconocer la situación


y sus problemáticas. Un grupo de trabajo adecuado debe de estar compuesto por
entre 15 a 20 personas, además de que estos sean representes alguna
organización local como vecinos, jóvenes etc. Esta reunión debe de estar
conducida por un facilitador sin olvidar el objetivo principal. Es necesario contar
con herramientas donde apuntar, así como una grabadora para registrar los
talleres, esto ayudara a prestar atención a cosas que se pasaron por alto. Esta
técnica consta de 7 pasos:

I.- Presentación de los participantes

II.- Explicación de jornadas

III.-Identificación de los problemas de seguridad ciudadana

IV.- Análisis de los problemas identificados

V.- Priorización de los problemas

VI.- Propuesta de alternativas de solución

VII.- Sistematización de información

B. Marchas exploratorias de seguridad

El origen de las marchas exploratorias se origina en los inicios en los años


ochenta en Toronto, Canadá. Radica en la evaluación de una zona
geográfica que realiza un grupo de individuos que representan a su
comunidad la cual tiene problemáticas. Se realizan recorridos en el área a
valorar con un cuadro de control entendiendo por esta un listado de
elementos que despierten los sentimientos de inseguridad que poseen las
personas con relación a éste. (Fundación Paz Ciudadana, Ministerio de
Vivienda y Urbanismo, 2002). Esta herramienta ayuda a generar propuesta
de soluciones al mejoramiento urbano, así como identificar que elementos
en la comunidad que intervienen en el sentimiento de inseguridad, al señal
estas zonas es más viable para dar cambios en la estructura y se disminuya
el temor de las personas. Teniendo esta herramienta de diagnóstico, se
puede trabajar a la par tanto con el delito y el sentimiento de temor que los
elementos materias como: luminarias, parques, caminos etc.

Las marchas exploratorias de seguridad pueden y deben de ser utilizadas


para valorar escenarios como espacios públicos o semipúblicos
entendiendo por estos paraderos de autobuses urbanos, calles, avenidas,
escuelas, estacionamientos, centros de recreación, tiendas comerciales, o
aquellos lugares donde haya mayor tránsito peatonal. Con esta herramienta
se puede avaluar casi cualquier sitio donde las personas se sientan
inseguras (Fundación Paz Ciudadana, Ministerio de Vivienda y Urbanismo,
2002).

Una marca exploratoria se debe realizar sistemáticamente respetando el


orden de las siguientes etapas:

I.-Convocatoria

II.-Definición del área de la marcha exploratoria de seguridad

III.-Realización de la marcha exploratoria de seguridad

IV.- Organización de resultados


Los puntos que se tomarán en cuenta, a la hora de generar mapas.

Área de Riesgo: Son áreas expuestas o vulnerables a un determinado evento


delictivo. Se entenderá como aquellos lugares donde se puede presentar un
ambiente delictivo, las circunstancias que están presentes aumentan la posibilidad
de que un infractor cometa un delito.
Grafiti:

Terreno Baldío:

Casa Abandonada:

Basura:

Hierba Crecida:

Punto Ciego:

Servicios: Son las actividades o elementos de las cuales, la población busca


satisfacer necesidades, los servicios pueden ofrecer diferentes actividades,
entendiéndose como aquellas de fácil acceso a toda la población.
Negocio:

Transporte Público:

Luminarias:
Lugares Específicos: Son espacios localizados, que tienen como mayoría
una función de servicio hacia la comunidad o como un punto de reunión
social, así es una escuela, biblioteca, Iglesia, un parque etc.
Escuelas:

Biblioteca:

Parque:

Iglesia:

Centro Comunitario:

Estación de policía

Estación de bomberos

Hospitales ( clínicas)

Otros puntos de interés: son lugares localizados que son útiles y atractivos para
su estudio o bien tienen un valor del cual se puede generar información
importante.

Puntos de reunión:

Carro Abandonado:
C. Entrevistas a profundidad.

Esta técnica ayuda a acercarse al origen del problema y a la identificación de sus


características, así mismo permite asociar el problema con algunos otros factores
ambientales. Además auxilia a elegir y delimitar métodos de diagnósticos viables,
así como ayuda a formular preguntas. Es importante y se aconseja entrevistar a la
mayor variedad de individuos que representen a la comunidad, a lo que se conoce
como informantes claves algunos de estos pueden ser: líderes de la comunidad,
encargados del sector policial, funcionarios municipales (Fundación Paz
Ciudadana, Ministerio de Vivienda y Urbanismo, 2002).

Dentro de estas entrevistas se busca investigar preocupaciones en el ámbito de la


seguridad de una comunidad, la anterior herramienta es importante ya que aporta
información tanto de los líderes de la comunidad como de aquellos representantes
a los cuales se les demanda respuesta en la seguridad.

