Está en la página 1de 10

Resumen/ Abstrac………………………………………………………………………………………………………………

Introducción…………………………………………………………………………………………………………………………….

Objetivos………………………………………………………………………………………………………………………………….

Metodología…………………………………………………………………………………………………………………………….

Resultados

1. La nutrición…………………………………………………………………………………………………………………

1.1. Los carbohidratos………………………………………………………………………………………….………..………

1.2. Las grasas……………………………………………………………………………………………………………….…..……

1.3. Las proteínas…………………………………………………………………………………………………..…….…..…..

2. Nutrición y actividad física………………………………………………………………………………….……………….

2.1. Función de las proteínas en la actividad muscular……………………………………………………………

3. Suplementos nutricionales para deportistas……………………………………………………………………..

3.1 Suplementos proteicos………………………….……………………………………………………………………..….

3.2. Estudios de eficacia de suplementos preteicos y de suplementos con suero de leche


………………..................................................................................................................................

Conclusiones…………………………………………………………………………………………………………………………..

Índice de figura y tablas………………………………………………………………………………………………………….

Abreviaturas……………………………………………………………………………………………………………………………

Bibliografía………………………………………………………………………………………………………………………………
Introducción
La nutrición adecuada es una de los pilares fundamentales para tener una buena salud, por ello
desde el año 2000 la Organización Mundial de la salud (OMS) incluyó la nutrición dentro de los
objetivos prioritarios para mejorar el bienestar de la humanidad. Se planteó generar conciencia y
apropiación de conocimiento científico acerca de la importancia de la buena nutrición en
combinación con la actividad física para lograr el desarrollo sostenible y la salud y bienestar del
individuo 1,2.

La actividad física es muy importante para lograr esos beneficios, por ello, desde 2004 la OMS ha
publicado estrategias en donde la actividad física es la protagonista. En España, el plan A+D del
Consejo Superior de Deportes se planteó como objetivo para el año 2019 que el 50% de la población
española practique alguna actividad físico-deportiva. La actividad física diaria está vinculada al
tiempo de ocio (actividad físico-deportiva) y al transporte activo (montar bicicleta, andar, subir
escaleras etc.).Las personas que realizan actividad físico-deportiva sean deportistas profesionales o
de élite o deportistas aficionados o amateur cuidan mucho su nutrición para obtener buenos
resultados3.

Un requisito nutricional muy importante para los deportistas y atletas es la ingesta adecuada de
proteínas que suministran los aminoácidos para la función y mantenimiento muscular. Estas
cantidades deben estar optimizadas para que el deportista profesional o aficionado obtenga una
buena adaptación al ejercicio y un buen rendimiento 4. Los beneficios del consumo adecuado de
proteínas van más allá de la obtención de buen rendimiento deportivo; también implican otros
beneficios como mejor funcionamiento del sistema inmune y el crecimiento y mantenimiento de la
masa corporal magra. En este sentido, la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva establece
que las personas que realizan ejercicio físico regularmente requieren la ingesta diaria de proteínas de
1,4-2,0 g/Kg y puede ser aportada por una dieta variada y complementada con ayudas ergogénicas
como la inclusión de suplementos proteícos5, 4.

El consumo de productos proteicos es una práctica muy común en los deportistas porque se
consideran efectivos y seguros. La principal razón que motiva su consumo es la creencia de que estos
proporcionan beneficios que no se obtienen con la dieta y los resultados se observan en corto
tiempo, para otros, se trata de tener seguridad de consumir proteínas en alta cantidad y calidad 6,7.

Existe una gran variedad de suplementos proteicos en el mercado que difieren en su aporte proteico,
presencia de fibra o contenido de otros nutrientes, producen sensación de plenitud y son
considerados inocuos pero no todos cumplen con los requerimientos de calidad y sanitarios 6,8. Entre
los suplementos proteicos más populares se encuentra los elaborados a base de proteínas de suero
de leche y se promocionan como proteínas de alta calidad, digestibilidad y eficiencia biológica 9, 10.

