Está en la página 1de 5

Alcoholismo

El alcoholismo es una dependencia con características de adicción a


las bebidas alcohólicas. Su causa principal es la adicción provocada
por la influencia psicosocial en el ambiente social en el que vive la
persona. Se caracteriza por la constante necesidad de ingerir
sustancias alcohólicas, así como por la pérdida del autocontrol,
dependencia física y síndrome de abstinencia.

El alcoholismo supone un serio riesgo para la salud que a menudo


conduce a la muerte como consecuencia de afecciones de tipo
hepática como la Cirrosis hepática, hemorragias internas, intoxicación
alcohólica, accidentes o suicidio.

El alcoholismo no está fijado por la cantidad ingerida en un periodo


determinado de tiempo: personas afectadas por esta enfermedad
pueden seguir patrones muy diferentes de comportamiento,
existiendo tanto alcohólicos que consumen a diario, como alcohólicos
que beben semanalmente, mensualmente, o sin una periodicidad fija.
Si bien el proceso degenerativo tiende a acortar los plazos entre cada
ingesta.

El consumo excesivo y prolongado de esta sustancia va obligando al


organismo a requerir cantidades crecientes para sentir los mismos
efectos, a esto se le llama "tolerancia aumentada" y desencadena un
mecanismo adaptativo del cuerpo hasta que llega a un límite en el
que se invierte la supuesta resistencia y entonces “asimila menos”,
por eso tolerar más alcohol es en sí un riesgo de alcoholización.

Drogadicción

Podemos entender a la drogadicción, como aquella enfermedad que


consiste en la adicción o dependencia a ciertas sustancia tóxicas para
nuestro organismo, las cuales afectan en distintos grados a nuestro
sistema nerviosos central, al igual que varias de nuestras funciones
cerebrales. Todo lo anteriormente manifestado, produce efectos a
nivel fisiológico y psíquico, que se manifiestan en alteraciones del
comportamiento, de las emociones, de el juicio y la percepción del
medio ambiente que nos rodea.

El consumos drogas, dependiendo del tipo en cuestión, lleva a que la


persona padezca de euforia y/o alucinaciones, y en los momentos de
abstinencia se experimenta desesperación, angustia y depresión. En
algunos casos extremos de drogadicción, el consumo de drogas
puede llevar a la locura permanente y/o la muerte de la persona.

Con respecto a la historia de la drogadicción, podemos señalar que el


uso de las drogas no es sólo una cuestión del presente o de décadas
recientes, sino que podemos encontrar sugerencias de su uso desde
la prehistoria. En el siglo II después de Cristo, los galenos utilizaban al
opio, como una forma de aquietar el dolor de los enfermos.
Asimismo, los derivados del cannabis, fueron utilizados hace
muchísimos años atrás. Es así, como varios siglos antes de la era
actual, en China, Asiria y la India, estos eran utilizados como una
forma de alcanzar estados de éxtasis o supuestos estados
subliminales. Muchas culturas utilizaron las drogas con fines rituales,
pero en ambientes altamente controlados y sólo por personas
especialmente designadas. Por estos motivos no se conoce que
existieran casos de dependencia a estas substancias.

La prostitución

En todo el mundo cuatro millones de personas son explotadas


sexualmente. En muchos casos, estas mujeres son sujetadas por dos
cadenas, una la droga, y otra la prostitución. Se prostituyen para
tener dinero para droga, se drogan y no perciben que se ofrecen de
esclavas de la depravación humana. Circulo vicioso en el que entran,
incluso voluntariamente con la expectativa de vida fácil o paraísos
artificiales.

El modelo en occidente de la prostitución actual se diferencia de la


registrada en la primera mitad del siglo XX no sólo por las
motivaciones individuales de quienes la ejercen o explotan, sino
también por los factores sociales que la facilitan, como la crisis de
valores espirituales, el deterioro de los vínculos familiares y la
precocidad sexual de la sociedad de consumo organizada.

Aquí está el mal tolerado de siempre, la prostitución. A pesar del


SIDA, no se han oído voces de limitar, prohibir, o perseguir la
prostitución por ser vehículo del SIDA. A pesar de que se habla tanto
de los derechos humanos, y de la dignidad de la mujer, los negocios
de prostitución van en aumento. Va a resultar que los países en los
que pensamos no se respetan los derechos humanos, y se pisotea la
dignidad de la mujer, como China o los países árabes, son los que
verdaderamente persiguen la prostitución y la pornografía.

Vagancia

Según la Iglesia Católica, es uno de los siete pecados capitales, si


bien antiguamente se la denominaba acedía o acidia, concepto más
amplio que tenía que ver con la tristeza o la depresión. Todos los
seres vivos que se mueven, tienden a no malgastar energías si no hay
un beneficio, que no tiene por qué ser seguro e inmediato: puede ser
algo probable o que se obtendrá en un futuro. Algunos ejemplos
serían:

• Perseguir una presa para comer.


• Limpiarse.
• Practicar cualquier hobby, para mejorar habilidades. Puede que
sólo se haga por simple placer, que en realidad indica algún
tipo de beneficio.
• Hablar con los demás para establecer relaciones sociales.
• Ayudar a los demás para establecer o mejorar las relaciones
sociales.
• Mantener relaciones sexuales para fortalecer la relación de
pareja.