D. Grupos Focales

En estos grupos se busca una discusión sobre un tema en específico el cual está
establecido en forma de preguntas sobre la información que es importante que se
mencione, de la misma forma que el taller de diagnóstico se necesita a un
facilitador que intervenga pero a diferencia de esta herramienta, los grupos focales
solamente buscan información relevante al contrario del taller que también toma
decisiones sobre la problemática, sin olvidar que los grupos deben de estar
incluidos por no menos de 8 personas y no más de 10

Las personas que intervengan en esta dinámica se busca que tengan


características similares como el vivir en la misma comunidad o que fueran víctima
de algún delito, o incluso edad. Así mismo los temas aunque variados pueden
estar relacionados con victimización, temor en zonas urbanas, métodos de operar
de los infractores, alguna experiencia relacionada al temor a ciertos delitos.
E. Encuestas de temor y victimización

Esta técnica ayuda a acercarse al origen del problema y a la identificación de


sus características, así mismo permite asociar el problema con algunos otros
factores ambientales. Además auxilia a elegir y delimitar métodos de
diagnósticos viables, así como ayuda a formular preguntas. Es importante y se
aconseja entrevistar a la mayor variedad de individuos que representen a la
comunidad, a lo que se conoce como informantes claves algunos de estos
pueden ser: líderes de la comunidad, encargados del sector policial,
funcionarios municipales (Fundación Paz Ciudadana, Ministerio de Vivienda y
Urbanismo, 2002). Dentro de estas entrevistas se busca investigar
preocupaciones en el ámbito de la seguridad de una comunidad, la anterior
herramienta es importante ya que aporta información tanto de los líderes de la
comunidad como de aquellos representantes a los cuales se les demanda
respuesta en la seguridad.
5.-Patrón Delictual
 

a) ¿Qué es un patrón delictual?


 

Un Patrón Delictual es un grupo de dos o mas delitos reportados o descubierto por la


policía que es único.

b) Clasificación de patrones
 

Los patrones delictivos se clasifican en seis categorías. Un patrón puede pertenecer a

más de una categoría, no son excluyentes (Boba, 2005).

Series (en serie): Conjunto de delitos cometidos por una misma persona en contra de
una o varias personas u objetivos (banco, casa, local comercial, etc.) (Velasco y Boba,
2000). Un típico ejemplo lo constituyen los delitos sexuales u homicidios, pero estos
patrones también son comunes en los delitos contra la propiedad: por ejemplo, una misma
banda de delincuentes que ataca las casas del sector norte de la ciudad.

Spree (ola de delitos): Es un patrón que se caracteriza por una alta frecuencia de ac-
tividad delictual de un modo casi continuo (Velasco y Boba, 2000). Estos delitos son
cometidos por una misma persona y usualmente ocurren en un tiempo muy corto. Por
ejemplo, tres estaciones de servicio robadas por el mismo sospechoso en dos horas.

Hot spot (zona caliente o de alto riesgo): Se da cuando en un lugar, instalación o


pequeña área geográfica ocurre una cantidad inusual de delitos que son perpetrados por
diferentes delincuentes (Velasco y Boba, 2000). Los delitos involucrados no tienen por
qué ser del mismo tipo. Por ejemplo, en un estacionamiento están ocurriendo muchos
robos con intimidación a las personas y también se están robando vehículos completos.

Hot dot (persona de alto riesgo): Una misma clase de persona es victimizada varias
veces (Pease y Laycock, 1996). Por ejemplo, personas de la tercera edad son asaltadas a
la salida del lugar donde cobran su pensión. Es similar a un hot spot, pero se relaciona
con personas.
Hot product (producto preferido): Es un bien material o “especie” que es muy atractivo
para los delincuentes (Clarke, 1999). Los motivos pueden ser variados: costosos,
deseados por otros, están disponibles, fáciles de esconder, entre otros. Por ejemplo: robo
de cables de cobre, celulares.
Hot target (objetivo preferido): Es un tipo de lugar (instalación) que es frecuentemente
victimizado más que otros del mismo tipo. Puede ser o no de una misma área geográfica
(Velasco y Boba, 2000). No necesariamente son ejecutados por una misma persona. Por
ejemplo, asalto a las farmacias en el sector oriente de la ciudad, un alto porcentaje de
estas farmacias pertenecen a una misma cadena o marca.

C) Identificación de patrones

Para identificar patrones, el analista cuenta con tres enfoques distintos. El primero de
éstos examina los casos a través del método inductivo o deductivo. El segundo enfoque
se divide por tipos de delitos, pudiendo ser contra las personas o a la propiedad. El tercer
método es complementario a los dos anteriores y examina los casos considerando la
ubicación geográfica donde ocurren los delitos.

a) Enfoque por deducción / inducción


Estos métodos buscan identificar patrones iniciales mediante la observación de carac-
terísticas en común que presenten los hechos. El deductivo parte por una gran cantidad
de reportes y va eliminando los casos que no comparten los mismos criterios. Y el induc-
tivo es al revés, parte de lo específico y va agregando casos que comparten la mayoría de
características que el caso inicial, pero no necesariamente todas (Boba, 2005).