Recientes investigaciones en nutrición deportiva está mostrando que el rendimiento de los


deportistas debe tener un enfoque personalizado porque los requerimientos nutricionales no son
estáticos y deben reflejar las necesidades de las sesiones diarias y la composición corporal del
individuo y su estado general de salud. Estos estudios no cambian las pautas nutricionales actuales
en cuanto a la cantidad de proteínas requerida, pero si quiere orientar a mejorar las practicas
actuales en cuanto a cantidades diarias, fuente de las proteínas, dosis por comida, distribución a lo
largo del día, tiempo alrededor del ejercicio del consumo de las proteínas 9. Este enfoque apoya la
opinión de algunos especialistas acerca de la poca eficacia de los suplementos proteicos como
soporte principal de la actividad física, por eso, vale la pena preguntarse: ¿Son realmente eficaces los
suplementos proteicos y sus variantes incluyendo los elaborados a base de proteína de suero de
leche? En esta revisión bibliográfica se estudiará la importancia de la suplementación proteica en la
práctica de actividad física.

Objetivos:

Objetivo general
Estudiar la importancia de la suplementación proteica en la actividad física.

Objetivos específicos
1. Revisar el concepto de nutrición y los principales de nutrientes como carbohidratos, grasos y
proteínas.

2. Describir el rol de las proteínas en la función muscular

3. Detallar la información de suplementos nutricionales proteicos y de suero de leche.

4. Puntualizar ejemplos de estudios de la eficacia de suplementación proteica y de


suplementación con suero de leche.
Resultados

1. Nutrición
La nutrición es una de las necesidades básicas de todo ser viviente, sea micróscopico, planta o animal
requiere de los nutrientes para mantenerse. Desde la Edad de Piedra el hombre dedicaba mucho
tiempo en la importante actividad de buscar el alimento para nutrirse, obteniéndolo a través de la
recolección de vegetales y la caza. Esta actividad contribuyó a estrechar lazos sociales debido a que
con él tiempo se realizaba en grupos y existía una distribución de las diferentes tareas para obtener
los alimentos11.

La ingesta de los elementos necesarios para obtener energía y los constituyentes para el
mantenimiento del organismo engloba el concepto de nutrición. Estos elementos se denominan
nutrientes y se clasifican en cinco grupos: carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales y el
agua. Los carbohidratos, grasas y proteínas se denominan macronutrientes y las vitaminas y
minerales son micronutrientes; en esta investigación nos enfocaremos en los macronutrientes,e n
especial en las proteínas.
Ruth Roth en su libro Nutrición y dietoterapia, 2009 12 describe muy detalladamente cada uno de
estos nutrientes tan importantes para el buen funcionamiento del organismo y a continuación
haremos un resumen de cada uno de ellos.

1.1. Los carbohidratos


Cuando se habla de alimentos energéticos de una vez se piensa en alimentos ricos en carbohidratos
o hidratos de carbono; pero en realidad este grupo de alimentos es más amplio y también incluye
aquellos ricos en grasas y proteínas. Esta denominación se debe a que la mayoría de estos alimentos
pueden ser degradados fácilmente en las diferentes rutas metabólicas para obtener energía.

Aunque el cuerpo humano puede obtener energía de diferentes tipos de diferentes fuentes, los
alimentos ricos en carbohidratos son preferidos metabólicamente y se obtienen 4 calorías por gramo
tras su degradación. Estos alimentos constituyen la principal fuente de energía en las personas de
todo el mundo. En USA cubren la mitad de los requerimientos energéticos de las personas y en otras
partes del mundo en donde los alimentos grasos y proteicos son costosos cubren desde el 80 a 100%
de los requerimientos energéticos.

La función nutricional de este grupo de alimento es mucho más compleja porque también
contribuyen al ahorro de las proteínas. Si se consumen cantidades de carbohidratos entre 50 y 100
g/día se cubren las necesidades energéticas y las proteínas consumidas son almacenadas para
reparar los tejidos del organismo; adicionalmente contribuyen al buen metabolismo de las grasas
impidiendo el uso de estas para la ´producción de energía. Durante el proceso de obtención de
energía a partir de grasas se produce una oxidación incompleta dando origen a cetonas que alteran
el balance ácido-base de sangre y orina produciendo la cetoacidosis que es una condición que puede
poner en riesgo la vida de las personas diabéticas.