Los animales con mayor inteligencia, y sobre todo los jóvenes, a


veces parecen contradecir la máxima de no desperdiciar energía. Son
muy activos y no paran casi nunca quietos. Esta actividad tiene la
utilidad de conseguir mejores habilidades o conocer mejor el entorno,
entre otras ventajas.En el caso de los seres humanos (y otros
animales), tenemos un cerebro muy grande y que consume mucha
energía (20% del total que necesita el cuerpo), tanto si se usa, como
si no. No utilizarlo supone un desperdicio de energía. Para evitarlo,
una sensación desagradable, el aburrimiento, evita dejar inactivo el
cerebro y otra agradable, la curiosidad, mueve al individuo a buscar
algún tipo de actividad interesante, aunque no haya una necesidad
inmediata. Las actividades no tienen por qué ser puramente
mentales; sirve cualquier actividad en la que intervenga el cerebro,
desde leer hasta hacer deporte.

Robo

El robo es un delito contra el patrimonio, consistente en el


apoderamiento de bienes ajenos, con intención de lucrarse,
empleando para ello fuerza en las cosas o bien violencia o
intimidación en la persona. Son precisamente estas dos modalidades
de ejecución de la conducta las que la diferencia del hurto, que exige
únicamente el acto de apoderamiento.

La mayor peligrosidad del robo, por el uso de esta fuerza o


intimidación, justifican que la pena sea superior a la que se establece
por el hurto.

Dentro del robo hay dos modalidades distintas, una que se distingue
por el empleo de la fuerza en las cosas y otra por la violencia o
intimidación en las personas. El primero es aquel en el que se emplea
una fuerza, una violencia para acceder al lugar donde se encuentra la
cosa. En ocasiones, también se definen como robo aquellas acciones
en las que, a pesar de no mediar fuerza o intimidación, existe algún
otro elemento que lo distingue del mero hurto. Por ejemplo, es
posible definir como robo a aquel que se produce mediante el uso de
una llave falsa o ganzúa. Esta aplicación se hace por la similitud entre
la utilización de una llave falsa con la fuerza que se puede emplear
para romper esa barrera (la puerta) que protege del robo.

El robo con violencia o intimidación en las personas es aquel


caracterizado porque se ejerce una fuerza física vis física o una
intimidación vis compulsiva para vencer la resistencia de dueño o
poseedor de las cosas a su entrega.

Juegos de azar
Los juegos de azar son juegos en los cuales las posibilidades de
ganar o perder no dependen de la habilidad del jugador sino
exclusivamente del azar. De ahí que la mayoría de ellos sean también
juegos de apuestas cuyos premios están determinados por la
probabilidad estadística de acertar la combinación elegida. Mientras
menores sean las probabilidades de obtener la combinación correcta,
mayor es el premio.

El azar es también un elemento importante en numerosos juegos que


combina

Algunos juegos de azar típicos son los siguientes:

• Bingo
• Cara o Cruz
• Chinos
• Dados
• Lotería
• Lotería Primitiva o "lotto"
• Lotería Instantánea o "rasca"
• Máquinas tragaperras o tragamonedas
• Quiniela
• Keno
• Rifa

Tabaquismo

El tabaquismo es la adicción al tabaco provocada, principalmente,


por uno de sus componentes activos, la nicotina; la acción de dicha
sustancia acaba condicionando el abuso de su consumo. El
tabaquismo es una enfermedad crónica sistémica perteneciente al
grupo de las adicciones y está catalogada en el Manual diagnóstico y
estadístico de los trastornos mentales DSM-IV de la American
Psychiatric Association. Actualmente se cree la causa principal
mundial de enfermedad y mortalidad evitable. Se la considera una
enfermedad adictiva crónica con posibilidades de tratamiento.

Problemas de salud asociados al tabaquismo

El fumar puede ser el causante de varias enfermedades, como el


cáncer de pulmón, la bronquitis tipo R2, el enfisema pulmonar
(perforación de los pulmones), y un tipo de gripe dañina por la cual el
cerebro puede absorber el agua que ingerimos.

El tabaquismo es reconocido desde hace varios años como un


problema de salud pública, debido a que los daños a la salud
asociados al consumo del tabaco causan más de medio millón de
muertes en el continente americano. El fumar es la causa más
frecuente de muertes que pueden evitarse. Según los últimos
informes, cientos de miles de personas mueren anualmente de forma
prematura debido al tabaco. Estudios recientes indican que la
exposición al humo de los cigarrillos fumados por otra gente y otros
productos del tabaco, producen al año la muerte de miles de
personas que no fuman Pese a estas estadísticas y a numerosos
avisos sobre los peligros de fumar, millones de adultos y adolescentes
siguen fumando. De todos modos se están haciendo progresos: cada
día son más las personas que dejan de fumar.

En el año 2004, la Organización Mundial de la Salud estimaba en 4,9


millones el número de muertes anuales relacionadas con el consumo
de tabaco. Pese a existir una probada relación entre tabaco y salud,
esto no impide que sea uno de los productos de consumo legal que
puede matar al consumidor asiduo.

Fumar un sólo cigarrillo da lugar a una elevación del ritmo cardíaco, la


frecuencia respiratoria y la tensión arterial. El humo produce una
reacción irritante en las vías respiratorias. La producción de moco y la
dificultad de eliminarlo es la causa de la tos. Debido a la inflamación
continua se produce bronquitis crónica. También produce una
disminución de la capacidad pulmonar, produciendo al fumador
mayor cansancio y disminución de resistencia en relación a un
ejercicio físico.