Está en la página 1de 1

ACTIVIDAD N°12

ECONOMÍA NARANJA O CREATIVA, UNA ALTERNATIVA DESPUÉS DE LA PANDEMIA

Economía naranja: ¿Qué es?

Según Felipe Buitrago Restrepo, economista y autor


del estudio «La economía naranja. Una oportunidad
infinita», la economía naranja se define como:

Es el conjunto de actividades que de manera


encadenada permiten que las ideas se transformen en
bienes y servicios culturales, cuyo valor está
determinado por su contenido de propiedad
intelectual. El universo naranja está compuesto por:

i) La Economía Cultural y las Industrias


Creativas, en cuya intersección se
encuentran las Industrias Culturales
Convencionales; y
ii) Las áreas de soporte para la creatividad.

Se conoce como naranja, porque normalmente este color se asocia con la cultura, la creatividad y la identidad y es lo más
cercano a identificar estas manifestaciones. En otras palabras, la economía naranja implica convertir el talento en dinero a
través de proyectos que conviertan las ideas en acciones productivas, fomentando la creatividad, las habilidades y el ingenio
de los emprendedores.

¿Qué impacto tiene la economía naranja en el Perú?

En opinión de Felipe Cortázar, aunque la economía naranja tiene un buen impacto en el Perú, todavía “tiene un gran
potencial por desarrollar” a nivel de emprendimiento.

"En el Perú, las industrias creativas culturales alcanzan un aproximado de US$ 4,700 millones, que equivale al 2.7% del PBI, lo
cual es importante, pero si comparamos esto con otros casos, ni siquiera Europa, sino dentro de Latinoamérica, digamos
Colombia o Brasil, esta cifra vemos que todavía tiene un gran potencial (...) nos podríamos ir a los US$ 15,000 millones para el
2021", indicó.

¿Qué se necesita en el Perú para impulsar más las industrias creativas y culturales?

El experto resaltó que los emprendedores peruanos deben ser conscientes que talento y pasión no son suficientes para
prosperar. "Para sacar adelante un negocio en las industrias creativas lo que se necesita es tener un plan, no se puede dejar
nada a la suerte para emprender. Tú lo que necesitas es un plan y un modelo de negocio", subrayó.

Agregó que un emprendedor debe saber a quién se está dirigiendo y mencionó a la informalidad como otro impedimento
para hacer negocio.

EJEMPLOS

CLAUDIA CUPCAKES

El boom de los cupcakes se implantó en el Perú aproximadamente en el año 2012 y llegaron para quedarse. Esta oportunidad
de negocio fue aprovechada por Claudia Salazar, quien trabajaba como contadora en el rubro de hidrocarburos y gracias a la
necesidad de pasar más tiempo con su hijo decidió empezar a vender sus postres no sólo a su familia y amigos. Meses
después fundó Claudia Cupcakes, convirtiéndose en una emprendedora exitosa en el rubro de la repostería.

RETO

1. Redacta un comentario sobre algún proyecto creativo que tu conozcas del lugar donde vives: lo que hayas visto en el
mercado, cómo han solucionado algún comerciante el problema de ingresos durante la pandemia, etc.