No podemos pasar por alto otra importante función de los alimentos pertenecientes al grupo de los
hidratos de carbono y es su aporte de fibra al organismo que es muy importante para la digestión y el
tránsito de las heces por el colon. Los principales alimentos ricos en carbohidratos son las frutas y los
cereales como arroz, trigo, avena, centeno y maíz.
La función nutricional de estas moléculas está muy relacionada con su estructura, y según esta
conformación se clasifican en monosacáridos, disacáridos y polisacáridos. En la figura 1 observamos
las funciones de cada grupo, en que alimento se encuentran y los trastornos de salud que causa su
déficit en la dieta. Los monosacáridos son la forma más sencilla de carbohidratos, son dulces, no
necesitan digestión y los más comunes son la glucosa, la galactosa y la fructosa. La glucosa también
se denomina dextrosa y es la forma de carbohidrato en la que se convierten otros carbohidratos más
complejos para poder ser metabolizados en la célula. La glucosa es la única fuente de combustible
del sistema nervioso central, los glóbulos rojos y el cerebro, por ello, el cuerpo necesita un suministro
contante de este carbohidrato. Esta importante fuente de combustible celular se encuentra en las
uvas, el maíz dulce y el jarabe de maíz (Tabla 1).

Tabla 1. Fuentes de carbohidratos, funciones y efectos de su deficiencia en la dieta


Tomada de Roth, 200912

Los disacáridos están constituidos por la unión de 2 monosacáridos y los más conocidos son la
sacarosa o azúcar de mesa, la lactosa que es el azúcar de la leche y la maltosa. Para poder ser
aprovechados como fuente de energía deben ser hidrolizados para obtener monosacáridos como la
glucosa. La sacarosa es el disacárido más común y se encuentra en la caña de azúcar, melaza, y
dulces en los que se utiliza el azúcar de mesa para su elaboración (Tabla 1). El último grupo de
carbohidratos está constituido por moléculas muy grandes formadas por muchas unidades de
monosacáridos. Aquí se ubican el almidón, la celulosa y el glucógeno. El almidón es la forma de
reserva de hidratos de carbono en las plantas. Estas moléculas son más difíciles de digerir debido a su
estructura química y constituyen una fuente de energía más prolongada. Los frijoles, las habas y los
cereales y sus derivados son fuentes importantes de almidón. La celulosa forma parte de la pared
celular de las células vegetales y no s digerible en el tracto digestivo humano y el glucógeno es la
forma de reserva de carbohidratos

1.2. Las grasas


Desde el punto de vista químico las grasas o lípidos son sustancias insolubles en agua y solubles en
solventes orgánicos. Estos nutrientes son mucho más energéticos que los carbohidratos porque de
un gramo se obtienen 6 calorías. Además de servir como fuente de energía los lípidos forman parte
de la membrana celular, sirven de transporte para las vitaminas A; C y K. La grasa corporal tiene otras
funciones fisiológicas aparte su papel importante en la reserva de energía cuando no se ingiere
alimento, sirve de protección a los músculos y huesos y como aislante del frio. Estos nutrientes están
presentes en alimentos de origen animal y vegetal. Las carnes, el tocino, las salchichas, las yemas de
huevos y los quesos son la principal fuente de grasa animal. Los alimentos vegetales ricos en grasa
son la margarina, el aguacate, el coco y la manteca de cacao.
Dependiendo de su fuente los lípidos o grasas se clasifican en visibles o invisibles. Las visibles son la
mantequilla, los aceites y la manteca. Las grasas invisibles son aquellas que no son evidentes en los
alimentos como por ejemplo las contenidas en la carne, productos lácteos y yema de huevo. Los
alimentos con las grasas invisibles son los que ocasionan más riego para la salud porque su ingesta en
exceso favorece la aparición de las enfermedades cardiovasculares.
La clasificación de los lípidos basada en su estructura química es la más utilizada. Una de esas
clasificaciones los ubica en tres grupos: triglicéridos, fosfolípidos y esteroles. Aunque esta
clasificación es muy útil, el más utilizado en el área de la nutrición es la que se basa en la saturación
con átomos de hidrógenos porque esta característica tiene unas implicaciones importantes en la
salud. Las grasas están formadas por cadenas de carbono.