Deducción
Se comienza con ideas generales sobre el fenómeno que se desea estudiar, se continúa
buscando características compartidas8 y descartando los otros hechos, hasta llegar al
conjunto con más coincidencias, siempre que permita suponer que podría ser una serie
(delitos cometidos por una misma persona) o que esta agru pación comparte una misma
causa que favorece su ocurrencia, la cual puede ser intervenida por la policía.

Inducción
Es lo contrario al método anterior. En éste, se comienza por un caso específico y se van
buscando, primero, todos los casos que compartan similares características. Luego se
analizan una por una estas similitudes, para ampliar las categorías de forma de agrupar
otros casos que son muy parecidos. Se considera que, en esa oportunidad, pudo existir
algún factor que haya obligado al infractor a modificar levemente su modus operandi, pero
manteniendo su firma.

b) Enfoque por tipo de delitos


La identificación de patrones también se puede realizar dividiendo el universo de los
casos en dos grandes categorías: delitos contra las personas y la propiedad. Los focos de
identificación de similitudes en estos tipos de delitos son muy diferentes (Boba, 2005).

Delitos contra las personas


Son todos los delitos cuyo objetivo sea una o más personas, entre ellos se incluyen los
robos con violencia, lesiones, delitos sexuales y secuestro. Estos delitos tienen la
particularidad de que la víctima también es testigo, lo que permite contar con información
bastante detallada de los sospechosos y la forma en que ocurrió el hecho. Los tipos de
patrones que más se encuentran en estos casos son seriales o del tipo spree (ola de
delito).

Delitos contra la propiedad

Son todos los delitos cuyo objetivo es una cosa u objeto, entre ellos se incluyen los robos
de vehículos, robos desde vehículos, robos residenciales, robos en bodegas, vandalismo,
daños, etc. En estos delitos generalmente, no se cuenta con testigos. El analista agrupa
los casos examinando delitos con el mismo tipo de blanco/objetivo (casa, comercio, calle),
cercanía geográfica (zonas) y tipología del objeto involucrado (vehículo, mercadería,
artículos electrónicos). Los tipos de patrones que más se encuentran en estos casos son
del tipo hot spot (zonas calientes o de alto riesgo), hot targets (objetivos preferidos) y hot
products (productos preferidos).

c) Identificación de patrones geográficos


Para identificar patrones geográficos se necesita crear mapas de puntos o mapas te-
máticos de varios tipos de delitos para la búsqueda de lugares o zonas de mayor ocu-
rrencia de delitos (hot spot) (Bruce, 2002).
Para realizar esta búsqueda existe un método informal y otro científico, ambos con sus
ventajas y desventajas sobre el otro. El método más utilizado es el informal: mediante la
observación de la distribución de los puntos en el mapa, se puede reconocer
concentraciones de delitos en un área pequeña, lo que se denomina como posible patrón
espacial. La desventaja de este método es que no detecta patrones cuando varios delitos
ocurren en una misma ubicación geográfica. A la vista, sólo se muestra un punto, pero
esto puede solucionarse utilizando mapas temáticos como los de símbolos graduados, en
que el símbolo que representa el punto es más grande o de distinto

color, dependiendo de la cantidad de puntos o delitos que agrupe. Se recomienda crear


capas o niveles de información para los mapas por cada delito, de manera de analizar sus
patrones geográficos de forma separada.
El método científico utiliza herramientas avanzadas complementarias a los sistemas de
información geográfica (SIG), tales como STAC9 y CrimeStat10, entre otros, para
identificar posibles patrones geográficos o agrupaciones (cluster).
Las desventajas de estas herramientas radican, en primer lugar, en la necesidad para el
analista de entrenamiento especial en estas técnicas. En segundo lugar, las aplicaciones
asumen toda la superficie del mapa con la misma oportunidad para la comisión del delito,
incluyendo áreas geográficas donde no es posible que ocurran, por ejemplo; zonas con
grandes extensiones de agua, como los lagos. Por consiguiente, no detecta posibles
patrones en forma de anillo (robos residenciales alrededor de un lago) o lineales (robos de
vehículos en toda la extensión de una misma calle).
Finalmente, las concentraciones geográficas de delitos sólo son potenciales patrones. El
análisis posterior del detalle de cada uno de los casos incluidos en este posible patrón,
confirmará si existen otras características similares más allá de la proximidad geográfica.
Es muy importante para identificar patrones geográficos contar con una tasa de geo-
referenciación cercana al 100%, es decir, que se ubiquen todos los delitos en el mapa.
Para evitar el reporte de hechos con direcciones inexistentes, es útil la validación de las
direcciones al momento del registro de la denuncia, mediante un diccionario de nombres
de calles y alturas asociadas a ellas.
La decisión de usar un método por sobre otro, o el orden en que se deben usar, va a
depender de varios factores. Probablemente el más importante sea la cantidad de
personal asignado a estas funciones, el tiempo disponible para analizar y entregar los
reportes y la experiencia del analista. Por ejemplo, para una unidad de análisis con poco
personal, podría ser más beneficioso el uso del crime mapping (mapa de delitos) como
primer método.