Está en la página 1de 2

¿Por qué necesitamos la historia familiar ahora más que nunca?

Un pueblo sin el conocimiento de su pasado histórico, origen y cultura es como un árbol sin raíces”. —Marcus Garvey

Saber, registrar, conservar y compartir nuestras historias familiares pueden proporcionar un sinnúmero de beneficios
para las personas, familias y sociedades enteras. La historia familiar es más que cuadros genealógicos, censos y fechas
de nacimiento, puede ser un poderoso antídoto contra experiencias adversas de la vida que afrontamos hoy en día,
lo cual nos da una mayor comprensión de quiénes somos y nos motiva a profundizar nuestras raíces para las
generaciones futuras.

Identidad esencial

Saber nuestros antecedentes culturales y de dónde venimos nos ayudará a desarrollar un fuerte sentido de quiénes
somos en realidad. La forma en que nos relacionamos con las historias familiares y creamos relatos acerca de
nosotros mismos nos ayuda a establecer nuestra identidad esencial única y auténtica.

Conexión

Los seres humanos desean afecto, pertenencia y conexión. Las relaciones que establecemos con otras personas
pueden ser muy perdurables, no solo con personas de nuestro presente, sino también con la gente en nuestro pasado
y futuro. Cuanto más descubrimos acerca de nuestro pasado, mayor es la conexión que tenemos con nuestros
antepasados. Al registrar nuestra propia historia, generamos la oportunidad para que las generaciones futuras se
conecten con nosotros cuando ya no estemos aquí.

Compasión

El aprender la historia de nuestros antepasados nos ayuda a obtener un mayor entendimiento de los desafíos que
afrontaban, y con frecuencia inspira un mayor amor y compasión debido a sus debilidades y errores. Esta compasión
puede traducirse fácilmente en nuestra relación con las personas vivas, dentro de nuestra familia y con otras
personas. Todos afrontamos dificultades. Recordar ese hecho en el contexto de los defectos de los demás nos
permite ser mejores empleados, gerentes, cónyuges, padres, hijos, hermanos y seres humanos.

Resiliencia

Conocer nuestra historia familiar fortalece la resiliencia. Al conocer más acerca de la vida de nuestros antepasados,
podemos ver patrones para superar los fracasos y sobrevivir en épocas difíciles. Sus historias nos recuerdan que
ciertamente no todo en la vida resultará fácil, que la desilusión ocurre y las desigualdades existen, pero que podemos
recuperar, triunfar y hallar la felicidad a pesar de las dificultades.

El altruismo

El hecho de estar al tanto y tener una percepción de la responsabilidad con nuestros antepasados, progenitores y
toda la humanidad futura es un acto de generosidad altruista.

La capacidad de colaborar y actuar de forma abnegada distingue a la humanidad. Harris enseña que eso es lo que
nos permite aprovechar el “poder de millones y miles de millones de personas”. Aprender sobre nuestra historia,
registrarla y conservarla no solo bendice a nuestra familia, sino a todo el género humano.

Autoestima

Cuando nos sumergimos en nuestras propias historias familiares, vemos acontecimientos en gran escala y en una
escala personal. Contemplar la inmensidad de la humanidad mientras leemos acerca de la mano del Señor en la vida
de nuestros antepasados nos testifica de Su preocupación y amor inmenso por cada uno de nosotros. Nuestro valor
es grande ante Sus ojos. Él nos ama y nos conoce.

Nuestra historia familiar va más allá de los nombres y fechas que encontramos en nuestro árbol. Se trata de lo que
nos hace quiénes somos. Se trata de personas con quienes podemos formar conexiones memorables. Se trata de
personas que vivieron, respiraron, sufrieron y triunfaron. Se trata de raíces, ramas, hojas y bosques enteros. Se trata
de todos nosotros.
ACTIVIDAD

1. Entrevista a alguna persona de tu familia: abuelo, tío, etc. Para que te cuente cómo fue surgiendo tu familia,
sus orígenes, cómo vinieron al lugar donde actualmente vives, etc.
2. Elabora una línea de tiempo de la Historia de tu Familia a lo largo del tiempo, desde que fueron formándose
con tus abuelos o bisabuelos hasta la actualidad. Señala hechos importantes.
3. Redacta un texto explicando los cambios que han sucedido en tu familia y los cambios que crees afectaran a
tu familia luego de la pandemia del COVID 19