1.3. Las proteínas


Las proteínas son nutrientes primordiales para la nutrición humana y animal. Son moléculas
formadas por cadenas polipeptídicas, a su vez una cadena polipéptidica está formada por la unión de
aminoácidos. De los 20 aminoácidos 10 son esenciales para la nutrición durante la infancia, 8 durante
el resto de la vida. El cuerpo humano no puede producirlos, por ello debe obtenerlos de la dieta
(Tabla 2), cuando las proteínas contienen aminoácidos esenciales se denominan proteínas completas
y son de alto valor nutricional. En contraste, las proteínas que no contienen aminoácidos esenciales
se denominan incompletas y para complementar su valor nutricional deben combinarse con la
completas. Estos importantes nutrientes tienen funciones biológicas muy importantes en la
regulación del organismo y son la fuente de energía cuando no hay suministro adecuado de
carbohidratos en la dieta. Aportan 4 calorías por cada gramo consumido. La función principal de las
proteínas es la construcción y mantenimiento de las estructuras y tejidos del cuerpo. Estas moléculas
contribuyen a la regulación de muchas funciones del cuerpo debido a que forman parte de
mensajeros químicos como hormonas y de las enzimas También contribuyen a mantener el equilibrio
de los líquidos y electrólitos previniendo la formación de edemas y al buen funcionamiento del
sistema inmune. Las proteínas son nutrientes muy completos porque aparte de que contienen
carbono, hidrógeno y oxígeno como los carbohidratos, también contienen nitrógeno y azufre
aportado por aminoácidos como metionina y cisteína.

Tabla 2. Aminoácidos esenciales y no esenciales

Tomada de Roth, 2009 12

Los alimentos de origen animal son fuente de proteínas completas pero también proporcionan
grasas saturadas y colesterol, en este sentido, es recomendable elegir alimentos como pescado,
carnes magras y derivados lácteos que aportan proteínas completas y cuidad la salud cardiovascular.
Los alimentos vegetales son muy saludables pero en cuanto a su aporte de proteínas es deficiente y
se complementa cuando se combinan con alimentos de fuente animal. Los vegetales que contienen
mayor cantidad de proteínas son el maíz, granos nueces, semillas de girasol y cacahuate.

El consumo adecuado de los macronutrientes es muy importante para mantener una buena salud.
Uno de los índices que orienta a especialistas y consumidores para obtener las cantidades adecuadas
de estos nutrientes en la dieta es el rango aceptable de distribución de macronutrientes 13 que
podemos detallar en la tabla 3. Los valores se dan como el porcentaje de energía que debe ser
aportado por cada nutriente en grupos de edad. Se observa que adecuadas de estos nutrientes en la
dieta es el rango aceptable de distribución de macronutrientes que podemos detallar en la tabla 3.
Los valores se dan como el porcentaje de energía que debe ser aportado por cada nutriente en
grupos de edad. Se observa que aproximadamente el 50% de la energía debe ser aportada por los
carbohidratos y las proteínas cubren entre el 10 y 20% de los requerimientos porque su función es
más plástica que energética.

2. Proteínas y función muscular


El 40% del peso corporal de los hombres y mujeres lo determina la masa muscular. El movimiento
generado por la actividad muscular trae muchos beneficios a la salud tanto fisiológicos como
psicológicos. Entre los fisiológicos se encuentran mejora en el movimiento y velocidad, los niveles de
glucosa y colesterol en la sangre, mejora la postura y fortalece el sistema inmune. Entre las
beneficios psicológicos se mencionan disminución del estrés, la ansiedad y depresión, mejora la
calidad del sueño y ayuda la creación de hábitos y disciplina 13.

Tabla 3. Rango aceptable de distribución de macronutrientes por grupos etáreos

Tomada de Palma Pulido, 2018 13

Por eso, desde hace algún tiempo el músculo no se considera sólo un órgano de locomoción o
sostén. El concepto actual de músculo ha dejado de ser un simple órgano d locomoción o sostén para
abordarse desde una perspectiva más amplia y completa como un órgano endocrino, quizás el de
mayor extensión en la economía del individuo porque representa la mayor parte de su masa corporal
y de las proteínas totales con importantes implicaciones en metabólicas y funcionales 14.
Bibliografía

1. Tovar Mojica G, Ladino Marín EV. Actividad física y nutrición en la educación médica. Nut. Clin.
Metab. [Internet]. 2019 [consultado el 29marzo de2020]; 2(2):37-43. Disponible en:
https://revistanutricionclinicametabolismo.org/index.php/nutricionclinicametabolismo/article/view/
19

2. Gil Hernández A. Retos actuales de la investigación en nutrición aplicada: ¿persona o población?


Nutr. Hosp. [Internet]. 2018 [consultado el 30 de marzo de 2020]; 35(N.º Extra. 4):39-43. Disponible
en: http://dx.doi.org/10.20960/nh.2123

3. Gonzalez Gross M, Cañada López D. Manual de nutrición Kelloggs. [En Internet]. Madrid: Exlibris
Ediciones S. L.; 2012.Capítulo 15, Nutrición, actividad física y deporte; [Consultado el 30 de marzo de
2020]; p 239-254. Disponible en:
https://www.kelloggs.es/content/dam/europe/kelloggs_es/images/nutrition/PDF/Manual_Nutricion
_Kelloggs_Capitulo_15.pdf

4. Macnaughton L, Tipton K. Nutrition and Performance in Sport: Science at the Tip of the Fork . [En
Internet]. Paris: INSEP-Éditions ; 2015. Capítulo5, Nutrition and physical composition: topic 3, Protein
requirements and recommendations for athletes: arguments for practical recommendations;
[Consultado el 01 de abril de 2020); Disponible en: https://doi.org/10.4000/books.insep.1880.

5. Kumar Samal J, Samal I. Protein Supplements: Pros and Cons. J. Diet. Suppl. . [Internet]. 2017
[consultado el 30 marzo de 2020]; 15(3). Disponible en:
https://doi.org/10.1080/19390211.2017.1353567

6. Oliveira Cabrita AF, Themundo Barata JL. Suplementação proteica . Rev. Medicina deportiva.
[Internet]. 2018 [Consultado el 01 de abril de 2020]; 9(4):19-21. Disponible en:
https://doi.org/10.23911/Suplementa_proteica

7. Lancha Jr., A.H., Zanella Jr., R., Tanabe, S.G.O. et al. Dietary protein supplementation in the elderly
for limiting muscle mass loss. Amino Acids. [Internet] 2017 [Consultado el 03 de abril de 2020]; 49:
33–47 https://doi.org/10.1007/s00726-016-2355-4

8. Moreno Borreguero A. La unión hace la fuerza: terapia nutricional y ejercicio físico, una relación
imprescindible. Nutr. Hosp. [Internet]. 2019 [Consultado el 03 de abril de 2020]; 36 (N° Extra 2).
Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6939628

9. Wenjing C. Influence of Whey Protein Drinks to Athletes: Taking Track and Field Athletes as Research
Objects. J Adv Food Sci Tech. [Internet]. 2015 [consultada el 06 de abril de 2020]; 9 (12):950-954.
Disponible en: http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/
10. West D, Abou Sawan S , Mazzulla M , Williamson E, Moore D. Whey Protein Supplementation
Enhances Whole Body Protein Metabolism and Performance Recovery after Resistance Exercise: A
Double-Blind Crossover Study.Nut. [Internet] 2017 [Consultado el 01 de abril de 2020]; 9(7):691-700.
Disponible en: https://doi.org/10.3390/nu9070735

11. Rosa Isabel Esquivel Hernández, Silvia María Martínez Correa, José Luis Martínez Correa. Manual
Moderno. 2018 - 181 páginas

12. Roth Ruth. Nutrición y dietoterapia. 9 na Ed. México Mc Graw Hill; 2009. 523 p.

13. Rosselli P, Arévalo H. Actividad física, ejercicio y nutrición en niños y adolescentes. Nutr. Clín. Metab.
[Internet] 2019 [consultado el 29 de marzo de 2020]; 2(2):55-59. Disponible en:
https://revistanutricionclinicametabolismo.org/index.php/nutricionclinicametabolismo/article/view/
21 29-03-2020

14. Palma Pulido. Luis Hebert. Lesiones musculares. Nutrición, suplementación y aplicación en los
procesos de recuperación. En Elementos básicos de la rehabilitación deportiva tomo II. 1 Ed.
Colombia: Universidad de Cali; 2018.